Rock


Raúl Prieto entre la trova y el rock

Raúl Prieto asegura que es esencialmente un cantautor que se mueve entre la trova y el rock, aunque se siente cercano a géneros como el pop rock, la balada, el bolero, el son… Su obra viene a ser el resultado de múltiples referencias: “Trato de interactuar con todos estos géneros, defendiendo determinados valores estéticos, un cuidado por las letras, las armonías”. Por eso asegura que su “música no es necesariamente trovadoresca al estilo de los viejos juglares”, aunque durante varios años se trasladara desde su natal Báguanos con el instrumento al hombro, interpretando sus temas a guitarra limpia.

Este año Raúl Prieto celebra su aniversario 41 de vida artística, pues marca el inicio de su carrera con la entrada al Movimiento de la Nueva Trova, en 1979, con el grupo Latinoamérica. Surgida después de un concierto de Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Noel Nicola, en Casa de Las Américas, en 1968, y constituida en Manzanillo, en diciembre de 1972, la Nueva Trova tenía entonces varios exponentes en Holguín: Ramiro Gutiérrez, Aramís Mojena, Yaguajay… “En 1979 yo estaba en noveno grado y tocábamos música folclórica latinoamericana, desde Báguanos, un municipio con un potencial fuerte en la trova, aunque también hacíamos temas de la Nueva Trova y algo de son”.

foto adrián aguilera

“Estando en Latinoamérica formé parte de un grupo de pop rock llamado Kontakt, perteneciente al movimiento de aficionados, que tributaría después a la entonces Brigada Hermanos Saíz. Tocábamos esencialmente rock: Aguas claras, The Beatles, The Rolling Stones… Ahí no creábamos una obra propia, era más músico que cantautor”, dice.

“Al lado de mi casa en Báguanos vivía un marinero y crecí escuchando a Queen, The Beatles, The Rolling Stones, The Jackson 5, y de esa música es imposible no influenciarse. Además, parte de la trova tradicional cubana: Sindo Garay, Manuel Corona; la Nueva Trova desde el Grupo de Experimentación Sonora del Icaic para acá, principalmente Silvio, Pablo, Carlos Varela y Santiago Feliú, que me han influido mucho. Y Fito Páez, Miguel Ríos, Víctor Manuel, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Queen, Toto, Tierra, Viento y Fuego; la generación de los 80, que realmente marcó la vida de muchos músicos. Me gusta también la música clásica, y los temas de Alejandro Sanz”.

Otro giro en su carrera llegaría con la fundación en 1986 de la Asociación Hermanos Saíz que agrupó a jóvenes escritores, artistas y promotores. Además, se vinculó al surgimiento en Holguín de las Romerías de Mayo, Festival Mundial de las Juventudes Artísticas.

“Cuando empecé a componer me moví más por la trova, pero siempre tuve el incentivo de crear un grupo musical”, asegura el autor de temas como “Sin tanta filosofía”, “Para darte más”, “A esta hora”, “En las alturas de la tarde”, “Capitán en tierra” y “Un disparo de amor”. Por eso, entrado el nuevo milenio, crea “Raúl Prieto y su grupo”, su agrupación acompañante profesional que pertenece a la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos “Faustino Oramas”. “Estamos cumpliendo 20 años”, subraya, y destaca que su hijo, Raulito Prieto, excelente bajista y uno de los jóvenes representantes de la trova en la ciudad, está al frente de la dirección musical del mismo, “compuesto principalmente por piano, teclado, batería, bajo, guitarra eléctrica, guitarra electroacústica, coro, percusión menor y trompeta”, añade.

foto adrián aguilera

Además de la música, Raúl Prieto se ha desempeñado como constante promotor de la trova: “He centrado mi trabajo en los últimos años en el desarrollo de peñas destinadas a proteger y promover la nueva trova cubana, con un poco de énfasis en el trabajo de los jóvenes. Siempre he tenido como inquietud abrirle espacio a las nuevas generaciones”.

En el Hotel Brisas Guardalavaca, con el dramaturgo Carlos Jesús García, realizó la peña “De John Lennon a la trova cubana”, “en la que queríamos mostrar la herencia de The Beatles en la música cubana, pues muchos trovadores tenemos influencia de ellos, de Bob Dylan”. Protagonizaría, además, “Tocando fondo”, en el patio de la Empresa de la Música, y “A esta hora”, espacio característico en la Casa de la Trova “Faustino Oramas”.

A partir de esta peña, fundada en 2006, nacería su primer disco: A esta hora, licenciado por Bis Music en 2008. “Es un disco bien variado, que tiene trova, son, bolero, rock… Ahora acabo de grabar mi segunda producción, que será patentada por la Egrem: Rostro de nadie. Es un disco con una sonoridad mucho más amplia, un formato de agrupación grande, pues contiene baladas, boleros, algo de flamenco, country…”, asegura.

Ahora sus empeños están encaminados al desarrollo de la Feria de los Trovadores, “una especie de cofradía, un gremio que incluye a trovadores de las nuevas generaciones. Así surgió la Feria: una plataforma donde podemos interactuar todos los trovadores, con una agrupación que funciona como el Grupo de Experimentación y acompaña a todos los artistas, para que puedan tener la posibilidad de enriquecer su espectro armónico, darse a conocer desde el inicio con una propuesta musical más amplia. Pusimos mi grupo en función de eso y empezamos a llamar a los creadores que profesionalmente estaban en la Empresa de la Música con la idea de que se fueran sumando”.

foto adrián aguilera

La Feria, realizada por la Dirección Provincial de Cultura de Holguín, “que la ha sostenido de forma ininterrumpida, con creces”, y con el apoyo de otras instituciones, ha consolidado espacios en El Callejón de los Milagros, del Complejo Cultural Plaza de La Marqueta, la Casa de la Trova “Faustino Oramas”, de Artex, y el Álbum-Café “El Chorrito”, de la Egrem, donde trovadores como Fernando Cabreja, Manuel Leandro Ibarra, Lainier Verdecia, Raulito Prieto, y Tony Fuentes, intercambian con un público cada vez más creciente. La Feria realizó, además, el concurso para trovadores noveles “Para una imaginaria María del Carmen”, ganado en esa ocasión por Oscar Sánchez.

La Feria, añade Raúl Prieto, quien es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, “ha sido una especie de cantera, una plataforma interactiva para darles la posibilidad a los jóvenes y además, retroalimentarnos con las nuevas tendencias, porque creo que quien no se sume a las nuevas generaciones y a las tendencias contemporáneas, retrocede. Uno mantiene su estilo, su escencia, su concepto, pero aprende”.

Mientras espera la salida al mercado por la Egrem de su disco Rostro de nadie, Raúl Prieto explota su línea de autor, escribiendo para varias voces interesadas en interpretar sus textos. Además, ve elevarse a sus hijos, también en el mundo del arte, y se sabe un cantautor –además de un creador tremendamente sencillo y talentoso– que desde la trova y las raíces encuentra amplios horizontes donde crecer como músico.


Música sin fronteras

CAMAGÜEY.- David Viera es un joven “problémico” y por eso ha padecido la burocracia enquistada en los asuntos de la música, porque se le ocurrió fundar Antagon, grupo de rock sinfónico, y mantenerlo desde Florida, ciudad atravesada por la Carretera Central a unos 500 kilómetros de La Habana.

“Empezamos en el 2008. Nos apagamos en el 2017 por la decepción de quienes quedaron por el camino. El aplauso del público es lindo, pero no paga cuerdas de guitarras ni un instrumento. A principios del 2019 se logró la profesionalización de la banda, gracias al empuje de la Asociación Hermanos Saíz”, y también contó de la falta de entendimiento por las precisiones tecnológicas de sus conciertos, pues cada canción lleva su video con la traducción al español.

“He tenido las metas claras desde que cogí una guitarra a los 17 años, cuando estudiaba Contabilidad. Las bandas sonoras son nuestro primer referente musical, por eso también hacemos instrumentales, y a nivel lírico, el mundo de los sueños y la literatura fantástica. Nuestro nombre deriva de antagonismo y denota lo contradictorias que podemos ser las personas. Quise hacer un ajiaco para transmitir sensaciones”, y señaló los estereotipos, pues “detrás de un ‘pelú’ con aretes y tatuajes se puede esconder un máster en ciencias, un licenciado o un ingeniero; y viceversa, en este David hay un roquero”.

Del 2016, cuando ganó el Premio de la Popularidad de Cuerda Viva, por el tema My fade, la banda cambió de vocalista, tiene integrantes radicados en territorios distantes como la provincia de Sancti Spíritus, la ciudad de Camagüey y Florida. David sabe que ya es hora de mostrar las nuevas fortalezas del proyecto.

“Nos mandamos los temas, las partituras, y programamos el ensayo al menos una vez al mes. No es solo la voz, sino encontrar un músico con la mente abierta, debido a los tabúes. Siempre hemos sido bien vistos, pero la primera reacción de un músico profesional es con escepticismo, luego cambia de opinión. Nos gusta que nos reconozcan más allá del género”, afirmó antes de compartir las proyecciones de Antagon para el 2020.

“Estamos preparando un disco. Ya musicalicé La serenata del poeta, un poema de Gertrudis Gómez de Avellaneda. Es de nuestros pocos temas en español, como homenaje a ella y como principio de un camino, porque hemos pensado en San Juan de la Cruz y en los poetas en general. También queremos hacer un video clip y un concierto con la Orquesta Sinfónica de Camagüey”, y adelantó también del intento por establecer una peña bimestral en Florida.

“Cada tema es un hijo. Escribo las letras en inglés, pero sé que pienso en cubano. Eso sí, cuidamos mucho lo que decimos. Cuando el premio de Cuerda Viva, votaron por nosotros desde Argentina, Colombia, Francia y Canadá. Hace poco me escribieron por más información acerca de nosotros para una emisora en la selva de Brasil. Nuestra música trasciende las barreras del idioma y las fronteras”.


Un concierto reluciente, rechinante y Aterciopelado

Las altas expectativas del público cubano fueron superadas con creces ayer en el Pabellón Cuba, por la fluida fusión que lograron la banda colombiana Aterciopelados, y la joven agrupación cubana Toques del Río. No hubo un instante de calma. Todos enloquecieron felizmente con temas emblemáticos del rock latinoamericano como Florecita Rockera y Cosita seria.

Pero no solo los clásicos de Aterciopelados se escucharon en la escena, la banda también interpretó canciones de su más reciente producción «Claroscura», disco ganador del Grammy Latino 2018 en la categoría Mejor Álbum de Música Aternativa.

 Concierto Aterciopelados y Toques del Río (Fotos Juan Carlos Pérez)

Concierto Aterciopelados y Toques del Río (Fotos Juan Carlos Pérez)

Con la mezcla de música y audiovisuales, el espectáculo tomó fuerza al interpretar canciones como “Cuerpo” y “Piernas” que representan la actitud “neofeminista” defendida por Andrea Echarri (voz y líder del grupo junto a Héctor Buitrago).

Toques del Río, que ya se ha ganado un lugar cimero en la preferencia de los jóvenes cubanos, también defendió su repertorio con hits como “Pa´ que te sosiegues”, “Mambo”, y “Maní”.

Aterciopelados destacó la intención de trabajar en próximos proyectos con la joven agrupación cubana debido a la excelente conexión que lograron en el escenario;  “sería muy grato seguir explorando lo que podemos hacer juntos”, expresó Héctor Buitrago.

Aterciopelados fue el primer grupo que consiguió una amplia popularidad al mezclar elementos musicales del folclore colombiano y del rock clásico para llevar al mundo su mensaje de conciencia social, y denunciar injusticias políticas, los derechos de las mujeres y los problemas del medio ambiente. Según la revista Rolling Stone, su álbum Río (2008), es uno de los diez mejores discos latinos de la historia.

Programa de la edición del 2019.

La presentación estuvo dedicada al Aniversario 500 de La Habana, como todas las actividades del Festival Patria Grande, organizado por la Asociación Hermanos Saíz, el Instituto Cubano de la Música y Tertius Orbis, con el apoyo del Ministerio de Cultura de Cuba.

El Festival Internacional Patria Grande, que concluirá el próximo día 16, ha demostrado que la música puede transformarse en un espacio de encuentro y de intercambio de experiencias, como lo soñó desde su fundación el músico, promotor y productor argentino Sebastián Heredia, quien en los últimos años ha logrado nuclear en la capital cubana a reconocidas y emergentes bandas de todo el continente.   

Entre las bandas cubanas y foráneas que participan en esta sexta edición destacan Tijuana No!, Los Rabanes, Zeus, Jorge Kamankola, Tendencia, Tracks, Collector, Los Locos Tristes, Némesis y Bandera en Blanco.

Organizado por la Asociación Hermanos Saíz, el Instituto Cubano de la Música y Tertius Orbis, el festival tiene el apoyo del Ministerio de Cultura de Cuba y la Fundación Rob Miller, y está dedicado al Aniversario 500 de La Habana.

 Concierto Aterciopelados y Toques del Río (Fotos Juan Carlos Pérez)

Concierto Aterciopelados y Toques del Río (Fotos Juan Carlos Pérez)

 Concierto Aterciopelados y Toques del Río (Fotos Juan Carlos Pérez)

Concierto Aterciopelados y Toques del Río (Fotos Juan Carlos Pérez)


¡Los Rabanes en La Habana!

¡Que energía! ¡Que locura! Los Rabanes se interpusieron a la lluvia, y estremecieron a La Habana con su presentación el pasado sábado en el Pabellón Cuba, como parte de la sexta edición del Festival Internacional Patria Grande, que tiene por sede esta ciudad hasta el 16 de noviembre.

La legendaria banda panameña, abridora de espectáculos tan renombrados como los de Metallica, contagió a todo el público con su atrevida propuesta que fusiona a la artillería metálica con ritmos latinos como el Reggae y el Ska.

Los Rabanes (Foto tomada de internet)
Los Rabanes (Foto tomada de internet)

El “power trío” de guitarra, bajo y batería hizo enloquecer al público con su versión del clásico “Perfidia” de José Alfredo Jiménez, tema que integró el repertorio junto a “Suicidio en Neva York”, “De colores”, y el  hit  “Señorita me gusta su style”, esta última covertida en un emblema en muchos países de habla hispana.

Uno de los momentos más especiales fue la interpretación de la canción Son Maracaibo, de Benny Moré, músico cubano que ha sido un referente para Los Rabanes desde la creación del grupo, según destacó Emilio Regueira (Guitarra y Voz).

“Siempre soñamos con venir a este país, adoptamos su música desde nuestros inicios, bajo la influencia de Benny Moré; y a partir de ahora seremos embajadores de esta Isla que tanto defiende las tendencias del rock y las mezclas de tradiciones”.

En el concierto interpretaron varios temas del disco “Kamikaze”, seleccionado como “Mejor Álbum Rock Alternativo” en los Grammy Latinos en el año 2007.

Los Rabanes estuvieron precedidos en la escena por el grupo cubano Divergente, cuya propuesta explora géneros como el blues, el funky y el pop rock. La joven banda interpretó temas de su reciente demo, en el cual recogen anécdotas imprescindibles para entender el contexto que rodea las producciones de los noveles artistas de la Isla.

Entre las bandas que subirán hasta el día 16 al escenario central del Pabellón Cuba como parte del Patria Grande destacan Los Aterciopelados (Colombia), Tijuana No! (México), y las agrupaciones cubanas Toques del Río, Zeus, Jorge Kamankola, Tendencia, Tracks, Collector, Los Locos Tristes, Némesis y Bandera en Blanco.

El Festival, organizado por la Asociación Hermanos Saíz, el Instituto Cubano de la Música y Tertius Orbis, con el apoyo del Ministerio de Cultura de Cuba y la Fundación Rob Miller, está dedicado al Aniversario 500 de La Habana.

Programa de la edición del 2019.

Seguimos en el Patria Grande con Divergente de Cuba y estos del video, Rabanes de Panamá. Excelentes músicos!!!

Publicada por Rafael González Muñoz en Sábado, 9 de noviembre de 2019


Rock desblock

Contra todos los bloqueos, comenzaron ya a sonar en La Habana las guitarras de la Patria Grande, y hasta el próximo 16 de noviembre vibrarán los escenarios del Pabellón Cuba y del Maxim Rock, con la presencia de reconocidas agrupaciones defensoras de subgéneros como el metal y el rock-fusión.

[+]