Un disco “A color” para la música cubana (+Video)

Leonardo Gil Milián es un joven pianista, compositor y productor musical que no acepta estrechar su creatividad a categorías, más bien se siente comprometido con defender la buena música cubana en su amplia diversidad de géneros. Asimila el latín jazz como plataforma y punto de partida para componer cuadros de variados matices. Su ópera prima titulada A color, de seguro irrumpirá con elegancia y buenaventura en el actual contexto de la música popular.

Leonardo en 2010 resultó ganador del Concurso Jojazz en la categoría de Composición, lo cual sería un estímulo para iniciar su carrera en el ámbito de la creación. Su estilo ha sido influenciado por la música clásica, la cubana de siglo XIX y XX, con gran interés en compositores como Ernesto Lecuona y Alejandro García Caturla.

Completó su formación académica en la especialidad de piano en la Universidad de las Artes (ISA) en La Habana. A la par de sus estudios, trabajó inicialmente en la agrupación de Laritza Bacallao y colaboró con músicos como Descemer Bueno, Carlos Varela y Argelia Fragoso. Desde hace unos años se desempeña como pianista y director musical de la agrupación del reconocido cantante Leoni Torres.

El hecho de estudiar a profundidad la obra pianística de los compositores criollos de academia y transitar por agrupaciones populares como las mencionadas le ha permitido acumular experiencias y formas de hacer que definen la identidad de su primer disco. A color se propone y logra recrear una historia decantada en la tradición y depurada con técnicas contemporáneas del joven jazz y la world music.

En el disco pueden escucharse composiciones muy respetuosas en cuanto al manejo de los códigos de la música cubana. Además presenta dos tendencias estéticas: una defiende la música popular tradicional, el son, la rumba, el cha cha cha, con una fuerte influencia de la danza, y la otra muestra una sonoridad contemporánea apegada a la de los más jóvenes jazzistas. Como si se tratase de incorporar un efecto claroscuro, muestra estas dos líneas de trabajo contrastantes.

El resultado musical alcanza un altísimo nivel gracias a la participación de figuras como Alain Pérez y Leoni Torres, los percusionistas Horacio Hernández (El Negro) y Oliver Valdés, el bajista Michael Olivera, el trompetista Julito Padrón, la cantante Leticia Trueba y los saxofonistas Luis Diomedis y Sergio Jiménez, quienes en una variada combinación de formatos aportan a la interpretación su talento y excelente comunicación, tanto en los solos como en el acompañamiento.

Vale destacar en este sentido, la manera tan oportuna con la que se logra hilvanar la entrada del tema en cada obra, con cada instrumentista desde una justificada razón dramatúrgica y estructural. La mayoría de los temas están concebidos en una estructura de tres partes: en la primera se expone el tema, la segunda da espacio a la improvisación, donde el piano adquiere un papel protagónico, y en la tercera se reexpone para finalizar.

Con todo el sabor a cubanía de un tumbao, heredado de la maestria de los grandes pianistas como Lilí Martínez o Frank Emilio, se da iniciocon el tema Son bendito que es un son montuno donde se evidencia el protagonismo del piano, presente a lo largo del disco. El tumbao rememora temas como Celosa de Alain Pérez, pues este músico ha representado para Leonardo una fuente directa de influencia en la formación de su concepto musical.

Vale destacar que en temas como Visiones, Tierra de nadie y A color, por influencia del jazz americanose evidencia la búsqueda y recreación de ambientes sonoros, están presentes los vocalizos donde la voz cobra un sentido instrumental en combinación con el bajo o el saxofón. Se hace común la utilización del doblaje de la melodía de un instrumento por el piano y la entrada de cada instrumento, a su vez representa un cambio de color.

Siguiendo las características citadas en la rumba Transparentese emplea la síncopa como un recurso del piano que imbrica el resto de la instrumentación representada por tumbadoras, clave y catá junto a la sonoridad de la clave de rumba. La línea melódica del piano evoca la melódica del más genuino canto de los rumberos. La polirritmia lograda es de gran riqueza,así como el juego con disonancias entre el piano y el saxofón soprano.

En Tierra de nadie resulta interesante la concepción percusiva y el uso de valores irregulares del piano, además se hace implícita la polirritmia propia de la cultura afro. También sobresalen detalles comunicativos como la entrega de las improvisaciones entre bajo y piano y su interrelación en el desarrollo melódico de estas.

La voz inconfundible de Alain Pérez da vida una vez más a Si llego a besarte de Luis Casas Romero que en un nuevo arreglo rinde homenaje a la canción cubana y al arte lírico. Asimismo es un reconocimiento a la familia de músicos del joven compositor y a su madre Maite Milián quees primera soprano del Teatro Lírico de La Habana.

El disco también incluye un tema dedicado a Leoni Torres, donde la versatilidad del artista le aventura a la interpretación de un estilo diferente respecto al trabajo que realiza habitualmente. De esta forma se logra dar continuidad al patrón que sigue el fonograma, donde es primordial la improvisación y desarrollo del pianismo.

Para el cierre, En la esquina se propone contar desde la música una situación cotidiana y la forma como es conducida la improvisación hacia puntos de mayor tensión, en el caso del piano a través de acordes disonantes al final de las frases y el uso de la secuencia, es seguido también por la trompeta quien además juega con adornos que dan énfasis a la letra de los coros.

La sección de metales que incorpora hacia el final unido a la improvisación de la batería a cargo de Horacio El Negro y el acompañamiento del piano ilustran una lucha de sonoridades donde diversos matices hacen confluir música y desafío en lo que puede representar una discusión de barrio.

En sentido general puede definirse el estilo pianístico como virtuoso y encaminado a redescubrir todos los recursos ritmico-melódicos que las danzas y la música tradicional han dejado a disposición como amplia variedad de tumbaos, arpegios, secuencias de terceras, cuartas y cromatismos y el movimiento de la melodía por terceras y sextas.

En este momento A color se encuentra en el proceso de ser licenciado por la Egrem, para su posterior comercialización y distribución. Por lo pronto se puede acceder a parte de la música, disponible en Youtube. El fonograma constituye un paso sólido en la carrera de Leonardo, que invita a través de sus creaciones a visitar la música de antaño y goza de un sonido impregnado de frescura y dinamismo.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico