Un empujoncito matizado de halago

De recorrido por toda la Isla andan por estos días el Viceministro de Cultura Fernando Rojas y Rubiel García, Presidente Nacional de la Asociación Hermanos Saíz (AHS). Evaluar en qué grado se cumplen o no los acuerdos del segundo Congreso es el objetivo de su visita a las filiales provinciales de la organización de la joven vanguardia artística cubana.

El encuentro, este jueves, con el ejecutivo camag√ľeyano, se extendi√≥ por una corta media hora. Bast√≥ ese tiempo para que el presidente Yunielkis Naranjo Guerra demostrara que en la mayor filial del pa√≠s no quedan pendientes por saldar.

‚ÄúLa relaci√≥n entre la AHS y el sistema institucional de la cultura aqu√≠ siempre ha sido muy estrecha-dijo Naranjo Guerra. Todos los acuerdos relacionados con ese particular est√°n cumplidos. En ese entonces pedimos un espacio en la televisi√≥n y ya contamos con Arte Soy, uno de los de mayor audiencia en Televisi√≥n Camag√ľey.‚ÄĚ

La colecci√≥n P√≥rtico dentro de la editorial provincial √Ācana, los espacios de intercambio perenne con la Universidad de Camag√ľey, la reparaci√≥n de la sede del ISA en esta ciudad, as√≠ como el saberse due√Īos de una de las Casas del Joven Creador m√°s confortables del pa√≠s figuran entre las luces listadas por el Presidente Yunielkis.

Da la apariencia Camag√ľey del engranaje perfectamente acoplado que funciona sin el menor esfuerzo, parece, s√≠, que aqu√≠ se ha conseguido llegar al non plus ultra de la cultura. Nada m√°s lejos de la realidad, si esta filial se ha mantenido por cinco a√Īos consecutivos con la condici√≥n de Vanguardia Nacional es solo por la vigilancia constante de su presidencia, por el empe√Īo y por esa vocaci√≥n de inconformidad eterna que propulsa el cambio.

Y ya que hemos llegado al terreno de las inconformidades se debe decir que este encuentro con la directiva nacional también valió para darle curso a una de ellas: la restauración de los locales contiguos a la Casa que por ahora, solo en proyecto, son los estudios de la productora Audiovisual Luz Joven y sala de tránsito para los creadores que nos visiten.

La promesa no demoró: antes del 3er Congreso de la AHS estarán listas las obras y la conexión a internet de nuestra filial del ISA, cantera de la asociación por naturaleza.

La aprobaci√≥n de un crecimiento especial para los bailarines del Ballet de Camag√ľey, el Folcl√≥rico y el Contempor√°neo se puso de igual forma sobre la mesa.

Asimismo se tocó un punto crucial sobre el cual, a mi juicio, debió insistirse mucho más. Me refiero a la necesidad de dar a conocer, de rendir cuentas a la membrecía de forma sistemática (y sin politizar la frase) sobre el cómo marcha el proceso de cumplimiento de los acuerdos del 2do Congreso.

Se habla aqu√≠ de un derecho fundamental de los asociados, del derecho a la informaci√≥n, incluso m√°s all√°, del derecho a que su instituci√≥n vehicule los espacios para la observaci√≥n de un proceso que ata√Īe a todas, que incide en el acto creativo y por consiguiente en el desarrollo sociocultural de la naci√≥n en pleno.

Por otro lado se trata de una cuestión pragmática simple: si en el lapso de tiempo que transcurre entre los congresos se le dan tratamiento y solución a las inquietudes y carencias de los asociados, estas citas pueden aprovecharse para la discusión de temas más globales, como el que ocupará el próximo octubre a los jóvenes creadores: su papel en la conformación de la política cultural de la Isla. (Tema este que excede el marco limitado de un Congreso puntual, que ha ocupado tesis de grado y posgrado de innumerables cuartillas, que le tiene la cabeza revuelta a más de un intelectual preocupado por el destino de su patria).

Pero volvamos al asunto que nos ocupa: ante la certeza de encontrarse en esta especie de estado de bienestar en el que vive Camag√ľey, Rubiel Garc√≠a solo ratific√≥ su advertencia, ya conocida para los muchachos de ac√°: ‚Äúen el caso de ustedes, mi principal sugerencia es que no se crean que todo est√° logrado‚ÄĚ. Y con ese empujoncito matizado de halago cerr√≥ el encuentro.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico