Verde Esperanza

Si ReinierElizarde, uno de los principales activistas del proyecto comunitario Vivan los Barrios que auspicia la ONG Camaquito, no hubiera llegado con la primicia, quiz√° este trabajo empezar√≠a de una manera m√°s po√©tica y menos noticiosa. Pero resulta que la novedad amerita estar en el primer p√°rrafo, y lo amerita con tanta fuerza que cambia cualquier borrador previo: el d√ļo camag√ľeyano Esperanza, formado por la pareja de baile de Yanet √Ālvarez y Roberto Garc√≠a se presentar√°, antes de finalizar el a√Īo, en cinco teatros de Suiza. Desde el a√Īo 2011, la organizaci√≥n no gubernamental apoya a estos muchachos y ahora por fin conseguir√° lanzarlos al mundo.

Todo artista sue√Īa con escenarios internacionales y aunque la buena nueva los alegra, su ambici√≥n vuela con alas distintas. Actuar en el programa de televisi√≥n nacional Entre Amigos y que Cuba entera los conozca, he ah√≠ el deseo m√°s grande de Robert y Yanet.

Llevan siete a√Īos bailando juntos y en este tiempo les ha crecido un cari√Īo tan intenso que ya no se conciben separados. Odalys √Ālvarez, la mam√° de Robert, cuenta que √©l le insiste para que compre una casa cercana a la de Yanet. Robert, que se supo aludido, interrumpe para hacer notar que la casa de Yanet est√° en construcci√≥n, se√Īala los ladrillos agrupados frente a √©l y declara que con esos le levantar√°n un cuarto en los altos. Despu√©s de pasar el d√≠a juntos en el ensayo y las presentaciones pueden quedarse horas pegados al tel√©fono.

Foto: Cortesía de los entrevistados

¬ęYo le sigo la corriente ‚ÄĒdice ella en una pose de madurez evidente‚ÄĒ, a veces me cuenta lo mismo tres veces¬Ľ. √Čl r√≠e con verg√ľenza y la abraza muy fuerte. Alrededor de dos horas conversamos y ni un solo instante dejaron de hacerse caricias con una ternura indecible. Nadie se adelante a adivinar una pasi√≥n oculta, Yanet considera a Robert su ni√Īito, lo ama como se ama un hijo y Robert, aunque siete a√Īos menor que ella, confiesa tenerle el querer protector de un padre.

En el a√Īo 2010 se conocieron; coincidieron en una audici√≥n para j√≥venes con aptitudes art√≠sticas en el Centro Provincial de Equinoterapia. Yanet lleg√≥ al casting con toda la experiencia acumulada en el proyecto El Garridazo, del promotor Jorge L√°zaro Cisneros y Robert, con menos aires de estrella, fue a hacer lo que m√°s le gusta: bailar. Al cabo, el proyecto que se pretend√≠a fundar (Arte sin Barreras) no floreci√≥ pero ellos se unieron como pareja de baile y emprendieron el camino de la danza.

Gardenia Gonz√°lez, la madre de Yanet, recuerda con exactitud su primera actuaci√≥n: ¬ęfue el 24 de diciembre del 2010 en la CEPMI, bailaron la canci√≥n de la pel√≠cula Titanic¬Ľ.

Foto: Cortesía de los entrevistados

Desde entonces, el D√ļo Esperanza no para de trabajar. La lista de lugares en los que han actuado supera el espacio de este trabajo. Hasta el maestro Reynaldo Echemend√≠a, director del Ballet Folcl√≥rico de Camag√ľey, los ha invitado a su escenario. Muy pronto ir√°n a Ciego de √Āvila, donde los llamaron para asistir a la Fiesta de la Danza y en cuanto lleguen las vacaciones su programa de presentaciones se intensifica.

¬ęEn el verano ellos no paran ‚ÄĒapunta Gardenia‚ÄĒ, salen con Reinier y el proyecto Vivan los Barrios a presentarse en las comunidades de dif√≠cil acceso. Oiga, ellos han bailado en todas partes y como sea: en la tierra, en el fango‚Ķ¬Ľ

Disfrutan mucho esos viajes con Vivan los Barrios, pero el sitio preferido para bailar lo encuentran en el café literario La Comarca de la Asociación Hermanos Saíz (AHS). Allí van hasta dos veces cada semana de la mano de la ONG Camaquito que los convoca a danzar para las delegaciones suizas que visitan la provincia.

Y hay que ver a Gardenia y a Odalys durante las presentaciones, siempre atentas a la m√ļsica, los cambios de vestuario‚Ķ Ese par de madres hizo del cuidado de sus hijos, de su carrera art√≠stica, una profesi√≥n permanente.

Yanet y Robert han estado en las manos de diversos profesores, con Anniubis Concepci√≥n, instructora de danza de la Casa de Cultura Ignacio Agramonte, llevan un a√Īo de trabajo. Ella pidi√≥ atenderlos y no pierde una sesi√≥n de ensayo. Para identificarla solo debe ir a ver una actuaci√≥n de la pareja, la reconocer√° muy f√°cil, ella ser√° la primera en aplaudir y en dar gritos de bravo.

Los movimientos cadenciosos de la cumbia le atraen m√°s a Yanet. Robert, tambi√©n en el terreno de lo popular, prefiere el merengue. Sin asistencia alguna montaron El Punto Cubano y tras observar con cuidado varios programas de Bailando en Cuba, se arriesgaron a hacer una cargada. Y lo lograron, aun cuando Yanet anda pasadita de peso, como dice su mam√°. ¬ęAhora eso es lo que m√°s disfruta el p√ļblico¬Ľ ‚ÄĒa√Īade ella.¬†

Antes de dedicarse al arte, ambos eran deportistas de nivel, con medallas en las Olimpiadas Especiales Nacionales y todo. Ella compet√≠a en gimnasia r√≠tmica, ¬ępero ten√≠a mucha exigencia, era muy r√≠gido¬Ľ ‚ÄĒdice. √Čl med√≠a sus habilidades de atleta en el b√°dminton. Esa etapa qued√≥ atr√°s, el arte le ten√≠a que brotar por alg√ļn lado porque adem√°s de las aptitudes para la danza ellos aman pintar y Yanet incluso fabrica manualidades. Pero las artes pl√°sticas no pasan de ser un entretenimiento para su escaso tiempo libre, su verdadero amor est√° en el baile, ¬ęy lo vamos a hacer hasta que seamos unos viejitos¬Ľ ‚ÄĒafirma ella hablando por los dos.

Robert conversa poco, prefiere atender a Yanet, toda elocuencia ella. Comparten una complicidad tan √≠ntima que a veces da la impresi√≥n de ser imposible de penetrar. Ellos encontraron su sitio en este mundo y por esa raz√≥n Yanetafirma que adora el color verde, ¬ęel color de la Esperanza¬Ľ.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico