EGREM


Rolo Rivera no cree en un solo estilo musical

Rolando (Rolo) Rivera es de esos músicos que transpiran arte. Su talento le viene, quizás, de su voz, colmada de matices y tonos que parece casi oculta entre su andar desordenado y cierta timidez que lo acompaña, sobre todo al conceder entrevistas. Se hace acompañar, en cada presentación, por una banda de jóvenes músicos a los que llama la Fabrik Alternativa, como expresión de esos temas, mezcla de trova, jazz, blues, rap… y otras tantas sonoridades que rompen con el trovador tradicional. Este joven de 30 años no se resigna a una sola nomenclatura.

Por estos días su carrera artística llega a lugares bien altos y está a punto de comenzar a grabar un álbum con la discográfica EGREM. De igual manera, mantiene peñas habituales en diferentes espacios de la ciudad de Cienfuegos, esa misma que le vio nacer y convertirse en artista.

Cortesía del entrevistado

Rolo, tu estudiaste comercio, no música, ¿cómo llegaste entonces a la trova, a la guitarra?

Como dices, estudié comercio, pero desde niño sentí la necesidad de escribir lo que sentía, de poner en palabras mis sensaciones, mis emociones. Por eso a los 16 años formé parte de un taller literario y un poco más adelante tomé clases de piano cerca de mi casa. Después mi padre me compró una guitarra y gracias al trovador Pedro Novo conocí al maestro Marcos Sánchez, quien me enseñó lo fundamental de este instrumento, hasta que me decidí a continuar solo.

Tu primer evento fue la edición de Al sur de mi mochila en 2010, un festival que desarrolla la Asociación Hermanos Saíz en Cienfuegos. ¿Qué recuerdos tienes de aquella experiencia?

En ese Festival debuté por primera vez. A partir de ese momento varios artistas comenzaron a llamarme para colaborar y fue muy enriquecedor contar con el apoyo de otros cantautores como Nelson Valdés, pues viendo su proyecto me dije que yo también quería eso: contar con una banda pequeña que me apoyara en mis canciones. Ahora que lo logré, que hace un par de años tengo a los muchachos de la Fabrik, me siento muy satisfecho.

Cortesía del entrevistado

¿Crees que desde ese entonces has evolucionado como creador?

La evolución es casi que una obligación. He ido adquiriendo experiencias y ha crecido mi rango de emociones, de cosas por contar a través de la música. Pero ha sido un camino muy difícil. Al principio pasé un poco de trabajo, pero me esforcé primero para grabar un demo e ingresar a la AHS, pues ese era un muy buen punto de partida.

Casa de Verano fue el nombre de ese material que contenía seis temas y que salió a la luz pública en junio de 2012. Después, la banda se mantuvo y consolidó. Hoy hacemos música alternativa pero sin mezclarla mucho. También incluimos en nuestro repertorio punk, blues, música cubana y, por supuesto, rock and roll.

Tenemos ya espacios habituales dentro de la programación cultural de Cienfuegos. Sobresalen, por la gran acogida de un público muy fiel, las presentaciones cada segundo y tercer viernes en los Jardines de la Uneac; los jueves en el Café del Teatro Tomás Terry; y también los primeros y terceros domingos de cada mes en el Muelle Real.

El 2018 fue un año muy intenso para ti, pero también lo ha sido el 2019. Cuéntanos un poco sobre tus planes.

En 2018 logré varios de mis sueños. Grabé un video clip con Telmary y dirigido por Joseph Ross. Este material significó mucho para nosotros porque además de que están presentes los músicos de mi banda, también se aprecian lugares preciosos de Cienfuegos.

Otro momento significativo fue participar en el Festival de Música Alternativa que cada año se desarrolla aquí en la Perla del Sur. En la edición que ahora mismo se prepara también tendremos varios conciertos.

El 2019 parece que será un mejor año, pues ya firmamos con la casa discográfica EGREM para grabar el primer disco de la Fabrik Alternativa. Actualmente nos encontramos inmersos en el arduo proceso de grabar los temas en los estudios Eusebio Delfín, de Cienfuegos.

Tenemos la suerte de contar con el reconocido músico Luis Barbería como productor de este fonograma y qué decir, las expectativas son enormes, porque será precisamente el álbum inicial y, por supuesto, quiero que a este le sigan muchos más.


Que no se pierda el fervor que ha dejado Escape

No fue un premio su meta, ni tan siquiera la nominación. Los que conocemos a Albertico Lescay sabemos que, ante todo, es sincero consigo mismo y defiende su espíritu a través de la música que compone y a la que le suma una auténtica carga visual. Pero el Premio Cubadisco 2018 en la categoría de Ópera Prima lo toma como un reconocimiento al esfuerzo, al intenso trabajo que su agrupación Formas llevó a cabo y en el que Esteban Puebla, su mentor y productor musical desempeñó también un rol importante.

[+]


Carmen es Cuba

Se propone presentar un retrato lo más parecido posible a la mujer cubana, y es lo más importante para ella. Ha sido un gran reto, reconoce, conectarse con públicos de diferentes culturas y con barreras idiomáticas en el medio, pero se ha logrado porque la historia, cuando es universal, llega a todos.

[+]


Soñar la música

Si cantar dependiese exclusivamente del carisma a Ivette Cepeda se le igualarían pocos. Sin embargo llegó a los escenarios con todo y ha ido más lejos, pues con su voz grave y su amplio registro ha sabido tender puentes entre diferentes épocas y ritmos, marcar su singularidad con interpretaciones muy personales y abrirse paso a golpe de talento, cuando pocos apostaban por una cantante autodidacta que surgió de la nada. [+]


Un disco “A color” para la música cubana (+Video)

Leonardo Gil Milián es un joven pianista, compositor y productor musical que no acepta estrechar su creatividad a categorías, más bien se siente comprometido con defender la buena música cubana en su amplia diversidad de géneros. Asimila el latín jazz como plataforma y punto de partida para componer cuadros de variados matices. Su ópera prima titulada A color, de seguro irrumpirá con elegancia y buenaventura en el actual contexto de la música popular.

[+]


Una nueva era para Michel Herrera

Michel Herrera sabe, como pocos, cómo estar a tono con la época en la que se vive. Su carrera como artista es versátil, destacándose no solo como instrumentista del saxofón, sino también como compositor, bandleader, pedagogo (impartiendo talleres de jazz en Cuba y el extranjero), productor musical (CD Caminos Abiertos de Eduardo Sandoval, Premio Cubadisco categoría Mejor Álbum de Jazz; CD Caminando Mundos de Delvis Ponce, entre otros) y jurado de importantes eventos cubanos.

[+]