Que no sea una moda pasajera

En el a√Īo 2013 y bajo las lluvias de mayo nacieron en la sede nacional de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) los encuentros de Dialogar Dialogar, un homenaje perenne al eterno Maestro de Juventudes, Alfredo Guevara; quien jam√°s ces√≥ de insistir en la necesidad de crear una cultura de intercambio dial√≥gico.

Cuatro a√Īos despu√©s ‚ÄĒy tambi√©n en d√≠as de aguaceros primaverales‚ÄĒ, este espacio de reflexi√≥n y debate llega a la provincia de Camag√ľey. El intelectual cubano Iroel S√°nchez (conocido ya en toda la Isla gracias a su blog La pupila asombrada, devenido en programa televisivo), junto al funcionario de la Uni√≥n de J√≥venes Comunistas Ren√© Chirino Palmero hicieron las veces de embajadores y movieron, en la ma√Īana de este martes, el escenario de Dialogar Dialogar hasta el¬† Sal√≥n del Rector de la Universidad Ignacio AgramonteLoynaz de esta central provincia.

Allí los esperaban estudiantes y profesores, quienes escucharon del investigador y periodista reflexiones acerca del uso de los símbolos, la guerra cultural, la identidad nacional y el consumo en tanto herramienta de pensamiento.

Quiz√° por ese efecto de asombro-admiraci√≥n, de respeto distante ¬ęa los que saben¬Ľ que provoca esta clase de invitados en un auditorio joven, quiz√°s por la urgencia estudiantil de prestar absoluta atenci√≥n, de no interrumpir para lograr aprehenderlo todo de la conferencia, o quiz√° solo por la carencia de una cultura del di√°logo participativo entre los j√≥venes (esa misma carencia que espacios como este buscan eliminar); no fueron much@s los que se atrevieron a romper la barrera del espectador para tomar la palabra.

El uso de banderas y otros s√≠mbolos similares en la ropa result√≥ uno de los temas que m√°s se discuti√≥. ¬ŅPor qu√© llevar la insignia nacional en una prenda de vestir encuentra resistencia en nuestro pa√≠s?, ¬Ņpor qu√© un gran n√ļmero de personas, sobre todo despu√©s del anuncio del restablecimiento de la relaciones Cuba-Estados Unidos, exhiben la bandera norteamericana?, fueron estas algunas de las interrogantes despejadas en esa ma√Īana.

Extender Dialogar Dialogar a las universidades de todo el pa√≠s, colocar¬† a los j√≥venes frente a temas que suscitan pol√©mica, en un espacio concebido para escuchar y hacerse escuchar; evidencia el viejo refr√°n popular de que a capar solo se aprende capando. Faltan s√≠, m√°s lugares de participaci√≥n con los cuales fomentar la tan aclamada y a√Īorada cultura del debate, pero quedarnos en el reclamo de la ausencia poco consigue, se precisa crear esos espacios y en esa direcci√≥n esta iniciativa arroja una luz fundamental. Resta entonces que esa luz no vaya y venga como las modas, que no meng√ľe ahora que ya culmin√≥ el Dialogar en Camag√ľey. Resta avivar la llama, tarea que puede ser asumida desde la propia filial agramontina de la AHS, a la que por antonomasia le correspond√≠a estar representada esta ma√Īana de martes en el Sal√≥n del Rector.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ