Adrián Vega: artista de mente y alma

Cuando le preguntas que no debe faltar en una canción simplemente responde: alma. Entonces te das cuenta que es un auténtico artista, de esos que te hacen “despertar la conciencia”solo con la fuerza de su música. Adrián Vega es su nombre, aunque artísticamente se conoce como D´Mente. Más de 17 años de carrera artísticarespaldan un quehacer que hace de la música rap una forma de expresión.

Por estos días disfrutamos de su talento en el programa Lucas con el video clip Verso Sangrante, del que figura además de intérprete como su director y guionista. Múltiples son los premios y resultados, que avalan la solidez y madurez que este joven tuneroha alcanzadoen su trayectoria musical.

Bastaría solo mencionar sus nominaciones a los premios Cubadisco (2017 y 2018), por sus discos D´Mente Universal y Manos a la obra, respectivamente; sin embargo, mantener la esencia del rap, enriquecerlo musicalmente y “sembrar semillas en diferentes corazones” es su principal motivación.

La necesidad de manifestar su encargo creativo lo ha llevado a incursionar en diferentes manifestaciones artísticas como la literatura, el diseño gráfico y la realización audiovisual, pero sin dudas es la música su razón de ser.

Sus canciones se distinguen por la profundidad e inteligencia de las letras, que penetran en la imaginación y experiencia vivencial del oyente con laverdad de lo dicho solo con la conciencia. Su obra musical no pretende explicar los grandes problemas sociales o filosóficos de su época, son intentos de apresar la complejidad de la mente, de las pasiones, de las actitudes y reacciones del hombre.

Eso siempre lo logra desde la óptica y visión de un artista comprometido con su música y con otros artistas independientes que, como él, luchan por que no muera la legítima creación. Así se alza su voz, su “canción como espejo de una generación”.

Alejado del lenguaje vulgar y áspero que muchas veces caracteriza el género hip hop, su poética es intimista y reflexiva. Sus temas son confesiones, actos de relectura y reflexión. El músico jugando a desentrañar lo que se esconde, lo inatrapable de la complejidad de las emociones.

Y en este afán de atrapar los sentimientos humanos, su tono se torna paradójicamente sufrido y esperanzador, si bien lo más importante es elmensaje. Por suerte, seguirtrabajando, haciendo arte y música es el principal objetivo de Adrián Vega, un artista de mente y alma.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico