Ailén Castilla Padrón


Un niño de carne y hueso (+ video)

Los afanes y obsesiones de un niño cualquiera, personificado en un títere hermoso de ojos saltones y expresivos y pelo azul, es el argumento alrededor del cual comienza a tejerse una historia diáfana y provocadora que invita a las familias a mirarse por dentro y a cuestionarse cuán cerca o no están de sus hijos.

El mensaje más evidente es que Pablito pudiera ser el hijo o el hermano que nadie ve o entiende, y así lo puso de manifiesto Teatro Las Estaciones, sobre las tablas de la Sala Abdala, en Ciego de Ávila, con su hermosísima versión de un cuento de la narradora catalana Carmen Fernández Villabol, que devino Retrato de un niño llamado Pablo.

Tomada de Internet/ Adelante.cu

En lo que pudiéramos llamar una suerte de psicoanálisis teatral, el argumento de la pieza resulta novedoso y atractivo, y propone un viaje introspectivo a los sentimientos de este niño pequeño que comienza a preocupar cuando rechaza la ropa de marca por el papel aluminio, usa una bolsa plástica para orinar en lugar del común inodoro, o le roba a su hermano el casco de la moto.

Lo inaudito de cada situación lleva a la familia a consultar la opinión de dos psicólogos, quienes documentan cada momento a través de flashazos y concluyen que el tratamiento lo merecen ellos y no el pequeño, que aún no han podido explicar la lógica de cada acción. Pablito quiere ser cosmonauta y nadie calculó que esta temprana vocación vendría a trastocarle los sentidos.

Al centro del conflicto destaca la interpretación de María Laura Germán, en el personaje de la madre, quien mantiene en todo momento su vis cómica e introduce en sus parlamentos frases en inglés, modo de corroborar hábitos que hoy se importan en maletas y se perpetúan.

Tomada de Internet/ Portal Cubarte

No menos singular es el papel de la maestra, por su capacidad de comprensión, análisis e imaginación, que la hacen combinar el español, la historia y la matemática con la música, la poesía y la danza. Temerosa de que “la expulsen del sistema de educación” por tales desvaríos, representa la sabiduría y la razón, el peso que inclina la balanza y marca la diferencia en medio del caos.

La funcionalidad escénica de la pieza se confirma no solo por la calidad interpretativa de los actores, sino por su versatilidad e innovación al emplear acertadamente numerosas técnicas del teatro de títeres como el uso de la máscara, los actores en vivo, el abandono del retablo estático y el uso, en cambio, de un marco de un cuadro —pantalla de un tablet si se quiere— para mover detrás toda la amalgama de sentimientos y voces.

(VER TAMBIÉN RETRATO DE UN NIÑO MUY ORIGINAL)

¿Quién es Pablo?

En exclusiva para Periódico Invasor, Rubén Darío Salazar Taquechel habla sobre la puesta en escena de "Retrato de un niño llamado Pablo", obra con que Compañia Teatro de Las Estaciones celebra un cuarto de siglo haciendo reír y llorar al más pinto de la paloma.

Publicada por Periódico Invasor en Jueves, 6 de junio de 2019

Constantes entradas y salidas al escenario, la fuerte proyección de los artistas, el filo hilo entre la comicidad y el drama, la buena música de Raúl Valdés, y el hecho de que confluyan la danza y el canto, suman otros méritos que engrandecen la puesta.

La autenticidad visual de la pieza se hace patente con el excelente diseño del vestuario, casi estrafalario y satírico, de Zenén Calero Medina, que nos ayuda a construir los caracteres individuales de los personajes, y por el magistral uso de las luces, al punto que transmiten sensaciones y van marcando puntos de giro evidentes en la trama.

Tomada de Internet/ Portal Cubarte

Quizás uno de los momentos de mayor belleza y lirismo fue cuando las luces negras lo inundaron todo y solo resaltaban las imágenes fluorescentes que parecen aludir a los sueños de Pablito, hasta ese momento insospechados.

Lo cierto es que no se equivocaron quienes le otorgaron a la obra importantes premios como el Villanueva, de la Crítica; el Rubén Vigón, de Diseño; el Adolfo Llauradó, de Jóvenes Actores; y el Caricato, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en la modalidad de teatro para niños, porque cada presentación puede redescubrirse siempre fresca, con el aura indiscutible de la pasión y las verosimilitudes abrumadoras.

Con un repertorio que celebra ya 25 años, los héroes a los que Teatro Las Estaciones ha dado vida, casi siempre han usado tallas pequeñas: Pelusín del Monte, Doralina, Pilar, Federico, Alicia, o el Pastorcillo y el Príncipe, pero no por ello han dejado de ser grandes en experiencias y disfrute.



Ciego de Ávila en primavera de poesía

Noches cargadas de poesía, acordes de buena trova y el intercambio de experiencias entre jóvenes miembros de la Asociación Hermanos Saíz durante los Juegos Florales, fue el saldo positivo que nos dejó este evento habitual en las carteleras culturales de Ciego de Ávila, el cual devino motivo para que la literatura fuera una experiencia estética compartida.

A las alegrías se sumaron las celebraciones por los 25 años de este certamen que, contra todo pronóstico, ha sabido mantenerse y ensancharse hasta ser imprescindible en nuestro panorama cultural.   

De año en año se conforma el cronograma de actividades y llegan hasta aquí invitados ilustres para discursar a plenitud sobre la poesía, el autor y su obra. En esta oportunidad no hubo excepciones.

Nelson Simón, Teresa Melo, Luis Yuseff, Onel Pérez y Yanaris Valdivia llegaron no solo para compartir sus experiencias con el auditorio y comentar sus proyectos personales, sino para poner el lente sobre las múltiples disquisiciones teóricas y retos que rodean hoy a la literatura hecha por jóvenes en el país.

La mesa de opinión “La joven poesía cubana y su relación con las editoriales” generó criterios encontrados relacionados con la responsabilidad del escritor, la figura del editor, y el papel y funcionalidad de las editoriales en el país en un momento en que la racionalidad económica y el aprovechamiento de los espacios debe ser ley.

 

 

Tomada de Internet/ : Lioneski Buquet y Luis Norge resultaron los premiados en el concurso literarioTomada de Internet/ Lioneski Buquet y Luis Norge resultaron los premiados en el concurso literario

Tampoco faltaron las presentaciones de libros, las lecturas de poesía como plato fuerte, el recibimiento de nuevos miembros a las filas de la AHS, y la buena trova de Roly Berrío y Nelson Valdés, quienes matizaron el inicio y la clausura del evento, respectivamente.

El catálogo de Ediciones La Luz, editorial de la Asociación enclavada en la ciudad de Holguín y que ha conquistado un espacio relevante en la industria del libro por el logro de materiales estéticamente exquisitos y por priorizar la publicación de noveles escritores, fue exhibido por Luis Yuseff mientras comentaba sus experiencias con la gestión de este sello.

Si bien las limitaciones tecnológicas de nuestro Sistema de Ediciones Territoriales impiden el logro de textos de alta factura, quedó claro que Ciego de Ávila puede hacer mucho más para promover al autor y su obra, sobre todo, cuando la red de redes acorta distancia y ofrece múltiples plataformas y herramientas. Fenómenos como los ciberbooks, la lectura digital, y el marketing on-line ya no son ajenos.

La última noche floral culminó con la entrega del Premio Poesía de Primavera al avileño Lioneski Buquet por Testamento de sombras, y una mención a Luis Norge Labrada por CruCero, de la provincia de Holguín.

Cuaderno de poesía CruCero. De Norge Luis KaRluisObtiene mención en: Los Juegos Florales.Poesía de primavera. AHS.Ciego de Ávila.

Publicada por Norge Luis KaRluis en Jueves, 30 de mayo de 2019

Las deliberaciones corrieron a cargo de Nelson Simón, Teresa Melo y Heriberto Machado, quienes coincidieron en destacar el buen acabado de ambos textos y lo atractivo de los temas desarrollados desde estilos prometedores.

Sin embargo, aun preocupa que certámenes como los Juegos Florales sigan interesando solo a los miembros de la Asociación Hermanos Saíz y a un puñado de escritores inquietos y habituales en cada actividad de la cartelera cultural de la provincia. La pluralidad de voces que debieran generar encuentros como estos hoy no se hace sentir.

¿Falta de convocatoria o persiste el desinterés del público? En cualquier caso ninguna de las dos opciones es buena y uno regresa a casa con las ganas de haber visto los puestos colmados por los jóvenes, a veces adolescentes, que se escurren en los talleres literarios de la provincia; o de los asesores literarios y especialistas que en las diferentes instituciones tienen sobre sus hombros la tarea de impulsar la literatura.

En esta oportunidad vale aplaudir que se visitaron centros educacionales y se logró en algunas de las actividades traer espectadores dirigidos hasta la Casa del Joven Creador.

La sección de Literatura, quizás una de las más activas en el terruño, ha expandido su diapasón en los últimos años y ha incorporado nuevos miembros a sus filas con la común apuesta de hacer de las letras un jolgorio, exponente de nuestras mejores prácticas. Certámenes como este deben y merecen su espacio.



Dos artistas que no creen en fatalismos geográficos

Video: https://youtu.be/puDo44P5QQ8

Ha sido la XIII Bienal Internacional de La Habana un espacio para que el arte fluya en sus diversas manifestaciones y, por supuesto, ha actuado como catapulta de un sinnúmero de artistas jóvenes que han llevado hasta allá su obra para ponerla a dialogar con los más disímiles estilos. [+]





De música y “diablos” en Ciego de Ávila

El lanzamiento oficial del CD Los amores del Diablo Ilustrado fue en La Habana en el mes de octubre, sin embargo, con energías renovadas llegó Fidel Díaz Castro, poeta y trovador, a Ciego de Ávila en el marco del XIV Encuentro Nacional de Jóvenes Trovadores, Trovándote 2019, para mostrar una obra que es ya de obligada mención dentro del espectro del género trova. [+]



Pepe y Ordás: amigos en la vida y cómplices de la música

De una lista de más de 15 bardos invitados al XIV Encuentro Nacional de Jóvenes Trovadores, Trovándote 2019 (http://www.ahs.cu/actualidad/musica/ ), Eduardo Sosa y Pepe Ordás asoman como uno de los dúos más prometedores no solo por la tesitura de sus voces, sino por la complicidad que muestran sobre el escenario. Sería un concierto por la paz, pero más que matices políticos, la música se hizo poesía durante más de una hora. [+]





Artes visuales en Zona 0

El artista por vocación Luis Enrique Milán Boza vuelve a la palestra pública con el anuncio de su primera exposición personal: Zona sagrada, la cual abordará esa intención de búsqueda religiosa y de operar sobre diferentes culturas y religiones…

Con el pretexto de dialogar sobre las artes visuales, Zona 0 ha venido a ser no solo un espacio fijo en la programación cultural de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Ciego de Ávila, sino un escenario donde discurren los más avezados criterios sobre esta manifestación artística y el cómo estimular la creación en el territorio. [+]