Una sociedad dentro de la sociedad

Octavio Paz, en su discurso de aceptaci√≥n del Premio Miguel de Cervantes en 1981, dijo: ¬ę¬Ņy qu√© es una literatura? No es una colecci√≥n de autores y de libros, sino una sociedad de obras. Las novelas, los poemas, los relatos, las comedias y los ensayos se convierten en obras por la complicidad creadora de los lectores. La obra es obra gracias al lector. Monumento instant√°neo, perpetuamente levantado y perpetuamente demolido (‚Ķ). La obra nace de la conjunci√≥n del autor y el lector; por esto la literatura es una sociedad dentro de la sociedad: una comunidad de obras que, simult√°neamente, crean un p√ļblico de lectores y son recreadas por esos lectores¬Ľ.

A√ļn cuando las dos editoriales cienfuegueras (Mecenas, 1991 y Reina del Mar, 1996) comenzaron a funcionar antes de la implementaci√≥n del Sistema de Ediciones Territoriales (SET), es en agosto del 2000 cuando todas las provincias del pa√≠s se benefician con un equipamiento que potenci√≥ la edici√≥n y publicaci√≥n de sus propios libros.

Ian Rodríguez Pérez, narrador y poeta, fue uno de los fundadores en la Perla del Sur del SET. Sus juicios y comentarios nos acercan a la historia de las editoriales cienfuegueras, también con perspectiva crítica y posibles soluciones que pueden mejorar los obstáculos que existen en el trabajo de hoy.

El inicio de las editoriales provinciales perseguía, en primer lugar, promover a los escritores en su propia casa.

¬ŅComo crees, a trav√©s de los a√Īos, que ha florecido esa y otras pretensiones?

¬ęLa creaci√≥n del Sistema de Ediciones Territoriales respondi√≥ a que era insuficiente el papel desempe√Īado por las editoriales nacionales. La idea oportuna y bienaventurada de nuestro Comandante en Jefe de crear este Sistema (que por la tecnolog√≠a que emplea llamamos RISO) tuvo que ver, sobre todo, en solventar la avalancha creativa que pod√≠an tener los escritores en cualquier provincia del pa√≠s.

¬ĽEn materia creativa no creo que nada resulte ambicioso. Aunque en el principio hubo desaciertos como una especie de cuota en las que deb√≠an estar representados todos los municipios y eso fue en menoscabo de la calidad literaria. Hoy, es una materia vencida, las editoriales andan por otro camino, ya no hay cuotas de cantidad ni de representatividad, lo que se vela es que prime la calidad est√©tica¬Ľ.

Primer ejemplar publicado por Reina del Mar Editores, Antolog√≠a po√©tica.¬ŅHasta qu√© punto las editoriales tienen libertad para publicar las necesidades de los p√ļblicos? ¬ŅSe realiza alg√ļn tipo de estudio?

¬†¬ęUna editorial que se respete tiene que hacer estudios de p√ļblico¬† y tener en cuenta adem√°s qu√© est√°n leyendo los lectores en las bibliotecas, las encuestas que aplican las librer√≠as, la informaci√≥n estad√≠stica, y todos esos datos llevarlos al consejo editorial a la hora de conformar los planes. Nosotros tuvimos la suerte de que en el Centro de Investigaci√≥n Florentino Morales se implement√≥ hace unos a√Īos un estudio sobre el nivel de recepci√≥n de los libros de las dos editoriales, especificando autor preferido, la opini√≥n sobre el dise√Īo y las materias que se publicaban. Con esos resultados hemos venido trabajando¬Ľ.

¬ŅAtenta contra el proceso editorial no tener financiamiento propio?

¬ęEn materia de financiamiento las editoriales provinciales tienen una v√≠a fundamental: la garant√≠a, por parte del Instituto Cubano del Libro, otorgar ‚ÄĒ seg√ļn el plan aprobado‚ÄĒ los insumos que se necesitan para producir la cantidad de t√≠tulos y de ejemplares que se proponen. Ya una gesti√≥n que involucre al Centro Provincial del Libro, a la Direcci√≥n Provincial de Cultura u otras autoridades ser√≠a demasiado engorrosa. Pero s√≠ creo que las editoriales, cada vez m√°s, deben buscar su propia manera de establecer reediciones, de buscar financiamiento en otras instituciones que pudieran estar interesadas. El Instituto ha estado pidiendo que eso sea una estrategia para garantizar el trabajo, sobre todo, porque estos insumos hay que importarlos y son bastante caros¬Ľ.

Sin embargo, ninguna editorial disfruta de las ganancias que producen.

¬ęEn el pa√≠s existen editoriales que se autofinancian pero est√°n a un nivel exploratorio para ver el futuro que debe tener ese mundo en Cuba. Las editoriales de las provincias son subvencionadas y hacen una labor m√°s bien de promoci√≥n, pues las tiradas no pasan de mil ejemplares; y as√≠, por muy alto que sea el precio a partir de la ficha de costo que se le haga, generalmente nunca va a cubrir el gasto de la compra de los insumos. Estas editoriales no son empresas¬Ľ.

¬ŅY funciona bien as√≠ o ser√≠a mejor si se autofinanciaran?

¬ęYo creo que debe existir ese tipo de editorial as√≠ como otra que con sus estudios, con autores de su cat√°logo, puedan preferir probar y entrar en las leyes del mercado. Pero siempre debe haber un tipo de aventura como esta, que haga libros valiosos en su contenido aunque el lector no apueste por √©l, pero que sean necesarios tanto por la informaci√≥n que traen como por el nivel de complejidad del producto art√≠stico que pueda ser¬Ľ.

Existen atrasos considerables en Mecenas y Reina del Mar editoriales con respecto a la publicación de los libros…

¬ęYa son dos a√Īos en que las producciones que se han propuesto como plan no se han materializado, el trabajo en la poligr√°fica no siempre se desencadena de la mejor forma. Atenta contra ello la entrega en tiempo de los cheques, de los contratos, toda una cuesti√≥n de √≠ndole burocr√°tica que muchas veces lacera el cronograma a√ļn cuando los libros est√°n editados.

¬ĽHay otro elemento: el equipamiento risogr√°fico ya lleva unos a√Īos con nosotros y no est√° dise√Īado para grandes producciones de libros, es muy fr√°gil y con la ruptura y desajustes vienen tambi√©n los retrasos¬Ľ.

El nacimiento de las editoriales en Cienfuegos debi√≥ generar algunos tropiezos durante el trabajo inicial, ¬Ņa la distancia de estos quince a√Īos c√≥mo crees que se ha pautado el camino?

¬ęEn el a√Īo 2000 ocurre la asignaci√≥n del equipo risogr√°fico lo que provoc√≥ una avalancha de producci√≥n de libros que a muchos de nosotros nos parec√≠a descomunal. Los primeros planes eran de m√°s de 30 ejemplares.

¬ĽReina del Mar, por su parte, surge por las insatisfacciones que ten√≠an los j√≥venes creadores de la provincia con la labor que hac√≠a Mecenas. Por ello la editorial de la AHS siempre se propuso hacer libros que en materia de dise√Īo fueran m√°s atractivos, a√ļn con la impresi√≥n directa que era lo que se usaba en esos a√Īos. Public√≥ tambi√©n traducciones antes que Mecenas, se dedicaron a los libros de caricaturas, historietas antes que Mecenas y, sobre todo, una labor con el teatro, tanto en el ensayo como la publicaci√≥n de obras teatrales, que ha sido encomiable; y ha obtenido, tambi√©n, premios a nivel nacional antes que Mecenas, como la Puerta de Papel en reiteradas ocasiones¬Ľ.

En cuanto a las tecnologías digitales y la edición de libros Cienfuegos no ha dado siquiera los primeros pasos…

¬ęEs cierto que ha estado muy rezagada y es lamentable, porque es una posibilidad que se pudiera aprovechar mejor ya que cada vez es m√°s grande la tendencia a que el lector lea en formato digital, por lo menos en determinados sectores como los m√°s j√≥venes y a esos los estamos perdiendo. Pienso que todo ocurre por falta de estrategias institucionales encausadas a proyectar, a financiar, a organizar esta labor y tambi√©n a una carencia de personal. Se pudiera explotar mucho m√°s y es un camino al que hay que llegar y el que hay que vencer¬Ľ.

Ian Rodr√≠guez P√©rez, narrador y poeta, fundador del Sistema de Ediciones Territoriales en CienfuegosEl trabajo de estas editoriales provinciales nunca ha sido tan local ni tan peque√Īo, por lo que a muchos escritores les parece un t√©rmino peyorativo encasillarlas como ‚Äúterritoriales‚ÄĚ. Sus proyecciones, teniendo mejores o no tan buenas √©pocas, se han centrado en publicar buenos libros, tanto de autores cl√°sicos como producciones nacionales que resulten relevantes (sin contar los premios literarios), en variar los g√©neros, en conquistar con dise√Īos llamativos, con tem√°ticas oportunas que se inserten en el √°mbito de un pa√≠s donde leer se ha convertido en una penosa moda pero que no todos saben llevar con elegancia.

Por ello, es casi una burla que en dos a√Īos, por cuestiones que los superan, no hayan cumplido en su totalidad los planes propuestos. Solo algunos ejemplares han visto la buena luz para acudir a tiempo y representar a la provincia en las Ferias del Libro. Quiz√° sean estos quince a√Īos momento puntual para celebrar con una mejor infraestructura que no d√© margen a rupturas editoriales. Quiz√° sea este el mejor tiempo para sentarse dentro de esta sociedad y (re)crearla.

Foto 1 Destacada: Primeros libros publicados por la editorial Mecenas. / Foto: Melissa Cordero Novo

Foto 2: Primer ejemplar publicado por Reina del Mar Editores, Antología poética. / Foto: Melissa 

Foto 3: Ian Rodríguez Pérez, narrador y poeta, fundador del Sistema de Ediciones Territoriales en Cienfuegos. / Foto: Leslie Corrales

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Excelente trabajo, muy oportuno, tengo un libro de teatro que debi√≥ publicarse desde 2014 y una antolog√≠a que debe salir tambi√©n pronto. Espero que los traumas poligr√°ficos se resuelvan, ya que hay otros libros (no los m√≠os) muy valiosos esperando ver la luz, as√≠ como el p√ļblico lector que los espera…

  • Suscripci√≥n

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico