Facebook


Tecnología… ¿progreso o retroceso?

A menudo camino por las calles de mi ciudad y la siento invisible, como si fuera fantasma. Todos los rostros se vuelven al teléfono ignorando lo que pasa alrededor. Todos los rostros cabizbajos —y no precisamente por desaliento— pendientes al último like de la foto subida. Selfies donde la protagonista, casi siempre es la muchacha de excesiva autoestima, y dónde interesa más su imagen aunque pose en una de las siete maravillas, entablándose casi una competencia de quién practica más el “culto al yo”.

[+]