Ver贸nica Aranda


La mirada atenta y milim茅trica de Ver贸nica Aranda

Ver贸nica Aranda no es haijin 鈥渁ccidental鈥, sino que ha logrado calar en el coraz贸n de ese g茅nero casi desconocido que es el haiku. Para ahondar un poco sobre esta arista de su obra creadora, el Portal del Arte Joven Cubano se acerca a ella, agradeci茅ndole de antemano la amabilidad de acceder a responder las siguientes preguntas:

鈥擡n pocas palabras, 驴qu茅 es el haiku para ti?

Es una forma de contemplar y reverenciar la naturaleza a trav茅s de los cinco sentidos, y al plasmar algunos asombros derivados de esa contemplaci贸n, sentir hondas sensaciones est茅ticas.

鈥斅緾贸mo llegas a 茅l?

En la feria del libro de Madrid de 2001, visitando casetas, me encontr茅 en la de la editorial Miraguano con un libro de Basho que me atrap贸, Haiku de las cuatro estaciones. A partir de ah铆, llegu茅 a otros cl谩sicos como Issa Kobayashi, Yosa Buson y Shiki, cuya lectura me impuls贸 a escribir mis primeros haikus y a profundizar en la teor铆a.

鈥擜lgunos estudiosos y haijines, como Javier Sancho, han dicho que el haiku no es poes铆a. 驴Es o no es?

Su clasificaci贸n dentro de los g茅neros literarios es un tema complejo. Podr铆a encasillarse dentro del subg茅nero de la poes铆a breve e incluso de la poes铆a m铆stica. Pero, es verdad que t茅cnicamente escribir un haiku supone emprender el camino contrario al de escribir poes铆a: es desaprender la t茅cnica, la construcci贸n de met谩foras, olvidarse de las figuras ret贸ricas para llegar a la sencillez y espontaneidad fruto del aware. As铆 se lo explico a los alumnos en los talleres de iniciaci贸n al haiku.

鈥擧aiku y poes铆a occidental, dos expresiones completamente distintas. 驴Qu茅 recibes de cada una?

Del haiku recibo la mirada atenta y milim茅trica sobre las cosas. De la poes铆a occidental, la indagaci贸n en experiencias vitales y en el lenguaje que propician el autoconocimiento.

鈥擡n la pr谩ctica, hay com煤n acuerdo respecto a que lo divino es precisamente lo que el hombre no sea鈥, dice Vicente Haya en su tesis doctoral El coraz贸n del haiku: la expresi贸n de lo Sagrado. Pero R铆o Mekong nos muestra un mundo inclusivo donde el hombre persiste en armon铆a con la Naturaleza, donde el Aware[1] es eminentemente m铆stico. 驴Haces divisiones o consideras al haiku, al igual que R.H. Blyth, 鈥religious poetry鈥 en su totalidad?

Concuerdo con Blyth, pues considero el haiku poes铆a m铆stica, y lo percib铆 con mayor claridad cuando profundic茅 en el estudio del hinduismo y del budismo. En el haiku no hay jerarqu铆as, todas las criaturas son sagradas por igual, desde el hombre hasta las plantas y los insectos m谩s diminutos. Forman parte de un Todo, del Atman. Esto se percibe especialmente en la obra de haijines como Issa y H么sai.

鈥擧oy se habla del 鈥渟铆ndrome Benedetti鈥. 驴Aumenta o disminuye?

Aunque en Espa帽a se est谩 escribiendo haiku de mucha calidad y en consonancia con los c谩nones japoneses y la filosof铆a zen, me temo que, por otro lado, el 鈥渟铆ndrome Benedetti鈥 aumenta. Estamos en la era de la inmediatez, de la hiperconexi贸n y del narcisismo, que no invitan a profundizar en nada. Esto y un exceso de ego son la ant铆tesis del haiku, cuyo camino de aprendizaje puede llevar a帽os, incluso una vida entera.

Se publican demasiados haikus y libros de haikus (algunos incluso ganan concursos) que son m谩s bien poemas amorosos o afor铆sticos. Mucha gente piensa que si lleva la m茅trica 5-7-5 ya es un haiku, y nada m谩s lejos. Adem谩s, no es un requisito indispensable del haiku esa distribuci贸n de versos ni que tenga 17 s铆labas.

鈥斅縌u茅 te parece el uso de met谩foras en el haiku?

Me parece que las met谩foras se deben usar de forma muy dosificada. Aunque, en algunos haikus espec铆ficos, pueden aportar mucho y ayudar a la transmisi贸n de una escena o impresi贸n po茅tica. Es m谩s perjudicial, a mi modo de ver, el exceso de purismo, sobre todo, teniendo en cuenta que muchos cl谩sicos, en ocasiones, incluyeron met谩foras en sus haikus.

La poeta y fil贸sofa espa帽ola Chantal Maillard cre贸 el t茅rmino聽anti-haiku. 驴C贸mo te parecer铆a mejor llamar a esos poemas que no son haiku?

Seg煤n el texto, los denominar铆a poemas breves, micropoemas, aforismos, m谩ximas o incluso seguidillas, pues ciertos 鈥渉aikus鈥 se acercan m谩s a la po茅tica del flamenco.聽

鈥擜lguno que hayas escrito.

Leo a Li Po.

En mi copa de sake

los equinoccios.

鈥擡n el libro La poes铆a zen de Santoka, Maillard cita palabras de Anandavardhana, extra铆das del Dhvanyaloka o Teor铆a de la resonancia, para mostrar la capacidad de sugerencia de la palabra po茅tica. 驴Es el haiku la mano, o lo que ella apunta?

Pienso que ambas cosas. Me viene a la mente la definici贸n de Basho: 鈥淯n haiku es un dedo que apunta a la luna, pero si el dedo est谩 ensortijado, el lector se fijar谩 en el dedo, y no en la luna鈥.

鈥擱eferentes que has tenido y que recomiendes para el estudio y comprensi贸n del haiku.

R.H Blyth y su enciclop茅dico estudio sobre el haiku, cualquier libro de Vicente Haya (recomiendo especialmente: Haiku: la v铆a de los sentidos y El espacio interior del haiku), El haiku japon茅s, de Fernando Rodr铆guez-Izquierdo, y Kigo, de Seiko Ota y Elena Gallego. A un nivel m谩s panor谩mico, Budismo Zen, de D.T. Suzuki y Claves y textos de la literatura japonesa, de Carlos Rubio.

鈥擧aijines y haikus donde encuentres zenmi (sabor a zen). Uno japon茅s, otro espa帽ol y otro cubano.

Taneda Sant么ka:

Yuki e yuki furu

shizukesa ni oru

 

Sobre la nieve

cae la nieve.

Estoy en paz.

 

Isabel Pose:

Sin nadie a quien hablar.

En la monta帽a

esperando el invierno.

 

Sinecio Verdecia:

tarde nublada

mi vecino ciego

fr铆e pescado

 

S铆ntesis biogr谩fica de Ver贸nica Aranda:

Nacida en Madrid, fil贸loga, gestora cultural, traductora, ant贸loga, fadista y viajera, Ver贸nica Aranda, es una de las poetas espa帽olas actuales m谩s admiradas en Cuba. Algunos t铆tulos de sus poemarios son Poeta en India (Ed. Melibea, 2005), Tatuaje (Ed. Hiperi贸n, 2005), Alfama (Ed. Centro de poes铆a Jos茅 Hierro, 2009), Postal de olvido (Ed. El Gaviero, 2010), Cortes de luz (Ed. Rialp, 2010) Caf茅 Hafa (Ed. El sastre de Apollinaire, 2015), La mirada de Ulises (Ed. Coraz贸n de mango, Colombia, 2015), Oto帽o en T谩nger (Ed. Trabalis-Aguadulce, 2016), 脡pica de ra铆les (Ed. Devenir, 2016), Dibujar una isla (Ed. Reino de Cordelia, 2017), Senda de sauces. 99 haikus (Ed. Amargord, 2011), Lluvias Continuas. Ciento un haikus (Ed. Polibea, 2014), R铆o Mekong (Ed. Cartonera Island, 2018), Mapas. Antolog铆a po茅tica (Ed. Matanzas, 2000- 2015).聽 En los cuatro 煤ltimos, podemos ver su labor como haijin[2], tambi茅n la prestigiosa y selectiva Colecci贸n espa帽ola de haikus de la Editorial UNO: Haibooks, en 2018 recibi贸 gustosamente algunas de sus composiciones en la antolog铆a Trece Lunas.

Notas:

[1] Conmoci贸n o asombro del haijin ante cualquier suceso de la naturaleza.

[2] Nombre que se le da al escritor de haiku.