Teatro del Retorno


La Bota Rota #3: En conflicto con la realidad

Toda crisis es material valioso para el teatro. La realidad nos dota de posibilidad infinita para r-interpretar sus fisuras y sus composiciones. Para muchos el arte es la representación conflictiva del hombre con la realidad. Todas las épocas han encontrado a través de los artistas, los prismas esenciales para confluir con las tramas de “lo real”, “lo probable” y “lo posible”.  

El Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA es un colectivo teatral donde el arte es asumido como imagen conflictiva de la existencia. Los proyectos desarrollados durante los últimos meses respaldan la anterior afirmación. Búnker es el nuevo espectáculo en construcción, interpretado por el actor Ricell Rivero Rivera; la obra se integrará de distintos materiales simbólicos y disciplinas artísticas.

La presentación del video performance Búnker #1 Zonas de conflicto, da inicio a una saga de video-artes que encabezan la exploración de nuestro contexto actual. El hombre alienado/aislado, en la soledad del fracaso colectivo. ¿Existe? ¿Será el final del juego? ¿Encierro?

Búnker será una investigación compleja; empezó por la fotografía, se sumerge en el video-arte y el performance, y llegará al cine para luego convertirse en un espectáculo teatral. Un actor/performer que no cabe dentro del traje aislador. Un individuo subjetivo, a medio hacer o a medio acabar con su existencia. ¿Cómo ensamblar la contradicción? El hombre está aparentemente solo, pero es la realidad quien lo oculta de sí mismo.

Siguiendo la ruta del GEE LA CAJA NEGRA, aparece el material Ofelia. Texto inspirado en segmentos de Máquina Hamlet, del dramaturgo Heiner Müller, y que cuenta con la actuación de Yanisleidys Laborí Cuevas. Este es un inicio de montaje, donde la poesía se mezcla con el dolor histórico encarnado en un cuerpo de mujer para denunciar la violencia que han ejercido sobre su naturaleza a través de los siglos. Este es un trabajo limpio, de una belleza que nace en “lo teatral” pero que muta al leguaje del audiovisual. Es precisamente esta mezcla la que hace contundente el discurso de la representación. Todas las imágenes son precisas y no admiten banalidades ni entretenimientos.

Ofelia es una búsqueda arriesgada pero que de seguro el público acogerá sin miramientos. Defiende grandes causas, defiende el sentido de la igualdad y la diversidad de ideas. No será un montaje para pedir permisos ni libertades contemporáneas, será una obra para tomar el almanaque de todos y darle forma.     

Otros de los procesos que se compartieron y cuyo valor excede “lo común”, es #TroyanasenYouTube. Proyecto transmedia de la autoría de Ámbar Carralero Díaz (teatróloga y escritora), de La Habana. Cada documentación presentada en voz de sus protagonistas fue un registro de sus experiencias durante el trayecto. Las intervenciones estuvieron protagonizadas por Anabel Pla (actriz que interpreta el personaje de Elektra), Yoanna Pérez Acanda (actriz que interpreta el personaje de Casandra), Laura Hernández Perdomo (productora y asistente de dirección del proyecto), Ileana Sarduy Prohenza (actriz que interpreta a Hécuba), y los actores Inima Fuentes y Yasmany Guerrero. #TroyanasenYouTube es un proyecto intransigente, vistoso y renovador en la relación entre artista-público-obra.

 

Desde San Antonio de los Baños, en la provincia de Artemisa, nos acompañó el grupo Teatro del Retorno, proyecto dirigido por Alexander Diego Gil Valle. Entre los materiales presentados es Comorbilidad; el trabajo más certero y necesario. Su propuesta cinematográfica nos recuerda a Artaud y, su crueldad, a Samuel Beckett, y su absurdo a nuestro Virgilio y su poética del destierro. Gil Valla reta a la realidad como si esta no pudiera evitar la eterna enfermedad de la presencia/la ausencia. Su lenguaje es una construcción de distintos referentes visuales y escénicos pero que se entrelazan para crear una narrativa en conflicto con la realidad. Casa gesto es un imán sensoperceptivo. Cada movimiento una salida a un mundo corporal y enfermo.   

El cierre nos trajo al cortometraje Cambio de Planes, dirigido por Arnaldo Sariol Valdés. Un obra cuya búsqueda simplifica al arte como experiencia “respiracional” en conflicto con la realidad. Sariol, en su deseo de construir lenguajes alternos/interdisciplinares, nos regala “un susto”. Nos dice que la vida es determinación dentro del azar. Nos dice que todo día es bueno para cambiar de suerte.

La II Edición de la Jornada Teatral La Bota Rota nos deja varias enseñanzas tras el cierre del telón. La primera es que el teatro seguirá necesario sin importar dónde se piense y se haga. La segunda, que en Cuba hay muchos creadores interviniendo la realidad y convirtiéndola en material simbólico. Y para no hacer más larga la lista, una tercera enseñanza: la voluntad creativa del hombre. Nada les es más natural a los hombres que la necesidad de crear y expresarse a través de la creación.

 

Esta fue una jornada para el encuentro, para el ciber-abrazo, para el recuerdo. Pero también para activar distintas zonas de la creación teatral cubana. Santiago de Cuba continúa en la construcción de caminos para fortalecer los vínculos escénicos en el país. La Bota Rota es un ejemplo de cómo medir el contexto y transformarlo en acción.