Yunier Riquenes


Do not disturb y su mundo de siluetas

Un viaje de sensaciones, silencios e im√°genes; un universo de sombras f√≠sicas y espirituales en el interior de un motel y sus alrededores, pero especialmente dentro de sus personajes, es la propuesta del libro Do not disturb, del joven escritor espirituano Ariel Fonseca Rivero, ganador del Premio Calendario de Narrativa (2020) que otorga la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. La riqueza narrativa y la solidez de la obra definen, entre otros rasgos, esta entrega de la Casa Editora Abril, que cont√≥ con la edici√≥n y correcci√≥n de Laura √Ālvarez Cruz, y con la fotograf√≠a de interior y cubierta de Lino Valc√°rcel.

Desde el primer relato (‚ÄúRoom 12‚ÄĚ) hasta el √ļltimo (‚ÄúRoom 45. No se admiten mascotas‚ÄĚ, el lector se sumerge en historias interconectadas por circunstancias, personajes y un espacio com√ļn, con un trasfondo psicol√≥gico que enriquece lo narrado y a sus protagonistas. Las historias transmiten m√°s all√° de las palabras, dejan una sensaci√≥n agradable y la posibilidad de imaginar situaciones y recrear m√ļltiples finales en la mente de los lectores.

foto: archivo

Los diferentes relatos tienen vida individual, pero igualmente se complementan en la construcci√≥n de una atm√≥sfera general: un motel con sus propios p√°lpitos. Todo transcurre cerca de alg√ļn desierto, se menciona el equipo de los Red Sox y hay un ni√Īo con una casaca roja, pero el lugar pudiera ser cualquiera, porque el punto central de esta obra son las sensaciones, los traumas y temores, los dolores y singularidades de su gente.

El libro incluye otros elementos universales como globos, payasos, un carro de helados, m√ļsica, desamor, columpio, nubes, ladridos‚Ķ que en su conjunto confluyen de manera natural en diferentes ambientes. En cuanto a lo formal, nos brinda tres secciones, diez relatos y 79 p√°ginas, con una narraci√≥n limpia, diferentes puntos de vista y cambios temporales frecuentes que ayudan a entender la forma de pensar y actuar de sus seres.

El jurado de Calendario, integrado por los escritores Nelton P√©rez, Yunier Riquenes y Ernesto P√©rez Castillo, resalt√≥ que ‚Äúarma bien una historia con un buen uso del lenguaje y la creaci√≥n de personajes bien dise√Īados‚ÄĚ. Como expres√≥ la escritora Beatriz Garc√≠a Huidobro, ‚Äúen este libro desaparecen las fronteras entre cuento, novela, elementos de eventuales memorias y pinceladas de cr√≥nicas literarias, lo que demuestra que toda apuesta es v√°lida cuando posee una po√©tica propia‚ÄĚ.

Cuando nos sumergimos en sus p√°ginas, caminamos por senderos conocidos, por influencias de algunos audiovisuales u otras lecturas, pero sin duda, Do not disturb tiene un alma muy propia que atrapa y nos lleva a pensar en ese sitio que seguramente tiene vida m√°s all√° del papel.

Graduado del Centro Nacional de Formaci√≥n Literaria Onelio Jorge Cardoso, autor de varios t√≠tulos y miembro de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, Fonseca Rivero logra una obra sugerente, con despliegue de sensibilidad y capacidad para agrandar peque√Īos detalles como siluetas y rasgos subjetivos.

 

  • * Publicado orginalmente en el blog del autor Mira Joven. Tomado del Portal Cubarte.

Poemas que testifican el clamor de las piedras (+Videos)

‚ÄúEste mosaico no pretende ser una antolog√≠a ni un panorama, sino un sondeo desvelado sobre¬†poemas cubanos contempor√°neos¬†que presentan, de forma m√°s o menos evidente en el propio texto, los numerosos temas √≠ntimos, familiares, sociales y culturales relacionados con la experiencia vivida por la comunidad y los individuos LGBT+ tanto en Cuba como en el resto del mundo‚ÄĚ, aseguran Jes√ļs G. Barquet y Virgilio L√≥pez Lemus, compiladores de¬†Las piedras clamar√°n. Poes√≠a cubana contempor√°nea de temas LGBT+, publicada por¬†Ediciones La Luz,¬†sello de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Holgu√≠n.

El libro¬†‚ÄĒperteneciente a la colecci√≥n Capella de La Luz, con edici√≥n de Luis Yuseff, dise√Īo de Robert R√°ez y Armando Ochoa, y cubierta e ilustraciones interiores de Zaida del R√≠o‚ÄĒ se promociona en estos meses por las diferentes redes sociales de la casa editorial, principalmente mediante lecturas de poes√≠a enviadas por los autores antologados en formato audiovisual.

‚ÄúDe ninguna forma es esta una colecci√≥n de autores con tales orientaciones o condiciones personales: es una colecci√≥n de textos cuyos sujetos l√≠ricos se abren a la expresi√≥n palmaria de dichos temas, los cuales incluyen tanto lo er√≥tico-afectivo como otros aspectos generales de la vida y la sociedad humanas. (‚Ķ) Con esta compilaci√≥n no pretendemos reducir, compartimentar o etiquetar la poes√≠a de los autores incluidos ‚ÄĒni la poes√≠a en s√≠ misma‚ÄĒ, sino recoger con √©nfasis prioritario lo que de sus respectivas y divers√≠simas obras cumple con los objetivos de esta muestra‚ÄĚ, leemos en el pr√≥logo.

Las piedras clamar√°n¬†re√ļne poemas enfocados en el ‚Äútratamiento de las identidades no solo homosexuales y bisexuales masculinas y femeninas, sino tambi√©n de g√©nero, transg√©nero e interg√©nero‚ÄĚ, as√≠ como ‚Äútextos que registran formas transgresivas de homosocialidad‚ÄĚ, a√Īaden. Adem√°s de ser el primer libro de poes√≠a cubana de este tipo, resulta continuaci√≥n y complemento ‚ÄĒa trav√©s de numerosas variaciones y adiciones, especialmente de una buena cantidad de autores residentes en la Isla‚ÄĒ de la publicada bajo el t√≠tulo¬†Todo parec√≠a¬†(2015), en Las Cruces, Nuevo M√©xico, Estados Unidos, por Ediciones La Mirada, tambi√©n bajo el cuidado de Jes√ļs G. Barquet y L√≥pez Lemus.

‚ÄúNo nos interesa definir la orientaci√≥n sexual de los autores, en su mayor√≠a provenientes de diferentes promociones y tendencias est√©ticas desde la segunda mitad del siglo XX hasta nuestros d√≠as. Nos interesa observar directamente en los poemas aqu√≠ agrupados c√≥mo el sujeto deseante LGBT+, celebrado o denostado desde la m√°s remota antig√ľedad, se revela textualmente con menos aprensiones ‚ÄĒe incluso contra estas‚ÄĒ en una nueva etapa de la comprensi√≥n del ejercicio pleno de la personalidad‚ÄĚ, se lee en el pr√≥logo de vol√ļmen po√©tico.

Con antecedentes ‚ÄĒalgunos directos y otros de forma ‚Äúsospechosa‚ÄĚ‚ÄĒ que se remontan a textos de Mercedes Matamoros, Regino Boti, Jos√© Manuel Poveda, Emilio Ballagas, Jos√© Lezama Lima, Virgilio Pi√Īera, Jos√© Mario, Reinaldo Arenas, Ant√≥n Arrufat, Severo Sarduy y C√©sar L√≥pez, los temas LGBT+ comienzan a ser tratados en la d√©cada de 1980 con mayor frecuencia y explicitud, tanto dentro como fuera de Cuba, mientras que en el consiguiente decenio se convierten en algo sistem√°tico no solo en nuestras letras.

El libro inicia con el especial homenaje (‚ÄúIn memoriam‚ÄĚ) a Alberto Acosta-P√©rez (1955-2012), uno de los precursores de la nueva mirada l√≠rica homoafectiva en Cuba, y a Alina Galliano (1950-2017), quien desde Nueva York particip√≥ en¬†Todo parec√≠a. Durante el proceso de impresi√≥n del libro falleci√≥ la poeta Lilliam Moro, quien viv√≠a en Estados Unidos.

Le siguen, en orden cronol√≥gico, reconocidos autores de nuestras letras residentes en Cuba y fuera del pa√≠s, as√≠ como j√≥venes bardos, entre ellos: Miguel Barnet, Ant√≥n Arrufat, Delf√≠n Prats, Lina de Feria, Gerardo Fulleda Le√≥n, Abilio Est√©vez, Odette Alonso, Norge Espinosa, Achy Obejas, Alfredo Zald√≠var, Anna Lidia Vega Serova, Lourdes Gonz√°lez, Luis Manuel P√©rez Boitel, Pedro de Jes√ļs, Reinaldo Garc√≠a Ramos, David L√≥pez Ximeno, Nelson Sim√≥n, Frank Padr√≥n, Mae Roque, Ghabriel P√©rez, Luis Yuseff, Abel Gonz√°lez Melo, Elaine Vilar, Legna Rodr√≠guez, Milho Montenegro y Yunier Riquenes.

Estos poemas ‚ÄĒsubrayan en el pr√≥logo los antologadores‚ÄĒ permitir√°n al lector ‚Äúdescubrir entre ellos un metaforismo peculiar, redes compartidas de confraternidad y autorreafimaci√≥n con figuras ic√≥nicas internacionales (Safo, Tennessee Williams, Anne Sexton, Oscar Wilde, Virginia Woolf, Pier Paolo Pasolini, Yukio Mishima, Jean Cocteau, Miguel √Āngel) y cubanas (Ballagas, Pi√Īera, Arenas, Sarduy), as√≠ como recurrentes motivos y vivencias afines a estas orientaciones sexuales y manifestaciones de g√©nero‚ÄĚ.

Ya circulan en las redes sociales ‚ÄĒalojados en el canal de Youtube de Ediciones La Luz‚ÄĒ videos con varios de los autores incluidos en¬†Las piedras clamar√°n, entre ellos Norge Espinosa y su ic√≥nico ‚ÄúVestido de novia‚ÄĚ, Yoandra Santana, Norge Luis Labrada, Arlen Regueiro, Gleyvis Coro, Frank Padr√≥n y Alfredo Zald√≠var. Estos se mantendr√°n los pr√≥ximos meses como parte de la campa√Īa de promoci√≥n de la lectura ‚ÄúLeer nos acerca, leer sana‚ÄĚ, que desde las plataformas digitales acerca al p√ļblico lector, principalmente a los j√≥venes y adolescentes, a una parte del cat√°logo del sello.

Las piedras clamar√°n. Poes√≠a cubana contempor√°nea de temas LGBT+, libro hermoso en su hechura y en su cuidado editorial, resulta adem√°s de una selecci√≥n necesaria, como subrayan Barquet y L√≥pez Lemus, un ‚Äúdocumento de atenci√≥n y reflexi√≥n sobre estos diversos grupos minoritarios cuya visibilidad ya no penalizada y su expresi√≥n honesta dentro de la sociedad forman parte tambi√©n del diverso desarrollo de la humanidad‚ÄĚ.

 

*Publicado originalmente en La Jiribilla


«En Rostros est√° la magia»

El escritor es un artista que expresa en sus obras literarias lo que el pintor hace en su lienzo, lo que el fotógrafo capta con sus ojos mecánicos, lo que el actor expresa con su cuerpo.

Tal vez nuestra cercan√≠a disfraza lo trascendental de su obra ante mis ojos. La reciente publicaci√≥n de su primer libro ‚ÄúRostros‚ÄĚ desat√≥ en m√≠ esa sed period√≠stica de indagar, descubrir y compartir. Una genuina joven santiaguera, mujer de avanzada, y no s√≥lo en la literatura, es Lisbeth Lima Hechavarr√≠a.¬†

De bióloga a escritora en Santiago de Cuba

cortesía de la entrevistada

En mi vida siempre primero fue el arte. Ni siquiera la literatura, sino el arte en toda su expresi√≥n. De ni√Īa quer√≠a ser bailarina, bailar me apasiona, me relaja, incluso me ayuda a encontrar la inspiraci√≥n. Luego la m√ļsica me cautiv√≥ por completo y comenc√© a tomar clases de canto. Form√© parte durante un tiempo del prestigioso coro Orfeon Santiago bajo la direcci√≥n del maestro Electo Silva.

Ya en la secundaria la literatura fue ganando terreno, pero no me apart√© nunca de la m√ļsica ni las dem√°s manifestaciones del arte, incluso en noveno grado intent√© entrar en la Academia de Teatro Joaqu√≠n Tejada. Recuerdo que convenc√≠ a mi madre despu√©s de mucho di√°logo, que casi siempre terminaban en un cl√°sico ‚Äúte dije que no‚ÄĚ, y me llev√≥ a hacer las pruebas, pero no fui seleccionada.

Aquello no amilanó mis ganas de ser artista, sino todo lo contrario, aunque nunca me aparté de los estudios, por ello seguí cursando el pre universitario, comencé entonces las clases de guitarra en la Lauro Fuentes y junto a mi amigo Yohan Bulgar Munder, hoy arreglista musical, compositor y bajista del grupo D’Nova, pasé a formar parte de un grupo musical de aficionados con el que nos presentábamos los fines de semana en las actividades de la ciudad y algunos jueves o viernes en la Casa de la trova. Fue una etapa linda que disfruté muchísimo.

A los 17 a√Īos escrib√≠ quince p√°ginas de una historia (hoy proyecto de novela) para entrar al Centro de Formaci√≥n Literaria Onelio Jorge Cardoso, convocatoria que conoc√≠ gracias al maestro Reynaldo Garc√≠a Blanco en su taller de los s√°bados: Aula de poes√≠a. Nunca antes hab√≠a ni siquiera tecleado en una computadora mis creaciones, y en una de las salas del Palacio de Computaci√≥n prepar√© aquellas cuartillas de Reencontr√°ndome para la Onelio. Ya por aquel entonces hab√≠a terminado de escribir Alexa, a los catorce a√Īos, mi primera obra. La emoci√≥n que sent√≠ cuando supe que hab√≠a quedado seleccionada, fue inmensa. Comenzaba a sentirme parte de algo dentro del mundo literario.

cortesía de la entrevistada

La Biolog√≠a fue algo con poco tiempo de an√°lisis. Digamos tal vez un a√Īo antes de las pruebas de ingreso a la universidad. Quiz√° unos meses m√°s, pero poco en comparaci√≥n a mi vocaci√≥n por el arte. No obstante, sent√≠a que de todas las opciones que ofrec√≠an los estudios en el nivel superior, las ciencias me apasionaban, a pesar de las matem√°ticas. Las letras tambi√©n, pero no les auguraba un futuro pr√≥spero en Cuba a las ramas sociales y human√≠sticas, proyectaba menos l√ļcida esa opci√≥n a pesar de mi amor por la literatura, adem√°s de que siempre me ha gustado ponerme retos y superarme constantemente as√≠ que hacer bifurcar mis vocaciones ser√≠a s√≥lo el comienzo de ello.¬†

Hoy felizmente soy Licenciada en Biolog√≠a por la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la Universidad de Oriente en Santiago de Cuba. Trabaj√© biodiversidad los primeros tres a√Īos de la carrera, luego comenc√© a especializar en Antropolog√≠a F√≠sica y es la l√≠nea investigativa que trabajo y en la que realizo la maestr√≠a y proyecto el doctorado.

Lo que sí puedo asegurar es que ambas profesiones me apasionan inmensamente y me creo capaz de poder llevarlas a la par. Tal vez un día me toque decidir, pero por el momento espero seguir siendo can de varios trillos.

La Asociación Hermanos Saíz y sus oportunidades

A la AHS entr√© en abril de 2016. Una vez terminada la Onelio (2014) y avanzado un poco la creaci√≥n literaria, quien por aquella √©poca fuera el Jefe de Secci√≥n de Literatura: el amigo y colega Rodolfo Tamayo Castellanos, me habl√≥ del crecimiento y me crey√≥ con potencialidades para integrar las filas de la organizaci√≥n. Desde entonces puedo admitir que he sido estimulada como creadora en numerosas ocasiones con la invitaci√≥n a eventos dentro y fuera de la provincia, a pe√Īas literarias, he formado parte del programa de la Feria Internacional del libro y de programas colaterales de otras importantes actividades en la ciudad.

cortesía de la entrevistada

Como parte de los objetivos implementados para la promoci√≥n de los asociados he contado con capsulas promocionales y siempre con la bienvenida para la realizaci√≥n e integraci√≥n a novedosos y entusiastas proyectos. Tal es as√≠ que hoy cuento, entre otros, con el proyecto de espacio literario El Escriba, pe√Īa y p√°gina web que ayuda a la promoci√≥n y comprensi√≥n de los g√©neros literarios en Cuba, as√≠ como de sus principales exponentes, a trav√©s de entrevistas y debates tem√°ticos.

Ser miembro de Asociaci√≥n que integra a la joven vanguardia art√≠stica en el pa√≠s es y siempre ser√° un honor para m√≠ pese a cualquier contratiempo. Sentirnos parte de algo que mueve los sentimientos de una naci√≥n, como lo es el arte, siempre valdr√° la pena, y por ello hoy, en mis funciones desempe√Īadas como Jefa de la Secci√≥n de Literatura y actual Vicepresidenta de la filial santiaguera, siento que puedo retribuir un poco de todo ese apoyo que he recibido e impulsar la carrera art√≠stica de muchos otros desde el apeo al funcionamiento org√°nico de la instituci√≥n.

Madre, esposa, hermana, hija, escritora, editora, antrop√≥loga, vicepresidenta‚Ķ ¬ŅC√≥mo te la ingenias para llevar todo a la par?

cortesía de la entrevistada

Me las apa√Īo. No s√© c√≥mo, la verdad, pero lo consigo. Sobre todo, con mucha disposici√≥n, mucha fuerza de voluntad, mucho amor por lo que hago. Decirte que lo llevo f√°cil ser√≠a a todas luces una gran falacia, me cuesta, me cuesta mucho, pero siempre pienso en que nada se logra sino con sistematicidad y entrega. ¬ęConstancia es resultado¬Ľ, me dice siempre un buen amigo.

Ser madre desde hace un a√Īo y medio me ha impuesto retos adicionales con los que he tenido, como toda mam√° trabajadora, que aprender a lidiar. Todos sabemos lo que impone la responsabilidad de una casa, la familia, quien tambi√©n demanda atenci√≥n, sobre todo en los tiempos que corren, tan convulsos, tan sufribles‚Ķ pero siento que el trabajo es mi v√≠a de escape; que yo no lo llamar√≠a trabajo, un poco por los significados de impostura que se le han asignado a ese t√©rmino, pues lo que hago me genera un inmenso placer, me siento dichosa al poder desempe√Īarme en lo que me gusta, poder vivir de las profesiones para las cuales estudi√©. Puedo decir sin miedo a equivocarme que ese privilegio no todos lo conocen.

En esto de ingeni√°rmelas para repartirme las funciones, pues tambi√©n creo que juega un papel importante el que me he acostumbrado a trabajar bajo presi√≥n. Ya no s√© hacerlo de otro modo. Dicen que todos tenemos ma√Īas, una especie de rutina, a veces hasta morbo a la hora de escribir, de crear, en mi caso ya es ese: el trabajar bajo presi√≥n. Escribo en las notas del m√≥vil mientras balanceo al ni√Īo a las doce de la noche, mientras remuevo el sofrito de los frijoles, me ejercito mientras le invento historias al ni√Īo y aun cuando no estoy frente al papel en blanco igual estoy creando. Busco en cada cosa que hago retazos de historias.¬† ¬† ¬† ¬† ¬†

Rostros y las publicaciones anteriores…

cortesía de la entrevistada

Siempre me ser√° infinitamente grato volver a las p√°ginas de mi primer libro publicado y redescubrirme en ellas. Los cuentos compilados en ese volumen llevan mucho de m√≠, la mayor√≠a tienen m√°s de seis a√Īos. Significan inicio, crecimiento y por qu√© no, tambi√©n escuela. Rostros tiene la magia, dir√≠a yo, de hacer que nos miremos desde adentro. A fin de cuentas, sus personajes no son m√°s que el reflejo de nosotros mismos en situaciones cercanas, situaciones que escuchamos en boca de uno, de otro, que nos llegan y nos conciernen a veces m√°s de lo que creemos o queremos admitir. Erotismo, sexo, amor, desamor, es el convite entre esas p√°ginas, donde pongo fin a una etapa creativa inicial de mi carrera como escritora y doy paso, feliz ante lo concebido, a una nueva fase escritural.

Respecto a mis otras publicaciones: desde mediados del pasado a√Īo 2020 hasta la fecha no han sido pocas todas las publicaciones que he logrado obtener. Ya sobrepasan las veinte y cinco, entre cuentos, poes√≠a, art√≠culos, rese√Īas y entrevistas en dis√≠miles revistas de M√©xico, Espa√Īa, Colombia, Ecuador, EE.UU etc. Ha sido una etapa muy fruct√≠fera. Tambi√©n he logrado publicar en revistas cubanas como Claustrofobias, Isliada, El Caim√°n Barbudo y La Jiribilla, y eso me ha hecho muy feliz.¬†

Hablemos de tu pe√Īa literaria El Escriba

Una ma√Īana de julio del pasado a√Īo el presidente de la filial santiaguera de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, Juan Edilberto Sosa, me contact√≥ para ayudar a idear algunos proyectos con el fin de retomar en la etapa postcovid la vida org√°nica de la organizaci√≥n y levantar de nuevo la programaci√≥n en la secci√≥n de literatura. As√≠ surgi√≥ la Pe√Īa Literaria ‚ÄúEl Escriba‚ÄĚ, espacio concebido para la apreciaci√≥n y promoci√≥n de escritores y sus obras, siempre debatiendo sobre un g√©nero o subg√©nero literario distinto a trav√©s del intercambio con los principales exponentes j√≥venes del pa√≠s, la cual tuvo su primera edici√≥n en agosto y se mantiene mensualmente siempre los primeros viernes de cada mes a las cinco de la tarde.

cortesía de la entrevistada

Desde el mes de enero del presente a√Īo, ante la agravante situaci√≥n epidemiol√≥gica en la provincia y luego en todo el pa√≠s, nos ha tocado reinventarnos la programaci√≥n de la Asociaci√≥n desde las redes, y como siempre digo: debemos aprender a sacar de todo, incluso de lo malo lo mejor, por ello siento que esta etapa nos ha hecho crecernos.

El Escriba no se ha quedado atr√°s, ya este mes de marzo ser√° la octava edici√≥n del espacio y la tercera realizada de forma online, lo cual ha sido una experiencia enriquecedora que me ha permitido llegar a un p√ļblico m√°s amplio y diverso con el cual la interacci√≥n a trav√©s de las redes ha sido fortuita y retroalimenta la pe√Īa de un modo muy din√°mico a trav√©s de entrevistas por video llamadas y streaming subidos directamente a la p√°gina de Facebook de la pe√Īa, y luego compartido y rese√Īado en todos los dem√°s espacios de la AHS de Santiago de Cuba.

Hasta el momento escritores de la talla de Rodolfo Tamayo castellanos, Juan Edilberto Sosa Torres, Yunier Riquenes Garc√≠a, Yansy S√°nchez, Reynier Rodr√≠guez, Mar√≠a de Jes√ļs Ch√°vez Vilorio, Abel Guelmes Roblejo y ahora en marzo, dedicado al D√≠a internacional de la mujer, la joven y multilaureada escritora habanera Barbarella D‚Äô Acevedo ser√° la pr√≥xima invitada. Realmente me siento muy feliz con los resultados del proyecto y agradezco a la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z por la oportunidad de llevarlo a cabo bajo su producci√≥n y asesor√≠a en materia de comunicaci√≥n.

Proyecciones futuras

Trabajo en dos proyectos de libros, que como ya mencionaba al inicio de la entrevista, no tienen mucho que ver con este libro inicial Rostros, es el caso de un compendio de cuentos que posiblemente lleve el título de su primera obra: Cifras, sobre historias de vida y muerte en varias partes del mundo durante tantos meses de pandemia. El otro en proceso creativo es un proyecto de cuentos que hacen alusión a enfermedades mentales raras el cual tentativamente puede llamarse Nece(si)dades, nombre del segundo relato.

cortesía de la entrevistada

Matices de Vida, mi tercer libro, está bajo evaluación editorial en México, ojalá y sea positivo el dictamen. También estoy a la espera impaciente de que salga ya al mercado De amor y otras aberraciones bajo el sello editorial Letra Latina. Estoy terminando de editar ahora el que sería mi cuarto libro: Bestias Interiores, para el cual acaban de mandarme una propuesta editorial en Ecuador, con contrato anexado para posibles reediciones traducido al italiano, el inglés y el rumano.

Las plumas que entre sus dedos desliza, su inseparable compa√Īera, la tinta, y entre hojas, entreteje historias fascinantes que asombran a un lector sediento, como yo. Cada d√≠a nos impresiona m√°s, nos transporta a un mundo m√°gico lleno de fantas√≠as y de tantas historias que nos enriquecen la vida.

Gracias Lisbeth, en tus obras has expresado los sue√Īos, vivencias, ilusiones e inspiraciones de tu vida y la de otros, expresiones que perdurar√°n a trav√©s del tiempo y que se quedar√°n en los libros que pasar√°n de una generaci√≥n a otra, aunque siempre afirmemos que En Rostro est√° la magia.

cortesía de la entrevistada

cortesía de la entrevistada


«Soy un cuerpo que narra historias»

Cuando se dialoga con Yunier Riquenes es imposible no pensar en su gran proyecto de vida, Claustrofobias Promociones Literarias, y tambi√©n en Naskicet Dom√≠nguez: juntos, estos dos creadores orquestan los prop√≥sitos y los sue√Īos de Claustrofobias. Naskicet y Yunier son m√°s que los hacedores de un proyecto que ha hecho mucho bien a la literatura cubana; ellos tambi√©n han acompa√Īado el camino de centenares de autores cubanos, de libros y lectores, y han mapeado la senda de la historiograf√≠a de la literatura nacional en los √ļltimos a√Īos. Cuando se conversa con Yunier Riquenes se ha de recordar siempre que es un cuerpo que narra; un cuerpo en busca de cambios necesarios, porque la inmovilidad ‚ÄĒen lenguaje art√≠stico‚ÄĒ es sin√≥nimo de muerte.

cortesía del entrevistado

El concepto ‚Äújoven promesa‚ÄĚ comienza, cada vez m√°s, a quedarse estrecho para muchos creadores. ¬ŅPor qu√© se insiste, a nivel de pa√≠s y de cultura, en calificar a los autores de menor edad como ‚Äúj√≥venes promesas‚ÄĚ cuando muchos de ellos tienen una trayectoria tan importante como la de los autores m√°s a√Īejos? ¬ŅEs preciso, tal vez, una revisitaci√≥n de ese concepto, al menos una actualizaci√≥n que valore m√°s la escritura de los creadores j√≥venes con una obra sustentada en la calidad?

Error de concepto. Revisitar el concepto. Pero prefiero seguir creyendo en la obra. Hay muchas veces ‚Äúsupuestos consagrados‚ÄĚ que han dejado muy poco. Casi nada que leer, ni reflexionar. Pero tuvieron cargos y eso les dio un concepto y reconocimientos. Ya sal√≠ de la AHS porque pas√© los 35 a√Īos, pero me sigo sintiendo joven. Y hay notables artistas que sobrepasan los 50 que siguen en silencio con obra de calidad. Y algunos se mueren ‚ÄĒellos y su obra‚ÄĒ en silencio. Prefiero no creer en las promesas; √ļltimamente, ‚Äúpromesa‚ÄĚ es una palabra que destierro, y lo que significa. Prefiero que m√°s que promesas y revisitaciones, el creador joven o no, y su obra, se visibilicen y se promuevan. Sin promoci√≥n no hay arte, sin promoci√≥n no hay p√ļblico, sin promoci√≥n no hay mercado. Sin promoci√≥n no hay existencia.

¬ŅQu√© define, m√°s all√° del rango biol√≥gico de una edad determinada, lo que es ‚Äúliteratura joven? ¬ŅEs esta una etiqueta lo suficientemente s√≥lida o cae en lo vacuo, lo repetitivo, que muchas veces es la norma a la hora de intentar ‚Äúdefinir‚ÄĚ un concepto art√≠stico?

La literatura joven no la produce solo un joven de 20 a√Īos, la literatura joven es la que se renueva, la que trae fibra y estremece. La que conecta.

En el panorama literario cubano, ¬Ņcu√°les piensas son los asuntos m√°s acuciantes que deben debatirse y que, de una forma u otra, podr√≠an resultar de relevancia para el futuro escritural del pa√≠s?

Debe haber diversidad, encuentros, eventos que muestren lo diverso que somos. Menos ruido y m√°s resultados.

cortesía del entrevistado

Claustrofobias es un proyecto inmenso, que abarca campa√Īas de promoci√≥n de autores, de libros, incluso de editoriales e instituciones. Es, adem√°s, un excelente ejemplo de c√≥mo, desde el esfuerzo individual (en este caso, dual, entre Naskicet y t√ļ) se pueden ofrecer alternativas promocionales con vistas a mostrar el talento creativo cubano. ¬ŅQu√© necesita a√ļn Claustrofobias? ¬ŅQu√© apoyos o sinergias faltan todav√≠a? ¬ŅDe qu√© manera piensas que este proyecto podr√≠a servir como una plataforma puntual para incentivar a instituciones y editoriales a emular desde el punto de vista de la promoci√≥n?

Claustrofobias Promociones Literarias sigue siendo un proyecto autofinanciado, y con el respaldo legal y monetario de la AHS de dos salarios ahora de 400 pesos, y respaldo legal de la UNEAC. Claustrofobias naci√≥ de la AHS, de j√≥venes creadores que so√Īaron y lo siguen haciendo con el respeto al libro y a los autores cubanos. Claustrofobias ha sido y es una reinvenci√≥n a la promoci√≥n literaria y cultural cubana. Nacimos y propusimos estrategias 2.0 hace unos a√Īos, cuando no hab√≠a casi conexi√≥n. Ganamos un concurso nacional de trabajo comunitario con la experiencia de promover la lectura en la comunidad virtual cubana, pero esos aprendizajes interesan muy poco a quienes dirigen el mundo del libro en Cuba. Son nueve a√Īos. Y no han importado mucho estos aprendizajes. Claustrofobias est√° y sigue en Cuba marcando la vida literaria del pa√≠s, de los j√≥venes y consagrados, recordando los libros y autores que han sido historia y comienzan a vivir. En Claustrofobias se trabaja con base de datos, un poco de periodismo de datos y se reinventa la comunicaci√≥n. Somos dos coordinadores que ponemos nuestros ingresos personales para seguir construyendo esta utop√≠a. Se han realizado libros digitales, peri√≥dicos culturales, se guardan fotos, audios y videos desde hace a√Īos de escritores cubanos que ya han muerto. Para revisar la historia cultural y literaria de Cuba habr√° que ir a nuestra multiplataforma, a nuestras publicaciones. ¬ŅQue te diga lo que necesitamos? Nos queda claro que no nos van a apoyar m√°s all√° de una invitaci√≥n a la Feria, y que nos prometer√°n algo, y ah√≠ llegan las promesas. Claustrofobias es una resistencia al mundo del libro en Cuba. En 2020, en tiempos de Covid, no nos detuvimos y se mantuvo activa la multiplataforma, sugiriendo libros y lecturas para mantener la esperanza ante la pandemia. Muy pocos creen que solo somos dos coordinadores. Seguimos sin apoyo de Ministerios ni embajadas. Todav√≠a no.

cortesía del entrevistado

¬ŅEl ejercicio de la promoci√≥n cultural podr√≠a o no emularse, as√≠ sea remotamente, con el de la cr√≠tica art√≠stica? ¬ŅEn Cuba se promociona intencionalmente, en base a criterios de calidad, o m√°s bien a trav√©s de diversas coberturas o coyunturas culturales, como por ejemplo la entrega de un premio?

A veces los premios reconocen el talento porque el jurado falla teniendo en cuenta el talento. A veces fabrican algo o a alguien, inventan premios para repartirse. Pero lo verdadero, si vale, sigue. La promoción sigue siendo una asignatura pendiente, pero muchas veces no queremos aprenderla, porque la verdadera promoción muestra la esencia, el fondo. 

¬ŅCu√°les piensas son los principales desaf√≠os para Cuba en el terreno promocional y tambi√©n en el de la creaci√≥n? ¬ŅQu√© estrategias discursivas y de valor de imagen pueden servir, seg√ļn tu experiencia como promotor, para impulsar esos desaf√≠os hacia un horizonte pr√≥ximo de concreciones?

Lo primero es reconocer que el mundo cambió hace tiempo. Hay retos y desafíos y ahora no basta, siempre lo dice Naskicet, con tener la conexión ni los millones de pesos. Con poco se pueden arrastrar multitudes. Hay varios proyectos culturales que han demostrado valía, pero muchas veces eso no importa. Y, muchas veces, cuando miras acuerdos y congresos y eventos y cambian los ejecutivos, la historia comienza otra vez. Entonces no se puede avanzar hacia adelante. 

La promoci√≥n cultural en nuestro pa√≠s, ¬Ņmapea nuestra realidad creativa o es solo un muestrario, una selecci√≥n, de dicha realidad?

La promoci√≥n cultural que hacemos hoy en Cuba es poco atractiva. Maneja discursos y narrativas que poco atraen al p√ļblico diverso y juvenil. ¬ŅDe d√≥nde lo saqu√©? Tengo derecho a decir lo que pienso y siento en esa realidad en la que me muevo a diario. La promoci√≥n muestra muy poco la realidad y diversidad.

¬ŅC√≥mo se conjuga el ejercicio creativo en tu funci√≥n como promotor?

Escribo y promuevo todo el tiempo. Promover es un acto creativo. Hay que estudiar las formas de proponer y sugerir para las redes, la radio y la TV, y todo no se puede lograr. Pero uno debe encontrar el discurso, los personajes, la propuesta. La promoción cultural forma parte de mis estados creativos.

En los tiempos presentes se ha comprobado, quiz√°s m√°s que nunca, la necesidad del acceso a las redes sociales, no solo como una v√≠a otra de interacci√≥n sino como un medio de comunicaci√≥n de la realidad art√≠stica y del devenir cultural, ya no de una naci√≥n, sino del mundo entero, ¬Ņnos incorporamos tard√≠amente a esa realidad?, ¬Ņsientes que caminamos con desventaja?

Las redes sociales y la velocidad de la comunicación nos imponen a diario muchos retos, lo importante es tratar de usarlas como herramientas para construir y unir, y hay que conocer cuáles son los desafíos que traen, los datos que regalamos de nuestras intimidades y deseos. No es llegar tarde, es llegar y comprender a lo que hemos llegado. Y no podemos bajarnos de las nuevas tecnologías, hay que vivir con ellas. Aprendamos en cada jornada, seamos humildes.

¬ŅDe qu√© manera sientes que la AHS tuvo influencia en tu obra creativa? ¬ŅQu√© tal la salud de las instituciones culturales?

La AHS es parte de mi vida. Esa organizaci√≥n me tuvo m√°s tiempo que mi propia familia. Miembro, jefe de secci√≥n, vicepresidente provincial en Santiago, el m√°s votado en el congreso de 2013, miembro de la Direcci√≥n Nacional, estuve organizando dos congresos. No importa que mi nombre est√© o no en reconocimientos ni distinciones. Me queda la alegr√≠a de ayudar a muchos j√≥venes a revisar proyectos, promoverlos, a pronunciar sus nombres cuando nadie sab√≠a de su existencia. Y eso es lo m√°s valioso. No quiero nada. Me queda la alegr√≠a de conocer a muchos artistas j√≥venes en toda Cuba que no son promesa, son realidad, y han dejado obras de teatro, literatura, fotograf√≠as. El arte salva. Apost√© por los premios de la AHS y gan√© unos cuantos que atesoro con cari√Īo. Aquellos a√Īos marcaron mi vida. Y sigo promoviendo a los j√≥venes. La AHS que viv√≠ es como recordar a un miembro amado de tu familia, que puede estar vivo, o morir.

De las instituciones culturales solo quiero apuntar que existen si existe el arte, la cultura y los artistas, si no, como se dijo en aquel Congreso de la organización en 2013, quedarán disponibles.

cortesía del entrevistado

Siempre he notado en tu narrativa, incluso en tu poes√≠a, una intencionalidad de mostrar la escarificaci√≥n de lo real y tambi√©n sus matices, ¬Ņc√≥mo se ha construido o formado el escritor que eres? ¬ŅDe qu√© manera defines la creaci√≥n?

Escribo sobre lo que me mueve, la realidad que me toca. El escritor que soy surgi√≥ por eso, para darles voz a otros, eso se repite. Muchas veces la gente viene a contar sus historias y comprendes cuando no puedes dormir que te lo han contado para escribirlo. Antes en la literatura, ahora tambi√©n con el Periodismo. Desde hace unos a√Īos, el Periodismo y yo conspiramos en cada jornada, la literatura de No ficci√≥n. La creaci√≥n es una bomba de tiempo en m√≠, es una granada adentro que no busca quedar bien. Estalla.¬†

La escritura, si bien el oficio m√°s solitario del mundo (¬Ņest√°s de acuerdo con esa definici√≥n?) es tambi√©n uno de los oficios que m√°s acompa√Īa a los otros. ¬ŅCu√°l de tus libros te gustar√≠a que acompa√Īara a ese lector an√≥nimo, a ese rostro desconocido, que ans√≠a leerte, quiz√°s sin conocer incluso que existes?

La escritura, aunque necesite soledad, es como la granada: estalla.

Si a alguien para reinventarse, resistir, seguir, sonreír, masturbarse, prender fuego, le interesa un libro, un poema, una frase, un post, un cuento, un verso, una novela, una entrevista mía, pues basta.

Cuando se habla de Yunier Riquenes, cuando se menciona tu nombre, se habla del promotor, del poeta, del narrador, de quien escribe libros para ni√Īos y j√≥venes, ¬Ņcu√°l de estas aristas sientes que se integra en el n√ļcleo del creador que eres?

Soy un cuerpo/territorio que narra historias.

cortesía del entrevistado

El Creador, un periódico para la AHS en Santiago de Cuba

Parte de la historia de la organizaci√≥n de los j√≥venes artistas en Santiago de Cuba se recoge en las p√°ginas de El Creador, el peri√≥dico de la AHS en Santiago que tuvo cuatro n√ļmeros.
El Creador se concretó en la sede de Claustrofobias Promociones Literarias en Aguilera no. 406. Su coordinador general, el periodista y doctor en comunicación, Enrique Pérez Fumero, entonces vicepresidente de la AHS, llegó con varios nombres y decidimos por este.

[+]


Con el arte en vena (+Fotos, tuits y videos)

Tal vez en los √ļltimos tiempos cada vez eran menos los momentos de destellos, pero cuando una tropa de j√≥venes artistas y escritores desembarcaba en la casa marcada con el n√ļmero 41 en la calle Mart√≠, Esther Montes de Oca, la eterna maestra de San Juan y Mart√≠nez, acopiaba todo el brillo para sus ojos ya casi grises y toda la lucidez del mundo para recibirlos con evidente alegr√≠a, como si por unas horas su cuerpo fr√°gil olvidara que cargaba con m√°s de un siglo de avatares.

Confieso que cuando la ve√≠a sentada en su sill√≥n en la salita de estar pegada a la cocina no pod√≠a evitar preguntarme c√≥mo hab√≠a podido soportar por tantos a√Īos la ausencia de sus dos hijos amados, Luis y Sergio Sa√≠z Montes de Oca. C√≥mo una madre, toda coraz√≥n, logra sobrevivir la muerte prematura de sus v√°stagos cuando, casi ni√Īos, son vilmente asesinados por la tiran√≠a batistiana.

Los hermanos Luis y Sergio Saíz Montes de Oca junto a sus padres: el juez Luis Saíz y la maestra Esther Montes de Oca. Autor: Tomado de Juventud Rebelde.

Aquel 13 de agosto de 1957 no lo olvidar√≠a nunca. Ese dolor terrible se instal√≥ para siempre en cada part√≠cula de un ser de profundas ra√≠ces patri√≥ticas, que llena de pena consigui√≥ entender que ¬ęmorir por la Patria es vivir¬Ľ. Frase inmortal de nuestro Himno nacional que adquiri√≥ m√°s sentido para Esther no solo en la medida en que los diferentes espacios de su hogar, habitados por historias de amor a una Cuba libre, se fueron convirtiendo en sitios de veneraci√≥n para los hijos de esta tierra, sino, sobre todo, despu√©s de que surgiera, en 1986, la organizaci√≥n que empez√≥ a portar como bandera la poes√≠a y el testamento pol√≠tico de Luis y Sergio. Esa que, bautizada con sus heroicos nombres, se fundara un 18 de octubre, hace justo hoy 34 a√Īos: la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS).

tomada del perfil de facebook de ahscuba

Orgullosa de la obra de cientos de asociados que quiso como si todos hubieran salido de su vientre, Esther nos dej√≥ a los 105 a√Īos de edad, sabiendo que la muerte de sus dos √ļnicos descendientes no hab√≠a ocurrido en vano. Lo m√°s com√ļn del mundo es que les dijera: ¬ęUstedes tambi√©n son mis hijos, parte de mi ser; sin ustedes no hubiera podido vivir… Sean siempre buenos, dignos herederos…¬Ľ, cuando muy j√≥venes poetas y narradores, m√ļsicos, pintores, cineastas, actores, bailarines, investigadores, promotores culturales… se aparec√≠an con ramos de flores a la casita ubicada entre las calles Libertad e Isabel Rodr√≠guez de aquel pueblo pinare√Īo eminentemente tabacalero, para darle una vuelta y abrazarla. ¬ęTodo est√° bien ‚ÄĒles insist√≠a‚ÄĒ cuando se da cari√Īo, cuando se da amor… Cuiden la Patria. Hay que luchar por ella, vivir por ella. Eso honra…¬Ľ.

De voluntad utópica

La AHS se fund√≥ gracias a la uni√≥n del Movimiento de la Nueva Trova con las brigadas Hermanos Sa√≠z y Ra√ļl G√≥mez Garc√≠a. Por tanto, se trata del cumplea√Īos de una organizaci√≥n que ha abrazado a varias promociones de artistas cubanos que comenzaron a mostrar su obra al mundo incluso mucho antes de 1986. Evolucion√≥ como ¬ęun espacio de legitimidad para la experimentaci√≥n dentro del proyecto cultural revolucionario¬Ľ, como asegurara el ahora titular del Cultura, Alpidio Alonso Grau, cuando esta cumpli√≥ dos d√©cadas y el poeta se desempe√Īaba entonces como su presidente a nivel de pa√≠s.

Mercucho se suma a los festejos por el Aniversario 34 de la Asociación Hermanos Saíz. !FELICIDADES¡#ElArteNosUne

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Sábado, 17 de octubre de 2020

Corr√≠a el a√Īo 2006. Entonces Alonso Grau se refiri√≥ a la significaci√≥n de su ya fruct√≠fera existencia, empleando unas palabras que parecen dichas en este instante. ¬ę(…) por encima de la efem√©ride, lo que realmente celebramos es el triunfo de una voluntad ut√≥pica que por 20 a√Īos nos ha permitido participar de la cultura con un sentido cr√≠tico y una energ√≠a que van siendo cada vez m√°s raros en este mundo. Un estado de vigilia intelectual que nos ha mantenido activos y fieles dentro de una vocaci√≥n que hemos sabido salvar sin permitir que se extinguiera aun en los momentos de mayores dificultades. M√°s bien ha sido todo lo contrario: mientras m√°s arreciaban las carencias y los obst√°culos, m√°s profundizaba entre quienes hemos asistido a este aprendizaje, la conciencia de afirmarnos en una actitud de pensamiento que nos mantuviera en alerta y a la ofensiva frente a cualquier fatalismo desmovilizador; en particular, frente a la aparente candidez con la que progresivamente ha buscado acomodarse entre nosotros el preg√≥n desmoralizante del mercado¬Ľ.

Y si de algo se ha encargado la Asociaci√≥n, que hasta la fecha ha convocado tres congresos, es de mantener bien activos a sus miembros. En su empe√Īo, adem√°s, de promocionar la obra de los noveles creadores, su principal misi√≥n, se ha valido, a lo largo de estos 34 a√Īos, de intensas jornadas de programaci√≥n y de reconocidos eventos distribuidos en toda la geograf√≠a nacional.

Guant√°namo aporta la Jornada de la Canci√≥n Pol√≠tica y Titereando en la ciudad; Santiago de Cuba, el Taller y Concurso de la Radio Joven Antonio Lloga in Memoriam; Granma, encargada del ascenso al Pico Turquino, el Rock de la Loma; Holgu√≠n, las Romer√≠as de Mayo, el Festival Nacional de Teatro Joven y el Premio Celestino; Las Tunas, Entre m√ļsica y el Concurso Portus Patris; y Camag√ľey, el Almac√©n de la Imagen, la Cruzada literaria

Ciego de √Āvila organiza, por su parte, Trov√°ndote; Sancti Sp√≠ritus, Lunas de invierno y Voces cruzadas; Cienfuegos, Al sur de mi mochila, el Premio Reina del Mar Editores y la Cruzada art√≠stico-literaria; y Villa Clara, los festivales Longina canta a Corona y A tempo con Caturla, el Encuentro Hispanoamericano de Escritores adem√°s del Premio Sed de Belleza.

Muchas felicidades a todos los miembros de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, a quienes la han ayudado a crecer a lo largo de…

Publicada por Yasel Toledo Garnache en S√°bado, 17 de octubre de 2020

Orgullosas se sienten Matanzas, Mayabeque, Artemisa y la Isla de la Juventud por acoger, respectivamente, el Atenas Rock, el Puente Sur, el Arte en proceso y El Mangle Rojo, entre tanto Pinar del R√≠o se muestra feliz ¬ęenredada¬Ľ con la Jornada 13 de Agosto, el PinaRock y el Pinar Hip-Hop.

Como sede nacional, el ajetreo del Pabell√≥n Cuba es grande durante los 365 d√≠as del a√Īo. All√≠, en el recinto ferial del Vedado, lo mismo tiene lugar la Feria Internacional del Libro, donde se otorgan los premios Calendario, y el Encuentro de j√≥venes escritores de Iberoam√©rica y el Caribe, que el Taller y Concurso de Periodismo Cultural Rub√©n Mart√≠nez Villena, el festival Patria grande, los espacios Pensamos Cuba y Dialogar, dialogar, la entrega de becas y premios…

Cuenta la organizaci√≥n, asimismo, con cinco editoriales: Sed de Belleza (Villa Clara), Reina del Mar (Cienfuegos), √Āncoras (Isla de la Juventud), Aldab√≥n (Matanzas) y La Luz (Holgu√≠n), dirigida por el multipremiado poeta y editor Luis Yuseff, quien no se esconde para afirmar que la suya publica preferentemente a autores j√≥venes.

Publicada por Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Viernes, 31 de julio de 2020

¬ęAlguna vez se me sugiri√≥ que yo ‚Äúinventaba autores‚ÄĚ. Ahora, pensando un poco m√°s detenidamente en el asunto, creo que las personas que dicen eso de nuestro trabajo realmente lo que hacen es reconocer, veladamente, la eficacia de un trabajo de promoci√≥n de esos autores noveles que, de pronto, ven publicado su primer libro y a las pocas semanas su nombre puede aparecer cientos de veces en el buscador de Google‚Ķ Y, si las cosas salen mejor, esos 500 ejemplares de su libro terminar√°n agotados en unos pocos meses, e invitados a varios de los eventos que genera la AHS para la socializaci√≥n del hecho literario¬Ľ.

De ello pueden dar fe escritores que aunque en la actualidad ya no integren las filas de la AHS estar√°n enlazados a ella de por vida, como son los casos de Idiel Garc√≠a, quien permanece al frente de la editorial Sed de Belleza; Yunier Riquenes Garc√≠a, quien fund√≥ estando en su seno, junto a Naskicet Dom√≠nguez, Claustrofobias Promociones Literarias, y de Eldys Baratute Benavides, el mismo de Marit√© y la hormiga loca, Cucarachas al borde de un ataque de nervios y Reto√Īos de almendro, la selecci√≥n que le pidi√≥ Yuseff para La Luz y recoge la obra de 35 voces de todo el pa√≠s y de 19 ilustradores, tambi√©n j√≥venes.

Ellos hubieran sido como nosotros; nosotros hubi√©ramos sido como ellos. En nombre de la Presidencia de la Asociaci√≥n…

Publicada por Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz en S√°bado, 17 de octubre de 2020

A Baratute le encantar√° siempre la Asociaci√≥n, porque es el lugar en el que ¬ęme retroalimento. Un sitio lleno de j√≥venes, mucho m√°s j√≥venes que yo, con locuras, deseos de hacer, pero tambi√©n con distintas realidades que merecen ser reconocidas. En medio de todo eso me siento feliz y trato, desde mi trabajo de promotor, de impulsarlos.

¬ę¬ŅQu√© le debo? Mucho de lo que soy hoy como creador y como persona. En las m√°quinas de la Casa del Joven Creador (CJC) pas√© mis primeros libros, despu√©s del Premio Calendario y la beca La Noche los lectores comenzaron a interesarse por mis textos.

tomada del perfil de facebook de Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz

¬ęEn esos a√Īos descubr√≠ la importancia de tener un buen l√≠der, con sensibilidad, al frente de las instituciones culturales. Por eso luego trat√© de hacer lo mismo con los j√≥venes con talento que se acercaban a m√≠.

¬ę¬ŅQu√© le falta? Mucho, much√≠simo. Y cada d√≠a le faltar√° m√°s, teniendo en cuenta que cada generaci√≥n de j√≥venes es distinta a la otra, y que no podemos seguir perdiendo terreno frente a la banalidad, el facilismo y la acefalia. Tenemos que ser brujos, inventar varitas m√°gicas, dise√Īar sombreros con conejos, todo lo que haga falta para subvertir los patrones seudoculturales y para eso tenemos/debemos estar m√°s cerca de los que se hallan lejos de los c√≠rculos de artistas y no vienen a nuestras instituciones, estamos obligados a salir a las calles y traerlos¬Ľ.

Gracias al Presidente de la Rep√ļblica Miguel D√≠az-Canel Berm√ļdez y al Viceprimer Ministro Roberto Morales Ojeda, por…

Publicada por Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Domingo, 18 de octubre de 2020

Otro guantanamero, Daniel Ross, es de los que no esconde su satisfacci√≥n por haber sido el primero de los que estudiaban en la Academia Profesional de Artes Pl√°sticas, en unirse a la organizaci√≥n, ¬ęque me atra√≠a porque todo el tiempo intentaba mezclar las diferentes manifestaciones en sus actividades. Me encantaba aquella mezcolanza. Ve√≠a a la AHS como una gran mesa donde me pod√≠a servir libremente lo que quer√≠a y necesitaba. Y me nutri√≥ much√≠simo. Bueno, todav√≠a lo hace, ofreci√©ndonos siempre esos espacios diversos para crear, para participar como artistas¬Ľ.

Hermanados en llanos y monta√Īas

Hubo un momento alrededor del a√Īo 2011 en la vida de Indira Fajardo, actual presidenta del Instituto Cubano de la M√ļsica, en que se convirti√≥ en toda una ¬ęexperta¬Ľ alcanzando el Pico Turquino, en representaci√≥n de sus compa√Īeros de la secci√≥n de Cr√≠tica e Investigaci√≥n.

tomada del perfil de facebook de ahscuba

¬ęRecuerdo que la primera vez, que se escogi√≥ la ruta de Granma, fue demoledora. Tuvimos que caminar ocho kil√≥metros por carretera desde el campamento de pioneros hasta Alto del Naranjo; un recorrido que usualmente se hace en cami√≥n, lo cual sum√≥ un deterioro prematuro a nuestros cuerpos ¬ęv√≠rgenes¬Ľ todav√≠a. Para colmo, parte del descenso hacia la Aguada de Joaqu√≠n, tras admirar el busto del Maestro que se√Īorea en el cielo, hubo que enfrentarlo de noche y bajo la lluvia, as√≠ que las ca√≠das eran bastante seguidas y solo pod√≠amos avanzar alumbr√°ndonos con celulares y adivinando las barandas a cada lado. Quien las ve√≠a primero gritaba: ‚Äú¬°baranda derecha!‚ÄĚ o ‚Äú¬°baranda izquierda!‚ÄĚ. Llegamos con un hambre tan rabioso que nos com√≠amos lo que se nos pusiera delante.

En su empe√Īo por promocionar la obra de los noveles creadores, la Asociaci√≥n convoca intensas jornadas de programaci√≥n y eventos como las prestigiosas Romer√≠as de Mayo.Foto:Juan Pablo Carreras/ACN.

¬ęCon esa experiencia deb√≠a haber rechazado la propuesta cuando me convocaron por segunda vez, mas no dud√© ni un segundo. Tampoco la tercera… Y es que no he querido perderme por nada del mundo esta iniciativa de la Asociaci√≥n que persigue, sobre todo, propiciar un encuentro cercano entre j√≥venes escritores y artistas de todo el pa√≠s, que adem√°s nos conecte como generaci√≥n, no solo con la cultura m√°s aut√©ntica, sino tambi√©n con nuestra rica historia.

¬ęEn lo personal, observar con los ojos del coraz√≥n al Mart√≠ de la cima de Cuba es tambi√©n saldar una deuda que hab√≠a asumido conmigo misma en el orden familiar. Mi bisabuela ayud√≥ a Celia S√°nchez a esconder ese mismo busto antes de llevarlo a la Sierra. Por ello para m√≠ se trata tambi√©n de rendirle un tributo diferente al Ap√≥stol iluminado, a quien siempre contemplo en espera de alguna sabia se√Īal¬Ľ.

tomada del perfil de facebook de ahscuba

A una cantante ya reconocida como Annie Garc√©s le parece genial que exista una organizaci√≥n que agrupe a artistas j√≥venes. El primer regalo que recibi√≥ de ella fue convidarla a escalar el Pico Turquino, ¬ęuna experiencia inolvidable que me descubri√≥ unos nuevos amigos supertalentosos, que est√°n diseminados por toda la geograf√≠a nacional entregando su arte maravilloso. A mi regreso opt√© por la beca El reino de este mundo, un proyecto de DVD, que recoger√≠a un concierto de canciones interpretadas por m√≠ pero escritas por j√≥venes compositores, y otra vez recib√≠ un apoyo inmenso… Como si fuera poco, luego me convoc√≥ para que me sumara a otros int√©rpretes en el video de Con un poco de amor, de Silvio Rodr√≠guez, tema con el que saludamos el aniversario 30. As√≠ comenz√≥ mi camino y desde ese primer a√Īo result√≥ tan intenso que me asust√≥¬Ľ.

El artista camag√ľeyano de la pl√°stica Leonardo Pablo Rodr√≠guez Mart√≠nez la considera su segunda casa. ¬ęMi otra gran familia. La AHS ha sido un ancla y un pelda√Īo fuerte en mi carrera. Me ha ayudado mucho, al ofrecerme las posibilidades de realizaci√≥n, de crecimiento, de superaci√≥n, que no he encontrado en ninguna otra parte. En la AHS puedo decir que estoy en el lugar correcto¬Ľ, dice.

tomada del perfil de facebook de ahscuba

Frank Mart√≠nez Oliva tambi√©n le estar√° eternamente agradecido, asegura, ¬ępor su apoyo constante y por contribuir a hacer realidad aquel sue√Īo de recoger parte de mis creaciones en un soporte que me sirviera para promocionar mi obra¬Ľ, confiesa este joven nacido en Contramaestre que lleg√≥ a la trova por medio de la poes√≠a y por las necesidades espirituales que en √©l potenci√≥ la entonces muy activa c√©lula de la organizaci√≥n de vanguardia de los noveles artistas y escritores en aquel municipio de Santiago de Cuba.

tomada del perfil de facebook de ahscuba

Intensa forma de vida

Fue su propia madre quien se lo entreg√≥ a Freddy Emir Tejeda, l√≠der del proyecto Ba√ļl del Trasgo, de la Casa de Cultura de esa parte de la ciudad de Cienfuegos que todos llaman la CEN (Central Electronuclear) ‚ÄĒdevenido luego en el grupo Teatro de la Fortaleza comandado por Atilio Caballero‚ÄĒ, antes de que el mismo actual presidente de la Asociaci√≥n se probara, por ejemplo, en My Clown, donde no solo actu√≥ sino que escribi√≥ sus primeros versos, para ver si su peque√Īo consegu√≠a lo que ella no pudo: adentrarse en serio en el universo del arte. As√≠ se encontr√≥ con la escena Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz, el autor de Por el terrapl√©n, Federico y Mar√≠a, Un reino medio(ocre), Medea en el jard√≠n, La cocinerita adorada. Breve historia de Clarita Mazorca…, egresado de Teatrolog√≠a y Dramaturgia en el Instituto Superior de Arte.

Instructor de arte de alma, Gonz√°lez Mu√Īoz se uni√≥ a la AHS en 2009 ¬ęen un momento en que se gestaron muchos proyectos que marcaron la labor de la organizaci√≥n en la Perla del Sur. Recuerdo la pe√Īa Con jugo de tamarindo, centrada por Pharos Teatro, en el barrio de Reina, donde hall√© la complicidad de Frank Armando P√©rez Aguado (el payaso Colorete), quien conduce los pasos de la Asociaci√≥n en el territorio; de Niurbis Santom√© Cudeiro (Chispita)… Yo era Pito Pito‚Ķ¬Ľ, rememora quien ya fuera elegido vicepresidente nacional en el 2do. Congreso.

Este 18 de octubre la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z cumple 34 a√Īos, una organizaci√≥n integrada por creadores que representan la vanguardia intelectual y art√≠stica, quienes creen, a conciencia, que la belleza y el arte engrandecen la vida/ La AHS, en el Pico Turquino. FOTO: Ra√ļl Pupo.

¬ęCuando llegu√© al Pabell√≥n Cuba, sede nacional de la AHS, tra√≠a el conocimiento de c√≥mo funciona la organizaci√≥n en una provincia, lo cual constituy√≥ una ayuda enorme a la hora de llevar adelante esta nueva responsabilidad… Te aseguro que la AHS ocupa un lugar muy especial en mi vida, siempre bien cerca del coraz√≥n. En ella no se puede estar, no puedes permanecer impasible cuando te encuentras rodeado de creadores que han nacido con el arte en vena. Para m√≠ ha significado asumir un enorme compromiso con la obra colectiva de muchos. Es una organizaci√≥n que encontr√≥ en ‚ÄúHermanos Sa√≠z‚ÄĚ su denominaci√≥n ideal. Nosotros todos constituimos una gran hermandad de arte, acci√≥n y amor, que ha tomado como s√≠mbolo, como paradigma, el legado que nos entregaron Sergio y Luis.

tomada del perfil de facebook de Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz
  • ¬ęUna hermandad que intentamos que est√© integrada por artistas de coraz√≥n que a su vez sean buenos seres humanos, quienes hacen de los eventos y jornadas de programaci√≥n de la AHS una intensa forma de vida¬Ľ.

No apto para mayores: Lecturas de una intrusa

Un ni√Īo descalzo se lanza al ataque. Porta una espada de palo, el palo del vampiro. Una cazuela protege su cabeza en el combate. Lo acompa√Īa una legi√≥n de hormigas con armamentos. Qu√© nombre le pondr√© al protagonista de estas historias. Busco entre mis vecinas a Sary. ¬ŅEn cu√°ntas familias descubro a su amigo Ariel?

‚ÄúLa guerra en secreto comenz√≥ el d√≠a que le dije a mam√°: esto es conversaci√≥n de Menores.‚ÄĚ Y con esta declaraci√≥n b√©lica se hace a la luz de la literatura cubana un libro que muestra sombras del universo infanto-juvenil y las familias. Es un volumen donde asoma la crudeza, el dolor, ese que por mucho tiempo se excluy√≥ de las narrativas pensadas para las edades tempranas.

De la autor√≠a de Yunier Riquenes, llega en 2018 este libro a la tutela de la Editorial Oriente. El t√≠tulo tuvo su primera luz por Ediciones Caser√≥n. La presente, cuenta con la edici√≥n de Zaylen Claver√≠a, el dise√Īo de cubierta corre a cargo de Naskicet Dom√≠nguez, mientras que Amels Rodr√≠guez se ocupa de las ilustraciones. La guerra comprende 16 combates, o m√°s bien 15, y una rendici√≥n de las armas con tratado de paz.

¬ŅCu√°ntos padres no sienten que la corporalidad de sus hijos cual esclavitud les pertenece, que es zona geogr√°fica de sus acciones para lo que entiendan? Aun sin ‚Äúmalas intenciones‚ÄĚ la maternidad-paternidad suele construirse desde una relaci√≥n de poder-subalternidad y no siempre de respeto e igualdad como individuos. Por eso creo que sin pecar en generalizaciones, la letra de Riquenes ahonda en realidades ‚Äúleg√≠timamente invisibles‚ÄĚ.

Yunier, al igual que otros escritores de literatura para ni√Īos y j√≥venes de su generaci√≥n, introducen tem√°ticas antes vetadas, temas como la violencia, la muerte, prejuicios de disimiles √≠ndoles, la fe religiosa y otros, aparecen con toda intenci√≥n en sus narraciones.

Los relatos coinciden en la visualizaci√≥n de las relaciones de poder, subalternidad o antagonismo con que de modo tradicional se han entendido en muchas familias las relaciones entre padres e hijos. En algunos momentos se abordan tambi√©n el modo en que los conflictos de pareja repercuten en el estado emocional de los ni√Īos. Las narraciones explicitan actos de violencia que en el seno de la sociedad casi siempre son entendidas como algo normal:

El inicio de la guerra

  • ‚ÄúA veces me pregunto por qu√© Los Menores no podemos tomar nuestras propias decisiones, por qu√© no podemos escoger la ropa que queremos usar, por qu√© siempre, si mam√° o pap√° sacan un short, y uno reclama, ellos dicen: dale, ponte ese; no comprenden que a uno le interesa andar con pantal√≥n para verse m√°s grande. Pero no entienden, si no te lo pones te dan un golpe‚ÄĚ.

Los Adversarios

  • ‚ÄúSi uno los enfrenta en la cocina te pueden amenazar con cucharas, vasos, espumaderas, sartenes, o cualquier otro utensilio‚ÄĚ.

Predominan las narraciones breves, cuyo dinamismo en ciertos pasajes ilustran escenas violentas y remedan como en el cartel de apertura, ¬†n ring de boxeo: ‚ÄúHalaban por la derecha, por la izquierda. Derecha, izquierda. Derecha, izquierda, hasta que pegu√© un grito‚ÄĚ. ¬†

Y también estos pasajes hurgan en el universo y la psicología de los infantes y en las carencias y desatenciones emocionales que sobrevienen a las rupturas familiares:

Los Adversarios

  • ‚ÄúCambian de ciudades y se lo llevan todo. O lo dejan todo a tu nombre. Ordenan y hay que recoger, apurarse para ir a donde vayan, en el corto tiempo que tienen‚ÄĚ.

Esta p√°gina describe c√≥mo todo ni√Īo tiene d√≠as en que finge alg√ļn malestar para quedarse en casa. Ante la presunta afecci√≥n recibe mayores atenciones y mimos de los adultos. Nos invita de manera impl√≠cita a reflexionar si realmente se necesitan situaciones como √©stas para dedicarle tiempo y afectos a los hijos.

Hay momentos  en que esta narrativa pareciera recrear escenas de extrema violencia:

  • ‚ÄúSi descubren que mientes, vuelven a ser los de antes y te mandan a la escuela despu√©s de una tanda de golpes‚ÄĚ.

¬ŅA ustedes les parece crudo? S√≠ lo es, tanto como la verosimilitud de los conflictos al interior de algunos hogares que hoy se definen como ‚Äúdisfuncionales‚ÄĚ. No valen generalizaciones por supuesto, pero todos escuchamos historias como √©stas nacidas de la cotidianidad, o peor, hemos sido testigos en nuestros entornos y hasta quiz√°s alguien encuentre alg√ļn referente familiar. En los c√≥digos del sistema cultural y h√°bitos de interacci√≥n familiar-popular del √°rea cubano-caribe√Īa, la violencia se asimila en m√ļltiples ocasiones como una conducta normal. Muchas familias no reparan en ello, ni siquiera tienen conciencia de la dimensi√≥n de sus actos.

Un par de chancletas ‚Äďlas de la contracubierta‚Äď definen la ilustraci√≥n de este relato. El signo es el m√°s ilustrativo en la comunicaci√≥n que define este tipo de interacciones familiares. Padres-hijos-chancletas es una tr√≠ada muy ilustrativa dentro de la simbolog√≠a familiar cubano-caribe√Īa, nos guste o no, antes m√°s, quiz√°s menos ahora. Chancletas, cintos y otros accesorios son √≠conos de la violencia f√≠sica y psicol√≥gica por estos contextos, y solo en tiempos recientes desmontados de su altar gracias por ejemplo a campa√Īas de bien p√ļblico lideradas por los medios de informaci√≥n.

Las historias acontecen en un escenario rural donde emergen adem√°s el tema del amor del ni√Īo hacia el entorno, el paisaje natural y los animales. El infante a menudo se arma para su campa√Īa belicista con s√≠mbolos de amor y paz, otras veces es preso de las contradicciones propias de la edad:

 Formación y Ataque

  • ‚ÄúEnseguida form√© el ej√©rcito. No contaba con tanques de guerra, soldados de plomo ni robots de √ļltima tecnolog√≠a; confiaba en el r√≠o, la paloma y las ovejas. Form√© el ej√©rcito sin lema, himno ni bandera.‚ÄĚ

La voz que nos conduce en estas narraciones pretende salvar a las ovejas del palo del vampiro, quiere evitarles el sacrificio y traza junto a éstas una estrategia que adopta códigos de la fábula. El desenlace del relato es optimista. Concluye con un excelente toque de humor muy apropiado al entorno campesino:

  • (La madre del ni√Īo): -Menos mal que comi√≥, Sary. Ya me estaba preocupando este muchacho. M√≠rame aqu√≠ ‚Äďse√Īal√≥ la cabeza‚Äď. Sent√≠ que algo me cay√≥ al salir del r√≠o.
  • -Es mierda de p√°jaro, dicen que eso es buena suerte.
  • -¬°Por ahora no! ‚Äďripost√≥ enojada, oli√©ndose el dedo-. ¬°Es mierda!
  • (‚Ķ)
  • Sonre√≠, desde otro flanco el ataque hab√≠a continuado sin instrucciones previas.

En C√≥mo vuelven a nacer las ovejas el conflicto reitera la preocupaci√≥n y el sufrimiento del ni√Īo ante el sacrificio de las ovejas en el instrumento El palo del vampiro. Tal proceso de la faena campesina se describe al detalle. El personaje del padre se representa como un hombre rudo que asume las faenas y el sacrificio de los animales como un hecho natural, lo cual recibe el cuestionamiento del hijo.

A partir de este motivo central se deslindan otros subtemas como una insinuaci√≥n de soslayo a los primeros afloramientos er√≥ticos; otros, como las afectaciones medioambientales, y de modo relevante hasta la √ļltima oraci√≥n del compendio, se introduce el subtema de la fe religiosa. El protagonista le cuestiona a Ariel, compa√Īero de mesa y amigo sobre lo ver√≠dico de la existencia de ‚Äú√Čl‚ÄĚ, ‚Äúese Se√Īor‚ÄĚ o ‚ÄúDios‚ÄĚ.

Hay ciertos tonos jocosos en el abordaje del tema al cuestionamiento de la fe que no le restan trascendencia y respeto, pues desde la voz de la infancia resultan permisibles y hasta simp√°ticos:

  • ‚ÄúSus padres hablan mucho de √Čl:
  • Compraron un televisor: GRACIAS A DIOS
  • Alcanzaron mangos en el mercado: GRACIAS A DIOS
  • Llegaron temprano: GRACIAS A DIOS
  • Pero si llegan tarde, o no consiguen nada: DIOS SABR√Ā POR QU√Č, GRACIAS, DIOS M√ćO.‚ÄĚ

M√°s adelante en otros relatos se formulan preguntas como qu√© es la Biblia o si ¬ŅDios es escritor?

La problem√°tica medioambiental, los desastres, el cambio clim√°tico y sus consecuencias afloran en El tren de agua y en La paloma sube y baja del cielo. En el primero, las aguas dulces adquieren protagonismo por sus significados en el escenario campestre y en los nexos afectivos del ni√Īo, a quien preocupa c√≥mo su ausencia afecta las costumbres de las personas en ese entorno.

En este relato los personajes de los padres aparecen representados con mayor benevolencia. La narración remite a una retrospectiva, cuando los padres no eran padres, y solo eran jóvenes que se enamoraban:

  • ‚ÄúMe cont√≥ que nac√≠ gracias a esa poza, a la pasi√≥n que mam√° y pap√° desbordaron. Entonces eran unos muchachos y no pensaban tanto como Mayores. Mam√° con el pelo largo y la risa tierna, y pap√° luciendo los mejores saltos en el trampol√≠n‚ÄĚ.

En el segundo ejemplo, los desastres medioambientales tienen lugar desde la metáfora del vuelo de una paloma por diversas zonas del planeta en destrucción.

En la significación popular la hoja de la yagruma, por sus diferentes tonalidades a cada lado, es referente de comparación con la hipocresía humana. Así en La tercera cara de la hoja de la yagruma, el protagónico compara las relaciones de Los Mayores con dicha hoja:

  • ‚ÄúSi Sary llega a la casa, Los Mayores piensan de blanco; si mam√° habla con pap√°, hablan de verde. Si Sary habla con mam√°, parecen las mejores amigas; si hablan mam√° y pap√°, Sary es una gorda desvergonzada y mentirosa.‚ÄĚ

Aparecen otras cuestiones con base en la identidad y las creencias populares del tipo: ‚ÄúY dicen Los Mayores que cuando una paloma canta, se va a morir un viejo‚ÄĚ.

El Ladrón de Agua es un hermoso relato que habla de cómo la escasez, la mentira y la hipocresía destruyen la amistad entre los adultos. Tiene momentos donde se percibe un excelente sentido del humor.

Faltas de Ortograf√≠a aborda la importancia de la buena ortograf√≠a y el valor de la amistad, pues es Ariel, su compa√Īero de mesa, quien le exhorta y brinda herramientas para mejorar este aspecto. Este cuento trata el modo en que seres de diferentes credos pueden sostener una amistad, pues es Ariel hijo de una familia cristiana, no as√≠ en el caso de los protagonistas.

‚ÄúLe pregunt√© a mam√° y a pap√° qu√© cosa era el amor, si uno lo descubr√≠a por los olores‚ÄĚ. En ¬ŅQu√© puede ser el amor? Aparecen discordias capaces de separar todos los afectos posibles. La celebraci√≥n del cumplea√Īos de Diana, la perra de la vecina Sary, se torna met√°fora pretexto para abordar el asunto de exclusiones por motivos de razas o posicionamientos sociales. Pero esta historia de amor, a la complicidad de varios personajes, tuvo un desenlace feliz:

  • ‚ÄúCuando Sary peg√≥ el grito, era tarde: por primera vez Lobito amaba a una perra, aunque no fuera de su clase.‚ÄĚ

‚ÄúA veces creo que Los Mayores no saben del amor, si supieran no suceder√≠an esas cosas.‚ÄĚ Se cuestiona el personaje en La batalla naval de las hormigas, mientras indaga en las manifestaciones de los conflictos conyugales de sus padres y el modo en que le afectan. Se describen algunos signos de violencia en la comunicaci√≥n de la pareja. Ri, como el protagonista nombra cari√Īosamente al r√≠o, es el refugio cada vez que tiene alguna tristeza en casa. Compara a las personas con las hormigas y admira el modo en que estas forman su propio ej√©rcito y enfrentan unidas la adversidad. ‚ÄúA veces el ej√©rcito de las hormigas es invencible‚ÄĚ.

No Apto para Menores expone las incomprensiones generacionales como lo que se considera adecuado o no en la televisi√≥n para la recepci√≥n de los infantes. Se reiteran temas como la fe cristiana, las destrucciones causadas por las guerras y los problemas medioambientales. Como el ni√Īo de estas tramas es de pensamiento inquieto se pregunta si realmente existen diferencias entre algunas manifestaciones sentimentales-er√≥ticas (besos) entre las aventuras y las novelas. Se menciona el t√≥pico de las manifestaciones de afectos er√≥ticos en las primeras edades y sus ‚Äútravesuras‚ÄĚ para manifestarlas.

Me conmociona la lectura de El Club de la Pelea. Tras la conclusión de un acto de agresión extrema entre colegas de aula concluye el relato:

  • ‚ÄúLa maestra habl√≥ de los colomb√≥filos, los hombres que cuidan palomas; algunos, cuando andaban por pueblos lejanos, enviaban mensajes con ellas; otros las echaban a competir contra el tiempo y sobrevolaban campos y ciudades sin saberlo. Pero las palomas no deb√≠an ser nunca una raz√≥n para la pelea entre los hombres, y mucho menos para la muerte. De eso yo estaba convencido.‚ÄĚ

Qu√© actitud asumimos los adultos cuando los ni√Īos se pelean. Si les da verg√ľenza no lo digan. Una cosa es lo que se admite en p√ļblico y otra la que se adopta cuando es el ni√Īo de casa el que forma parte del conflicto. Genera contradicciones:

  • -‚ÄúSi te hal√≥ el pelo o te cogi√≥ la goma no me des las quejas, p√°rtele la cabeza, t√≠rale la silla; no dejes que te cojan la baja.‚ÄĚ

Los c√≥digos y manifestaciones de violencia del mundo adulto se trasmiten a las siguientes generaciones, de modo que se perpet√ļan en la sociedad.

  • En Por d√≥nde se pierden los aviones se plantea ¬†‚ÄúSi hab√≠a un buen lugar para castigar a Los Mayores era adonde iban los aviones. (‚Ķ) Pero nos quedar√≠amos sin padres, maestros, t√≠os, m√©dicos, payasos, panaderos, y unas cuantas personas m√°s‚ÄĚ.

Infecciones invita a la reflexión en torno al amor a los animales e introduce el tópico de la ingratitud de algunas personas hacia estos. Aborda lo relacionado con el abuso animal. 

Cuando ya al fin se declara el cese al fuego podemos llamarle Gaby al peque√Īo que nos condujo estas p√°ginas por esta guerra secreta. Es su cumplea√Īos y aunque cada lector pueda calcularle un a√Īo de m√°s o dos de menos, celebra junto a sus padres, vecina y amigo que ya est√° creciendo. Las armas han sido depuestas en La debilidad de los adversarios, cap√≠tulo de conciliaci√≥n. Los personajes aparecen en una dimensi√≥n de mayor equilibrio y matices en sus caracterizaciones. Se difuminan los extremos con que antes el ni√Īo hab√≠a juzgado a sus padres, pues como reconoce ‚ÄúNunca pude hacer un enfrentamiento real contra Los Mayores‚ÄĚ. El aroma de la comida de mam√° resulta irresistible. Gaby quer√≠a pedir perd√≥n a sus padres por declararles la guerra aunque fuera secreta. El festejo del cumplea√Īos fue motivo de esperanza.¬†

Hay reconciliación también en la naturaleza:

  • ‚Äú‚ĶNo hab√≠a ni una nube gris, pero se desprendi√≥ tremendo aguacero, como si Dios se hubiera puesto a hacerle cosquillas al cielo para que riera a carcajadas.
  • Ariel y yo nos fuimos a escuchar el arrullo de la paloma que hab√≠a puesto los huevos en la yagruma, a mirar como Ri engordaba y gritaba, con el pecho abierto: voy a llegar, voy a llegar de nuevo al mar.‚ÄĚ

¬°Cuidado! Hay duendes en mis bolsillos

…El granjero puso un cartel que alarmó a todos los animales.

-‚Äú¬°Basta de lamentaciones!‚ÄĚ- ‚Äú¬°Ma√Īana antes de que asome el sol, saldr√© a buscar la lluvia!‚ÄĚ

El caballo sali√≥ a todo galope. ‚Äú-¬ŅAlguien ha visto a la lluvia?‚ÄĚ- y nadie contest√≥. Anduvo llanuras y monta√Īas pero el campo estaba con las hojas secas‚Ķ

Uno de sus primeros juguetes fue esta historia. Con los d√≠as se volvi√≥ su juego favorito. Comenz√≥ en la oscuridad y las sombras de las paredes, el piso y el techo. La ciudad estaba en penumbras. Solo contaba dos a√Īos cuando su imaginaci√≥n se agarr√≥ a todo galope a la crin del alaz√°n. Los t√≠os le hab√≠an regalado el peluche que vio transformar en protagonista. La cita se troc√≥ impostergable, sobre las ocho y treinta por muchas noches se reiter√≥ la funci√≥n de teatro de t√≠tere y sombras en casa.

Tuve un duende sin apodos/ En lo m√°s falso del techo.

Yo le escribía derecho, / El respondía a su modo.

Los sábados y domingos Plaza de Marte es jolgorio. No sé cómo todo Santiago le cabe. Hay aspectos de esta dinámica que no me gustan y hoy no vienen al caso; otros sí. A los ilustres de la familia les encantan las mascotas de felpa que andariegas causan alboroto. Chicos y grandes detienen el paso de las estatuas vivientes para atrapar en sus teléfonos el momento. Los príncipes en crecimiento se abalanzan sobre los aparatos frutos de la inventiva popular. Y en el centro de este universo orbita el arte.

Fue gracias a la informaci√≥n de Sailin, madre de Vida, que llegamos a la Casa de la Cultura Josu√© Pa√≠s, tambi√©n conocida como Casa del Estudiante. De espectadores pasamos a aprendices. All√≠ nos recibi√≥ una se√Īora que es linaje de la cultura santiaguera, Bertha Ferrer Esti√ļ. Los ni√Īos que se forman como narradores orales en la conducci√≥n de Bertica tienen diversas edades. Lo que nunca imagin√© fue que recibiera a Vida, Mar√≠a Fernanda y Adriana que aun no cumpl√≠an los tres a√Īos.

El proyecto El bolsillo del duende es diversión y aprendizaje, consagración de la maestra, sus aficionados y las familias.

¬†La calle de los fantasmas, Ni canta ni come frutas, La jut√≠a desobediente, La mu√Īeca de trapo, y los del Bolsillo son inseparables. Bertica promueve la asistencia de sus estudiantes a las puestas que acontecen en la sede del Teatro Gui√Īol, para ella es importante que los infantes adquieran valores de la cultura art√≠stico-literaria y esc√©nica m√°s all√° del repertorio de cada narrador.

Los pretendientes de Martina enloquecieron. Por suerte esta es una cucaracha con determinaci√≥n. Ya nadie puede manipularla, su realizaci√≥n no pende de un casorio. Halla el amor en s√≠ misma y en las virtudes de quienes le rodean. Cuando la puesta lleg√≥ a su fin, en falso yo intentaba contener la emoci√≥n. La escenograf√≠a, la m√ļsica incidental, las trovasones que bien interpretaron los actores-personajes, la representaci√≥n toda y un teatro colmado hasta la √ļltima butaca destruyeron mi coraza. Yo soy Martina, ese es el teatro para ni√Īos y las familias de nuestra ciudad. Agradezco a mi hija que me haya llevado.

Y es que por mucho que se diga nunca caduca, los adultos deben crecer junto a sus hijos. Ese es otro de los méritos del Bolsillo del duende.

¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬†Sue√Īos M√°gicos¬†(Reinaldo √Ālvarez, El Chapucerito)

Desde una estrella lejana / Llega siempre un enanito/ Montado en su chivichana/ Y despu√©s de acurrucarse/ cerquita de mi almohada,/ de sus bolsillos √©l saca/ la peque√Īa vara m√°gica,/ con que roza suavemente/ una a una mis pesta√Īas y los ojos se me cierran/ mientras que a mi o√≠do canta:

Nana de las hadas/ Que tejen los grillos, / Con hilos muy finos/ De lunas pasadas,/ Para que este ni√Īo/ Duerma hasta ma√Īana.

¬ŅC√≥mo aprenden textos como √©ste y otros los ni√Īos en edad preescolar? Por supuesto, no me refiero a la repetici√≥n que inutiliza la palabra. El proceso demanda la comprensi√≥n del sentido textual y por ende una interpretaci√≥n acorde con la edad.

La profesora escoge el repertorio seg√ļn el grado de escolaridad de cada integrante y otros aspectos t√©cnicos que valoran incluso los rasgos de la personalidad de estos ni√Īos y sus maneras de decir. ¬†

El programa de presentaciones habituales del proyecto involucra varias actividades como las de los fines de semana en Plaza de Marte, la Calle Heredia, la Biblioteca Provincial Elvira Cape, el espacio La esquina de los artistas o la propia sede de la Casa de la Cultura.¬† Momento relevante resulta la participaci√≥n en el espacio El cochero azul, en el que coinciden varios ni√Īos escritores y narradores orales durante las ediciones santiagueras de la Feria del Libro. Los Encuentros de Teatro para artistas aficionados registran importantes resultados. Otra jornada intensa resulta en d√≠as de Festival del Caribe, cuando la palabra oral llega a diferentes poblados del territorio, c√≠rculos infantiles y escuelas, hogares para ni√Īos sin amparo filial, la sede del Teatro Gui√Īol, entre otras locaciones.

La ma√Īana de Fuego les vio tiritar. El Festival del Caribe desped√≠a las horas matutinas en el Caf√© Dranguet. De entre el grupo sali√≥ Mabel y se introdujo lo mismo que personaje en sus libros:

 (Los mayores, Teresa Melo)

Mi mam√° es como una ni√Īa/ que habr√≠a que rega√Īar: / fuma y fuma sin parar.

En una mano la pluma/ en la otra el cigarro, / pero si mojo mis pies/ me pronostica un catarro.

A las personas mayores/ no las puedo comprender, / hablan y hablan pero hacen/ lo que yo no debo hacer.                                                                   

(El inicio de la guerra, Yunier Riquenes)

A veces me pregunto por qué Los Menores no podemos tomar nuestras propias decisiones, por qué no podemos escoger la ropa que queremos usar, por qué siempre, si mama o papa sacan un short, y uno reclama, ellos dicen: dale, ponte ese; no comprenden que a uno le interesa andar con pantalón para verse más grande. Pero no entienden, si no te lo pones te dan un golpe.

Los duendes corretean entre los ojos de Tere y Yunier. La literatura ofrece la sinceridad de sostener la mirada. La literatura despoja las distancias que interpone la edad. La edad desaparece.

Bertha Ferrer, adem√°s de las p√°ginas universales, con buen tino escoge para el repertorio del Bolsillo autores cubanos contempor√°neos que escriben para ni√Īos, y en realidad, para todos.

Si pudiera escoger un lugar del mundo para arroparme escogeré El Bolsillo. Duende soy y corro por el patio de la Biblioteca. La ropa dejo exhausta de sapiencia. Iré y con aquel traeré la lluvia para que Adriana me bese otra vez:

…La nube se aprestó a la cabalgata. El corcel apresuró su paso cuando ella se derramó sobre la tierra.

El granjero y sus hijos se ba√Īaron bajo el aguacero. Los animales hicieron fiesta cuando asomaron las primeras flores. El viento arranc√≥ el cartel ‚ÄúSe vende esta granja‚ÄĚ y otra nube lo llev√≥ muy lejos.

                                                        (El caballo que trajo la lluvia, Adriana y Yori)


Hay un grupo que lee

En cuanto mi teléfono se conecta a internet comienza una sinfonía de rintongnes, notificaciones sin parar y en la pantalla un ícono que remeda a un avioncito de papel. Telegram me asalta con las interacciones en el canal de La Estantería Cubana. Sí, pertenezco a un grupo, y pertenecer es importante, porque se habla un mismo idioma, el de los libros.

[+]


Liset Prego Díaz | La NarraTK es una biblioteca sonora, colaborativa y virtual

*Publicado en Claustrofobias

Mamidela solo puede ser una anciana especial, una abuela seguramente. Eso es lo que uno piensa y afirma en cuanto observa en la imagen a la viejita en un sill√≥n, muy cerca un ni√Īo, una ni√Īa y un gato. Uno se da cuenta que va a encontrar en Los cuentos de Mamidela un universo fabuloso, como es el universo de los narradores de cuentos.

Y estos cuentos tienen otra magia, se escuchan en la propia voz de sus escritores o un lector muy atento lo reproduce en su voz. También tienen la particularidad de ser introducidos por un breve texto jocoso, dulce, de su guionista y directora Liset Prego Díaz. Liset aporta guion y voz. Pero antes de que existiera la imagen, parece que en la misma convocatoria Mamidela enviaba un susurro para que los amigos colaboraran con su nieta de la tercera generación de Adela.

Los créditos de Los cuentos de Mamidela

Liset me cuenta que entre las colaboraciones imprescindibles est√° la de Alain Romero Cuba, el ilustrador que ya ha puesto su talento al servicio de libros cubanos dedicados al universo infantil, acept√≥ de inmediato a darle imagen a Mamidela, a quien conoci√≥ en la Feria del Libro de Holg√ļ√≠n 2019. Le propuso el proyecto y a √©l le encant√≥ la idea. En pocos d√≠as cre√≥ la imagen que sirve de portada al podcast¬†Los cuentos de Mamidela.

Por su parte, Alain me escribe:

‚ÄúDesde que empez√≥ el aislamiento por la pandemia del COVID-19 vi que muchos artistas contribu√≠an ofreciendo su arte al p√ļblico para ser disfrutado desde sus casas: canciones, conciertos, libros y lecturas, videos de danzas en las redes, entre otras. Siempre consider√© que era una actitud muy noble y me preguntaba, como ilustrador, qu√© pod√≠a hacer yo, c√≥mo aportar a esta causa com√ļn y ofrecer algo tambi√©n. Al recibir la invitaci√≥n de Liset para hacer la portada de¬†Los cuentos de Mamidela, me sent√≠ muy feliz, pero, sobre todo, √ļtil. Este es mi primer aporte a la campa√Īa para que la poblaci√≥n disfrute desde casa y, ojal√°, no sea el √ļnico‚Äú.

Pero en la misma ilustración se lee que la edición corresponde a Marjel Morales Gato y aquí no se sobreentiende ni se piensa que Marjel y Liset tienen una familia: Adela Lucía (otra generación de Adela), y Marjelito; sus hijos.

En los cr√©ditos de la m√ļsica aparecen nombres de creadores cubanos que viven dentro y fuera del pa√≠s: Edelis Loyola, Rita del Prado, D√ļo Karma y el trovador Alito Abad. En cuanto a la m√ļsica he sido muy dichosa al recibir la autorizaci√≥n de creadores cubanos, escribe Liset, con ellos voy conformando el resto de la sonoridad de los cuentos de compa√Ī√≠a. En la ilustraci√≥n se escribe tambi√©n el t√≠tulo de cada cuento y el nombre del autor.

El ejercicio de la promoción es mágico, retador, y necesario…

Liset, la directora y madre, es periodista del semanario ¡ahora! de la oriental provincia de Holguín. Máster en Ciencias de la Comunicación y editora de Ediciones La Luz. Egresada del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Su primer libro La casa de los gatos perdidos, está en proceso editorial y fue incluida en la selección La joven luz: Entrada de emergencia. selección de poetas en Holguín, ambos preparados por Ediciones La Luz.

Desde el 5 de marzo de 2019 emprendi√≥ en el portal¬†Cubadebate¬†el podcast¬†Manual para padres impacientes. Pudiera decirse que este trabajo y sus resultados ha sido la confirmaci√≥n para explorar el mundo del podcast. Recientemente, en la entrevista¬†La escritura como un obstinado ejercicio de expresi√≥n vital, que le concediera al periodista Erian Pe√Īa para el portal de la¬†Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, Liset afirma que ha redescubierto, desde que trabaja en La Luz que el ejercicio de la promoci√≥n es m√°gico, retador, y necesario. Y deja claro:

‚Äú‚Ķla hipermedia es el presente, no ya el futuro, el mundo se mueve en bits y quien no se adecue a esta realidad simplemente se estanca. No se trata de abandonar al libro tradicional, tan necesario, sino de abrir el abanico de posibilidades para los lectores, la pluralidad de soportes y lecturas desde c√≥digos diversos y el establecimiento de un di√°logo con la generaci√≥n emergente‚ÄĚ.

¬ŅEntonces c√≥mo llegan los escritores al proyecto Los cuentos de Mamidela?

Lanc√© la invitaci√≥n en Facebook y etiquet√© a algunos amigos del mundo literario cubano. Enrique P√©rez, Eldys Baratute, Rub√©n Rodr√≠guez, Maikel Jos√© Rodr√≠guez Calvi√Īo, Leonel Daimel, Yadi√°n Carbonel, algunos periodistas, amigos, promotores, en fin mucha gente, y a ti. Algunos respondieron encantados, otros han prometido ayudar. Al momento de esta entrevista han salido tres episodios pero tengo en producci√≥n al menos cinco m√°s. Han colaborado con sus textos Rub√©n Rodr√≠guez, Yadi√°n Carbonell, Yunier Riquenes, Lilibeth Alfonso, Leonel Daimel, y Adela Luc√≠a, mi hija, que es otra lectora voraz, ley√≥ poemas de Alexis D√≠az-Pimienta.

¬ŅC√≥mo naci√≥ esta idea de la NarraTK?

Hace unos meses le coment√© a mi pap√° que me gustar√≠a hacer un podcast o repositorio de cuentos en audio para los ni√Īos que no ten√≠an cerca a sus padres o para que los padres les dejaran a los hijos en su voz por si estaban fuera de casa. En principio era para los ni√Īos con trastorno por d√©ficit de atenci√≥n e hiperactividad. Luego comenz√≥ la cuarentena y fue el momento de hacer algo, por los otros y para mantenernos activos.

Siempre digo que tengo musa hidr√°ulica, las mejores ideas me surgen cuando friego o lavo, tengo mucho tiempo conmigo misma para cavilar mientras corre el agua. Con los cuatro en casa todo el d√≠a por semanas hay mucho por fregar. As√≠ sugi√≥ la NarraTK, con el prop√≥sito de acercarnos con la voz y con el basamento adem√°s de la literapia, la literatura como recurso terap√©utico. Bajo el principio de la construcci√≥n colectiva de sentidos producimos un texto sonoro, en este caso para comunicar la literatura. Es a fin de cuentas una biblioteca sonora colaborativa, virtual y gratuita para los ni√Īos que est√°n en aislamiento social o enfermos para los que tienen a sus padres lejos por trabajo o causa de la pandemia y para cualquier amante de la narraci√≥n oral. O sea, la NarraTK es un proyecto m√°s ambicioso que a√ļn no termino de dimensionar y vislumbrar y el podcast¬†Los cuentos de Mamidela¬†est√° dentro de √©l.

¬ŅC√≥mo fuiste recibiendo los audios, en cu√°ntos formatos los recibiste?

Ha sido una aventura, porque las vías son electrónicas y no todos son muy duchos o tienen saldo y megas, además descargar los archivos de audio que han llegado por WhatsApp, Facebook o Gmail ha sido en muchos casos un reto. Pero hemos buscado alternativas para por fin obtenerlos. Algunos con mejor calidad que otros lo que me ha llevado a seguir el consejo de un amigo realizador de establecer algunas pautas básicas para la grabación y envío, nada complicado solo rudimentos elementales que ayudarán a la calidad del podcast.

¬ŅQui√©n edita los audios? Es como un ejercicio familiar donde participa la familia. ¬ŅC√≥mo es el proceso?

Es preciso trabajar en equipo porque no soy machete ‚Äď bumer√°n ‚Äď mortero. Mi esposo, Marjel Morales Gato, que tiene una inteligencia muy diversa, es el editor, dise√Īador y¬†Comunity Manager¬†del proyecto. Luc√≠a es sujeto de prueba junto a su hermano de 3 a√Īos, Marjelito. A√ļn probamos para dise√Īar la dramaturgia de cada¬†podcast, porque todo es muy espont√°neo y urgente. Por el d√≠a escribo los guiones, gestiono los audios de los amigos colaboradores y muevo las cosas en las redes. Edito los libros pendientes de Ediciones La Luz y escribo y gestiono cosas para el peri√≥dico¬†¬°ahora!¬†Ah, igual lavo, cocino, friego, recojo regueros infinitos, rega√Īo a los ni√Īos que est√°n impacientes por la cuarentena, los acompa√Īo en alg√ļn invento y tomo caf√© hasta la gastritis irreversible. Grabo de madrugada cuando los ni√Īos se han dormido y sorteo los romances de los gatos callejeros, las serenatas de los gallos de los vecinos, los sonajeros de mi terraza y los perros guardianes dando el parte. Mi estudio es la cocina. Mi equipo la grabadora con la que hago periodismo, una¬†Olympus¬†digital. Nuestra computadora una laptop anciana que comparto por turnos con Marjel. Luego √©l edita, tambi√©n de madrugada. Por el d√≠a somos zombies, porque los ni√Īos se levantan normalmente y nosotros estamos muertos. Por eso a veces me sale la voz un poco cansada.

¬ŅPor qu√© el nombre? ¬ŅPor qu√© Mamidela?

NarraTK es obviamente la conjunción de narrar y biblioteca, o sea es una biblioteca de narraciones. El podcast se llama Los cuentos de Mamidela como homenaje a mi abuela Luz Adela Beltrán Sarracén, primera de su nombre, reina del arroz con leche, quién era una extraordinaria narradora y a quien mis primos le acortaron el nombre hasta que comenzó a sonar Mamidela. En este momento su matriarcado llega a las ocho Adelas, yo soy la tercera: Liset Adela. Hace tiempo estaba por hacer como un homenaje a ella, siento que se fue y yo me quedé con muchas deudas. No creo que esa sea la solución, pero creo que es un ejercicio de sanación, de duelo necesario y más allá de eso lo hago a partir de las cosas buenas que me dejó. De ahí salió ese cuento el primer podcast, ahí está todo lo que quería haberle dicho.

Hab√≠as tenido antes un trabajo con los audiolibros, con la producci√≥n de Ediciones La Luz, ¬Ņc√≥mo ha sido ese recorrido?

En realidad mi trabajo en La Luz con los audiolibros ha sido m√°s de promoci√≥n, pues aunque particip√© en el audiolibro¬†La joven Luz: entrada de emergencias, fue como autora y editora de textos; en¬†Dice el musgo‚Ķ Luc√≠a hace las presentaciones de las pistas. Donde ten√≠a un poco m√°s de experiencia era en los podcast, en los cuales incursiono desde hace un a√Īo en¬†Cubadebate¬†y en¬†¬°ahora!¬†con¬†Manual para padres impacientes. Un podcast utilitario con consejos, recetas de cocina, comentarios y rese√Īas literarias escritas y en la voz de Luc√≠a, que comenz√≥ a hacerlos con 8 a√Īos. Con este podcast ganamos el premio de la ciudad en Comunicaci√≥n Promocional, en Hipermedia. Ahora tambi√©n estamos sacando unos podcast de cuarentena del Manual, vamos por cuatro episodios hasta hoy, sale lunes y viernes.