Un hombre sincero…

Me llaman y me dicen que Fernando Martínez Heredia ha muerto. Quisiera no creerlo, saber que no es cierto. Se va un propulsor de energía, un maestro, un amigo, un discutidor, un hombre de verdad, de ideas.

Vamos, Fernan, que esto no es verdad. Me resisto a creerlo. Pero a cada uno nos llega el día de partir. Ahora a seguir contigo en cada reunión con jóvenes, como hacías cuando llegabas a Santiago o en cualquier parte de Cuba y el extranjero, a dar pistas de lo que se puede hacer para convocar y transformar.

Me resisto, Fernan, pero como decías hay que hacer y hacer. Y ahora recuerdo tu sonrisa todo el tiempo, el abrazo, y siempre la manera de hacernos pensar y valorar lo que tenemos, lo que podemos construir en y desde Cuba.

Si buscara un ejemplo para seguir en la vida, Fernando Mart√≠nez Heredia, ese eres t√ļ, maestro sincero. Es nuestro homenaje, continuar.

Recuerdo ahora estos d√≠as que vivimos juntos en Quito, Ecuador, en el 18 Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, a√Īo 2013.

Gracias.

EL EJERCICIO DE PENSAR

Participar en el 18 Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Quito, Ecuador, me permitió compartir con Fernando Martínez Heredia, el miembro más joven de la delegación cubana: revolucionario, humano, irreverente.

Cada conversaci√≥n con √©l fue una clase de vida y una clase de historia. Escucharlo hablar de Bayamo, Mart√≠, el Ala Izquierda Juvenil, los retos de los j√≥venes, el Che y otros temas, nos hac√≠an pensar en tantos conocimientos que nos faltaban. Mart√≠nez Heredia, con sencillez, nos levantaba a las seis de la ma√Īana, nos brindaba un jugo, nos invitaba a participar.

Guardaremos, como uno de los recuerdos más inolvidables el libro que nos regaló, El ejercicio de pensar, publicado por la editorial Ciencias Sociales y Ruth Casa Editorial. En cuanto nos sumergimos en la lectura de este libro subrayamos, debatimos; y para despedir 2013 y recibir 2014, lo compartimos:

Una tarea inmediata para hacer realidad el reclamo de una cultura del debate, y que esta no sea reducida a una frase atrayente, pero vac√≠a, es abolir dos posiciones err√≥neas: negar el derecho a otros a expresar sus criterios, creerse due√Īo de las ideas y las informaciones; ignorar los argumentos y las ideas del otro, si a pesar de todo este los expresa, y condenarlos al silencio de su no divulgaci√≥n.

Fernando Martínez Heredia es, desde ya, uno de los autores que sigo y busco.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico