Adelaida de Juan, tan cercana a la Casa y a Nuestra América

A Adelaida de Juan, partícipe y protagonista de una época y del espíritu creativo de nuestro continente, se le dedicó el espacio Café Arteamérica de la Casa, con motivo también de celebrar el 90 aniversario del natalicio de esta autora imprescindible para el estudio del arte cubano y latinoamericano.

Por quien mantuvo un v√≠nculo por a√Īos a esta Casa, se reunieron en la sala Manuel Galich un grupo de colegas que estuvieron relacionadas con diferentes aristas del trabajo de la profesora y cr√≠tica de arte. Una de ellas, Silvia Llanes, directora de Artes Pl√°sticas de la instituci√≥n, comparti√≥ an√©cdotas de su √©poca de estudiante cuando Adelaida impart√≠a clases, y lo mucho que signific√≥ para ella haberla tenido de maestra.

La Doctora en Ciencias Luz Merino Acosta, profesora de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana, afirmó que Adelaida sentó pautas y que algunas de sus obras se han convertido en referencia para el estudio del arte de Nuestra América; de ahí su consideración de que debía habérsele otorgado el Premio Nacional de Investigaciones Culturales, porque en términos de indagación también abrió ventanas en el ámbito de la cultura, y es indiscutible el valor que se le confiere a sus investigaciones, sobre todo las relacionadas con el cartel cubano.

‚ÄúAl ver esa praxis como arte ‚Äďel cartel‚Äď, adem√°s de ser un producto comunicativo, sent√≥ bases para que otros continuaran estudios‚ÄĚ, puntualiz√≥ Luz Merino, quien agreg√≥ que una de las l√≠neas investigativas que abri√≥ fue el estudio de la caricatura cubana. ‚ÄúAdelaida fue contra la norma al colocar una lupa en la producci√≥n caricatural de la Rep√ļblica en una pr√°ctica que hab√≠a tenido notoriedad antes del 59‚ÄĚ, refiri√≥ la Doctora, pues explic√≥ que en los a√Īos 60 no hab√≠a una convicci√≥n de que este g√©nero fuera arte, ya que la pintura ocup√≥ el canon de obsesi√≥n, ‚Äúera lo estimado y lo que ten√≠a una cr√≠tica‚ÄĚ.

Se detuvo en los estudios que hizo De Juan acerca de la caricatura de Ricardo de la Torriente con Liborio, el Bobo de Abela y El Loquito, y ahond√≥ en aspectos significativos de esta investigaci√≥n: la actualidad nacional, la caricatura como antena de la opini√≥n p√ļblica, el an√°lisis de los giros ling√ľ√≠sticos a trav√©s de sus di√°logos (enunciados sem√°nticos de sus personajes), la reproducci√≥n y serialidad, su abordaje de la Rep√ļblica desde una forma posmoderna.

Adelaida asienta con claridad que la caricatura ha sido hecha para ser le√≠da en su tiempo, act√ļa como cronista de los acontecimientos, reflexi√≥n que nos lleva a recordar que un cl√°sico siempre conversa con otras temporalidades, y en este caso nos habla del pasado, el presente y el futuro. ‚ÄúPor ello ser√≠a deseable como homenaje dejar algo m√°s perdurable que pusiera de manifiesto el respeto y la continuidad de los estudiantes sobre los temas abiertos por ella; pensar en la posibilidad de una publicaci√≥n, un libro electr√≥nico, que recoja los aspectos m√°s relevantes de las tesis y que se reverencie su presencia y continuidad a trav√©s del conocimiento de ese arte‚ÄĚ, asever√≥ Luz, quien a√Īadi√≥ que supo otorgarle a ese g√©nero el lugar que merece, recogido hoy en su libro Caricatura en la Rep√ļblica, ‚Äúque indiscutiblemente es un cl√°sico‚ÄĚ, asever√≥.

La Doctora en Ciencias Olga Mar√≠a Rodr√≠guez, profesora de la Universidad Iberoamericana de M√©xico, abord√≥ c√≥mo De Juan fue iniciadora de muchas de las posturas cr√≠ticas que incluso hoy se estudian te√≥ricamente, pero que se pueden apreciar en sus textos publicados en la revista Casa: ‚ÄúEst√° escribiendo en los muy tempranos a√Īos 60 sobre los artistas argentinos en la Neofiguraci√≥n cuando est√° ocurriendo ese movimiento, sobre Matta cuando est√° produciendo‚Ķ o sea, va legando un corpus te√≥rico para la configuraci√≥n de la historia del arte latinoamericano desde una postura muy comprometida con la situaci√≥n del desarrollo de la historia del arte que se estaba experimentando desde Cuba‚ÄĚ, argument√≥.

Su estilo cr√≠tico limpio y directo, pero con la complejidad discursiva de acercarse a estos artistas, sus relaciones con sus respectivos entornos, fueron temas abordados por Olga Mar√≠a, quien especific√≥ con las publicaciones de Adelaida estos planteamientos. En ese sentido apunt√≥: ‚ÄúNos sorprende ese trabajo tan riguroso para secundar cada texto con un lenguaje muy claro a nivel comunicativo pero que a la vez tiene varias referencias, sustentando a nivel te√≥rico, hist√≥rico, t√©cnico, muchas de las menciones que construyen su texto, y que es un aporte paralelo que nos regala‚ÄĚ.

Habl√≥ tambi√©n acerca de otras √°reas que le interes√≥ much√≠simo a Adelaida, como el arte prehisp√°nico, y aqu√≠ se detuvo en su asomo por las culturas americanas a trav√©s del trabajo de la arqueolog√≠a, la recuperaci√≥n de exposiciones; as√≠ como sus estudios sobre el arte del Caribe, una zona que ‚Äúdetecta muy tempranamente y que requiere una atenci√≥n especial por la naturaleza tan compleja de su diversidad, y que a la vez es la que le da la unidad a la regi√≥n‚ÄĚ.

En los 70 comienza De Juan una serie de investigaciones en pa√≠ses que hasta ese momento no formaban parte del arte latinoamericano, subvirtiendo esa visi√≥n hegem√≥nica en la regi√≥n, e introduce zonas como Hait√≠, Jamaica, Barbados; comienza explorar saberes e historias y va estableciendo una sinergia entre el desarrollo intelectual, el de la literatura, con las costumbres, mitos, lo que hoy incentiva varias indagaciones, incluso de los estudiantes, acerca de la relaci√≥n del intelectual caribe√Īo con la naturaleza.

Se refiri√≥ a su art√≠culo ‚ÄúPl√°stica caribe√Īa: un arco√≠ris‚ÄĚ, escrito en el a√Īo 1979, cuando reconoce toda una serie de caracter√≠sticas, de rasgos culturales e hist√≥ricos, que hoy forman parte de teor√≠as decoloniales. Y aunque la autora aborda el mito ancestral, afirm√≥, no omite otras tem√°ticas tan complejas como la abstracci√≥n latinoamericana.

Abre caminos en cuanto a la fotografía, el cartel, el grabado, el ballet, manifestaciones que hoy integran la interdisciplinariedad en la historia del arte, pero que en aquel entonces ésta era concebida como una disciplina centrada en las artes plásticas tradicionales, de ahí que constituye una referencia bibliográfica obligada para cualquier estudiante.

Nahela Hechavarr√≠a, curadora y especialista de Arte de la direcci√≥n de Artes Pl√°sticas de la Casa, record√≥ a modo de cr√≥nica a esta gran mujer y cu√°nto le aport√≥ desde lo personal sus ense√Īanzas y sus investigaciones, su quehacer fruct√≠fero. Desde el n√ļmero 32, de 1965, en que publica su primer trabajo en la revista Casa, la publicaci√≥n incluir√≠a de forma sostenida textos de su autor√≠a hasta el 2016, y aunque despu√©s se sumar√≠an otros investigadores y cr√≠ticos, su voz fue predominante en el ejercicio cr√≠tico de la revista, coment√≥.

Reafirmó que ha sido una fortuna contar con una curadora de extraordinaria agudeza crítica, pues siguiendo su más de centenar de textos publicados desde 1965 al 2016, se puede cartografiar el devenir de todos esos movimientos artísticos y culturales en la región, así como la obra de los que hoy son maestros y antes eran artistas emergentes, que donaron y enriquecieron la colección Arte de Nuestra América Haydee Santamaría.

Puntualizó que la Casa y la revista Anales del Caribe fueron por décadas los principales medios en los cuales América Latina y el Caribe, su arte y su cultura, encontraron resonancias críticas y diálogo con el lector cubano.

‚ÄúDe las cientos de exposiciones que la Casa realiz√≥, Adelaida fue vista en muchas de ellas, aun en sus √ļltimos a√Īos, con la mirada atenta y la misma pasi√≥n por conocer‚ÄĚ, dijo Nahela, quien afirm√≥ que ha servido de gu√≠a para aquellos con la tarea de decodificar, nombrar, valorar, la diversidad de las pr√°cticas art√≠sticas latinoamericanas y caribe√Īas.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ