Ashé pa´ los Negrons

Cuando era difícil triunfar con carreras individuales en Bayamo, crearon lo que se llamó la Afroindustria, proyecto que reunía cerca de diez agrupaciones de rap y hip hop, y después de un par de años, en el 2006, nació Negrons.

Ganadores del Premio Cubadisco 2019 en la categoría de música urbana con el álbum Binary, los integrantes de esta agrupación defienden nuevas formas de hacer dentro del género, como asegura Ramón Sánchez Pérez, líder del grupo.

“El hecho de ser de Bayamo hace que seamos distintos desde nuestra forma de hablar, tenemos otra cadencia, otra melodía, y el estilo del rap es muy parecido en las agrupaciones. Nosotros rompemos un poco con eso porque tratamos de mover al público, darles un mensaje, pero también hacerlos bailar. Tratamos de mezclar géneros como el funk, el reggae, el dancehall…usamos el rap pero no en su esencia más pura. En nuestras canciones puedes escuchar mezclas de rap con guaguancó, rumba… Siempre está presente la música cubana”.

“Todo grupo tiene su sello, pero en el rap se hace casi todo under ground y no tan comercial, y nosotros desde que fuimos en nuestros comienzos a un Festival el Holguín descubrimos nuevas formas de hacer Rap, no sólo under ground, sino algo similar a lo que hacía Madera Limpia (Guantánamo), y Tolerancia (Holguín). Ahí vimos que se pueden hacer otras cosas”.

Casi desde los inicios, Negrons integró la Asociación Hermanos Saíz, institución que los apoyó totalmente y gracias a la cual realizaron sus primeras peñas en la ciudad de Bayamo. Incluso la AHS financió el primer disco del grupo “Contratiempo”.

Por motivos personales y posibilidades de superación profesional, los jóvenes músicos de formación empírica llegaron a La Habana, para abrir así una nueva etapa para Negrons, agrupación que ya habían  profesionalizado en el 2012 en Bayamo.

“Llegar a La Habana fue difícil porque tuvimos que comenzar desde cero todos los procesos. En ese punto tienes que reinventarte solo, tener trabajos extras, y representa un sacrificio doble.”

https://www.youtube.com/watch?v=byUkuuQ1Z48

Tras algunos meses de intenso trabajo en la capital, las presentaciones se volvieron un poco más habituales, y Negrons comenzó a subir a los escenarios como invitado en diversos espacios, hasta que lograron crear una peña habitual en los jardines del Teatro Mella.

En el 2015 tuvieron una nominación para el premio Cubadisco con el fonograma Que onda, grabado también en Bayamo.

“Creo que la forma de interpretar y ver la música nos hace diferentes”, afirman sus integrantes, “porque nosotros tomamos el hip hop y el rap como base para las fusiones que hacemos”.

Para estos graduados universitarios que decidieron apostar por la música no hay obstáculos grandes, cualquier sacrificio ha valido la pena cuando suben al escenario y entregan al público esa mezcla de ritmos a la cual no puedes mostrarte indiferente. Con la música de Negrons afloran nuestras raíces congas y carabalíes, la cubanía se desborda cuando los toques de tambor te anuncian “Soy guajiro, vengo del monte…así que Ashé pa´mis Negrons”.

https://soundcloud.com/user-84193165 

 

 

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Suscripción

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico