La creaci贸n teatral joven en Cuba

芦Pedro Franco parece haber encontrado en un pedacito de su Matanzas natal su realizaci贸n personal. El hombre de El Portazo, proyecto nacido bajo el amparo de la AHS, sorprende tanto a cr铆ticos como a espectadores, demostrando que las nuevas generaciones tienen tambi茅n mucho que aportar禄. Abrimos Par茅ntesis con las palabras definieron a este joven actor y director teatral matancero (reconocido por los resultados de su grupo El Portazo, el cual fund贸 en el 2013) en la p谩gina cultural del diario Juventud Rebelde el 26 de abril del a帽o 2013.

Pedro, 驴cu谩nta raz贸n crees que tiene la periodista Ana Laura Palomino en estas palabras, con las que asegura que encontraste en El Portazo tu realizaci贸n personal?

Yo creo que todo proyecto es un resguardo, y sobre todo en una ciudad como Matanzas, tan disciplinada y correcta (para usar una serie de eufemismos). Es bueno encontrar un lugar donde uno pueda despeinarse y sentirse c贸modo, donde pueda fluir, precisamente por ser el sitio que te ha tocado y donde se ha decidido permanecer, al menos por un tiempo. En ese sentido, hay mucho de realizaci贸n personal, hasta este momento en que estamos sentados aqu铆 estoy conforme.

Antes de adentrarnos en la labor del grupo El Portazo, me gustar铆a que habl谩ramos de tu carrera art铆stica. 驴Cu谩ndo encuentras tu vocaci贸n como actor? Tengo entendido que al principio tu familia no quer铆a鈥

Debo remontarme al a帽o 1998, cuando comienzo en el taller de Miriam Mu帽oz, que despu茅s fue mi directora. Ah铆 recibo la noci贸n de eso que Stanislavski llama 鈥渃omuni贸n鈥, que no es m谩s que el sentido de colectividad que tiene el teatro. Pienso que ah铆 se registran las primeras experiencias en este largo camino.

A mi familia le tom贸 largo tiempo asimilar que la actuaci贸n pod铆a ser un oficio; mi abuela es muy martiana y siempre me dec铆a: 芦s茅 煤til, recuerda que tienes que ser una persona 煤til para la sociedad禄. Todo eso influy贸 mi pensamiento, porque me considero muy martiano, y eso tambi茅n forma parte del oficio teatral. Tuve que pasar por un proceso formativo en el sentido art铆stico, y por un proceso de educaci贸n para mi familia, para que entendieran que esa era tambi茅n una manera de ganarse la vida, de ser honrado, y de ser 煤til a la sociedad. As铆 comenz贸 este largo, tortuoso, azaroso y por suerte, estable camino hasta este momento. 聽聽聽

Llegamos al a帽o 1999 y a la Escuela Nacional de Arte (ENA). H谩blame de esa experiencia, del contacto con tus profesores y de cu谩nto ha repercutido la ENA en tu desarrollo posterior.

En la ENA se comienza con 14 a帽os, es decir, ah铆 se forma tu personalidad, sobre todo tu personalidad art铆stica. Es un choque fuerte donde uno tiene que estar muy atento, a la hora de procesar toda esa informaci贸n, guardarla, porque se es muy joven, se est谩 en pleno proceso de la adolescencia. Siempre dirijo buscando en una especie de archivo: 驴cu谩l experiencia me puede servir concretamente para llevar algo a escena? En ese per铆odo, del 1999 al 2003, hay muchas de esas experiencias, de las atm贸sferas, de las im谩genes que se reutilizan y se refuncionalizan con sentido expresivo; vienen de ah铆, de esos pasillos, de esas personas que conocimos, de esos maestros, de esos conceptos.

En otras entrevistas has hablado de importantes directores de teatro. En la ENA fuiste alumno de Ernesto Ruenes, has mencionado a Carlos D铆az, a Rub茅n Dar铆o, h谩blame de esas personas que fueron una influencia y que hoy quiz谩s son pilares de referencia.

La primera obra de teatro que yo vi fue en 1999: El alma buena de S茅 Chuan, dirigida por Carlos Celdr谩n. Fue en el noveno piso del Teatro Nacional y la recuerdo como una funci贸n maravillosa. Celdr谩n, no es un secreto para nadie, est谩 muy cercano a mi trabajo, lo considero un maestro, dirig铆 mis primeros espect谩culos a partir de toda su teor铆a, de todos sus escritos. Ha seguido mi carrera y me acerca a 茅l una relaci贸n personal y un sentido profundo de admiraci贸n.

Es ah铆, en esa etapa formativa, cuando comienzo a interactuar con ellos, con Carlos D铆az desde la distancia, con Ernesto Ruenes, que todo su sentido 茅tico y de organizaci贸n del trabajo me acompa帽a especialmente en estos d铆as. Ahora que me toca asumir el rol de director y de organizar procesos. A Rub茅n Dar铆o lo tengo muy cerca, trabaja a unos metros de donde tengo mi sede permanente. Son maestros que me han influido y ahora tengo la posibilidad de dialogar con ellos. Gracias al trabajo, tengo la oportunidad de citarlos, de rendirle homenaje, de que vean las puestas del grupo. Es un proceso interesante porque ahora que me acerco a los 30, se cierra un ciclo y se abre otro.

Me llena de orgullo y de placer trabajar con las generaciones que estudiaron conmigo. Trabajar con Ania Hern谩ndez, con Liliam Olivares, con Yunior Garc铆a. Llevar a escena textos de Yunior me parece incre铆ble, porque 茅l dorm铆a encima de mi litera en la ENA durante nuestra etapa de estudiantes. Y resulta que ahora hacemos trabajo de mesa sobre c贸mo vamos a explotar y circular determinada obra. Siento que vali贸 la pena, hay mucho por delante, nada est谩 concluido, pero sirvieron de algo las etapas anteriores porque hoy me abren otros caminos.

Despu茅s que te grad煤as de la ENA en la especialidad de Teatro, perfil Actuaci贸n, trabajas como actor en varias compa帽铆as, entre ellas, Peque帽o Teatro de La Habana de Jos茅 Mili谩n; despu茅s vas a Villa Clara a trabajar en El Mejunje con Ram贸n Silverio. H谩blame de ese recorrido antes de regresar a Matanzas. 聽

Con Silverio, un ser maravilloso, gran gestor y promotor, aprend铆 la diversi贸n del teatro, ese desparpajo que es muy cubano, ese sentido de la identidad a partir del cual el teatro se conecta con las ra铆ces de la naci贸n y vuelve a su origen popular. Ah铆 estuve hasta el Festival de Teatro de Peque帽o Formato del a帽o 2007, cuando Miriam Mu帽oz, la directora de Icar贸n Teatro de Matanzas, me dijo que hab铆a trabajo en la ciudad. Entonces regres茅.

驴Bajo qu茅 presupuestos creaste El Portazo?

Fue a partir de la necesidad individual de buscar independencia est茅tica, una voz propia, caminar con mis propios zapatos. As铆 surge El Portazo, como un ejercicio de programaci贸n dentro de la Casa del Joven Creador de la AHS de Matanzas, para diversificar, porque la gente pensaba que era un espacio solo de m煤sicos y poetas, pero no lo ten铆an pensado como un espacio de representaci贸n teatral. Dicidimos asumir el riesgo y presentar Por gusto, texto de Abel Gonz谩lez Melo, que fue la primera obra. Con un lenguaje claro, di谩fano, directo, dirigido a un p煤blico joven: esas fueron las primeras intenciones.

En aquel momento todav铆a no nos atrev铆amos a llamarle al grupo El Portazo; era un nombre que manej谩bamos entre nosotros pero para los dem谩s era un proyecto de la AHS que estaba montando un texto. En los inicios, solo eran cuatro actores que no ten铆an ninguna formaci贸n acad茅mica, los busqu茅 a partir de su biograf铆a, de ah铆 viene Celdr谩n y todo su trabajo con la biograf铆a del actor. Busqu茅 alguien que hab铆a estudiado en una escuela de polic铆as, una maestra de primaria, uno era profesor de una universidad y otro era pintor. Hicimos la audici贸n, las personas que m谩s o menos se acercaban al casting fueron aprobadas y empezamos a montar el espect谩culo. Luego se sumaron actores de la ciudad, entr贸 Sarah铆 de Armas, William Quintana. Tambi茅n llamamos a amigos que estudiaron con nosotros como Jany Hern谩ndez y Jean Olivares. En la actualidad entran j贸venes de otras provincias, por ejemplo, ahora estamos trabajando con Carlos Enrique Carret, un actor de Tr茅bol Teatro en Holgu铆n; con Elisa que es de aqu铆 de La Habana, y con Yerandy Basart, que est谩 pasando un tiempo con nosotros.

El sentido de interacci贸n, ser una c茅lula agitada nos ha permitido evolucionar y no quedarnos c贸modos; porque el hecho de que pasen muchas personas por el grupo dejando su poquito y luego salgan para seguir su camino, siempre ser谩 provechoso para todos.

Seguramente tus actores agradecen que seas actor. 驴C贸mo diriges y qu茅 esperas de tu grupo?聽聽

Ellos dicen que eso es una espada de doble filo, porque como mismo entiendo, s茅. Hago el teatro que me gustar铆a ver y dirijo a mis actores como me gustar铆a que me dirigieran. La relaci贸n con los actores no es nunca del todo democr谩tica, es m谩s bien un proceso de organizaci贸n del trabajo, que tiene un l铆der art铆stico que lo piensa, y es capaz de elaborar procedimientos para que el hecho teatral pueda acontecer. Es necesario hablar un lenguaje com煤n. El actor es el mundo de lo concreto, el t茅cnico de lo m谩s concreto a煤n. Para los dise帽adores y personas que intervienen en el proceso de realizaci贸n del espect谩culo todo es m谩s subjetivo, porque ellos tienen que imaginar algo que todav铆a no se ha materializado. Cuando uno logra organizar todos esos lenguajes y dirigirlos, entonces acontece el proceso creativo, florece y el 煤ltimo resultado es la puesta en escena, que termina en consumo. Todo proceso cultural debe terminar en consumo, por eso es tan importante el espectador.

Durante estos cuatro a帽os de trabajo arduo, has montado cuatro espect谩culos. Voy a mencionarte los nombres de estas puestas en escena, para que me definas en pocas palabras la experiencia que signific贸 cada una de ellas: Por gusto, un texto de Abel Gonz谩lez Melo, espect谩culo que result贸 premio Aire Fr铆o a la Mejor Puesta en escena del a帽o 2012.

Esa primera obra fue la voluntad, la intuici贸n, el temor al fracaso y el riesgo.聽聽 聽聽聽聽 聽聽聽聽聽聽

Ant铆gona, texto de Yerandy Fleites.

Fue la conciencia de lo teatral, del oficio. Signific贸 adem谩s la adquisici贸n de William Quintana y Sarah铆 de Armas, y fue una experiencia en la circulaci贸n de espect谩culos.

Semen, texto de Yunior Garc铆a.聽聽

Esa obra fue el cierre de un ciclo. Los tres espect谩culos que me has mencionado forman parte de una trilog铆a que nosotros llamamos 鈥淓n zona鈥, porque estas obras trabajaban los mismos ejes tem谩ticos: la noche, la violencia, la apat铆a; que de alguna manera perfilaban las necesidades de una generaci贸n. Semen fue la conclusi贸n y la madurez de lo que podr铆a ser una po茅tica.

Ahora mismo tienen en cartelera CCPC (Cuban Coffee by Portazo麓s Cooperative)

Este espect谩culo es el desparpajo, el choteo, la relajaci贸n del grupo y al mismo tiempo la responsabilidad con los temas que estamos tratando: la identidad, la enajenaci贸n, el dolor com煤n de Patria. El cabaret pol铆tico es un g茅nero en el que se debe ser muy cuidadoso porque no es muy explotado. Te dec铆a que Matanzas es una ciudad que no se despeina, es muy disciplinada, muy correcta, muy formal. Hacer un cabaret en el centro de la ciudad es muy complejo por la recepci贸n del p煤blico, la relaci贸n con las instituciones, las autoridades, la gente que entiende y la que no entiende, las personas que deliran ante un proyecto as铆 y las que la detestan. Un esp铆ritu pol茅mico que siempre ha acompa帽ado al teatro, tambi茅n sigue desde sus or铆genes a este espect谩culo.

La presencia de El Portazo en los m谩s importantes escenarios teatrales del pa铆s te ha dado la oportunidad de mirar de cerca muchas propuestas. 驴Crees que el teatro cubano actual goza de buena salud?

No s茅 si podr铆a responder esa pregunta con total objetividad, porque me encuentro dentro del fen贸meno, y una vez que formas parte es m谩s dif铆cil distanciarse. Creo que falta uni贸n, faltan estrategias de desarrollo, espacios de legitimaci贸n. Yo tengo una gran inquietud: 驴qu茅 legitima al teatro cubano? 驴La cr铆tica? No s茅. 驴Los premios? Tampoco. 驴Las instituciones? No estoy muy seguro.

驴El p煤blico?

No tanto. Hace falta un teatro m谩s vivo, un teatro que piense m谩s en el espectador, un teatro m谩s 煤til, que no est茅 tan desfasado del contexto. El teatro ser谩 defendido seg煤n su utilidad.

驴Cu谩n tomados en cuenta son los j贸venes en el teatro cubano?

Nunca es suficiente. No se trata solo del grito juvenil: 鈥渓o quiero todo y lo quiero ahora鈥. Las instituciones tienen que planificarlo m谩s y pensarlo m谩s, porque no siempre en sus din谩micas cotidianas desarrollan estrategias para que, donde surgen proyectos interesantes, puedan protegerlos. A veces, la AHS asume el rol de sustituto de la instituci贸n que en realidad debe proteger, promocionar y circular ese producto. Todav铆a hay mucha desatenci贸n, y es necesario hacer algo al respecto. Por supuesto, hace falta constancia, talento, voluntad, riesgo, para que alguien pueda apostar por un proyecto, como decimos en buen cubano: 鈥渆l muerto delante y la griter铆a atr谩s鈥. Pero de cualquier manera, faltan m谩s espacios a煤n.

Adem谩s de tu desempe帽o como director teatral de El Portazo, has asumido otros roles, ya sea como profesor de T茅cnica Corporal, Direcci贸n y Actuaci贸n en el Escuela de Instructores del Arte; como fundador del bolet铆n cultural El Cuervo de la AHS en Matanzas; organizador del Proyecto Tubo de Ensayo en tu provincia natal y como vicepresidente de la AHS. 驴C贸mo logra Pedro utilizar el tiempo y adem谩s no desatender El Portazo?

Rest谩ndole mucho tiempo a mi vida personal. El arte teatral es algo que atraviesa la vida de una persona: como el teatro se nutre de las propias experiencias, tiene un material muy subjetivo que es todo el proceso emocional, y a la vez muy objetivo que es la realidad; as铆 que tambi茅n pasa por mi casa, por mi familia, por mis relaciones personales, por los trabajos. Mi labor en la AHS, por ejemplo, me ha ayudado a organizar, a gestar, a producir

H谩blame de los planes y proyectos futuros de El Portazo.

Ahora mismo terminamos la temporada con nuestro m谩s reciente espect谩culo, as铆 que tendremos un mes de descanso. Luego empezaremos a circularlo, pues tenemos algunos compromisos en el extranjero. Queremos armar la trilog铆a 鈥淓n zona鈥, que est谩 de alguna manera desarticulada porque ya no tenemos Ant铆gona en repertorio. Tenemos previsto para el 2016 un a帽o de circulaci贸n internacional de los espect谩culos en varios festivales coordinados. Tambi茅n queremos probar la experiencia de este cabaret pol铆tico en ciudades como Santa Clara, Holgu铆n y Camag眉ey; a partir del contacto y la coordinaci贸n con algunos grupos teatrales.聽聽

Conductora: Giselle Fundora

Este sitio se reserva el derecho de la publicaci贸n de los comentarios. No se har谩n visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que est茅n fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos necesarios est谩n marcados *

  • QUE PRIVILEGIO… estudiar en la ENA… yo tambien amo el teatro gracias a Miriam Mu帽oz…
    pero … por que la mayoria de los actores matanceros tienen que ser empiricos…. por que tan pocas plazas para Matanzas… y si hay talento.

  • Suscripci贸n

    Para recibir nuestro bolet铆n ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico