UNESCO


Eusebio Leal Spengler: Verba volant, opra manent

¬†Este 16 de noviembre de 2020 se cumplieron 501 a√Īos de la fundaci√≥n de San Crist√≥bal de La Habana. Ciudad de leyendas, enigmas, religi√≥n, mestizaje y cuban√≠a, que conoci√≥ los pasos del Maestro de Juventudes Eusebio Leal Spengler. Para departir sobre esta ciudad maravilla, debemos fecundar y evocar las figura del eterno y querido historiador de La Habana; Leal es un ente vivo que nos acompa√Īa en las obras urban√≠sticas, hist√≥ricas, sociales, culturales que conocieron sus manos, su intelecto y tiempo de vigilia a la conservaci√≥n del patrimonio hist√≥rico de la naci√≥n cubana.

Al cubano m√°s √ļtil de su tiempo, le debemos la monumental obra de restauraci√≥n de las obras del centro hist√≥rico de La Habana, declarado por la UNESCO en 1982 Patrimonio de la Humanidad. Aunque su sencillez formada en los duros avatares de su vida de infante, que esbozo en el libro Fi√Īes, dedicado a su amor verdadero, su madre Silvia, lo conducen a no prevalecer sus m√©ritos sobre su llaneza, reconoci√©ndose como un servidor p√ļblico que cumpl√≠a con el deber impostergable de defender la obra de la revoluci√≥n desde su puesto de trabajo.

Hombre de ense√Īanza emp√≠rica, autodidacta, fue so√Īando y se√Īalando su camino con el valor de la perseverancia, acompa√Īado con horas de estudio y desvelo que lo consagraron de un conocimiento vasto que hacia germinar a disposici√≥n de su pueblo habanero y cubano.¬†

En una entrevista que le realizo √Āngel Calcines, Eusebio expreso: ‚ÄúTuve que superar mis grandes limitaciones intelectuales, pues escrib√≠a con faltas de ortograf√≠as y me ve√≠a obligado a buscar soluciones alternativas para intentar suplir esa deficiencia, priorizando la palabra oral. Tuve que llenar grandes vac√≠os porque le√≠a y estudiaba lo que me gustaba.‚Ä̬†

Lo importante de estas afirmaciones es que reconocía que su abnegación y superación a todaacosta le permitieron ir evolucionando en su peregrinaje.

Qu√© decir de su oratoria elocuente, sensible, tierna, ferviente e inflamable, que hacia enamorar y enarbolar la conciencia hist√≥rica y revolucionaria de nuestra poblaci√≥n. Dis√≠miles fueron sus reconocimientos internacionales y nacionales en toda su vida, premios que son el reflejo de a√Īo de energ√≠a, atrevimiento y unidad colectiva para hacer prevalecer la historia.

Como apasionado martiano, Eusebio rememor√≥ las ense√Īanzas de Mart√≠ y las trasmiti√≥ en su oratoria, escritos y acciones. Como fiel estudiante del legado del nuestro H√©roe Nacional, llevo en su pecho una m√°xima martiana: ‚ÄúEn la cruz muri√≥ el hombre un d√≠a; pero se ha de aprender a morir en la cruz todos los d√≠as. Todas las grandes ideas tienen su nazareno.‚ÄĚ

Las grandes ideas de restauración del patrimonio histórico tenían su nazareno, y el de La Habana, era Eusebio Leal. Por eso nuestro pueblo reconoce fielmente lo pulcro de sus actos, de su obra al servicio de la Historia.

¬ŅPero c√≥mo juzgar√° la historia y las nuevas generaciones a Eusebio Leal Spengler?

La propia respuesta fue dibujada en la entrevista: ‚ÄúUn d√≠a en la historia con Eusebio Leal Spengler.‚ÄĚ

  • ‚ÄúSiempre ser√° una inc√≥gnita el c√≥mo seremos enjuiciados por las futuras generaciones. ¬ŅSobre qu√© fundamentos establecer√°n su juicio? ¬ŅMirar√°n hacia su pasado con la suficiente amplitud de matices para entender que cada cual es hijo de su tiempo y, como tal, sucumbe a sus contradicciones y desvelos?‚ÄĚ

Temo afirmar que las nuevas generaciones y la historia lo juzgar√°n por sus obras. Verba volant, opra manent*.

 

Nota:

*Las palabras vuelan, pero la obra permanece


Un libro sobre las fiestas de Sapos y Chivos

Una de las experiencias m√°s interesantes que se puede tener con respecto a la cultura popular tradicional en Cuba son las parrandas del centro del pa√≠s. Surgidas como una celebraci√≥n con fines religiosos en la otrora Villa de San Juan de los Remedios, se fue expandiendo por todo esa geograf√≠a hasta llegar a nuestros d√≠as como una de las obras del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, declarada por la UNESCO en 2018. Muchas han sido en los √ļltimos a√Īos las iniciativas que se han realizado por la visualizaci√≥n nacional de esta importante tradici√≥n cubana, donde destaca el programa Parrandeando del canal Educativo 2.

Una de las parrandas de mayor arraigo y m√°s longevas son las celebradas en el territorio villaclare√Īo de Camajuan√≠. Las parrandas camajuanenses son testigos de una imborrable huella de tradici√≥n e historia, dejada a trav√©s del tiempo en sus calles y en su pueblo. Seg√ļn se conoce, estas son un desprendimiento muy fruct√≠fero de las parrandas remedianas que lleg√≥ movida por asentados en esta tierra de valles f√©rtiles unidos a otros naturales que ve√≠an en ellas la posibilidad de sacar negocios a un fen√≥meno de masas

As√≠, despu√©s de tres o cuatro a√Īos de pruebas y organizaci√≥n, el 6 de enero de 1894 realizan las primeras parrandas en el municipio. Dos barrios, uno en la loma (Chivos) y otro en los bajos cerca de la ca√Īada (Sapos) pasean sus carrozas en una «lucha» fraternal que se enraizar√≠a hasta los d√≠as de hoy.

Y sobre esta importante tradici√≥n el escritor Alejandro Batista L√≥pe, ha realizado un libro de testimonio titulado Camajuan√≠ Parrandero; en sus 256 p√°ginas se pueden comprender la naturaleza y arraigo popular de esta tradici√≥n. En los trabajos de plaza, el origen de los cabezones, la artesan√≠a popular y los dise√Īos de carrozas y vestuarios se puede entender el sentido de dichas celebraciones.

Reconocer que este texto es una excelente fuente de consulta porque recoge el conocimiento y las experiencias de sus portadores principales, hombres y mujeres de Camajuan√≠ que a lo largo de muchos a√Īos han sabido mantener dicha tradici√≥n, pero con caracter√≠sticas propias y diferentes a las de Remedios.

Su autor, Alejandro Batista, proveniente del barrio de los Chivos, siendo un importante promotor y defensor de las parrandas y las tradiciones de Villa Clara. Esto debido a que es hijo de Ren√© Batista Moreno, uno de los disc√≠pulos y amigos de Samuel Feijo√≥ y quien le pusiera el ep√≠teto del ‚ÄúDoctor Manigua‚ÄĚ.

Su madre, Mar√≠a L√≥pez Mart√≠nez, artesana y pintora popular que con su labor ha engalanado muchas parrandas, fue merecedora del Premio Memoria Viva que entrega el Centro Nacional de Casas de Cultura, y el de Investigaci√≥n Cultural ‚ÄúJuan Marinello».

Por lo que no podemos decir que el libro Camajuaní Parrandero es obra de casualidad ni del interés aislado de un hombre. Sino que es fruto de la pasión investigativa de un portador de la cultura popular que quiso recopilar estos testimonios para las futuras generaciones de parranderos e interesados.

Otro valor que tiene este libro es la riqueza que aportan sus im√°genes como el m√°s valioso testimonio gr√°fico del quehacer diario de los que hacen y viven las parrandas. Y digo quehacer diario porque aunque se celebran un solo d√≠a, los que est√°n encargados de su realizaci√≥n la piensan y la ejecutan todo el a√Īo. Tambi√©n hay que se√Īalar que Alejandro Batista no dej√≥ ning√ļn detalle suelto; todos los elementos que se conciben para estas fiestas est√°n bien reflejados por sus hacedores.

En ello destacó los capítulos La guerra publicitaria, más de un siglo de ingenio popular; Antonio Cabrera Reyes, constructor de cabezones; El arte de la pirotecnia y Las comparsas y sus grupos callejeros. Además de homenajear a las figuras más destacadas, es en las páginas dedicadas a Antonio Cabrera Reyes y Roberto Prieto González donde se puede sentir con mayor hondura este reconocimiento.

Cada 19 de marzo, día de San José y patrón del barrio de los Sapos, se puede disfrutar de las parrandas de Camajuaní. Siempre teniendo en cuenta la rivalidad que vivirán losCchivos amparado por Santa Teresa y que recorre los barrios de este pueblo de Villa Clara con sus emociones y alegrías.

Libros como estos son dignos de respeto y la más profunda admiración, porque permiten que las esencias de la nación cubana sigan vivas a través de la investigación y la literatura.


Documental canadiense en la mira del «Santiago √Ālvarez»

El Festival Internacional de Documentales Santiago √Ālvarez In Memoriam regresa a Santiago de Cuba, para celebrar su XVIII edici√≥n del 6 al 12 de marzo. Dedicado en esta ocasi√≥n a la cinematograf√≠a de Canad√° y Qu√©bec y al aniversario 505 de la ciudad sede, el certamen tambi√©n rendir√° homenaje al realizador Ismael Perdomo, fallecido recientemente.

[+]


Fiesta de la Cubanía: sello de identidad cultural

Caminar por las calles adoquinadas de la Plaza del Himno en la ancestral ciudad bayamesa, alzar la vista y encontrar ‚ÄĒcolosal e imponente‚ÄĒ el campanario ic√≥nico de la patrimonial urbe justo al p√≥rtico de la Iglesia, contemplar orgullosos la parroquia de San Salvador y saber que cada esquina de la villa fue testigo, hace ya 150 a√Īos, de la historia del nacimiento de nuestro Himno Nacional estremece y, sobre todo, emociona tanto al ignoto visitante como al m√°s raigal cubano.

[+]


Alicia Alonso también es una cátedra iberoamericana de danza

El escritor Alejo Carpentier asegur√≥ que ‚ÄúAlicia Alonso pertenece a la excepcional estirpe de bailarinas que han dejado ‚ÄĒa veces no m√°s de cuatro, de cinco veces por siglos‚ÄĒ un nombre egregio en la Historia de la Danza‚ÄĚ. No tuvo duda al definirla as√≠, pues ella es un s√≠mbolo de exquisito talento art√≠stico y de humanidad que causa la admiraci√≥n de quienes la conocen o de instancias como la Organizaci√≥n de las Naciones Unidas para la Educaci√≥n, la Ciencia y la Cultura (Unesco), la cual acaba de crear una C√°tedra Iberoamericana de Danza con el nombre de la reconocida artista.

[+]


Definir es cenizar. La fe po√©tica de Roly √Āvalos D√≠az

Acaba de publicar su poemario unig√©nito Mundo Pa√Īuelo. La escritura no es, sin embargo, la √ļnica vertiente de su creaci√≥n. Como joven artista, trae una efervescencia que es estribo de su universo innovador. Rolando (Roly) √Āvalos D√≠az (La Habana, 1988) es tambi√©n narrador, repentista, corrector, editor y uno de los directores del grupo po√©tico-musical RolleX, por todas estas destrezas es conocido en el pathos literario y del espect√°culo en la Isla.

[+]


Celebró Cuba Día Internacional de la Danza en el Gran Teatro de La Habana

Por: Ismael Francisco

Agrupaciones cubanas celebraron el D√≠a Internacional de la Danza en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, donde destacaron el Ballet Nacional de Cuba (BNC), Danza Contempor√°nea de Cuba (DCC), el Folcl√≥rico Nacional y las tambi√©n compa√Ī√≠as Lizt Alfonso y Acosta Danza.

El 29 de abril se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de la Danza, instituido por la Unesco en 1982, para ponderar el natalicio del maestro y creador del ballet moderno Jean-Georges Noverre (1727-1810).

La Unesco otorg√≥ a Cuba la sede de las celebraciones este a√Īo.