poesía cubana


Ciego de Ávila en primavera de poesía

Noches cargadas de poesía, acordes de buena trova y el intercambio de experiencias entre jóvenes miembros de la Asociación Hermanos Saíz durante los Juegos Florales, fue el saldo positivo que nos dejó este evento habitual en las carteleras culturales de Ciego de Ávila, el cual devino motivo para que la literatura fuera una experiencia estética compartida.

A las alegrías se sumaron las celebraciones por los 25 años de este certamen que, contra todo pronóstico, ha sabido mantenerse y ensancharse hasta ser imprescindible en nuestro panorama cultural.   

De año en año se conforma el cronograma de actividades y llegan hasta aquí invitados ilustres para discursar a plenitud sobre la poesía, el autor y su obra. En esta oportunidad no hubo excepciones.

Nelson Simón, Teresa Melo, Luis Yuseff, Onel Pérez y Yanaris Valdivia llegaron no solo para compartir sus experiencias con el auditorio y comentar sus proyectos personales, sino para poner el lente sobre las múltiples disquisiciones teóricas y retos que rodean hoy a la literatura hecha por jóvenes en el país.

La mesa de opinión “La joven poesía cubana y su relación con las editoriales” generó criterios encontrados relacionados con la responsabilidad del escritor, la figura del editor, y el papel y funcionalidad de las editoriales en el país en un momento en que la racionalidad económica y el aprovechamiento de los espacios debe ser ley.

 

 

Tomada de Internet/ : Lioneski Buquet y Luis Norge resultaron los premiados en el concurso literarioTomada de Internet/ Lioneski Buquet y Luis Norge resultaron los premiados en el concurso literario

Tampoco faltaron las presentaciones de libros, las lecturas de poesía como plato fuerte, el recibimiento de nuevos miembros a las filas de la AHS, y la buena trova de Roly Berrío y Nelson Valdés, quienes matizaron el inicio y la clausura del evento, respectivamente.

El catálogo de Ediciones La Luz, editorial de la Asociación enclavada en la ciudad de Holguín y que ha conquistado un espacio relevante en la industria del libro por el logro de materiales estéticamente exquisitos y por priorizar la publicación de noveles escritores, fue exhibido por Luis Yuseff mientras comentaba sus experiencias con la gestión de este sello.

Si bien las limitaciones tecnológicas de nuestro Sistema de Ediciones Territoriales impiden el logro de textos de alta factura, quedó claro que Ciego de Ávila puede hacer mucho más para promover al autor y su obra, sobre todo, cuando la red de redes acorta distancia y ofrece múltiples plataformas y herramientas. Fenómenos como los ciberbooks, la lectura digital, y el marketing on-line ya no son ajenos.

La última noche floral culminó con la entrega del Premio Poesía de Primavera al avileño Lioneski Buquet por Testamento de sombras, y una mención a Luis Norge Labrada por CruCero, de la provincia de Holguín.

Cuaderno de poesía CruCero. De Norge Luis KaRluisObtiene mención en: Los Juegos Florales.Poesía de primavera. AHS.Ciego de Ávila.

Publicada por Norge Luis KaRluis en Jueves, 30 de mayo de 2019

Las deliberaciones corrieron a cargo de Nelson Simón, Teresa Melo y Heriberto Machado, quienes coincidieron en destacar el buen acabado de ambos textos y lo atractivo de los temas desarrollados desde estilos prometedores.

Sin embargo, aun preocupa que certámenes como los Juegos Florales sigan interesando solo a los miembros de la Asociación Hermanos Saíz y a un puñado de escritores inquietos y habituales en cada actividad de la cartelera cultural de la provincia. La pluralidad de voces que debieran generar encuentros como estos hoy no se hace sentir.

¿Falta de convocatoria o persiste el desinterés del público? En cualquier caso ninguna de las dos opciones es buena y uno regresa a casa con las ganas de haber visto los puestos colmados por los jóvenes, a veces adolescentes, que se escurren en los talleres literarios de la provincia; o de los asesores literarios y especialistas que en las diferentes instituciones tienen sobre sus hombros la tarea de impulsar la literatura.

En esta oportunidad vale aplaudir que se visitaron centros educacionales y se logró en algunas de las actividades traer espectadores dirigidos hasta la Casa del Joven Creador.

La sección de Literatura, quizás una de las más activas en el terruño, ha expandido su diapasón en los últimos años y ha incorporado nuevos miembros a sus filas con la común apuesta de hacer de las letras un jolgorio, exponente de nuestras mejores prácticas. Certámenes como este deben y merecen su espacio.


La poesía como ruptura de los paradigmas

La cantidad rosada es el título de su cuaderno unigénito. Libro portador de textos que dialogan con lo experimental, desde zonas donde se enuncian —con tino— fragmentación, reiteración y (auto)referencia. El cuerpo deviene estrado, incentivo en pos de la búsqueda y la afirmación. Lo sexual carece de lindes y vanos estereotipos que anclan/oprimen/mutilan la identidad —entiéndase autopercepción del Yo erógeno y también existencial— aunque lo cardinal acá no es la mera exteriorización, sino el impulso de representar/definir ante sí mismo y la sociedad. [+]


Palabras compartidas por Eduard Encina

Hace varios años Eduard Encina leyó los versos de “Remanganaguas” en la sede de la UNEAC holguinera. Esa mañana leyó también otros textos inéditos, pero “Remanganaguas”, nombre de un lugar mítico en parte del imaginario popular de la región oriental, asociado a la muerte y los entierros de José Martí, es uno de esos “poemas–disparos” que se quedan impregnados en la cabeza por un buen tiempo dando volteretas indóciles y agresivas: Está turbio el Contramaestre/ Mayo viene arrastrando estatuas que sacaron el pie de la piedra/ en otra margen los niños ven pasar pedazos de héroes/ lanzan flores…

[+]


Atento a Daniel Zayas Aguilera

Tomado de Cuba literaria

Cumple Daniel Zayas Aguilera (Isla de la Juventud, 1987) aspectos propios del ritmo de presentación de la promoción poética de la que forma parte: ganar premios literarios, publicar el resultado de esos lauros, avanzar en un tono conversacional que tiene rasgos narrativos, sin dejar a un lado el lirismo esencial, y buscar temas casi siempre sensoriales (vista, oído…) para expresar el entorno y las circunstancias, la praxis vital. También muestra en sus poemas diferentes el agotamiento de los senderos barrocos, altamente tropológicos, inevitablemente oscuros y hasta herméticos de la poesía cubana de las décadas finales del siglo XX, porque Zayas es un poeta de expresión directa, precisa, atinado en el ahorro de recursos y por ello bien dado a la síntesis. Busca temas sociales y los repasa desde la intimidad. Por ello su poesía sigue una línea «externizadora» que han adoptado algunos creadores cercanos a él por su fecha de nacimiento.

[+]


Un arco hecho de palabras

Eduardo Herrera Baullosa es de esos poetas-amigos que se llevan el corazón de una, atado a las maletas de las despedidas, al dedo índice de la mano izquierda, como en cierta leyenda japonesa que habla del buen amor. Ese hilo —rojo— ha corrido entre nosotros a pesar de la separación. Admiro su escritura por honesta. No se carga de tules para contar. No recurre al facilismo poético ni busca el esplendor de los concursos o las publicaciones: solo florece a la sombra, en silencio, casi candorosamente. A pesar de todo, algunos reconocimientos —la flecha de los reconocimientos— apuntaron a la diana correcta y obtuvo, hace apenas unos meses, el Premio Internacional de Poesía El mundo lleva alas 2016, organizado por la Editorial Voces de Hoy, en los Estados Unidos; certamen en el que otros creadores cubanos también se ubicaron en el podio de los triunfadores. En fechas próximas, la Editorial Voces de Hoy dará a luz al primogénito poético de este autor: Despedida en la Habana como si fuera Ítaca, cuaderno que sin dudas hará las delicias de sus futuros lectores. 

[+]


La necesidad de salvar lo inmediato

La colección Pinos Nuevos se engalana nuevamente con la publicación del cuaderno Bon Apéttit (Ed. Letras Cubanas, 2014), propuesta de la joven poetisa Dalila León Meneses (Sancti Espíritus, 1980). Este poemario asume el reto de constituir un examen sobre la urdimbre cotidiana en que se inserta el hombre, acerca de esas conmociones y estados anímicos que vienen a ser consecuencia de su constante bregar, del empeño de descubrir(se) y salvaguardar lo esencial. [+]