símbolos


La piel, el hombre y el lenguaje

(Aproximaciones a la I Encuentro Internacional de Tatuaje y Perforación en Santiago de Cuba)

Este verano ha sido muy movido para la AHS en Santiago de Cuba. Dis√≠miles jornadas, proyectos e ideas se han concretado con una importante presencia en la cartelera cultural de la provincia. Algunas de ellas han sobresalido de los m√°rgenes nacionales y han podido convocar a creadores de distintas nacionalidades. Esto en gran medida ha sido una de las ganancias del trabajo en el espacio virtual, todos los caminos parecen menos estrechos y los encuentros se hacen entre un n√ļmero de individuos a lo que tal vez, ser√≠a imposible convocar desde lo presencial.

El I Encuentro Internacional de Tatuaje y Perforación Santiago de Cuba 2021 fue una acción que generó gran expectativa. La convocatoria hecha a los cultores del arte del tatuaje y la perforación convidó a creadores de distintas generaciones y estilos. La AHS, junto a la Casa del Caribe en la ciudad, auspiciaron la jornada y le dieron cabida dentro del Festival de Caribe del 3 al 9 de julio. La idea original de Vitelio Manuel Ruiz Miyares, fue crear un camino para sentar las bases de una posible asociación cubana para los artistas de este gremio. Un camino para sentar los protocolos legales e higiénico-sanitarios dentro de la isla. Cuba no cuenta con una estructura conceptual y física que ampare a los artistas y trabajadores del arte del tatuaje y que, además, les permita ser contribuidores a las cuentas del estado.

Este encuentro no solo propició espacios para el diálogo y la creación artística, también fue parte de un proceso vivo que irá en lo adelante, desde lo jurídico hasta lo estético. Las líneas esenciales que rigieron el programa fueron: La importancia de un reglamento para establecer las medidas higiénico-sanitarias para el control del funcionamiento de los centros de tatuajes y perforaciones corporales en Cuba; La creación de la ACATP (Asociación Cubana de Artistas del Tatuaje y Perforación); Tatuajes, micropigmentaciones y perforaciones en tiempos de pandemia; Tatuaje de pezón y areola en la mujer mastectomizada; Escuelas de tatuajes en el Caribe; El cuerpo como arte (práctica y estética); La psicología del tatuaje.   

Todas estas l√≠neas argumentales fueron puntos para un debate diverso donde las b√ļsquedas de referentes m√©dicos y art√≠sticos se conjugaban en la multiplicidad de voces. De ah√≠ que las conferencias fueran protagonizadas por artistas, m√©dicos, abogados y promotores culturales, quienes desde distintas perspectivas abordaron un fen√≥meno que ya es org√°nico en la contemporaneidad del cubano.

Más de nueve países estuvieron representados en el evento. Un dato que refleja la acogida de esta jornada como espejo para una integración de todos los actores sociales que integran este gremio. Algunos de los especialistas invitados fueron Manuel Rivera (tatuador profesional, Cuba), Osmel Francis Turner (director del grupo ecologista Cubanos en la Red, Cuba), la catedrática mexicana Ximena Jordan (en representación de los museos Frida Kahlo y Anahuacalli), el Dr. Jorge Guilarte (Cuba), el profesor Dayan Alfonso (México), y Gisselle Quevedo Chil (tatuadora profesional, Cuba).

Otros nombres pudieran aparecer aqu√≠, en especial aquellos que participaron en los distintos espacios de reflexi√≥n te√≥rica y la competencia de tatuaje. El concurso fue uno de los grandes atractivo tanto para los cubanos como para los participantes extranjeros. El resultado final nos dej√≥ como ganador al camag√ľeyano Guillermo Columbi√©, premio que consisti√≥ en el otorgamiento de un viaje a la Ciudad de Canc√ļn, Estado de Quinta Roo, en M√©xico. All√≠ participar√° en un evento internacional de tatuaje entre los meses de octubre y noviembre de 2021. Esta premiaci√≥n fue posible gracias a la colaboraci√≥n de Black Lava Tattoo Studio y el Centro de Inteligencia Educativa y Profesional (CIEP Universidad) de Canc√ļn.

El comit√© organizador del evento ya prepara la pr√≥xima edici√≥n a celebrarse en el a√Īo 2022 en el contexto de la Fiesta del Fuego. Para ello se prev√© un mayor n√ļmero de participantes y una mayor composici√≥n de la comunidad de tatuadores cubanos. El arte de dibujar en el cuerpo posee un¬† ar√°cter milenario, y en nuestro pa√≠s representa c√≥digos culturales que yacen impregnados en las conductas/formas e ideas de varias generaciones. El tatuaje ya no representa marginalidad, ha roto tab√ļes y se ha sentado en la poblaci√≥n como un s√≠ntoma de identidad. De ah√≠ que proteger a sus cultores y sus simbolog√≠as representa una necesidad espiritual en t√©rminos culturales.

La AHS en Santiago de Cuba sigue siendo un espacio de di√°logo donde caben todos los modos expresivos del arte. La organizaci√≥n busca representar la vanguardia creativa mientras colabora con proyectos que son ineludibles en la construcci√≥n cultural del pa√≠s. Esperemos que el pr√≥ximo a√Īo las circunstancias nos permita abrir la Casa del Joven Creador para el abrazo presencial. Crear sin fronteras para sanar es una necesidad en tiempos tan convulsos. El buen arte siempre nos convidar√° a lo √ļtil, lo hermoso y lo sagrado.


Fractura contra los espejismos del arte (+Obras y tuits)

Hace alrededor de medio milenio el arte adquiri√≥ un car√°cter comercializable. La idea de tener un ‚Äúobjeto‚ÄĚ con caracter√≠sticas especiales seduc√≠a a muchos en el af√°n de alcanzar determinado poder. Resulta a√ļn, hoy d√≠a, usual dilema el hecho de que algo que no posee valor de uso constituya una pieza fundamental del canjeo y las relaciones comerciales.

Indiscutiblemente, con el paso del tiempo los procesos inherentes al mundo del arte se han visto permeados de una mayor complejidad. Para el te√≥rico estadounidense Arthur Danto, ‚Äúestamos en una etapa prehist√≥rica, en la que todo es susceptible de ser arte‚ÄĚ, aseveraci√≥n que se ve sustentada en ‚Äúla teor√≠a del problema de los Indiscernibles‚ÄĚ.

El mercado del arte es un √°mbito esencial a explorar a la hora de abordar el desarrollo del hecho art√≠stico. Su an√°lisis se ha convertido en una necesidad imperante para contribuir a dilucidar una parte importante del entramado que compone lo que se ha catalogado como ‚Äúel mundo del arte‚ÄĚ. Este √ļltimo constituye un elemento fundamental dentro de lo que el fil√≥sofo George Dickie ha calificado como la Teor√≠a Institucional del Arte. En esta ocasi√≥n resulta fundamental reconocer esas estructuras que forman parte de la teor√≠a, debido a la incursi√≥n del Proyecto Fractura en un centro donde una de las premisas esenciales es realizar la comercializaci√≥n del producto art√≠stico.

Fractura nos presenta su visi√≥n acerca del ‚Äúconflicto‚ÄĚ y nos vuelca en determinados cuestionamientos: ¬ŅQu√© es el mercado?, ¬Ņqu√© representa para el √°mbito cubano y santiaguero en particular?, ¬Ņqu√© representa para ellos como creadores? y ¬Ņqu√© tipo de mercado o comercializaci√≥n se lleva a cabo en este contexto? Realmente son muchas las interrogantes que pueden asistir a esta muestra. ¬†

Con todo, resulta dif√≠cil desentra√Īar la delgada pared que separa lo que se debe hacer de lo que se hace realmente. Parece que todo est√° escrito sobre determinado proceso o fen√≥meno, pero continuamente queda lugar para la incertidumbre, para las brechas donde suceden cosas inusuales y opuestas a las que est√°n preestablecidas, lo cual nos acerca a la idea de que no todo funciona como se enuncia. Cabe decir que ‚Äúel mercado del arte‚ÄĚ o las relaciones comerciales que se establecen en Santiago de Cuba, que no constituye un escenario diferente al del resto de las provincias ‚Äďfuera de la capital‚Äď, deja mucho que decir en cuanto a las maneras de llevar a cabo este complejo proceso. M√°s, no es intenci√≥n primada de esta exposici√≥n debatir los desempe√Īos de instituciones culturales y s√≠ en llegar a puntos m√°s incisivos que afectan la matriz de todo hecho art√≠stico, desde la esencia del propio arte que inicia en el creador y su tiempo.

poster

Entonces, resulta evidente que la cuesti√≥n primordial que da luz a esta muestra es ¬Ņqu√© representa el mercado para los creadores y c√≥mo los influye en el proceso creativo? Frank Lahera, Carlos Gil y Yuri Seoane han tejido una red de significados. Construyen su universo simb√≥lico aludiendo a las pr√°cticas que se suscitan alrededor de este tema. Es una muestra plural como ya acostumbran a legar los j√≥venes art√≠fices. La preocupaci√≥n de los autores acerca de la frialdad con que puede ser visto este t√≥pico los induce hacia un viaje convulso en aguas turbulentas.

Esta exhibición, que no es para nada frívola o alejada de la realidad, es un espacio vivo; Las raíces de un árbol no proyectan sombras, un título que demarca lo que acontece desde lo más profundo hasta su calada en el hoy y el ahora. Incluso se lanza más allá pues traspasa los límites de la galería para representar la inquietante situación que identifica las actuales circunstancias y que los afecta directamente porque son entes sociales.

Como enlace de lo m√ļltiple, el grupo ha mezclado diversos soportes. Es una especie de juego para invitar a repensar la idea que permea y afecta al mundo del arte y a sus creadores. Lahera resulta bastante expl√≠cito en sus producciones audiovisuales y las calza coherentemente con fotograf√≠as de la serie ‚ÄúTin mar√≠n‚ÄĚ. El contraste soberbio de fondos muy oscuros con las figuras humanas desbordadas por s√≠mbolos materiales predispone al espectador a la hora de abordar la trama. Al plasmar detalles del cuerpo construye una atm√≥sfera que exige sumergirse y empaparse con el entorno, cuesti√≥n que enriquece adem√°s con instalaciones un tanto atrevidas que sugieren s√≠mbolos m√°s globales del √°mbito art√≠stico. ¬†

Serie fotogr√°fica ‚ÄúTin mar√≠n‚ÄĚ Autor Frank Lahera, 2021, fotograf√≠a digital

Serie fotogr√°fica ‚ÄúTin mar√≠n‚ÄĚ Autor Frank Lahera, 2021, fotograf√≠a digital

Por su parte, Seoane nos vuelca hacia lo m√°s √≠ntimo. Pondera lo individual sin abandonar ese mensaje de calado universal. Con su serie instalativa ‚ÄúConfort‚ÄĚ cuestiona la falta de valent√≠a del ser humano que se construye sus propias jaulas, que no permiten la evoluci√≥n del pensamiento. Hace un llamado a no conformarse, a lanzarse y correr riesgos que valen la pena para descubrir la verdadera esencia de cada uno. Es una ramificaci√≥n de la met√°fora que se deslinda del mercado. Es luchar contra lo convencional. Ratifica una y otra vez que lo habitual no es sin√≥nimo de propicio. El mercado es una burbuja, una construcci√≥n mundana que puede traer beneficios aparentes y al mismo tiempo significar el fin de la creaci√≥n.

Serie instalativa ‚ÄúJaulas‚ÄĚ. Autor Yuri Seoane, 2020

Serie instalativa ‚ÄúJaulas‚ÄĚ. Autor Yuri Seoane, 2020

Asimismo, Carlos Gil, en este caso, da la nota de conexi√≥n con el pasado, que se transfiere en determinados elementos aleg√≥ricos que m√°s que sustantivos u objetos son acciones verbales en funci√≥n. Concreta la representaci√≥n del vestigio de las consecuencias, es la par√°frasis del desgaste vaticinado por los ancestros que conviven con √©l en sus ideales y que ha querido incorporar a trav√©s del pelo. El cabello humano es una especie de documentaci√≥n simb√≥lica que consolida la premisa de la impermanencia y es plasmada en la serie ‚ÄúArrastre‚ÄĚ, aunque debe aclararse que tambi√©n es an√°logo a las actividades que acontecen en el presente.

No obstante, también utiliza otros medios para lograr meditar acerca de esos conflictos internos que afectan la evolución del ser. Es una mirada más que reflexiva, que se consuma como abordaje de fenómenos vigentes. Las imágenes que registra van hilando dimensiones de la diversidad de forma orgánica. Gil es un provocador nato. Sintetiza lo antropológico y las instalaciones y videos performances que vigorizan la muestra con un matiz corrosivo que ha caracterizado siempre su trayectoria y que hoy resume con naturalidad.

Video Performance ‚ÄúImpermanencia del desgaste‚ÄĚ. Autor Carlos Gil Calder√≥n, 2021

El Proyecto Fractura una vez m√°s se encuentra de pie ante la avalancha de la apariencia. Este grupo no promueve espejismos absurdos, sino que lucha contra ellos. Recordemos que como dicta su manifiesto, Fractura ‚Äúes hacer arte, vivir para el arte y no vivir del arte‚ÄĚ. ¬†¬†


Capítulo #14: El color cubano II (+Fotografías)

Apuntes sobre la obra fotográfica de Rubén Aja Garí

 

IV

Los desafíos contemporáneos para un fotógrafo transitan por definir un sistema de significación que demande un lenguaje desarmador por medio de la crítica. Ante la cámara el acontecimiento es por sí mismo problemático y problematizante. En esa ruptura que producen las lógicas miradas introspectivas del fotógrafo, hay una poética de la verdad, donde no se busca eludir la realidad sino presentarla. 

El paisaje de la propaganda política de la nación cubana posee distintos tipos de lecturas. Los carteles, letreros e imágenes están condicionados por el contexto y la transformación constante de los elementos intervenidos para establecer el discurso. En esa multiplicidad de significados que aparecen tras el paso del tiempo, o la errada selección de espacios y conexiones simbólicas en la imagen propagandista, Rubén ha encontrado un lenguaje que también habla de nuestra identidad y civismo. 

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

La imagen de fondo permite que el fotógrafo construya un lenguaje urbano que contextualiza, lo que a primera vista parece evitar lo político.

¬ŅEs Rub√©n Aja un artista pol√≠tico?

Todo arte (el verdadero), es político.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

Los proyectos ut√≥picos de los hombres se sustentan en lo pol√≠tico como como eje centrar de su manifestaci√≥n. La foto de la ni√Īa que pasa frente a la bandera, es una excavaci√≥n en fragmentos emblem√°ticos de la imagen de Cuba. En esa voluntad por describir la realidad circundante y cambiarla mediante el arte, la fotograf√≠a de Rub√©n se resiste a la sola clasificaci√≥n y evaluaci√≥n de sus temas. Procura de manera consciente desafiar y subvertir la realidad desde los propios elementos que la integran.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

El tratamiento de los símbolos captados por Aja es menos aleatorio de lo que se pudiera ver en la obra de otros fotógrafos. Ironiza con los símbolos y permite democratizar su empleo, trasformando la historia en una mera acumulación de extravagancias.

El descontento con la realidad en la sociedad moderna suele expresarse con violencia. Digamos que el fotógrafo es más persuasivo en el anhelo de reproducir este mundo. Que encuentra belleza en todos los elementos que existen ante su ojo. Al contrario de la vida, la fotografía consiste en detalles significativos iluminados por el destello de la cámara. La mirada ultradinámica de la fotografía sobre un objeto complace al espectador creándole falsas sensaciones. Como si sólo por mirar la realidad en la forma de un objeto, la fotografía fuera de veras real, es decir, surreal. Una característica que invade la experiencia del expectante y condiciona su mirada.

En esa disyuntiva pudiera parecer m√°s f√°cil crear significados a partir de arquetipos pol√≠ticos o publicitarios. Pero esos significantes son dispositivos de la realidad misma de los hombres y funcionan fuera del arte para marcar l√≠neas de comportamientos. El artista debe llegar a ellos y desenmascararlos. Hacer de un lugar com√ļn y violento una imagen po√©tica. Un signo de la belleza aun en la miseria material del hombre.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

V

La ambivalencia como acci√≥n art√≠stica que es la fotograf√≠a no ha impedido que Rub√©n encuentre las historias que necesita contar. Aquella que re√ļnen a los individuos con sus posesiones, sus miserias, angustias y sus deseos.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

En medio de la catástrofe el fotógrafo pone la mira sobre el sujeto. Nos muestra cómo definir la naturaleza de las cosas. Un cuerpo camina entre las aguas y carga todo lo que le queda, y tras la imagen el riesgo del artista que llegó hasta la tormenta e hizo la foto.

La imagen muestra al hombre bajo circunstancias que lo superan. El mar es una figura de poder, que en esta ocasión profana el reino de un hombre derrotado. Una similitud pudiéramos encontrar en la siguiente imagen, donde la bandera de la nación ondea rota en su hasta frente al poderoso mar.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

El fotógrafo hace un paralelismo entre el poder del mar y toda una nación. Son muchos los significados que pudiéramos encontrar en una fotografía tan contundente como esta. Aquí lo casual, lo probable y lo posible entran en el juego. Las dos fotos terminan por mostrarnos una síntesis de la investigación del fotógrafo: el hombre, el símbolo y las circunstancias dadas de ambos. Todo esto referenciado en el contexto social y cultural cubano.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

Algunos pudieran hablar del car√°cter social de la obra de Rub√©n Aja Gar√≠, un componente siempre perceptible en su b√ļsqueda. La narrativa de sus fotos tiene como eje esencial a la gente. El artista se empe√Īa en no transitar por una visi√≥n pop, vulgar o kitsch. Se concentra en fragmentos, desechos y rarezas de la cotidianeidad, sin excluir nada. Esta naturalizaci√≥n de los prop√≥sitos pr√°cticos y simb√≥licos de la existencia humana, pone en valor la pluralidad de situaciones captadas por su lente.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

VI

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

Otra área de exploración de Aja ha sido la naturaleza como imagen no subvertida por el accionar del hombre. Estas imágenes captadas en el mundo natural, poseen otros riegos que resaltan al interés casual de un amateur. Todas las fotografías de Rubén nacen de sus temas nominales, y configuran un corpus identitario que no renuncia a su coherencia estilística. Algo que podemos apreciar en su serie Verdades esenciales.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

La b√ļsqueda de la belleza desde la selecci√≥n sublime del sujeto/objeto muestran como resultado las im√°genes anteriores. Su predilecci√≥n por los peque√Īos instantes y la b√ļsqueda de la perfecci√≥n del mundo componen un territorio que se muestra a trav√©s de atributos muy singulares: flores, p√°jaros.¬†

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

Hay en estas fotograf√≠as una intenci√≥n por capturar lo incapturable. Por mostrarle al ojo humano aquello que no podr√≠an ver sin la c√°mara de por medio. Aquello que no es perceptible a simple vista por condiciones biol√≥gicas. Un zunz√ļn captado en pleno vuelo y mostrado en una imagen fija es una resoluci√≥n imposible para la vista humana.

Rubén se desplaza entre distintos márgenes de la realidad inmediata para recordarnos todo lo que nos rodea. Todo lo que nos hace seres complejos y dichosos.        

VII

Las relaciones que ofrecen las imágenes entre sí permite la interpretación de la realidad a través de ellas. De hecho, la importancia de las imágenes radica en que son un medio para incorporar acontecimientos a nuestra experiencia. Saberes que son suministrados a quien observa la foto, tras su vivencia. Ese material que llega a nuestro cerebro (personas, cosas y acontecimientos) que por lo general penetran inadvertidamente, a través de la gestus de fotógrafo concluye en acción emotiva y referencial.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

La fotograf√≠a de Rub√©n Aja Gar√≠ con el pasar del tiempo ha adquirido un sentido cr√≠tico m√°s profundo. Uno que requiere otros niveles de percepci√≥n ante las b√ļsquedas complejas con que aborda la realidad.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

Tras la percepci√≥n mermada de la vida contempor√°nea, Aja busca una transfusi√≥n para desdoblarse en nuevas experiencias creativas y motivacionales. Su versi√≥n de nuestra existencia es una b√ļsqueda constante de la movilidad. Su obra es una pr√°ctica a prueba de crisis en un conflicto mediado por la luz.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

Capítulo # 14: El color cubano I (+ Fotografías)

Apuntes sobre la obra fotográfica de Rubén Aja Garí

 

I

Un fotógrafo es un poeta. Uno que traduce en imágenes las variedades posibles de la existencia. Su límite está en su ojo tras el lente. Captar la realidad y redescubrirla desde la particular perspectiva del ser fotógrafo, es un acto poético. Gran parte de la historia de los hombres está construida desde la documentación fotográfica de distintos sucesos. De ahí la responsabilidad adicional del ser fotógrafo, su habilidad no es solo la de manejar un artefacto que registra el tiempo mediante la luz. Su responsabilidad es la documentación poética del mundo tanto en la construcción humana como en la creación total de la naturaleza.

La fotografía (hace mucho) dejó de ser un acto pasivo en esa documentación, dejó de captar solo el exterior del sujeto/objeto para además captar el mundo interior de los hombres. Las ideas empezaron a encontrar otra manera de ser expresadas. Algo que la pintura ya había incorporado con anterioridad y que a la vez, la hacía parecer más necesaria. La fotografía entonces, se convierte en un dispositivo artístico (más) cuya fuerza discursiva supera el concepto de los hechos documentados. Introduce en su semiología la crítica de la comprensibilidad del mundo y el activismo, como herramientas a las luchas sociales e individuales del hombre.      

La fotografía como investigación artística busca la significancia e insignificancia del ser. Esta exploración va desde la conceptual hasta lo popular. El fotógrafo nos dice: esto hay que mirarlo, esto es poesía. Así construye un ojo colectivo, una ética de la imagen y una visión disruptiva. El impacto emocional tras la contemplación de una obra fotográfica deviene en experiencia estética del individuo.

II

Uno de esos poetas de la imagen fija, el cual he tenido la oportunidad de conocer es Rub√©n Aja Gar√≠ (Santiago de Cuba, 1979). Rub√©n entiende la fotograf√≠a desde la responsabilidad po√©tica de un creador. Su obra posee un car√°cter vivencial, un registro de su presencia en determinados sucesos. Hay fot√≥grafos que van tras la imagen, pero en el caso de Rub√©n, la imagen anda con √©l todo el tiempo. √Čl juega con la luz, interpreta y luego aparece la foto. Nos dice que esa imagen trasciende al propio suceso (del que ha sido part√≠cipe). Nos habla de la multiplicidad de la vida y sus distintos estados. Nos descubre.¬†

No es mi intenci√≥n hacer una s√≠ntesis curricular de un hombre que se mueve en tantos caminos del arte y la cultura dentro y fuera de su ciudad. Quiero hablar de su obra fotogr√°fica, que a mi entender es su b√ļsqueda m√°s genuina.

Durante la √ļltima d√©cada (2010-2020), (a mi criterio) es Rub√©n Aja Gar√≠, el fot√≥grafo santiaguero m√°s importante. No se trata esto de una competencia entre Aja y los dem√°s creadores de la urbe, ni siquiera de desmeritar los procesos creativos, publicitarios, expositivos y simb√≥licos de otros grandes maestros del lente. Tampoco es un acercamiento para anular la nueva camada de fot√≥grafos de la ciudad, para algunos de los cuales ya he dedicado tiempo de estudio por la impronta de su obra. Escojo a Rub√©n y me permito no mencionar otros nombres, porque veo en su obra la s√≠ntesis de sus maestros (directos o no) y la s√≠ntesis de sus alumnos (directos o no).

La obra de Rubén Aja Garí se caracteriza por la comprensión inter y transcultural de corte secular de los procesos que lo circundan. La irrealidad de sus imágenes nos hace pensar en los vínculos entre lo humano y lo divino, lo caótico y lo ordenado. Su criterio simbólico está en la imagen sin transgredir, sin introducirles nuevos elementos anacrónicos para crear nuevos significantes. La experiencia estética tras el intercambio con alguna de sus obras, transita por códigos vinculados a la identidad del ser santiaguero y el ser cubano.

En su serie Color cubano, podemos apreciar como el fot√≥grafo juega con lo m√ļltiple y el azar para acceder a otra noci√≥n de sentido. La contraposici√≥n de figuras, que por concepto no deber√≠an estar emparentadas, son enfocadas y mostradas como una sola imagen. Una lectura humana y a la vez imperceptible en medio de la cotidianidad. Pero no debemos subestimar el alcance de nuestro cerebro, esas im√°genes compuestas subyacen en nosotros. Solo se necesita un ojo entrenado y una c√°mara para devolv√©rnoslas cargada de significados. Los artistas suele convertir en arte, im√°genes construidas por quienes no son artistas.

Un ejemplo dentro de la obra de Rub√©n, es cuando pone su lente en Mart√≠. En la imagen el ap√≥stol parece hablarnos, trae una paloma en su brazo mientras la c√ļpula dorada del capitolio aparece detr√°s.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

Ambos símbolos son contrapuestos en el espacio para hablarnos de un tercer elemento: Cuba. Rubén es un martiano de convicción, un mambí del lente, y Cuba (con todas sus extremidades) es el mayor tema de su obra.

Pudi√©ramos agregar otros temas en la investigaci√≥n fotogr√°fica de Rub√©n tales como: la religiosidad, el uso y abuso de la propaganda pol√≠tica, la naturaleza, la documentaci√≥n de las grandes celebraciones culturales y los s√≠mbolos patrios. Pero todos estos temas son transversalizados por su b√ļsqueda constante en definir a Cuba.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

En esta fotografía, la imagen de Cristo crucificado se combina con la bandera de la estrella solitaria, que ondea en un segundo plano. No es casual que busque inspiración en elementos que son trascendentales para la cosmovisión de la identidad cubana.

Busca en la religiosidad las esencias del ser cubano. No solo Cristo, la Virgen de la Caridad del Cobre ha estado componiendo su sistema de imágenes. Su relación con el Santuario del Cobre le ha permitido hacer imágenes inéditas de la madre espiritual de los cubanos. 

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

III

Otro hecho que colorea su fotograf√≠a es su participaci√≥n en la Fiesta del Fuego, cita vital en el rescate del patrimonio inmaterial del Caribe. En este encuentro organizado por la Casa del Caribe, y en el cual Rub√©n tuvo el privilegio de dise√Īar el cartel oficial en el a√Īo 2012, cuando se le dedic√≥ al caribe colombiano, el fot√≥grafo ha encontrado un car√°cter antropol√≥gico en su imagen.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

La herencia de nuestra identidad vista en los elementos de algunos líderes religiosos. Instrumentos que llevan implícito el recorrido de nuestra sangre. Una silla donde debe sentarse el más sabio de la tribu. Allí debe colocarse nuestro ojo civilizado y globalizado.

¬ŅPor qu√© la imagen de los elementos divinos de un hombre debe ser admirada? ¬ŅQu√© deber√≠a decirnos/mostrarnos esa imagen?

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

El lugar donde se consulta el espíritu, del hombre que aparentemente no tiene nada que ver con ese modelo de vida, es seleccionado. El fotógrafo no quiere que olvidemos que la fe es una construcción humana, pues solo se llega a ella, a través de objetos físicos.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

Los desplazamientos en esta √ļltima imagen son muy profundos. Se trata de una reflexi√≥n que trasciende al devenir de la muerte y la resonancia de nuestra estad√≠a en la vida. El sabio observa al fuego y parece un pasado eterno que nunca abandonar√° el lugar. La silla vac√≠a no es solo la ausencia del sabio, sino de todo lo que un hombre como √©l representa para su comunidad y para la memoria colectiva. El fuego no se apaga pero el anciano ya no est√°.

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

En esta imagen el instrumento vuelve a estar solo. No tiene a qui√©n lo utiliza pero s√≠ las marcas de quienes han sido sus due√Īos. ¬ŅGeograf√≠a de la memoria? En ese transcribir de la realidad muy particular de Aja, hay que adicionarle su esfuerzo l√ļcido y a la vez intuitivo por definir las unidades en juego.

El instrumento en soledad pero que al mismo tiempo representa una imagen colectiva incita a una relaci√≥n adquisitiva con el mundo que nutre la percepci√≥n est√©tica y favorece el distanciamiento emocional. Rub√©n preserva abierto los registros que por lo general (a la vista de la cotidianeidad) el tiempo reemplaza constantemente. El tambor en ninguno de los casos representa la m√ļsica como significado af√≠n, sino lo m√ļltiple, el azar, el juego ideal, la memoria y el devenir. Es la puesta en valor de la presencia como un fen√≥meno (absolutamente) plural.¬†

autor: Rubén Aja Garí (cortesía del entrevistado)

Quémese después de leerse (+Obras y fotos de la expo)

  • fotos de la inauguraci√≥n de la expo personal fotogr√°fica Re-evaluaci√≥n, de la artista Aneli Pupo/ cortes√≠a de aneli pupo

     

  • Palabras del cat√°logo de la exposici√≥n fotogr√°fica Re-evaluaci√≥n, de la artista Aneli Pupo, Beca de Creaci√≥n ‚ÄúJos√© V√°zquez Pubillones‚ÄĚ, inaugurada en el Centro de Desarrollo de la Ciudad de Guant√°namo, el 18 de octubre, como parte de las actividades por la Jornada de la Cultura Cubana.

cartel de la expo fotogr√°fica personal Re-evaluaci√≥n, de la artista Aneli Pupo, Beca de Creaci√≥n ‚ÄúJos√© V√°zquez Pubillones‚ÄĚ

La prensa ‚Äďy en este caso la prensa escrita, el tradicional peri√≥dico‚Äď resulta una construcci√≥n simb√≥lica y legitimadora, un espacio articulador de sentido (social y pol√≠tico). ‚ÄúLo que no salga en el peri√≥dico no existe‚ÄĚ (lo que nos lleva a pensar en grandes vac√≠os). Pero las r√°pidas transformaciones de las comunicaciones y la tecnolog√≠a de la informaci√≥n han precipitado la crisis del llamado periodismo tradicional, sobre todo la prensa plana, abriendo las posibilidades a la multiplicidad de discursos, una avalancha medi√°tica, que, veracidad aparte, no espera por la llegada del papel oloroso a√ļn a tinta (y va llenando ahora mismo estos vac√≠os).

Aneli Pupo enfoca literalmente sus inquietudes como artista y ciudadana ‚Äďcomo ser social que no esconde la mirada tras la c√°mara, sino que busca en las posibilidades del arte conceptual, en instalaciones previamente elaboradas, para pertrecharse de ellas, interrogarlas‚Äď respecto a la prensa, sus din√°micas y su papel, en Re-evaluaci√≥n (una de las series suyas que m√°s me interesa, por alguna que otra raz√≥n obvia, desde que vi ‚ÄúDeshecho‚ÄĚ, 2017).

Aqu√≠ recontextualiza la importancia que los medios de prensa ‚Äďsin discordancias, en la misma l√≠nea, portadores de id√©ntico matiz pol√≠tico‚Äď han jugado hist√≥ricamente en la construcci√≥n del pa√≠s (la identidad nacional no se puede observar sin las presencias y ausencias en nuestra prensa). Medios que, adem√°s, han jugado un papel visible en la ‚Äúlegitimaci√≥n‚ÄĚ de tendencias y artistas, que han servido de veh√≠culo para determinados momentos o soterrado otros en cambio (Recordemos Shock of the News, en la National Gallery of Art, Washington, 2012-2013, que establec√≠a una relaci√≥n entre el ‚Äúfen√≥meno period√≠stico‚ÄĚ y artistas que entablaron una relaci√≥n vibrante y multifac√©tica con las noticias impresas al apropiarse, imitar, desactivar, conmemorar y rescribir peri√≥dicos. Y en las artes visuales cubanas encontramos tambi√©n obras y discursos que abordan este tema, como Wilfredo Prieto con la reciente exposici√≥n Fake News, y el fot√≥grafo H√©ctor Herrera Acosta, con piezas a partir del peri√≥dico Granma).

Criterios cardinales – Aneli Pupo – 2019

Aneli lo hace a partir del propio uso de símbolos y elementos (polisémicos y reutilizables) como la flor, el micrófono, el inodoro, los huevos, entre otros, cada uno con su carga semiótica (asideros sociólogos en la conciencia ciudadana), envolviéndolos en las páginas impresas y potenciándoles el sentido, los espacios de la memoria (la prensa no como espejo de la cotidianidad, quizá vitrina, sucedáneo o estandarte de un arduo proceso de construcción social).

Efecto mariposa – Aneli Pupo – 2018

Si la digitalizaci√≥n y las redes mueven actualmente al mundo, si cada ma√Īana revisamos la web para saber qu√© ha pasado, con qu√© noticia amanecimos hoy, entonces, ¬Ņen qu√© lugar se encuentran ahora otros medios de difusi√≥n, en qu√© sitio sobrevive la prensa plana? Aun as√≠ Aneli asegura que el peri√≥dico ‚Äďportador hist√≥rico del discurso oficial‚Äď a√ļn posee un poder ineludible. Por otro lado, en piezas como ‚ÄúInformaci√≥n nutricional‚ÄĚ y ‚ÄúNoticia refrescante‚ÄĚ, realiza un ejercicio ling√ľ√≠stico/semi√≥tico que relaciona desde lo impl√≠cito/expl√≠cito al objeto portador (huevos, latas de cerveza o refresco) con la carga de significados que el propio t√≠tulo a√Īade.

Des-hecho – Aneli Pupo – 2017

Parte de su trabajo est√° sujeto a una perspectiva feminista, marcada por la mirada que escudri√Īa, duda y se cuestiona (los casos de feminicidio, el patriarcado, el cuerpo). Estos objetos cotidianos resematizados por la prensa, con su propia carga de significados, de alternancias s√≠gnicas, nos invitan a reflexionar sobre la tradici√≥n, la verdad hist√≥rica, el papel del periodismo en la sociedad, y la ideolog√≠a misma; y a repensar, sentir y mirarnos como Naci√≥n.

Información nutricional РAneli Pupo Р2019

El arte disfruta del (im)pudor y de la (im)prudencia, de esa facultad de decir m√°s all√° de la certeza. Su interpretaci√≥n no cabe en el car√°cter relativo y vol√°til de las palabras. Aneli Pupo deconstruye significados, recicla conceptos, rearma miradas, repiensa nuestra prensa y sus din√°micas, que es hacerlo con la sociedad. Ella quiere saber. Yo tambi√©n quiero. Nosotros queremos saber, si bien, recordando el t√≠tulo de un filme de los hermanos Coen, haya que quemar ‚Äúdespu√©s de leerse‚ÄĚ (a 451 grados Fahrenheit o 233 Celsius, que es cuando el papel arde), aunque la memoria nacional, lo que somos, al ser incombustible, nos observe entre las llamas.

Ablución РAneli Pupo Р2019

Nota refrescante – Aneli Pupo – 2020

Yo quiero saber – Aneli Pupo – 2020

Bordes РAnelí Р2020

El cristal con que se mira – Aneli Pupo – 2020


Por la cultura, por Cuba, la AHS siempre acompa√Īar√°

*Palabras del Vicepresidente de la Asociación Hermanos Saíz a propósito del Día de la Cultura Cubana

Compa√Īero Alpidio Alonso Grau, Ministro de Cultura

Queridos compa√Īeros:

Es un alt√≠simo honor estar aqu√≠ en esta celebraci√≥n dentro de la Jornada de la Cultura Nacional, acompa√Īando este justo reconocimiento a figuras imprescindibles para el imaginario espiritual de la naci√≥n. Todos los distinguidos hoy son maestros, son la savia que nutre y sustenta el proyecto soberano de pa√≠s que desde aquel 1868 venimos defendiendo sin reposo.

La cultura cubana recuerda hoy con alegría aquel hermoso 20 de octubre en que, por primera vez, se entonaron en la recién liberada ciudad de Bayamo las notas del Himno Nacional de Cuba. A la clarinada heroica del 10 de octubre, la siguió el gesto hermoso de un pueblo cantando su libertad.

Las naciones son más que el espacio físico que ocupan. Son imágenes, lealtades, emociones. Ser cubano, nos decía el gran Fernando Ortiz, es amar y aceptar todo lo que hace de lo cubano una condición en sí. Es asumir las glorias y aspiraciones de un pueblo y amarlo y defenderlo en cualquier lugar en que se esté.

El proyecto imperial que nos adversa, sabe que la forma m√°s efectiva del desarraigo y la derrota es aquella que vac√≠a al ser humano de las ra√≠ces que lo fundan: quitarnos lo cubano y llenarnos con la vacuidad que promueven las industrias culturales hegem√≥nicas, cambiar el culto a Mart√≠ por el culto edulcorado a h√©roes cinematogr√°ficos vac√≠os, aceptar el anexionismo, el pasado, como √ļnico destino posible, asumir la heroica resistencia de m√°s de 60 a√Īos como un absurdo, arriar todas las banderas que hemos defendido por la promesa del consumismo, que no es m√°s que la expresi√≥n m√°xima de la enajenaci√≥n y la soledad del individuo contempor√°neo.

Hoy el mundo est√° viviendo tiempos dif√≠ciles. Las derechas asesinas han vuelto al poder en numerosos pa√≠ses de nuestro continente y se prestan al juego sangriento e inhumano de rendir por hambre a la hermana Rep√ļblica Bolivariana de Venezuela, como desde hace d√©cadas se prestan al de rendir por hambre a la Revoluci√≥n cubana. El mayor imperio de la historia vive una etapa de tensi√≥n social in√©dita desde los a√Īos de la guerra civil, y en el proceso, canaliza todo su odio contra las fuerzas progresistas del continente y el mundo. Su poderoso aparato militar y de manipulaci√≥n de la conciencia est√° enfocado en subvertir y desmontar los procesos que de una forma u otra cuestionan su predominio. Por si fuera poco, una pandemia ha venido a trastocar la normalidad establecida, llev√°ndonos a cuarentenas, aislamientos y nuevas normalidades, planteando retos in√©ditos para el mundo y para Cuba.

La agresividad contra los intelectuales y artistas que, valientemente, respaldan a la Revoluci√≥n cubana y su obra va en ascenso, alimentada por los mismos intereses hist√≥ricos y por la desesperada campa√Īa electoral de un magnate.

Ante el odio, erigimos la certeza de que los artistas e intelectuales verdaderamente valiosos, dentro y fuera de la isla, permanecen al lado de la Revoluci√≥n. Son a esos a los que ponen en espurias listas y a los que amenazan y sabotean constantemente. Pero nuestros artistas cuentan con un arma inigualable, con el arma que ha sustentado las luchas de un pueblo durante generaciones: la verg√ľenza. Con la verg√ľenza respondi√≥ el Mayor General Ignacio Agramonte, cuando en una de las desesperadas jornadas de la Guerra de los Diez A√Īos, alguien le preguntara con qu√© contaba para continuar la guerra. La verg√ľenza de las mujeres y hombres de bien, de los mejores artistas e intelectuales, es nuestra mayor garant√≠a de continuidad.

Ante este panorama, la batalla que debemos librar como nación ya no es solo económica, sino que es también una batalla de símbolos. Es la batalla por un universo de representaciones. Por qué modelos de ciudadano y de nación queremos para el futuro. Es también la batalla por qué arte debemos privilegiar.

Todos los aquí reunidos y muchos más, muchísimos más, edifican con su labor cotidiana, con las ideas y la belleza que constituyen sus obras, esa defensa esencial, primera, que debe edificar cualquier pueblo contra la avasalladora ola neoliberal. Y lo hacen sin renunciar al pensamiento crítico, ese que, desde el compromiso, no duda en denunciar todo lo mal hecho y cambiar todo lo que debe ser cambiado.

Soy de los que cree, firmemente, que en la cultura se decide hoy el destino de nuestra naci√≥n. Que es la cultura, como nos indicara Fidel en m√ļltiples ocasiones, lo primero que hay que salvar. Defender nuestra cultura es defender la Revoluci√≥n, ese hecho cultural superior, como lo definiera el Presidente Miguel D√≠az-Canel. No importa que tengamos la propiedad sobre los medios de producci√≥n fundamentales, que demos la pelea a brazo partido contra el poderoso enemigo que nos persigue y ataca, si descuidamos por un segundo el necesario proceso de formar, permanentemente, a todo un pueblo en lo bueno, en lo bello y en lo justo. El socialismo no es una utop√≠a, es el √ļnico camino posible ante el absurdo del capital. Como advirtiera hace m√°s de un siglo Rosa Luxemburgo, el dilema hoy sigue siendo entre socialismo o barbarie.

Ayer, 18 de octubre, celebrábamos el aniversario 34 de la Asociación Hermanos Saíz. Todos los jóvenes de esta organización, la juventud toda del país sabemos el inmenso deber que pesa sobre nuestros hombros y aceptamos gustosos el reto de permanecer y continuar la obra de los que aman y fundan. Es un gran deber también el de continuar por la senda que ustedes han abierto.

¬°Feliz Jornada de la Cultura cubana para todos!

¬°Muchas felicidades por el merecido reconocimiento!

¬°Abrazos grandes!

¬°Muchas gracias!


Miriannys Montes de Oca: El arte es la emoción humana transmitida (+Obras)

cortesía de Miriannys montes de oca

Miriannys Montes de Oca (Matanzas, 1993) es una artista visual cubana que se adentra en las preocupaciones, angustias y anhelos del sujeto contempor√°neo. Le ofrece a este, desde su arte, soluciones alternativas, caminos posibles, otras miradas al mundo que conocemos. Es una artista que se vale de todo recurso art√≠stico que, para s√≠, comporte una fuerza discursiva y est√©tica que sensibilice fibras, que le ‚Äúmueva el piso‚ÄĚ al espectador y se sienta identificado con las realidades otras que ella representa. Su praxis art√≠stica es fresca en discurso, atractiva visualmente y aterrizada en las bifurcaciones del individuo com√ļn.¬†¬†¬†

La constancia y la versatilidad son dos de sus cualidades más notables al adentrarnos en su producción y cuando dialogamos con ella. Su trayectoria, perseverancia, motivación, desafíos y proyecciones podemos conocerlas, de primera persona, en esta entrevista que Miriannys Montes de Oca ha tenido a bien compartir al Portal del Arte Joven Cubano para conocer más de cerca las claves que giran en torno a su pensamiento como sujeto y a su trabajo como artista.

Eres una artista multifac√©tica, dir√≠a que bastante inquieta en el proceso creativo, siempre explorando nuevos y diferentes nichos est√©ticos. Pero, vayamos por partes, ¬Ņc√≥mo, cu√°ndo y por qu√© llegas al universo del arte?

Puede que esta historia suene un poco loca, pero cuenta mi madre que cuando ten√≠a seis a√Īos le dije que quer√≠a ir a una escuela de pintura. Ella, sorprendida, se dijo: ¬Ņde d√≥nde esta ni√Īa habr√° sacado esa idea? Como ella no sab√≠a d√≥nde impart√≠an clases de pintura, su escapatoria para mi insistencia fue decirme que, cuando comenzara la primaria, me llevar√≠a a una escuela de pintura.

Al cabo de un a√Īo, en mi primer d√≠a del curso, le pregunt√© a mi madre por la escuela de pintura. Ella averigu√≥ y, por suerte para nosotros, en la ciudad de C√°rdenas hab√≠a una academia de Artes Pl√°sticas. Para entrar deb√≠a tener m√≠nimo ocho a√Īos, pero yo apenas ten√≠a seis. Gracias a mi insistencia y a las l√°grimas que ca√≠an, me dejaron hacer el examen de dibujo con esa edad. Pas√© la prueba y ya con siete a√Īos hice mis primeras temperas.

Un poco m√°s grande me incorpor√© en coros de m√ļsica y en grupos de danza, pero lo primero que lleg√≥ a mi vida fueron las artes visuales. A veces no sabemos de d√≥nde salen las cosas, pero me da por creer que traemos sucesos de vidas pasadas.¬†

La danza de la realidad, 2016. Esmalte sobre vinil, 120×156 cm. De la serie Escenas/ obra de Miriannys montes de oca

Presentas una pluralidad de lenguajes est√©ticos en tu obra ‚Äďpintura, fotograf√≠a, performance, teatro, m√ļsica, escultura, instalaci√≥n‚Äď ¬ŅC√≥mo decides escenas, tem√°ticas, manifestaci√≥n, soportes, a la hora de la creaci√≥n de una obra determinada?

Tantas vivencias en las artes me llevan a la pluralidad. Desde que tengo recuerdos, siempre ha estado conmigo el dibujo; la pintura en la academia de nivel elemental. Tuve la dicha de tener muy buenos instructores desde la primaria. Y tambi√©n tuve ense√Īanzas muy positivas sobre m√ļsica, teatro y danza.

Luego, en la escuela de nivel medio de Matanzas, recib√≠ clases de escultura y de dise√Īo esc√©nico, y otras como grabado, pero aquellas dos llamaron mucho mi atenci√≥n. Lo teatral se acent√ļa en m√≠ desde Matanzas, ya que hay un fuerte trabajo en esta manifestaci√≥n. Todos los a√Īos hay teatro callejero, y la ciudad respira teatro. Adem√°s, el mar es un componente fuerte de donde vengo. Luego, en el ISA, toda esta informaci√≥n se condens√≥ en mi obra.

Creo que una idea puede ser representada en todas las manifestaciones, porque el arte es una sola: es la emoci√≥n humana transmitida. El arte es cualquier soporte, pero por supuesto, despu√©s de estudiarla tantos a√Īos s√© que hay algunos medios en los que despuntan mejor una idea que en otros.

No me interesa un arte herm√©ticamente calculado, ni estad√≠stico, ni que se afiance en el c√≥digo universal ya preestablecido. El arte debe ser nuevo en cada momento, debe tener el objetivo de aportarle una est√©tica diferente a este mundo. Debe transformar la realidad para bien. Entonces, no busco el rostro conocido; retrato al desconocido, las historias micros de nuestra familia o vecinos. Los sentimientos del hombre com√ļn son para m√≠ m√°s importantes. Por tanto, si hablamos de temas, me quedo con los m√°s ambiguos, los que no logramos entender, pero mueven el mundo: vida, muerte, fe, resistencia, belleza, decadencia‚Ķ.

El fot√≥grafo. Escena III. Toma IV, 2015. √ďleo sobre lienzo, 30×22 cm/ obra de Miriannys montes de oca

Abrazas las posibilidades est√©ticas que te ofrecen las diferentes manifestaciones que trabajas, pero creo que todo parte de un denominador discursivo com√ļn: el sujeto. Podemos verlo en las series Los soportables pesos del ser, Blanco y en la instalaci√≥n Guerreros ¬ŅPor qu√© cuestionar, desde el arte, los intersticios y las din√°micas del ser humano? ¬ŅPor qu√© reflexionar sobre las apat√≠as, los deseos y los artificios de los sujetos?

Desde siempre he tenido bombardeos de temas complejos como los referentes a la política. Es algo que nos llega a todos, y diría que nos preocupa de más en ocasiones. En mi opinión, las respuestas están dentro de nosotros. Si cada individuo hiciera lo posible por mejorar desde dentro de sí, el contexto lo afectaría menos, porque todo cambia si cambiamos nuestra mentalidad. La cuestión radica más bien en cambiar desde dentro de nosotros y, luego, proyectar esos cambios y esa mentalidad positiva en nuestros contextos.  

Realmente, cuando decidí comenzar a discursar desde mi obra sobre teatro y artificio, fue porque sentí que me afectaba mucho la mentira humana, las máscaras que nos ponemos para vivir y sobrevivir, y de cómo existimos en un artificio total. Con el tiempo, he aprendido a vivir con la ilusión de la verdad y he tratado de ver lo bueno en lo que me rodea y me sucede.  

Nuestro pensamiento, como sujetos en evoluci√≥n, tiene un poder universal. Nuestras apat√≠as, nuestros deseos, nuestros artificios son los que hacen que vivamos de un modo u otro. Est√° en nuestras manos escoger el camino. Por eso, me nutro de la gente, de c√≥mo reaccionamos, de c√≥mo vivimos, de c√≥mo actuamos, de c√≥mo so√Īamos‚Ķ.¬†¬†

La Revoluci√≥n, 2015. Esmalte sobre vinil, 150×115 cm. De la serie Escenas/ obra de Miriannys montes de oca

Tu obra se mueve entre el expresionismo y un despliegue crom√°tico, contrastante y llamativo visualmente. Adem√°s, transitas desde la praxis pict√≥rica hasta la intervenci√≥n teatral, y ello lo vuelcas en tu producci√≥n ¬ŅQu√© significa para ti discursar desde la teatralidad, desde la construcci√≥n de escenas ‚Äďcomo mismo titulas una de tus series‚Äď, y como un ejercicio de traslaci√≥n simb√≥lica, las llevas hacia el plano pict√≥rico?

Discursar desde lo teatral le otorga a mi trabajo un carácter dramático y contrastante, porque, además, la vida es así: llena de grandes contrastes. Cada cual juega un rol en su devenir, y lo mismo sucede en el teatro: a veces con mayor protagonismo, a veces con papeles secundarios para quien observa; pero desde nuestra perspectiva somos protagonistas de nuestra propia escena. Nuestra vida es nuestro teatro, y depende de nosotros cómo queremos que sea su guion, su desarrollo, su desenlace y su final.

En la escena, el actor juega un rol fundamental, y mi visión sobre la realidad se centra en la gente cuando la observo de esta manera. Como un proceso de selección innato, se eliminan de mi escena mental todo lo que no tiene que ver con el actor o, en este caso, con el sujeto social. El momento que vivimos, ya no es el tiempo en el que los grandes pintores trabajaban con modelos durante largas horas. La dinámica ha cambiado y, en estos tiempos en que la fotografía congela en instantes la realidad, puedo tomar de ella todo aquello que llama mi atención con mayor precisión. Construyo mis fotos como construiría un pintor del Renacimiento a su modelo; y el hecho mismo de elaborarla hace que también la asuma como obra de arte.

Guerreros es una instalación potente, en discurso y en montaje; y me atrevería a decir que marca un punto de inflexión en tu trabajo. Coméntame acerca de esta obra, de su nacimiento, proceso de realización, exposición y dónde se encuentra actualmente.

La verdad es que a veces me llegan las ideas como un soplo que recibo. Hubo un tiempo en que so√Īaba im√°genes muy fuertes, y las esbozaba en cuanto me acordaba de ellas. La imagen de Guerreros fue una de esas que me lleg√≥ de pronto, como una adivinaci√≥n. Ya luego, comenc√© a descodificar de d√≥nde sal√≠an y qu√© significaban los s√≠mbolos que me llegaban.

Guerreros, 2019. Instalación ubicada en el Parque Mariana, en las calles 23 y D, en El
Vedado. Bienal de La Habana. Alambrón, cemento, tela, barro y pintura del esmalte.
Dimensiones variables/ obra de Miriannys montes de oca

Ha sido una de las pocas ideas que he logrado llevar a la escena real, con actores y vestuarios construidos por mí y, además, obtener de ella una excelente fotografía. Logré contar con varios modelos, pero la escultura que había pensado era como un ejército. Además, concretar la idea se complejizaba cada vez más por los materiales y, hay que tener un Pla A, Plan B y hasta Plan Z para poder hacer las piezas lo más similar posible a lo que uno se imagina.

Busqué incansablemente un financiamiento para poder concretar la obra y, finalmente, lo obtuve gracias al premio que gané con la Beca de creación El reino de este mundo que lanza la Asociación Hermanos Saíz, de la cual soy miembro también, y junto al Consejo Nacional de Artes Plásticas me otorgaron un presupuesto para llevarla a buen puerto.

Los locales de elaboraci√≥n fueron el ISA y CODEMA durante un a√Īo sin pausa. Fue un per√≠odo de trabajo constante, de reuniones y de coordinaciones, sobre todo para su posible incorporaci√≥n al proyecto Detr√°s del Muro, que se desarrolla en el marco de la Bienal de La Habana. Como tantos obst√°culos que te pone la vida por delante, una semana antes de la inauguraci√≥n oficial de la Bienal, en 2019, recib√≠ la noticia ‚Äď‚Äúbombazo‚ÄĚ dir√≠a yo‚Äď de que no ten√≠a una ubicaci√≥n para la obra. Fue un shock para m√≠, un golpe del que tuve que reponerme buscando alternativas que me permitieran visibilizar el resultado de tanto trabajo. Como se dice popularmente, ‚Äúmov√≠ cielo y tierra‚ÄĚ hasta que en el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales me escogieron como uno de los proyectos colaterales de la Bienal.

Delirio, 2014. Instalaci√≥n de 9 ata√ļdes: 4 negros y 5 estampados. Dimensiones
variables. Montaje en el Pabellón Cuba, en 2018. De la serie En tiempos de artificio/ obra de Miriannys montes de oca

Luego de la buena noticia, una vez m√°s tuve que enfrentarme a los vericuetos de las coordinaciones, esta vez con Planificaci√≥n F√≠sica para decidir el emplazamiento final. Para no hacer larga la historia‚Ķ finalmente logr√© que los Guerreros se dispusieran en el Parque Mariana, en 23 entre C y D, en El Vedado. Esta locaci√≥n, sin dudas, fue muy favorable. Muchas personas interactuaron con la obra de todas las maneras posibles: fotograf√≠as y selfies, juegos, preguntas, respuestas, miradas, asombros, conclusiones‚Ķ Hasta los ni√Īos le ped√≠an deseos a las bolas de colores que las esculturas sujetaban. El mes de la Bienal fue un tiempo intenso. Se realizaron muchas actividades alrededor de la pieza: clases de dibujo con ni√Īos, conciertos de m√ļsica, proyecciones de video, performance. Realmente fue una experiencia muy bella y, sobre todo, muy enriquecedora para m√≠.

Considero que es muy bueno situar las obras fuera de las galer√≠as. El hecho de colocarlas en los espacios p√ļblicos hace que estas se conviertan en obras interactivas, que se enriquezcan de miradas, significados, intervenciones. El p√ļblico recibi√≥ con mucho agrado a los Guerreros. Actualmente, la obra se encuentra en la Quinta de los Molinos, bajo el cuidado del INSTEC y a buen resguardo bajo techo. El clima y la interacci√≥n directa con el p√ļblico atentan contra una debida conservaci√≥n, ya que son de una capa de cemento y cer√°mica. Durante el tiempo expuestas en el marco de la Bienal, varias esferas de colores se extraviaron por lo que decid√≠ moverlas para su mejor cuidado y preservaci√≥n.

En la serie En tiempos de artificios te distancias de la representaci√≥n per se del sujeto, para asumir entramados metaf√≥ricos que responden a las ‚Äúbajas‚ÄĚ pasiones humanas, a los conceptos de belleza y pesimismo sobre los que se fabrica su devenir el individuo ¬ŅFue esta la antesala de la serie Aderezo? ¬ŅQu√© conexiones y/o tensiones te llevaron a realizar ambas series?

La naturaleza que falta, 2015. Instalación e intervención en la Facultad de Artes
Visuales del Instituto Superior de Arte (ISA), durante la XII Bienal de La Habana.
Dimensiones variables. De la serie Aderezo/ obra de Miriannys montes de oca

Tuve un tiempo donde buscaba transformar la realidad, y comenc√© a tapizarlo todo: pisos, piedras, mesas, l√°mparas, cuadros, ata√ļdes. Quer√≠a tapizar todo lo que ve√≠a decadente. Buscaba una belleza que encontr√© en los estampados de las telas. Como si vistiera la realidad, paseaba por las tiendas de textiles en busca de los m√°s hermosos para m√≠, y regresaba a las c√ļpulas del ISA con mi deseo de transformaci√≥n. Muchas piezas de gran formato nacieron de esa intensi√≥n. Trabaj√© superponiendo capas transparentes de textiles. Pintaba sobre la tela sin imprimar, directo en el textil, y dejaba relucir todo el estampado. ¬†

Creo que el arte, muchas veces, es un juego donde experimentamos con posibilidades, luego de tener una idea. Ese fue el caso de la serie En tiempos de artificios. Algunas de las obras salieron de esa b√ļsqueda con el material. Luego, lleg√≥ la Bienal de La Habana con la tem√°tica de lo popular. Me un√≠ con otra artista en el ISA e hicimos un proyecto curatorial.

La idea fue colocar las piezas en los pasillos de la escuela de Artes Visuales como si fuera la decoraci√≥n de una casa cubana, utilizando elementos kitsch visibles en muchos hogares. En mi caso, utilic√© la flor pl√°stica. Emergieron una variedad de conceptos donde pegaba directamente la flor con grandes empastes de pinturas. Adem√°s, decor√© con estas flores muchas esquinas durante la exposici√≥n. De alg√ļn modo, en ese momento sent√≠a que el arte cubano necesitaba belleza. Fue un per√≠odo en que las exposiciones de arte contempor√°neo se me revelaban de manera fr√≠a e impersonal. Entonces, la b√ļsqueda de la belleza fue el camino a esas visiones y el discurso de estas series.¬†

Miriannys, como hemos visto hasta aquí, tienes una trayectoria poblada de series muy bien fundamentadas. Has participado en muestras personales y colectivas en diferentes espacios galerísticos del país que te han permitido darte a conocer en el entorno artístico cubano. Ahora, coméntame tu experiencia en el terreno internacional del arte: recepción y crítica de tu obra, intercambios, exposiciones…

El p√ļblico que m√°s ha comprado mi obra ha sido el de Estados Unidos. Muchas pinturas ya no est√°n conmigo porque fueran adquiridas por estadounidenses; sobre todo piezas de la serie En tiempos de Artificios y Aderezo. En esto influy√≥ el tiempo de apertura internacional que tuvo el arte cubano durante el per√≠odo presidencial de Barack Obama, en el que el pa√≠s recibi√≥ e intercambi√≥ de manera muy positiva con personas de ese pa√≠s.¬†

Explosi√≥n, 2015. Mixta sobre tela industrial estampada, 190×170 cm. De la serie
Aderezo/ obra de Miriannys montes de oca

Luego, otra de mis fuertes presencias ha sido en M√©xico, con varias exposiciones, conferencias e intercambios. Fue un tiempo que, sin dudas, me permiti√≥ contactar e interactuar con varios artistas mexicanos. Otros proyectos importantes fueron dos exposiciones de arte cubano en Venecia, en el a√Īo 2019, donde tuve el placer de compartir con artistas consagrados de nuestro pa√≠s como Jos√© √Āngel Toirac, Ren√© Francisco, Roc√≠o Garc√≠a, Arturo Montoto… Fueron dos exposiciones con una recepci√≥n muy favorable por parte de la cr√≠tica veneciana.

Por otro lado, varias revistas internacionales han publicado sobre mi trabajo, especialmente en Espa√Īa, entre las que est√°n CdeCuba, Art y Hum y ArtePoli. Asimismo, formo parte de los artistas rese√Īados en la revista chilena Arte al L√≠mite.

En estos tiempos de fluidez virtual y en que la comunicación y promoción circula de manera vertiginosa en las plataformas digitales, mi obra también se encuentra en las páginas y website de varias galerías como Cam Gallery y Gall Art, en Estados Unidos; y Sapere Aude, en Dinamarca.

Rufo Caballero, en su exquisito libro Agua bendita, afirm√≥: ‚ÄúEl arte no quiere decir nada; el arte dice‚ÄĚ. Entonces Miriannys, en pocas palabras, ¬Ņqu√© dice tu arte en estos tiempos que corren?

Mi trabajo y mi discurso dicen que debemos buscar más dentro de nosotros; que el arte debe ser más visceral; que debemos buscar menos el artífico y más la verdad, o por lo menos reconocer la ilusión. Ayudar al mundo desde un sentido estético y humano, y no desde lo panfletario ni oportunista. Las artes deben unirse y ser una. La manualidad es una de las mejores terapias.  

Todos con fe, 2016. Mixta sobre vinil, 100×145 cm. De la serie Los soportables pesos
del ser/ obra de Miriannys montes de oca

Se entrev√© en tu obra y tu temperamento una versatilidad y dinamismo constante. Seguramente, ahora mismo algunas ideas se est√°n cocinando en tu cabeza para proyectos futuros ¬ŅQuisieras compartir algunos adelantos?

Suelen existir m√°s ideas que recursos para elaborarlas. Ese es uno de los principales obst√°culos en estos tiempos. Pero, s√≠, tengo en mente proyectos monumentales de escultura y proyectos socioculturales muy hermosos que en alg√ļn momento espero tener la oportunidad de llevar adelante. Tengo fe en que podr√© efectuarlos. Por lo pronto, dejo todas esas ideas esbozadas. He aprendido durante mi vida que es mejor no adelantar mucho los planes hasta que estos est√©n bien avanzados. As√≠ que hasta que no los lleve a cabo, mejor no doy adelantos y, de paso, sorprender√© m√°s con el resultado final. Creo yo.

Me ense√Īaron desde muy corta edad que todo lo que haga, debo hacerlo bien, porque de lo contrario, es mejor no hacerlo. Esa es una m√°xima que llevo conmigo siempre, que me mantiene con fuerzas en la carrera de resistencia que es el arte. He tomado este camino desde los seis a√Īos de edad y seguir√© consecuente con mi misi√≥n en esta vida.


Vean Watchmen, pero…

Ya lo sabemos. En un mundo de extremos, vacilaciones metaf√≠sicas y relativismo cultural no es de extra√Īar que, cada vez m√°s, las personas desconozcan cualquier an√°lisis o proyecci√≥n de la realidad que no se corresponda con su visi√≥n del mundo. De otro modo no podr√≠a explicarse c√≥mo el fen√≥meno serial de la pasada temporada televisiva en Estados Unidos fue perdiendo poco a poco miles de espectadores mientras cosechaba los aplausos de la cr√≠tica y la prensa especializada.

Y es que, en cuanto al firmamento audiovisual, a muchos nos gustan los remakes, las adaptaciones, la intertextualidad o las menciones, solo y solo si, no se meten con los miembros de nuestros particulares panteones de culto. Ese era un riesgo que conoc√≠an los creadores de la serie Watchmen¬†(HBO), coronada con 11 estatuillas en la primera ceremonia virtual de los premios Emmy, en sus 72 a√Īos de existencia.

La metáfora del enmascaramiento alude a varios aspectos de la realidad social y política actual.

El pol√©mico productor y guionista de cine y televisi√≥n Damon Lindelof¬†(The Leftlovers y Lost) tom√≥ como punto de partida para el ambicioso proyecto del canal HBO una serie de c√≥mics hom√≥nima creada por el guionista Alan Moore, el dibujante Dave Gibbons y el entintador John Higgins; publicada durante los a√Īos 1986 y 1987 por DC Comics.

Watchmen, la novela gráfica (también adaptada al cine en 2009 por Zack Snyder) es un material de culto que describe a la humanidad en el preludio de una Tercera Guerra Mundial mientras un grupo de superhéroes de ambigua moralidad propician el triunfo en Vietnam de los Estados Unidos para luego ser proscritos. No obstante, la serie televisiva utiliza el universo del comic para crear un contenido completamente nuevo, y es ahí donde despunta, al cimentar su propio camino de fabulaciones y aportes al discurso social, político y artístico de nuestra época.  

El supremacismo racial es uno de los temas abordados en la miniserie.

Algunos argumentan que no es necesario leerse la historieta para ver la adaptación libre de Lindelof, pero algo de información hace falta, pues la carga referencial es muy alta y, sin dudas, dificultaría disfrutar completamente de una serie en la que la complejidad discursiva se va armando entre las consecuencias de los hechos narrados en la historia original y las licencias que se toman los guionistas, siempre en función de un argumento renovador para criticar la sociedad y el poder emulando lo que se propusieron, en su momento, Moore y Gibbons.

Esta ‚Äúprofana‚ÄĚ revisitaci√≥n asienta su relato varias d√©cadas despu√©s de los eventos de la novela gr√°fica con la aparente superaci√≥n de los traumas causados por el conflicto de Vietnam (que ahora es un estado m√°s de la uni√≥n americana), el caso Watergate (Nixon nunca renunci√≥), la Guerra Fr√≠a o el cataclismo nuclear. Asume como desencadenante de la acci√≥n las tensiones raciales en Tulsa, una ciudad sure√Īa donde en 1921 hubo una masacre de personas negras en manos de supremacistas blancos (hecho real), para luego trasladarnos a un 2019 alternativo en el que un progresista Robert Redford (s√≠, el mismo) gobierna en la Casa Blanca. ¬†

La reconocida actriz Regina King protagoniza Watchmen.

Durante la llamada Noche Blanca, un grupo supremacista llamado La S√©ptima Kaballer√≠a, ‚Äēversi√≥n moderna del Ku Klux Klan‚Äē, ataca coordinadamente a la polic√≠a de Tulsa, mientras los agentes deben cubrir su rostro con una banda de color amarillo para evitar ser reconocidos. Tras el asesinato de un oficial se suscita una trama detectivesca, aparente sost√©n del guion, en la que asume el protag√≥nico una polic√≠a retirada y justiciera encapuchada, Angela Abar (interpretada por la oscarizada Regina King), pivote para durante nueve cap√≠tulos adentrarnos en el fundamento de la serie: la brecha racial y la situaci√≥n pol√≠tica actual de los Estados Unidos.

Es de reconocer que los realizadores sostienen con audacia los enigmas de la trama ante la expectativa de una audiencia acostumbrada al desarrollo narrativo clásico, a través de un ejercicio de implicaciones semánticas significativas, apoyado en un empaque visual y sonoro tan atrevido, en ocasiones, como el mismo argumento de la serie.

Entre metáforas más o menos evidentes los creadores se acercan, entre otros temas, a los vínculos entre poder, raza y violencia, la brutalidad policial, la paranoia antiterrorista luego del 11 de septiembre de 2001, las fake news, la pandemia silente de las drogas, la doble moral, el miedo como arma de manipulación, la homofobia, los traumas intergeneracionales, la memoria histórica, el control armamentístico, la identidad y el anonimato en internet.

Se analiza, asimismo, el legado y sus secuelas en el devenir social y personal.   Y es que Watchmen es un vuelco al pasado, una lección sobre cómo las acciones de nuestros antepasados hilvana la experiencia colectiva del presente para bien o para mal.

Las relaciones entre raza, poder y violencia centran la atención de la miniserie.

Ciertamente los giros dramat√ļrgicos pueden ser rocambolescos, pero no desentonan en un entramado argumental que, al igual que el original, apuesta por la densidad tem√°tica, la estructura compleja y varias l√≠neas temporales. Si ambas obras coinciden en algo es en el prop√≥sito de deconstruir la figura del superh√©roe mientras se nos presenta una distop√≠a apabullante.

Simula este ser un ejercicio ca√≥tico, pero sociol√≥gicamente bien nutrido para situarnos frente a disyuntivas morales muy de nuestro tiempo. En ese sentido dir√≠a que es una serie para el p√ļblico estadounidense. Y, adem√°s, imagino que sin propon√©rselo funge como una suerte de punto de compensaci√≥n ideol√≥gica luego del evidente tufillo antirruso de la muy aclamada Chern√≥bil (2019), tambi√©n de HBO. ¬†¬†

La cr√≠tica audiovisual estadounidense, celosa guardiana de su herencia cultural, que aguijonea sin miramientos cualquier intento magro de acercarse a sus √≠conos, ‚Äēque tantas veces hemos visto encartonados e insustanciales‚Äē, se ha rendido ante esta miniserie. Le agradecen abrir nuevamente el debate sobre grandes cuestiones de la identidad americana, siendo arriesgada y entretenida a la vez. Otros, en cambio, le cuestionan su √©nfasis sociopol√≠tico y destacan, en parte, el fascinante conjunto de personajes que reescriben los guionistas.

Las relaciones entre raza, poder y violencia centran la atención de la miniserie.

Sus detractores, que sobre todo se cuentan entre el gran p√ļblico, no les perdonan a Lindelof y su tropa la transformaci√≥n de algunos de los personajes y s√≠mbolos del comic ochentero hacia posiciones a√ļn m√°s controversiales. ¬†Algunos de los comentarios en redes y webs de votaciones apuntan a cierta saturaci√≥n con la tem√°tica del conflicto racial que, junto al supremacismo blanco, se han convertido en tendencia en el cine y la televisi√≥n actuales. Otros se√Īalan que esta revisi√≥n transige ante la llamada woke culture.

Yo por mi parte la recomiendo. Vean Watchmen, pero no acudan a ella con el infantil prop√≥sito de compararla, ni con el argumento ni la est√©tica del legendario comic, ‚Äēhay cosas que no se comparan‚Äē, ni mucho menos en la b√ļsqueda de una historia de superh√©roes a la medida de las producciones de Marvel. Watchmen es lo que es. ¬†¬†¬†¬†

Ficha:

A√Īo: 2019

País: Estados Unidos

Director: Damon Lindelof (Creador), Steph Green, Nicole Kassell, Andrij Parekh

Basado en: Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons

Reparto: Regina King, Jeremy Irons, Yahya Abdul-Mateen II, Don Johnson, Tim Blake Nelson, Louis Gossett Jr., Adelaide Clemens.

Género: Serie de TV. Drama. Thriller. Fantástico. Ciencia ficción. Distopía.

N.¬ļ de temporadas: 1

N.¬ļ de episodios: 9

Medio de difusión: HBO

Fecha de lanzamiento: 20 de octubre de 2019.         


La cultura en el centro de los disparos (+ Video y tuits)

Internet es cada vez m√°s una especie de campo de batalla. Hace alg√ļn tiempo se sol√≠an enmascarar las balas y bombas, se intentaba seducir para socavar cimientos ideol√≥gicos. Ahora se privilegia la bulla, las ofensas y hasta las amenazas de muerte como si se tratase de una lucha con f√ļsiles y espadas. Los memes, las canciones, los shows audiovisuales y los montajes son proyectiles cada vez m√°s empleados, mezclados con odio y groser√≠as.

En ese panorama lamentable, suelen ser blancos los artistas, intelectuales, periodistas, locutores, dirigentes y otros profesionales con posturas a favor de la Revoluci√≥n en las redes sociales y medios tradicionales de comunicaci√≥n, personas con gran influencia en la opini√≥n p√ļblica.

Lo sucedido recientemente contra el cantante, trompetista, compositor y arreglista Alexander Abreu, director de la popular orquesta Havana D‚Äô Primera, no es un hecho aislado. Pululan los ejemplos durante los √ļltimos meses. A unos intentan confundirlos, a otros desacreditarlos, a varios infundirles miedo.

‚ÄúHe recibido mil sms (servicio de mensajes cortos) en mi tel√©fono donde me dicen desde Gorila hasta las peores ofensas como si yo fuera un criminal de guerra. Lo √ļnico que quiero decir es que a todos los que escriben con tanto odio les tengo un coraz√≥n lleno de amor y m√ļsica‚ÄĚ, public√≥ Abreu en su p√°gina de Facebook. Una respuesta digna de las esencias del arte y de Cuba, una naci√≥n que tambi√©n enarbola el coraje y el valor.

La estrategia trazada y financiada desde Estados Unidos pretende lograr que los creadores teman vincular su arte o pronunciamientos p√ļblicos con la Revoluci√≥n y el sistema social aqu√≠, porque se podr√≠a desencadenar contra ellos una avalancha de mezquindades. Quienes mueven los hilos desde el exterior saben que debilitar el acompa√Īamiento de la cultura y sus autores a la Revoluci√≥n significa afectar el alma misma de la naci√≥n.

Vivimos en un país, en el que los iniciadores mismos de la lucha por su independencia fueron hombres de literatura y arte. Ahí estarán siempre Carlos Manuel de Céspedes, Padre de la Patria, aficionado al teatro y autor de obras poéticas y musicales; y Perucho Figueredo, creador del Himno Nacional; continuadores como José Martí  y Fidel Castro, intelectual indiscutible.

El propio Fidel siempre tuvo plena conciencia de la importancia de la cultura, a la cual llam√≥ ‚Äúespada y escudo de la naci√≥n‚ÄĚ. Los s√≠mbolos, las tradiciones, el arte y el orgullo colectivo de ser cubanos deber√°n ser en todo momento aspectos esenciales para vencer cualquier obst√°culo y no dejarse enga√Īar. El l√≠der sab√≠a que la √ļnica forma de construir una obra verdaderamente perdurable es favorecer la conformaci√≥n de una identidad popular cada vez m√°s s√≥lida y defensora de la propia Revoluci√≥n y sus conquistas, como coraz√≥n fuerte de un proyecto que aspira a la superaci√≥n continua. Y en momentos muy complicados como el Per√≠odo Especial ratificaba: ‚Äúla cultura es lo primero que hay que salvar‚ÄĚ.

En la clausura del IX Congreso de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba, el Presidente de la Republica Miguel D√≠az-Canel expres√≥: ‚ÄúSomos una Revoluci√≥n que puede presumir de haber sido contada y cantada, desde sus or√≠genes, con el talento y la originalidad de sus artistas y creadores, int√©rpretes genuinos de la sabia popular y tambi√©n de las insatisfacciones y esperanzas del alma cubana.‚ÄĚ

Las acciones de este tipo contra Cuba y lo que representa no son  nuevas. El imperio es, por supuesto, también cultural con la pretensión de imponer modos de vida, creencias…, una forma de conquista a nivel global. La guerra es desde hace mucho también simbólica.

A todo eso se suman otras complejidades como las provocadas por la Covid-19 y el bloqueo impuesto por EE.UU, persecuciones y m√°s patra√Īas contra el pa√≠s. Sin embargo, este pueblo y su Gobierno se mantienen con una fuerza tremenda y la capacidad para seguir en el camino de la dignidad, sin renunciar al progreso.

En todo ese contexto es fundamental que seamos cada vez más una familia diversa, con amor y respeto, como hijos de una madre grande, que merece todos nuestros esfuerzos. Es importante también apoyar y defender desde la ética y el valor a esos hermanos nuestros que son blancos de tanta bajeza, porque en definitiva también nos atacan a nosotros.