La Espera


La espera, una película completamente guantanamera

El joven cineasta guantanamero Daniel Ross Diéguez (Darode) lo ha vuelto a hacer. Con su genio en inventiva filmó el primer largometraje de ficción hecho en Guantánamo: La Espera (The Wait), una pieza que tuvo su lanzamiento en el Festival Latino e Iberoamericano de Yale en Estados Unidos, el pasado mes de noviembre.

Se trata de la primera película en la que los actores, la banda sonora y las historias son de la provincia. A propósito del venidero estreno, se dialogó con el realizador quien funge de director y guionista. Un todoterreno.

“La espera la planifiqué, desde el guion, para hacerla con Regino Rodríguez Boti y el artista de la plástica Ramón Moya, porque son los personajes que quise; solo les incorporé circunstancias opuestas a las que viven normalmente. Trabajé con personas que no son actores en busca de la naturalidad y también porque a partir de su realidad puedo construir lo que quiero. Tampoco deseaba condicionar el tono en los diálogos. Necesitaba algo más reposado y autóctono.

“Como proyecto desde el inicio estuvo sujeto a cambios. Muchos amigos se comprometieron a participar. Hay un personaje que interpreta el rapero Sandy David González (Solda2 Razo) que lo iba a grabar un contemporáneo con Regino, pero no pudo, entonces Sandy aceptó y asumió el rol de un trabajador civil de la Frontera, quien intentará salvar del suicidio al protagonista.

‚ÄúLa pel√≠cula aborda la vida de Regino, quien enviud√≥ y que no se resiste a vivir sin su esposa. Como parte de sus rutinas tiende el vestido de la esposa en la cama esperando su retorno en un gesto milagroso. Est√° traumado pero lucha contra la depresi√≥n y la posibilidad de perder los recuerdos de la amada; constantemente anda tras la salvaci√≥n de su existencia solitaria y llena de dolor. Ello en ocasiones lo lleva a considerar el suicidio‚ÄĚ, comenta Darode.

fotos cortesía del entrevistado

La pel√≠cula, seg√ļn Ross, transcurre en la finca El cuero, en los l√≠mites de la base naval de Guant√°namo, all√≠ el personaje es sorprendido a cada instante por la explosi√≥n que causan quienes intentan irse del pa√≠s, pero que a su vez, dejan de forma simb√≥lica frente a la puerta de Regino los zapatos y dem√°s pertenencias que se acumulan sobre el tejado de la vivienda.

Importante rol desempe√Īa Ram√≥n Moya, una suerte de consejero espiritual que acompa√Īa al protag√≥nico con terapias de yoga y le entretiene.

“Entre el susto, la risa, el dolor y la depresión se moverá el relato cuyo ambiente se enriquece con las maquetas de fósforos del artista plástico Geny Jarrosay, y los retratos que realicé en tiempos de la COVID.

‚ÄúLa banda sonora se funde con la narrativa de la pel√≠cula. Los solos de viol√≠n de Sarbelio Matos, el tres y la voz del ya fallecido Omar As√≠n, y el caverchelo de Pedro Caverd√≥s, marcan momentos claves. La nostalgia llega a trav√©s de la m√ļsica del trovador Josu√© Oliva, quien da voz al silencio del personaje. Tambi√©n uso la sonoridad de grupos tradicionales como sugerencia de la flautista Grettel Pozo. Todas las piezas son del Guaso‚ÄĚ.

Igualmente colaboraron en el filme el destacado director de teatro dram√°tico Amaranto P√©rez Ramos, y en la producci√≥n el bailar√≠n Yoel Gonz√°lez, este √ļltimo cedi√≥, junto a Otro David Fern√°ndez Babastro, el tema principal de la pel√≠cula que se repite en varios instantes del audiovisual.

‚ÄúLa pel√≠cula es mi aporte al cine independiente cubano ‚Äďafirma Daniel Ross‚Äď no tuve otro financiamiento m√°s que el propio, mis ganas de crear historias, y el invaluable aporte de todos los participantes.

‚ÄúEl reto fundamental ha sido la promoci√≥n de la obra. Me ha sorprendido saber que podr√© estrenarla en el festival de cine de Yale, ello ayudar√° a probar su nivel y rigor. Adem√°s, la pel√≠cula fue seleccionada para otros tres festivales extranjeros que tendr√°n lugar en 2023‚ÄĚ.

Al crear La espera, asegura Ross, la aspiración no es obtener premio alguno, sino visibilizar y exponer su arte al mundo, mostrar cómo desde aquí se realiza un cine con bajos recursos, pero muy rico a la hora de contar historias que entretienen, educan, emocionan, muestran los problemas de cada ser humano y ayudan a entenderlos, por encima de cualquier cosa.

Sin dudas esta obra ser√° una propuesta para disfrutar en Guant√°namo, cuyos valores resalta el investigador santiaguero Yasmani Castro:

‚ÄúTiene un gran lirismo, de una forma tarkovskyana desarrolla una trama compleja donde la soledad, la emigraci√≥n y las m√ļltiples dificultades de la sociedad cubana se ven reflejadas de forma bella y coherente. Esta pel√≠cula m√°s all√° de cualquier comentario es muy inspiradora porque demuestra que am√©n de las dificultades, el arte siempre sale delante. Adem√°s de ser un homenaje a la otrora Santa Catalina del Saltadero del Guaso‚ÄĚ.