Donis Llago Suárez


Exposición colectiva “Arch Techné”: arquitecta de un motivo

Tres jóvenes artistas plásticos edifican sus conceptos y discursos en torno al paisaje arquitectónico. Líneas, edificios en declive y elementos traslúcidos corporeizan la idea de “Arch Techné”, muestra colectiva de Donis Llago Suárez (La Habana, 1985), Gerardo Liranza Durán (San Antonio de los Baños, 1987) y Daniel Rodríguez Collazo (La Habana, 1987), quienes reconstruyen –con argumentos propios– diferentes escenarios urbanos en el lienzo, fundamentalmente.

Tomada de las Redes sociales de Galería Galiano.

Desde finales de mayo y hasta principios de julio, la Galería Galiano acoge esta exposición, integrada por 16 obras de diversos formatos; algunas de ellas, compuestas por varias piezas que se complementan; otras, de dimensiones monumentales para reflejar a gran escala la magnificencia citadina. Como es habitual, exponentes de las artes visuales emergentes cuentan con la legitimidad de este espacio galérico del Fondo Cubano de Bienes Culturales, ubicado en la calle del mismo nombre, No. 256 entre Neptuno y Concordia, Centro Habana.

“Unimos nuestras ideas sobre la arquitectura e imbricamos nuestros trabajos, que ya todos tenían ese hilo conductor. Donis tuvo la idea inicial y nos invitó a organizar este proyecto. Estudiamos lo que ya teníamos y diseñamos nuevas obras, en las que intervenimos los tres”, comenta Daniel, graduado en la Especialidad de Grabado de la Academia de Artes Plásticas “Eduardo Abela” de Artemisa, quien también emplea paneles de yeso entintados y calados, así como madera y ensamblaje con láminas acrílicas.  

Tomada de las Redes sociales de Galería Galiano.

Por su parte, Donis es egresado de la primera promoción de la Escuela de Instructores de Arte en el 2004, así como de la Academia San Alejandro en el 2008; al igual que Gerardo, pero en 2006 y 2012, respectivamente.

Tomada de las Redes sociales de Galería Galiano.

La armonía lograda por los tres noveles pinceles dota a la expo de un ritmo atrayente y una visualidad moderna para resignificar espacios, primero edificados y luego olvidados por la misma acción humana. Con excelente factura y originalidad, la propuesta privilegia en varios casos el género paisajístico con vistas panorámicas de ambientes cosmopolitas y contemporáneos. Sobre sus motivaciones artísticas y el proceso creativo en conjunto, comentan en esta entrevista, también colectiva.

Fotos Expo Arch Techné. / Maité Fernández Barroso.

¿Por qué usar la arquitectura como leitmotiv de la exposición?

Donis: Los tres artistas ya venimos trabajando con el tema de la arquitectura, debido que es parte de nuestra temática recurrente de expresión artística. Desde mi punto de vista, la arquitectura es un reflejo de la historia de los habitantes de cada lugar, está plenamente ligada al desarrollo de la sociedad.

Daniel: La arquitectura es algo que nos une a los tres, como seres humanos en general y en particular, como artistas que hemos tomado este motivo como eje central de nuestro discurso poético. La arquitectura, además, narra nuestras necesidades y anhelos, es un reflejo tangible de lo que somos.

Gerardo: Enumerar las razones de esta unión, o motivo de la exposición, pienso que es evidente al espectador, los tres a pesar de nuestra juventud respiramos arquitectura, como paisaje-motivo en el desarrollo de nuestras obras. 

Fotos Expo Arch Techné. / Maité Fernández Barroso.

¿Cuáles pueden ser los significados simbólicos de usar el elemento arquitectónico en la muestra? ¿Qué analogías con la naturaleza humana son posibles descubrirse?

Donis: Inseparablemente, la arquitectura es muestra fiel del desarrollo social, político y cultural de la humanidad, es prácticamente un retrato. Es tiempo y espacio del reflejo circunstancial del momento histórico por el que pasan las masas.

Daniel: La arquitectura es una narradora de nuestra evolución, aunque en algunos casos borramos esas huellas y mostramos síntomas claros de involución, es como un libro donde escribimos nuestra historia sobre las piedras y una gran diversidad de materia. Es tanto así que podemos analizarla como un gran ente que cobra vida y se manifiesta por sí sola, en mi caso cobra vida y experimenta en mis dibujos, mutaciones y otras condiciones inherentes a un ser vivo.

Gerardo: Simbólicamente, los tres tomamos como referente la arquitectura para elaborar nuestra obra, ajustamos, estudiamos, readaptamos a nuestros discursos y utilizamos; analógicamente, es la humanidad la que crea el espacio, lo transforma según su necesidad y también le abandona sin más. Aquí en el abandono me arropo para revivir, retomar espacios y sacarle su belleza a pesar de la desidia, la deconstrucción y las ruinas.  

Fotos Expo Arch Techné. / Maité Fernández Barroso.

El predominio de las líneas, los grises y las transparencias puede asemejar los planos ingenieriles de una obra constructiva y también bocetos de Artes Plásticas. ¿Pretenden preponderar la idea originaria en las artes, esa primeriza musa, esbozada a lápiz? ¿Por qué eligen una escala grisácea?

Donis: Los tres artistas, a pesar de tener técnicas distintas, vemos la arquitectura como medio idóneo para desarrollar una idea y nos basamos en principios y patrones estándares de arquitectura básicos. Nos gusta el elemento gráfico de los proyectos arquitectónicos, ya que son el inicio del todo, como un boceto para un pintor.

No es un referente que tenga que estar totalmente reflejado, pero siempre está al menos en la idea. Con respecto a la escala de grises, en este caso creo que es esencialmente un tema de practicismo pictórico. De una manera u otra, el objetivo es simplemente el arquitectónico y su concepto, al menos en mi caso no me interesa el color como concepto en este tipo de obras.

Daniel: Las líneas y planos no hacen más que la construcción de una idea “x”, partimos de la estructura en sí del sujeto arquitectónico, para mí remover esos cimientos construidos para así recontruir un nuevo ser amorfo, resultando una abstracción en muchos casos, una ingeniería de lo irreal, ficticio, nacido de una realidad compleja y muchas veces ilegible. Es una realidad de contrastes, de extremos como el blanco y negro.

Gerardo: Ser frontal en la obra, por eso el predomino de los grises, colocando en primer plano el carácter necrológico de la escena, recreo lo que somos, en lo que nos hemos convertido. La obra es la revelación de ese carácter industrial desechado, abandonado, como la sociedad misma, antropológicamente las comunidades de estas fábricas, espacios industriales o sociales también fueron abandonados. Los empastes, las texturas, las líneas, vigas y lozas recrean la arquitectura en desamparo.

Fotos Expo Arch Techné. / Maité Fernández Barroso.

 ¿Qué tienen en común y de diferente las obras que componen esta expo?

Donis: De común, más que todo, la arquitectura como eje central, aunque más que diferentes conceptos, se podría decir que son tres puntos de vistas distintos de entender y proyectar una idea, partiendo de un mismo principio: la arquitectura como idea y reflejo de la humanidad.

Daniel: Coincidimos en el elemento arquitectónico, a simple vista, pero muchos elementos más que se nos hacen inexplicables, ideas que están ahí incriptadas en el nacimiento de una obra. Y las diferencias son tan diversas como que somos tres universos muy distintos.

Gerardo: Concordamos en el motivo referente en la obra de todos, aunque llenos de detalles como la arquitectura misma o los antecedentes que estudiamos. De diferente, pienso que está la unión en varias piezas conjuntas del trabajo de los tres, pero lo bello es que sin forzarlo, sin tratar de empastar un estilo con otro o una pincelada específica, sin dejar de ser o hacer en esencia nuestra obra, logramos muy gratos resultados visuales. 

Fotos Expo Arch Techné. / Maité Fernández Barroso.

¿De qué modo describirían sus estilos y cómo creen que aportan a la colectividad pictórica?

Donis: En mi caso lo más importante no es lograr una técnica académica, si lo vemos pictóricamente hablando. La pintura es más una herramienta que el eje central del concepto. Mi idea es dejar más claro y preciso el mensaje conceptual con el objetivo de que se aprecie la idea de la arquitectura de cristal como ícono reconocible, partiendo de la transparencia como base, de la idea cristalina del ver y no pasar, del formar parte visual y aparente de una situación de la cual no podemos tener el control…y de la idea satírica de la arquitectura sólida y resistente, capaz de resguardar, con la fragilidad y traslucidez del cristal en sí.

Daniel: Para mí, en el caso de esta muestra, se crea un gran ecosistema entre los tres, es como un gran organismo en el cual cada fragmento cumple su función, retroalimentándose entre sí.

Gerardo: ¡Mi estilo! Digamos que es un poquito de todo, una timba, como diría algún músico popular. Hay que sentirlo, mi estilo es el óleo, su cuerpo, carácter, su olor, su mancha, la textura del cemento, el olor a viejo abandono y el color o roer del metal de ese paisaje industrial. En cuanto a la colectividad, estaba claro que trabajaríamos nuestros estilos, la paleta y las piezas solas se entenderían entre sí. 

¿Qué desean transmitir a los públicos con «Arch Techné»?

Donis: “Arch Techné”, primero que todo, es el origen te la palabra Arquitectura que proviene de la unión de dos vocablos del griego antiguo Arch (jefe, autoridad) y Techné (creación, construcción).

Entonces más que querer crear un cuadro o una obra en sí, la idea es recordar el origen real de la arquitectura que es inherente a la sociedad y su desarrollo… lo mismo desde el punto de vista de tener un lugar donde vivir hasta la necesidad de hacer un monumento, industrias o iglesias. Y al mismo tiempo reflejar la decadencia del paso del tiempo…

¿Cómo valoran el resultado de unir las dos artes en sus obras?

Donis: Gracias a la pintura como herramienta, por decirlo de alguna manera, he logrado crear una unión entre arquitectura y pintura, donde lo más importante es la idea del cristal como concepto principal de la obra. Es la manera de juntar ambas artes con el fin de un objetivo. Cito como ejemplo los cuadros de edificios de poder de distintos países del mundo, exactos al real, totalmente pintados, simulando cristal transparente.

Daniel: La arquitectura es la madre de todas las artes, por ende estarán siempre unidas. La arquitectura aparece en mi obra como motivo discursivo y herramienta imprescindible de discurso, es casi tan importante como el dibujo, en tanto una técnica representativa, ambas se unen, siendo simbólicamente la arquitectura un dibujo y el dibujo pretendiendo ser una arquitectura proyectada.

Gerardo: Para mí la arquitectura, su paisaje, lo disfruto desde que tengo el lienzo en blanco, comienzo a dibujar o dibujar pintando. Si bien es cierto que muchas veces parto de una imagen, también la recompongo en el camino, la adapto o cambio, según mis intereses visuales para con la obra y ahí en ese punto soy una especie de artesano, ingeniero y artista, y lo gozo. Si hay una columna o muro principal corrido o caído y el techo colapsa, el óleo me permite recomponerlo.