Lorena Viñas Rodríguez


Una intérprete de primeras veces

La cantante Miriam Ramos Heres fue la más reciente invitada al espacio Encuentro con que se realiza cada tarde de jueves en el Salón de Mayo del capitalino Pabellón Cuba. A grandes rasgos, la también compositora y guitarrista conversó sobre sus primeros pasos en el mundo de la música y su más reciente fonograma.

Una hora bastó para que su público se reencontrara con ella y los que no la conocíamos tanto descubriéramos a una mujer sobre todo honesta. De Miriam se ha escrito poco o no tanto como ella merece; sin embargo, en lo que sí casi todos coinciden es que es una intérprete de primeras veces.

Tal vez, se atañe a su carácter compulsivo y a la perfección que quiere alcanzar, pero cada una de sus presentaciones son únicas. Sobre el tema, la propia cantante señaló que si las cosas no le salen lo mejor posible en cada momento será por falta de talento, pero nunca de ganas.

Facebook Asociación Hermanos Saíz

Criada en el seno de un hogar musical, Ramos conoció desde bien temprano la música clásica. De su formación diría que es una “convencida de la importancia de la familia” y el cuidado de la educación.

Sus regalos iban siempre encauzados a la música y recuerda con agrado una ocasión en que sus padres le obsequiaron un tocadiscos y cuando las melodías de Chopin invadían su casa.

Para la década del 60, con los estudios en los conservatorios Amadeo Roldán y Alejandro García Caturla, su preparación se torna más completa; y es en la Escuela de Superación Profesional Ignacio Cervantes donde se gradúa en la especialidad de canto, aunque la guitarra la aprendió de forma autodidacta.

Facebook Asociación Hermanos Saíz

Al recodar su primer concierto, Miriam comenta que “no tenía esa ambición artística, solo sentía cosas por la música”, pero compartir el escenario con el pianista Frank Emilio le hizo sentir más seguridad.

Aquello fue por 1964 en el Museo Nacional de Bellas Artes, y desde allí siempre se ha sentido muy bien acompañada, pues busca en los músicos esa interpretación que vaya a los detalles y a la minuciosidad de la obra.

Para Miriam lo importante nunca ha sido que la miren en la escena o rogar por los aplausos, no se siente una persona vanidosa; sino que sientan junto a ella la obra que defiende.

Se considera una artista que busca y sigue luchando en cada entrega, de ahí la armonía consigo misma. Tal vez, ese equilibrio sea la sensación de quietud cuando habla.

En su repertorio, como dice Marta Valdés, ha tratado de alejarse de “las lentejuelas y las cancioncitas”, pues siempre ha defendido lo que cree que es bueno, lo que la complace, lo que le sirve como herramienta para una reflexión.

Facebook Asociación Hermanos Saíz

Aun cuando el precio del buen gusto es alto, Miriam afirma que “hay mucha gente en el mundo que ha superado la verdad y han hecho cosas muy importantes”, a pesar de que su obra se haya conocido años después de su muerte.

Sobre su faceta como compositora, conversa sin creerlo. Y es que sus canciones nacen del desbordamiento y no solo de la inspiración, sino a partir de una angustia rara que acompaña el estado de ánimo. En una entrevista diría “un buen día cojo la guitarra y nace la canción, todo junto texto y música”, pues evidentemente ese es su género.

Al preguntarle sobre si existían más intérpretes o cantantes expresó que en la actualidad hay personas que entienden la música en línea general, aunque sea más que unas notas, “un concierto no es la demostración de tus capacidades, son tus capacidades en función de decir otras cosas”.





Entre Manos, un pretexto para la trova

El décimo aniversario del programa televisivo Entre Manos fue un pretexto para aunar a trovadores del país, quienes por dos días compartieron experiencias y los escenarios del capitalino Pabellón Cuba.

El primer festival homónimo a ese espacio del Canal Habana, realizado entre los días 14 y 15 de junio, fue pensado de conjunto con la Asociación Hermanos Saíz como un evento íntimo y coloquial, pero que a la vez incluyera público en esta celebración.

Al decir de su director, Juan Carlos Travieso, la cita se convirtió en un lugar para mostrar la diversidad de estilos de ese género musical y concebir un punto de partida para un proyecto futuro que, similar a este, convoque anualmente a los cantautores en la sede nacional de la AHS.

Asimismo, comentó que con la colaboración de esa organización, El Caimán Barbudo, y la Editora Abril convocaron a un premio bajo el nombre del poeta e investigador Bladimir Zamora, en pos de agasajar el talento y visibilizar a las nuevas figuras.

 

Foto AHS/ Primer Festival Entre Manos. En Pabellón Cuba.

Aun cuando queda mucho camino por recorrer para difundir lo mejor de la trova cubana, cantautores como Yunier Pérez (Gape) reconocen en Entre Manos una iniciativa que defiende a ultranzas este tipo de canción desde los medios de comunicación, y a la vez relaciona a las audiencias con sus artistas.

Entre Manos tiene una concepción de nación donde sus creadores confluyen de una manera más coloquial e informal.

Para el vicepresidente de la Asociación, Rey Montalvo, la deuda que deja este primer encuentro es la falta de alianzas entre los organismos que trabajan alrededor del programa como el ICRT, Canal Habana, la AHS, e incluso, la UNEAC; y una mayor gestión de convocatoria.

“Facilitar un festival en los aniversarios del programa es propiciar un encuentro entre los presentadores del programa y los trovadores que han pasado por el espacio y crear una especie de peña, de descarga o conversatorio donde también participe el público y grabarlos; y después presentarlos como un programa”, apuntó.

Pues como dijera el cantautor Eduardo Sosa, la trova es fundamental en los cimientos de la cultura cubana si de música se habla.



Proyecto Tocadisco, para llevar a la pequeña pantalla el arte joven

Un nuevo proyecto se gesta desde la dirección nacional de la Asociación Hermanos Saíz (AHS). La iniciativa intenta traducir el espíritu de la organización a la pequeña pantalla. Y es que Tocadisco espera concebir a través de una obra musical la interacción entre los asociados de diferentes manifestaciones.

De acuerdo con Rey Montalvo, vicepresidente nacional de la AHS, se espera que perdure este programa, y que aúne a varias generaciones para una relación creativa.

Comentó que el proyecto comenzará con la elección de una obra musical por parte del departamento de Creación de la Asociación, quienes, basados en el interés de dignificar la visión de vanguardia, escogerán una pieza que no se parezca a otra, pues el interés es experimentar y buscar temas novedosos.

La primera edición contará con una canción de la trovadora Yeni Turiño, homónima al programa. El tema grabado –de conjunto con los cantautores Yahily Orozco, Yaima Orozco, y el Miembro de Honor de la organización Leonardo García– tendrá también con la colaboración del proyecto audiovisual Almacén, de la provincia de Matanzas, que producirá el video-clip, señaló.

Asimismo, cada tres meses, cuando se otorguen las becas el Reino de este Mundo, se definirá la próxima pieza para “Tocadisco”, a la cual se le realizará una obra audiovisual, subrayó Montalvo.

El propósito es que la Asociación no sea solo vista como una institución para facilitar algún proceso, sino, además, como un lugar de confluencia y experimentación entre los asociados.

Para el cantautor, dicho proyecto intentará conformar una banda sonora de este tiempo, “donde se defiendan e interpreten los temas musicales de nuestra generación” y que estos perduren en el tiempo. “La idea es cantar nuestras canciones”, refirió.

Con la creación sistemática de productos audiovisuales se podrá visibilizar aún más en los medios de comunicación el trabajo de los asociados, y sumar nuevos públicos a partir del discurso musical y poético, apuntó.



Entre manos, una oda a la trova

Los amantes de la trova se sacarán la lotería con el primer Festival Entre Manos que se realizará entre los días 14 y 15 próximos en el capitalino Pabellón Cuba, una cita que celebrará los 10 años del espacio de igual nombre y su salida al aire desde Canal Habana, gracias al esfuerzo de cantautores como Enriquito Núñez, Marta Campos, Ray Fernández y otros, de acuerdo con Juan Carlos Travieso, director de televisión. [+]




“Escribir es un estado espiritual y también físico”

Leydi Amador es una de esas tantas jóvenes que conforman la Asociación Hermanos Saíz (AHS). Desde 2013 con su libro “Con la cabeza en las nubes” comenzó un nuevo ciclo por el mundo de las letras que le han propiciado seguir creciendo en el imaginario de un público cada vez más exigente. [+]