Vivir el éxtasis de los aplausos

‚ÄúAhora mismo termin√© una funci√≥n‚ÄĚ, dijo ella sin quitarse el atuendo del personaje. Su rostro irradiaba a√ļn el √©xtasis de los √ļltimos aplausos, con suspiros que interrump√≠an el protocolo inicial del di√°logo. Alrededor, bolsos, trajes y un mont√≥n de cosas que confundir√≠an al p√ļblico si aparecieran sobre el escenario de la sala Aida Conde, del Centro Dram√°tico de Cienfuegos.

‚ÄúC√≥mo tengo esto aqu√≠‚ÄĚ, remarc√≥, y nos sentamos.

‚ÄúMira, la vida me ten√≠a preparado asumir la direcci√≥n de este grupo‚ÄĚ, expres√≥ Diana Padr√≥n Castillo, de solo 26 a√Īos de edad. ‚ÄúDud√© al principio, pero luego dije: ¬ęsi yo quiero un cambio dentro del Dram√°tico, en la forma de entender el teatro, debo ser la primera en provocarlo¬Ľ. Me asusta much√≠simo; sin embargo no tengo miedo a equivocarme‚ÄĚ.

Su estatus actual dentro de las artes esc√©nicas responde, posiblemente, a la misma ambici√≥n que la posey√≥ de peque√Īa, tras disfrazarse varias veces en casa y pintarles ‚Äúmurumacas‚ÄĚ a sus padres. ‚ÄúComo la mayor√≠a de los ni√Īos quise ser artista, y como pocos, me lo tom√© en serio: ¬ęyo quiero ser artista y me qued√© ah√≠¬Ľ‚ÄĚ.

Aunque a su familia de ingenieros y campesinos les disgustaba la idea, el capricho tomó forma en la Casa de Cultura del municipio de Palmira y luego en la Escuela Provincial de Arte (EPA) Samuel Feijóo, de Villa Clara, donde se tituló en la especialidad de actuación.

‚ÄúTuve en la EPA mis buenos encontronazos, pues llegu√© sin la preparaci√≥n necesaria. No s√© qu√© locura ten√≠a en la cabeza para decidir ser actriz. Es un mundo de mucho sacrificio y poco remunerado ‚ÄĒno solo en lo econ√≥mico‚ÄĒ. Aqu√≠ en Cienfuegos, por ejemplo, el p√ļblico no asiste de manera asidua a disfrutar del teatro. Pero si vienen cuatro personas y aplauden, soy feliz‚ÄĚ.

En el Centro Dram√°tico y la emisora Radio Ciudad del Mar, altern√≥ los primeros a√Īos de experiencia laboral, hasta que, finalmente, prefiri√≥ la radio.

¬ŅPor qu√© te enamor√≥?

Tiene una magia inexplicable. Quien la descubre, despu√©s es muy dif√≠cil que pueda despegarse. Su din√°mica exige y ense√Īa al actor. Solo en un mes puedes interpretar 20 personajes y caracterizarlos todos con la voz, pensarlos bien desde el punto de vista sicol√≥gico. Donde quiera que me paro lo digo: me gusta m√°s que el teatro.

Para una actriz acostumbrada entonces a obras para adultos, ¬Ņqu√© le aport√≥ el programa infantil Sombrero Azul?

Era lo m√°s dif√≠cil de la radio. La chispa y alegr√≠a que demandaba me cost√≥ mucho. Trabajar las voces de ni√Īas, hadas y duendes fue complejo, especialmente por el timbre grueso de mi voz. Sin embargo a Mayt√© Hern√°ndez P√°ez, la guionista y directora del programa, le agradezco siempre porque con ella todo ten√≠a que salir perfecto. Sombrero Azul ten√≠a que ser perfecto todos los d√≠as. Eso le pone la varilla muy alta al actor: debes ponerte el zapato firme para estar a la altura. F√≠jate que asumir protag√≥nicos me llev√≥ m√°s de un a√Īo‚ÄĚ.

La perseverancia con que desafi√≥ los reproches familiares, le proporcion√≥ a Padr√≥n Castillo con el tiempo varios reconocimientos. En dos ocasiones consecutivas recibi√≥ el premio de Mejor Actuaci√≥n Femenina en el Festival Provincial de la Radio en Cienfuegos. ‚ÄúNunca los esper√©. Imagino que fueran merecidos, pero en ese momento no los apreci√© as√≠.¬† Para m√≠ los actores de la radio eran muy buenos y los ve√≠a en un esca√Īo superior‚ÄĚ, expres√≥.

Desaparece el Grupo Dramático de la emisora, y de pronto, en el limbo…

Fue un cambio importante en mi vida, ansiaba permanecer otros a√Īos all√≠. Me oblig√≥ a reestructurar perspectivas a corto y largo plazos. Por suerte, pude volver al Centro Dram√°tico de Cienfuegos. Cuando llegu√© hab√≠a un montaje de por medio: se estrenaba Huevos, en 2017, y asum√≠ uno de los personajes.

¬ŅC√≥mo llevas la responsabilidad de dirigir una agrupaci√≥n teatral con m√°s de medio siglo de historia?

Asusta much√≠simo, ya lo dije. Varias generaciones conviven en el mismo espacio y a veces no puedo complacer a todos, ni pretender que todos me entiendan y sigan. Y no hablo solo de las interioridades del grupo. Uno quiere emprender cosas mayores y es complicado. Yo al menos lo intento, s√≠ o s√≠, aunque meta la pata. Si me equivoco ser√° para aprender y hacerlo mejor‚ÄĚ.

De las obras interpretadas en el Centro Dram√°tico, ¬Ņcu√°l volver√≠as a retomar?

Mar nuestro, del dramaturgo cubano Alberto Pedro Torriente. Con ella me estren√© despu√©s de graduada y ahora deseo hacerla nuevamente. Tengo un poquito m√°s de experiencia, solo un poquito m√°s, y podr√≠a realizar una mejor interpretaci√≥n. Me guardo la esperanza de retomarla en alg√ļn momento de la vida, no s√© cu√°ndo.

¬ŅEn qu√© fase de tu carrera crees hallarte?

El actor está siempre en constante aprendizaje y renovación. Trato de ser como un bebé todo el tiempo, de descubrir cosas, observar. Eso es bueno para enfrentar una obra o personaje nuevos: partir desde ti y sumar las vivencias de otros.

Si bien le gustar√≠a tocar alg√ļn instrumento musical y cantar ‚ÄĒhabilidades que considera provechosas para la actuaci√≥n‚ÄĒ uno de los sue√Īos de Padr√≥n Castillo se centra en dirigir, montar y protagonizar la obra El sue√Īo de los asesinos, del camag√ľeyano Jos√© Triana, la cual carga en su bolso como una especie de Biblia. Su otro anhela recuperar el prestigio del Centro Dram√°tico de Cienfuegos en √©pocas anteriores, para que constituya un referente en la provincia y el pa√≠s.

‚ÄúParece ut√≥pico, pero puede lograrse‚ÄĚ, afirma. Al fondo de sus palabras, los trajes, el escenario, las luces y el tel√≥n aguardan por ese espect√°culo.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ