freestyle 


Mason, el chico de la rima poderosa

Marcos Rafael Garc√≠a Valera, m√°s conocido por Mason, es vicepresidente de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) en nuestra provincia, pero se conoce especialmente por su defensa del rap. Este joven es capaz de sorprender por su estilo variado y la soltura con la que improvisa sobre cualquier tema a una velocidad asombrosa. Recientemente, incluso, particip√≥ en la Jornada Lenguaje de Adultos, con sede en Guant√°namo, resultando ganador en el taller-concurso de¬†freestyle¬†Barra y verso, organizado como parte de la cita. Se le acerca¬†26¬†para desentra√Īar un poco esos misterios que le unen al hiphop.

El di√°logo inicia hablando de sus or√≠genes, de esos referentes tan necesarios: su familia. ¬ęPor parte de madre abundan los m√ļsicos, entre ellos los Valera Miranda, reconocidos boleristas de Santiago. Tambi√©n existen cantantes de la vertiente tradicional. Y, aunque nac√≠ en Las Tunas, siempre estuve envuelto en ese mundo, iba a presentaciones y actividades semejantes, pero no me lo tom√© muy en serio hasta cumplir 18 a√Īos de edad¬Ľ, comienza.

mason musica las tunas 4Rimar junto a algunos amigos en un parque u otro lugar ser√≠a ese motor que, un buen d√≠a, sin apenas propon√©rselo, lo llevara a escena. As√≠ nos cuenta: ¬ęEsperando el cumplea√Īos n√ļmero 18, debut√© con una improvisaci√≥n en la Casa del Joven Creador de nuestra ciudad. Curiosamente, fue el resultado de una trampa que me tendi√≥ mi amigo Frank C√©spedes, quien me inscribi√≥ sin decirme nada en una pe√Īa de rap. Cuando dijeron mi nombre, tuve que asumir. Al final, result√≥ en motivaci√≥n. Me gust√≥ la atm√≥sfera, el ambiente¬Ľ, asevera.

A partir de ah√≠, cualquier entorno pod√≠a convertirse en campo de adiestramiento. ¬ęSegu√≠ super√°ndome. Observaba ‘batallas’ realizadas en diferentes pa√≠ses y entrenaba hasta cinco horas diarias en casa. Si sal√≠a al patio, rapeaba con todo lo que hab√≠a all√≠, desde plantas, perros, personas que pasaban por la calle… Si deb√≠a ir desde mi hogar (en el reparto Pena) hasta el de mi abuela (detr√°s de la Universidad de Ciencias M√©dicas), iba a pie practicando. Si ten√≠a tiempo libre en el trabajo, rapeaba. Y, una vez consolidado el circuito de los que asum√≠an este arte en el territorio, nos encontr√°bamos los fines de semana en el parque Vicente Garc√≠a¬Ľ, explica.

Cuando empieza toda esa efervescencia en su interior, √©l trabajaba en una escuela primaria, pues es graduado de Espa√Īol-Literatura. Por ese entonces, aunque le gustaba la docencia, su vida ya tomaba otro vuelo; necesitaba pasar de ser ¬ęMarcos, el profesor¬Ľ a convertirse en Mason.

Tambi√©n afirma que provenir del campo de las letras le ha aportado mucho. ¬ęEl rap es poes√≠a sobre ritmo. Est√° plagado de recursos literarios como hip√©rbole, hip√©rbaton, ant√≠tesis… Cuando esta expresi√≥n art√≠stica lleg√≥ a mi vida, me dije: ‘Pero… ¬Ņesto se hace aqu√≠?’ Tambi√©n incluye el mundo de las m√©tricas, lo m√°s dif√≠cil que hay; dominarlo en toda su dimensi√≥n requiere a√Īos. Por solo citar un ejemplo, hay que saber rimar palabras con el mismo orden voc√°lico. Si se trata del vocablo fuego, le podr√≠an suceder: luego, ruego, suelo, ruedo… Y todo ello sin perder el hilo argumental¬Ľ, destaca.

Pasados dos o tres meses de iniciado en ese universo, en el a√Īo 2018, Garc√≠a Valera supo de una competencia nacional y puso todo su empe√Īo en formar parte. ¬ęSe trataba del Festival Potaje Urbano, gran evento de hip hop de nuestro pa√≠s. Para ello, previamente se hace una decantaci√≥n a nivel de provincia, luego una regional y, quien gane hasta ah√≠, va a la lid a escala de pa√≠s. As√≠, fui venciendo cada parte del proceso hasta llegar al magno encuentro, donde contend√≠an los 16 mejores de la Isla, ante unas 600 o 700 personas¬Ľ, recuerda.mason musica las tunas 1

Aunque nuestro coterr√°neo perdi√≥ en primera ronda, le sirvi√≥ bastante la experiencia, pues comparti√≥ con artistas experimentados. ¬ęDespu√©s particip√© en el Festival Traqueando, en Camag√ľey, tambi√©n con car√°cter nacional, donde gan√©. Adem√°s, llegu√© hasta las semifinales a nivel de pa√≠s en la eliminatoria que se realiz√≥ con vistas a la Red Bull Batalla Internacional¬Ľ.

Desde entonces, Mason no se estar√≠a quieto. ¬ęIba a Holgu√≠n, a Santiago de Cuba y a otros territorios, para intercambiar saberes con diferentes colegas. Me satisface apreciar un crecimiento en la cantidad de raperos en Cuba. He aportado lo que he podido. En Granma antes escaseaban los cultivadores, pero -a partir de que alguien hablara conmigo- fui all√° y me encontr√© con j√≥venes que ten√≠an el talento, solo que no lo hab√≠an desarrollado. Fue lindo que, pasada una semana, ya compart√≠an videos y se sent√≠an parte de este movimiento¬Ľ, a√Īade.

As√≠ camina por la vida este joven de rimas cronometradas, cuyo destino hoy le hace afirmar: ¬ęSin el rap, Mason no hubiera existido¬Ľ. Al preguntarle sobre esa especie de Matem√°tica que ronda su quehacer, comenta: ¬ęEl¬†freestyle¬†permite desarrollar el cerebro. Tienes un segundo para escuchar lo que dice el rival, otro para pensar lo que vas a responder, otro para pensar la manera en la que lo vas a hacer y, luego, velozmente ejecutarlo. Debes reaccionar r√°pidamente. A ‘las batallas’ cada quien va con ‘su arma’; todos queremos ganar¬Ľ.

Confiesa que la gente siempre le dice que se vive ¬ęcomplicando la vida¬Ľ, pues le gustan los estilos dif√≠ciles. Y explica un poco la ¬ęmec√°nica¬Ľ de rutinas afines: ¬ęLas batallas tienen diferentes formatos. Se encuentra el libre, donde no ponen ning√ļn tipo de pie forzado, est√°n los minutos con tem√°ticas, los minutos con objetos… En este √ļltimo te ponen una caja cerrada, con objetos dentro, y debes rimar con el objeto que salga. Tambi√©n est√° el caso donde tu contrario te hace una pregunta y tienes que respond√©rsela improvisando. Asimismo, figuran los¬†rounds¬†de palabras, que debes introducir cada cierta cantidad de segundos¬Ľ.

Sin embargo, ¬ęcuando entrenas todos los d√≠as tu cerebro se adapta al mecanismo¬Ľ, aclara. ¬ęEs interesante c√≥mo convives con un¬†alter ego. Yo soy una persona introvertida, que habla poco y siempre estoy observando, pero cuando estoy ‘en combate’, la adrenalina me cambia¬Ľ, agrega.

Leer, cultivar la dicci√≥n, saber sobre psicolog√≠a…, muchas pueden ser las herramientas de las que se apropia para ampliar sus horizontes. Por eso, con apenas cinco lustros de vida, ha conquistado algunos escenarios y, sobre todo, a un p√ļblico siempre dispuesto a sorprenderse. No en balde -confiesa- hace unos calendarios, durante el Festival Entre M√ļsica, Tony √Āvila lo escuch√≥ en plena ejecuci√≥n art√≠stica y lo invit√≥ a acompa√Īarlo en una gira por Cuba.

Mason considera que uno de los secretos de los resultados alcanzados radica en ser impredecible en su quehacer, en su capacidad de respuesta. ¬ęMe gusta dominar diversos estilos, temas, zonas… Como la rima consonante es com√ļn, tambi√©n me gusta utilizar la asonante. Y, como respeto todo tipo de m√ļsica, de vez en cuando me gusta salir de mi zona de confort e interpretar un bolero, una balada… No me gustan los l√≠mites. Esos los ponemos nosotros mismos¬Ľ.

Adem√°s, posee sus propias composiciones en diferentes g√©neros y hasta ha firmado alg√ļn que otro contrato con productoras cubanas y for√°neas. Seg√ļn cuenta, posee dos discos en su haber, nombrados¬†En el norte siempre hay sur¬†y¬†Jahman cuban boy, cuyos temas ha compartido en¬†Telegram. ¬ęAhora trabajo en otra propuesta, llamada¬†S√©ptimo round, que abarca siete canciones, con igual cantidad de tem√°ticas y g√©neros musicales¬Ľ, anuncia.

Mason abraza la frase ¬ęac√° no importa el g√©nero, sino lo que genera¬Ľ, del rapero argentino Wos. Cada cuarto s√°bado de cada mes suele compartir su arte en la pe√Īa de rap Palabras de Coraz√≥n, de nuestra AHS, porque, como bien afirma: ¬ęM√°s que nada se trata de vocaci√≥n¬Ľ.