trova


El Potaje de la m√ļsica cubana en este verano 2020

Sabor, cuban√≠a y diversidad de g√©neros musicales ser√°n los principales ingredientes de El Potaje: un espacio pensado para tomarle el pulso a la m√ļsica cubana de estos tiempos.

Con un total de 10 programas de 27 minutos cada uno, dicha iniciativa musical llegará, a partir de este 8 de julio, como parte de las propuestas televisas para el disfrute del verano desde casa. Gracias a su compendio entre latin jazz, fusión, feeling, trova, salsa y hip hop, El Potaje pretende complementar con buen ritmo las noches cubanas de los próximos dos meses.

Un potaje musical para el verano
En exclusiva para VISTAR, Liliam P√©rez, productora general del programa, destac√≥ que la idea original surge a partir de la necesidad de crear un espacio para la preservaci√≥n del patrimonio sonoro de la Isla. ‚ÄúDebido al confinamiento provocado por la pandemia un grupo de creadores pertenecientes a la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) nos pensamos c√≥mo crear un programa, de corte did√°ctico, que a su vez encajase en la preferencia del p√ļblico cubano‚ÄĚ.

Bajo la dirección de Maytte Jacobo, la propuesta musical cuenta con la asesoría del saxofonista Michel Herrera y la musicóloga Yentsy Rangel. Su transmisión será todos los miércoles a las 9:00 pm por el canal nacional Cubavisión.

Seg√ļn su productora, El Potaje siempre fue pensado para trasmitirlo durante el verano. ‚ÄúTodo fue grabado durante la cuarentena e hicimos todo lo posible para que saliera en tiempo sin perder su esencia‚ÄĚ.

Lo novedoso de este espacio, adem√°s de su formato colorido y din√°mico, radica en que se va desarrollando bajo la mirada de los propios m√ļsicos. Sus opiniones y la propia historia de los g√©neros que defienden ser√°n los que lleven de la mano al televidente. El Potaje tendr√° un espacio llamado ‚ÄúEl Reto‚ÄĚ, una secci√≥n creada para la interacci√≥n en redes sociales con los m√ļsicos que complementar√° cada emisi√≥n.
‚ÄúEn el Reto que dejen los artistas invitados en cada programa mediante un video, los m√ļsicos tendr√°n la oportunidad de sumarse desde sus acompa√Īamientos e improvisaciones de manera virtual. Se elegir√°n varios ganadores y en la pr√≥xima transmisi√≥n del programa se mostrar√°n‚ÄĚ, explic√≥ Liliam.

Artistas invitados
El programa tendr√° como invitados a Alain P√©rez, Joaqu√≠n Betancourt; estos dos primeros para un primer programa dedicado al Benny Mor√©, titulado ‚ÄúBonito y sabroso‚ÄĚ.

Adem√°s se contar√° con la presencia de Roberto Fonseca, Eme Alfonso, Beatriz M√°rquez, C√©sar ‚ÄúPupi‚ÄĚ Pedroso, Samuel Formell, Pancho Amat, Israel Rojas, Vicente Feli√ļ, entre otros.


En La Comarca, café veraniego para el arte

Con la inauguraci√≥n de la Exposici√≥n Colectiva ‚ÄúPintadas desde el hogar‚ÄĚ qued√≥ abierto el Caf√© Literario La Comarca de la Casa del Joven Creador para el p√ļblico camag√ľeyano, bohemios y artistas, quienes podr√°n disfrutar desde el s√°bado pr√≥ximo de las ofertas recreativas que tiene prevista la¬† filial principe√Īa de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z para este verano 2020.

Reapertura del Café Literario La Comarca/ Fotos: Claudia Beatriz Borrero Báez

En el acto, miembros del Bur√≥ Provincial del Sindicato de Trabajadores de la Cultura, del Gobierno, de la Direcci√≥n Provincial de Cultura y de la AHS destacaron la labor del Centro Provincial del Libro y la Literatura de Camag√ľey y del proyecto socio-cultural Golpe a Golpe, quienes llevaron en medio de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19, lo mejor del arte realizado por j√≥venes a los centros de aislamiento, hogares de ancianos y hospitales del territorio y sus comunidades.

Destacan autoridades de la provincia la labor de la AHS y del Centro Provincial del Libro y la Literatura/ Fotos: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

Con los acordes de los legendarios temas de ‚ÄúEl Mayor‚ÄĚ y ‚Äú√Āngel para un final‚ÄĚ en las voces de los trovadores Harold D√≠az y Norly Venegas, se hizo entrega de los reconocimientos a los 13 artistas que integran el proyecto Golpe a Golpe, cuyos resultados han permitido que la AHS ostente la condici√≥n de Vanguardia Nacional en seis ocasiones consecutivas. Un proyecto que en diciembre cumplir√° 14 a√Īos de pasi√≥n, entrega y compromiso, con el √ļnico objetivo de dibujar sonrisas y recibir el calor de un aplauso en cada poblado y barrio que visitan.

La CTC en Camag√ľey otorgan la distinci√≥n ‚ÄúPor las sendas de Agramonte‚ÄĚ al proyecto socio-cultural Golpe a Golpe/ Fotos: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

Por su parte, la Central de Trabajadores de Cuba en Camag√ľey realiz√≥ la entrega del carn√© de afiliado a trabajadores del Caf√© Literario La Comarca. Tambi√©n, el Bur√≥ Provincial de la Uni√≥n de J√≥venes Comunistas de Cuba otorg√≥ la Distinci√≥n de ‚ÄúJ√≥venes por la Vida‚ÄĚ al artista Leinier Paredes Rosales, por su destacada labor en las comunidades rurales que fueron m√°s vulnerables y afectadas durante la cuarentena.

El trovador Harold D√≠az interpret√≥ «El Mayor» del cantautor Silvio Rodr√≠guez/ Fotos: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

De esta forma, comenzar√° el verano de la mano de los artistas de la AHS, quienes irrumpir√°n durante estos meses la monoton√≠a de los espacios hogare√Īos llevando el talento, la alegr√≠a, la cultura y el buen arte a cada rinc√≥n del Camag√ľey legendario, cumpliendo con las medidas sanitarias para que nuestro pueblo siga apostando por la vida.¬†¬†

La CTC en Camag√ľey otorgan la distinci√≥n ‚ÄúPor las sendas de Agramonte‚ÄĚ al proyecto socio-cultural Golpe a Golpe/ Fotos: Claudia Beatriz Borrero B√°ez

Con Cantos de Colibrí y Catauro de la Décima rinden tributo al bardo mayor El Cucalambé

Son montuno, d√©cima declamada, tonada, pintura y otras manifestaciones, ensalzan el espacio Cantos de Colibr√≠ en homenaje a Juan Crist√≥bal N√°poles Fajardo (El Cucalamb√©) en el aniversario 191 de su natalicio, un cumplea√Īos virtual que pone el punto final a la edici√≥n 53 de la Jornada Cucalambeana.

Las expresiones son resultados de la labor de los talleres infantiles de repentismo y tonada, espacios en los que se logra despertar el inter√©s en las nuevas generaciones por las tradiciones campesinas cubanas en casi todos los municipios de la provincia, con resultados relevantes en Jes√ļs Men√©ndez, Majibacoa, y Las Tunas.

De ah√≠ que el espacio Cantos de Colibr√≠, tradicionalmente celebrado en la finca El Cornito, inunde hoy las plataformas digitales con artistas noveles como la solista Rosailis B√°ez Silva, integrante del Taller de Repentismo Infantil ‚ÄúViajera Peninsular‚ÄĚ como escritora, tonadista y solista vocal de m√ļsica campesina.

De la mano de profesores como Guillermo Castillo y Taymara Portillo, la Casa Iberoamericana de la D√©cima, en esta ciudad, es continuadora de la obra de El Cucalamb√©; as√≠ como tambi√©n la Compa√Ī√≠a Hormigas Rojas que realiza puestas en escena con tem√°ticas del campo desde hace m√°s de 20 a√Īos, gracias al liderazgo de la trovadora Iraida Williams Eugelles.

El Catauro de la Décima, convocado por las filiales tuneras de la Asociación Hermanos Saíz, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, y la casa editorial provincial Sanlope, celebra su edición 31 durante la Jornada Cucalambeana, oportunidad para el encuentro entre diferentes generaciones y la actualización sobre la más reciente creación literaria.

Andrés Borrero Ricardo, director de la Sanlope, dijo a la Agencia Cubana de Noticias que desde el 29 de junio el Catauro de la Décima durante esta versión online de la Jornada, estuvo dedicado a la mujer decimista, al ya fallecido escritor tunero Antonio Borrego y a la oralidad en sus diferentes
manifestaciones.

Como colof√≥n a la fiesta suprema del campesinado cubano, la Jornada tiene reservado un gran guateque virtual que bajo el nombre Hermanando Tradiciones, reunir√° a payadores, tonadistas, decimistas, cuenteros, humoristas y otros exponentes de 18 naciones, entre las que destaca la participaci√≥n de Colombia, M√©xico, Honduras, Rep√ļblica Dominicana y Bolivia.


Fredy Hern√°ndez: «Si jugara pelota, fuera un utility» (+ videos)

‚ÄúEn esencia soy un artista que no se especializa en manifestaciones t√©cnicas o estilos‚ÄĚ, confiesa Fredy Hern√°ndez Mart√≠nez; arquitecto devenido dise√Īador, productor y director de audiovisuales. Tambi√©n fot√≥grafo y decorador de interiores, lo cual le ha merecido el premio a ‚ÄúIdeas Conceptuales para Centro de Interpretaci√≥n‚ÄĚ en la categor√≠a de Dise√Īo Arquitect√≥nico en el Sal√≥n Nacional de J√≥venes Arquitectos 2015, y el Premio del Concurso Mural: Preservaci√≥n del Agua, convocado por la AHS y ARCI Toscana en 2016.

Estos figuran entre los m√°s recientes lauros a una trayectoria de trabajo incansable.

Suma de esp√≠ritu inquieto, alta sensibilidad y vocaci√≥n social. Al menos as√≠ pudo palparse durante la realizaci√≥n en conjunto con Ra√ļl E. Guti√©rrez (el yuka) del corto audiovisual Brigada, que se enmarca en la etapa posterior al paso del hurac√°n Irma por la costa villaclare√Īa.

La obra de Freddy hace un gui√Īo al m√°gico mundo del teatro, con el dise√Īo gr√°fico y escenogr√°fico de la puesta Las bebidas son por Pearl, que este a√Īo el grupo Teatro sobre el camino llev√≥ con √©xito a diversos p√ļblicos dentro y fuera de Cuba. Tambi√©n corre a su cargo la nueva imagen de los eventos Ciudad Metal, Longina, y del Sal√≥n de Peque√Īo Formato de Artes Pl√°sticas en la ciudad de Santa Clara, durante la actual etapa como vicepresidente de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en la provincia villaclare√Īa.

cortesía del entrevistado

Diversas manifestaciones se nutren de su talento para el dise√Īo gr√°fico, por ejemplo, corri√≥ a su cargo la portada de los discos para Revolver de los cantautores Yaima Orozco y Migue de la Rosa; Plantar los Pies por Karel Fleites, y del Demo de la int√©rprete Roxana S√°nchez. Tambi√©n dise√Ī√≥ la revista digital de literatura C√≥mo. Adem√°s de escenograf√≠as de set para Telecubanac√°n.

El interés de Freddy por el arte mural se renovó con dos propuestas de murales urbanos a solicitud del proyecto de intervención de la ciudad de Santa Clara. Ambas obras se encuentran en espera de ejecución.

En 2017 este joven artista aport√≥ la instalaci√≥n ‚ÄúLegado‚ÄĚ a la muestra ‚ÄúNo pasa nada‚ÄĚ, del proyecto colectivo de Artes Pl√°sticas ‚ÄúDentro del Juego‚ÄĚ. Y por si pareciera poco, nos entreg√≥ la exposici√≥n fotogr√°fica ‚ÄúMareas‚ÄĚ, una retrospectiva de dos puntos de vista de un mismo lugar, Isabela de Sagua. Realizada a dos manos con la artista Amelia Beatriz Delgado.

As√≠ se diversifica la vocaci√≥n de Freddy Hern√°ndez, quien dice de s√≠ mismo: ‚ÄúSi jugara pelota fuera un utility‚ÄĚ. Acto seguido se recoge el cabello con ambas manos y regala una sonrisa amplia a su querida abuela, antes de retomar la pose de entrevistado y argumentar semejante afirmaci√≥n.

  • ‚ÄúVoy pasando de una a otra de las artes visuales o audiovisuales, a veces siento que es un atrevimiento, pero la realidad es que me enamoro de proyectos espec√≠ficos, que pueden variar en manifestaci√≥n y complejidad. Como arquitecto de formaci√≥n me gusta crear sobre todos estos √°mbitos, desde el dise√Īo gr√°fico (identidad, carteler√≠a, dise√Īo editorial, escenogr√°fico‚Ķ), la creaci√≥n audiovisual, la fotograf√≠a, la escultura, la instalaci√≥n, la intervenci√≥n urbana, el dise√Īo de mobiliario, l√°mparas y decoraciones y, por supuesto, la arquitectura.‚ÄĚ

En medio de tales ajetreos encontramos algunas veces a un ser ¬°tan inquieto!, y otras, ¬°tan ensimismado! Atrapado en alguna meta inmediata, sucumbiendo al ejercicio de imaginar la realidad desde perspectivas art√≠sticas; y al mismo tiempo materializando los sue√Īos de otros asociados.

  • Funges como vicepresidente de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Villa Clara‚Ķ

En estos a√Īos he tratado de llevar mi labor creativa a la par con la vicepresidencia de la AHS en Villa Clara, y todo lo que esto conlleva a la organizaci√≥n de los eventos de nuestra filial. El encuentro de trovadores Longina, el A Tempo con Caturla, el Ciudad Metal, el Encuentro Hispanoamericano de Escritores, entre otros.

  • De las diversas aristas del dise√Īo que abordas, ¬Ņcu√°l prefieres?

Es dif√≠cil, porque no creo tener una preferida, lo que me enamora son las ideas de un proyecto en s√≠. Independientemente de la arista creativa, si la idea me gusta es suficiente para querer hacerlo como ni√Īo chiquito que se come un helado. Por esto he ido incursionando en distintos terrenos, muchas veces de forma atrevida porque no espero a dominar herramientas.

Acepto el reto y comienzo a estudiar para lograr lo que quiero. Supongo que esto me suceda por lo multidimensional que es la arquitectura, especialidad que estudié y no he dejado de practicar.

  • El dise√Īo gr√°fico, ¬Ņqu√© retos supone y por qu√© te atrae tanto?

El principal reto del dise√Īo es el de lograr soluciones que comuniquen bien su mensaje, de la forma m√°s simple posible. La capacidad de s√≠ntesis, de abstraer una idea y hacerla digerible al espectador. Estar en constante adaptaci√≥n para llegarle a las nuevas generaciones sin perder los c√≥digos pasados. Y precisamente esto es lo que me atrae del dise√Īo gr√°fico, que tienes que saber jugar con muchas variables para lograr los resultados esperados.

Con la arquitectura me sucede exactamente lo mismo; solo que un proyecto arquitect√≥nico consume mucho m√°s tiempo y es mucho menos solicitado. Es muy dif√≠cil tener tiempo para hacer arquitectura como ejercicio cuando no existe la necesidad objetiva, por lo que practico mucho m√°s el dise√Īo gr√°fico.¬†¬†¬†

¬ŅConsideras la publicidad como un arte menor o subestimado?

Hoy en día, los grupos creativos son tan o más importantes que el producto final para el cual existe una empresa determinada.

En Cuba se ha utilizado en menor manera porque el mercado no ha sido el principal objetivo de la Revoluci√≥n, pero esto no lo convierte en un arte menor. Para m√≠ es un arte como todos, con procesos creativos muy parecidos y con un plus adicional; el hecho de tener que cumplir objetivos espec√≠ficos, de tener variables que no puedes manejar y con las que hay que trabajar. Otras artes son libres, el artista decide si hace su obra para s√≠ o para un p√ļblico y este puede percibir y entender lo que desee.

La publicidad tiene una funci√≥n inviolable, la de comunicar al sector del mercado para el que fue creada y como tal tiene que ajustarse a presupuestos, formatos, tecnolog√≠as, muchas veces responde a productos que ya tienen est√©ticas prestablecidas y como dise√Īador tienes que asumir esa identidad. Pero ah√≠ es donde viene la magia, al proponer algo nuevo sin romper el balance entre ambas cosas.

  • ¬ŅCu√°n necesario es hoy abrirnos m√°s al dise√Īo creativo?

El mundo est√° cada vez m√°s globalizado y Cuba m√°s conectada con este puesto que aumentan los flujos de informaci√≥n y los j√≥venes son quienes m√°s la consumen. Los referentes creativos y est√©ticos de la poblaci√≥n, por ende, se adaptan a los c√°nones globales y muchas veces estos procesos ocurren sin que el consumidor sea consciente; por lo que para competir con esos gustos est√©ticos en constante evoluci√≥n hay que utilizar las mismas herramientas al mismo nivel que el resto del mundo, pero enfocado a nuestros propios objetivos. Esto va a posibilitar que lo que hagamos llegue de forma efectiva al receptor. El dise√Īo creativo va en todo lo que conocemos y es creado por el hombre. Es parte indisoluble del desarrollo.

Brigada document√≥ la convivencia de un grupo de j√≥venes artistas con los pobladores de la comunidad Isabela de Sagua cuando qued√≥ casi devastada por el hurac√°n Irma. ¬ŅC√≥mo recuerdas aquellos momentos?

En esos d√≠as una compa√Īera que estuvo censando los da√Īos en el municipio Sagua la Grande nos comparti√≥ su preocupaci√≥n por las personas de Isabela. Esa noche resurgi√≥ el tema durante una cena entre amigos. ¬°Nos parec√≠a mal en verdad quedarnos con los brazos cruzados! As√≠ que al otro d√≠a amanecimos en la Casa del Joven Creador haciendo las coordinaciones necesarias con diferentes organismos, con las instituciones pol√≠ticas y la Direcci√≥n Provincial de Cultura, aqu√≠ en Villa Clara.

cortesía del entrevistado

Arribamos all√≠ con dos casas de campa√Īas, algo de comida, ropa, agua, y toda nuestra juventud y nuestro talento al servicio de aquellas personas. El plan era trabajar de d√≠a en la reconstrucci√≥n del pueblo, y de noche realizar diversos espect√°culos y actividades culturales.

  • ¬ŅQu√© sucedi√≥ entonces en Isabela de Sagua?

La brigada estuvo conformada por 34 artistas. Apenas llegamos comenzamos a tocar puerta por puerta a los afectados, ofreciendo nuestra ayuda en la reparación de sus viviendas.

Al principio encontramos mucha gente escéptica, pero otros nos dijeron que sí. En total levantamos dos casas prácticamente completas, reparamos cuatro techos, hicimos instalaciones eléctricas y dejamos limpios de fango y escombros el cine y la Casa de Cultura de la localidad.

Por la noche ofrec√≠amos teatro para ni√Īos, descargas de trova y poes√≠a. El tr√≠pode de la c√°mara se us√≥ como pie de micr√≥fono. Adem√°s, nos acompa√Ī√≥ una periodista que estuvo enviando cables de noticias diariamente a trav√©s del correo nauta de mi tel√©fono celular.

  • ¬ŅLa idea de un audiovisual fue concebida antes del viaje o se les ocurri√≥ sobre la marcha?

En aquel momento pens√© en el Yuka[1] para recoger memoria gr√°fica del hecho, que era algo distinto, tratar de archivar en im√°genes lo que sucedi√≥ all√≠. Tan solo lo llam√© y con la disponibilidad que lo caracteriza me dijo: ‚Äú¬°Ya to’ est√° listo! ¬ŅCu√°ndo nos vamos?‚ÄĚ

obra de fredy hernández/ cortesía del entrevistado

Después del primer día nos dimos cuenta de que teníamos material suficiente para realizar un documental. Entonces nos propusimos captar la mayor cantidad de imágenes; pero tampoco queríamos dejar de trabajar en la reconstrucción de las viviendas que estaban en tres puntos alejados dentro de Isabela.

¬°El Yuka parec√≠a un loco! Andaba con su c√°mara al hombro por todo el pueblo, porque yo estaba faja’o con un techo y aunque hab√≠a otra c√°mara, con esa se hicieron pocas tomas. En alg√ļn momento me dijo: ‚Äú¬°Yo quiero ayudar a esta gente, asere!‚ÄĚ, ‚Äú¬°Pero esta es tu ayuda!‚ÄĚ, le dec√≠a yo. ‚Äú¬°No s√©, poner tablas, clavar puntillas, trabajar de verdad!‚ÄĚ, insist√≠a √©l. Entre todos lo convencimos para que no dejara de filmar porque su aporte tambi√©n fue extremadamente valioso para esa comunidad; y grabamos todo lo que pudimos. Aunque tuvimos que buscar alternativas para cargar las bater√≠as pues sin servicio el√©ctrico depend√≠amos del funcionamiento de una planta local.

Por mi parte, dirig√≠ las entrevistas que hicimos en momentos de descanso o en la noche, para no interrumpir las otras actividades. Como es un documental que no se planifica de una punta a otra, sino que tienes que concebirlo a partir de lo que tienes en ese momento espec√≠fico, nos basamos en dos puntos importantes: ¬ŅQu√© est√°bamos haciendo y qu√© significaba? Despu√©s vino el proceso de visionaje y selecci√≥n de la informaci√≥n, muy nost√°lgico y conmovedor.

  • ¬ŅQu√© signific√≥ para ti toda la experiencia?

Demostramos en alg√ļn modo que esas afirmaciones de que la juventud est√° perdida o va por mal camino no tienen que ser del todo ciertas, porque nosotros fuimos all√≠ a trabajar duro y a participar de los esfuerzos de estas personas por recuperarse de una cat√°strofe, no a hacer un espect√°culo, y regresar sin m√°s.

Respecto a Brigada, fue mi primer corto, nacido de las circunstancias, y no creo que me vaya a dedicar de lleno a la realización de documentales. Simplemente creo que cuando tenga la necesidad de decir algo y sienta que esta es la mejor forma de hacerlo, pues no dudaré en asumir nuevamente el reto.

  • ¬ŅMe equivoco si digo que eres un joven apasionado con la creaci√≥n con el sentido est√©tico de la vida en general? ¬ŅPodr√≠as comentarme c√≥mo se relaciona tu vocaci√≥n art√≠stica con tu cotidianidad?

No te equivocas, me apasiona la creaci√≥n, ya es inevitable para m√≠ observar constantemente todo lo que sucede a mi alrededor, ver c√≥mo funcionan las cosas, c√≥mo se adaptan a las necesidades, c√≥mo algo puede ser inc√≥modo. Asumo muchas tareas de mi d√≠a a d√≠a que me sirven directa o indirectamente en los procesos creativos. Busco constantemente nuevas experiencias y disfruto los procesos; tanto a mis amigos m√ļsicos haciendo un tema como a dos desconocidos jugando pelota en plena calle.

Disfruto absorber de los contrastes de la ciudad, la naturaleza, los peque√Īos pueblos y su saber propio. Viajar, conocer, intercambiar, son combustible para crear. Mis estados de √°nimo importan tambi√©n, soy m√°s eficaz cuando hay buena motivaci√≥n. Trabajo mucho mejor bajo presi√≥n, prefiero las noches, por la tranquilidad, ya que me cuesta mucho trabajo concentrarme, pero las ideas pueden venir en cualquier lugar o momento. He tenido que aprender a no hacer muchas cosas al mismo tiempo, pero se me hace dif√≠cil.

  • ¬ŅActualmente c√≥mo se divide tu tiempo y c√≥mo se las arreglaron las diversas musas que te habitan para cohabitar con un Freddy, digamos, en cuarentena?

En enero como parte del encuentro de trovadores Longina, dirigí al grupo de realización que grabó un grupo de EPK, Electronic Press Kit, como se conoce en inglés, a jóvenes trovadores para aportar a la promoción de su trabajo. Cápsulas en las cuales seguí trabajando durante la pandemia, para tenerlas listas y poder hacer su lanzamiento oficial cuando las condiciones vuelvan completamente a la normalidad.

mural de fredy hernández/ cortesía del entrevistado

Estoy dise√Īando en paralelo c√°psulas audiovisuales del grupo de poetas La estrella en germen, trabajo que ido adelantando tambi√©n. Adem√°s, estoy inmerso en la realizaci√≥n del spot para la televisi√≥n de la cruzada art√≠stica literaria que realiza la AHS de Cienfuegos en El Escambray, adem√°s del dise√Īo gr√°fico de la portada de un DVD grabado por La Trovuntivitis.

He aprovechado el tiempo de aislamiento social para estudiar fotografía, cine, el desarrollo de herramientas y técnicas de trabajo. Poco a poco escribo el guion de un corto de animación que debo desarrollar en el futuro.

Para cuando el país vuelva a la completa normalidad debo terminar la realización de los audiovisuales de los poetas y grabar un DVD del cantautor Yatsel Rodríguez, también perteneciente al proyecto La Trovuntivitis.

Los artistas somos m√©dicos del alma, y como medicina debemos ver lo que hacemos para llevarla a todos los que podamos; estos son tiempos de mitigar, de adaptarnos, replantearnos, de encontrar la forma de llegar y recibir de nuestros p√ļblicos.

No debemos olvidarnos de las comunidades m√°s vulnerables. Muchas no tienen redes ni posibilidad de coste√°rselas y, seg√ļn mi experiencia, son las que m√°s agradecen nuestro trabajo.


Desde Las Tunas, una Luna Creciente de poesía, trova y canción

Como una Luna Creciente, cual su nombre lo indica, ha ido en ascenso el proyecto del joven trovador de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) en Las Tunas, Jes√ļs Ricardo P√©rez Cecilia, pionero en esta organizaci√≥n en el territorio en trasladar su creaci√≥n a las redes sociales durante el enfrentamiento al nuevo coronavirus.

Chuch√≠n, como muchos le conocen al joven trovador que adem√°s es graduado de actuaci√≥n de la Escuela Profesional de Arte Manuel Mu√Īoz Cede√Īo, de Granma, confirm√≥ a la Agencia Cubana de Noticias que desde la confirmaci√≥n de los primeros casos del SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19 en Cuba, el proyecto se traslad√≥ a las plataformas digitales y redes sociales.

El objetivo era no frenar nuestra creaci√≥n, al contrario, aprovechar al m√°ximo este tiempo en casa, potenciar la creatividad y transmitirles un mensaje de esperanza a todas esas personas que nos han seguido desde el principio, signific√≥ quien asegura que aunque la actuaci√≥n le gusta mucho, la m√ļsica le gan√≥ el coraz√≥n.

Pérez Cecilia dijo que las redes sociales han sido un espacio perfecto que además les ha permitido llegar a personas dentro y fuera de la geografía nacional, interactuar, crecerse como artista de una forma menos tradicional e imponerse nuevos retos profesionales acordes con el contexto epidemiológico por la COVID-19.

En cuanto al nombre de la pe√Īa, Luna Creciente, cont√≥ que se le ocurri√≥ en honor a la actividad agr√≠cola que se desarrolla en Las Tunas y a esa fase de la luna, cuarto creciente, en la que el sector campesino conf√≠a para sembrar los cultivos de los cuales espera recibir los mejores resultados.

As√≠ es esta pe√Īa, un sitio para sembrar nuestro arte, desde la ra√≠z, para que poco a poco se multiplique y crezca, acu√Ī√≥.
Con solo 23 a√Īos, P√©rez Cecilia es de los m√°s j√≥venes entre la membres√≠a de la AHS en Las Tunas, pues ingres√≥ en abril a la organizaci√≥n y un mes despu√©s ya Luna Creciente compart√≠a su primera entrega de poes√≠a, trova y canciones desde y para el p√ļblico joven.

A través de cápsulas audiovisuales en redes sociales como You Tube y Facebook la AHS en Las Tunas se ha encargado de presentar una programación diferente, adaptada a las circunstancias que impuso la enfermedad, en la que se han visto reflejadas las distintas manifestaciones que defienden los jóvenes creadores tuneros, expresiones en las que la trova tiene el mayor protagonismo.

Ahora puedo decir mucho m√°s convencido de algo que siempre he pensado desde que eleg√≠ la m√ļsica, que las canciones me salvaron, precis√≥.


Tres Tazas de trova (Conversación con Silvio Alejandro)

Esta conversaci√≥n ha sido at√≠pica, diferente a otros di√°logos en los que entrevistador y entrevistado comparten un espacio com√ļn, grabadora o agenda por medio, se miran frente a frente, se interrumpen, alguien llega, conversan en fin‚Ķ Me hubiera gustado, despu√©s de Tres Tazas un viernes cualquiera, mientras la noche cae sobre el Pabell√≥n Cuba, y los asiduos a la pe√Īa, adictos a este tipo de canci√≥n, empiezan a marcharse, conversar con el trovador Silvio Alejandro, anfitri√≥n del espacio desde hace 12 a√Īos, fecha que celebran este viernes 19.

No pudo ser una entrevista de esa manera y optamos por conversar v√≠a WhatsApp. Le envi√© mis preguntas con el objetivo de conocer la historia y evoluci√≥n de la pe√Īa y adem√°s, la manera, virtual tambi√©n, en que Silvio Alejandro y sus invitados estar√≠an festejando un a√Īo m√°s. Y √©l, muy poco despu√©s, cordialmente las respondi√≥ todas, con la seguridad de que Tres Tazas es, sobre todo, un espacio para la confluencia y la canci√≥n que se parece a nuestros d√≠as.

Tres Tazas celebra 12 a√Īos‚Ķ Hablemos un poco de esta pe√Īa especial y adem√°s en las redes‚Ķ

Doce a√Īos no es poco. Han pasado muchas cosas imprescindibles en Tres Tazas en ese tiempo. Me interesa que la pe√Īa exista, que sea un espacio real donde la gente pueda escuchar ese tipo de m√ļsica‚Ķ Creo que lo hemos logrado en estos 12 a√Īos. No hemos sido un espacio fantasma, sino una presencia real para mucha gente. Eso me llena de alegr√≠a y s√© que a los amigos que han compartido con nosotros tambi√©n esto los alegra mucho, que Tres Tazas exista.

Este es el tiempo de las redes, de usar nuestros teléfonos para proyectar el trabajo que hacemos. Por eso no quería pasar por alto este duodécimo aniversario… Por lo que tendremos una presencia en las redes, en mi canal de YouTube, en el canal de mis invitados… y en varias plataformas, también en las de la AHS; en fin, vamos a publicar este material todo lo que podamos.

Filmamos esa Tres Tazas especial en Cuartico Records, es el estudio personal de Ariel D√≠az. All√≠ compartimos la canci√≥n Ariel D√≠az, Erick M√©ndez, Diego Cano, Yosvani Bernal y Juan Carlos P√©rez. Adem√°s, Rosaima del Valle, que toca la flauta y trabaja con Ariel en su proyecto La banda peque√Īa.

foto tomada del perfil de facebook de silvio alejandro

Vayamos a los inicios de estos 12 a√Īos‚Ķ ¬ŅC√≥mo surge Tres Tazas, en qu√© contexto, con qu√© prop√≥sitos‚Ķ?

Tres Tazas surgi√≥ en 2008, cuando hab√≠a una geograf√≠a diferente a la que dejamos antes de toda esta crisis de la Covid-19. Ahora es el mundo de la trova pos Covid-19, no tengo muy claro c√≥mo va a ser‚Ķ Entonces no exist√≠an todos los espacios que llegaron despu√©s con el transcurso de los a√Īos. Era una urgencia que existiera un lugar donde los trovadores pudieron ir a mostrar su trabajo, a cantar sus canciones y, sobre todo, a compartir, a tener vivencias juntos‚Ķ En esos primeros a√Īos estuvimos en el lobby del cine La Rampa; despu√©s comenzamos a itinerar por algunos lobbys de los cines del Proyecto 23 del Icaic, fue una de esas instituciones que nos apoy√≥, lo hizo much√≠simo en aquella √©poca, es la verdad, y agradezco mucho lo que pudimos hacer juntos en aquel momento.

Publicada por Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en S√°bado, 25 de enero de 2020

Era una cosa muy bonita, pues disfrut√°bamos de los lobbys de los cines de 23, que son hermosos escenarios, y ah√≠ hicimos pe√Īas maravillosas. Despu√©s se nos dio la oportunidad de mudarnos al Pabell√≥n Cuba, y ah√≠ llevamos m√°s de 10 a√Īos haciendo nuestro espacio en La P√©rgola, y en distintos lugares del Pabell√≥n, aunque esencialmente es en La P√©rgola, todos los viernes de la vida a las 4 de la tarde.

Crees que, en todo este tiempo, la pe√Īa ha consolidado a un p√ļblico joven, y no tan joven, claro‚Ķ

La pe√Īa, como todo ser vivo, ha tenido sus altas y sus bajas, pero s√≠ creo que hemos hecho felices a mucha gente que nos ha acompa√Īado en el transcurso de estos a√Īos. El espacio ha tenido una utilidad para el p√ļblico que nos visita, que es diverso, de todas las edades, como tambi√©n para los trovadores cubanos, que en algunos casos han tenido en Tres Tazas el escenario de su primera vez; y en otros han tenido el espacio para probar determinadas canciones, nuevas vivencias, experimentar‚Ķ Incluso a m√≠ me ha despertado Tres Tazas de alg√ļn letargo, alguna que otra vez.

Eso tambi√©n tiene de bueno tener un espacio as√≠ con esa frecuencia semanal; a veces llega la fecha de la presentaci√≥n y tu estado de √°nimo no ha llegado a esa fecha, pero igual tienes que hacerlo. Eso te ense√Īa muchas cosas y pone al arte en ese rol de mejorar la vida y hacerte sentir mejor, aunque t√ļ est√©s atravesando en ese momento alguna dificultad. Tres Tazas ha sido un escenario para compartir, tener vivencias entre nosotros y con el p√ļblico, pues terminamos por ser parte de una misma familia, la de la canci√≥n.

foto tomada del perfil de facebook de silvio alejandro

Algunos de los trovadores que han pasado por el espacio…

En esta pe√Īa se ha presentado mucha gente, mucha gente‚Ķ No nos va a alcanzar la conversaci√≥n para mencionar a todos los que han pasado por ah√≠. Creo que lo m√°s importante es que ha sido un espacio real de los trovadores cubanos, que ah√≠ ha tocado gente de todas las edades, de todas las est√©ticas, que ah√≠ se han presentado cantautores de todo el pa√≠s, de todas las provincias, y mucha gente tambi√©n de otras partes del mundo que nos han acompa√Īado. Yo creo que hemos vivido momentos muy especiales, y de verdad no quiero mencionar a ninguno porque son muchos, mucha gente, los que han compartidos nuestras tardes.

Silvio Alejandro, ¬Ņpor qu√© Tres Tazas?

Al que no quiere trova le damos Tres Tazas… Por eso el nombre. Y opino que detrás de eso está esa terquedad de la que presume el trovador, esa tozudez de hacer la canción que uno hace por ese compromiso con un arte que uno cree que es verdadero, sustancial a la vida y la verdad.

¬ŅCu√°nto crees que ha ayudado el espacio a la promoci√≥n de los j√≥venes valores de la trova?

El espacio ha permitido que se den a conocer varios j√≥venes cantautores. Muchas veces ha sido el escenario de la primera vez de algunos artistas que hoy empiezan a tener un recorrido, relaciones comerciales con la Egrem, con el mercado cubano, cantautores que dieron all√≠ sus primeros pasos y que despu√©s han seguido adelante‚Ķ Eso me parece lind√≠simo, pues es uno de los objetivos esenciales de nuestra pe√Īa, ser un lugar de presentaci√≥n de j√≥venes cantautores. Eso, verdaderamente, lo hemos logrado al cien por ciento en Tres Tazas: ha sido el espacio de los j√≥venes, de los consagrados, el espacio de todos, el sitio para compartir la m√ļsica.

Y la AHS, cuánto crees que sirve como plataforma que visibiliza y promociona la canción de autor…

foto tomada del perfil de facebook de silvio alejandro

La AHS es una rareza en el contexto mundial, y en particular en estas circunstancias cubanas la AHS ha salvado la vida y ha cogido los ponches de mucha gente. Ha contribuido extraordinariamente a que se demostrar√°, en un momento determinado, que el arte joven tambi√©n ten√≠a cosas importantes que decir, urgencias, y la AHS, de alguna manera, permiti√≥ que esas urgencias se canalizaran y que mucha gente, no solo en la m√ļsica, encontrara donde pararse a decir lo que quer√≠a decir‚Ķ

La AHS ocupa un lugar ya ganado, muy particular, dentro del ajedrez de la cultura cubana; se ha convertido en una autoridad en asunto de arte y artistas. Solo espero que la AHS se siga trasformando con los a√Īos y se parezca m√°s a la √©poca por venir. Me parece magn√≠fico todo esto que han estado haciendo durante la crisis de la Covid-19, en los medios digitales, adue√Ī√°ndose de esos espacios, generando tanto contenido‚Ķ Mis aplausos para la AHS, a quien le agradezco en nombre de Tres Tazas y de los trovadores y trovadoras cubanas, y tambi√©n del p√ļblico, que son los que le dan vida a Tres Tazas.

¬ŅC√≥mo ves la trova cubana ahora mismo?

La trova cubana es inextinguible en su totalidad. Es una chispa que se prendió a finales del siglo XIX y que se ha ido pareciendo a su tiempo, a su realidad… Creo que estos meses tremendos que hemos vivido de Covid-19 han sido, también, terreno fértil para la creatividad… Yo mismo tengo varias canciones nuevas y sé que otros cantautores también tienen nuevas producciones. Creo que la trova está perfectamente viva y como tal avanza, en fin, se parece más a su época, pero está perfectamente viva. La trova que viene por generación detrás de mí asombra de verdad. Hay gente muy talentosa haciendo cosas muy lindas.

¬ŅC√≥mo definir√≠as Tres Tazas?

Me gustaría definirlo como un espacio para confluir, para esa canción que se parece a nuestras realidades, a nuestras vidas, a las personas que amamos, a nuestra familia, a nuestro país… A mí me gustaría pensar que Tres Tazas sea siempre un lugar para que las artes confluyan.


El Disco de la semana: Oda al plagio, GAPE

*Tomado del Portal Cubarte

Sin dudas, la Beca de creaci√≥n ¬ęIgnacio Villa¬Ľ que convoca la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) desde 2013, se ha convertido en una plataforma efectiva para la promoci√≥n y visibilizaci√≥n de los nuevos valores de la m√ļsica popular cubana. Hurgar, encontrar, dar a conocer se unen como supraobjetivos m√°s que logrados en¬†Oda al plagio, √°lbum debut de Yunier P√©rez Garc√≠a,¬†producci√≥n discogr√°fica perteneciente a la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, EGREM, y ganador de la beca en 2018.

                                        

Yunier P√©rez Garc√≠a, GAPE, es un joven trovador y cantautor cubano licenciado en Historia del Arte. Graduado como narrador oral, tambi√©n es reconocido como una de las voces solistas de la compa√Ī√≠a √ďpera de la Calle, con la cual ha participado en m√ļltiples escenarios nacionales e internacionales y desempe√Īado papeles principales en las obras ¬ęEsp√≠ritus¬Ľ y ¬ęHatuey¬Ľ. Ganador en 2013 del Gran Premio del Concurso de Trova Walfrido Guevara, es adem√°s miembro de la AHS desde 2015 y ha participado como cantautor en varios de los eventos de trova que se organizan en el pa√≠s.

Conformado por once temas,¬†Oda al plagio¬†constituye una propuesta audaz dentro del panorama de la canci√≥n de autor en Cuba. Con una voz punzante, GAPE, sin hacer concesiones, aborda la realidad cruda y despiadada a la que se enfrentan muchos artistas en un escenario complejo, sobre todo, los que desarrollan su propuesta en g√©neros y manifestaciones menos medi√°ticas y aclamadas por la cr√≠tica o el p√ļblico. Se mofa como un Chaplin tropical de toda mediaci√≥n preestablecida, lo que amortigua conscientemente con el uso del sarcasmo, que deviene recurrente y efectivo recurso, y con sus dotes histri√≥nicas y vocales procedentes de su formaci√≥n de narrador oral y cantante l√≠rico. Su discurso franco, matizado por el desenfado y el humorismo, se erige en una especie de ¬ęoda al artista antih√©roe¬Ľ que tambi√©n lucha, vive, crea.

No nos vemos porque no nos ponen, pero no nos ponen porque no vendemos‚Ķnos dice en el tema ¬ęRock para hacerte invisible por tus propios medios¬Ľ, cr√≠tica velada a los estereotipos, la burocracia y la falsa jerarqu√≠a. Como subraya Tony √Āvila en las notas discogr√°ficas, se trata de una propuesta que va ¬ę [‚Ķ] de [una] profunda y sutil melancol√≠a a casi ic√≥nicos parajes de sarcasmo, [‚Ķ] como pate√°ndole el trasero a los tiempos modernos, emerge de canci√≥n en canci√≥n un trovador que propone, que viene ara√Īando la tierra desde el anonimato con este proyecto de puesta en escena¬Ľ. Por eso est√° tambi√©n el amor, su cotidianidad, su visi√≥n de la vida (en canciones no menos atendibles como ¬ęAlmas gemelas¬Ľ, ¬ęQueja de amor¬Ľ, ¬ęLuna de Altahabana¬Ľ o ¬ęFotogramas¬Ľ).

El amasijo de referentes en esta¬†Oda‚Ķ¬†es tambi√©n un resultado peculiar del m√°s ¬ępuro¬Ľ posmodernismo, que se luce adem√°s con arreglos de extremo preciosismo en la selecci√≥n de timbres, progresiones arm√≥nicas y estilos a cargo del binomio de Jos√© V√≠ctor¬†Pepe¬†Gavilondo, como productor musical y Yasel Mu√Īoz como arreglista, quienes tambi√©n asumieron pianos y teclados del disco, adem√°s de todas las flautas, en el caso de Mu√Īoz. Igualmente se suman como instrumentistas varios de los m√°s representativos j√≥venes exponentes del jazz cubano y artistas de reconocida trayectoria en varias escenas musicales de la actualidad, lo cual le atribuye al √°lbum una alta factura en la instrumentaci√≥n, entre ellos: Marcos Morales en la bater√≠a, Degnis Bofill en la percusi√≥n, C√©sar Ochoa en las guitarras, Ra√ļl Fern√°ndez en los bajos, Carolina Rodr√≠guez en el cello, Ernesto Herrera en el corno y Mario Salvador en el tres. Completan esta producci√≥n la fotograf√≠a de Enrique¬†Kike¬†Smith y el dise√Īo de Katia Hern√°ndez.

En tanto llega la primera producci√≥n audiovisual acompa√Īante de este fonograma, les dejo un¬†live¬†de GAPE en un tema que habla del valor y la labor del personal de la salud en estos tiempos de pandemia, ¬ęMi superh√©roe¬Ľ:

 


«La trova no est√° ni en la guitarra ni en el cantor»

La sinceridad como recurso para engendrar canciones y una sonrisa estampada en el rostro a modo de bandera. Yunier Pérez García, o simplemente GAPE, es una de las voces más desenfadadas del universo trovadoresco actual. Recientemente ganó la Beca de Creación Musical Ignacio Villa y ya se encuentra listo su primer fonograma Oda al plagio, bajo el auspicio del sello EGREM.

‚Äď‚ÄďEstudiaste Historia del Arte en la Universidad de La Habana, no obstante, te dedicas a la creaci√≥n musical y est√°s muy vinculado a las artes esc√©nicas, adem√°s, escribes canciones, lo cual denota una sensibilidad hacia la palabra. Pareciera que la creaci√≥n se precipita en ti de cualquier forma y, que es precisamente esta mezcla de impulsos lo que te define como artista. ¬ŅDe d√≥nde proviene tu instinto creativo? ¬ŅAlguna influencia familiar?

Ninguna influencia familiar, aunque mucho debo a mis padres y mi hermana menor por haberme servido de horc√≥n para poder dedicarme a pensar en las musara√Īas. Mi instinto creativo, como lo llamas, supongo que naci√≥ conmigo y luego fue creciendo a partir de las diferentes influencias est√©ticas externas y de la educaci√≥n que recib√≠.

CORTES√ćA DEL ENTREVISTADO

Entonces creo que s√≠, la palabra me atrae de un modo poderoso. De siempre prefer√≠ la Historia a la Qu√≠mica, el Espa√Īol a las Matem√°ticas y definitivamente considero que la palabra tiene un poder precioso. Luego la Licenciatura lleg√≥ para hacer coincidir con m√°s exactitud las im√°genes de mis fantas√≠as con las que al fin y al cabo materializaban mis creaciones.

‚Äď‚Äď¬ŅCu√°ndo supiste que este era el camino que quer√≠as emprender?

Tal vez esto vaya a sonar poco modesto, pero lo supe desde siempre. Soy un artista y mi razón de ser en este mundo es la de legar a la humanidad algo que un segundo antes no existía y que sólo yo puedo extraer de la nada.

‚Äď‚Äď¬ŅQu√© g√©neros y tem√°ticas abordas en tus composiciones musicales?

Me gusta pensar que lo imaginable es mi tem√°tica. Tal vez por eso prefer√≠ la trova, una m√ļsica que asimila org√°nicamente todos los ritmos y todos los temas, porque su intenci√≥n es cantar desde el alma con la mente y el coraz√≥n, sin tiempo ni espacio preestablecidos, ni mordazas de mercado. La trova se parece a la libertad y eso me enamora.

‚Äď‚ÄďDesde el 2011 perteneces a la Compa√Ī√≠a √ďpera de la Calle. ¬ŅC√≥mo ha sido el trabajo con esta compa√Ī√≠a que, por mucho, ha logrado cambiar la visi√≥n elitista con respecto al g√©nero?

Es cierto lo que dices, la √ďpera de la Calle fue concebida con el af√°n de desacralizar y actualizar el g√©nero l√≠rico, aprovechando las posibilidades de intertextualidad que provee el lenguaje postmoderno para acercarlo al pueblo. Esta fue una de las razones que me hizo gravitar a ella.

En la Compa√Ī√≠a lo √ļnico que he hecho es crecer como artista. He aprendido a dominar mejor mi voz y mis movimientos y a interrelacionarme con el p√ļblico. He tenido mucha suerte de formar parte de esta familia, la verdad.

‚Äď‚Äď¬ŅQu√© crees que deben hacer los artistas de estos tiempos para llegar a todo tipo de p√ļblico, teniendo en cuenta que aquellos que no van a conciertos y teatros, y que por lo general consumen otro tipo de m√ļsica para muchos considerada escasa de valores, tambi√©n pueden sentirse sensibilizado por el llamado arte inteligente?

Te confieso, alguna vez so√Ī√© con ser tendencia, y llenar estadios y que me hicieran la ola, y ver filas de muchachas hermosas esperando su turno para recibir un aut√≥grafo m√≠o, luego la vida me liber√≥ de ese gran peso y me hizo m√°s feliz.

Creo, amiga m√≠a, que la cuesti√≥n no est√° en llegar a todos los p√ļblicos m√°s que en sentirse bien con uno mismo. Nada deben hacer los artistas de estos tiempos al respecto: el artista debe s√≥lo educarse para hacer arte y los p√ļblicos educarse para apreciar arte. Alterar este orden produce el riesgo de generar un producto empobrecido. Luego si la consecuencia de ello es un arte popular√≠simo, bienvenido sea entonces.

CORTES√ćA DEL ENTREVISTADO

Por otra parte, habría que definir con qué concepto de inteligencia vamos a tratar. Si por inteligente vamos a entender un arte diverso, original y que expanda el espíritu y el intelecto aun cuando nos haga bailar, pues sí, desafortunadamente no prima en el gusto popular tal arte inteligente, sin embargo, me niego a pensar que es la sociedad la que se ha embrutecido. El gusto se crea.

‚Äď‚ÄďTus inquietudes creativas te han acercado al mundo de la narraci√≥n oral. Has recibido clases de excelentes profesoras como Mayra Navarro y Elvia P√©rez, y formaste parte de la Compa√Ī√≠a Teatro de la Palabra, en la cual tambi√©n obtuviste algunos reconocimientos. ¬ŅEn qu√© medida crees que los m√ļsicos deben desarrollar habilidades histri√≥nicas que le ayuden a desenvolverse en la escena?

Al universo de la narración oral entré por embullo de mi novia. Luego me fascinó. Estos que vivimos, opino, son tiempos de extrema humanización donde mucho han tenido que ver las redes sociales. Se evitan los elitismos y se procura la integración, la visualidad, sentir texturas y olores, todo en el menor espacio y tiempo.

La m√ļsica no ha podido quedar exenta de ello, de ah√≠ la suma importancia de vincular, sin tab√ļes, todo cuanto pueda tributar a potenciar el mensaje que queremos transmitir como m√ļsicos y artistas. No tiene mucho sentido pasar el d√≠a horneando un delicioso pastel para que se nos caiga al suelo al momento de darlo a comer. ¬†

‚Äď‚ÄďHas participado en varias ocasiones en el festival de la trova cubana Longina canta a Corona, que se celebra todos los a√Īos en Villa Clara. ¬ŅQu√© importancia le concedes a estos eventos y c√≥mo contribuyen al desarrollo de la carrera de los j√≥venes trovadores?

Les concedo una importancia literalmente vital, a partir de que contribuyen a la memoria de la trova cubana. El Longina es para mí uno de los más atractivos y relevantes, pero todos los festivales donde los trovadores podemos estar son determinantes.

A través de estos eventos los que cultivamos la canción trovadoresca no sólo ganamos en promoción, también tenemos la oportunidad de reencontrar y conocer a otros trovadores del país y nuevos modos, de primera mano, de hacer la canción.   

‚Äď‚Äď¬ŅC√≥mo puedes definir a los trovadores?

Un trovador es alguien que suele valerse de la guitarra para, bellamente, decir cosas. Pero un trovador puede desconstruir todo lo anterior para continuar siendo un excelente trovador, y es que la trova no está ni en la guitarra ni en el cantor; ni siquiera está en la relación entre ambos. Un trovador es también lo siguiente, lo posible.

‚Äď‚Äď¬ŅQu√© figuras, experiencias, obras‚Ķ han marcado tu formaci√≥n art√≠stica?

Mis mayores influencias vienen de la m√ļsica cubana en primera instancia, de la espa√Īola, la brasile√Īa, la norteamericana y la francesa. Me fascinan la fuerza arm√≥nica y las hermosas im√°genes po√©ticas de la obra de Silvio, la iron√≠a y el humor fin√≠simo de Joan Manuel Serrat y las disonancias de Chico Buarque, adem√°s de la delicadeza que consigue en ciertas creaciones.

No obstante, lo que más amo de los tres es su capacidad de desdoble, de reinventarse en cada canción haciendo parecer que han sido compuestas por personas diferentes. Luego hay millones de otras influencias, aunque ya más dispersas.

‚Äď‚Äď¬ŅPara componer, sigues alguna especie de ritual, o la creatividad salta a flor de piel en todo momento?

Antes me condicionaba más a la hora de crear. Necesitaba regular las persianas para que entrara la luz exacta en la habitación, estar completamente desnudo y una gran cantidad de hojas en blanco, puesto que cada vez que hacía una pausa, ya fuera para almorzar o simplemente refrescar un poco, debía volver a reescribir desde cero lo hecho hasta el momento.

Hoy, no s√© si por oficio o por la presi√≥n de lo cotidiano me conformo con algo de tiempo libre y un poco de paz interior. Luego a la musa ya la bajo yo. Algunas veces sale primero la letra, otras la m√ļsica, pero lo que m√°s me ocurre es que me vienen ambas juntas.

CORTES√ćA DEL ENTREVISTADO

‚Äď‚Äď¬ŅActualmente cu√°les son los principales retos que enfrentan los m√ļsicos, en especial los trovadores?

El m√°s importante reto es el de siempre: hacer un arte de calidad, sincero y original. Los dem√°s problemas, que sabemos cu√°les son, ya no corresponden tanto a los m√ļsicos, menos a los trovadores, son retos de la sociedad toda.

‚Äď‚ÄďRecientemente ganaste la Beca de Creaci√≥n Musical Ignacio Villa, que otorga la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, y grabaste tu primer fonograma Oda al plagio, bajo el auspicio del sello EGREM. H√°blanos un poco de la propuesta est√©tica que traes con este proyecto.

Oda al plagio¬†es mi benjam√≠n fonogr√°fico, entonces he procurado presentar a¬†GAPE¬†a trav√©s de √©l. Est√° conformado por 11 canciones en las que rindo un sencillo tributo a las m√ļsicas y m√ļsicos que admiro.

En el álbum el escucha podrá encontrar una diversidad temática que transita desde la crítica social hasta canciones de amor y desamor. Estoy muy contento con lo que va saliendo hasta ahora.

El dise√Īo de portada fue por parte de los artistas Kike y Katia, y las palabras del disco, que estuvieron a cargo de Tony √Āvila.

Debo siempre agradecer a la AHS y al sello EGREM por el fundamental apoyo, pero tambi√©n a los Estudios de grabaci√≥n Pablo Milan√©s Records, a la ingenier√≠a de Giraldo Garc√≠a, a la producci√≥n de Jos√© V√≠ctor Gavilondo, a los arreglos de Yasel Mu√Īoz y al exquisito trabajo de los m√ļsicos convocados.

‚Äď‚Äď¬ŅQu√© rasgos definen al artista y al ser humano que viven en el GAPE?

Muchas ganas de cambiarlo todo, respetuosidad, nobleza, autoexigencia, amor por la familia, por el arte y por la vida.

‚Äď‚ÄďEn el espacio creativo, ¬Ņcon qu√© sue√Īas?

Sue√Īo con poder hacer siempre lo que amo, que es la m√ļsica, y vivir humildemente de ella.


Jos√© Mart√≠, razones para la m√ļsica (+ video)

  • Cuando proscrito en extranjero suelo/ La dulce patria de mi amor, so√Ī√©/
  • Su luz buscaba en el azul del cielo/ Y all√≠ su nombre refulgente hall√©./
  • Perpetuo so√Īador que no concibo/ El bien enajenado que entre sue√Īos vi./
  • Siempre dulce esperanza va conmigo,/All√≠ estar√° en mi tumba junto a m√≠.
  • ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ¬† (El Proscrito, Jos√© Mart√≠)

Preludio

Tal vez sea José Martí el cubano a quien más se ha cantado. Ya en 1906 y 1909 Antonio Morejón,  de quien se dice fue el primero en grabar puntos cubanos, dejó registrado para los sellos Edison y Columbia el tema Al Apóstol Martí. Otros títulos musicales y autores del periodo clamaban la resurrección martiana.  Particular tratamiento reciben las figuras de los próceres en la primigenia trova, y Martí ocupa eje principal en estas composiciones.

Surgen obras como tributo que rinde el trovador a los h√©roes de las gestas recientes, en admiraci√≥n y a√Īoranza por la esperanza perdida. ¬†T√≠tulos como Los tres Patriotas (1919) de la firma de Manuel Corona brindan fe de ello.¬† Dos figuras descuellan en estas composiciones: Antonio Maceo y Jos√© Mart√≠. Los t√≠tulos Dos patrias, de Salvador Adams, y Pobre Cuba, de Manuel Corona, son ¬†una s√≠ntesis de la vastedad de canciones que al respecto emergieron. ¬†

Sindo Garay aseguró en testimonio para Carmela de León que conoció a Martí en Dajabón en 1895, momento a partir del cual y en más de una ocasión le dedicó su poética. Así lo atestigua entre otros, el título Martí.

Canci√≥n a Mart√≠ (1901), con letra de Francisco Eligio y musicalizaci√≥n de Alberto Villal√≥n, fue cantada en el teatro San Carlos, de Tampa, Cayo Hueso, por la contralto Susana Mellado, el bajo Santiago Lima, y otros m√ļsicos.

Recuerdos de Martí, también de Villalón, Clave a Martí, de Emilio Billillo, constituyen unos pocos ejemplos de la vastedad de títulos con temática martiana aportados por los trovadores en la primera mitad del siglo XX.

También, aunque menos conocidos, llega el Apóstol en canción desde los códigos de los soneros. Es el caso de Arsenio Rodríguez en el tema  Adórenla como a Martí, en clara referencia a la tierra cubana.

En lo adelante el canto a José Martí es un punto de encuentro entre los cantautores cubanos y otros hacedores del pentagrama. La musicalización de la poesía martiana y otros textos llegó con la Nueva Trova de la guitarra de Pablo, Sara y Amaury. Teresita Fernández brindó sus acordes para el Ismaelillo.  Las sucesivas promociones de jóvenes trovadores además de musicalizar textos martianos, entregan temas donde Martí deviene sujeto lírico; en otros, la esencia de su pensamiento deviene motivo textual  y paratexto.

La m√ļsica coral y sinf√≥nica en Cuba cuenta con sendas composiciones, musicalizaciones y arreglos a la obra del universal cubano. ¬†

Post-vida: esto nos dice en sus palabras m√°gicas la m√ļsica

Pretexto me resultan las canciones que lo evocan.

¬ŅQu√© cantos tocaron la sensibilidad de Juli√°n? ¬ŅCu√°les acordes se replicaron en su tarareo? ¬ŅD√≥nde hallaron musical remanso sus angustias en tiempos de exilio? ¬†¬ŅQui√©nes fueron los m√ļsicos cubanos en cuyos acordes visualiz√≥ Mart√≠ la patria a la distancia de una nota? ¬ŅC√≥mo se trueca m√ļsica la prosa y la po√©tica martiana? ¬ŅQu√© paralelismos acontecen entre el romanticismo literario de Mart√≠ y los compositores del hom√≥nimo periodo musical?

¬ŅCu√°les sitios frecuent√≥ para asistir a las presentaciones de las que gustaba? ¬ŅQu√© compositores e int√©rpretes hoy considerados ‚Äúcl√°sicos‚ÄĚ conmovieron la pluma del cr√≠tico, poeta y periodista?

Estas y otras interrogantes quedan satisfechas a la lectura de Jos√© Mart√≠ y la m√ļsica, un volumen del Centro de Estudios Martianos (2014), cuya selecci√≥n, introducci√≥n y ensayo corresponde a la autor√≠a de Salvador Arias, en suma con textos complementarios que indagan en el criterio martiano ante hechos musicales.

Los autores en convite ofrecieron sus estudios y criterios en diversos momentos que van desde la tercera d√©cada de la Rep√ļblica, a una Cuba reciente y que, desde la diferencia de enfoques evidencia el inter√©s de los estudiosos por la obra martiana y en particular en relaci√≥n a la tem√°tica musical:

De Gonzalo de Quesada y Miranda se acude al ¬†t√≠tulo Mart√≠ y la m√ļsica, el que apareci√≥ en la revista Bohemia en 1935. Pasi√≥n de la m√ļsica en Mart√≠, es la conferencia que pronunciara Orlando Mart√≠nez en conmemoraci√≥n al centenario del natalicio martiano en La Habana, la que por su extensi√≥n solo se presenta para la oportunidad en fragmentos. Tambi√©n de 1953 es la publicaci√≥n de Alejo Carpentier en El Nacional, de Caracas, en la que el autor descubre al Mart√≠, estudiante de m√ļsica. De 1972 data uno de los m√°s bellos an√°lisis que guarda la relaci√≥n martiana con el arte sonoro, de la autor√≠a de Cintio Vitier es el t√≠tulo M√ļsica y raz√≥n. Este decenio, pero dos a√Īos despu√©s ve la publicaci√≥n en el Anuario Martiano, M√ļsica en el peri√≥dico Patria, por Zoila Lapique. ¬†En 1978 la revista moscovita Am√©rica Latina, public√≥ de M.A. Sap√≥nov el trabajo Jos√© Mart√≠ y la m√ļsica, la versi√≥n al espa√Īol para el Anuario del Centro de Estudios Martianos, 1981, corresponde a Eduardo Heras Le√≥n. La Gaceta de Cuba, dio luz en el no 3 de 1985 a Referencia martiana al jazz, de Armando Caballero. De las p√°ginas del peri√≥dico Granma fueron seleccionados los t√≠tulos Mart√≠ en la m√ļsica, cuya autor√≠a responde a Omar V√°zquez, 1985, y de Sonnia Moro, Mozart en Mart√≠, 1991. Concluye el volumen con Jos√© Mart√≠ y la √≥pera italiana, en la firma de Diana y Rodolfo Sarracino, ¬†tomado del Anuario del Centro de Estudios Martianos, 2001.

En s√≠ntesis, los principales aspectos que gu√≠an estos acercamientos al inter√©s martiano por la m√ļsica se refieren a la musicalidad inherente a la po√©tica y la prosa martiana en consonancia a ciertas caracter√≠sticas del Romanticismo literario y algunos paralelismos con el impresionismo pict√≥rico. Otros, versan acerca del periodismo y la cr√≠tica musical que ejerci√≥ Mart√≠ tras su asistencia a presentaciones musicales lo mismo de coterr√°neos en el exilio norteamericano, que en grandes Salas de Europa con el apogeo de la √≥pera. Varios autores coinciden en la significaci√≥n que cobraron las rese√Īas a las presentaciones de compatriotas cubanos en el exilio, no solo en tanto suceso art√≠stico sino como forma de acercamiento al suelo patrio. Algunas de estas p√°ginas se acercan al Mart√≠ cuyos o√≠dos se entregaron a las esencias musicales de los pueblos.

Lapique brinda un acucioso estudio acerca de la presencia de la tem√°tica sonora en emisiones del Patria. Aunque era un peri√≥dico fundamentalmente pol√≠tico, Mart√≠ no se sustrajo a escribir sobre otras cuestiones. Leg√≥ numerosas p√°ginas sobre artistas cubanos y extranjeros de su √©poca: Ruiz Espadero, White, D√≠az Albertini‚Ķ, y en especial, de aquellos comprometidos con la causa independentista como el tenor Emilio Agramonte y Pi√Īa, y Ana Otero, notable pianista puertorrique√Īa. Se trata de la primera publicaci√≥n que dio a conocer La bayamesa, himno patri√≥tico cubano, y la danza La borinque√Īa, por tradici√≥n, himno de los boricuas. Estos dos himnos son las √ļnicas piezas musicales que publican, acompa√Īadas de textos hist√≥ricos ¬†que exaltan el patriotismo y la unidad antillana de esos dos pueblos, entonces bajo el yugo espa√Īol.

Hermosas son las p√°ginas que coinciden en presentarnos a Jos√© Mart√≠ en su faceta como autor de un texto para canci√≥n. Su liderazgo pol√≠tico y el inter√©s por la m√ļsica cubana le llevaron a escribir la letra de El proscrito, que musicaliz√≥ el tabaquero emigrado Benito O‚ÄôHallorans. Lleg√≥ a conocerse entre los cubanos de la Florida como La canci√≥n del Delegado.

Omar V√°zquez recrea en la publicaci√≥n del Granma correspondiente al 28 de enero de 1985 el relato de c√≥mo 20 a√Īos antes, en la entonces popular Pe√Īa de Sirique, se le escuch√≥ por primera vez a Mar√≠a Granados, quien la interpret√≥ acompa√Īada por el guitarrista Rafael (Nen√©) Enrizo. ¬†

Mar√≠a¬† ‚ÄĒquien falleci√≥ en La Habana, el 30 de enero de 1971, a los 91 a√Īos de edad, pocas horas despu√©s de participar en varias actividades con motivo del aniversario 118¬†del natalicio del Maestro‚ÄĒ gustaba de contar la historia de El proscrito, que por primera vez se la cantara a Mart√≠ cuando apenas contaba 11 a√Īos de edad.

La canción se redimió  para la posteridad gracias al interés del investigador, compositor y apasionado martiano Hilario González. Hoy puede disfrutarse la grabación en las voces del dueto que a tal fin conformaran Eduardo Sosa y la maestra Digna Guerra.

En sus valoraciones, Arias toma como elemento importante los espacios de las presentaciones y divulgaci√≥n del hecho sonoro a finales de la decimon√≥nica centuria, sobre todo con escenario en el Nueva York entre 1881 y 1895. Sitios diversos cuyo centro seg√ļn la ocasi√≥n se ubica ¬†en un teatro, lo mismo que en salones de baile, fiestas populares, paradas militares, circos y parques. Asimismo, la existencia del piano en varios hogares defini√≥ momentos importantes al interior de las familias y en el intercambio de √©stas con amigos seg√ļn los intereses sociales. Es Nueva York una ciudad a la que las oleadas de inmigrantes aportan su folclor.

El siglo XIX,¬† con el triunfo del romanticismo, es escenario de intensas y nuevas relaciones entre la m√ļsica y la literatura. Para Arias Mart√≠ se siente atra√≠do por las deslumbrantes sonoridades. Los conocimientos musicales de Mart√≠ fueron, si no los de un profesional, si de un fervoroso oyente.

En este sentido, Sap√≥nov atribuye especial inter√©s a aquellos aspectos del sistema creador de Mart√≠ en los que se interpreta de manera original las influencias de la est√©tica rom√°ntica con su culto a la m√ļsica, y la aspiraci√≥n a sintetizar los elementos del arte musical con la literatura. En su prosa, plantea, el rom√°ntico descubre en el conjunto de ruidos del paisaje campesino, un leg√≠timo encanto en las leyes musicales.

Un ejemplo de lo anterior lo halla Vitier en tierra cubana, un mes justo antes de caer Martí en Dos Ríos:

La noche bella no deja dormir. Silba el grillo; el lagartijo quiquiquea, y su coro le responde (‚Ķ) entre los nidos estridentes, oigo la m√ļsica de la selva, compuesta y suave, como de fin√≠simos violines; la m√ļsica ondea, se enlaza y desata, abre el ala y se posa, titila y se eleva, siempre sutil y m√≠nima ‚Äďes la mir√≠ada del son fluido; ¬Ņqu√© alas rozan las hojas? ¬Ņqu√© viol√≠n diminuto, y oleadas de violines, sacan son, y alma, a las hojas? ¬Ņqu√© danza de almas de hojas?

Para Vitier, la m√ļsica en el poeta es ‚Äúsustancia de su propio estilo. Musical en alto grado, tanto como pict√≥rica, fue la palabra de Mart√≠‚ÄĚ. Lo describe como al ‚Äúirreprimible m√ļsico de la palabra‚ÄĚ, que apoyaba su prosa en octos√≠labos y endecas√≠labos.

Otro aspecto relevante para Arias y varias de las voces aupadas en el concierto martiano lo constituyen las cartas a Mar√≠a Mantilla. En este epistolario las alusiones a la m√ļsica aparecen en repetidas ocasiones, incit√°ndola a estudiar y tocar el piano. En carta escrita desde alta mar, el 2 de febrero de 1895, identifica a la m√ļsica como alta expresi√≥n del afecto, y define la de su preferencia: «A mi vuelta sabr√© si me has querido, por la m√ļsica √ļtil y fina que hayas aprendido para entonces: m√ļsica que exprese y sienta, no hueca y aparatosa: m√ļsica en que se vea el pueblo, o todo un hombre, y hombre nuevo y superior.»

A las atenciones por su formaci√≥n ¬†cultural y humana, la conduce por primera vez a la √≥pera cuando Mar√≠a era apenas una adolescente de 12 a√Īos. Representaban Carmen, del franc√©s Georges Bizet en la interpretaci√≥n de Enma Calv√©. Se afirma que era vasto el conocimiento que Jos√© Mart√≠ pose√≠a sobre el argumento y los pasajes musicales.

De estos afectos Gonzalo de Quesada extrae algunas conclusiones de las m√ļsicas que pudieron interesarle a Jos√© Mart√≠. ¬†

Entre las piezas que la ni√Īa Mantilla interpretara al piano y que a Mart√≠ proporcionaban tanto placer se citan Evening Star de la √≥pera Tannhauser de Wagner, una Gavotte, de Nebvin, la Rapsodia no.2 de Lizst, y la m√ļsica de la √≥pera Carmen, de Bizet.

Por testimonio de María Mantilla se conoce que a él le gustaba tararear El negro bueno, de Francisco Valdés  Ramírez.  Se presume debió atraerle que esa guaracha se cantó en el Teatro Villanueva de La Habana, el 22 de enero de 1869, hecho que trasciende hasta unos conocidos versos de Martí. Aquella célebre guaracha, cantada en todas partes con más o menos disimulada intención, era una especie de canto de guerra.

Seg√ļn lo que aportara Mar√≠a a Gonzalo de Quesada, a Mart√≠ le gustaban mucho las danzas y tambi√©n una pieza de Gonzalo N√ļ√Īez, La mariposa ¬†y Las campanillitas del cubano Pedro Fuentes.

El Delegado particip√≥ en veladas hogare√Īas de amigos en las que entre otras m√ļsicas se conoce se interpret√≥ al piano La borinque√Īa, danza t√≠pica de Puerto Rico, y la canci√≥n cubana La bayamesa. Alguien record√≥ tarareando, los versos iniciales de esa antigua canci√≥n del oriente de Cuba:

No recuerdas, gentil bayamesa,/ que t√ļ fuiste mi ¬†sol refulgente‚Ķ

Al encontrarse en los a√Īos de la emigraci√≥n con destacados m√ļsicos cubanos que se encontraban en el exilio, como Ignacio Cervantes, pianista y compositor y uno de los fundadores de la corriente rom√°ntica nacional de la m√ļsica cubana, y con el eminente violinista Jos√© White, escribi√≥ Mart√≠ varios art√≠culos en los que expone las ideas sobre el arte de sus coterr√°neos, sobre la naturaleza del arte musical y sobre la m√ļsica cl√°sica europea.

Nicol√°s Ruiz Espadero tambi√©n mereci√≥ la admiraci√≥n y el entusiasmo de Mart√≠. De √©l dijo que puso en m√ļsica el gemido del alma cubana, y a veces su majestad y su tormenta. En una cr√≥nica publicada en Patria, en mayo de 1892, Mart√≠ habla del famoso acto celebrado en los talleres de tabaco de Tampa, en el que tomaron parte Ignacio Cervantes y Rafael D√≠az Albertini

Muchos de los juicios expresados por Martí sobre compositores están vinculados con sus apreciaciones de intérpretes, incluidos numerosos cantantes de ópera italiana y francesa. Para Diana y Rodolfo Sarracino “la opera ítalo-francesa, escuchada por Martí tanto en La Habana como en Madrid y México, tuvo mucho peso en los inicios de su formación musical. Sobre los contactos del joven Julián con las funciones operísticas en La Habana por la década de los 60, los autores aducen la posibilidad la probabilidad de que las haya presenciado al impulso del preceptor Rafael María de Mendive.

Mart√≠ es testigo de c√≥mo las √≥peras de Wagner ¬†ganan terreno ¬†en la gran ciudad, incluso imponi√©ndose a las italianas o francesas. En consecuencia dedica el mayor n√ļmero de referencias a este compositor. Del concierto sinf√≥nico de fines de mayo de 1882 en Nueva York, encontramos la vivencia de un testigo presencial, particularmente ¬†cuando habla de la ejecuci√≥n de Los troyanos de Berlioz. Otros m√ļsicos, como Brahms aparecen en sus textos. ¬†

Descubre ‚Äúlas melod√≠as inefables‚ÄĚ de Chaikovsky. A la m√ļsica de Schubert le dedica una sutil definici√≥n y de Mozart los elogios. Un m√ļsico por quien parece haber sentido indudable empat√≠a fue el polaco Federico Chopin. ¬†Su ‚Äúm√ļsica v√≠vida‚ÄĚ, con ‚Äúmelod√≠as dolientes o r√°pidas polonesas‚ÄĚ, lo lleva a pensar ¬†que ‚Äúsolo ama y entiende a Chopin quien le conoce a la m√ļsica lo m√°s fino y misterioso del alma‚ÄĚ, esto fue quiz√°s lo √ļltimo que escribi√≥ p√ļblicamente sobre un asunto musical, el 26 de enero de 1895. La empat√≠a ¬†ten√≠a una ra√≠z extramusical, al ser el compositor polaco un ardiente defensor de la independencia de su patria.

Mientras convierto este libro en relecturas escucho las mismas m√ļsicas que el Ap√≥stol. Su fe de vida inunda los silencios. Cada una de estas p√°ginas da la posibilidad de conocerle un poco m√°s. En sus expresiones se ven identificados con la m√ļsica a los que aman y fundan, para conseguir ese ideal suyo de Cuba como ‚Äúfutura universalidad americana‚ÄĚ.


Análisis poético de una Romería digital

Recuerdo de adolescente salir corriendo desde el Varona, una secundaria insigne por aquel entonces, hasta el parque Calixto Garc√≠a y quedarme atrapada observando todo tipo de manifestaciones art√≠sticas. La ciudad se inundaba de una po√©tica que era imposible escapar. As√≠ descubr√≠ por primera vez las estatuas humanas. Yo era una adolescente enjuta que estudiaba piano, solfeo y teor√≠a en el Conservatorio de M√ļsica de Holgu√≠n.¬†

En una ocasi√≥n, me detuve en una esquina y se acerc√≥ un caballero alado y con un pincel, movimientos pausados dibuj√≥ una greca en mi espalda, me susurr√≥ al o√≠do: ‚Äúes la espalda m√°s linda que he visto‚ÄĚ. Y se march√≥. Mis libros de partituras que llevaba bajo el brazo llamaron la atenci√≥n y fueron arrebatados por una mujer bodypainting sentada frente a un piano que interpret√≥ en un segundo Nocturne in¬† C Minoir, de F. Chopin. Otra vez fui v√≠ctima del teatro bufo, cuando apurada por los corredores, volteo la mirada y ten√≠a una fila de mimos imitando todos mis gestos. Llegando al parque de Las Flores nuestro querido Joaqu√≠n Osorio, Premio Nacional de Promoci√≥n Literaria, preguntaba con micr√≥fono en mano a modo de rifa qui√©n era la autora de Mar√≠a Toda, el autor de Abrirse las Constelaciones, entre otros, as√≠ fue como obtuve Jard√≠n, de Dulce Mar√≠a Loynaz.

En a√Īos posteriores esperaba mayo con la ilusi√≥n de lo que pasaba en sus parques y calles. Fui creciendo esperando cada a√Īo por las Romer√≠as. Cuando estudi√© en la Universidad de Oriente, mi casa se convirti√≥ en una beca de romeros. Luego en Holgu√≠n en la universidad nos dijeron: este a√Īo las pr√°cticas son en las Romer√≠as. Todos nos quedamos boquiabiertos. Ya no tendr√≠amos que escaparnos o salir apresuradamente del aula. Yo fui ubicada en el peri√≥dico La Luz, que por aquel entonces ten√≠a una edici√≥n de lujo en este evento. Ah√≠ comenz√≥ mi verdadera pasi√≥n de romera.

Trabajar dentro de las Romer√≠as proporciona otra perspectiva. Si bien es cierto que no da tiempo de disfrutar todo lo que quisieras, brinda la facilidad y la oportunidad de conocer figuras de talla mundial. As√≠ fue como logr√© entrevistar para mi tesis a Luis Alberto Garc√≠a, le estrech√© mi mano a Andy Monta√Īez, bail√© con William Vivanco, abrac√© a la Dra. Mar√≠a Dolores Ortiz, almorc√© con Guido L√≥pez Gavil√°n, cant√© al lado de Hayd√©e Milan√©s en una noche bohemia, porque si algo tiene de favorable las Romer√≠as de Mayo es que nos volvemos una gran familia, no importa qui√©n seas, ni cu√°n conocido o afamado, ah√≠ en ese espacio, todo el mundo es un cubano.

A todos nos pasa, guardamos placeres para ese esperado momento, cada uno espera esa semana para disfrutar al m√°ximo sus pasiones y eso, de alg√ļn modo es poes√≠a.

  • S√© de quienes no salen del evento Memoria Nuestra y preparan sus trabajos todo un a√Īo, con la pasi√≥n del recuerdo, para no perder las ra√≠ces.

  • S√© de quienes a √ļltima hora se deciden por presentar su corto en La C√°mara Azul, y ah√≠ est√°n esas met√°foras visuales cargadas de sensibilidad y cercan√≠a espiritual.

  • S√© de quienes no intentan estar encima de la torre pero Babel los ha dado a conocer, por la habilidad en el pincel, cuando describen la realidad con trazos, cuando el color exacto llena tu vida.

  • S√© de quienes llegan por un abrazo y se van convocados a escribir porque esta isla es un verso.

  • S√© de quienes asisten a un espacio de trova, pero sucumben al bajo de un rockmero.

  • S√© que la ama de casa no pudo llegar temprano a su hogar porque una danza callejera la intersect√≥ y le quit√≥ los bolsos de compra, la cartera y la dej√≥ entre risas en la puerta de su casa, y ella nunca olvidar√° que la Giganter√≠a pudiera postergar la cocci√≥n de sus frijoles.

S√© y sabemos que el arte salva, que es propio de los artistas tener alternativas, porque el arte es optimismo. No esparaba menos de todos los que de alg√ļn modo contribuimos para que cada a√Īo el hacha suba a la cima de la ciudad, para que llueva, quiz√°s estas romer√≠as digitales tengan la fuerza necesaria para entrar en la sensibilidad de cada uno y desde el m√≥vil, con la alegr√≠a de recibir arte en casa, nos libremos de la contaminaci√≥n, para saber esperar y cuidar el ma√Īana. Hay mucho todav√≠a por hacer, hay muchos caminos que descubrir, tenemos limitaciones concretas, pero el arte es libre como nuestros pensamientos y esto definitivamente nos har√° sanar y crecer.