Rockmerías


El arte underground tiene su espacio en Rockmerías

El rock en Cuba ha alcanzado seguidores y plazas a largo y ancho de toda la isla, transitando por un extenso y difícil camino hasta lograr una justa representatividad en el ámbito sonoro insular. A inicios del nuevo milenio en Holguín, de conjunto con el Festival Metal HG, una de las citas más importantes de este género en el país, y como parte de una estrategia de la Asociación Hermanos Saíz para promover y desarrollar el metal entre los jóvenes, se incluyó el rock como evento en el Festival Mundial de las Juventudes Artísticas, las Romerías de Mayo.

Las Rockmer√≠as, surgidas en 2004, se han convertido en el espacio ideal para la presentaci√≥n de bandas nacionales como Zeus, padre del g√©nero en la isla, Combat Noise, Cry Out For, Hipnosis, Kallejeros Kondenados, Suffering Tool, Tendencia, Azotobacter, M√©dula, Protesys, Mephisto, anfitri√≥n de la cita, y tambi√©n de varios pa√≠ses como Stone Circle (Australia), Phil Kane acompa√Īado del prestigioso baterista Al Webster (ambos de Canad√°), Chocloneta y Elego (Chile), Apegi (Dinamarca), la reconocida Suicidal Tendencies (Estados Unidos), entre otras.

foto Juan Pablo Torralbas

Atraídos por los sonidos del metal, de conjunto con las presentaciones, llegan hasta esta ciudad rockers de toda Cuba, lanzándose a vivir interminables historias durante una semana, lejos de los prejuicios que, para quienes no siguen el género, posee el desenfado propio del rock.

Rockmerías es también el espacio de conferencias, presentaciones de libros y conversatorios, realizados por estudiosos, como el realizador de radio e investigador Humberto Manduley, autor de Hierba Mala. Una historia del Rock en Cuba, texto presentado en una de las ediciones del evento; el investigador Juanito Camacho; el periodista y realizador Guille Vilar; el crítico, periodista e investigador Joaquín Borges-Triana; el musicólogo holguinero Zenovio Hernández, entre otros estudiosos que han contribuido a legitimar sus aporte a la cultura nacional.

Foto Carlos Rafael

Este certamen, asegura Ra√ļl Cardona, investigador del g√©nero y organizador de Rockmer√≠as en varias ocasiones, ‚Äúse consolida como plataforma de lanzamiento para cualquier agrupaci√≥n que desee promocionarse en uno de los principales circuitos del pa√≠s y convierte a Holgu√≠n en la plaza m√°s importante del rock en la regi√≥n oriental‚ÄĚ. Y destaca Cardona que la perdurabilidad del rock en esta ciudad ‚Äúes vital gracias al trabajo constante de la AHS, que durante a√Īos ha logrado mantener espacios fijos para la m√ļsica rock, como el Gabinete Caligari‚ÄĚ.

Aunque en el pentagrama holguinero se han consolidado otros g√©neros y modalidades de corte internacional, ‚Äúel metal y el rock mantienen una presencia relevante y en ascenso‚ÄĚ, dice Cardona, logrado a trav√©s de eventos como Rockmer√≠as, ‚Äúaglutinador para los fans del Oriente y sobre todo porque ha logrado una renovaci√≥n y continuidad del g√©nero en la provincia, pues casi todos los a√Īos se disfruta de nuevas obras y bandas, como han sido Spermak, Divisi√≥n Basura y Espoleta, este √ļltimo grupo con un trabajo musical m√°s perdurable y trascendente‚ÄĚ, a√Īade.

En un futuro inmediato el rock en Holgu√≠n marcha en la conquista de nuevos espacios, aunque a veces solo queden grandes eventos, como Rockmer√≠as, para la participaci√≥n de bandas defensoras del g√©nero y sus seguidores, ‚Äúen los cuales se continuar√° oxigenando con nuevos sectores de p√ļblico y proyectos que sigan demostrando que el ritmo m√°s juvenil y universal extiende sus ra√≠ces y despliega sus alas en esta regi√≥n de la muy bien llamada Isla de la M√ļsica‚ÄĚ.