Romerías


Para mantener viva nuestra Memoria (+ Miembros del Jurado del Memoria Nuestra 2021)

J√≥venes investigadores de varias provincias, unidos a otros de m√°s experiencia, debaten en torno a la historia, las tradiciones y el panorama cultural cubano en el Congreso de Pensamiento Memoria Nuestra, que sesiona como parte del Festival Mundial de Juventudes Art√≠sticas Romer√≠as de Mayo, el cual tiene vida por segundo a√Īo consecutivo de manera online.

Dedicado al aniversario 35 de la Asociación Hermanos Saíz y a los 60 de Palabras a los intelectuales y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, el evento incluye paneles, conferencias y ponencias, con enfoques propositivos a favor de una Cuba siempre mejor, que jamás olvide su alma de tradiciones y arte.

Como parte de la inauguraci√≥n, este lunes el Doctor en Ciencias Hist√≥ricas Eduardo Torres Cuevas, Presidente de la Sociedad Cultural Jos√© Mart√≠ y la Oficina de Estudios Martianos, reflexion√≥ en torno a la ‚ÄúCultura: presente y juventud‚ÄĚ, con an√°lisis de varios sucesos hist√≥ricos y complejidades actuales.

El tambi√©n Maestro de Juventudes expres√≥ que la generaci√≥n de hoy es una de las que mayores retos ha tenido en la cultura despu√©s del triunfo revolucionario, ‚Äúporque pocas veces como ahora se han conjugado tantos factores para crear y alimentar tendencias con la pretensi√≥n de afectar la coherencia de una naci√≥n y la amplitud y contenido del arte, la literatura y la intelectualidad‚ÄĚ.

‚ÄúTener memoria es recordar a los padres, a la familia, no se puede vivir sin memoria. Los pueblos que olvidan pagan terribles consecuencias. La historia son los hechos acumulados, muchos de ellos desconocidos, pero la memoria es recordarlos, y en eso tambi√©n debe haber cr√≠tica, pero con la capacidad de comprender para crear y continuar con fidelidad a los principios‚ÄĚ, dijo el autor de varios t√≠tulos ya imprescindibles.

Record√≥ otros momentos trascendentales como la Campa√Īa de Alfabetizaci√≥n, a la cual defini√≥ como proceso enorme de liberaci√≥n, y las Palabras a los intelectuales, de Fidel Castro, consideraciones que sirvieron de colof√≥n a tres importantes intercambios con creadores en la Biblioteca Nacional.

El Memoria Nuestra, considerado la columna vertebral de las Romer√≠as de Mayo por la importancia de sus an√°lisis e intercambios, continuar√° este martes con el forodebate ‚ÄúPol√≠ticas culturales: De sue√Īos y realidades‚ÄĚ, y la presentaci√≥n de ponencias de los concursantes en el certamen, cuyos resultados se dar√°n a conocer el 7 de mayo.

Con el eslogan ‚Äúporque no hay ma√Īana sin hoy‚ÄĚ, esta fiesta digital de las artes incluye diversas propuestas en los perfiles en redes sociales de la AHS y otras plataformas digitales, una oportunidad para seguir muy cerca de la creaci√≥n y el pensamiento en torno a nuestras esencias como pueblo y naci√≥n, conscientes de que eso tambi√©n salva.

 

S√ćNTESIS CURRICULAR DEL JURADO DEL MEMORIA NUESTRA 2021

Dr. Carlos Antonio Lloga Domínguez 

Es graduado de Lengua Rusa y Literatura en la Universidad Superior Pedag√≥gica de Voronezh, Rusia (1981). Es graduado de Lengua Inglesa en el Instituto Superior Pedag√≥gico ‚ÄúFrank Pa√≠s‚ÄĚ, Santiago de Cuba (1991). Doctor en Ciencias Hist√≥ricas. Investigador de la Casa del Caribe, Santiago de Cuba. Se especializa en temas de religiosidad cubana, g√©nero, cultura popular tradicional, est√©tica e identidad nacional. Es Profesor Adjunto del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Oriente. Es miembro del Programa de Formaci√≥n Doctoral en Ciencias Sociol√≥gicas de la Universidad de Oriente. Ha publicado numerosos trabajos sobre los temas se√Īalados.

Dra. Diana María Cruz Hernández. 
Licenciatura en Historia de Arte, por la Universidad de Oriente (1990). Doctora en Ciencias sobre Arte (2003). Profesora Titular de la Universidad de Oriente. Ha realizado estancias de intercambio acad√©mico e investigaci√≥n en universidades como la Universidad de Oviedo, Espa√Īa; Universidad T√©cnica del Norte- Ibarra-Ecuador. Autora del libro Pueblos de madera y az√ļcar. La arquitectura dom√©stica de los bateyes azucareros, regi√≥n oriental de Cuba 1900-1930, (Ediciones Caser√≥n, 2015). Profesora de la carrera de Historia del Arte, Universidad de Oriente. Ha tenido a su cargo la tutor√≠a de tesis, tanto de licenciatura, como de maestr√≠a y doctorado. Miembro del Comit√© Cient√≠fico del Programa de Maestr√≠a en Artes Visuales. Universidad T√©cnica del Norte. Ibarra. Ecuador.

Dra Yuleidys González Estrada 

Profesora Titular de la Universidad de Granma. Doctora en Ciencias Filos√≥ficas por la Universidad de La Habana, coordinadora de la Plataforma Feminista de Promoci√≥n Sociocultural ‚ÄúLa Cuarta Luc√≠a‚ÄĚ y de la Red de Investigadores sobre Juventud en la provincia Granma. Su labor investigativa se centra en el estudio del pensamiento marxista cubano de la d√©cada del 60 y la violencia de g√©nero en el sector agropecuario y la comunidad universitaria desde una perspectiva interseccional. Sus art√≠culos han sido publicados en la Revista Cubana de Filosof√≠a y en la de Ciencias Sociales del Instituto de Filosof√≠a del CITMA. Ha dictado conferencias en la facultad de Educaci√≥n a Distancia de la Universidad de Costa Rica y en la maestr√≠a de Antropolog√≠a de la misma instituci√≥n; as√≠ como en la Universidad Nacional Aut√≥noma de M√©xico. Obtuvo el Premio de Investigaci√≥n Memoria Nuestra en el a√Īo 2019.


Una cámara azul y de género

Por: Indira Ramírez Elejalde

A partir de hoy lunes, 3 de mayo, el canal de YouTube del ICAIC transmitirá parte de la XIX edición de Cámara azul, evento que representa al audiovisual dentro del Festival Internacional de Juventudes Artísticas Romerías de Mayo. 

Este a√Īo el espacio est√° dedicado a la producci√≥n audiovisual desde la perspectiva de g√©nero, oportunidad que permitir√° un acercamiento a la realizaci√≥n sobre el tema, as√≠ como espacios de debate con realizadores, quienes a trav√©s de sus obras han visibilizado la tem√°tica.¬†

Entre los audiovisuales programados para su difusi√≥n por la red social se encuentran los cortometrajes¬†Almuerzo¬†al¬†vestido¬†de Neflati Pupo Reynaldo; Azul y¬†La¬†piel¬†delconejo¬†de Lisa Mar√≠a Vel√°zquez. Tambi√©n se exhibir√°n los cortos de animaci√≥n¬†Hipocampo, de Aurora Ofelia y Ra√ļl Cuesta; y¬†Solos, de Heidi Calder√≥n.¬†

Entre las otras actividades que igual ser√°n transmitidas se encuentran la Secci√≥n Romer√≠as, el tr√°iler de la serie Memorias 35 y la C√°psula por los 85 a√Īos de la CMKO Radio Angulo.¬†

C√°mara azul este a√Īo rinde homenaje al director Humberto Sol√°s (1941-2008), quien convirti√≥ a la mujer en parte de su filmograf√≠a con obras como¬†Luc√≠a¬†(1968) y¬†Manuela¬†(1966).¬†

También el encuentro estará celebrando el quehacer de la radio en la visibilización del trabajo de la joven vanguardia artística, una de las acciones por el 35 aniversario de creada la Asociación Hermanos Saíz.

C√°mara azul tambi√©n celebra el 85 aniversario de la CMKO Radio Angulo, emisora provincial que ha acompa√Īado la promoci√≥n del principal evento gestado desde la organizaci√≥n de los j√≥venes escritores y artistas cubanos.¬†

 


Inspirados

Abril sus flores abría… Este poema de Nicolás Guillén también puede contener el estado de gracia y las enervaciones de los jóvenes que a pesar de la pandemia, persisten en las redes sociales con la etiqueta #mantenteinspirado, y alumbran con el bálsamo de su obra la bella idea de la vida. Todo porque #elartesalva.

Hoy se cumple un a√Īo del megaconcierto J√≥venes por la vida, uno de los primeros alicientes a la espiritualidad de un pueblo, entonces aterrado por la¬†COVID-19. Camag√ľey fue de las primeras provincias enlazadas al llamado¬†Streaming Cuba.¬†As√≠, el¬†Ministerio de Cultura¬†entraba de lleno con emisiones diferentes desde el ecosistema digital.

De aquel tres de abril recuerdo el set improvisado en la galer√≠a Mira, de la segunda planta del inmueble donde est√° la Casa del Joven Creador de Camag√ľey. Un pu√Īado de entusiastas aseguraba lo b√°sico para la transmisi√≥n¬†online. En pantalla solo ve√≠amos a la escritora Evelin Queipo y al trovador Harold D√≠az, en representaci√≥n de la filial de la¬†Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS).

Era una tarde agradable. El día anterior había llovido como consecuencia de un frente frío que preferimos interpretar con las palabras de las abuelas, cuando relacionaban los aguaceros con los buenos presagios.

Hablando en buen cubano, aquel pase en directo fue de palo. La imagen no qued√≥ n√≠tida, ni fluido el video. Mucha culpa tuvo la deficiente conectividad de la 3G, aunque no descartamos la inexperiencia de quienes, como tambi√©n se dice, dieron el paso al frente. Lo anterior se supo despu√©s, por el aprendizaje sobre la marcha. Los inexpertos so√Īaron metas m√°s altas y desarrollaron en octubre¬†El Almac√©n de la Imagen¬†como un evento transmedia, que no ha sido superado.

Comenzaron a proliferar alternativas de creaci√≥n y promoci√≥n. La propia Evelin Queipo, en su intento por hacernos ‚Äúdelicioso‚ÄĚ el confinamiento, comenz√≥ a publicar d√©cimas con recetas para reposter√≠a. En su perfil de¬†Facebook¬†podemos encontrar junto a los versos las im√°genes del proceso y del producto final. Desde all√≠ nos deleit√≥ hasta con la ocurrencia de un dulce nombrado Romer√≠as de mango, por los d√≠as del festival Romer√≠as de Mayo.

También aparecieron con mayor fuerza grabaciones hechas con celulares, y las instituciones empezaron a confiar en los equipos de jóvenes realizadores para dar el salto de calidad. Gracias a la alianza verdadera, el Centro Provincial del Libro y la Literatura priorizó a autores recientes en videos de promoción cuando más recia estaba la cuarentena. Después puso en primeros planos a miembros de la sección de Artes visuales mientras pintaban cuadros que hoy ambientan librerías. La tercera oleada de cápsulas que apoyó fue para bailarines y actores de la sección de Artes escénicas. Asimismo, la filial enfocó a personas con un vínculo cercano a la organización.

Otro objetivo ha sido el hecho de mantenerse ligado a las buenas prácticas para transformar la problemática de la pandemia. Eso avaló aplausos de talla nacional como el Premio del Barrio para el proyecto sociocultural Golpe a golpe, merecedor de la condición Escudo y Espada de la Nación, conferida por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura también al colectivo laboral de la Casa del Joven Creador. Representantes de la CTC y la UJC en el territorio entregaron el reconocimiento Por las sendas de Agramonte y la distinción Jóvenes por la Vida.

Lecner Z√ļ√Īiga ‚ÄúDa Zee‚ÄĚ y Abel Betancourt ‚ÄúEl Sensei‚ÄĚ conforman el d√ļo Killas Club. Ellos redimensionaron el Festival de Rap Trackean2 que del 19 al 22 de marzo promovi√≥ una espectacular fiesta de hip hop con participantes de Cuba, M√©xico, Chile y Colombia.Lecner Z√ļ√Īiga ‚ÄúDa Zee‚ÄĚ y Abel Betancourt ‚ÄúEl Sensei‚ÄĚ conforman el d√ļo Killas Club. Ellos redimensionaron el Festival de Rap Trackean2 que del 19 al 22 de marzo promovi√≥ una espectacular fiesta de hip hop con participantes de Cuba, M√©xico, Chile y Colombia.

El talento de ser incondicionales explica el sí a cuanto llamado de ayuda ha llegado de parte de las autoridades políticas y gubernamentales. Brigadas de Golpe a Golpe, el principal puente de la AHS a la comunidad, convivieron semanas con los ancianos del hogar Manuel Ramón Silva y Zayas; luego llevaron su espectáculo artístico a otros centros de asistencia social. En medio del intenso rebrote del 2021, integrantes de ese proyecto estrella cumplieron misión en la Zona Roja alistada en la Escuela Vocacional de Arte Luis Casas Romero.

Ante la imposibilidad de las actividades presenciales por la situaci√≥n de transmisi√≥n aut√≥ctona de la COVID-19 en la ciudad de Camag√ľey, la vida de la¬†Casa del Joven Creador¬†ha transmutado a las redes sociales. Desde el perfil de la filial en¬†Facebook¬†podemos seguir las pe√Īas, las noticias de los lauros de los asociados, los eventos, las convocatorias de becas y premios, y el movimiento de una organizaci√≥n activa. Una de las claves del aumento en el n√ļmero de seguidores es la calidad de los contenidos, porque no basta con tener algo que decir, es preciso hacerlo de la manera m√°s atractiva posible.

La filial ido perfilando su estrategia con realizaciones de alta factura audiovisual, con mayor cuidado en la imagen institucional y de sus asociados, y la conformaci√≥n de una oferta cultural en el escenario virtual e incluso para tocar la parrilla de la televisi√≥n nacional. El √©xito del Sal√≥n Gesto de artes visuales (enero), la jornada de m√ļsica electr√≥nica Beat 32 (febrero) y el¬†festival de rap Trackean2 (marzo) reafirmaron la importancia del sentido previsor en la organizaci√≥n de los eventos.

Ser miembro de la AHS es una condici√≥n que se demuestra en los escenarios m√°s diversos. En primer plano vemos a Kenny Ortigas, instructor de teatro, recientemente nombrado presidente del Consejo Provincial de las Artes Esc√©nicas. √Čl participa con sentido cr√≠tico y √©tico en los debates m√°s pol√©micos. Ser miembro de la AHS es una condici√≥n que se demuestra en los escenarios m√°s diversos. En primer plano vemos a Kenny Ortigas, instructor de teatro, recientemente nombrado presidente del Consejo Provincial de las Artes Esc√©nicas. √Čl participa con sentido cr√≠tico y √©tico en los debates m√°s pol√©micos.

La AHS en Camag√ľey est√° llena de proyectos: tiene casi listo su sitio web redise√Īado con mejores servicios para la interactividad; participa de la campa√Īa comunicacional Tienes la palabra; y ya prepara los materiales para el megafestival Romer√≠as de Mayo. De igual manera, celebrar√° la victoria de Playa Gir√≥n con un conversatorio evocador de los versos guillenianos y de la m√ļsica inspirada en los cubanos invencibles a la maldad de los invasores de 1961.

A un a√Īo del primer megaconcierto virtual J√≥venes por la vida, cuando abril ret√≥ a florecer la creatividad en circunstancias de pandemia, la AHS crece en proyectos y gratitud. Hoy donar√° cuadros y libros a una instituci√≥n cient√≠fica, y cantar√° con voz de trovador las haza√Īas y la resistencia de un pueblo que inspira e involucra a los j√≥venes creadores en sus procesos culturales


Es difícil separarse de lo que uno ama

Ocurri√≥ en 1994. Entonces Tit√≠, a quien pocos llamaban Alcides Carlos Gonz√°lez D√≠az, como lo inscribieron sus padres, hab√≠a finalizado el preuniversitario y le hab√≠an otorgado Construcci√≥n Civil, para que estudiara en la Universidad de Oriente. Pero esa alegr√≠a le dur√≥ poco, al menos a los que se lo imaginaron ingeniero, porque seis meses de matricular decidi√≥ dejar la carrera para entregarse por completo a su pasi√≥n: el arte, al cual lleg√≥ vincul√°ndose a diferentes colectivos de teatro de aficionados de su Santiago de Cuba, la ciudad que m√°s lo va a extra√Īar de un pa√≠s que lo ha llorado de punta a cabo.

Horizontes, que naci√≥ en la Casa de Cultura Miguel Matamoros, empez√≥ por recibirlo como actor de la mano de Nely Rosales ese mismo a√Īo. Despu√©s Jorge Antonio Jardines, director art√≠stico de Calib√°n Teatro, decidi√≥ armar La Guerrilla del Golem, ¬ęgracias al cual pudimos integrarnos, en 1998, a la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), la primera en acogernos, en darnos abrigo y alimento espiritual. Por eso tengo tanto apego a esa organizaci√≥n, lo cual no tiene nada que ver con el hecho de que la haya dirigido en la provincia entre 2007 y 2013¬Ľ, me cont√≥ Tit√≠ en una de nuestras muchas conversaciones ¬ęde puerto en puerto¬Ľ en las que los dos aprend√≠amos a amar m√°s a Cuba.

Ser√≠a La Guerrilla del Golem uno de sus principales sue√Īos creativos, un proyecto que se ech√≥ sobre los hombros despu√©s de que Jorge Antonio Jardines y luego Marcial Lorenzo Escudero, dirigieran los pasos iniciales. ¬ęCon este grupo vino la superaci√≥n; la academia, con la Escuela Nacional de Arte (ENA), e incluso mi breve pero fruct√≠fero contacto con el Instituto Superior de Arte (ISA), que tambi√©n tuve que dejar a un lado, debido a la lejan√≠a.

¬ęYo era un muchach√≥n entonces y no pude sostener esos viajes una semana al mes, pues me resultaba muy complicado. Hoy me arrepiento de no haberme esforzado a√ļn m√°s por evidente inmadurez. De todas maneras, la ENA fue fundamental en mi formaci√≥n. Gracias a ella pude alcanzar el primer nivel en actuaci√≥n, lo cual ha sido muy estimulante para m√≠¬Ľ.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo surgi√≥ Ojos Teatro?

‚ÄĒPor puro azar. Todos los a√Īos yo organizaba, mientras fui presidente de la filial de la AHS en Santiago de Cuba, un gran concierto con el apoyo de Cultura provincial y de diferentes instituciones del territorio, con los creadores j√≥venes en el parque C√©spedes, en saludo al triunfo de la Revoluci√≥n. Pues bien, en el de 2008 se me ocurri√≥ trabajar con estatuas vivientes por primera vez. Empezamos como un hobby, de vez en cuando nos reun√≠amos y prepar√°bamos algunas intervenciones p√ļblicas, hasta que un d√≠a decid√≠ crear el proyecto, que comenzaba a llamar mucho la atenci√≥n en las calles de la ciudad.

¬ęCon las intervenciones p√ļblicas de Ojos Teatro queremos, en primera instancia, que la gente se detenga, y exclame: ‚Äú¬°Qu√© bien!‚ÄĚ, ‚Äú¬°Me gusta!‚ÄĚ, ni siquiera buscamos que se ponga a conceptualizar. Nos basta con que lleguen a su casa con los ojos colmados de sorpresa, de gratos recuerdos, con un poquito de luz¬Ľ.

‚ÄĒTodo en ti va a parar a la AHS…

‚ÄĒCuando ingres√© en la AHS tal vez ya era una organizaci√≥n reconocida, pero yo casi la desconoc√≠a. Con el surgimiento de La Guerrilla… so√Ī√°bamos con convertirnos en profesionales. As√≠ que nos ¬ęcomimos¬Ľ la Asociaci√≥n. Me pas√≥ como en el boler√≥n que cantaba el gran Benny Mor√©: No s√© explicarme qu√© pas√≥, pero de ti me enamor√©… Cuando vine a ver, ya se hab√≠a enraizado en m√≠ con una fuerza enorme. Siempre he sido de esos que se entrega cuando la causa es justa y verdadera, y defender, promover y divulgar el arte de mis contempor√°neos, incluso por encima de mi propia obra, se convirti√≥ como un estandarte en mi carrera de creador.

¬ęMe ocurri√≥ algo que es incre√≠ble para un artista (por eso del ego): de repente, propiciando que se conociera mejor el quehacer art√≠stico de mis ‚Äúambias‚ÄĚ del ‚ÄúChago‚ÄĚ, me fui sintiendo cada vez m√°s legitimado. Y algo nuevo en m√≠: aprend√≠ a confiar en los dem√°s y hacer m√≠os sus intereses, sue√Īos, angustias, levantadas, ca√≠das, risas, llantos… No he conocido mayor satisfacci√≥n que ver crecer como artistas y como seres humanos a Adriana Asseff, TNT, Sentimiento Rapero, La Guerrilla del Golem…

¬ęCreo que mi mejor puesta en escena fue haber mantenido viva la Casa del Joven Creador que me hab√≠an legado mis antecesores. Esa que antes de llegar al residencial Vista Alegre pas√≥ por medio Santiago de Cuba, pero nunca son√≥ tanto como cuando estaba en La Quinta Esperanza, en San Basilio y Carnicer√≠a.

¬ęJam√°s me he emocionado tanto como la ma√Īana en que mis compa√Īeros me despidieron en el Teatro Heredia. De vez en cuando me siento extra√Īo. Es dif√≠cil separarse de lo que uno ama. Bueno, separarse, como quien dice separarse…, no. Porque cuando entra en vena, uno no deja de ser un promotor cultural. De manera que continuar√© al lado de quienes construyen, desde la cultura, los nuevos caudales del arte. Cada generaci√≥n hace su revoluci√≥n, y esta, la AHS, ha sido parte de la nuestra¬Ľ.

Tit√≠ muri√≥ de un c√°ncer ponzo√Īoso que como no pudo doblegar su esp√≠ritu, su mente poderosa, se ensa√Ī√≥ con su cuerpo despampanante, reduci√©ndolo a una especie de Quijote, flacucho, que sigui√≥ pensando hasta el √ļltimo suspiro, en derribar los molinos que se interpusieran en el camino de los que nacieron para crear. Muri√≥ Tit√≠, pero, ¬Ņa d√≥nde crees que vas, caballo? La Asociaci√≥n te necesita presente, todo el tiempo presente, no importa que saltaras los 35: los que vienen atr√°s requieren un paradigma, alguien que les contagie con los deseos de cambiar, de empujarlo que ya no se mueva; que los ense√Īe a re√≠rse de verdad, sabroso, no a media boca; y a trabajar duro, por los dem√°s y por ellos mismos.

Qu√© luz nos han querido apagar. Me siento perdido, ahora mismo en oscuridad total. Me reconforta saber, sin embargo, que los seres-amor permanecen anclados a nuestro lado. Cada esquina de Santiago me lo recordar√°, cada joven creador que intente ponernos a so√Īar, a dudar, a creer, me lo recordar√°. La m√ļsica que revuelve piernas, hombros y caderas; el ron: el s√ļper y el ¬ępele√≥n¬Ľ, la comida que arrebata los sentidos, las estatuas m√°s humanas, la amistad, el tambor, la vida, las carcajadas, el amor, el Caribe con su Festival hecho fuego, Holgu√≠n y sus Romer√≠as, Camag√ľey de plaza en plaza, La Habana de F√°brica, del Pabell√≥n, de la Bienal; la nganga, los garabatos, ese rinc√≥n de mi alma, que Tit√≠ siempre me ilumin√≥.


Memoria Nuestra: claves para hacer historia

I

Qué ingenuos quienes proclamaron el fin de la historia y pensaron trascender con una teoría irracional que nació muerta. Quizás a propósito se olvidaron del carácter acontecimental de la vida; quizás se olvidaron, porque era conveniente, que la historia no es una sola y que el curso de la misma está compuesto por infinidad de relatos, microrrelatos, de experiencias y vidas que no necesitan asentarse como grandes épicas para tener a la existencia como una posibilidad.

Treinta a√Īos despu√©s de declarada aquella muerte, la historia est√° viva; la hacemos nosotros los que no nos hemos negado el privilegio construir una realidad diferente, los que trabajan por un porvenir venturoso, los que amamos, so√Īamos y sentimos que este es el momento de hacer y de crecer.

Si hace 40 a√Īos alguien hubiera escrito un guion cinematogr√°fico para una pel√≠cula futurista donde la tierra ser√≠a azotada por una pandemia global que reducir√≠a la movilidad humana a la m√≠nima expresi√≥n, donde los contactos humanos ser√≠an virtuales, lo hubiesen acusado de apocal√≠ptico. Cuarenta a√Īos despu√©s henos aqu√≠ al comienzo de esa pel√≠cula.

Sin embargo, para vivir nuestra película hay que ver el guion como un material sujeto a cambios, un material que puede dejar de ser apocalíptico en la medida que seamos sujetos capaces de transformar la realidad y labrar los posibles hilos narrativos de nuestra trama, sin forzarla pero con la convicción de que la que escojamos sea creíble por ser precisa. 

Nosotros a través de las pantallas

Al anunciar las Romer√≠as virtuales un torrente de escepticismo invadi√≥ a m√°s de un participante de en Memoria Nuestra, el concurso de investigaciones que convoca la filial holguinera de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. Muchas interrogante sobre c√≥mo ser√≠an las sesiones, los intercambio que har√≠amos en ese espacio com√ļn en el que est√°bamos a medias. Los cierto es que desde el principio fluy√≥ bien, desde las coordinaciones previas se respiraba una empat√≠a singular.

Belén

Se pensaron las reglas, se cre√≥ el grupo y se coordin√≥ la manera en que funcionar√≠an las ponencias. Era importante la disciplina para avanzar en esta experiencia nueva, las reglas se hicieron m√°s √ļtiles que nunca porque permitieron no andar a tientas frente a la experiencia novedosa.

Aunque todo parec√≠a normal nadie puede soslayar que en ese √°nimo de no sucumbir ante la imposibilidad de reunirnos, est√°bamos nosotros ante nuestras pantallas como Alicia a trav√©s del espejo, descubriendo un mundo que cre√≠amos que conoc√≠amos y ajustando constantemente nuestro mecanismo para funcionar bien. El grupo fue creciendo sus din√°micas, complejiz√°ndose; primero se sub√≠an ¬†las ponencias, pero luego aparecieron los posters, las fotograf√≠as, los audios, los videos, cada quien comunicando desde el lenguaje que le parec√≠a m√°s c√≥modo. Las experiencias personales respecto a la participaci√≥n fueron entra√Īables. Para la investigadora Laritza Rodr√≠guez, quien es santiaguera, pero por estos d√≠as se encuentra en Jamaica, este encuentro fue particular:

‚ÄúCuando me lleg√≥ la convocatoria me entristec√≠, estaba fuera del pa√≠s y pens√© en qu√© momento. Pero cuando comprend√≠ la din√°mica me sent√≠ muy motivada y decid√≠ participar. El desarrollo de las sesiones super√≥ mis expectativas. Me sorprendi√≥ la cantidad de j√≥venes con proyectos e investigaciones; me llam√≥ mucho la atenci√≥n el deseo de investigar el √°mbito local con el cual se nota que tienen mucho compromiso. Es superinteresante la manera en la que se enfocaron problemas medulares de nuestro contexto cultural que fue abordado desde diversas disciplinas sobre m√ļltiples tem√°ticas. Los investigadores de todo el pa√≠s est√°n muy preparados, lo que habla de la salud de la secci√≥n en todo el pa√≠s y estoy feliz de ser parte de este movimiento. Participar en este Memoria Nuestra me sirvi√≥ para comparar por d√≥nde andamos en relaci√≥n con el pa√≠s. Estoy encantada de formar parte de este movimiento juvenil aunque est√© lejos‚ÄĚ.

Por su parte, la avile√Īa Liset Prego asegura que ‚Äúeste trabajo me ha posibilitado ampliar mis horizontes como investigadora. Tengo que confesar que al comienzo ten√≠a mis dudas sobre la forma en que se pod√≠a generar el intercambio en un grupo virtual abierto al que todos los d√≠as se pod√≠an incorporar nuevos miembros. Pero la pr√°ctica me demostr√≥ que mis inquietudes eran infundadas y que este trabajo ten√≠a muchas potencialidades para desarrollar el trabajo en colectivo a partir de unificar el inter√©s com√ļn. Otro de los logros, quiz√°s el m√°s notable, es la permanencia en el tiempo del grupo para continuar socializando experiencias el resto del a√Īo.‚ÄĚ

II

Nunca es est√©ril el ‚Äúejercicio de pensar‚ÄĚ la concreci√≥n de este acto. Este congreso ha venido a confirmar lo necesario de las articulaciones para poner a la ciencia al servicio de la cultura. Los j√≥venes que hoy son parte de este movimiento expresan con su obra la madurez que tiene el movimiento de los cr√≠ticos e investigadores en Cuba, lo cual es fundamental porque habla de la capacidad actual del pa√≠s para acercarse a las m√°s diversas problem√°ticas culturales sin necesidad de apelar a la improvisaci√≥n.

No se debe de andar a tientas cuando se cuenta con investigadores que pueden modelar soluciones y asesorar procesos de transformación social desde el compromiso. Ahí existen una gran reserva de lo que se puede aportar al conocimiento de Cuba y los resortes que hoy están en la base de muchos de los problemas que afectan a la Isla.

La calidad de las investigaciones que han tenido presencia en este evento deber√≠an hacer visible sus aptitudes y promover la necesidad de di√°logo entre los j√≥venes investigadores y las comunidades e instituciones para generar un pensamiento totalizador que permita a la sociedad en su conjunto buscar soluciones propias a problemas reales. Es tiempo de desterrar prejuicios sobre los investigadores y sobre los ‚Äďno pocas veces‚Äď se√Īalados academicismos, que a decir de algunos de sus detractores, est√°n alejados de la realidad.

Lo que encontramos en WhatsApp

M√°s de una treintena de ponencias animaron el intercambio de los j√≥venes investigadores cubanos, cientos de comentarios y preguntas se emitieron para acercarse a enfoques diversos sobre temas tan complejos como la ritualidad de los funerales en la provincia Granma, el estudio de la arquitectura Art Dec√≥ en Guant√°namo, la violencia de g√©nero entre los j√≥venes universitarios, el estudio de la obra de Fern√°ndez Retamar Cartier-Bresson, la Revista Casa de Las Am√©ricas, las tradiciones populares en Camag√ľey, entre otros asuntos de trascendencia investigativa que confirma la riqueza que la Asociaci√≥n posee actualmente en sus filas.

Una de las ganancias más notables de la celebración de este evento es que se revalida la vocación emancipadora de sus participantes, quienes desde sus argumentos proyectan una actitud anticolonial, vital para la Cuba de hoy, tantas veces tentada por la pretensión ridícula de sumarse a las tendencias globales sin una análisis profundo de los orígenes y las implicaciones culturales de las modas.

yula

Uno de los puntos en el que muchos de los participantes coinciden es en la calidad de las ponencias. Al respecto precis√≥ al Portal de la vanguardia art√≠stica cubana Yuleidis Gonz√°lez, una de las m√°s activas en el este encuentro virtual: ‚ÄúEs impresionante ver la profundidad anal√≠tica y el compromiso transformador de quienes participaron en esta edici√≥n del evento. Gente muy joven con criterios muy profundos en torno a las problem√°ticas que afronta el pa√≠s, pero lo m√°s llamativo es su pr√°ctica coherente con ese pensamiento, lo cual es constatable en los resultados presentados. Siendo honesta te tengo que decir que es muy destacable la solidaridad y camarader√≠a que se gener√≥ en el grupo. Me sent√≠ esperanzada en medio de las circunstancias que vivimos‚ÄĚ

Luis Emilio Aybar Toledo, quien se desempe√Īa como especialista a nivel nacional de cr√≠tica e investigaci√≥n, en una valoraci√≥n sobre el evento se√Īal√≥: que ‚Äúla AHS naci√≥ para para conectarnos¬† en funci√≥n de metas comunes, y esa raz√≥n hay que hacerla valer en cualquier circunstancia. As√≠ que lo que hicimos no fue otra cosa que mantener tozudamente nuestra vocaci√≥n de unidad aun cuando parec√≠a que ello no era posible. Las nuevas tecnolog√≠as nos dieron la infraestructura para lograrlo y nuestra voluntad, entusiasmo e identidad pusieron el resto. Los bits llevaron de un lugar a otro nuestras emociones y conocimiento, lo que result√≥ en una tormenta de creaci√≥n. Esto ha sido una tregua fecunda que deja listo el camino para la guerra de pensamiento a la que nos convoc√≥ Fidel. Solo nos queda ahora plantearnos nuevos empe√Īos‚ÄĚ.

III

Cualquier guion para nuestra historia deber√° tener en cuenta a nuestros j√≥venes que se saben protagonistas y buscan el resquicio de la realidad desde donde m√°s pueden aportar con la inteligencia puesta en funci√≥n del bien com√ļn. Hay una resistencia natural a ser definidos como diletantes snobs que pueden sostener durante horas conversaciones sobre artes y letras. El trabajo de campo, el v√≠nculo con la comunidad, con sus conciudadanos, habla ‚Äďy muy claro‚Äď de la virtud de quienes en cualquier rinc√≥n de Cuba mantienen como prioridad la obligaci√≥n de autorreconocerse en los otros y trabajar para vivir mejor.

En ese proceder radica una de las fortalezas de los que desaf√≠an con su actuar los designios de quienes apostaron por declarar a la historia como un organismo sin signos vitales. Su actuar no es ostentoso, el diario quehacer aporta m√°s que las pretensiones de cambiar el mundo o de entregarse a la ilusi√≥n de una √©pica que los inmortalice, es por eso que un grupo de WhatsApp peque√Īo, relativamente an√≥nimo, es el escenario para dar los primeros pasos para los empe√Īos que depara el futuro.¬†

Palabras que perduran en la Memoria Nuestra 

Memoria Nuestra cierra esta edici√≥n y pone alto el list√≥n, obliga a pensar en nuestra capacidad para superar las limitantes de una realidad que siempre pone l√≠mites, que solo pueden ser superados con la inventiva y la creatividad. El tiempo, el espacio y la log√≠stica parecen desaf√≠os menores. Ya lo aprendimos y lo hicimos justo a tiempo para saber que lo m√°s importante es seguir apostando por el siempre saludable ‚Äúejercicio de pensar‚ÄĚ.

Con varias ediciones de Memoria Nuestra en su trayectoria investigativa, Yolaida Duharte goza de reconocido prestigio entre los investigadores cubanos. A ella recurrimos para saber sus valoraciones sobre esta edición del evento a partir de su experiencia:

‚ÄúEn esencia, no fue muy diferente a lo que ocurre cada a√Īo. Vi en el escenario virtual la misma colaboraci√≥n y entusiasmo de otros a√Īos. Las ganas de participar e intercambiar formas de hacer. Es digno destacar la relaci√≥n entre las instituciones y los organizadores. Aunque obviamente no fueron iguales que las que se comparten habitualmente en la que uno profundiza a trav√©s del intercambio extraverbal, esta fue una experiencia nueva con tantos retos como aciertos. Creo que uno de los desaf√≠os m√°s grandes que se logr√≥ fue que los investigadores participaran con recursos propios a trav√©s de estas plataformas, ya que el acceso a Internet es una imposibilidad aun para muchos, y poner esos recursos a disposici√≥n del evento dice mucho de la importancia que le otorgan. De manera general el uso de estas plataformas modifica las din√°micas de los participantes, pues tiene un impacto en las formas de comunicarse y construir colectivamente discursos‚ÄĚ.

Yudeniz

Yanelis Mart√≠nez, una de los art√≠fices fundamentales de este evento, afirma desde Espa√Īa que ‚Äúprefiero no comparar porque Memoria Nuestra, en sus versiones virtual y tradicional son muy diferentes, cada una con ventajas y desventajas. Lo que s√≠ nos debe quedar como aprendizaje es que es una gran estrategia tener un grupo en WhatsApp para extender el evento m√°s all√° del espacio f√≠sico y, por supuesto, que para nosotros ha sido esencial poder superar las limitaciones habituales de hospedajes y alimentaci√≥n que muchas veces nos dejan traer a todas las personas que queremos. Creo que en el futuro ser√° primordial combinar ambas variantes para llegar a mayor cantidad de personas‚ÄĚ.

Solo quienes han estado presentes en la experiencia riquísima que ha sido este Memoria Nuestra, saben lo que significa. Ha habido una voluntad de convivir más allá de entender a la ciencia como una necesidad.

El grupo ha hecho compartir los momentos que nos hacen m√°s humanos, entre tanta emoci√≥n aparecieron los ni√Īo¬† de varios participantes para matizar y dar color a una experiencia incre√≠ble y el D√≠a de las madres tambi√©n se celebr√≥ como demostraci√≥n de la capacidad para llevar de la mano m√ļltiples roles, sin que ello da√Īe bajo ninguna circunstancia la voluntad de crear.

Hacer historia no es un privilegio reservado a unos pocos. Desde la sencillez de nuestras vidas hacemos cada d√≠a algo que nos constituye como seres humanos y nos permite siempre mirar hacia atr√°s, para beber de esas experiencias desde las claves que aporta la cuban√≠a. El cierre de la √ļltima jornada estuvo matizado por una sumatoria de palabras que coronaron el evento, con ese poder del lenguaje para sintetizar esencias. As√≠ describieron su experiencia algunos miembros del grupo: ‚Äútrascendental, interesante, √ļnica, reconfortante, enriquecedora, esperanzadora, incre√≠ble, inefable, inspiradora, energ√©tica.‚ÄĚ


Análisis poético de una Romería digital

Recuerdo de adolescente salir corriendo desde el Varona, una secundaria insigne por aquel entonces, hasta el parque Calixto Garc√≠a y quedarme atrapada observando todo tipo de manifestaciones art√≠sticas. La ciudad se inundaba de una po√©tica que era imposible escapar. As√≠ descubr√≠ por primera vez las estatuas humanas. Yo era una adolescente enjuta que estudiaba piano, solfeo y teor√≠a en el Conservatorio de M√ļsica de Holgu√≠n.¬†

En una ocasi√≥n, me detuve en una esquina y se acerc√≥ un caballero alado y con un pincel, movimientos pausados dibuj√≥ una greca en mi espalda, me susurr√≥ al o√≠do: ‚Äúes la espalda m√°s linda que he visto‚ÄĚ. Y se march√≥. Mis libros de partituras que llevaba bajo el brazo llamaron la atenci√≥n y fueron arrebatados por una mujer bodypainting sentada frente a un piano que interpret√≥ en un segundo Nocturne in¬† C Minoir, de F. Chopin. Otra vez fui v√≠ctima del teatro bufo, cuando apurada por los corredores, volteo la mirada y ten√≠a una fila de mimos imitando todos mis gestos. Llegando al parque de Las Flores nuestro querido Joaqu√≠n Osorio, Premio Nacional de Promoci√≥n Literaria, preguntaba con micr√≥fono en mano a modo de rifa qui√©n era la autora de Mar√≠a Toda, el autor de Abrirse las Constelaciones, entre otros, as√≠ fue como obtuve Jard√≠n, de Dulce Mar√≠a Loynaz.

En a√Īos posteriores esperaba mayo con la ilusi√≥n de lo que pasaba en sus parques y calles. Fui creciendo esperando cada a√Īo por las Romer√≠as. Cuando estudi√© en la Universidad de Oriente, mi casa se convirti√≥ en una beca de romeros. Luego en Holgu√≠n en la universidad nos dijeron: este a√Īo las pr√°cticas son en las Romer√≠as. Todos nos quedamos boquiabiertos. Ya no tendr√≠amos que escaparnos o salir apresuradamente del aula. Yo fui ubicada en el peri√≥dico La Luz, que por aquel entonces ten√≠a una edici√≥n de lujo en este evento. Ah√≠ comenz√≥ mi verdadera pasi√≥n de romera.

Trabajar dentro de las Romer√≠as proporciona otra perspectiva. Si bien es cierto que no da tiempo de disfrutar todo lo que quisieras, brinda la facilidad y la oportunidad de conocer figuras de talla mundial. As√≠ fue como logr√© entrevistar para mi tesis a Luis Alberto Garc√≠a, le estrech√© mi mano a Andy Monta√Īez, bail√© con William Vivanco, abrac√© a la Dra. Mar√≠a Dolores Ortiz, almorc√© con Guido L√≥pez Gavil√°n, cant√© al lado de Hayd√©e Milan√©s en una noche bohemia, porque si algo tiene de favorable las Romer√≠as de Mayo es que nos volvemos una gran familia, no importa qui√©n seas, ni cu√°n conocido o afamado, ah√≠ en ese espacio, todo el mundo es un cubano.

A todos nos pasa, guardamos placeres para ese esperado momento, cada uno espera esa semana para disfrutar al m√°ximo sus pasiones y eso, de alg√ļn modo es poes√≠a.

  • S√© de quienes no salen del evento Memoria Nuestra y preparan sus trabajos todo un a√Īo, con la pasi√≥n del recuerdo, para no perder las ra√≠ces.

  • S√© de quienes a √ļltima hora se deciden por presentar su corto en La C√°mara Azul, y ah√≠ est√°n esas met√°foras visuales cargadas de sensibilidad y cercan√≠a espiritual.

  • S√© de quienes no intentan estar encima de la torre pero Babel los ha dado a conocer, por la habilidad en el pincel, cuando describen la realidad con trazos, cuando el color exacto llena tu vida.

  • S√© de quienes llegan por un abrazo y se van convocados a escribir porque esta isla es un verso.

  • S√© de quienes asisten a un espacio de trova, pero sucumben al bajo de un rockmero.

  • S√© que la ama de casa no pudo llegar temprano a su hogar porque una danza callejera la intersect√≥ y le quit√≥ los bolsos de compra, la cartera y la dej√≥ entre risas en la puerta de su casa, y ella nunca olvidar√° que la Giganter√≠a pudiera postergar la cocci√≥n de sus frijoles.

S√© y sabemos que el arte salva, que es propio de los artistas tener alternativas, porque el arte es optimismo. No esparaba menos de todos los que de alg√ļn modo contribuimos para que cada a√Īo el hacha suba a la cima de la ciudad, para que llueva, quiz√°s estas romer√≠as digitales tengan la fuerza necesaria para entrar en la sensibilidad de cada uno y desde el m√≥vil, con la alegr√≠a de recibir arte en casa, nos libremos de la contaminaci√≥n, para saber esperar y cuidar el ma√Īana. Hay mucho todav√≠a por hacer, hay muchos caminos que descubrir, tenemos limitaciones concretas, pero el arte es libre como nuestros pensamientos y esto definitivamente nos har√° sanar y crecer.


Destrabando la Trova: segunda cita

El preludio nos pone en aviso. La Oda a la alegría se multiplica en miles de hogares cubanos y quién sabe en cuántos del mundo. Los protagonistas son jóvenes instrumentistas que sacuden cuerdas, flauta, quena, percusión cubana, guitarras, bajos y teclados eléctricos, trompeta, batería y sonidos de ordenador, que evidencian el poder del arte para trascenderse a sí mismo. En breve cederán el espacio a la guitarra en ropaje de mujer.

Y es que el discurso femenino traza particulares sendas en el trovadoresco hacer. Ellas acomodan los lenguajes l√≠rico-sonoros a sus propios decires. Varias son las voces de mujer que hoy se empoderan en Cuba y eligen por compa√Īera la guitarra.

Santa Massiel Rueda Moreno, trovadora, directora de la agrupaci√≥n Motivos Personales, presidenta ¬†de la AHS en Ciego de √Āvila y coordinadora del festival Trov√°ndote, fue la invitada a la segunda cita del Destrabando la trova con Eduardo Sosa.

Para la creadora las Romerías de Mayo son vitales en el movimiento cultural y juvenil del país. Rememora como punto de giro en su carrera la primera ocasión en el evento de juventudes, los espacios como oportunidad para coincidir con artistas de varias manifestaciones y ese sabor de enriquecimiento. Es algo que no se puede pensar en el movimiento cultural del país sin hablar de Romerías.

«Despu√©s de tu beso todo puede ser menos amargo/(‚Ķ) Este viento va a tu encuentro», rezan algunos de los versos de Todo es talla, su primer regalo musical para despejar de cualquier ¬†traba el di√°logo entre ambos cantautores.

Como gu√≠a de Motivos personales expone razones para no aceptar encasillamientos en denominaciones al formato como tr√≠o o cuarteto, pues explica, seg√ļn las inquietudes musicales se descubre el tr√°nsito desde el d√ļo hasta la banda. Prefiere entenderse como agrupaci√≥n o proyecto.

Uno de los n√ļcleos de la entrevista radic√≥ all√≠ donde el trovador indag√≥ por temas aun √°lgidos, pues entronizan con la revitalizaci√≥n de la pol√≠tica cultural cubana desde espacios como el turismo, y la a√ļn latente incapacidad de algunos gestores institucionales para el desarrollo de la actividad:

Desde Ciego de √Āvila, (‚Ķ) en esa zona del pa√≠s siempre hay una presi√≥n por ir a trabajar a los Cayos, el tema del turismo, etc. ¬ŅC√≥mo se las arreglan los m√ļsicos que pretenden, quieren o hacen una m√ļsica como la de ustedes, que no es precisamente tal vez lo que venga buscando el turista?, indaga Sosa.

Desde sus experiencias la trovadora manifest√≥ las precarias propuestas para la inserci√≥n de dichos formatos musicales en el circuito del turismo, y que solo la autogesti√≥n les vale las presentaciones realizadas. «Nuestro trabajo suele ser muy subvalorado. Dependemos de la opini√≥n de alguien que a veces no es la mejor, y entonces choca un poco.»

Santa Massiel se refirió al hecho de una cuidada selección del repertorio que escogen para estos espacios, que se aleja de las sopas y etiquetas de moda. De Matamoros a Pablo Milanés hay personales motivos que adecuan las interpretaciones desde nuestro tiempo, a partir de nuestro concepto musical, con muchísimo amor.

Las palabras de esta mujer son sus propias canciones ¬Ņo viceversa? Todo el fuego en la canci√≥n que digo es aforismo que devolver/ este acto final, que devorar√©.

Se refiri√≥ tambi√©n a la g√©nesis, organizaci√≥n, caminos actuales y pericias del Trov√°ndote, Encuentro Nacional de J√≥venes Trovadores que ya arrib√≥ a su aniversario 15. ¬†A su consideraci√≥n, este evento con sus descargas, recitales y espacios te√≥ricos revolucion√≥ el movimiento cultural de Ciego de √Āvila. «La AHS se erige columna de la celebraci√≥n de la que participan la Empresa de la M√ļsica en la provincia y el Centro Nacional de M√ļsica Popular. Organizarlo es una experiencia enriquecedora que tambi√©n da muchos dolores de cabeza que se compensan porque el resultado es muy grato.»

Definitivamente los trovadores del centro de la Isla apuestan a golpe de congas para echar al suelo las bisagras. Conga pá ti contiene el universo de quien la firma, con una delicadísima poética que a ratos se desarma entre la guitarra y la voz que arrolla:

Mira c√≥mo riego girasoles/ mira c√≥mo rifo tu querer ay ay/ mira c√≥mo tocan las campanas/ para ir a dormir cuando vas a pasar/ que tanta palabra me disocia/ tanto desamor para un velero/ y yo que no doy, f√≠o ni presto/ rezo porque un d√≠a seas ola/ ayer, ¬†ayer fuimos luz para no perder/ tal vez, tal vez, nuestro tiempo dej√≥ de ser/ ma√Īana atardeciendo voy bajando/ pagando la colina de tus besos/ no encuentro qu√© me salve de este invierno/ as√≠ que mejor lo doy por hecho/ ser√©, ser√© lo que siempre te har√° nacer/ tal vez, tal vez, fuimos luz para no perder/ donde te encontr√© ha pasado algo/ algo que hoy espanta hasta lo cierto/ algo que intenta errar mi canto/ y no es cosa f√°cil de lo advierto/ mira c√≥mo riego girasoles (…) Que si vienes por aqu√≠ yo me voy p√° ll√°/ si canto para ti conga nacer√°.

 


Romer√≠as: el s√≠ndrome del √ļltimo d√≠a

Después de tres jornadas de trabajo en Memoria Nuestra todo sigue como el primer día, se puede captar un ambiente de entusiasmo por el intercambio. Cuando quedan menos ponencias y ya se ha recorrido la mayoría del camino las expectativas no bajan. No es fortuito, la propia diversidad y profundidad de los criterios de los participantes permiten avizorar un debate rico. Por los temas compartidos desde la jornada anterior se han atizado las ganas de compartir propuestas y experiencias, llegar a la una de la tarde parece una espera eterna.

El tercer d√≠a el programa estuvo m√°s cargado, con ocho propuestas se recorri√≥ un amplio espectro que fue desde las representaciones sociales y el patrimonio hasta la socializaci√≥n del proyecto cultural Nuestro Entorno, pasando por la relaci√≥n de las mujeres con la prensa en las primeras d√©cadas de la rep√ļblica, un estudio de lo rural en una comunidad holguinera, el an√°lisis de la caricatura editorial en el peri√≥dico Ahora!, la proyecci√≥n sociocultural de la comunidad china en Holgu√≠n y las peculiaridades de los velorios y entierros en el municipio Guisa.

Todos esos temas fueron profundamente debatidos por los participantes, quienes mediados por sus formaciones diversas ofrecieron de manera general un enfoque multidisciplinar a los análisis y sugerencias que les hicieron llegar a los ponentes. El debate también llevó a reflexionar sobre los impactos y sobre la necesidad de que los proyectos que se articulen puedan trascender por el hecho de que sus propios miembros sean gestores de la socialización de sus resultados.

Definitivamente este Memoria Nuestra ha sido histórico, es la primera vez que sesiona fuera de sus normas convencionales. Ha tenido la ganancia de que ha podido reunir a mayor cantidad de participantes, ha forjado vínculos nuevos y ha modificado para bien la visión que se tenía de los eventos ligada siempre a cuestiones logísticas, que son importantes pero está demostrado ya que no son imprescindibles.

Sin embargo, el √ļltimo d√≠a tambi√©n hizo patente una carencia, para la mayor√≠a de los participantes falt√≥ algo, fue un reclamo sostenido la necesidad de verse a los ojos, de tocarse, de intercambiar como estamos acostumbrados los miembros de una generaci√≥n que se resiste a perder la sensaci√≥n del calor humano.

Fue posible captar al final del debate que todos padec√≠an el ‚Äús√≠ndrome‚ÄĚ del √ļltimo d√≠a, daba la sensaci√≥n de que nadie quer√≠a perder los contactos, se repet√≠an los deseos de no olvidarse los unos de los otros, de perpetuar el grupo de WhatsApp, lo √ļnico que nos ha unido en nuestro paso por Romer√≠as en tiempos de pandemia; ciertamente es lo √ļnico tangible, aunque parad√≥jicamente sea virtual.

Participar en el evento fue como si todos hubi√©semos viajado cientos de kil√≥metros para conocernos, como si despu√©s de cada jornada hubiera habido tiempo para ir juntos a un concierto, como si la noche hubiera sido suficiente para tejer una urdimbre de complicidades. Por eso quiz√°s hab√≠a esa necesidad de mirarse a los ojos, porque a√ļn creemos que no son suficientes los abrazos de unos y ceros para complacernos, por eso hay que volver a ser romeros, hay que volver para darnos el cari√Īo que nos debemos.

MADRES INVESTIGADORAS QUE HONRARON EL MEMORIA NUESTRA 2020    

 


Cumplea√Īos electr√≥nico y destellos en las redes

Con Buf√≥n de Dios, poemario de Jos√© Luis Serrano, La Luz comenz√≥ a desafiar el oscuro panorama de carest√≠as materiales que entonces y hasta el d√≠a de hoy representan el m√≠tico animal a vencer en cada plan editorial, que es lo mismo que decir sue√Īo.

Mayo, un mes de nacimientos m√ļltiples para la ciudad de los parques, fue testigo en 1997 de ese momento que ha representado para la literatura cubana la permanencia de una voluntad est√©tica comprometida con la joven literatura cubana e importantes exponentes de esta en todo el mundo.

Un cat√°logo diverso en g√©neros, abordajes, formatos, po√©ticas, que crece cada a√Īo exponencialmente; numerosos premios nacionales; proyectos que visibilizan al libro y sus autores dentro de la comunidad como entes vivos y cercanos al p√ļblico; eventos como el Premio Celestino de Cuentos, entre los m√°s esperados momentos del calendario anual para los noveles narradores insertan al sello editorial de la AHS en Holgu√≠n entre los m√°s destacados del pa√≠s lo cual pasa por su reconocido ejercicio editorial, de promoci√≥n de la lectura y de comunicaci√≥n.

Este a√Īo, cuando corresponde celebrar los 23 a√Īos de La Luz en vista de la imposibilidad de festejar como ha sido habitual en la instituci√≥n a causa del coronavirus, Luis Yuseff Reyes, director de la editorial, invit√≥ a los integrantes del cat√°logo, amigos de la casa, a compartir en un video la felicitaci√≥n. Alrededor de una veintena han respondido con mensajes que recogen gratitud, cari√Īo, buenos deseos, que devuelven los que por m√°s de dos d√©cadas ha entregado Ediciones La Luz.

La iniciativa ha colmado las redes los videos se ha replicado en numerosas p√°ginas de Facebook de autores, fot√≥grafos, ilustradores, dise√Īadores, promotores y lectores.


Bloguerías de Mayo, aliento virtual desde Holguín

El 6 de mayo de 2013 la ciudad de Holgu√≠n ya hab√≠a consumido m√°s de la mitad de sus d√≠as de Romer√≠as. Sin embargo, en el a√Īo 20 de un empe√Īo art√≠stico √ļnico, las sorpresas no se agotaban todav√≠a en la Capital del Arte Joven. Justo en esa jornada, al Festival Mundial de Juventudes Art√≠sticas le nac√≠a el que ser√≠a hasta hoy el m√°s joven de sus espacios.

El alumbramiento tuvo lugar en el Teatro Eddy Su√Īol. Desde la bit√°cora Visi√≥n desde Cuba, un post de su ‚Äúprogenitor‚ÄĚ daba la buena nueva. Entre alegre y aliviado, el profesor universitario Luis Ernesto Ruiz Mart√≠nez anunciaba la feliz realizaci√≥n de un encuentro entre algunos blogueros cubanos, que sin abandonar sus existencias virtuales, se hab√≠an llegado, en cuerpo y alma, hasta la Ciudad de los Parques.

Hab√≠an arribado a la urbe oriental desde diferentes partes de Cuba y el mundo. En su post, Luis Ernesto los defin√≠a como un grupo bien posicionado en Internet que divulgaba ‚Äúsistem√°ticamente la realidad cubana tal cual es‚ÄĚ. Pretend√≠an ‚Äúdar otro paso en la consolidaci√≥n de un comportamiento propio del bloguero‚ÄĚ y se hab√≠an encontrado para debatir sus ‚Äúinquietudes, proyecciones y limitaciones‚ÄĚ.

Surg√≠a as√≠ Bloguer√≠as de Mayo, evento tan convidante y aglutinador como cualquiera de los que ya conformaban el megaevento romero. Cuenta su gestor que ‚Äúen 2011 se hizo un primer intento de encuentro de blogueros en Romer√≠as de Mayo. En aquella ocasi√≥n particip√≥ el escritor Enrique Ubieta, que asumi√≥ buena parte de los debates. Asist√≠ como p√ļblico y saliendo de all√≠ comenc√© mi andar por las redes y saqu√© mi blog.

‚ÄúDos a√Īos despu√©s le propuse al Comit√© Organizador de Romer√≠as retomar aquellos encuentros y naci√≥ Bloguer√≠as de Mayo, en 2013. Entre los fundadores destacar√≠a a Arleen Rodr√≠guez Derivet; Rosa Cristina B√°ez, la Polilla Cubana, lamentablemente fallecida; David Najarro y Fidel D√≠az Castro‚ÄĚ.

Hoy Ruiz Mart√≠nez comenta con humildad que Bloguer√≠as siempre ha combinado paneles para debatir temas relacionados con las tecnolog√≠as, Internet y redes sociales. Y ha dado la posibilidad, sobre todo en los √ļltimos a√Īos, de ofrecerles a los delegados y la prensa un espacio de conexi√≥n para que mantengan actualizados sus perfiles en redes sociales y puedan hacer su trabajo con mejores condiciones‚ÄĚ.

Pero la verdad es que, en el transcurso de siete a√Īos, ese evento se convirti√≥ en mucho m√°s. Ha sido tribuna para amplificar las voces que narran a la Cuba verdadera y ha batallado fuerte para abrir caminos en medio de la espesura que significa la hegemon√≠a cultural del capitalismo.

Al voltear la memoria hacia aquel encuentro inici√°tico del 2013, la joven periodista camag√ľeyana Gretel D√≠az Montalvo lo recuerda como una oportunidad para crear nuevas amistades, ponerle rostro y car√°cter a aquellas que solo conoc√≠a a trav√©s del chat y compartir inquietudes sobre el universo digital que intentaban conquistar.

Tambi√©n, a partir de ese momento, como asegura Bertha Mojena, periodista del espacio digital Cuba Hoy y participante por dos ocasiones en Bloguer√≠as, ‚Äúel evento logr√≥ aunar a un grupo de intelectuales cubanos de gran talla, acad√©micos, j√≥venes historiadores, periodistas y personas que fueron agentes de la seguridad del estado para ponerlos en funci√≥n de intercambiar sobre la guerra cultural y la batalla ideol√≥gica que se le ha hecho a Cuba‚ÄĚ.

Agrega que se instituyó como un espacio para el intercambio, la generación de experiencias y para conocer cómo cada uno de los participantes utilizaba el espacio digital en virtud de mostrar la realidad de Cuba más allá de lo que exponían los grandes medios de comunicación mundiales, tendientes siempre a la manipulación.

De ese modo, cada uno de los programas del evento, que desde 2014 cont√≥ con el apoyo de la Red en Defensa de la Humanidad, estaba a tono con lo m√°s urgente y significativo del momento. As√≠, a lo largo de estos siete a√Īos tuvieron cabida temas diversos relacionados con buenas pr√°cticas en los entornos hipermedia, la informatizaci√≥n en Cuba o preservaci√≥n de la identidad cultural. A la vez, fue trinchera de batallas como las que se libraron por el regreso de los Cinco H√©roes y en contra del bloqueo estadounidense.¬†

El af√°n de mantenerse como un evento siempre actualizado conllev√≥ a que bajo sus alas germinara el noticiero Romer√≠as de Mayo. Juan Pablo Carreras, fotorreportero holguinero y uno de sus coordinadores, comenta: ‚ÄúHace dos a√Īos sent√≠amos que a las Bloguer√≠as les hac√≠a falta dar un paso m√°s. Entonces consideramos hacer este proyecto audiovisual‚ÄĚ.

Fotos/Juan Pablo Carreras

La iniciativa, que asumi√≥ en un primer momento la Agencia Cubana de Noticias y a la que despu√©s se sum√≥ Cubadebate, se consolid√≥ mucho m√°s en 2019 y se patentiz√≥ como la voz oficial de las Romer√≠as holguineras. Carreras puntualiza que ‚Äúel objetivo del noticiero siempre fue publicarse en las redes sociales y en las nuevas plataformas de la comunicaci√≥n. Sin embargo, curiosamente el producto acab√≥ siendo consumido por espacios televisivos nacionales‚ÄĚ.

Esas pretensiones perennes de atrapar lo nuevo, hacen que ni siquiera ahora en medio de la pandemia por la COVID-19, las Bloguer√≠as pierdan su esencia y val√≠a. Como parte de las Romer√≠as desde casa, convocadas por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, el viernes 8 de mayo se realiz√≥ un panel online enfocado a debatir sobre las alternativas empleadas en Cuba para divulgar el arte a√ļn en las circunstancias actuales.

Carlos Parra Zald√≠var, presidente en Holgu√≠n de la Uni√≥n de Inform√°ticos de Cuba y quien funge como otro de los coordinadores de este evento, explica que ‚Äúel panel analiz√≥ c√≥mo, a partir de las tecnolog√≠as y las redes sociales, artistas e instituciones culturales han podido ofrecer su arte al p√ļblico a pesar del necesario aislamiento social‚ÄĚ.

Detalla que la iniciativa se despleg√≥ desde la Casa de Iberoam√©rica y gracias a la plataforma de videoconferencias Jitsi Meet, un servicio online en Internet, totalmente descentralizado y seguro. ‚ÄúUn peque√Īo grupo de personas expusimos experiencias sobre el uso de los escenarios digitales para difundir el arte y tambi√©n la verdad de Cuba al mundo‚ÄĚ, apunt√≥.

Desde La Habana estarán representantes de la AHS nacional, del Ministerio de Cultura, la Unión de Jóvenes Comunistas y la de Informáticos de Cuba. Ruiz Martínez comentó también que se unieron periodistas, trovadores y activistas en un espacio que pudo ser visto desde el extranjero. 

As√≠, diferentes, pero din√°micas y ajustadas a su tiempo, estuvieron entre nosotros las Bloguer√≠as de Mayo. A√ļn en condiciones adversas preservaron su ‚Äúmacroesencia‚ÄĚ, esa que apunta a sumar voces a favor de la preservaci√≥n de la especie humana.