Víctor Alfredo Cruz


En la actuación no hay metas

Uno de mis sue√Īos como asidua espectadora de las salas teatrales nacionales era ver, en Cuba, un montaje de ‚ÄúEquus‚ÄĚ que fuera capaz de hacerme vivir, desde el temblor y la agon√≠a, el viaje de Alan Strang por el camino del remordimiento y la soledad. V√≠ctor Alfredo Cruz, joven actor al que conoc√≠ gracias a la acertada propuesta esc√©nica del director Jazz Mart√≠nez-Gamboa, fue capaz de transportarme a ese ‚ÄúEquus‚ÄĚ esencial, a esa historia humana donde se define la partitura de la desolaci√≥n. Desde el momento en que disfrut√© de la actuaci√≥n de V√≠ctor, supe que esta entrevista tendr√≠a lugar.

¬ŅC√≥mo llegaste al mundo de la actuaci√≥n?

Mis padres tuvieron tres hijos: dos ni√Īas gemelas y luego, 15 meses m√°s tarde, nac√≠ yo. A mis hermanas las llevaban a clases de ballet cl√°sico y yo pertenec√≠a al equipo de gimnasia art√≠stica de mi provincia. En un momento determinado, mis hermanas comenzaron a bailar en una compa√Ī√≠a de ballet espa√Īol que se llamaba Otiberodans y en unos ensayos en mi propia casa, la directora le propuso a mi madre hacer un tr√≠o de baile con mis hermanas; ellas bailar√≠an a mi alrededor mientras yo realizaba elementos acrob√°ticos.

Con este n√ļmero art√≠stico me sub√≠ a un escenario por primera vez y as√≠, aunque no como actor, conoc√≠ la adrenalina de los √ļltimos segundos antes de salir al escenario y lo gratificante que resultaban los aplausos al terminar cada funci√≥n. La compa√Ī√≠a dej√≥ de funcionar y me integr√© al circo de la provincia conformando un d√ļo acrob√°tico, y de esa forma continu√© con mis andanzas por los escenarios en busca de aplausos.

Me mantuve en esto un par de a√Īos hasta que un d√≠a abandon√© por completo el circo. Ya no quer√≠a hacerlo m√°s. As√≠, sin otra argumentaci√≥n. Me mantuve alejado de cualquier manifestaci√≥n art√≠stica por mucho tiempo, por a√Īos.

Sin embargo, siempre supe que quer√≠a ser conocido, que me felicitaran y aplaudieran por lo que hac√≠a, aunque no ten√≠a claro qu√© har√≠a en un futuro. Y no fue hasta noveno grado cuando supe de un casting para una pel√≠cula y vi mi gran oportunidad para hacerme ‚Äúfamoso‚ÄĚ. Dicho ‚Äúcasting‚ÄĚ eran los ex√°menes de ingreso para estudiar teatro en la ENA. Pues los realic√© y qued√© entre los cinco seleccionados en mi provincia. Sin darme cuenta, pr√°cticamente, estaba d√°ndole a mi vida un giro de 180 grados. As√≠ llegu√© al mundo de la actuaci√≥n.

¬ŅQu√© es para ti el √©xito y c√≥mo valoras su manifestaci√≥n dentro de tu vida profesional?

El √©xito es muy relativo, depende de la b√ļsqueda de cada cual. Cuando digo b√ļsqueda me refiero a lo que se quiere en la vida, lo que se desea, ya sea material o sentimental. Sin embargo, hay c√°nones ya estructurados que se exigen ciertas personas para considerarse ellos mismos exitosos; una casa, un carro, dinero, una pareja, hijos, etc‚Ķ Para m√≠, el √©xito es la felicidad, esa es mi b√ļsqueda. Pero tengo que se√Īalar que mi felicidad es un equilibrio entre salud, familia, amor y trabajo.

Mi vida profesional es exitosa. Pudiera ser mejor, pero lo es. Digo esto sin dudas y pena alguna, porque realmente estoy siendo feliz y me siento contento de lo mucho que he logrado en tan poco tiempo. Soy reci√©n graduado de la ENA y ya he trabajado en la televisi√≥n, en el cine y el teatro, compartiendo escenario o set con actores de renombre y de experiencia, algunos para m√≠ ‚Äúic√≥nicos‚ÄĚ, a los cuales les debo parte de mi √©xito por su gran ayuda y apoyo.

Si tuviera que expresar mi √©xito profesional en una frase dir√≠a, como Albert Einstein: ‚ÄúTodo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar un √°rbol, pasar√° el resto de su vida creyendo que es un idiota‚ÄĚ. Nadie me ha juzgado como al pez y estoy donde mejor puedo estar.

Si bien los premios no hacen todo el camino de un artista, son sin dudas un reconocimiento a una parte significativa de su trayectoria. Acabas de obtener el Premio Adolfo Llaurad√≥ de Actuaci√≥n Masculina 2019 por tu trabajo en la obra Equus. ¬ŅPiensas que has alcanzado una meta de importancia?

En la actuación no hay metas, nunca llegas a un final, ni como actor en formación ni como actor en busca de un personaje, siempre hay algo más que necesita ser encontrado. Ganar un premio tampoco lo veo como un resultado finito, ni siquiera como una meta de principiante.

¬†S√≠ reconozco que me sent√≠ muy alegre al obtenerlo como tambi√©n siento orgullo de haber sido premiado y reconocido por mi trabajo. Pero soy de los que piensa que eres tan bueno como lo √ļltimo que haces y tan malo como lo √ļltimo tambi√©n. Ahora estoy nominado al Premio Caricato de Actuaci√≥n 2019, y me enorgullece much√≠simo competir con actores de tanta experiencia.

foto Darwin Alberti/ cortesía del entrevistado

¬ŅCu√°l es la verdadera significaci√≥n de un premio para un artista joven?

Lo mejor de ser premiado es que te confirma que el camino o guía que llevas es correcto. Que estás haciendo bien las cosas. Ser premiado es un plus en tu carrera, te inspira a seguir haciendo, a seguir creando.

En Equus, bajo la direcci√≥n de Jazz Mart√≠nez-Gamboa, diste luz a Alan Strang en una actuaci√≥n m√°s que memorable. ¬ŅC√≥mo encontraste al personaje, su tono, su cuerpo, su imagen?

Alan es un muchacho de ciertas tipicidades, tanto f√≠sicas como mentales; adem√°s de agregarle una familia de caracter√≠sticas peculiares. F√≠sicamente es enjuto, de 17 a√Īos; eso estaba logrado sin esfuerzos a pesar de que tengo dos a√Īos m√°s que el personaje. Su manera de interactuar con los dem√°s, c√≥mo los observaba, c√≥mo se mov√≠a u otras caracter√≠sticas f√≠sicas fueron apareciendo poco a poco en los ensayos.

El tono de la actuación fue propuesto de inmediato por Jazz, el director, como una partitura. También quiero resaltar que leí muchas veces el texto, acostumbro hacerlo; esto me revelaba algo nuevo cada vez que leía. Trabajar con los otros actores del elenco fue sin duda gran porciento de mi acierto: ellos me ayudaron y guiaron, como también lo hizo el director. Lo demás fueron muchas horas de dedicación y ensayo.

¬ŅDe qu√© forma debiste transformar tu propia imagen espiritual y f√≠sica para encarnar a Alan?

De transformación física hay muy poco que hablar, pues mi acercamiento con Alan físicamente era un hecho. Sin embargo, mental y espiritualmente existía o existe un enorme caudal de diferencias. Soy un ser humano completo, no me falta absolutamente nada, como tampoco necesito rendirle a una deidad para estar satisfecho; la sexualidad en mi vida no es un problema en lo absoluto, soy un joven alegre, de luz y, sobre todas las cosas, feliz.

Esta vez me toc√≥ interpretar a un adolescente muy diferente. Alan sufre, siente dolor, desde su ni√Īez arrastra el sufrimiento. Est√° atado, aparentemente de por vida, a una creencia religiosa que luego se transforma y pasa a ser una obsesi√≥n m√°s cruda y m√°s real. Dudo que Alan pueda ser feliz, ‚Äúla vida‚ÄĚ lo tiene bien hundido en un agujero; sin embargo, en su cabeza, donde podr√≠a haber otro mundo, existe la posibilidad de una realidad que le place, sexual y espiritualmente, pero que la sociedad y la vida le niegan. Temor, dolor, rabia, agon√≠a, impotencia‚Ķ son ingredientes de la mezcla de sentimientos que inundan su cuerpo.

Quien me conoce sabr√° que Alan es mi ant√≥nimo pero el trabajo, estudio y deseos fueron suficientes para transformarme por 12 funciones y dejar vivir al Alan Strang que existe desde los 70`, el Alan espera con ansias alg√ļn cuerpo para poseerlo y vivir de lo que √©l cree, con temor de llegar al final de la obra.

¬ŅCu√°les son las herramientas t√©cnicas, tanto f√≠sicas como mentales, que valoras m√°s en la formaci√≥n de un actor?

El cuerpo, la voz y la mente son los elementos o herramientas que utiliza un actor. Un cuerpo preparado, el√°stico, es primordial. Los actores debemos formar nuestro cuerpo para poder deformarlo en caso que se necesite.

De igual modo cultivar la mente es de esencial importancia, llenarnos de referentes que sirvan de background es muy √ļtil. El trabajo de un actor es de investigaci√≥n m√°s que todo, de b√ļsqueda de informaci√≥n real y concreta que sirva para crear realidades y personas de carne y hueso. Y por supuesto, el estudio de uno o varios sistemas de interpretaci√≥n que te sirvan de gu√≠a y base en la b√ļsqueda de tu propio m√©todo.

Hablemos del trabajo con los referentes. El personaje de Alan Strang ha sido interpretado por actores archiconocidos. Pienso, por ejemplo, en el referente m√°s cercano: el actor brit√°nico Daniel Radcliffe. ¬ŅDe qu√© manera encarnar a un Alan nuevo, capaz de dialogar con la tradici√≥n del texto pero incorporando una mirada que llegara al p√ļblico cubano?

Un Alan nuevo iba a ser. Somos personas distintas todas, que percibimos la vida y los textos ‚ÄĒen caso de los actores‚ÄĒ de maneras muy diferentes. Aunque lo primordial era contar la historia. No quise ver la pel√≠cula que existe de la obra ni ning√ļn video de ella, quer√≠a que saliera de mi entendimiento y mi creaci√≥n todo lo que iba a hacer.

¬†Equus es una obra universal, puede ser representada en Jap√≥n, por decir un pa√≠s, y seguir√≠a emocionando al p√ļblico. Es una obra muy humana, muy de esencia. En Cuba nunca se hab√≠a llevado al escenario y el m√©rito lo merece el director Jazz Mart√≠nez-Gamboa por seleccionar esta magn√≠fica obra para regal√°rsela a nuestro p√ļblico.

foto Darwin Alberti/ cortesía del entrevistado

La interacci√≥n con el director es siempre un punto de inflexi√≥n fundamental en el √©xito de una obra. ¬ŅC√≥mo valoras el proceso creativo conjunto?

Trabajar con Jazz fue magnífico. Muchas peleas y desacuerdos, pero al final íbamos todos en el mismo barco con el mismo objetivo, y eso nunca lo olvidábamos. Si tuviera que puntuarlo como director, en estrellas del uno al cinco le daba seis. Es una persona maravillosa y eso lo traslada al proceso creativo, se entrega y lo da todo junto a ti. A la hora de crear las escenas, los actores fuimos muy libres, pues Jazz nos daba la confianza para hacer, a pesar de él tener pensado ya gran parte del espectáculo. Fue una creación conjunta, de mucha unión por parte de todos y encabezados por un director que a pesar de ser joven, es muy arriesgado, creativo y talentoso. Volvería a trabajar con él sin dudas.

Para ti, ¬Ņqu√© es lo m√°s importante en la vida de un actor?

Un actor debe llevar una vida de aprendizaje, debe nutrirse de todo lo que le sucede, hablo de una vida de experiencias, porque con ellas y el conocimiento de cu√°ndo y c√≥mo utilizarlas se lograr√°n las actuaciones. Pero solo la disciplina, la entrega y la constancia ‚ÄĒen conjunto‚ÄĒ har√°n a un actor.

¬ŅQu√© puede ofrecernos el cotidiano que vivimos para hacer arte?

Todo. El arte es subjetivo pero se nutre de la realidad. El arte pone en evidencia todo aquello que debemos transformar y no hay mejor libro que la vida para extraer esencias que, con un poco de talento y genialidad, transformaremos para hacer lo que se conoce como arte.

¬ŅQu√© llevas de ti al rol teatral con el que, en un momento determinado de la vida, te toca lidiar? ¬ŅEs posible ‚Äúdespegarse‚ÄĚ completamente de lo que somos para abordar la vida esc√©nica del ‚Äúotro‚ÄĚ?

Responder√© las dos preguntas con una sola respuesta pues creo que van de la mano. Son preguntas bastante complejas que no sabr√≠a responder con total afirmaci√≥n por mi corta experiencia como actor. Uno presta cuerpo, mente, alma y esp√≠ritu al rol que interpreta; y en gran medida nos transformamos y nos convertimos en el ‚Äúotro‚ÄĚ, pero nos vemos obligados a volver a nuestras esencias. Transformamos lo que somos, transformamos con ayuda de las experiencias nuestras costumbres, creencias, gustos y una infinidad de caracter√≠sticas propias y las ponemos en funci√≥n del personaje a interpretar, pero siempre el ‚ÄúT√ļ‚ÄĚ propio acompa√Īa al ‚ÄúOtro‚ÄĚ. Entonces creo que ‚Äúdespegamos‚ÄĚ muchas cosas que conforman lo que somos pero nunca completamente.