Rubén Léster González Valdés


En el carrusel de Rubén

Un mililitro conceptual

Hace a√Īos me deb√≠a esta conversaci√≥n, de esos regalos que uno decide hacerse. Con asiduidad coincidimos en espacios socioculturales de la ciudad y nos profesamos una mutua estima a nuestros quehaceres profesionales. Sus canciones componen buena parte de mi narrativa de trotaurbe. No hay creador de mi promoci√≥n, de antes y despu√©s, que no haya puesto aderezo a su bohemia con √©l y su guitarra mediante. El di√°logo con Rub√©n L√©ster Gonz√°lez Vald√©s toma un car√°cter polifacial, pues se encuentra el interlocutor frente al cantautor, guitarrista instrumentista, arreglista, compositor, productor musical, actor de teatro y promotor de la cultura.

Hombre de guitarra y canciones es tambi√©n Rub√©n continuador de la tradici√≥n en Santiago de Cuba de trovadores que afilian su actividad creadora a la escena teatral. Ambas corrientes entrelazan sus cauces y no es posible deslindar la una de la otra en su historia de vida. Por eso, desde 1998 pertenece al Consejo Provincial de las Artes Esc√©nicas y dos a√Īos despu√©s ingresa al Cat√°logo de la Empresa de la M√ļsica de Santiago de Cuba.

Por su obra musical en v√≠nculo al teatro recibe el Premio por banda sonora original en el Festival de Teatro de Peque√Īo Formato de Santa Clara, y Primer premio por m√ļsica original en el Festival Nacional de Teatro M√°scara de Caoba, de Santiago de Cuba.

cortesía del entrevistado

Tal como otros trovadores de las promociones que se han sucedido en Cuba desde el decenio final del pasado XX al presente, la obra de Rub√©n L√©ster se corresponde a la de un autor que entiende su m√ļsica dentro de una convivencia de sonidos y aconteceres art√≠sticos plurales. Sus entregas transitan de la l√≠rica m√°s excelsa a la recreaci√≥n de evidente herencia trovasonera en el cuerpo texto-musical. Sus construcciones se asientan en una pluralidad de conceptos musicales que van del trovador y su guitarra a distintos formatos instrumentales de apoyatura a ritmos diversos donde coinciden canciones, guarachas, sones, reggae, otras incidencias del entorno sonoro caribe√Īo como aires de vallenato o cumbiosos, hasta incidencias del entorno hip hop, rockero, popero, conga electr√≥nica e incluso del tecno, como lo ilustran varios temas en Dime que s√≠, su m√°s reciente entrega discogr√°fica. ¬†√Čsta en espec√≠fico se desapega del hombre con su guitarra para mostrar un creador inmerso en los sonidos transnacionales, de car√°cter festivo, por momentos bailable sin que por ello renuncie a tem√°ticas reincidentes en la Canci√≥n Cubana Contempor√°nea.

Sus piezas discurren por tem√°ticas dis√≠miles que aunque propias de la expresi√≥n trovadoresca llevan la singularidad de un discurso personal. La emigraci√≥n, el miedo y la nostalgia aparecen desde la √≥ptica de las relaciones humanas m√°s all√° de las demarcaciones pol√≠ticas. Algunas de sus piezas apelan al recurso de la iron√≠a a lo ‚Äúno fui yo‚ÄĚ propio del estilo trovasonero Matamorino. Con estas estrategias la opini√≥n social a veces adopta tonos gozosos y de divertimento aparente, cuando casi siempre amparan sarc√°sticas guarachas con sustrato social.

Hay presencia también en su obra de aquellas piezas que cantan al amor con una lírica excelsa donde el eros seduce y a veces efímero pasa. Y desde otra interpretación, es el tópico amatorio motivo para encauzar, tono de guaracha por medio, aires de humor en los que aflora la aguda opinión del trovador hacia el contexto de vida.

Sus producciones discogr√°ficas han obtenido nominaciones al certamen Cubadisco. En 2015 recibe el Premio Cuerda Viva en la Categor√≠a de Trova. Ese a√Īo se incluye el tema Suerte, entre las 50 canciones m√°s representativas en la producci√≥n ‚Äú50 Aniversario‚ÄĚ, doble DVD por el medio siglo de la EGREM.

Obras de teatro, cortometrajes y documentales, entre otros audiovisuales, llevan el sello de las musicalizaciones de este autor. Rubén comparte la actividad como compositor e intérprete con la producción musical y con otras actividades de promoción de los valores de la cultura artística en Santiago de Cuba.

Suerte: la conversación

Naces en La Habana. Tu infancia y primera adolescencia transcurren en un constante trasiego entre la capital y Santiago de Cuba. Cu√©ntame de aquellos a√Īos y el estudio del Nivel Elemental de la guitarra.

Nac√≠ el 10 de febrero de 1977 en Hijas de Galicia, hospital materno de Luyan√≥. Mis padres en ese momento eran reci√©n graduados de la Cujae. A ellos y a otros profesionales les ofrecen fundar la c√°tedra de Arquitectura en la Universidad de Oriente. Crearon la c√°tedra y ten√≠an muchas responsabilidades, eso les hac√≠a viajar constantemente. A los dos a√Īos viaj√© con ellos a Angola, Luanda, despu√©s a La Habana, de ah√≠ de nuevo a Santiago. As√≠ estuve hasta los dieci‚Ķ tantos a√Īos. A veces los trasiegos duraban, eran un a√Īo aqu√≠ y otro all√°, pero en ocasiones fueron dos o tres acull√°. Luego saqu√© la cuenta y lo agradezco, porque eso me hizo ver que las diferencias entre las personas no son las que parecen. Sabes que existen los semitismos, que si los santiagueros o palestinos; aqu√≠, que si los habaneros son esto o aquello. Me mov√≠ entre todo eso y me deshice de prejuicios. Esa infancia itinerante me dio una visi√≥n m√°s amplia de las cosas a mi alrededor.

Estudi√© el nivel elemental de guitarra cl√°sica entre ambas ciudades. Lo perjudicial es que el estudio fragmentado es un poco inc√≥modo. Lo positivo es que me exig√≠a m√°s porque en el ir de un lado a otro los programas eran distintos y requer√≠ el estudio. Tambi√©n estaba el tema de los profesores. Cuando tienes un docente que te acompa√Īa en el tiempo de alguna manera te identificas con sus m√©todos. No tuve esa oportunidad. Aunque por lo general hay un maestro que te marca, en mi caso encontr√© esas ense√Īanzas aqu√≠ en Santiago. ¬†

Comencé la Universidad, y a la par realizaba el nivel medio de guitarra por encuentro.

A prop√≥sito de tu formaci√≥n, de forma paralela a tus estudios musicales comienzas a estudiar la carrera de F√≠sica, y en realidad te grad√ļas como t√©cnico medio en Ciencias Inform√°ticas‚Ķ

Yo cursaba la Escuela Vocacional con la idea de estudiar Física como carrera universitaria. Muere mi padre con el llamado periodo especial en curso. Salgo de la Vocacional. En aquel momento tenía un grupito que se llamaba Sisaya, que después devino en La Guerrilla, un grupo de rock.

Comenzamos un grupo como aficionados algunos amigos junto a Nelita, Alcides (Tití), Karina, Ringo y otros actores. Después de ese grupo es que nace La Guerrilla.

En ese momento mis padres de todos modos me ped√≠an terminar ‚Äúalgo‚ÄĚ, por eso es que hago por encuentro la tecnolog√≠a en inform√°tica. Me gradu√© pero fue como ‚Äúo√≠r llover‚ÄĚ (risas). Despu√©s me sirvi√≥ para el trabajo de postproducci√≥n pero la verdad en aquel momento lo hice por complacerlos a ellos.

Es en este periodo donde aflora con creces tu inter√©s por hacer m√ļsica. ¬ŅPor qu√© el rock en una ciudad donde no es tradici√≥n?

Por La Habana, y mis constantes idas y regresos. Algunos de mis amigos de la etapa de estudiante eran roqueros. Es verdad que Santiago es una urbe tradicionalista. Todav√≠a en aquella √©poca yo ten√≠a el grupo de rock and roll y pod√≠a presentarlo en alg√ļn que otro lugar. Ahora no s√© si hay grupos de rock pero, si existen, no los ves en ning√ļn lugar. Y diferente a lo que algunos piensan, hab√≠a mucha gente en Santiago de Cuba amantes del rock and roll. Aqu√≠ hay p√ļblico que gusta del rock lo que no tienen la posibilidad de seguirlo.

¬ŅDe d√≥nde viene la cofrad√≠a musical con Luis Felipe Veranes, Felip√≥n, y qu√© fue Altoriesgo?

Felip√≥n trabajaba en ese momento con Calib√°n Teatro. √Čl es un poco rockero tambi√©n. Yo era de los pocos que tocaba la guitarra el√©ctrica en Santiago. Vio mi juventud y que estaba loco por crear. √Čl es guitarrista tambi√©n y estaba en busca de un bajista para el grupo. Busc√≥ a Leo Cabeza para que tocara los teclados, se sum√≥ Polanco en el saxof√≥n, Ringo, Leo, Felip√≥n y yo, y as√≠ se arm√≥ Altoriesgo. Fue una escuela, nosotros aprendimos mucho con Felip√≥n. Le debo las formas de montaje, son elementos que no se adquieren en la escuela, donde se recibe pr√°ctica de conjunto, pero es un poco est√°tico, lo vives cuando est√°s en la pr√°ctica, y sobre todo cuando es m√ļsica moderna. Era creatividad pura.

La experiencia de Altoriesgo coexistió con el trabajo musical y actoral de La Guerrilla. Cuando se disuelve la agrupación musical comienzo además a presentarme como trovador. Eso me creó un vínculo más directo en el entorno musical, llegaron las presentaciones en la sede de la AHS, muchas veces como telonero de Muralla.

Das continuidad a la tradici√≥n en Santiago de Cuba de trovadores que afilian su actividad creadora a la escena teatral. ¬ŅC√≥mo nace el inter√©s por crear el nexo entre el grupo de rock La Guerrilla y el teatro?

Al inicio cuando surge La Guerrilla es un proyecto de m√ļsica y teatro.

La g√©nesis est√° en un grupo que se llam√≥ Sisaya, ensay√°bamos en el Polifuncional de la Universidad. Luego le cambiamos el nombre por el de Cr√≠tica. Con este formato empezamos a presentarnos en la sede de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. Hubo cambio de integrantes y formato, as√≠ que rebautizamos al grupo como La Guerrilla, que tuvo una duraci√≥n alrededor de dos a√Īos. Imagina, tocamos rock and roll en Santiago, donde pod√≠amos, un poquito en la Universidad, otras veces en la AHS.

En aquel momento con el grupo, empiezo a frecuentar más aun los conciertos, teatros, y nacieron muy buenas relaciones con Jorge Jardines. Norah Hamze dirigía Calibán. Jardines era de los actores que montaba obras de importancia como Apocalipsis, la gente cambia. Estaban él y Marcial Escudero que para mí eran referentes. En ese momento había una efervescencia del teatro acá en Santiago. En general era latente una vida artístico-cultural intensa.

cortesía del entrevistado

Jardines me propone hacer un proyecto teatral. Yo ten√≠a el grupo de rock and roll, y le sugiero crear un h√≠brido que fusionara el teatro con la m√ļsica en escena. As√≠ se form√≥ La Guerrilla. Con posterioridad, cuando Jardines sale como director, asume Marcial Escudero, quien con anterioridad lideraba un grupo de teatro El Golem, y de esa uni√≥n resulta el nacimiento de La Guerrilla del Golem.

Luego de mi primera etapa con la agrupaci√≥n musical Muralla, retom√© la actuaci√≥n con¬† desempe√Īos en protag√≥nicos con los que obtuve premios, como en la obra En alta mar. Luego el teatro cobr√≥ mayor relevancia que la m√ļsica en La Guerrilla del Golem. La responsabilidad musical recay√≥ sobre m√≠,¬† que adem√°s actuaba.

En uno de estos per√≠odos llega mi segunda etapa con Muralla, cuyo trabajo demand√≥ mucha dedicaci√≥n. Entonces tom√© la decisi√≥n de producir m√ļsica para el teatro pero renunci√© a la actuaci√≥n. Jardines defend√≠a mucho la m√ļsica original. Despu√©s del trabajo que en tiempos relativamente recientes hicieron ¬†los dos Aquiles y yo,¬† cada vez es menos en Santiago la m√ļsica para teatro.

La producci√≥n de m√ļsica para teatro es algo especial. La musicalizaci√≥n de obras es una disciplina dif√≠cil, al principio me cost√≥ trabajo y tuve que solicitar ayuda. Me acerqu√© ¬†a personas como el maestro Juan Fili√ļ y otros que para m√≠ ya eran grandes en la m√ļsica. ¬†Agradezco a quienes me ense√Īaron, por ejemplo, de armon√≠a y c√≥mo llevar ese conocimiento a la pr√°ctica. Cuando aquello ten√≠a una computadora que era viejita y la tecnolog√≠a estaba menos desarrollada, era todo con el papel en la mano. Yo me pensaba que era un cient√≠fico (risas), que era un Mozart. Porque estaba en lo de la m√ļsica incidental, mientras en las calles estaba la trova tradicional, el son, y yo estaba en otro mundo, √©ramos la sinf√≥nica y yo (risas).

¬†Tenemos que hablar a√ļn m√°s de tus participaciones con Muralla, agrupaci√≥n pionera en la canci√≥n alternativa en Cuba.

S√≠, por supuesto. Tras mi salida de Altoriesgo comienzan mis primeras presentaciones acompa√Ī√°ndome por la guitarra.

Yo ten√≠a buena comunicaci√≥n con Glenda D√≠az, su directora. Era el momento de Muralla en que Leo Cabezas se va al extranjero. Ella me pide que entre al grupo como guitarrista. Empiezo con Muralla y a la par contin√ļo con La Guerrilla. Durante toda la trayectoria que te comparto de mi carrera¬† el trabajo con el teatro es permanente. Muralla s√≠ demandaba mucha dedicatoria tambi√©n. Hubo un momento en que no pod√≠a llevar ambas cosas.¬† La experiencia con Muralla era formidable. Era una estaci√≥n de trabajo muy buena porque Glenda propiciaba que la gente produjera m√ļsica.

Luego tengo un segundo per√≠odo con la agrupaci√≥n. Los m√ļsicos trasiegan mucho y mantener la estabilidad de un formato es muy dif√≠cil. Glenda me pide que asuma la voz cantante. A ella le gustaba mi trabajo como trovador. Me ofreci√≥ la inclusi√≥n de algunas de mis canciones en el repertorio de la agrupaci√≥n. Fue la √ļltima etapa de rock and roll de Muralla. Asum√≠ los roles como cantante l√≠der, guitarrista y ¬†autor de varios temas. V√≠ctor Cuti√Īo era el arreglista.

La agrupaci√≥n tuvo varias etapas de gloria y √©sta tambi√©n lo fue, seg√ļn la valoraci√≥n de otras personas. En el caso de Santiago cuando nos present√°bamos en la escalinata del Emilio Bacard√≠ o la AHS siempre acud√≠a mucho p√ļblico, a veces ni entraban en el espacio, no se pod√≠a caminar. La gente iba a la Casa del Joven Creador por las presentaciones.

Giramos por todo el pa√≠s, en festivales y eventos de la m√ļsica en Cuba. En esa etapa compartimos con S√≠ntesis, David Blanco, Interactivo. Fuimos finalistas de Cuerda Viva en la primera edici√≥n.

Cuando entr√© a Muralla ya ten√≠a unos veinte a√Īos de creaci√≥n y estuve alrededor de diez. Siempre me mantuve con el teatro y a la par ¬†mi carrera como trovador. Aunque predomin√≥ lo primero. En este per√≠odo tambi√©n comienzo a realizar colaboraciones con otros m√ļsicos. En una ocasi√≥n William Vivanco me pide participaci√≥n para un¬† proyecto de una gira ¬†a Francia.

Por tu obra como cantautor resultas Proyecto Nacional de la Asociación Hermanos Saíz. En el período tuviste una presencia notoria dentro de las dinámicas en la ciudad. Háblanos de todo cuanto le aportó la Asociación a tu carrera y viceversa.

Todo se deslinda de mi trabajo con Muralla. Nosotros gir√°bamos por toda Cuba, y como trovador tambi√©n. Muchas veces asist√≠amos a un festival y ten√≠a los trabajos con el grupo m√°s los m√≠os como solista. El p√ļblico llenaba los lugares, se percib√≠a ¬†la ¬†sinton√≠a con la agrupaci√≥n y eso ayud√≥ mucho a mi carrera individual.¬† Los trovadores son muy solidarios y uno toca la canci√≥n del otro y viceversa,¬† y otros j√≥venes interpretaban mis canciones y todo eso fue mi plataforma.

La dirección de la AHS valoró los resultados de mi trabajo y apoyó de manera absoluta. Tanto que en un momento se me invita a presentar un concierto para una grabación. Se había creado un espacio en el Centro Hispanoamericano de la Cultura, que tiene una sala de conciertos espectacular, para realizar grabaciones a las presentaciones de los trovadores.

La AHS me escogi√≥ Proyecto Nacional, y a cada acontecimiento de relevancia era invitado. Cuando se realiz√≥ la celebraci√≥n por los 35 a√Īos de la fundaci√≥n del Movimiento de la Nueva Trova, de Santiago fuimos invitados Jos√© Aquiles, Felip√≥n y yo. Mis presentaciones acontecieron con muy buena presencia de p√ļblico.

La AHS me abrió muchos espacios. Cada vez que iba a La Habana me presentaba en el Pabellón Cuba.  Hasta el otro día en que llegué a mirar y terminé tocando. Gracias a eso además he participado en casi todos los festivales de la trova por todo el país.

En esta etapa había un movimiento trovadoresco, existieron proyectos de conjunto. Los trovadores buscaban espacios para hacer su trova, lo luchaban, ahora no percibo lo mismo.

En ese trasiego de las tablas a la m√ļsica, del rock a la trova, ¬Ņqu√© referentes musicales y literarios te acompa√Īaron?

Toda la vida me ha gustado leer, desde peque√Īo. Le√≠ muchos cl√°sicos. Mi pap√° me compraba los libros. Dicen que la canci√≥n se parece a la poes√≠a. No he sido un lector asiduo a la poes√≠a, pero ¬†siempre tuve y sostengo buenos v√≠nculos con poetas. No era para un aprendizaje directo, sino un v√≠nculo de amistad, como con Marcial, Reynaldo Garc√≠a, cofrad√≠a entre artistas. Estuve mucho en la Teatrova, y de esas interacciones creo que hay incidencias en lo que hago. Me dicen muchas veces sobre mi picaresca, creo que debe ser la influencia de todas esas vivencias que van de los poetas a mi alrededor y transitan por la mucha m√ļsica que escucho. No se trata solo de lecturas literarias, si quieres ser libre en la m√ļsica, tienes que tener cultura musical y la defensa te√≥rica de tus libertades.

Eres de los cantautores o trovadores que entiende su m√ļsica dentro de una inserci√≥n de sonidos plurales,¬† y participas en aconteceres musicalmente diversos. Com√©ntame de las experiencias con el proyecto X-Planet,¬† junto a la cantante inglesa Holly Holden y el MC santiaguero Alain Garc√≠a.

Soy de los que apuesta por la colaboraci√≥n en los empe√Īos de otros. A m√≠ me gusta hacer m√ļsica, como sea, para lo que sea siempre que me guste el porqu√© y me agrade el proyecto. Cuando la propuesta de X Planet lleg√≥, ya en varias ocasiones hab√≠a trabajado con la gente de la m√ļsica urbana.

Yo tengo un amigo, hermano, Kiki Pro, que tiene el estudio Manicomio Records, uno de los primeros que surgi√≥ para esta m√ļsica. Todos los grandes urbanos que emergieron aqu√≠, los que empezaron cuando el reguet√≥n era un embri√≥n estaban ¬†all√≠ con √©l. Muchas veces para esas grabaciones, si √©l necesitaba alg√ļn m√ļsico que tocara la guitarra o el bajo yo iba. Esa colaboraci√≥n se mantiene hasta hoy. Por eso he tenido una relaci√≥n cercana con la gente de la m√ļsica urbana, con TNT la Reziztencia, La Familia Vakana, por ejemplo. Tambi√©n ellos crecieron dentro del panorama cultural junto conmigo.

Alain, Alayo Mc, apareci√≥ en la casa con Holly, una inglesa que canta espectacularmente. Nosotros aqu√≠ no est√°bamos acostumbrados a una mujer con una interpretaci√≥n de esa forma bien anglosajona. El inter√©s de ella era la fusi√≥n de su estilo a la m√ļsica urbana y cubana y eso a m√≠ me encant√≥. Llam√© a varios m√ļsicos y a Dj Jigue. Luego del disco realizamos un concierto en la UNEAC que tambi√©n tuvo su resonancia. Holly llev√≥ esta producci√≥n al agregado cultural de la embajada inglesa en La Habana, y el diplom√°tico se enamor√≥ de aquello. Hicimos varios conciertos, uno de estos fue en el Museo de Bellas Artes, un concierto lindo. Este fue un proyecto con mucho apoyo de la embajada de Inglaterra. ¬†Luego agregamos nuevos temas y se present√≥ un concierto en el Iris Jazz Club con otros invitados y m√ļsicos jazzistas. Felip√≥n estuvo tambi√©n entre los invitados.

Seg√ļn mi apreciaci√≥n, en esta regi√≥n, musicalmente hay una concepci√≥n m√°s abierta, menos sectaria entre los cultores de diversos g√©neros o corrientes sonoras.

Sucede lo contrario, algo gracioso, todo el mundo se mezcla. Sin embargo no sucede igual entre los que, digamos, est√°n en el mismo gremio. No ves mucha uni√≥n de un trovador con los dem√°s. Todos se llevan bien, pero no se gestan proyectos comunes. Creo que lo m√°s o menos reciente¬† que vi, surgi√≥ por la iniciativa de la AHS de producir un disco con todos los trovadores. Pero la idea fue de la AHS, no emergi√≥ de nosotros. De modo similar sucede con los representantes de la m√ļsica urbana. Es algo raro. No es como sucedi√≥ en Santa Clara con La Trovuntivitis y nuevas promociones de trovadores que se unieron de forma inteligente. Aqu√≠ es m√°s f√°cil el aliarse con representantes de otros g√©neros o manifestaciones del arte, ¬†como un trovador y un artista de la pl√°stica.

Los trovadores no siempre tienen la oportunidad de patentar su obra en fonogramas, y t√ļ llevas la dicha de la participaci√≥n en producciones colectivas y varias a tu nombre. ¬ŅC√≥mo reflejan cada una de estas producciones tus etapas como creador?

Hasta el momento cuento con la participaci√≥n en dos producciones discogr√°ficas compilatorias, Raspadura con Ajonjol√≠ ¬†(EGREM) y la antolog√≠a de nuevos trovadores de Santiago New Sound Santiago, en la que trabajo como cantautor y productor musical. Es este √ļltimo un disco que obtuvo la nominaci√≥n al Cubadisco 2012 en la categor√≠a de trova-fusi√≥n. Con mis canciones tengo la realizaci√≥n de El Carrusel (Centro Hispanoamericano para el Arte y la Cultura y AHS); Simple (Bis Music), con nominaci√≥n tambi√©n en la misma edici√≥n del Cubadisco.

En tiempos m√°s recientes produje Gallo Negro con el sello Siboney de la EGREM, y la propuesta de otro proyecto de disco de m√ļsica electroac√ļstica con el mismo sello. Y lo m√°s fresquecito es el fonograma Dime que s√≠, con la producci√≥n de Kiki Pro y un servidor, y una nueva nominaci√≥n a la feria cubana del disco en el 2019.

Ya conversamos acerca de la producción musical del disco X610Z (Existence) del proyecto X Planet.

cortesía del entrevistado

Si de dialogar sobre mi resultado fonográfico se trata, ante todo digo que yo he tenido suerte. E insisto, todo empezó con Muralla, cuando estaba en una de esas etapas de efervescencia. Nosotros íbamos con frecuencia a La Habana. Había una inquietud por grabar, la EGREM quería hacerle un disco a la agrupación. Estuvo la intención que no fructificó, entre otras cosas por el desmembramiento de la formación en un momento. En aquel entonces yo era el compositor o autor de las canciones que interpretaba Muralla y era el cantante, heredé muchas cosas positivas de aquel auge.

Tanto fue as√≠ que en uno de los viajes, la AHS, de la cual ya era Proyecto Nacional, me propone realizarme un disco. En este caso se realizaron las coordinaciones con Bis Music, con la coincidencia de que mi hermana se grad√ļa y entra a trabajar con este sello. Hacemos el fonograma¬† que fue nominado al Cubadisco. En esta producci√≥n particip√≥ el guitarrista, compositor y arreglista Marcos Alonso, es un todoterreno en la producci√≥n.

Mi hermana me dio la visi√≥n de c√≥mo funciona el mundo fonogr√°fico en Cuba. Usualmente nosotros no estamos acostumbrados a las empresas que funcionan para vender. Despu√©s cuando fui a Espa√Īa¬† yo mismo le comercializaba mis discos a Bis Music, y eso se ingresa a la empresa. Tambi√©n le di mucha promoci√≥n ‚Äúde a socio‚ÄĚ y el disco se agot√≥. Despu√©s se hizo otra edici√≥n m√°s corta, de la que quedan pocos ejemplares ac√° en Santiago.

La AHS me propone realizar un disco junto con otros trovadores de Santiago pertenecientes a la Asociación. Produje ese disco junto con Felipón. Lo hicimos con la EGREM. Este fonograma también obtiene nominación al Cubadisco.  En esa etapa el sello santiaguero me propone hacer otra producción con mi obra en solitario, y una vez más recibo la  nominación del disco en Cuba.

Eso conlleva de forma paralela un proceso amplio de creación…

¬ŅSabes lo que sucede? Acumul√© mucha m√ļsica de todo el tiempo que fui in√©dito. Hab√≠a temas que me acompa√Īaban desde hace mucho. Para Dime que s√≠, el m√°s reciente disco con la EGREM, me llev√≥ la preparaci√≥n de¬† temas y arreglos nuevos. Tambi√©n pude utilizar el estudio que tengo ahora en la Casa Dranguet. Kiki Pro fue uno de los productores, eso me permiti√≥ grabar y hacer las mezclas con m√°s comodidad. Y la verdad es que todo el equipo de la EGREM me ayud√≥ much√≠simo.

Así mismo fue también con Gallo Negro, un disco que se grabó aquí con un financiamiento que obtuve desde Francia. Fue un financiamiento modesto con el que hicimos magia.

Tus composiciones reflejan tem√°ticas dis√≠miles casi siempre desde un sutil sarcasmo, o desde lo ir√≥nico con cierto sentido del humor, a veces con una l√≠rica excelsa, otras, desde c√≥digos comunicativos de actualidad. ¬ŅQu√© tiene que existir en tus procesos creativos para que emerja una canci√≥n?

Es complejo. Hay momentos en que vas por la calle y algo te despierta la motivaci√≥n de hacer una canci√≥n, pero tal vez dos calles m√°s all√° eso se fue. Y de momento est√°s con la guitarra, te acuerdas y escribes. Ahora mismo con el coronavirus mucha gente me dec√≠a ‚Äúpor qu√© no le escribes una canci√≥n‚ÄĚ, pero no sent√≠ la necesidad, otros s√≠ lo hicieron y lo respeto.¬† A veces empiezo una canci√≥n y en la tercera estrofa se qued√≥ y cuando la reencuentro, ¬†la resuelvo. Hay otras canciones que son ‚Äúun tiro‚ÄĚ.

Otros  trovadores tienen disciplina para la composición. Yo no soy así. A veces pasan semanas. Tengo ocasiones en que compongo de un tirón, y eso me sucede mucho con las canciones por encargo. Hice una canción a Martí que se cantó en una tribuna abierta, esa la hice en una tarde. Es una de las que más me gusta y en aquel momento tuvo muy buena acogida.

Y es tan misterioso porque, por ejemplo, he comenzado una canci√≥n con tres estrofas que me acomodan y no la he podido terminar, y en una descarga por ah√≠ surge un coro, tomo lo que ten√≠a, comienzo a cantar en el tono de lo que ocurre y de repente se obra la canci√≥n. Eso me sucedi√≥ con El mililitro, una canci√≥n no concluida. Es de esas que tiene varios finales. La cant√© en una ocasi√≥n en lo que era el Centro de Superaci√≥n, y a partir de entonces siempre la piden en las presentaciones. Sabes que la guaracha se presta para todo eso. Y casi siempre, que es lo m√°s bonito como ocurre con El mililitro, esas que piensas que no est√°n terminadas, son las que resultan una revelaci√≥n para el p√ļblico (risas). Cada vez que llegaba a la √ļltima estrofa comenzaban las sudoraciones para ver c√≥mo hallar la soluci√≥n. Si yo fuera un sonero, un improvisador‚Ķ pero no lo soy. Yo tomo dos o tres recursos y resuelvo.

¬ŅCu√°les de esas canciones son tu mayor espejo, esas de las que no puedes desprenderte?

Tengo varias. Hay una que me gusta mucho: La sabrosura. Está El descontento, que tiene varios trasfondos con una mirada incisiva. Yo me paré en el parque Céspedes, en la escalinata del Bacardí a  tocar este y otros temas, a sabiendas de que la incomprensión puede generar descontento. Entre mis preferidas también se halla Suerte, es un tema a la emigración.  

Suerte en particular ¬†me dio mucha alegr√≠a porque fue de esas que escrib√≠ de una vez. Me invitan a participar en el disco Raspadura con ajonjol√≠, que tuvo representaci√≥n de trovadores de toda Cuba. Ese tema era de mis composiciones recientes. Ese t√≥pico de la emigraci√≥n siempre despierta expectativas y a m√≠ me interesa abordarlo desde la perspectiva m√°s humana. Es un amigo que se va, est√° bien y que tenga suerte no me importa nada m√°s, yo hablo de las relaciones interpersonales. Si te gusta esto o lo otro no interesa, cada quien es libre de lo que quiera. Algunos creyeron que el tema era una bomba, y resulta que escucharon una canci√≥n muy l√≠rica, de amor fraternal, de amistad. Tanto fue as√≠ que las palabras que se le hicieron al disco hablaban de ese tema. Por eso ¬†digo que he tenido suerte, porque en ese momento Bladimir Zamora, quien hizo las notas discogr√°ficas, titul√≥ las palabras ¬°Suerte, Compay! Y fue pura belleza lo que expres√≥. Igual ocurri√≥ con una rese√Īa que public√≥ en el Caim√°n Barbudo sobre la canci√≥n. La catalog√≥ como una de las canciones cubanas sobre la emigraci√≥n m√°s bellas de todos los tiempos.

Sin embargo, las canciones que m√°s le gustan a la gente no son esas, sino Lobo sato, El mililitro, los temas de m√°s pachangueo. ¬†Tiene que ver con el tipo de p√ļblico. Ac√° ‚Äúla cosa estuvo buena cuando la gente se par√≥ y bail√≥‚ÄĚ, si estaban atentos pues ‚Äúno estaba tan bueno‚ÄĚ, ¬Ņpero por qu√© no? (risas). El p√ļblico en Santiago tiene sus caracter√≠sticas y tambi√©n es dif√≠cil. En La Habana, como hay mucha m√°s coexistencia y apertura con la recepci√≥n del hip hop, jazz, rock y todo tipo de corrientes musicales, ¬†me cuesta mucho menos poner al p√ļblico en movimiento. Ya le he tomado m√°s o menos la vuelta a cada lugar.

Al paso de tu obra, tambi√©n has caracterizado espacios y pe√Īas en distintos espacios como la Sala Teatro Macub√°, la sede de la UNEAC, el¬† Cabildo Teatral Santiago y la propia Casa del Joven Creador. ¬ŅQu√© te sobresale de estas experiencias? ¬ŅAlgo que retomar√≠as si fuera posible?

Cierto es que hay lugares donde realic√© pe√Īas y encuentros de la trova que me marcaron, y lugares en los que me encantar√≠a volver a tocar. Hice una pe√Īa en Macub√° cuando la sede del Caf√© Teatro se encontraba en Enramadas, en aquella cuevita, ese lugar me fascin√≥. Desde hace tiempo sostengo ¬†un v√≠nculo muy bueno con F√°tima Patterson y ella siempre me apoy√≥. Yo le agradezco mucho ¬†porque con ese espacio fue que comenc√© a tener presencia p√ļblica en la ciudad. Es verdad que contaba con la experiencia de las presentaciones ¬†con Muralla, pero una presencia en un espacio regular ¬†en el centro de la ciudad, fue con Macub√°. Gracias a F√°tima movimos hacia all√° m√ļsicos, actores y artistas de todas las manifestaciones.

Otro espacio que recuerdo fue el Patio del Cabildo a√Īos atr√°s. Hace un tiempo se hicieron cosas muy buenas en este lugar.

Hubo un escenario que tambi√©n me marc√≥, fue la casita del teatro de Calib√°n. Una casa peque√Īa, vac√≠a, tan solo con un escenario y almohadones en el suelo para que las personas se acomodaran. Ah√≠ se gestaron gran parte de los proyectos como Altoriesgo, La Guerrilla, El Golem; emergieron de esos encuentros, ideas para el teatro y la m√ļsica. Aquiles Jorge era uno de los habituales, con su vertiente rockera y teatral, porque hizo varias cosas para el teatro que tienen su origen en aquel momento.

En la actualidad tengo presentaciones fijas en la Casa de la Trova. La Casa Dranguet, es mi actual espacio habitual, que he tratado de personalizar. Ahora la sede está en reparación, cuando culmine lo retomaré.

Reci√©n comenzamos un espacio en el Museo de la Imagen, una pe√Īa de trova, poes√≠a y audiovisual, Para socios, una cita para que acudan artistas, aunque estar√° abierta a todo el que quiera asistir. La principal intenci√≥n es que asistan artistas que puedan gestar proyectos. La idea es incentivar el ambiente de la creatividad para el desarrollo de la cultura. Por eso quiero involucrar a artistas cubanos en cualquier parte del mundo en que est√©n ¬†para intercambiar sobre arte y cultura. Y tambi√©n es prop√≥sito que los artistas se unan, porque cada quien est√° en lo suyo, hay mucho de conformismo y nadie quiere librar batallas.

Son Day o Continuará…

Cuando uno aprende a regalarse lo que estima, aquello adquiere un valor de suma significaci√≥n. As√≠ es esta conversaci√≥n que para m√≠ apenas comienza. Pr√≥ximas ideas en torno a la obra de este autor se fraguan en la avenida de mis teclas. El tiempo con Rub√©n es momento para caf√© mediante,¬† hacer del pensamiento, fiesta y risa. Confluyeron tambi√©n al encuentro alg√ļn presunto estribillo para canci√≥n. ¬°Compay, la suerte es m√≠a!