Vivanco endereza el aderezo al Trov√°ndote 2020

Con objetivo, no menos, que de abrir el Trov√°ndote 2020, ¬ętras a√Īos de intentos fallidos¬Ľ, seg√ļn el organizador del evento avile√Īo Jorge Luis Neyra, llega a tierras avile√Īas, el nacionalmente reconocido por su √©xito ¬ęPil√≥n¬Ľ, William Vivanco. Como figura clave de tal evento siempre es bien elegido quien dar√° el primer paso la noche inicial en el Patio de la UNEAC en Ciego de √Āvila; quien pondr√° cerca del cielo las expectativas de los restantes tres d√≠as. Y s√≠, lo hizo, William Vivanco vino para recordarnos que ¬ęel pil√≥n es sin miseria¬Ľ.

Un atrevimiento sin precedentes dentro del evento en sus 15 a√Īos. Por primera vez se toma como una de sus sedes un local que difiere con el p√ļblico habitual del festival, El Patio de Artex del municipio cabecera, y qu√© noche, la de apertura. Tocar en centros con costo de entrada superior a los 10 pesos, moneda nacional, supon√≠a un atentado contra la asistencia com√ļn al Trov√°ndote. Algo digno de ver la noche del mi√©rcoles 11 de marzo.

Fotos: Celia Molina S√°nchez

La experiencia para el invitado se resumi√≥ en: ¬ęNunca hab√≠a tocado en este lugar, en giras, aparec√≠ en escena en el Teatro Principal. Neyra me llam√≥ y me coment√≥ que tocar√≠a en un lugar de entrada paga ‚Ķ y por qu√© no, acept√©.¬Ľ Pero la misi√≥n de enfrentar el estar fuera de la zona de confort de organizadores y seguidores, le qued√≥ peque√Īa al santiaguero. Un buen artista solo tiene como l√≠mite su talento.

Fotos: Celia Molina S√°nchez

No se puede decir que fue un concierto a patio lleno, tampoco se puede negar que fue un espect√°culo de lujo, una entrega √≠ntima entre el interprete y su p√ļblico, pues todo quien estuvo all√≠, qued√≥ claro, fue a vivir la experiencia que es escuchar a William Vivanco en vivo. Seg√ļn mi experiencia, no desiste de incitar a su p√ļblico a vocalizar, como si todos mostr√°semos ser tan histri√≥nicos como √©l, que logra estupendos agudos y grabes notas, demostrando tener un amplio registro. Es un disfrute total escucharle interpretar como un cantaor gitano o un arraigo afrocubano y hasta un c√°ntico irland√©s.

El violín es un adorno melódico que se guardan para el momento perfecto. Fotos: Celia Molina Sánchez

Canciones de su √ļltimo √°lbum ¬ęLamento Congo¬Ľ, como ¬ęCarabela¬Ľ, formaron parte del repertorio de la noche, as√≠ como las m√°s notables y reconocidas ¬ęEl Pil√≥n¬Ľ, compuesta como un canto nost√°lgico, recordando el calor del oriente, a cientos de kil√≥metros de casa, a 30 grados bajo cero, en Noruega, o el son montuno ¬ę‚Ķya estamos llegando‚Ķ jugando, jugando‚Ķ aqu√≠ todos somos proletarios¬Ľ ¬ęGuacho a la cosecha¬Ľ. Una remezcla de ritmos se evidencia de principio a fin, tal es uno de sus m√°s extremos casos, su Danz√≥n-Ch√°, ¬ęR√≠os que no vuelven¬Ľ.

Entre las nuevas pistas en su m√°s reciente fonograma, resalta la versi√≥n de la autor√≠a de Miguel Matamoros, ¬ęLa Cocain√≥mana¬Ľ, canci√≥n grabada en anterior ocasi√≥n por el tambi√©n cantautor Silvio Rodr√≠guez. Pieza a la cual se refiere Vivanco como ¬ęUn tab√ļ que ha trascendido por los a√Īos. Al d√≠a de hoy se sigue viendo de mala manera. Tema el cual logr√≥ tratar Matamoros con una gran elegancia.¬Ľ

William afirma ¬ęEl concierto ha sido muy emotivo de parte del p√ļblico y su respuesta. Es gratificante como en Ciego de √Āvila existe un sector joven amante de la canci√≥n de autor, con mucho √≠mpetu y ganas de escuchar el g√©nero¬Ľ ‚Äďagradece el artista‚Äď ¬ęcorro con la suerte de tener entre los escucha a los hijos de quienes en un principio siguieron a Vivanco, una generaci√≥n se ha transmitido a la otra como una cadena¬Ľ.

El patio de Artex en pie, al ritmo de la nueva trova. Fotos: Celia Molina S√°nchez

Desde hac√≠a un tiempo ya, mucho para √©l, no visitaba la provincia. Vino en la ocasi√≥n, a celebrar en conjunto, sus 15 a√Īos de vida art√≠stica y el ¬ęotra y otra¬Ľ del final, fueron otras cuatro canciones para su p√ļblico que termin√≥ la noche bailando ajeno a la existencia de sus sillas.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ