Rapsodia Bohemia


Sutilezas tras una Rapsodia bohemia (+ Fotos)

Historias de personas comunes, que caminan por nuestras calles y parques, montan en el √≥mnibus, sue√Īan o renuncian a los anhelos ante necesidades materiales, se frustran, se excitan o solo observan. Ciento y una p√°ginas. Una muchacha descubierta que mira desde la cubierta‚Ķ

Todo eso es parte de¬†‚ÄúRapsodia Bohemia‚ÄĚ, libro de la joven escritora Yeney de Armas Garc√≠a, ganadora del Premio Calendario 2016 por esa obra, que privilegia lo aparentemente simple, sin grandes h√©roes, giros narrativos, ni sorpresas.

Con t√≠tulos como ‚ÄúEncuentre las doce diferencias‚ÄĚ, ‚ÄúDespu√©s del desfile‚ÄĚ, ‚ÄúServicio de habitaciones‚ÄĚ, ‚ÄúSin‚ÄĚ, ‚ÄúLa Pecera‚ÄĚ y ‚ÄúEsto es algo de lo que te has perdido √ļltimamente en Facebook‚ÄĚ, el texto general muestra parte de la cotidianidad cubana, desde la visi√≥n narrativa de una representante de sus nuevas generaciones.

A decir del escritor¬†Yunier Riquenes, miembro del jurado que concedi√≥ el premio junto a Daniel D√≠az Mantilla y Jes√ļs David Curbelo,¬†Rapsodia‚Ķ¬†‚Äúcuenta c√≥mo sienten y piensan, c√≥mo aman y desechan, c√≥mo asumen la vida muchos j√≥venes hoy y aqu√≠‚ÄĚ.

Para el narrador, ensayista y profesor, Francisco L√≥pez Sacha, son ‚Äúrelatos cuyas conclusiones son inconclusas, es decir, no pretenden finales.¬†Yeney de Armas¬†ha suprimido ya, definitivamente, el concepto dram√°tico del cuento, algo que empez√≥ a manifestarse en los a√Īos ¬ī90 en escritores como Atilio Caballero, Alberto Garrand√©s, Jes√ļs David Curbelo y que ahora ya es lo natural, lo que ingres√≥ a la sangre del cuento cubano‚ÄĚ.

Agrega que ‚Äúel punto de partida de cada relato es un suceso cualquiera, las cosas m√°s cotidianas se van convirtiendo en una atm√≥sfera, se van creando en una especie de peque√Īa¬†suite‚ÄĚ, pero los escenarios tampoco suelen tener rebuscamientos, aunque en ocasiones, como en ‚ÄúUna taza de t√©‚ÄĚ, son algo singulares.

Uno de los aspectos positivos del libro es esa capacidad para, desde las formas sencillas, explorar lo existencial, lo real y lo deseado, los conflictos m√°s all√° de lo expresado con palabras.

La autora, ganadora del Premio C√©sar Galeano (2013) por¬†Encuentre las doce diferencias¬†y de la beca Dador (2016) por el proyecto¬†Un mundo all√° afuera, consigue indiscutiblemente textos que motivan el pensamiento, a partir de estructuras lineales. Explora las frustraciones y los sue√Īos, como el de ser escritora, con referencias a los procesos creativos, afectados a veces por las necesidades y complejidades de la realidad.

En el libro hay amores y partes de nuestras vidas, como viajar en un ómnibus, conocer pasajeros agradables o no, llenar el tanque de agua en la casa o no poder hacerlo.

Est√° claro que¬†Rapsodia‚Ķ¬†en ning√ļn momento pretende erigirse como galer√≠a de t√©cnicas para sorprender e impactar, sino como espejo de letras, fuente de reflexiones desde acontecimientos que pueden ser los nuestros, los de casi todos los d√≠as. Una propuesta para leer en cualquier momento.