Una ganadora absoluta en Jornada Entre Música

El concierto de la ya entrañable orquesta Danzonera, intervenciones de reggae y proyecciones audiovisuales tejieron la despedida el domingo de la X Jornada Entre Música que, organizada por la Filial Provincial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Las Tunas, dispuso ante el público un programa de lujo.

La notoriedad de los intérpretes y el diverso abanico de géneros que abarcó resultan dos de los méritos alcanzados por esta edición, dedicada a quienes la idearon, el guitarrista concertista Argibaldo Acebo y la directora coral Aleivis Araúz, así como a los aniversarios 30 de la AHS, 55 de la Uneac y 90 de Fidel.

william12
Fotos: Yaciel Peña de la Peña

Logró aunar importantes voces del pentagrama nacional como Raúl Torres, Eduardo Sosa, William Vivanco, Heidi Igualada y Erick Sánchez, más proyectos de rock, rap, ritmos electrónicos y rumba de distintos territorios.

Especiales resultaron las presentaciones de Torres, Sosa y Vivanco. El primero desplegó toda su poesía hecha canción y discurso profundo; el segundo hizo gala de sus excepcionales condiciones vocales y la capacidad de beber de los ritmos más variados y el tercero realizó un recorrido por su quehacer y al mismo tiempo por antológicas piezas de la trova cubana.

Por casa sin dudas destacaron las aportaciones de los cantautores Freddy Laffita, dueño de extraordinarios textos; e Iraida Williams, poniéndole rostro de mujer a la cita y anfitriona del espacio dedicado a las féminas, donde Igualada regaló sus melodías y la repentista tunera con más pedigrí, Liliana Rodríguez, conquistó una ovación por sus destrezas en la improvisación.

La música de concierto tuvo en la guitarrista concertista Elvira Skourtis y la Orquesta de Cámara dos actuaciones de altísimo nivel, al protagonizar la presentación From Martin to Brouwer, en la que se estrenaron en la provincia dos singulares composiciones, Álbum de la inocencia (Eduardo Martin), ciclo de 10 obras, y From Yesterday to Penny Lane (Brouwer-The Beatles), versión instrumental (guitarra y orquesta) de siete canciones de los chicos de Liverpool.

Esa invitación todavía suscita comentarios por el virtuosismo y la delicadeza con que se asumieron ambas creaciones, tocadas en actuación única.

«El Entre Música es una suerte de las que hay pocas. Aquí coincidimos artistas de diferentes generaciones y eso es necesario para nosotros. Resulta una especie de confluencias, donde nos encontramos varios ríos, desembocamos con ganas de decir nuestra poesía y canciones», dijo Raúl Torres al terminar su cálido recital.

Mientras, Eduardo Sosa, uno de los principales colaboradores de esta convocatoria destacó: «Lo tremendamente positivo es que se reúne gente de diversos estilos y convergen en una sola cosa, saber que la música cubana tiene una riqueza tremenda y que a veces la estamos desaprovechando. Aquí se puede compartir, hablar; una muestra es lo que hice en mi concierto, transmití un poquito de ideas, de historia, porque pienso que para tú defender algo tienes que saber».

Ambos señalan la posibilidad del intercambio y sin dudas para los más noveles creadores ha sido una oportunidad de gran valor, de mostrarse, recibir consejos, elogios; de crecer. Y para el público, la mejor parte: tener cerca a quienes admira, ver los primeros pasos de otros. Aunque… pensándolo bien, la ganadora absoluta fue la música cubana.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico