Revolución cubana


Versi√≥n √ļnica de lo hecho por dos

Para coincidir s√≥lo es necesario un punto, la fuga de varias rectas que se intersecten en el mismo sitio. Pero en el mundo del arte son necesarios m√°s componentes. Por eso, cuando el punto es identificado por alguien, todos asentimos, porque sabemos que no siempre en esta matem√°tica los c√°lculos son exactos. Para la exposici√≥n que tiene por sede la Revista Cultural La Jiribilla, s√≥lo hay un resultado com√ļn: Despedida.

[+]


Mensaje de Fidel Castro a la Asociación Hermanos Saíz. Consejo Nacional 1988

El 7 de noviembre de 2016, a pocos d√≠as de producirse su partida f√≠sica, el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, autoriz√≥ se publicara ‚Äďhasta este momento permanec√≠a in√©dito- su hist√≥rico discurso pronunciado el 12 de marzo de 1988, en el primer Consejo Nacional de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), celebrado en el Palacio de las Convenciones, y de esta manera fuese un regalo para los miembros de esta organizaci√≥n por su 30 aniversario, as√≠ como de conocimiento del pueblo cubano en medio de los desaf√≠os que hoy enfrentamos.

 

Compa√Īeros:

Pienso que el tiempo y las circunstancias no son propicias para una intervenci√≥n prolongada.¬† Vamos a ser pr√°cticos ‚ÄĒalgunos dec√≠an que ten√≠an un discurso por ah√≠ y se les hab√≠a trabado, el otro dijo otra cosa de las ideas que no quer√≠a ponerse a hablar ahora‚ÄĒ, lo que quiero es trasmitir algunas impresiones de la reuni√≥n y, adem√°s, algunas conclusiones personales que saco de este encuentro. [+]


Todo proceso de di√°logo debe ser a nuestro ritmo

Historiar y entender el conflicto Cuba-Estados Unidos en su dimensi√≥n es una tarea cr√≠tica para nuestro pa√≠s, m√°xime en estos momentos de aparente relajaci√≥n en las tensiones. Solo siendo capaz de adelantarse a los movimientos del adversario y dise√Īando pol√≠ticas coherentes y eficaces para contrarrestar la injerencia y la penetraci√≥n, apuntan los entrevistados, es posible garantizar la sobrevivencia de nuestro proyecto social. [+]


Fidel y la AHS

Transcurr√≠a el a√Īo 1957, Luis y Sergio Sa√≠z Montes de Oca, casi unos ni√Īos, fueron asesinados, estos muchachos sanjuaneros fueron ultimados por la tiran√≠a batistiana. Sus ideales, los mismos que todo joven revolucionario de la √©poca ten√≠a. Una Cuba libre, sin presiones, sin ataduras, sin dictaduras. [+]


Mi Fidel

Nunca lo vi personalmente, nunca lo toqu√©, pero lo conoc√≠, lo conozco, porque crec√≠ bajo su luz, bajo toda su energ√≠a libertadora, porque desde ni√Īa mis padres me ense√Īaron que todo lo que tenemos es gracias a su fuerza, a su misi√≥n, a toda su obra. [+]


Fidel tendr√° siempre todo el tiempo

El Jefe se nos fue sin despedirse, en su singular sabiduría fue capaz de reconocer que no necesitaba decir adiós, que comprenderíamos su partida. A la ciudad le fue robada la alegría; rostros largos, miradas trémulas y abrazos que reconfortan sustituyen por estos días la jocosidad tradicional del cubano. En las calles, las voces de cientos de jóvenes se funden en consignas y se escuchan las canciones de siempre, con las que crecimos en las marchas de Fidel, las que se hicieron himnos en los combates que nos forjaron como revolucionarios. [+]


Pr√≥logo del texto ‚ÄúFidel Castro una espada reluciente‚ÄĚ

Necesario pre√°mbulo

Hace una d√©cada se alumbr√≥ en el colectivo del peri√≥dico provincial ¬°Ahora! el proyecto de homenajear al m√°ximo l√≠der de la Revoluci√≥n cubana con un libro contentivo de los textos elaborados a partir de sus visitas a la tierra holguinera, desde el mismo triunfo de enero. Tambi√©n se tuvieron en cuenta otros trabajos alusivos a su figura, publicados durante las √ļltimas d√©cadas en las p√°ginas del rotativo. [+]


Nosotros conocimos a Fidel

No existe un cubano que defendiera m√°s la cultura que Fidel, seguro que cualquier Revoluci√≥n s√≥lo pod√≠a sobrevivir si la manten√≠a como bandera. Con aquellas palabras, que pronunci√≥ en el encuentro con los intelectuales y artistas en el a√Īo 1961, marc√≥ el camino desde donde invitaba a los creadores a participar de esta Revoluci√≥n tambi√©n cultural. [+]


Más que una isla, una reflexión sobre la historia reciente

¬ŅCu√°nto tiempo debe transcurrir para considerarse un hecho como hist√≥rico? Ya el maestro Fernando Mart√≠nez Heredia ha se√Īalado que de ni√Īo conoci√≥ de la Revoluci√≥n de 1895 y para todos era el pasado hist√≥rico que hab√≠a dado origen a la naci√≥n y el Estado o que a finales de la d√©cada del cuarenta ya se consideraba un gran evento del pasado reciente a la Revoluci√≥n del 30.1 A veces se soslaya la (in)trascendencia de lo cotidiano, pero en un pa√≠s como el nuestro ‚ÄĒasediado por el ritmo que impone la vida diaria desde lo econ√≥mico, pol√≠tico y social‚ÄĒ y desde los m√ļltiples y cambiantes escenarios internacionales, cada momento debe ser entendido como un acto de trascendencia hist√≥rica. [+]