Zaida Del Río: músico, poeta… pintora

Zaida del Río es una artista en constante experimentación que procura examinar los horizontes menos explorados, liberándose de toda cadena sujeta a convencionalismos y ataduras sociales impuestas. Sus mágicos trazos crecen en flores, ríos, naturaleza, figuras humanas, universos irreales que se vuelven verídicos mediante sus pinceles.

Para ella todo tiene cabida en el arte, por eso siempre se mueve más allá de su zona de confort y no detiene su trabajo creativo. Todo empezó en la sorpresa es uno de los nuevos proyectos que la mantienen ocupada por estos días y es uno de sus regalos a los amantes de las artes plásticas, a los amantes de su pincel.

Disponible hasta el 25 noviembre en la galería Orígenes del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, la exposición personal marca la incursión de la creadora en el universo masculino y las expresiones homoeróticas, específicamente vinculadas con la homosexualidad.

La muestra está compuesta por 21 cuadros trabajados en óleo sobre tela, acrílico sobre tela y prácticas mixtas, todos en formatos grandes y con una gran variedad visual. Según explicó se ocupa en el proyecto desde hace tres años pues esta ha sido un tema dentro de sus inquietudes creativas.

Muchos personajes vienen de mi imaginación, la mayoría disfrazados de samuráis y en contacto con escenarios agrestes, elementos de la naturaleza y piezas arquitectónicas de la ciudad como escaleras y columnas, comentó Del Río. Agregó que es un llamado a la equidad y una forma de vincularse al debate del Proyecto de Constitución de la República de Cuba.

La exhibición genera un cambio de tema en la obra de Zaida, quien se ha centrado mucho más en el ser femenino, desde su aparición en el panorama de la plástica cubana en la década de los años 70 del siglo pasado. Precisamente, Ellas subieron al podio fue uno de sus regalos para el público en 2016 y, a la vez, un merecido reconocimiento a las campeonas olímpicas y especialidades deportivas del orbe.

Ahora la exposición recorre varias provincias del país, entre ellas Cienfuegos, Villa Clara, Mayabeque y Matanzas para compartir con el público esas múltiples miradas de las atletas, a veces de victoria, desasosiego, angustias.

La versátil artista también muestra su destreza en la poética y la literatura. El libro de poesía La resina ámbar, a cargo de la editorial Entre Líneas de Estados Unidos es otro de los plácemes que atesora en su universo creativo. Además, espera la publicación de los textos Palabras sin fronteras, relacionado con la obra y figura de Pablo de la Torriente Brau y El aliento de la yerba, una antología de escritos de su puño y letra.

Y, por si fuera poco, trabaja en una producción musical bajo el sello discográfico Unicornio, que llevará por nombre De mi padre lo aprendí. El fonograma lo conforman canciones cubanas, interpretadas por reconocidos exponentes del siglo pasado como el director de orquesta Rodrigo Prats, el compositor Kiki Corona, el trovador Eusebio Delfín y el pianista Meme Solís.

De esta forma, Zaida se une al amplio programa de actividades organizadas para celebrar la Jornada por el Día de la Cultura Cubana y los 40 años del Fondo Cubano de Bienes Culturales.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico