Yahily Hernández Porto


Ensayo gráfico y contemporáneo para el cómic y pop cubanos

Durante los últimos cuatro días en la ciudad de Camagüey el noveno arte ha tenido un publico ávido y fiel, el cual ha participado de múltiples maneras; como espectador, observador, artista y competidor… en los diferentes escenarios de la IX edición de la jornada de ArteCómic.

Con una propuesta singular; el ensayo de convención cubana de cómics y cultura pop contemporánea, desarrollado en el Recinto Ferial de esta ciudad, ha convocado a jóvenes talentos y experimentadas voces de esta tendencia, que cada día gana más seguidores.

El destacado arista Alfredo Fuentes, presidente del Comité Organizador del evento, dijo a Adelante digital que la comunicación con el público es esencial, por eso exponer la muy interesante y heterogénea muestra de este arte en el Recinto Ferial permite “convocar a la experiencia lúdica. ArteCómic es un evento de familia, la mejor expresión para vivir el verano”, dijo.

Comentó además, al Portal del Arte Joven Cubano, que el salón competitivo abierto, en la galería de República 289, aglutina a creadores y sus obras de las provincias de Pinar del Río, La Habana, Matanzas, Sancti Spíritus, Santiago de Cuba y la anfitriona.

Los fans y participantes pudieron disfrutar también de videojuegos, ventas de recuerdos y artesanías, exhibición de cosplayers, comercialización de juguetes artesanales, concursos, rifas y de un concierto que aglutinó a músicos y artistas de la Plástica.

Como una gran feria de las artes, el certamen tuvo también como plato fuerte la presentación y venta de libros de historietas y torneos de juegos de tablero, de estrategia y mecánicos.

En las secciones teóricas se destacó la obra del dibujante cubano Orestes Suárez y la historieta italiana, en el Centro de Convenciones Santa Cecilia. En El Circuito –proyecto local dedicado esencialmente a la proyección de filmes en segunda y tercera dimensión, conciertos de música, filmación y edición y torneos de videojuegos– se impartieron los talleres del cubano Ángel Velazco y del artista belga Étienne Schréder, quien trató el tema de la producción de historietas.

El acontecimiento cultural suma las muy esperadas muestras en las galerías Larios y La nueva musa, esta última en la Biblioteca Provincial Julio Antonio Mella.

El dibujante Irán Hernández –señaló la vicepresidente de la AHS Yanetsy León González– expuso por vez primera su exitoso Hablando con Gato, proyecto que posee un libro (en proceso) con la Editorial Oriente y una animación entre manos.

Sobre este curioso felino, su creador Irán, aseveró que, “fue una bendición, un regalo. Yo no estaba buscando un personaje. … el Gato, salió espontáneo”.

Otras de las sorpresas del evento fue la conferencia; Superhéroes, de cómo quitar y poner la máscara, del joven periodista habanero Darío Alemán Cañizares, quien afirmó el auge de la industria de las historietas de manera internacional, a la cual hay que prestarle atención.

Alemán Cañizares abordó los orígenes del género, los famosos superhéroes a través de la historia y de sus analogías con los mitos clásicos, los personajes de ficción (el semidios Hércules y el héroe Superman) o los sucesos históricos (la Segunda Guerra Mundial y la creación simbólica del Capitán América).



Periodismo cultural, el filo “cortante”

“El periodismo cultural en Cuba no está a la altura del movimiento artístico y literario del país; muchos de sus desafíos son los mismos del periodismo en sentido general”, reflexionó el reportero Yuris Nórido Ruiz Cabrera, Premio José Antonio Fernández de Castro, durante la apertura del II Coloquio Nacional de Periodismo Cultural, que se desarrolló por estos días en Camagüey.

Entre los retos de ejercer la crítica cultural en los medios de comunicación masiva, señaló la falta de vocación examinadora de los profesionales de la prensa, la inadecuada comprensión de la esencia misma del periodismo cultural y las debilidades en la formación de los más jóvenes, “porque la academia cubana no ha hecho todo lo necesario por la especialización”, insistió.

Nórido Ruiz Cabrera aseveró en su conferencia “Los mil y un desafíos del periodismo cultural en Cuba”, que las responsabilidades son diversas para lograrlo con éxito, pero que la falta de un sistema integrador del ejercicio del criterio profundo y objetivo en la creación de un producto comunicacional de enfoque polémico, desde los profesionales de la prensa y desde los intelectuales del país, “determina vacíos informativos y limitada valoración del hecho cultural”.

Tomadas de Facebook y de la autora
Tomadas de Facebook y de la autora

 

El también director informativo y comentarista principal del Noticiero Cultural de la Televisión Cubana dijo que la crítica es necesaria para establecer no solo un diálogo con el creador, sino esencialmente con el público. “Esta no solo es responsable de crear un gusto estético en ese heterogéneo público, al aportarle las herramientas que le permiten acercarse a las disciplinas del arte, sino también de consolidar jerarquías dentro de este diverso sector”.

Acerca de la preparación y de la especialización señaló: “Ante la carencia de posgrados, diplomados, maestrías… encargadas de formar la compleja labor de crítico del arte; en su diversidad, los profesionales tienen que buscar las herramientas y las vías para la auto-superación, en otros escenarios del sistema académico del país, como las universidades del arte”.

Subrayó que los periodistas ni son los máximos responsables ni los únicos que deciden cómo o cuándo hacer un artículo que cumpla con las exigencias de la crítica de arte. “Los decisores de los medios también son responsables de los procesos”.

El ejercicio analítico se desarrolla desde todos los géneros, incluso desde la noticia. “Es esencial conocer los recursos y las técnicas, no solo de la disciplina del arte de la cual se escribirá, sino las del periodismo propiamente, porque en este encargo por reflejar el amplio abanico de la creación en la nación, desde las nuevas maneras y tendencia de ejercer nuestra profesión, los medios cubanos carecen también en sus páginas de historias de vidas; reportajes en profundidad, entrevistas, buenas crónicas sin hojarasca… que valoren la creación de los artistas cubanos”.

Tomadas de Facebook y de la autora
Tomadas de Facebook y de la autora

 

En la sala del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo de esta ciudad, el especialista Ruiz Cabrera, quien es además profesor de Periodismo Cultural, Historia de la Danza y Escritura Creativa de las facultades de Danza y de Teatro de la Universidad de las Artes, se refirió a la escasa contraposición de ideas; fuentes, de quienes asumen la misión de reflejar la producción artística-literaria. “Este acomodamiento profesional no favorece el debate que necesita la sociedad cubana”, acentuó.

Nórido dejó interrogantes para la reflexión, el pensamiento y la meditación, ¿cómo escribiremos en lo adelante la historia de la cultura cubana por nuestros periódicos? ¿Es posible armar la historia de nuestra cultura de los últimos 20 años, sin cuestionarse dónde están la visión valorativa y las ideas diversas sobre la producción artística-literaria y sus jerarquías?

 

¡Cuidado con la “filosofía de la pedrada y la croniquita”!

Tomadas de Facebook y de la autora
Tomadas de Facebook y de la autora

 

“El Periodismo cultural no es cubrir un evento, sino es el amplio proceso creativo que lo sustenta; por eso la importancia que posee la especialización en quienes se aventuran en asumir este rol, vital para la identidad y cultura cubana”, dijo el poeta y crítico cubano Reinaldo Cedeño Pineda.

Categórico, el también Premio Nacional de Periodismo Cultural en 1998 y 2001, aseguró que “no es el hecho lo que debe interesar, sino la narrativa de su creación, para no convertirla en uno de los muchos que abundan en los diferentes escenarios del país”.

Con ese verbo agudo y polémico que caracteriza al ganador del Concurso Nacional de la Crónica Miguel Ángel de la Torre, reflexionó que “si para el Medio de Comunicación Masiva la urgencia noticiosa y el desconocimiento de la trascendencia y alcance de la especialización le impone como una inadecuada rutina productiva la de llenar un espacio en sus páginas y no la de gestar un proceso creativo, de un ejercicio profundo y polémico del criterio; entonces, ni estamos aprovechando los espacios ni estamos en correspondencia con lo que actualmente demanda y necesita la cultura nacional”.

Tomadas de Facebook y de la autora
Tomadas de Facebook y de la autora

 

Cedeño Pineda, autor de una valiosa obra de perfil artístico-cultural, apuntó en su conferencia “Hacia una mirada múltiple del periodismo cultural”, que la urgencia de asumir este ejercicio de pensamiento como un hecho estético, que también es arte, demanda de los reporteros, redacciones y decisores, una transformación de lo que se asume como el reporte especializado en los medios, en el amplio y diverso campo de las artes”.

“¿El periodismo del cultural en que se diferencian?”, preguntó el experto cubano, al tiempo que razonó en colectivo, en la Sala nuevo mundo de la urbe camagüeyana, “se diferencian esencialmente en el proceso de aprehensión de la realidad, de una muy subjetiva, a la que hay que tocar con el verbo, a la que hay que ver, no como el corazón, sino como su latir; y a la que además hay que trasmitir, no por antojo de una cronilla, sino según el género que demanda la cobertura, con el uso correcto de sus técnicas y recursos expresivos en función de ese tema”.

“Y es que el reportero, como el crítico de arte, están embebidos uno adentro del otro –expresó el autor de Ser periodista, ser quijote. Un periodista cubano habla–, porque ambos tienen por esencia otorgarle a la palabra olores y colores, porque el verbo construye imágenes independientemente del medio de comunicación en el que se desarrolle la crítica cultural, porque se establece un diálogo entre escrituridad y oralidad, donde el que valora tiene que tener autonomía de su pensamiento, ya que la obra de arte también dialoga desde criterios estéticos a los que hay que conocer e interpretar.”

Asimismo, refirió que al periodismo cultural “indudablemente hay que ponerle alas, porque es ante todo compromiso y pasión.”

Tomadas de Facebook y de la autora
Tomadas de Facebook y de la autora

 

Las afirmaciones del Ganador del Concurso de Crónicas Latinoamericanas calaron en los participantes de este certamen cultural, el cual promete –si se mantiene como agente percusor de pensamiento creativo, colectivo y examinador, para trasformar escenarios artísticos-culturales de la nación– desenterrar talentos y plumas periodísticas “dormidas” y acomodadas a la “filosofía de la pedrada de una nota o de una croniquita”.

Igualmente, el espacio fue propicio para que el maestro José Aurelio Paz Jiménez, Premio Nacional de Periodismo José Martí, incorporara sustancia al debate: “El periodismo cultural es de riesgo permanente, porque se adentra en un mundo subjetivo, en el que se puede acertar o no, desde la eticidad y respeto por el creador”.

“En el arte –aseveró el también merecedor del Premio Enrique Núñez Rodríguez– no hay una verdad absoluta, por eso hay que atreverse y buscar el problema, porque nuestro compromiso es con la cultura, con su devenir y con su futuro”.

 

Para pensar la cultura en cubano

Tomadas de Facebook y de la autora
Tomadas de Facebook y de la autora

 

Pensar la Cultura en Cubano, de los prestigiosos intelectuales Luis Álvarez Álvarez y Olga García Yero, es un texto, el cual “abre horizontes a las nuevas generaciones, a sacudir cierta modorra institucional y a comprometer a las universidades con la formulación de una política científica acorde con las exigencias de la contemporaneidad. Porque, una vez más, la cultura ofrece claves imprescindibles para la salvaguarda de la nación”, subrayaba sobre este texto Graziella Pogolotti, Premio Nacional de Literatura, en 2005, y Premio Nacional de Enseñanza Artística.

El volumen, presentado por sus autores en la ciudad de Camagüey, durante este evento, incluye a reconocidas plumas de investigadores cubanos, como Mildred de la Torre Molina, doctora en ciencias Históricas; Yuri Rodríguez González, estudioso de la obra de Alejo Carpentier; Armando Juan Raggi Rodríguez, especialista y capacitador en materias archivísticas en el Sistema Institucional de Archivos de la Asamblea Provincial del Poder Popular; y Marilé Ruiz Prado, Máster en Cultura Latinoamericana y quien ordena el epistolario de Alejo Carpentier.

Tomadas de Facebook y de la autora
Tomadas de Facebook y de la autora

 

Suma a los estudiosos del arte, Claudia Bibiana Benítez Gómez, especialista en la visión carpenteriana de Haití; Margarita del Carmen Pearce Pérez, especialista en musicología; Patricia Quintana Lantigua, crítica literaria; y Roberto Rodríguez Reyes, ensayista e investigador literario.

La obra, Pensar la Cultura en Cubano, tiene el mérito de reflejar la preocupación permanente de los intelectuales cubanos sobre la gestación de su cultura y de conformar, desde enfoques transdiciplinarios, su nacionalidad.

El libro es un acercamiento a esa relectura del pasado, el cual permite un análisis crítico contemporáneo de la complejidad de los tiempos, desde herramientas y conocimiento renovados.

Esta joya literaria no solo posee una mirada renovada sobre la necesidad –específicamente de los autores–, de socializar, rescatar y estimular el estudio del pensamiento cultural cubano en su devenir histórico, pero desde miradas y visiones múltiples, sino que también aborda, tal cual palabras exactas de la excelsa ensayista y escritora, Graziella Pogolotti, “por primera vez el tema de manera integradora”.     

Tomadas de Facebook y de la autora
Tomadas de Facebook y de la autora

 

Otra de las sorpresas del acontecimiento cultural agramontino fue la exposición ofrecida por Irma Horta Mesa, directora de Ediciones El Lugareño, de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (OHCC), en la presentación de Escenas Cotidianas, de Gaspar Betancourt Cisneros, (El Lugareño).

El texto, el cual sale a la luz por su reedición inteligente y oportuna, fue escrito por su autor en 1950, con el propósito fundamental –según palabras textuales del autor–, “con una intención muy patriótica y el deseo fervorosísimo de que se corrijan (en su ciudad natal) los innumerables errores de nuestras costumbres y opiniones”.

La OHCC reimprime este libro, 69 años después, como tributo a su autor y a los habitantes de esta ciudad, quienes han luchado durante décadas por enaltecer los valores que hoy la distinguen como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Escenas Cotidianas no solo es un homenaje a su autor, sino a lo que fue el periodismo de aquel entonces. El regalo literario destaca por las innumerables aclaraciones de la editorial, El Lugareño, sobre el lenguaje y recursos del idioma utilizados hoy en desuso y por recatar del silencio del tiempo plumas periodistas referenciales en el ejercicio de una profesión que merece salvaguardar los aportes de sus grandes exponentes, quienes describieron una época, que se nos revela hoy con plena vigencia.

Tomadas de Facebook y de la autora
Tomadas de Facebook y de la autora

 

Durante el Coloquio de periodismo cultural también se presentó el documental El oro y el rojo sobre el pecho, el cual rinde homenaje al destacado intelectual cubano Luis Álvarez Álvarez, por su obra, vida y aportes a la cultura nacional desde Camagüey.

Con más de 10 minutos de duración, está dirigido por Reynaldo Pérez Labrada, organizador de Almacén de la imagen desde el año 1998 y director de la Oficina de Creación Audiovisual Luz Joven en la AHS agramontina, y por Armando Pérez Padrón, Premio Nacional de Crítica e Investigación Cinematográfica 2005, y el fundador de la Cátedra de Pensamiento Audiovisual, Tomás Gutiérrez Alea.

Luis Eduardo Rafael Álvarez Álvarez, Premio Nacional de Literatura 2017, agradeció a los realizadores el esfuerzo por el audiovisual y dijo que “todo lo hecho es resultado de largas horas de meditación  y de investigación, y por el compromiso con la cultura cubana”, aseveró.

Junto a su compañera en la vida y profesión, Olga García Yero, recibió el aplauso de los participantes, quienes reflexionaron junto a él acerca del valor para la formación de la nacionalidad cubana de ejercer un periodismo cultural, “desde la transdisciplinariedad, para crear un conjunto de imágenes en las que descansa la identidad cubana”, insistió.

Tomadas de Facebook y de la autora
Tomadas de Facebook y de la autora

 

Aseguró el también poeta, crítico literario e investigador cubano, Álvarez, que hay que ir a las esencias creativas de todas las épocas o etapas del desarrollo cultural de la nación, “usquemos los vestigios”, acentuó.

En el evento agramontino destacó, además, la promoción de la revista ¡Oh Camagüey! –con siete ediciones–, por la directora y periodista del semanario Adelante, Daicar Saladrigas González, quien afirmó que la publicación es una manera diferente de narrar los acontecimientos más relevantes de la extensa llanura, y de acontecimientos culturales que la trascienden, para convertirse en parte de su patrimonio cultural.







Crean el primer catálogo de jóvenes pintores del país

Fuente: Sitio web de Juventud Rebelde

Camagüey.-  La creación  del primer catálogo anual , -primero de su tipo en la nación-, de los artistas más destacados de la sección de artes visuales en la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de esta ciudad,  incluye a 16 de los jóvenes con obras más relevantes  y comprometidas con esta organización. [+]



Sin contradicción entre la música electrónica y el son

El título de este artículo aunque parezca insólito y hasta atrevido, no lo es tanto, al ver a jóvenes artistas de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) de esta ciudad legendaria,  desbordar la sandunga del son cubano, pero desde la música electrónica, esa que ha sufrido una mirada muy discreta y hasta reticente sobre su magia para insertarse en lo mejor del pentagrama musical, durante largos años. [+]



La rumba que defienden los jóvenes

Florida. Camagüey.- Una novedosa manera de hermanar la Rumba, -declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad-, con los jóvenes artistas es la propuesta de los noveles creadores de la Célula de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Florida, quienes convocaron el pasado domingo 17 de febrero, a toda un día de repiques de tambores, batá… en esta localidad. [+]