Transformar los espacios culturales de acuerdo a estos tiempos

Quienes integraron la Comisión Literatura, crítica e investigación —del 3er. Congreso de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) estuvieron debatiendo sobre la mejor manera de transformar los espacios culturales y de aprovechar al máximo las plataformas digitales, tabletas electrónicas y teléfonos celulares para la promoción literaria y socialización de las obras.

Para el escritor santiaguero Yunier Riquenes resulta esencial emplear más lo digital, «en un contexto en el cual millones de personas se siguen sumando a esas plataformas en Cuba y el mundo. Las editoriales e instituciones deben interesarse más por los títulos digitales, lo que exige maneras de hacer distintas, con más creatividad, hipermedialidad y elementos gráficos, para lo cual sería favorable incrementar las alianzas con profesionales de sectores diversos», consideró.

En el Centro Dulce María Loynaz, Riquenes alertó que, si bien las nuevas potencialidades brindan muchas opciones positivas, también conforman un panorama complejo que exige preparación y ser precavidos. nos tranquilizó asegurándonos que los niños y jóvenes sí están leyendo literatura, pero en sus celulares y tabletas. «Lamentablemente, casi siempre obras extranjeras de poca calidad estética, porque son las únicas a su disposición».

Para Orietta Domínguez, de Las Tunas, es fundamental colocar lo más sobresaliente de la literatura cubana en videosbooks, ebooks y otras opciones, atractivas para las nuevas generaciones.

Una idea recurrente fue transformar los espacios culturales de acuerdo a estos tiempos, pues en cuanto a diseño y concepción parecen estar detenidos en épocas pasadas. Según los delegados, estos deben parecerse más a la actualidad, con propuestas disímiles (literaria, audiovisuales, artes plásticas, música). El único límite es la imaginación, dijeron.

Dentro de la comisión se valoraron positivamente el sistema de becas y premios de la AHS, así como el excelente trabajo realizado por sus cinco editoriales, especialmente La Luz, en Holguín, «ganadora de disímiles galardones y con una labor creciente, a pesar de no tener acceso a Internet en su sede».

Se mencionaron otras buenas prácticas, como el proyecto Poetas a domicilio, en la Isla de la Juventud, o Claustrofobias Promociones Literarias, en Santiago. también se insistió en la necesidad de multiplicar los espacios de crítica responsable, que incida favorablemente en la creación y en la sociedad.

 

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico