Liuba desnuda la anatomía de una isla

Liuba canta, asume su discurso intenso y lleno de alma. Revela secretos y recuerdos que “sacuden” su garganta. Desnuda La Habana o algún lugar inquieto. Te susurra al oído, te dibuja un tango, la anatomía de una isla; te dice que la voz es un río que nos corre dentro y tiene, por supuesto, la esencia de los sentimientos.

Liuba te regala ausencias, despedidas, versos que sangran y aparecen como escudo, como un sueño eterno. Uno lo siente y vibra.

Fotos: Adrián Aguilera

 

Eduardo Sosa la ha traído para destrabar la trova, que más que trova, su invitación se ha convertido en una mezcla de poesía, reencuentros e historias de la cantautora. Hoy, ella quiere revelarlos, cantarlos.

Fotos: Adrián Aguilera

 

En el Club Siboney –primera invitada a este espacio de intercambio y descargas de la mayor fiesta de juventudes artísticas–, el público la escucha atento. Hay poetas, músicos, escritores, periodistas, otros que llegan para sentir estos ricos acordes de guitarra que saben a duendes y madrugadas. ¡Y no, no falta la sonrisa!

Cuenta la artista que Holguín es de esos lugares que crea raíces espirituales, que acá tiene muchos amigos. Esta ciudad también le regaló un gran amor. Habla entonces de sus inicios, y de lo bueno que es compartir la música que siempre ha querido hacer desde que comenzó este camino.

Ediciones La Luz le regala unas palabras, en voz de Danilo Guerrero. Es la presentación de su cancionero Luna del 64, publicado bajo este sello holguinero. Le llaman “hechicera de canciones”.

Ella dice lo que quiere, aunque pregunta si se puede. Es de La Habana –de casualidad–, y comparte que de familia le llega la décima, por sus padres, su abuela materna.

Liuba ha renunciado a mucho por dejar el corazón en lo que hace, una música de lunas, mares, montañas y vivencias. Mientras se prepara para cantar en el Callejón de los Milagros, hasta allí llegan los enamorados y soñadores, y con ella en el escenario, todas las luces quedan encendidas.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico