No bastan las flores…

¬ŅCu√°nto puede contar una mujer que ha sido maltratada? ¬ŅCu√°n dif√≠cil puede resultarle, y a la vez, cu√°n necesario? ¬ŅDe qu√© manera se aprende a vivir con los recuerdos terribles de una vejaci√≥n, un grito, una indiferencia? ¬ŅCu√°ntas no se atreven siquiera a decirlo? ¬ŅCu√°ntos hombres realmente pueden sentirse avergonzados de lo que otros, contra ellas, hicieron?

Hablar de violencia, y de manera particular de violencia de g√©nero no debiera circunscribirse a la fecha del 25 de noviembre. Por ello, tambi√©n pienso que una obra como¬†A m√≠ no me regales flores, no debiera solo presentarse al p√ļblico en dos funciones cercanas a la fecha de este D√≠a Naranja. Necesitamos tenerla en otros espacios, en otras fechas, para otros p√ļblicos.

No solo es esencial conectarse con el discurso antimachista que promueve la puesta en escena, cuyo texto fue escrito por Jorge Guerra y la dirección, a cargo de Miguel A. Latorre. Sí, curiosamente para muchos, son hombres los que defienden la obra desde su esencia, y hacen de sus protagonistas femeninas el vehículo perfecto para dialogar, reflexionar, contagiar.

Lo novedoso en materia teatral es que A mí no me regales flores es un monólogo a dos voces, en tanto son dos actrices las que encarnan el personaje, y alternan las dos facetas de la misma persona en la denuncia de un fenómeno global.

A-mi-no-me-gustan-las-flores1La espa√Īola Roc√≠o Montero y la cubana Inima Fuentes son las dos actrices que asumen el desaf√≠o, estrenado ante el p√ļblico el pasado 4 de octubre en la sala Trajano de M√©rida y llevado luego a Extremadura.

Inima Fuentes, quien es graduada del Instituto Superior del Arte y que funge como Especialista de Teatro en el Centro Hispanoamericano de Cultura, cuenta que la obra llega a Cuba como parte de las acciones de Atakama Creatividad Cultural, una entidad de Extremadura que participa activamente en el proyecto de la Fundación Ciudadanía y la Oficina del Historiador de la Habana.

Con experiencia teatral anterior vinculada al trabajo con Eduardo Eimil, Inima refiere que el trabajo previo al montaje fue complejo, pues mientras el equipo y¬®la otra actriz se encontraban en Espa√Īa, solo el correo electr√≥nico pudo ser la v√≠a ideal para realizarlo.

‚ÄúLuego, con vistas al estreno en M√©rida, solo tuvimos dos d√≠as para montar la obra. La energ√≠a fue buena, funcion√≥ bien. El p√ļblico all√≠ fue contemplativo, m√°s bien, habituado al teatro pero las experiencias en Extremadura fueron diversas y enriquecedoras, pues las personas fueron m√°s participativas, incluso cuando una funci√≥n aconteci√≥ un lunes a las 9 de la noche. Fue maravillosa la reacci√≥n compartida.

“Muchas chicas encuentran sus historias en esta obra, porque es muy abarcadora, y en diferentes latitudes se encuentra la cercanía. Los hombres que asisten también se sensibilizan, aunque la mayoría que acude es porque ya se siente identificado con el fenómeno de la violencia de género.

‚ÄúLa obra transcurre en un grupo de apoyo para mujeres maltratadas. Ella, despu√©s de sufrir algunos episodios, llega al grupo y cuenta su vida. A partir de ah√≠ se entrecruzan otros temas relacionados con la violencia en los medios de comunicaci√≥n, en la familia, en la sociedad en general‚ĶDialoga con las dem√°s y con el p√ļblico acerca de c√≥mo la mujer padece episodios diferentes de violencia a diaria. Roc√≠o es una personalidad de esta mujer, y yo soy la otra‚ÄĚ.

¬ŅQu√© hay detr√°s de las flores?

Se juega con el pensamiento generalizado de que detrás de un hombre que regala flores hay una traición, o un hecho de violencia por el que se clama perdón de esa manera. Flores, bombones o cualquier otro tipo de regalo se asocian, muchas veces, a ese tipo de actitudes. Generalizar no es bueno, pero la idea funciona.

‚ÄúAnsiamos mover m√°s la obra. Roc√≠o lo har√° en los circuitos teatrales de Extremadura y yo por aqu√≠. A veces haremos funciones juntas, en otras ocasiones no. Pensamos que ser√≠a un problema hacer el mon√≥logo a dos voces y resulta que ahora no sabemos c√≥mo hacerlo sin que estemos los dos. De cualquier manera, lo importante es multiplicar el mensaje‚ÄĚ.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ