Tocar una guitarra no es ser trovador

«Solo tocar una guitarra no es ser trovador (…) la trova no es una forma musical, es un concepto de otro tipo, una actitud ante la vida, la cultura, la nación”, así sentenció Vicente Feliú en la más reciente entrevista realizada por la periodista Magda Resik.

Y es que la trova fue eje de esta conversación en el espacio Encuentro con, que se realiza cada tarde de jueves en el Salón de Mayo del capitalino Pabellón Cuba, con personalidades destacadas de los más diversos ámbitos.

Para Vicente un trovador es alguien que hace canciones porque las defiende hasta sus últimas consecuencias, sin patrones, ni estigmas logra comunicar una realidad.

Perteneciente al Movimiento de la Nueva Trova del pasado siglo, transgredió como muchos otros las formas de hacer música y rompió con los esquemas, lo importante era lo que tenías que decir y no la cantidad perfecta de versos.

Feliú proviene de un hogar bastante musical y aunque jocosamente comenta que en los primeros años de vida sentarse en el piano era una forma de escape del matriarcado que era su familia, eso le dio los primeros incentivos.

Desde los 16 años se acercó a la guitarra para ya nunca más soltarla. Ese instrumento noble, como él cataloga, forma parte de su esencia. Empezó cantando las canciones de su papá para enamorar a las chicas, pero luego, componer y cantar se convirtió en una necesidad espiritual.

Vicente no se considera un músico, aprendió los acordes con los trovadores ambulantes que iban a un bar en la esquina de su casa, sin embargo, ha compuesto para obras de teatro, televisión y espectáculos y se ha desempeñado en varias oportunidades como asistente de dirección y director musical en programas culturales.

Al preguntarle por qué cosas estaba dispuesto a dar la vida contestó sin miramientos que, por la dignidad, la soberanía y la patria, esos mismos que ha reflejado en sus versos a lo largo de estos años.

Vicente Feliú (Foto tomada de internet)

Feliú será un eterno joven pues como él mismo asegura la “juventud es un estado de rebeldía, un estado mental”, por eso continúa dejando su impronta a través de las canciones y el tamiz de la época.

En esta Cuba que seguirá siendo un faro, “la trova nunca perecerá, saldrá siempre porque es un canto de la raíz de este país”. Cuba sigue siendo un faro de toda América Latina y parte de Europa.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico