D√ļo Alma


El verso le sale perfecto

A√ļn con aspiraciones atoradas en la trama existencial, hay j√≥venes artistas cubanos que ¬ęse encaraman¬Ľ en la preferencia de unos cuantos, con sus guitarras en manos, un manojo de canciones de otros y sus fastuosas voces. No reclaman, al menos ahora, un despliegue tecnol√≥gico ni mil butacas. Les parece suficiente la adornada esquina de un caf√©, el entusiasmo de un incipiente p√ļblico amante de lo incipiente, la curiosidad de los que entran a saborear su‚Ķ capuchino, y el reojo de los pasan por el bulevar o echan un vistazo a trav√©s de los cristales. Lo m√°s parecido a una monta√Īa rusa es la vida de los m√ļsicos, indiscutiblemente.

No todo el mundo, con ocho a√Īos, ha distinguido un rumbo. O, al menos, se ha inclinado por algo que luego sea medular en un proyecto de vida. Incluso, no todos los padres prestan atenci√≥n al futuro de sus hijos. Sin embargo, uno encuentra la excepci√≥n cuando Amanda, hoy joven tonadista y trovadora avile√Īa, se acuerda de su pap√° en bicicleta de un lado a otro de la ciudad, sin importar horarios, temperaturas ni distancias, o a su mam√° muy preocupada por su proyecci√≥n, su porte, su aspecto. ¬†¬†¬†¬†

Con ella convers√© 27 minutos, seg√ļn fij√≥ la grabadora, porque realmente la conozco en sus tantas y tantas visitas a la Casa del Joven Creador de Ciego de √Āvila. Iba desde mucho antes. Iba a cantar, a observar, a descubrirse, a so√Īar. Solo esperaba tener la edad suficiente y un trabajo m√°s evidenciado, para armar su expediente y ganarse m√°s que un carn√©. Todav√≠a Amanda Beatr√≠z Ortega Rodr√≠guez no tiene un a√Īo como miembro de la filial avile√Īa de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z.

Ya se los adelantaba; con ocho a√Īos aprob√≥ una captaci√≥n en la Escuela Elemental de Artes √Ďola Sahing Sa√≠nz, en la ciudad de los portales, siendo la nota m√°s alta de los candidatos. Estudi√≥ all√≠ hasta el sexto grado, en la especialidad de piano. Luego decidi√≥ irse a una secundaria b√°sica, sin que eso implicara alejarse de su formaci√≥n art√≠stica. Fue as√≠, en aquel tiempo, que conoci√≥ el Taller de Repentismo Infantil Ra√ļl Rond√≥n Castillo, a cargo de Armando Andr√©s L√≥pez Rond√≥n, que se daba en sus inicios en la sede provincial de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba. ¬†

Seis a√Īos lleva (ya no tan infantil) en el taller, dedicada a perfeccionar sus habilidades en esa expresi√≥n musical, si bien la provincia cuenta con el significativo espacio docente desde 2002, en homenaje a una figura cimera de la tonada en el territorio. La creaci√≥n de la Casa de la D√©cima Ra√ļl Rond√≥n Castillo, en abril de 2019, consolid√≥ el camino no solo a la improvisaci√≥n en las tonadas campesinas, el repentismo, la d√©cima y el punto cubano, tambi√©n al acompa√Īamiento musical (con guitarra, tres, la√ļd, bong√≥).

Precisamente, all√≠ se dio por aquella fecha un Encuentro Nacional de Talleres Especializados de Repentismo Infantil. Amanda ha estado presente en ese y otros intercambios, as√≠ como en otros sobre Acompa√Īamiento Musical, que vinieron despu√©s. Se acuerda con orgullo de su visita a M√©xico en 2019, con sus compa√Īeros y profesores, donde defendieron ese legado cubano en varios pueblos de la naci√≥n azteca.¬†

Hoy, una d√©cada despu√©s de haber tocado suelo en la Escuela Elemental de Arte, es la AHS la que le pone una inyecci√≥n de energ√≠a positiva para su carrera art√≠stica, insiste. De los pocos que han continuado su crecimiento musical, est√° ella. ¬ęPas√≥ el tiempo y fuimos quedando cuatro muchachos, y hoy los cuatro correspondemos al proyecto D√©cima Cuerda, que pertenece a la Asociaci√≥n¬Ľ. ¬†

El verso le brota del alma, donde alberga infinita sensibilidad y ganas de aprender, crecer y avanzar hacia el futuro, aunque lo ve con inexactitud, quiz√°s porque apenas empieza a‚Ķ vivir. Pero, tiene una deuda enorme con el tres, el instrumento que escogi√≥, con el tambi√©n asociado y reconocido defensor del punto cubano, el m√ļsico avile√Īo Yeinier Delgado Abreu. ¬†¬†¬†

A las ense√Īanzas de Armando L√≥pez Rond√≥n y de otros conocedores, se unieron las del Yeinier. En poco tiempo y con el incremento de la matr√≠cula en los talleres, naci√≥ el grupo ¬ęLos lindos del campo¬Ľ, que luego pas√≥ a llamarse ¬ęSon Armon√≠a¬Ľ, pues ya eras adolescentes. Con esa hermandad, estuvieron en Palmas y Ca√Īas, eventos, actividades, jornadas‚Ķ Actualmente, con el proyecto D√©cima Cuerda, nacido en la AHS hace casi dos a√Īos (5 de marzo de 2022), ha continuado su evoluci√≥n, junto con los creadores del espacio Yeinier Delgado y el joven multipremiado, orgullo de la organizaci√≥n y de la provincia, Rainer Nodal P√©rez.

D√©cima Cuerda constituye una escuela para la joven, porque en √©l conocieron canciones, tonadas y aprendieron, sobre todo, la contralectura de un poeta repentista a un trovador. Esas ganas de hacer la llevaron a so√Īar un d√ļo, en estos momentos el D√ļo Alma, con Alexander Santiesteban, otro muchacho de talento natural que la ha acompa√Īado desde su inmersi√≥n en estos espacios de aprendizaje. Y su primera presentaci√≥n, como pareja musical, fue en el primer aniversario de D√©cima Cuerda, en marzo de 2023, por lo que en menos de un mes estar√°n poniendo su primera vela al pastel.

¬ęD√ļo Alma es una mezcla que bebe del grupo de trova avile√Īo Santa Massiel y Motivos Personales, y del trovador holguinero Manuel Leandro. Tambi√©n tiene su esencia en la tradici√≥n cubana, en la d√©cima b√°sicamente. D√ļo Alma, a diferencia de otros trovadores del pa√≠s, puede hacerse contralectura entre sus dos integrantes, porque hemos sido formado para lograrlo¬Ľ, describe con satisfacci√≥n, en tanto deja claro que ¬ęno tiene canciones propias, sino versiones mexicanas y cubanas¬Ľ. Aunque, con una sonrisa picaresca, anuncia que pronto habr√° sorpresas, con una canci√≥n propia de Alexander Santiesteban. ¬†

A muy pocos j√≥venes se les hubiera ocurrido apresurar el paso y madurar en el recorrido, al lado de quienes saben formar. La Asociaci√≥n, dig√°moslo as√≠, se entreg√≥ a los asociados Yeinier y Rainer, que organizaron D√©cima Cuerda; y D√©cima Cuerda, como una suerte de mentores, inspir√≥ la fundaci√≥n de D√ļo Alma. Ambos proyectos se desarrollan en el seno de la organizaci√≥n, como evidencia de que la f√≥rmula no falla: dar para recibir, y viceversa.¬†¬†¬†¬†¬†

Amanda es muy joven, pero decidida. Se ha presentado tanto en el Patio de la Casa del Joven Creador como en el Centro Cultural Caf√© Barquito, en algunos recitales y un concierto, tambi√©n acompa√Īando espacios de otras secciones. Ha sido parte de lo novedoso en los √ļltimos tiempos en la programaci√≥n y clave en la extensi√≥n comunitaria del gremio.¬†¬†

¬ęBuscamos una variedad de lo que nos gusta, de lo que sabemos hacer, y vinculamos todo a la tradici√≥n, que es nuestra esencia. Canciones como La Llorona, un muy popular tema mexicano; El cuarto de Tula y La Choza de Chacho y Chicha, conforman nuestro repertorio versionado¬Ľ, confiesa. Y, a la vez, considera que el temor de una separaci√≥n del d√ļo siempre est√°, pues apenas salen de la adolescencia. No obstante, ahora mismo, lo que est√° en la cabeza de ellos es crear temas propios para montar un repertorio, que abra puertas a eventos, becas y premios de la Asociaci√≥n y, por qu√© no, a la profesionalizaci√≥n.

El denominador com√ļn en todo lo que hace y dice est√° en la AHS: ¬ęEstaba acostumbrada a un p√ļblico de m√ļsica tradicional, pero con D√©cima Cuerda nos acercamos a nuestra generaci√≥n, y he estado en la radio y la televisi√≥n. Se me ha dado una visibilidad y tengo que agradecerla siempre. Me brind√≥ conocer la trova, con las pe√Īas Sobran los Motivos, y vincular la trova con la tradici√≥n cubana. Me ofreci√≥ una esencia diferente, conocer artistas, participar de la construcci√≥n colectiva¬Ľ.

Dentro de sus exigencias est√° defender los espacios de trova y m√ļsica tradicional cubana en la provincia, porque, en este momento, no hay d√≥nde disfrutar una hermosa composici√≥n po√©tica arreglada para ser cantada, siendo la trova cubana Patrimonio Cultural de la Naci√≥n; y a D√©cima Cuerda le han dejado la defensa del punto cubano, patrimonios culturales de la Naci√≥n e Inmaterial de la Humanidad.¬†¬† ¬†¬†

La chica, natural del municipio de Primero de Enero, se ve a s√≠ misma muy familiar, cari√Īosa, sensible‚Ķ Dice ser selectiva, aunque se relaciona con muchas personas. Le encanta estar en la casa, con la m√ļsica y las pel√≠culas. Amanda lleva un mensaje de perseverancia, de humildad y de empuje para quienes se rinden tempranamente ante, por ejemplo, la necesidad de producir audiovisuales y fonogramas. ¬†¬†¬†¬†¬†

Entonces, ya al cierre de la conversaci√≥n, hablamos del v√≠nculo sentimental con el repentista y poeta Rainer Nodal P√©rez, de quien indudablemente ha aprendido, porque ya no se puede hablar del repentismo en Cuba sin hablar de √©l. Unirse en el amor, as√≠ lo define, le ha exigido mucho, porque tiene talla tanto la d√©cima como esa pareja. √Čl siempre est√° en primera fila, expres√°ndole su orgullo con la sonrisa y evaluando lo que hace con movimientos de la cabeza. Y estalla en aplausos siempre que el verso le sale perfecto.¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬†¬†¬†¬†

Algo sí no quedó claro y es por qué estudiar Licenciatura en Contabilidad y Finanzas, pero se lo dejo como recomendación a otros periodistas para futuras entrevistas. Al compromiso de estudiar se le suma el de, bajo concepto alguno, abandonar el arte. Ni pensarlo puede, se le aguan los ojos.

Es una repentista, tonadista, poeta y trovadora en desarrollo. Es esa asociada activa desde el primer d√≠a, que se ha mantenido creando, sumando y agradeciendo. A ese ritmo, su paso por la organizaci√≥n le ser√° inmenso como esa obra por hacer. Como expres√≥ un poeta, los m√ļsicos quieren ser la voz alta para muchos corazones silenciosos. Eso lo sent√≠ la primera vez que escuch√© a la Amanda de D√©cima Cuerda, a la Amanda de D√ļo Alma, a la Amanda de todo lo que la necesite. Su voz tiene poder sanador. B√ļsquenla en todo, siempre que sea bueno y lleve pasi√≥n.