Inicio »

Festival Santiago Álvarez piensa en lo contemporáneo del documental

Santiago de Cuba desde hace mucho tiempo ha sido un baluarte indiscutible de la cinematografía nacional y universal. Acá en estas calles nacieron documentales que hoy son una representación del arte y el oficio de hacer y pensar el cine, protegidos por nuestra cinemateca y constituyendo una salvaguarda de tiempos pasados.

El maestro del cine documental cubano Santiago Álvarez y el camarógrafo santiaguero Bernabé “Bebo” Muñiz Guiberneau visualizaron sus contextos y no dudaron en ponerlos en el celuloide. Hazañas, filmes, momentos que erigen a la ciudad como un centro cinematográfico que ha exigido que se edifique un Museo de la Imagen que eterniza el nombre del camarógrafo, guardando en su colección herramientas, imágenes y sonidos del cine y en audiovisual en sentido general, una de las mayores del mundo.

Hoy nuevas generaciones de cineastas y realizadores audiovisuales cargan el ejemplo y lo ponen en alto en sus obras. Ejemplos como este sirven de pretexto para que exista cada año en su contexto el Festival Internacional de Documentales Santiago Álvarez in Memorian, que reúne multiplicidad de imágenes en movimiento de todo el orbe.

Por lo que desde el día 6 hasta el próximo 12 Santiago de Cuba sirve de sede para el XVIII Festival Internacional de Documentales Santiago Álvarez in Memorian, apostando por las nuevas formas de representación en lo documental, confirmado con la presencia de los cineastas canadienses más representativos del cine experimental, principalmente del contexto de Québec, al estar dedicado a la cinematografía de esta nación, así como al aniversario 505 de la fundación de la otrora villa de Santiago de Cuba.

En esta edición se desea poner en visualidad el cine contemporáneo, sus nuevas formas de creación, dar un voto de confianza en las nuevas tecnologías como soporte de creación y distribución, actualizar y educar en estos sentidos.

Momentos de la Conferencia La Relación entre el documental y los nuevos modos de presetación por Joseiane Roberge. Foto Frank L. O´Callaghan

Términos como instalación, cine expandido y cine experimental son comunes en las jornadas de debate y visionajes en la ciudad oriental, donde una muestra de esta modalidad alternativa, más allá de los cánones comerciales que ploriferan en el mercado cinematográfico universal, constituyen el plato fuerte.

En la conferencia “La relación entre el documental y los nuevos modos de presentación”, impartida por la cineasta y artista visual Josiane Roberge, se actualizó sobre las novedosas formas de hacer el cine documental en estos tiempos, el uso de los nuevos medios para el quehacer cinematográfico, sus bondades formales y la fusión con otras modalidades de la creación, principalmente las artes visuales, de donde surge, según los estudiosos, el llamado Cine Expandido, el cual no es más que el hacer cine con una intención de comprenderse también como obra visual, donde se tenga posibilidades de diálogos e interacción, lo mismo en una sala de cine que en una galería de arte.

Cine Cuba, una de las principales sedes. Foto Frank L. O´Callaghan

Junto a los 20 materiales en concurso provenientes de Argentina, Brasil, Chile, España, Estados Unidos, México, Venezuela y el país anfitrión, una amplia muestra informativa –que reúne las inquietudes formales y temáticas de cineastas de cada rincón del planeta– y otras posibilidades que se están poniendo en función para interesados en el tema del documental, el cine vanguardista está siendo discutido, cuestionado y puesto en mirada crítica por y para todos. 

Otra forma de apostar por las nuevas tecnologías y la contemporaneidad es la posibilidad que cuenta en esta ocasión –y por primera vez– de un sistema de reproducción digital en HD, garantizando la calidad y la confiabilidad de las reproducciones, en las locaciones que están habilitadas para que el público acuda: los Cine Cuba (en la zona céntrica de la ciudad) y el Turquino (en el poblado de El Cobre), así como el Palacio de la Computación, que servirá de alternativa al encontrarse en restauración el ya común Cine Rialto, espacio habitual del evento.

Debates, reconocimientos a personalidades, presentaciones de publicaciones, entre la que se encuentra la revista Arte y Compromiso: Un siglo de Santiago Álvarez, realizada por la Cátedra Honorífica de Periodismo Cinematográfico Santiago Álvarez, que recoge textos que indagan en la creación de nuestro documentalista mayor, escritos por investigadores, amigos y colaboradores del propio cineasta.

Este lunes 9 de marzo, en el lobby del Cine Rialto en horario de la mañana, el profesor, investigador y artista visual canadiense Matthieu Brouillard impartirá la conferencia “Las amalgamas del documental y de la ficción del cine de Québec: Algunos estudios de casos”, donde se complementará la conferencia de su compatriota Josiane Roberge ampliando la mirada en el cine documental y la ficción, las fronteras entre estos dos géneros y sus posibles diálogos formales.

Desde el día 6 hasta el 12 de marzo se respirará documental en varios espacios de la urbe, en sus calles, en sus esquinas, entre su gente, dando voto de confianza a la posibilidad para seguir haciendo cine y cuestionar las realidades de cada rincón del orbe. Cine documental para todas las miradas curiosas en modalidades inimaginables.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre este tema
Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico