Romerías de mayo


Desde la AHS seguir reconociendo espacios internacionales

Entrevista a Erduy Valero, jefe del Departamento de Relaciones internacionales de la AHS

El pasado a√Īo la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) estuvo festejando sus 30 de interactuar en los procesos culturales cubanos. Fue todo un per√≠odo para evaluar cu√°nto se ha avanzado en los objetivos primordiales para la que fue constituida. Ciertamente, la AHS se ha integrado al complejo sistema de la cultura que ya es imposible visualizar un escenario en la que los j√≥venes artistas no est√©n presentes, ya sea desde una actuaci√≥n en las comunidades, barrios, zonas de dif√≠cil acceso hasta grandes conciertos y eventos en las urbes m√°s pobladas, la imagen de la Asociaci√≥n es cada vez m√°s frecuente y necesaria.

[+]


Se alejan los ta¬ī

Resumen anual de la AHS 2016, Aniversario 30

La Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z es el espacio para dar a conocer los m√°s vanguardistas creadores de Cuba. La s√≠ntesis de lo mejor del arte, que promueve en todas partes nuestra cultura como expresi√≥n de una particular complejidad caribe√Īa. Por esos caminos estuvieron nuestros pasos en el 2016, un a√Īo de aniversario cerrado, y como tal, un resurgir. [+]


Nuevos derroteros en defensa de la cultura cubana

Sigue siendo v√°lida, y por tanto con plena vigencia en los momentos actuales, la definici√≥n martiana sobre la cr√≠tica: ¬ęCreo que la cr√≠tica es el examen: sin que obligue a la severidad ni la censura‚Ķ¬Ľ. No obstante, √©sta ha sido observada como ese aguij√≥n que tiene como finalidad hacer a√Īicos la obra humana, sin siquiera advertir que desde sus inicios ha contribuido a enriquecer y perfeccionar nuestra sociedad y nuestra cultura.

De esta manera, para que exista la cr√≠tica tienen que prevalecer un saber acumulado, la √©tica, el respeto, y sobre todo, el compromiso con el p√ļblico que espera por comentarios precisos y veros√≠miles que se√Īalen el ¬ęnorte¬Ľ dentro de la diversidad art√≠stica y est√©tica contempor√°nea.

Precisamente, contribuir al entendimiento de nuestro ethos cultural nacional al abordar problem√°ticas actuales; as√≠ como, estimular el desarrollo de una reflexi√≥n popular y acad√©mica de esos rasgos, son premisas para la pe√Īa En defensa de la cultura cubana, que se inaugurar√° este martes en la nueva sede de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) de Holgu√≠n.

El espacio, que se proyecta en la b√ļsqueda del ejercicio genuino de la cr√≠tica contar√° en esta oportunidad con la intervenci√≥n de los reconocidos profesores de la Universidad de Holgu√≠n, Ariel Zald√≠var, Yusmel P√©rez y Ren√© Hidalgo, y se acercar√° al arte hecho por j√≥venes en Cuba, a prop√≥sito de las celebraciones este a√Īo por las tres d√©cadas de la AHS.

Si bien la crítica constituye un elemento determinante en las formaciones sociales de los individuos, tambi


Un almuerzo con Chaplin

En las Romer√≠as de Mayo, como en Macondo, cualquier cosa puede suceder: lo mismo te arrastra la m√ļsica por las plazas de Holgu√≠n que te sorprenden los teatristas con los telones multicolores de su escenario itinerante. As√≠ mismo puede uno sorprenderse de repente conversando con Fernando P√©rez o almorzando con Chaplin. [+]


Beber de la fuente de la juventud eterna

La XXIII Edici√≥n de las Romer√≠as de Mayo result√≥ el espacio ideal para seguir desarrollando el arte joven cubano y del mundo. Las celebraciones del 90 cumplea√Īos del l√≠der hist√≥rico de la Revoluci√≥n Cubana, Fidel Castro y de los 30 a√Īos de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z estuvieron acompa√Īadas de un conjunto de actividades que hicieron posible evaluar de manera positiva el trabajo de los artistas en las diferentes manifestaciones. [+]


Un lugar llamado Asociación

Hay un lugar llamado Asociaci√≥n, un lugar vivo en la memoria de los escritores y artistas cubanos que somos o fuimos j√≥venes desde los m√≠ticos a√Īos 80 y los dif√≠ciles a√Īos de la crisis que sobrevino en los 90, sus primeros tiempos, hasta los m√°s encaminados lustros del siglo XXI.

En esos a√Īos fundadores (que ser√°n imaginados cuando se borren los nombres y las fechas y los desatinos, sostiene un amigo), la Casa del Joven Creador, en la Avenida del Puerto, enclave entonces de la Direcci√≥n Nacional de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), fue referencia y lugar de cita de la creaci√≥n m√°s exigente en cualquiera de las artes y de quienes, sin ser artistas, quer√≠an estar en di√°logo activo con el decir y el hacer de lo m√°s renovador del arte y el pensamiento cultural en la Isla, su vanguardia joven.

Hay un momento de esa Casa, convertida tiempo despu√©s en Museo del Ron, que late a√ļn en mi memoria con particular vitalidad: el BarTolo, homenaje al Benny y con √©l a todo el arte cubano. La forma, un bar, a cinco pesos la entrada, por orden de llegada, con la mejor programaci√≥n del momento, que abr√≠a a las doce de la noche, cerraba a las seis de la ma√Īana y ofrec√≠a un desayuno por la casa a todo el que amaneciera. Un bar que era tambi√©n un laboratorio, donde la interrelaci√≥n de las artes, el intercambio entre generaciones y la comunicaci√≥n con el p√ļblico eran pr√°cticas habituales, una idea que, de alguna manera, se puede rastrear hoy en el deslumbrante ADN de la F√°brica de Arte Cubano.

Porque en eso fue siempre buena la AHS, en generar e impulsar ideas de vanguardia con capacidad de atraer p√ļblico y trascender en la memoria de sus participantes. Varias de esas buenas ideas y experiencias fueron realizadas, en esos momentos o pasados los a√Īos, por otras organizaciones o instituciones, y algunas fueron conseguidas teniendo a la misma AHS como centro coordinador.

De estas √ļltimas, las holguineras Romer√≠as de Mayo muestran en su grado m√°s alto esa capacidad para conectar amplitud y¬† hondura, participaci√≥n de los p√ļblicos m√°s diversos y rigurosa calidad de la propuesta intelectual y art√≠stica que se le ofrece. Pero a lo largo de esta Isla, otras experiencias formalmente distintas, pero en esencia semejantes, se sostienen y diversifican con la participaci√≥n de la AHS: cercanamente el Encuentro de J√≥venes Escritores de Am√©rica Latina y el Caribe, que de conjunto con el Centro Loynaz anim√≥¬† la Feria Internacional del Libro de La Habana; las cinco editoriales que desde la Asociaci√≥n fortalecen el campo literario cubano; las Cruzadas o los premios Calendario.

Pocas veces reclama cr√©ditos para sus empe√Īos y resultados la AHS que conozco, pero merece reconocimiento y est√≠mulo la cooperaci√≥n y participaci√≥n que ha conseguido obtener de parte de las instituciones rectoras de la cultura cubana en las distintas ramas del arte, para facilitar y dar respuesta a las demandas m√°s leg√≠timas o urgentes de los j√≥venes artistas, si bien en m√°s de una ocasi√≥n luego de intensas discusiones, argumentaciones y demostraciones.

Una experiencia personal de esa cooperaci√≥n y sus resultados la vivimos en la d√©cada pasada un amplio grupo de poetas y algunos trovadores cubanos, durante la gira que (con el auspicio de la AHS, el Instituto Cubano del Libro y las direcciones de Cultura de los distintos territorios del pa√≠s) rindi√≥ homenaje al Bicentenario de Jos√© Mar√≠a Heredia, en octubre del a√Īo 2003, bajo el nombre de La Estrella de Cuba. Escuelas, teatros, galer√≠as, universidades, f√°bricas, prisiones y Casas del Joven Creador, acogieron el sacrificio, la entrega y la fiesta de una expedici√≥n irrepetible que llev√≥ a los p√ļblicos m√°s insospechados poemas y canciones que, con mucha frecuencia, mostraban una alta carga experimental. Con asombro constatamos que la acogida a la poes√≠a fue, en todas partes, admirable, y el impacto en la memoria de artistas y p√ļblicos a√ļn perdura.

Durante estos 30 a√Īos la AHS ha sido un espacio de generaci√≥n de pensamiento y modelos particularmente intenso. Su m√°s reciente Congreso, al que asist√≠ como invitado, mostr√≥ la madurez de una organizaci√≥n forjada y fortalecida tanto en los di√°logos te√≥ricos como en las acciones y soluciones pr√°cticas. Un camino que comenz√≥ en 1986, con una conciencia de origen que super√≥ la intenci√≥n de su nacimiento, la simple mezcla en una misma organizaci√≥n de la Brigada Hermanos Sa√≠z, el Movimiento de la Nueva Trova y la Brigada Ra√ļl G√≥mez Garc√≠a, para mostrar su lucidez apenas dos a√Īos m√°s tarde, durante el Encuentro Nacional de 1988, en el cual el Comandante en Jefe Fidel Castro reclam√≥ a los j√≥venes, por vez primera en un espacio p√ļblico, que no se hablara tanto de la libertad de formas y asumi√©ramos de una vez la responsabilidad de encarar la libertad de contenidos.

En este 2016 de grandes desaf√≠os, la AHS muestra la invaluable energ√≠a de unos 30 a√Īos marcados por la resistencia y la intensidad de la creaci√≥n art√≠stica, el di√°logo cultural y pol√≠tico, y la participaci√≥n social. Esa trayectoria y esa vitalidad deber√≠an llevarla a intensificar su necesaria participaci√≥n y ofrecer m√°s de sus √ļtiles aportes en los debates actuales que tienen lugar en el pa√≠s y en los cuales, de alguna forma, se juega el destino de Cuba y su cultura.

Tomado de: http://www.juventudrebelde.cu/suplementos/el-tintero

[+]


La nueva oda a Alegría

Holgu√≠n abri√≥ las puertas de la 23 edici√≥n de las Romer√≠as de Mayo, dedicadas a los 30 a√Īos de la AHS y los 90 de Fidel. Las fiestas populares son herencias del tiempo. Una llega a esta ciudad y alguien le hablar√° del fraile franciscano Alegr√≠a, el que convirti√≥ aquella elevaci√≥n holguinera ‚ÄĒconocida todav√≠a en el siglo XVIII como Cerro Bayado‚ÄĒ en la Loma de la Cruz y, a partir de entonces, en un sitio para pedir por la buenaventura. [+]


Congreso Memoria Nuestra: oportunidad para los jóvenes investigadores

Dentro de la concepción del evento Romerías de Mayo, el mayor de los que organiza la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Cuba, el Congreso Memoria Nuestra ocupa un espacio fundamental como columna vertebral desde el importante aporte que realizan los jóvenes investigadores a los procesos de construcción de la nación cubana.

Seg√ļn refiere la MsC Diana Rosa Segreo, organizadora del evento, lo m√°s relevante para esta edici√≥n: ¬ęes la confluencia de m√°s de 50 investigadores, con trabajos sobre las relaciones culturales EE. UU. y Cuba; los estudios culturales y sobre personalidades¬Ľ. Donde se incluye un momento de di√°logo por los aniversarios 55 de la UNEAC y de Palabras a los Intelectuales, plataforma program√°tica desde la que se dise√Ī√≥ la pol√≠tica cultural cubana.

Para el desarrollo del Congreso ha sido necesaria la vinculaci√≥n con instituciones como el CIERIC, desde la cual se han discutido tem√°ticas como la econom√≠a en la cultura, los proyectos de desarrollo local y el tema de la cooperaci√≥n internacional en el √°rea de la cultura. En consonancia con la dedicatoria a Palabras‚Ķ, se tomar√° como la dimensi√≥n comunitaria de la pol√≠tica cultural cubana, y los retos de la labor comunitaria en medio de las transformaciones que vive el pa√≠s. Donde el CIERIC ha sido vital en la conformaci√≥n de un tejido de experiencias, conceptos, m√©todos, y en el acompa√Īamiento de proyectos de gran utilidad para el trabajo comunitario en Cuba.¬†¬†

La participaci√≥n de estos j√≥venes y sus propuestas investigativas, con resultados destacados en el orden investigativo y conceptual, aportan un √ļtil instrumento para la conformaci√≥n de un discurso desde la actualidad de los procesos culturales y sociales en el contexto actual.

También ha sido, y lo seguirá siendo, la vinculación con el Instituto de Investigación Cultural Juan Marinello, desde donde se acercan jóvenes miembros de la AHS con la presentación de textos y el debate sobre los principales resultados desde el área de la cultura.    

Dentro de los invitados se encuentran Omar Gonz√°lez, coordinador de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad, y los investigadores Luis √Ālvarez, Olga Garc√≠a Yero, Olga Portuondo, Vigilio L√≥pez Lemus, quienes tambi√©n ofrecer√°n conferencias sobre tem√°ticas en las cuales se les considera especialistas.

Memoria Nuestra tambi√©n abre un espacio para los invitados internacionales, donde se organizan las Mesas Di√°logos, que giran sobre temas de mucha relevancia para que el evento se enriquezca desde su pluralidad en las tem√°ticas abordadas, y se convierta en una plataforma de repensar las funciones del arte y la cultura a nivel internacional. En este a√Īo se le presta especial atenci√≥n a las culturas originarias, especialmente al legado mapuche en la conformaci√≥n de la identidad latinoamericana.¬†


Un lugar llamado Asociación

Hay un lugar llamado Asociaci√≥n, un lugar vivo en la memoria de los escritores y artistas cubanos que somos o fuimos j√≥venes desde los m√≠ticos a√Īos 80 y los dif√≠ciles a√Īos de la crisis que sobrevino en los 90, sus primeros tiempos, hasta los m√°s encaminados lustros del siglo XXI.

[+]