Adolfo Guzm√°n


Cubadisco 2021: El dilema de las nominaciones

Hace algunos a√Īos que la Feria de la M√ļsica Cubana Cubadisco ‚ÄĒcuya vig√©simo tercera edici√≥n se realiza este a√Īo de manera online, del 13 al 23 de mayo‚ÄĒ genera opiniones encontradas a partir de c√≥mo se organizan las diversas categor√≠as y nominaciones. El esfuerzo loable por desarrollar el certamen en el marco de las irreparables consecuencias para la cultura que ha dejado la pandemia de la Covid-19, amerita a√ļn la observancia de un dise√Īo cada vez m√°s a tono con la realidad de la industria y con la demanda de un p√ļblico √°vido de contenidos musicales de excelencia.

Me refiero no solo a lo que se promociona en los medios o en las redes sociales, sino tambi√©n a lo que se ‚Äúexplica‚ÄĚ y se ‚Äújustifica‚ÄĚ del dise√Īo del evento m√°s importante que tiene la m√ļsica cubana en el a√Īo, sobre todo, en el papel que juega el criterio especializado y la participaci√≥n de los expertos de la industria y los creadores ‚ÄĒprincipales protagonistas del certamen‚ÄĒ a la hora de decidir su funcionalidad. Es verdad que no debe dejarse al azar o a lo que dicte la mayor√≠a, la decisi√≥n final de qui√©nes son los nominados o premiados ‚ÄĒpara eso trabaja gran parte del a√Īo el grupo consultivo del Premio‚ÄĒ; pero s√≠ esclarecer qu√© funci√≥n tiene la votaci√≥n (ya sea o no por un premio de popularidad o de los medios especializados) que justamente se coloc√≥ esta vez en la plataforma Streaming Cuba y a cuyo link solo se accede a trav√©s de la telefon√≠a m√≥vil.

¬ŅTodos tuvieron acceso? ¬ŅSe comunic√≥ eficientemente esta posibilidad que no se hab√≠a tenido en a√Īos anteriores?

Las redes sociales han venido a suplir un espacio cada vez m√°s importante de socializaci√≥n de contenidos en un pa√≠s que cada a√Īo incrementa su acceso a Internet. Pero, ¬Ņc√≥mo se redirecciona a los p√ļblicos hacia esos contenidos?, ¬Ņes el espacio online suficiente para llamar la atenci√≥n sobre un evento de relevante importancia para la cultura cubana? Si bien es un logro que un canal especializado como Clave haya engrosado su parrilla con los contenidos del certamen 14 horas de transmisiones diarias, creo que habr√≠a que redireccionar esa parrilla hacia otros canales y horarios estelares necesitados de buenos contenidos musicales (los espacios de las noches de s√°bados y domingos por Cubavisi√≥n, por ejemplo, donde en otros momentos se han programado). Lamentablemente, en Cuba todav√≠a todos no tienen acceso a Canal Clave.

Conciertos para un Premio y Documentales para un Premio, preparados específicamente para resaltar la labor y resultados de Cubadisco, son materiales de excelente calidad que debieran socializarse con más regularidad y en diversos medios y soportes. También el espacio Tienes la Palabra, que ha organizado en las tardes el Ministerio de Cultura y la red de Streaming Cuba, y donde han comparecido con sus criterios varios musicólogos y especialistas, ameritaría un lugar más relevante en los medios tradicionales de comunicación.

Pero sin dudas, la parte que sigue generando m√°s opiniones cada a√Īo en el dise√Īo de Cubadisco, es la manera en que se organizan las nominaciones y las categor√≠as a premiar. Debo reconocer lo dif√≠cil que resulta organizar coherentemente dos a√Īos de producciones fonogr√°ficas (la edici√≥n de 2020 no se realiz√≥ por los efectos de la pandemia) y la amplitud de categor√≠as surgidas este a√Īo por esa particularidad. Sin embargo, a√ļn quedan lagunas conceptuales que movilizan la opini√≥n especializada, de los p√ļblicos y de los propios m√ļsicos participantes.

Sigue la dicotom√≠a dentro de la M√ļsica Urbana, donde no calificamos certeramente a ciertos g√©neros mal vistos por la pol√≠tica cultural: acabemos de llamar al reggaet√≥n por su nombre si lo vamos a nominar y a premiar. El rap, la cultura hip-hop, la escena electr√≥nica y otros g√©neros tambi√©n concebidos desde la urbanidad engrosan esa categor√≠a, ¬Ņpor qu√© el eufemismo con un g√©nero que ha evolucionado y cuya popularidad y din√°micas de producci√≥n y promoci√≥n crecen por d√≠as?, ¬Ņacaso sus valores musicales, ponderados por un jurado que nomina, no son suficientes para legitimarlo?

El criterio cuantitativo no debe ser el √ļnico medidor a la hora de organizar y dise√Īar las categor√≠as en Cubadisco. Los criterios de selecci√≥n y organicidad deben buscar el equilibrio representativo de lo que se produce musicalmente en un per√≠odo, pero tambi√©n de c√≥mo se produce y cu√°les son las tendencias m√°s actuales de esa producci√≥n dentro de la industria. A mi juicio, ya es hora de que una categor√≠a como el single, cuya pr√°ctica de producci√≥n est√° legitimada a nivel mundial, se nomine. Incluso, m√ļsicos cubanos de reconocida trayectoria como Leoni Torres o X Alfonso, como tambi√©n la mayor√≠a de los defensores de la escena urbana, dise√Īan sus lanzamientos y producciones de esta manera (el propio Leoni Torres, despu√©s de Salseando, no produjo un CD completo hasta este 2021, ¬Ņpor eso no tiene derecho a estar y competir en Cubadisco?) Algunas de las reflexiones sobre el tema ya fueron expuestas en el espacio Tienes la Palabra, donde las music√≥logas Yentsy P√©rez Rangel y Leannelis C√°rdenas expusieron el asunto. Cubadisco tiene tambi√©n la misi√≥n de orientar, de marcar pautas para la producci√≥n fonogr√°fica en Cuba. La inserci√≥n de esta categor√≠a obligar√≠a a las disqueras cubanas a cambiar para bien econ√≥mico y promocional sus producciones, algo que ya hacen algunas pero que solo se generaliza a la hora de hacer campa√Īas pol√≠ticas o de bien p√ļblico.

En el mismo sentido, si hemos pasado casi dos a√Īos elaborando contenidos caseros o los llamados lives, ¬†potenciados incluso desde la institucionalidad para dar salida a la obra de los m√ļsicos en los llamados conciertos Estamos Contigo, por qu√© no se tuvo en cuenta esta categor√≠a que ya han introducido otros cert√°menes como el Lucas, por ejemplo. Hay tambi√©n calidad en varios de estos materiales, capaces de competir y servir a la vez de est√≠mulo a quienes no han parado su creaci√≥n incluso en los momentos m√°s dif√≠ciles de la pandemia. De eso tambi√©n trata la labor de un artista, de buscar soluciones, de ser lo suficientemente creativo a la hora de hacer llegar su obra al p√ļblico.

Es dif√≠cil ‚ÄĒrepito‚ÄĒ lograr uniformidad dentro de la gran variedad de producciones recibidas. Defiendo incluso la inclusi√≥n de categor√≠as que este a√Īo muestran ciertas zonas pobladas de la producci√≥n, como el caso de Antolog√≠a/Versiones o Nuevos Cantautores (aunque esta √ļltima todav√≠a es muy discordante con su hermana mayor, la tradicional √ďpera Prima), pero incluso, la existencia de estas u otras categor√≠as no debi√≥ imposibilitar la participaci√≥n de obras que muy bien funcionaban en otras, am√©n de que creciera el volumen categorial. Por ejemplo, ¬Ņque imposibilita que un excelente disco como A romper el coco, ubicado en la categor√≠a Tradici√≥n Sonera del √°rea de m√ļsica Patrimonial, concurse igualmente en Antolog√≠a/Versiones?, ¬Ņacaso no es tambi√©n un disco de versiones? Lo mismo pudo suceder con A Journey through Cuban Music, de Aim√©e Nuviola, disco de versiones pero tambi√©n de m√ļsica bailable (categor√≠a en la que gan√≥ un Grammy Latino); o con ¬°Ay! Mam√° In√©s. Lleg√≥ la Vald√©s, cuya excelente int√©rprete pudo tambi√©n participar en Cancion√≠stica; o con un disco experimental de electr√≥nica y m√ļsica house como Deja la bober√≠a de Dj Reitt & Shanara, conformado por versiones a temas antol√≥gicos de la m√ļsica popular cubana, que pudo a su vez estar tambi√©n en Antolog√≠a/Versiones.

Sirvan estos ejemplos como bot√≥n de muestra del problema, pero existen otros muchos dentro de los nominados de este a√Īo. ¬ŅPor qu√© las cuotas? Si hay diez buenos discos en cada categor√≠a, debieran estar nominados como corresponde, como s√≠ ocurri√≥ en las categor√≠as Audiovisuales, en algunas de las cuales hay seis, siete y hasta ocho concursantes. M√°s importante resultar√≠a analizar precisamente las √°reas de silencios que todav√≠a existen y que no llenan ni convocan categor√≠as en importantes g√©neros de la m√ļsica cubana desatendidos o no promocionados por las disqueras, algo que ha se√Īalado por estos d√≠as el cr√≠tico Oni Acosta.

La diferenciaci√≥n etaria est√° bien para llamar la atenci√≥n sobre cierta superproducci√≥n cualitativa en determinados g√©neros, pero ha sido una pr√°ctica de los √ļltimos Cubadisco el separar competitivamente a los j√≥venes de los consagrados, sobre todo en la m√ļsica popular bailable o el jazz, y esto no me parece estrat√©gicamente correcto. Este a√Īo, dada la cada vez m√°s creciente participaci√≥n de los j√≥venes, surge Nuevos Cantautores y ninguno de los nominados en esa categor√≠a participa en otras donde debieron estar: Nueva Trova, Canci√≥n Contempor√°nea o Cancion√≠stica, por solo mencionar algunas de las probables. Cubadisco premia la mejor producci√≥n de un a√Īo, ning√ļn consagrado va a dejar de serlo por ‚Äúperder‚ÄĚ en buena lid con un joven; sin embargo, para un joven m√ļsico es muy importante saber que compiti√≥ con los mejores exponentes de su g√©nero.

Por √ļltimo, quiero hacer referencia a un debate bizantino que ha avivado por estos d√≠as el maestro Joaqu√≠n Betancourt, Premio Nacional de M√ļsica, en sus perfiles en redes sociales, y que tiene que ver con el reconocimiento de los arreglistas, repertoristas y productores musicales.

En la √ļltima edici√≥n fue reconocida con el Premio al Productor √Člsida Gonz√°lez, productora ejecutiva del disco que a la postre se alz√≥ con el Gran Premio, Saxofones live sessions; anteriormente, en 2018, debemos suponer que Jorge Arag√≥n, productor del disco Libre de pecado. Beatriz M√°rquez canta a Adolfo Guzm√°n ganador del Gran Premio y de varias categor√≠as, quien recibi√≥ a la par el reconocimiento con la int√©rprete en la gala de premiados, fuera el Productor de ese a√Īo. Debo suponer que este a√Īo igualmente se d√© el premio que quiz√° resulte del Gran Premio Cubadisco 2021. Pero, ¬Ņpor qu√© no se nomina igualmente esta importante especialidad en una categor√≠a? Digo m√°s, ¬Ņpor qu√© no se estimula debidamente la notoria labor de estos especialistas, igualmente m√ļsicos, sin los cuales la producci√≥n fonogr√°fica no existir√≠a?, ¬Ņpor qu√©, aunque no resulten premiados en Cubadisco, no se reconoce su labor en otras tantas producciones que desarrollan en el a√Īo y que son nominadas o premiadas en otros cert√°menes? (sirva de ejemplo puntual este a√Īo, el caso de Roniel Alfonso, premiado en el Grammy Latino 2019 con el disco A Journey thruogh Cuban Music de Aim√©e Nuviola; o el de los cubanos nominados al Grammy Latino 2020).

Estas y otras reflexiones siguen moviendo el an√°lisis de Cubadisco 2021 y es bueno que as√≠ sea, la pol√©mica demuestra que la m√ļsica cubana sigue estando viva y que constituye la piedra angular de las manifestaciones art√≠sticas de la cultura cubana.


¬°Buen provecho!

Es miércoles y sé que es día de engordar, de llenarme de libras sin cargo de conciencia, de ponerles más peso a mis neuronas y cultura general. Disfrutándolo. Sirviéndome sin miramientos, con cierta gula espiritual, ignorando que ya avanzó la noche y que tan tarde no se recomienda coger un plato en la mano. Pero llegó la hora de El potaje (Cubavisión) y no logro resistirme a una provocación así.

No hay nada m√°s rico que un potaje, ya sea de frijoles negros o colorados, jud√≠as, ch√≠charos, garbanzos o lentejas, si est√° bien hecho, claro est√°. Depende de la pericia del cocinero, de sus ma√Īas para dar el toque final, de los ingredientes, para que sea m√°s que legumbres cocidas en abundante agua y un poco de sal. Que a los cubanos nos gusta espeso, con alguna ¬ęsorpresa¬Ľ que le asegure sustancia y que los granos no sean, como dec√≠a mi abuela, ¬ęcascaruses¬Ľ.

De escoger bien a los invitados estelares (desde los maestros hasta los más noveles e igualmente voces sobresalientes en el panorama musical cubano) se ha encargado un equipo de audaces jóvenes que decidió presentar este nuevo proyecto para nuestro verano televisivo, encabezado por Maytte Jacobo (dirección general), Liliam Pérez (producción general), Dianelis Hernández (conducción y guion), Yentsy Rangel (musicóloga) y Michel Herrera (asesor musical).

Se trata de un programa (son diez en total) que clasifica dentro de la Redacci√≥n de Musicales (como era de esperar al proponer un recorrido por aquellos g√©neros o estilos que han obligado a que el mundo ponga sus ojos y o√≠dos en este archipi√©lago), aunque es, m√°s bien, de corte did√°ctico. Y sin embargo, El potaje apareci√≥ para demostrar que la ense√Īanza no tiene por qu√© estar divorciada del entretenimiento y el goce, sobre todo a medida que han pasado las emisiones y madurado como concepto.

El de este mismo mi√©rcoles, por ejemplo, me dej√≥ con ganas de m√°s. Fue el dedicado a la cancion√≠stica cubana, a ayudarnos a entender c√≥mo en todos estos a√Īos, despu√©s de echar profundas ra√≠ces, ella ha ido llen√°ndonos el pecho de emociones, gracias a int√©rpretes de la altura de Bola de Nieves, Esther Borjas, C√©sar Portillo, Jos√© Antonio M√©ndez, las inolvidables muchachitas de Aida Diestro (Elena, Omara, Moraima y Hayd√©e), Lourdes Torres…, muchas veces acompa√Īados, a guitarra o a piano, por ilustres como Adolfo Guzm√°n…; un recorrido que tuvo como pun-
to culminante a nuestra enorme Marta Valdés, autora de Palabras, pieza antológica que nombró a tan especial programa.

En estos 27 minutos que se fueron volando, se agradecieron las sabias consideraciones y consejos de la Musical√≠sima, Beatriz M√°rquez, y verla cantando Qu√© ser√° ma√Īana o Es soledad, cuando qued√≥ grabada por Ian Padr√≥n en el DVD Espont√°neamente, que a su vez nos regala un momento m√°gico, √ļnico, tan emotivo que hace un nudo en la garganta, como aquel de Este amor que se muere, junto a Juan Formell y Jorge Arag√≥n en el piano.

La musicalísima estuvo de invitada/ Tomada de Juventud Rebelde

Pero en Palabras hubo otros instantes sublimes similares: Ibrahim Ferrer y Omara Portuondo con Robertico Fonseca en Quiz√°s, quiz√°s, quiz√°s; Pablo Milan√©s y Chucho Vald√©s en La felicidad; la misma Marta y Haydee Milan√©s en el Sin ir m√°s lejos que se registr√≥ en el DVD Palabras con la complicidad de fuera de series nombrados: Ern√°n L√≥pez-Nussa, Enrique Pl√°, Jorge Reyes, Roberto Garc√≠a, Yaroldi Abreu y Nam San Fong… Ejemplos extraordinarios de nuestra cancion√≠stica que se mostraron para apoyar los acertados criterios de Annie Garc√©s en su rol de int√©rprete, y de Rodrigo Garc√≠a Ameneiro, devenido ya un magn√≠fico acompa√Īante, quien sabe que el secreto del √©xito en ese rol estriba en no intentar lucirse en lo individual, sino en el trabajo de conjunto, en la complicidad, imprescindibles para comunicar, para llegar al alma.

Uno de los aspectos que m√°s llama la atenci√≥n de El potaje es, definitivamente, la rigurosa labor investigativa, de b√ļsqueda de archivos hist√≥ricos que se desarrolla con el objetivo de que el televidente constate la manera que surgi√≥ un subg√©nero del jazz como el afrocubano, digamos, desde que apareciera una pieza como Tanga, de Mario Bauz√°, y se armara el binomio de Dizzy Gillespie y Chano Pozo hasta nuestros d√≠as, pasando por figuras del calibre de Armando Romeu, Frank Emilio Flynn, Carlos Emilio Morales, Emiliano Salvador, Joaqu√≠n Be-
tancourt y Opus 13, Bobby Carcass√©s, fundador en 1980 del festival Jazz Plaza…, sin olvidar, por supuesto, al ¬ętodos estrellas¬Ľ que aglutin√≥ el maestro Chucho en Irakere, capaces de entregarnos un Bacalao con pan que motiv√≥ otras de las ediciones ya transmitidas y que convoc√≥ al set a un tr√≠o de lujo: el impresionante flautista Orlando Valle ¬ęMaraca¬Ľ y otros dos exponentes de primera l√≠nea en la actualidad: el mencionado Michel Herrera (saxof√≥n) y Adri√°n Est√©vez (piano).

Ten√≠a que ser el B√°rbaro del Ritmo el protagonista de la primera entrega de esta temporada, denominada Bonito y sabroso, que convoc√≥ para abrir a otros dos ¬ęmonstruos¬Ľ, el premio nacional de M√ļsica (al igual que la M√°rquez), Joaqu√≠n Betancourt, y al todoterreno Alain P√©rez, para que disertaran sobre la Jazz Band y c√≥mo el Benny le sacaba lasca a este tipo de ensemble que hizo tan suyo.

Tampoco pod√≠a faltar alguien que contin√ļa siendo escuela: Juan Formell, a quien se le rindi√≥ merecido homenaje en Permiso que lleg√≥ Van Van, donde les toc√≥ lucirse desde la ¬ęteor√≠a¬Ľ a C√©sar ¬ęPupi¬Ľ Pedroso con sus inconfundibles tumbaos, a Samuel Formell, digno heredero de su padre y de Changuito; y a Yadiel Bola√Īos, quien con su bajo asegura la sandunga necesaria en La Tabla.

Verdad que desde el punto de vista de la estructura (en el sentido de encontrar la armaz√≥n que m√°s se presta al medio televisivo), del ritmo, de la eficiencia del montaje (que ya s√≠ es muy notable en el caso de Palabras), Bonito y sabroso y Permiso que lleg√≥ Van Van pudieron haber sido mucho m√°s impactantes. Mas lo que s√≠ resulta innegable son sus valores como justos testimonios, la manera en que muestra lo que somos y a d√≥nde hemos llegado, gracias a que quienes han venido detr√°s siempre han mirado hacia esos grandes referentes nuestros, a aquellos que nos han tra√≠do hasta aqu√≠. Es ese el principal consejo que una y otra vez reiteran los invitados de El potaje: estudiar a los fundadores, a los creadores, a los que plantaron bandera; ver qu√© hicieron, por qu√© han sobrevivido sus nombres, por qu√© a√ļn permanecen vivos sus legados.

Con su pegajosa m√ļsica de presentaci√≥n firmada por Cimafunk y fotograf√≠a de Alejandro Callejas, bastar√≠a con esa ense√Īanza para aplaudir un proyecto como el que nos ocupa, el cual, sin embargo, ha querido ir por m√°s: en el dise√Īo gr√°fico de Adri√°n Beraza√≠n; en la gracia y la soltura con que los protagonistas de las emisiones toman sus instrumentos y demuestran in situ lo que acaban de definir; en algunas de las secciones que lo distinguen como El reto y Los ganadores…

En el primer caso, El reto, los virtuosos convidados al programa ponen la base al tema que lo nombra: Bacalao con pan, por ejemplo, o Palabras, para que desde sus casas los televidentes se embullen y canten, improvisen o hagan sobre esta lo que m√°s les motive, siempre buscando entrar entre los que elegir√° El potaje, cuando env√≠en a trav√©s de las redes sociales sus contribuciones musicales con las cuales se completar√° el tema que ser√° presentado en Los ganadores, en la edici√≥n siguiente. Original manera de conseguir la interacci√≥n con los espectadores y de mover El potaje, para que no se ¬ępegue¬Ľ.

Lo fundamental es el resultado: realmente asombroso. ¡Mira que hay talento en Cuba, caballeros! Claro, tremenda pincha tienen que realizar Michel Herrera como asesor musical, y un diestrísimo y probado editor como Henry Ramírez, para primero montar las pistas y mezclar los sonidos antes de poner las imágenes, pero por esa maravilla que se obtiene, lo afirmo, vale la pena.

En fin, que levante la mano el cocinero al que un potaje no le haya quedado alguna vez aguado y/o desabrido, pero la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z hizo muy bien en apoyar esta idea, que secund√≥ RTV Comercial. Ah√≠, en el set, se ven a gusto intercambiando, complement√°ndose, sus Maestros de Juventudes, sus miembros que se apoyaron en ella para dar el gran salto y aquellos que ahora mismo sue√Īan con tambi√©n prestigiar con sus obras la cultura cubana. Que me digan goloso, pero ese manjar no me lo pierdo yo.

*Tomado de Juventud Rebelde


D√ļo Iris: El significado de ser martiano

Yo te convido a creerme cuando digo futuro y, cuando digo futuro, me refiero a Dayam√≠ P√©rez S√°nchez y Javier L√≥pez El√≠as, m√°s conocidos como el D√ļo Iris.

No lo digo solo por sus composiciones hermosas, sino porque son un ejemplo de que tener talento es, como dijera el maestro, ‚Äútener buen coraz√≥n‚ÄĚ. El concurso Adolfo Guzm√°n les permiti√≥ entrar en los hogares de Cuba para llenar de esperanza a quienes continuamos en la lucha por un mundo mejor. Lo hicieron con una canci√≥n nacida de los latidos infinitos de quien elige el honroso compromiso de portar la estrella que ilumina y mata: ‚ÄúHaciendo Fe‚ÄĚ.

Desde entonces no han parado de crear ni de llegar a nuestros hogares a través de diferentes vías. Actualmente se encuentran grabando su primer disco y, aun así, encuentran el tiempo indispensable para, desde su balcón, aligerar la pesada carga que el aislamiento social impone a sus vecinos. También tuvieron la bondad de responder, vía WhatsApp, algunas preguntas que quiero compartirles como digno homenaje al más universal de los cubanos en el aniversario 125 de su siembra en Dos Ríos.

foto de perfil de facebook del d√ļo iris

¬ŅQu√© lazos les unen a Jos√© Mart√≠?

Sin dudas la obra martiana es admirable. A medida que nos adentrábamos a su pensamiento tan revolucionario para la época en que vivió nos maravillábamos mucho más. Un hombre inmortalizado en el tiempo, con un gusto exquisito para escribir, infinidad de temas abordados sobre todo lo que encierra la naturaleza humana donde prima el amor sobre todas las cosas. Nos une ese amor a Cuba como al de una madre, esa solidaridad incondicional con el que necesite, todos los buenos valores que hoy usamos en estos tiempos de crisis.

¬ŅQu√© significado tiene para ustedes ser martianos?

Ser martiano significa seguir y poner en práctica las ideas de nuestro Apóstol en cada momento de la vida, más en estos tiempos en los que debemos ser mejores seres humanos. Brindarle nuestra mano amiga a todo aquel que necesite de nosotros, es nuestra tarea fundamental. La misión internacionalista de nuestros médicos en los lugares más afectados por esta pandemia es el mejor ejemplo.

tomada del perfil de facebook del d√ļo iris

¬ŅSer martiano constituye un desaf√≠o para la juventud cubana de hoy?

Puede que para muchos sea un desafío acercarse a la obra martiana dadas las tendencias que priman en estos tiempos, que muchas veces distan del buen arte y la buena literatura. El peor enemigo de una sociedad es la ignorancia y depende del interés individual. En nuestro caso ha sido una fortuna haber conocido parte de su obra, porque es tan inmensa que nunca dejas de sorprenderte.

Desde su perspectiva ¬ŅCu√°l ser√≠a la mejor manera de rendir tributo al m√°s universal de los cubanos en el aniversario 125 de su ca√≠da en combate?

Nuestra mejor manera de rendirle tributo a Mart√≠ es continuar sembrando en las dem√°s personas esa curiosidad por estudiar su obra. Nuestra fortaleza es el arte, espec√≠ficamente, la m√ļsica, y en ella nunca faltar√° esa fe en el mejoramiento humano que, como √©l, so√Īamos.