Todo el universo de Raúl Torres

El escenario musical cubano se vistió con sus mejores galas para recibir a Raúl Torres en su concierto Todo el Universo, el pasado sábado 18 de noviembre en el teatro Mella.

Un concierto diseñado desde una dramaturgia diferente y auténtica, que comenzó sin descorrer las cortinas con un dúo de muchachas que lo acompaña en su habitual peña del Barbaram Pepito´s Bar. Luego se abrió el espectáculo al grupo del cantautor que dio comienzo con Frío, una de sus más conocidas obras y cuyo video clip en el 2011 fue premio Lucas en Dirección, Dirección de Arte y Edición. Después presentó algunas de sus nuevos temas que forman parte del disco sin estrenar Niñito Historia, dedicado a su hijo más pequeño. Llegó el momento del pequeño formato para desde la complicidad del músico, el público y sus invitados –Michel Herrera, Vania Borges, Ivette Cepeda, Beatriz Márques, los guitarristas Antonio Forcione (Italia) y Abel Acosta (Cuba), Annie Garcés, Eduardo Sosa y David Torrens– sacar el sentimiento más puro y las canciones más emotivas y conocidas desde su Candil de nieve, Se fue y Regrésamelo todo.

Finalmente otra vez toda la banda para terminar con broche de oro lo que de igual forma había empezado, con su conocidísima canción Cabalgando con Fidel. Un sentido homenaje a Fidel en el primer aniversario de su desaparición física. El público presente respondió emocionado con un fortísimo y largo aplauso.

Esa noche la música empastó a la perfección con tres piezas del artista de la plástica Jesús Lara Sotelo, que formaron parte de la escenografía sencilla, pero atractiva que acompañó las más de dos horas de concierto.

Torres presentó obras musicales que discurrieron entre aires flamencos, cariocas y argentinos, el punto guajiro, el filin, la trova y la guaracha, toda una oleada rítmica bien interesante que conforman su creación musical.

Destacan como siempre las letras de sus obras que van cargadas de inteligencia, creatividad y, sobre todo, de compromiso con una realidad sociocultural y de amor a Cuba.

Raúl Torres es un hombre modesto, de  voz dulce y aparentemente baja pero sabe conjugar estos elementos a su favor. Consigue desde su incansable creatividad parecerse a su tiempo y al más puro arte que entretiene pero educa y conmueve.

Que la luz siempre acompañe a este gran creador para que repita conciertos como este, tan cargado de cubanía y autenticidad.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico