redes sociales


Nuevas Evas y nuevos discursos desde la poesía

Si la memoria no me falla, Barbarella D¬īAcevedo me escribi√≥ a trav√©s de WhatsApp para invitarme a ser parte de su nuevo proyecto: Discurso de Eva. De inmediato me explic√≥ que se trataba de un disco de poes√≠a, que homenajear√≠a la obra de Carilda Oliver y que nos dar√≠a pie, a las j√≥venes creadoras invitadas, para hablar de nuestros referentes y evocaciones. Luego de obtener una de las Becas de Creaci√≥n El Reino de este mundo, el proyecto pas√≥ de ser un sue√Īo a una concreci√≥n en poqu√≠simo tiempo. Las redes sociales y diversas plataformas como IVoox, Soundcloud y Telegram estar√°n, en las siguientes semanas, invadidas por los ecos de estas voces de mujer.

¬ŅC√≥mo naci√≥ y se concibi√≥ el proyecto Discurso de Eva? ¬ŅQui√©nes han sido sus principales colaboradores?

Discurso de Eva surgi√≥ de manera inicial como un canal en Telegram, destinado a difundir poes√≠a femenina, sobre todo en formato de audio, aunque tambi√©n a trav√©s de libros, postales y videos. Al principio fue un proyecto solitario, motivado por la situaci√≥n que estamos viviendo, con todo el tema dif√≠cil de la pandemia, cuarentenas y soledades… Sin grandes pretensiones quise compartir mis lecturas, descubrimientos, autoras favoritas, pero tambi√©n lo que escrib√≠a, y me pareci√≥ que la voz permit√≠a una intimidad que necesitaba explorar. Con el tiempo, esta experiencia se fue ramificando y quise brindar espacio a voces otras, hasta que poco a poco surgi√≥ la idea de crear un disco y darle justamente el mismo nombre. A partir de ese punto comenc√© a pensar en los modos de sacarlo adelante y convoqu√© a las poetas Yanelys Encinosa, Ismaray Pozo, Claudette Betancourt, Taimi Di√©guez, √Āmbar Carralero, Rosemary Arg√ľelles y a ti. Luego lo present√© a la AHS, a la Beca de Creaci√≥n El reino de este mundo, que finalmente obtuvo.

Gr√°fica Erick Eimil

En este disco de poes√≠a incluyes la obra de algunas de las poetas j√≥venes cubanas m√°s conocidas en la √ļltima d√©cada, y tambi√©n los textos de otras poetas j√≥venes que reci√©n comienzan a abrirse paso en el camino de la literatura. M√°s all√° de mostrar una de las aristas del discurso femenino enfocado en lo po√©tico, ¬Ņqu√© buscas revelar en este proyecto? ¬ŅEn qu√© se bas√≥ el criterio de selecci√≥n?

Las poetas que participan en el proyecto son mis contempor√°neas y forman parte de las lecturas que he ido acumulando a lo largo del tiempo y en particular durante el √ļltimo a√Īo. Todas coinciden en su juventud, aunque no tengan todav√≠a la misma trayectoria. Me pareci√≥ que este disco deb√≠a dar a conocer algunas de nuestras voces femeninas m√°s actuales y los caminos de la poes√≠a femenina cubana reciente, las po√©ticas individuales de estas escritoras, que, no obstante, a veces tienen rasgos comunes en su producci√≥n, en especial a nivel tem√°tico. ¬†

¬ŅQu√© tienen en com√ļn todas las voces femeninas que aparecen en este disco? ¬ŅCrees en la unidad de lo generacional o en la pluralidad?

Si algo tienen en com√ļn las poetas que aparecen en el disco Discurso de Eva es la fuerza en el decir, esa voz que se impone y reclama ser escuchada, que se hace presente y dice: ‚Äúestoy aqu√≠, ahora, y me defino como co-creadora de un mundo que hago nacer tambi√©n desde la palabra‚ÄĚ. En ocasiones existen leitmotiv comunes en unas y otras, pero todas alcanzan a expresarlos desde su individualidad y esto es muy especial…

El disco es, desde la propia elecci√≥n del t√≠tulo, un homenaje a la poes√≠a hecha por mujeres. No puedo evitar que la referencia al poema de Carilda Oliver Labra se filtre en mi pregunta: ¬Ņhomenaje singular tambi√©n a Carilda y a esta pieza poem√°tica? ¬ŅPor qu√©?

Carilda es esencial y el homenaje a ella era inevitable en tanto me ha acompa√Īado siempre. Quiz√° con m√°s reconocimiento popular que por parte de la cr√≠tica, lo cierto es que sus versos y an√©cdotas forman parte ya del imaginario colectivo de esta isla. Tal vez sea hasta ahora una de las pocas poetas capaces de decir sin sonrojarse frases como: ‚Äúhazme otra vez una llave turca‚ÄĚ, y exhibir las diversas caras de lo femenino sin temor, sin arrepentimientos, de mostrarse como ‚Äú√°ngel embaucado‚ÄĚ o ‚Äúpajarito y puta‚ÄĚ, Eva en soledad que ama e insulta y acaba por prometer manzanas, para sentirse menos muerta. Si ella hubiera estado viva, yo habr√≠a tenido que pedirle que formara parte del disco, porque su voz sigue siendo totalmente fresca y actual. Es as√≠, que por una parte juego con la l√≥gica de que las mujeres son quienes tienen la palabra en este disco y por otra me es vital el homenaje a Carilda y su poema.

Gr√°fica Erick Eimil

Este proyecto obtuvo la Beca El reino de este mundo en una de sus m√°s recientes ediciones. Sin un apoyo semejante, ¬Ņser√≠a posible llevar a v√≠as de concreci√≥n esta idea? ¬ŅCu√°n importante fue el acompa√Īamiento de la AHS en el proceso de maduraci√≥n, parto y materializaci√≥n del disco?

La Beca de Creaci√≥n El reino de este mundo es, desde mi punto de vista, un voto de confianza total de la AHS a este proyecto, adem√°s de un aval muy lindo. Sin semejante apoyo nos habr√≠a sido muy dif√≠cil concretar la grabaci√≥n en los estudios PM Records. Desde el principio, para poder articular el proyecto con todos los requisitos, desde la AHS me brindaron la ayuda oportuna, orientaciones y consejos cada vez que ten√≠a una duda, as√≠ que este acompa√Īamiento fue importante para conseguir finalmente la materializaci√≥n del disco.

No se puede obviar que en el disco aparecen tambi√©n las obras de poetas de diversas generaciones y regiones geogr√°ficas. ¬ŅC√≥mo ocurri√≥ dicha selecci√≥n?

A un creador lo conforman sus propias vivencias, pero tambi√©n los gustos y las lecturas. Este disco ten√≠a entre sus objetivos visibilizar a poetas cubanas contempor√°neas, y a la par rendir tributo a la poes√≠a femenina antecedente en Cuba y en el mundo: por eso ped√≠ a cada una de las participantes que diera voz adem√°s a los versos de sus autoras referenciales. As√≠ la selecci√≥n parti√≥ de las individualidades de las convocadas y contribuye a complementar, asimismo, sus discursos creativos. De tal manera, logramos tener como ‚Äúinvitadas‚ÄĚ en el disco a Dulce Mar√≠a Loynaz, Anne Carson, Juana de Ibarbourou, Ol√©cia Nikol√°eva, Nara Mansur, Lina de Feria, Gabriela Mistral, Idea Vilari√Īo y Carilda Oliver.

foto: Leissy O¬īFarrill Nicholas.

Al poner en voz de las poetas j√≥venes algunos de los textos m√°s can√≥nicos de autoras de generaciones anteriores (algunas tan cercanas a nosotras como Nara Mansur o Lina de Feria), ¬Ņsientes que al cuerpo de la textualidad femenina lo unen ejes m√°s o menos visibles?

Desde lo com√ļn, o sea, desde lo femenino, que a mi ver condiciona un modo de decir bien directo, existen muchas textualidades, y esto tiene que ver con ese punto de vista individual que aporta cada po√©tica y hace que Carilda e Idea, por ejemplo, hablaran del amor, e incluso abordaran el erotismo y el deseo, al cantarle a ‚Äúun hombre‚ÄĚ siempre en fuga, pero cada una de manera bien diferente y con su marca de agua. Por otra parte, en un balance casi num√©rico, es muy interesante notar c√≥mo, adem√°s de las ocho poetas j√≥venes, confluyen en el disco otras voces ya esenciales en la poes√≠a cubana como Dulce Mar√≠a, Carilda, y otras incluso m√°s cercanas a nosotras como es el caso de Lina de Feria y Nara Mansur. Esto fue algo que me result√≥ muy emotivo, poder tenerlas a ellas, como parte de este nuevo Discurso de Eva.

Gr√°fica Erick Eimil

En un proyecto de este tipo, ¬Ņcu√°n importante es el influjo creacional colectivo y sus sinergias?

Es esencial. Si bien yo convoqué a las poetas, no elegí los textos con que cada una se presenta en el disco. Asimismo la selección de una autora referencial fue algo que nació a partir de la individualidad de las participantes, y esto es algo que tiene la propia magia de lo impredecible, que una se sorprende al verlo como producto acabado al que, eso sí, se le trata de dar un orden para que fluya de una manera orgánica. Discurso de Eva es creación colectiva a partir de una pauta y llega al mundo de la manera en que lo hace a razón de quienes lo integran; con otras autoras habría ido por otros caminos. Disfruto mucho que quienes colaboran conmigo tengan además total libertad creativa y creo que eso enriquece cualquier proceso.

foto: Leissy O¬īFarrill Nicholas.

Si tuvieras que definir, para el lector o el oyente de poes√≠a, un disco como este, ¬Ņqu√© le dir√≠as? ¬ŅC√≥mo invitarlos a esta experiencia po√©tica?

La invitación la haría con los versos que cierran este disco, otra vez Carilda y su Discurso de Eva:

Vuelve, vuelve

Atraviésame a rayos

(…)

Pondremos el tocadiscos para siempre

Ven con tu nuca de infiel,

con tu pedrada.

J√ļrame que no estoy muerta.

Te prometo, amor mío, la manzana.

¬ŅQu√© nuevos proyectos creativos alumbran tu quehacer?

Por lo pronto ya estamos con el lanzamiento virtual del disco en distintas plataformas como IVoox, Soundcloud, Telegram, que se apoya en las redes sociales: Instagram, Twitter. Incluso va a contar con una suerte de antología digital, que los interesados van a poder descargar más adelante. Todo esto hasta que podamos realizar presentaciones en vivo. Por otra parte, sigo como siempre escribiendo. Quién sabe si el futuro depare otro disco de poesía…

foto: Leissy O¬īFarrill Nicholas.

Línea de Kármán

La exposici√≥n colectiva online L√≠nea de K√°rm√°n, inaugurada recientemente en Telegram, re√ļne la obra de catorce j√≥venes artistas visuales estudiantes del Instituto Superior de Arte (ISA), y deviene sugestivo muestrario de lenguajes, g√©neros y miradas de la creaci√≥n joven en Cuba.

La ma√Īana despu√©s (Aisladas) – Daniela √Āguila/ Fotos tomadas de la exposici√≥n

‚ÄúLos senderos del arte se abren paso. Escrutan la sabidur√≠a, declarada en basamento conceptual desde su propia denominaci√≥n. El impulso creador, en pos de la necesidad de expresi√≥n y di√°logo con el espectador, atisbado desde las diferentes plataformas digitales‚ÄĚ, escribe en las palabras del cat√°logo Mar√≠a de Lourdes Santana Arcos, y a√Īade que aqu√≠ ‚Äúse entretejen l√≠neas, blindadas por cierta visi√≥n de historia en la que el artista no puede sobreexistir al margen del entorno‚ÄĚ, por lo que la muestra, ‚Äúresulta, sin dudas, una propuesta fertilizada por la vivencia personal desde una dimensi√≥n colectiva y una complementaci√≥n de lenguajes, donde dibujo, grabado, instalaci√≥n, calado, fotograf√≠a, performance, y videoarte, devienen en traza del l√≠mite entre una atm√≥sfera subjetiva y el espacio p√ļblico-exterior‚ÄĚ, a√Īade.

De esta manera encontramos ‚Äďen esta exposici√≥n que toma el t√≠tulo del l√≠mite entre la atm√≥sfera y el espacio exterior, a efectos de aviaci√≥n y astron√°utica, conocido como la l√≠nea de K√°rm√°n‚Äď el trabajo de Daniela √Āguila, Daniel Ant√≥n, Jany Batista, Roxana Bello, Rosa Cabrera, Mar√≠a Fernanda Chac√≥n, Liz Maily Gonz√°lez, Yasiely Gonz√°lez, Liz Melisa Jim√©nez, Jhonatan Mario Gonz√°lez, Osmany Reyes, Juan Jos√© Ricardo, Mar√≠a de Lourdes Santana y Aldo Soler.

Liz Maily Gonz√°lez, en ‚ÄúCreaci√≥n de un v√≠nculo. Homenaje a Margaret Mead‚ÄĚ (dibujo sobre imagen impresa) aborda ‚Äúun proceso de sanaci√≥n, la creaci√≥n de un ambiente favorable y un pacto ante el dolor‚ÄĚ, que ‚Äúpermiti√≥ el mejoramiento para el hombre y nuestro paso para convertirnos en seres verdaderamente humanos‚ÄĚ (la sanaci√≥n de un hueso fracturado resulta evidencia del cuidado y la evoluci√≥n humana, como mostraron los estudios de esta antrop√≥loga estadounidense). Mientras que Juan Jos√© Ricardo Pe√Īa, en ‚ÄúSer libre para ser culto‚ÄĚ (grafito y acuarela sobre la pared, intervenci√≥n a manera de cenefas sobre la pared de una casa), ‚Äúrefleja varios cuestionamientos sobre el valor que le damos al arte y como este valor es caracter√≠stica en determinado espacio social. Hago uso del kitsch, el cual es un fen√≥meno con el que vivo a diario para establecer con el espectador un di√°logo desde lo auto-referencial‚ÄĚ.

Bisar РActo 1 (Detalle) РAldo Soler/Fotos tomadas de la exposición

En ‚ÄúLa l√≠nea de la vida o composici√≥n # 1 en honor al silencio‚ÄĚ, performance de tres minutos de duraci√≥n (pieza de hierro fundido perteneciente a un piano familiar Jhon L. Stowers de 1952 de 11 libras), Mar√≠a de Lourdes Santana ‚Äúrepresenta el medio id√≥neo para llevar a cabo una propuesta donde el dolor deviene en traza, y la traza en representaci√≥n de un gesto ef√≠mero‚ÄĚ.

En otra de las obras que integra L√≠nea de K√°rm√°n, la videoinstalaci√≥n ‚ÄúBisar (acto 1)‚ÄĚ, Aldo Soler representa ‚Äúdos videos que inician a la vez, perfectamente sincronizados. Con el paso del tiempo, ambos videos en bucle van perdiendo sincronizaci√≥n, hasta tal punto de que sea muy marcada y los audios se escuchen desincronizados, haciendo inentendibles su contenido. La pieza termina cuando estos videos pasan por todo el ciclo y se vuelven a sincronizar‚ÄĚ, explica.

Mientras que Mar√≠a Fernanda Chac√≥n, en ‚ÄúCabos sueltos‚ÄĚ (instalaci√≥n papel y calado con l√°ser) ‚Äúprofundiza en la idea del paso del tiempo y el deterioro, aludiendo a la representaci√≥n de patrones de alicatado, como emblema de la arquitectura cubana. Son fragmentos de un pasado pr√≥ximo, trozos de la memoria colectiva cubana, s√≠mbolo del pasado republicano del pa√≠s‚ÄĚ.

Interesantes ‚Äďcomo el resto de las piezas y la muestra en s√≠‚Äď resulta la instalaci√≥n ‚ÄúPaisaje emocional‚ÄĚ, a partir de fragmentos de losas, tierra fertilizada y plantas medicinales, de Yasiely Gonz√°lez, y ‚ÄúLa ma√Īana despu√©s‚ÄĚ, serigraf√≠a sobre cartulina de la serie ‚ÄúAisladas‚ÄĚ de Daniela √Āguila. Sin dudas una oportunidad que no debemos desaprovechar para interactuar desde las plataformas digitales con una atractiva muestra del presente (y futuro) de las artes visuales cubanas.


Prosigue en Cuba III Jornada Habana Titiritera (+Audio)

La III Jornada Habana Titiritera: figuras entre adoquines, que organiza Teatro La Proa, contin√ļa hasta el domingo 8 en las redes sociales, debido a la situaci√≥n epidemiol√≥gica que vive el pa√≠s.

Dedicada a los programas televisivos donde intervienen t√≠teres y marionetas, la presente edici√≥n recuerda espacios y figuras que hicieron historia en la peque√Īa pantalla, coment√≥ Edwin Masa, director de La Proa.

L‚ÄĚa jornada contempla espect√°culos titiriteros para toda la familia y series creadas durante la pandemia por diferentes agrupaciones‚ÄĚ, expres√≥. ¬†

Seg√ļn explic√≥ el titiritero, la programaci√≥n se proyecta desde la p√°gina de Facebook y el Canal de YouTube del conjunto teatral y en los perfiles del Consejo Nacional de las Artes Esc√©nicas. ¬†¬†

‚ÄúAcompa√Īan a los grupos cubanos exponentes de Suiza y M√©xico en calidad de invitados, y cada d√≠a la programaci√≥n termina con una entrevista realizada a destacadas personalidades de la televisi√≥n para ni√Īos en Cuba‚ÄĚ, agreg√≥.

Masa explicó que se entregará por tercera ocasión el Premio Timonel, concedido por La Proa y el Centro de Teatro de La Habana para reconocer la labor de artistas y colectivos titiriteros.

Como novedad, el certamen respalda la realizaci√≥n de un concurso de participaci√≥n a cargo de la Editorial Tablas Alarcos junto a la muestra fotogr√°fica ‚ÄúAlegr√≠a que compart√≠‚ÄĚ, la cual rese√Īar√° las jornadas a trav√©s de la p√°gina digital Habana Titiritera.

Esta tercera edición de Habana Titiritera: figuras entre adoquines, cuenta con el auspicio del Consejo Nacional de las Artes Escénicas, el Centro de Teatro de La Habana y la Asociación Hermanos Saíz.


Ernos Naveda: ¬ęHablo desde los instintos m√°s s√≥rdidos¬Ľ

Conoc√≠ la obra de Ernos Naveda gracias al narrador, poeta y dramaturgo Roberto Vi√Īas. Luego supe que otros muchos elementos en com√ļn ‚ÄĒpersonas, intereses y espacios simb√≥licos‚ÄĒ nos un√≠an. Desde nuestro encuentro inicial y para nada fortuito, la relaci√≥n de trabajo con Ernos me ha puesto en contacto no solo con los lenguajes visuales de su obra, sino tambi√©n con su voluntad y talento creativo. Esta entrevista es una invitaci√≥n a conocerle.

cortesía del entrevistado

¬ŅCu√°les son tus principales b√ļsquedas e inquietudes creativas?

Mis amigos se ríen cuando digo que estoy en mi período esponja. Absorbo todo lo que la realidad me brinda, me condiciona. Absorbo, y cuando las inquietudes me exprimen, voy soltando en chorros dispersos lo que la creación demande. Es difícil para mí, en mi corta experiencia como creador, poder definir o conceptualizar mi trabajo. Tanteo mucho, eso sí, y creo que ya voy decantando lo que me interesa y lo que no, aunque a pasos lentos.

Antes de comenzar a estudiar Artes Visuales, fui actor de teatro callejero. Me encaramaba en zancos de casi dos metros de altura. Envuelto en unos trajes de colores y a esa distancia del suelo podía observar la realidad de una manera distinta. En esa perspectiva eduqué a mis ojos a mirar donde los otros no se detienen. Si hubiese tenido una cámara en ese entonces habría captado instantáneas que podían mostrar las ciudades vistas desde otras ópticas, desde otros enfoques. Hubiese sido valioso mostrarle a la gente lo diferente que se ven sus espacios desde esa altura. Quizás sirviera para modificar algo en sus vidas, para inyectar dosis de esperanza en sus realidades. Desde esa altura descubrí la idea de que se puede transformar la realidad si se mira desde otro ángulo, quizás más alto.

¬ŅC√≥mo definir√≠as el lenguaje de tu creaci√≥n?

Ahora mismo me interesa lo √≠ntimo, lo humano, como las peque√Īas cosas de Serrat. He desarrollado buena parte de mi obra creativa desde el confinamiento, y eso inevitablemente coarta la manera de ver el mundo y traducirlo desde las im√°genes, desde las palabras. Pero no soy absoluto, me permito no serlo. Tal vez ma√Īana, cuando volvamos al mundo fuera de nuestras casas, fuera de nuestro aislamiento social, me interese lo abierto, los grandes espacios, las multitudes, etc. Pero ahora estoy aqu√≠, hablando desde las esencias m√°s √≠ntimas de los humanos, sacando a la luz del flash sus diferencias y sus peque√Īos universos independientes. Y eso me fascina.¬†

¬ŅQu√© discursos visuales te interesa proponer con tu obra?

cortesía del entrevistado

Yo nací casi con el siglo y la concepción sintetizada, la agilidad que se le da a las palabras, la interdisciplinaridad, lo intertextual, la cita, la exposición de los referentes en la creación, sin máscaras, son cosas que vienen en un chip generacional. Me gusta proyectar imágenes o sensaciones sobre el espectador de manera descarnada, fuerte, de golpe frente a él. Prefiero que mis mensajes sean así, digamos, agresivos, violentos, carnales. He estudiado la obra de Robert Mapplethorpe y de Patti Smith, me siento muy identificado con sus visiones, con sus discursos.

Hablo desde la carne, desde los instintos más sórdidos, desde ese lado en que el recato no importa, donde uno abre a la verdad y la sensualidad de los cuerpos, las relaciones, etc. No me gusta abordar la belleza desde los cánones más establecidos de ella, por eso trato de reinventarla, de mostrar una belleza que diste de aquella ya expuesta y comercializada. No puedo evitarlo, no puedo luchar contra mi tiempo.

El arte visual en el XXI tiene grandes retos para los artistas porque hay mucha competencia. Este es el siglo de las imágenes, gracias al auge de las tecnologías, de las cuatro o cinco cámaras en los teléfonos, de las marcas, de los megapíxeles, de los espacios, del Facebook, del Instagram, de Pinterest. Es como un gran tobogán donde se encuentra mucha calidad visual. La gente lo hace todo el tiempo. Para los artistas es muy difícil establecer sus discursos, por eso trato de llamar la atención desde esos presupuestos estéticos que te mencionaba. Hay que hacerse notar, alzar los brazos y gritar en medio de ese tobogán de imágenes. Es muy divertido.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo?

En una euforia permanente, en una convulsión de cosas, en una agitación y un desvelo delicioso. Siempre estoy en algo, y ese algo se llena de caos. Si pinto, lo embarro todo. Si hago unas fotos, todo en la casa se vuelve un set, todo se mueve de su sitio, y luego se recompone de una manera distinta. Me gusta que todo se mueva, que todo gire. No soporto la quietud. Y eso hace un cortocircuito en la obra. Hay imágenes que trasmiten cierta quietud, en los cuerpos y los objetos, digamos. Cuando las edito o reviso, me digo, es increíble que mientras esto nacía, todo a su alrededor estaba en completo caos y movimiento. Tal vez si creara desde la calma, el resultado sería todo lo contrario.

Est√°s en estrecho contacto con la escena gracias a tu relaci√≥n con el grupo Teatro Rumbo. ¬ŅEn cu√°nto influye el teatro en tu concepci√≥n de una idea visual que buscas concretar en otro lenguaje art√≠stico que no sea el de las tablas?

Comenc√© en el teatro desde ni√Īo. Fui integrante de las compa√Ī√≠as de teatro infantil. En la adolescencia me integr√© a un grupo de teatro callejero y all√≠ pude viajar a festivales donde tuve la dicha de ver por d√≥nde iban los tiros del teatro en Cuba. Un d√≠a se me dio la oportunidad de trabajar como actor en un proyecto de teatro de sala que dirig√≠a Ir√°n Capote. Era una puesta con un texto de Abel Gonz√°les Melo y trabaj√© junto a actores con mucha experiencia. All√≠ conoc√≠ a Ir√°n.

Poder trabajar con ambas experiencias, la del teatro callejero y la del teatro de sala, me fue abriendo el horizonte escénico. Ya no solo me limitaba a imágenes callejeras, ahora tenía la experiencia de la síntesis del espacio, de los tiempos, de las acciones. Es desde el teatro donde descubro el mundo de la imagen, la composición, la luz, etc.

Una vez que comienzo a trabajar la performance y la fotografía, esa influencia del teatro, de la escenificación de la imagen que sugiere cierta tensión dramática, de la existencia de una síntesis visual para captar una historia, no se quedó a un lado. Estaba ahí, en mi obra. Y la dejé estar.

Posiblemente yo sea el espectador m√°s fiel de Teatro Rumbo en estos √ļltimos 10 a√Īos. He estado muy cerca de sus procesos. S√© c√≥mo se gestan, c√≥mo se producen, c√≥mo se vive el teatro desde adentro. Es un mundo muy fascinante. Por eso no me cuesta trabajar con ellos, usarlos como modelos, sugerir elementos para la escenograf√≠a, dise√Īar im√°genes en sus puestas. Digamos que, de alguna manera, nuestros trabajos est√°n complement√°ndose todo el tiempo.¬†

cortesía del entrevistado

¬ŅPiensas que toda obra de arte es, per se, esencialmente teatral?

S√≠, lo creo. El teatro est√° en todo, en la manera en que se estructuran las dem√°s manifestaciones, incluso a la hora de montar una exposici√≥n pict√≥rica en una galer√≠a, en la manera en que dise√Īamos una ficci√≥n o cuando buscamos cierta reacci√≥n en el espectador-lector-consumidor-oyente-receptor, en todo est√° en teatro. Creo que se puede aprender mucho desde el teatro.

Desde que la pandemia forma parte de nuestras vidas como artistas, ¬Ņcu√°nto han cambiado, evolucionado o se han modificado tus h√°bitos creativos, tus jornadas de trabajo y tus maneras de concebir un proyecto?

El aislamiento social ha hecho que cambie todo, nuestras rutinas, nuestros ritmos, nuestros horarios. Hemos tenido mucho tiempo para pensar, para reestructurarnos, redirigirnos. Y tambi√©n para crear. En mi caso particular, he cambiado todo. El hecho de trabajar desde casa ha variado mi espacio de privacidad a tal punto que mi hogar se ha convertido en un taller. Cada rinc√≥n tiene ese esp√≠ritu. Y puedo crear a cualquier hora. Por otro lado, est√° la finalidad de esos trabajos: antes uno pensaba en una galer√≠a, en un performance p√ļblico, etc. Ahora solo se trabaja para exponer desde las redes sociales de Internet. A eso ya le he cogido el punto.

Hemos tenido la oportunidad de colaborar contigo gracias a los proyectos de videopoemas online ‚ÄúDramatis Personae‚ÄĚ y ‚ÄúEncrucijada: di√°logo y creaci√≥n‚ÄĚ. ¬ŅSientes que tus videos dialogan con tu realidad como creador y a la par con la realidad de los artistas que participan en su realizaci√≥n?

Trato de establecer ese puente creativo. Me dejo arrastrar por sus voces, por sus palabras, y busco los resortes que producen en mi creación. Intento poner la escena para su universo. Es un reto y una oportunidad que agradeceré siempre.

cortesía del entrevistado

¬ŅQu√© sinergias se han cruzado en tus proyectos?

Estoy conociendo mucha gente inteligente e interesante. Eso es lo mejor cuando uno siempre espera nutrirse de otras experiencias, de otros discursos creativos, de otras maneras de ver y representar el mundo desde el arte. Si he le√≠do buena literatura en estos √ļltimos tiempos, si he visto buenas pel√≠culas o he revisado cat√°logos de artistas y fot√≥grafos que no conoc√≠a, se debe ante todo a eso, a las voces que voy conociendo, a las pistas que me dejan sobre otros autores, otras historias, etc. Es muy gratificante.

Has colaborado como director de arte en varios audiovisuales. ¬ŅEstas experiencias han ayudado a construir y cimentar tu mirada art√≠stica sobre lo real y simb√≥lico?

Lo simbólico lo entiendo desde la síntesis, desde la traducción de discursos mediante elementos que los resuman. Trabajar como director de arte en audiovisuales tiene una buena carga de eso. Hay que reducir en pocas cosas físicas y a nivel visual lo que el discurso literario de ese guion expone. Es arte puro.

¬ŅQu√© tal resulta tu experiencia al dialogar con un equipo creativo? ¬ŅBuscas complacer o te aferras a una postura creativa inamovible? ¬ŅCrees en el di√°logo, en las m√ļltiples influencias y confluencias?

Lo consenso todo. Busco un punto intermedio donde se complazca sin que pierda el sello personal, sin que pierda tu huella, tu marca. Cuando uno trabaja en equipo es porque los integrantes de ese equipo se han acercado por ciertos criterios est√©ticos en com√ļn. Por eso vale, ante todo, detectar esos intereses y trabajar en base a ellos.

¬ŅHasta qu√© punto tu identidad como cubano ha marcado tus horizontes creativos, los ha condicionado o reducido?

La cubanidad es algo que se impone aunque uno piense que sus referentes art√≠sticos o sus motivaciones son de otra parte. Nuestras vivencias aqu√≠ hacen que todo pase por el filtro de la cotidianidad, de lo que somos hist√≥ricamente. Y ese elemento cotidiano estar√° siempre. El receptor tambi√©n lo configura as√≠ desde sus m√ļltiples lecturas, incluido el receptor extranjero que pensar√° tu obra desde tu proceder. Nacer, vivir y trabajar desde Cuba ha de marcarnos para siempre.

¬ŅCrees en la autocensura? ¬ŅTe ha afectado alguna vez?

Al principio me autocensuraba mucho. Es un fenómeno terrible porque uno piensa demasiado en si esto me sale bien o no. Puede que hasta se abrume leyendo teorías y comparando su trabajo con fulano y mengano, sin percatarse que el tiempo avanza y uno lo pierde al dejarse llevar por ese miedo. Hasta que me di cuenta de que, aunque todo está dicho, uno también tiene su voz y a alguien le está haciendo falta escuchar lo que tienes para decirle.

M√°s all√° de la creaci√≥n, ¬Ņqui√©n es Ernos Naveda?

Una playa.


¬ęLa literatura es un ritual de sanaci√≥n¬Ľ

A Isabel Cristina L√≥pez Hamze la he llamado siempre Isabelita, desde aquellos tiempos en que ambas coincidimos en el ISA: ella, ya maestra; yo todav√≠a alumna. Lo primero que se descubre en Isabelita es su sonrisa. Es amable. Es buena persona. Y nada de eso es postura, ni cartulina, ni confeti. Tard√© a√Īos en descubrir a Isabel Cristina en su rol de escritora. La conoc√≠a, claro que s√≠, como una joven mente teatrol√≥gica, como investigadora y, ya lo he dicho, como profesora. Sus publicaciones en Facebook me hicieron seguir cada vez m√°s sus letras y, luego de leer su primera obra, Est√°tica milagrosa, le ped√≠ esta entrevista, en un af√°n por descubrir m√°s que su sonrisa amable o su pensamiento teatral. Este es el viaje de Isabelita a trav√©s del ritual de sanaci√≥n de la escritura.

¬ŅC√≥mo ocurre el tr√°nsito entre Isabel Cristina, teatr√≥loga, e Isabel Cristina, escritora? ¬ŅEn qu√© difieren, si acaso difieren, tus procesos de creatividad y pensamiento cuando debes enfrentarte al oficio cr√≠tico y luego al oficio creativo?

Siempre quise ser escritora. A√ļn guardo libretas de la escuela de cuando ten√≠a 10 a√Īos que son un documento surrealista. En una p√°gina hay una clase de matem√°tica o de espa√Īol y en la otra hay dibujos rar√≠simos y descripciones de mis compa√Īeritos del aula, un p√°rrafo sobre las telenovelas, las cucarachas alemanas o cualquier otro tema cotidiano. Despu√©s, cuando estaba en la secundaria, ya no solo escrib√≠a en las libretas de la escuela, escrib√≠a sobre la gente, y luego mi mam√° y mi pap√° me imprim√≠an la hojita y yo se la entregaba a la persona que me hab√≠a inspirado. Recuerdo cuando le llevamos la hojita impresa al primer viol√≠n de la Orquesta Sinf√≥nica de Oriente. De aquello hace m√°s de veinte a√Īos, pero todav√≠a me acuerdo de la cara que puso Marco Tulio Ni√Īo Wong cuando sali√≥ de la Sala Dolores y se ley√≥ mi poema que, visto desde ahora, era una especie de cr√≠tica impresionista de su brillante ejecuci√≥n musical. Yo escrib√≠a mucho y adem√°s le√≠a mis cuentos y mis poemas a la gente. No tuve pena, en mi infancia y adolescencia, de mostrar las cosas que escrib√≠a. Esa pena lleg√≥ despu√©s, con la Teatrolog√≠a.

Siempre me gust√≥ escribir sobre la realidad, pero no tanto como para ser periodista. La otra opci√≥n que valor√© fue Filolog√≠a, pero uno de mis mejores amigos me dijo que esa carrera era para eruditos y yo nunca he sido tan buena con las letras as√≠ que no opt√© por ella. Mi amigo estudi√≥ Derecho y se hizo Doctor en Ciencias a los 27 a√Īos; yo estudi√© Teatrolog√≠a, la mejor carrera del mundo.

En el ISA le√≠ los cl√°sicos de la literatura y el teatro, aprend√≠ sobre los genios de las artes visuales, sobre los talentos musicales m√°s grandes. El fuerte v√≠nculo con la teor√≠a, la investigaci√≥n y el conocimiento del arte y la literatura que me proporcion√≥ la carrera inhibieron mis ganas de crear. Yo creo que cuando ni√Īa era una escritora en potencia y luego me convert√≠ en teatr√≥loga. Claro que los teatr√≥logos tambi√©n crean, pero desde otra perspectiva. Desde que entr√© al ISA hasta el 2016 escrib√≠ decenas de rese√Īas cr√≠ticas, art√≠culos, ensayos y dos tesis: una de licenciatura y otra de maestr√≠a, pero no escrib√≠ nada que no estuviera asociado a mi trabajo como cr√≠tica e investigadora teatral. Mis ganas de ser escritora se despertaron gracias a que un d√≠a mi primo Abraham Hamze, que tambi√©n es teatr√≥logo, me abri√≥ una cuenta de Facebook.

Actualmente sigo escribiendo críticas, ensayos teatrales y una tercera tesis, esta vez de doctorado. Para esas labores intelectuales debo usar un lenguaje académico y cuando escribo sobre las cosas de la vida, entonces uso un lenguaje coloquial. Sentarme a escribir sobre teatro es estresante, casi tortuoso, sentarme a escribir un cuento o una crónica es muy relajante y divertido. Sin embargo, creo que ambos ejercicios de escritura se complementan. Muchas de mis reflexiones sobre el teatro están permeadas por esa mirada a lo cotidiano, a lo que parece insignificante, pero tiene gran relevancia para algunos. Así mismo, los textos que escribo sobre otros temas tienen una aparente liviandad, porque así los concibo desde el lenguaje y los abordajes, pero en realidad están calzados por una invisible densidad que vive en mi parte teatrológica.

¬ŅQu√© te aporta tu conocimiento del teatro a tu concepci√≥n de la escritura?

Ya te dije que para m√≠ la Teatrolog√≠a es la mejor carrera del mundo. Siempre digo que soy teatr√≥loga, en todos los espacios, aunque la gente no entienda bien qu√© significa. Ese es uno de los encantos de mi carrera. Tuve la suerte de tener profesores excepcionales. Tambi√©n tuve la suerte de ser una estudiante aplicada y tener compa√Īeros aplicados con los que compartir lecturas y puntos de vista. Me le√≠ casi todos los libros que mandaron en el ISA y no solo los de teatro, sino tambi√©n los de filosof√≠a, historia, literatura, est√©tica, psicolog√≠a‚Ķ Mi concepci√≥n de la escritura y mi concepci√≥n de la vida est√°n atravesadas por el teatro. M√°s bien por la manera de entender la escena.

 

En el teatro hay muchos planos de significaci√≥n: plano gestual, objetual, espacio-temporal, ling√ľ√≠stico, verbal, representacional, ficcional, intertextual, simb√≥lico, metaf√≥rico‚Ķ Todos esos niveles de sentido tambi√©n pueden coexistir en otras esferas de la vida. Haber aprendido a descifrar los c√≥digos del teatro y transpolar esa experiencia a otros escenarios de la vida me ha permitido ver lo que otros no pueden ver a simple vista. Ese es un talento que tenemos los teatristas. Mi trabajo como cr√≠tico tambi√©n me ha ense√Īado a ponerme en el lugar del creador, a atender con igual inter√©s las m√°s dis√≠miles est√©ticas. Esos son aprendizajes v√°lidos para la escritura, para la creaci√≥n y tambi√©n para ser una mejor persona.

Si tuvieras que definir tu estilo en pocas palabras, ¬Ņcu√°les eligir√≠as?

No creo que tenga ning√ļn estilo a√ļn, pues llevo muy pocos a√Īos escribiendo de manera sistem√°tica. Lo que m√°s la gente conoce son las cr√≥nicas que escribo para las redes sociales, pero escribo otras cosas que no muestro. Hasta ahora solo he estado como los pitcher, ‚Äúcalentando el brazo‚ÄĚ, como me dijo un d√≠a Francisco L√≥pez Sacha cuando le cont√© que yo quer√≠a escribir novelas. ‚Äú¬°Oh, p√° eso hay que calentar bastante el brazo!‚ÄĚ

Me gustar√≠a tener un estilo que para mi pap√° era el mejor: ‚ÄúTodos los estilos y ning√ļn estilo, he ah√≠ el estilo.‚ÄĚ

Las redes sociales han servido, al menos para ti, como un cimiento de posibilidades no solo comunicativas, de asociaci√≥n y conexi√≥n, sino tambi√©n creativas. ¬ŅCambia el lenguaje de la creaci√≥n cuando lo concibes para ser pensado y comunicado desde la inmediatez de la red, o apuestas por un lenguaje universal que se adapte a las particularidades de cada proceso receptor?

Gracias al Facebook yo volv√≠ a interesarme por la creaci√≥n. Al principio era un juego divertido, una forma de expresarme diametralmente opuesta a la cr√≠tica teatral. Con el tiempo, ese juego se fue poniendo serio, pues la gente me escrib√≠a cuando dejaba de publicar, me llamaban a la casa, me exig√≠an de alguna manera que escribiera algo nuevo. Con los a√Īos se ha convertido en una especie de experimento. He descubierto qu√© cosas les gustan a la gente de Facebook. Por ejemplo, un texto cotidiano sobre mi perrita o sobre el pan de la bodega gusta m√°s que un poema escrito por m√≠. Gustan las historias personales, los temas como las cosas de ni√Īos, los viejitos, las muertes, los nacimientos, los cumplea√Īos, la pol√≠tica‚Ķ Y tambi√©n gusta una manera determinada de narrar.

Yo escribo textos muy diferentes a los que publico en Facebook. Textos más abstractos, o más densos, con otro estilo y cuando he publicado alguno, a pesar de tener ya a mucha gente que me sigue, no les ha parecido bueno. Me gusta tensar esa cuerda y de vez en cuando subir algo rarísimo que descontrola a la gente. Eso forma parte del experimento.

Escribir para la inmediatez de las redes es una estrategia de lenguaje, un estudio de los gustos y de los deseos de la gente. Es muy interesante ver d√≥nde se unen los gustos, las experiencias, las tristezas y las alegr√≠as de un p√ļblico tan diverso como el de mi perfil de Facebook. Tengo amigos de todo tipo: peluqueras, funcionarios, periodistas, artistas, m√ļsicos, viceministros, campeones panamericanos, estudiantes, maestros, premios nacionales, raperos, caricaturistas, torneros, disidentes, evang√©licos, campesinos, h√©roes. Tengo amigos en China, Jap√≥n, Dinamarca, Estados Unidos, en casi todos los pa√≠ses de Am√©rica. Es incre√≠ble, pero en un punto toda esa gente diferente se conecta. Es muy lindo cuando uno escribe algo sin grandes pretensiones y ves a personas de muchos lados identificadas con tu historia. Tambi√©n me gusta descubrir que hay temas que mueven a determinadas personas o grupos y otros que no causan ese efecto. Ambas reacciones de los lectores son parte de mi experimento, que es una manera de buscar ese lenguaje universal, una manera de ‚Äúcalentar el brazo‚ÄĚ para cuando pueda escribir novelas, que es mi sue√Īo.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo? ¬ŅCu√°nto tiempo le dedicas a la escritura?

Escribo mucho en el celular, quizás porque no tengo tanto tiempo para sentarme delante de una computadora. Antes escribía en las guaguas, en las paradas, caminando. Escribía a mano en las reuniones y en las clases cuando los estudiantes se demoraban demasiado en hacer la tarea. Ahora, desde que nació mi segundo hijo, escribo mucho en la mente, pues paso casi todo el tiempo con él. Cuando duerme en mis brazos durante el día escribo en el celular, con una sola mano. Rezo para que se quede dormido en el lado izquierdo y poder escribir con la derecha, sino, me toca escribir en la mente. Muchas veces voy escribiendo por pedacitos en el teléfono de mi hijo grande, en el de mi esposo, en el de mi madre, en un tablet, en lo que esté cargado en ese momento. En las noches, cuando el bebé duerme, unifico todos los picotillos que escribí durante el día y los paso a la computadora. Después edito y a veces desecho lo que quedó.

Como mi mente va m√°s r√°pido que mis manos, siempre tengo una lista grande de temas para escribir. Escribo de las cosas que me pasan, por eso hay temas que nunca se tachan de la lista y se van quedando eternamente ah√≠. Yo hablo de lo que quiero escribir. Una vez un amigo me dijo que eso era muy malo, que cuando uno habla de lo que quiere escribir nunca lo escribe. Quiz√°s me ha pasado con alg√ļn que otro texto que se qued√≥ en la oralidad, pero casi todas las ideas llegan a ser escritas.

Generalmente Jorge Ricardo, mi compa√Īero de vida, y yo trabajamos juntos. Como √©l es fot√≥grafo siempre hacemos foto y texto. A veces hacemos el texto primero y √©l crea la imagen en funci√≥n de la escritura, pero muchas veces la foto viene primero y escribo para complementar la imagen. Es muy divertido trabajar de esa manera. ¬†¬†

Escribo todos los días de mi vida. Hago textos para Facebook, escribo cuentos para completar un libro que ya va por su séptima versión, escribo crónicas sobre maternidad, escribo parte de mi tesis de doctorado, escribo cartas a mis amigos, escribo para mis estudiantes del ISA, escribo informes de tutoría y oponencia, escribo guiones para un programa de televisión.

Con Est√°tica milagrosa. Listas para vencer y no para ser vencida apuestas por una estructura externa que bebe, sin lugar a dudas, de la relaci√≥n de tus textos con las redes, ¬Ņhasta qu√© punto te preocupa lo novedoso en tu escritura?, ¬Ņhas pensado la medialidad propia de un libro f√≠sico en relaci√≥n o comparaci√≥n con la medialidad propia del mundo del Facebook, espacio natural en el que fue concebido el libro?

Lo novedoso no es algo que yo busque de forma arbitraria. Para mí es más importante lo genuino que lo novedoso. Creo que en el caso de las listas hay cierta novedad en la estructura, pero no tanto, ya que otras personas han escrito listas antes que yo. Cuando escribí la primera lista no pensé en si era novedoso o no, fue algo espontáneo. Un día quería subir un montón de fotos a mi perfil y como la conexión estaba tan lenta hice una lista con la descripción de las fotos. Así surgió la idea de las listas en casa de mi amiga, la actriz y dramaturga Eileen López Portilla. No fue algo muy pensado. Luego vino un análisis clave: las listas son dinámicas, se leen rápido, su estructura es buena para las redes. Pero ya te digo, ese análisis vino después.

Si comparo el Facebook y una publicaci√≥n impresa, puedo decirte que no es com√ļn que un mismo contenido coexista en ambos universos. El mundo de las redes es tildado de banal, de tonto, de vanidoso y un libro es un libro. Internet aguanta todo lo que le pongan, aguanta m√°s que el papel. A pesar del impacto inmenso que hoy en d√≠a puede tener un contenido en las redes sociales, no se acerca al que puede tener un libro impreso en el √°mbito profesional de la literatura. A pesar del alcance de lo virtual, creo que la gente nunca va a dejar de creer en los libros. A m√≠ nadie me dijo que era escritora hasta que Ediciones La Luz edit√≥ mi primer libro. Es muy simp√°tico porque las listas fue lo primero que escrib√≠ y despu√©s de eso he transitado por varios estilos, he madurado, he aprendido a lidiar mejor con las palabras. Pero lo que me legitima como escritora es ese libro, no importa cu√°nto escrib√≠ antes o cu√°nto escribo ahora para las redes, cu√°ntos comentarios, compartidos o likes, hace falta un libro para que la gente diga: ‚Äú¬°Oh, es escritora!‚ÄĚ

Quisiera que me comentaras un poco c√≥mo naci√≥ la idea de convertir tus listas de Facebook en un libro. ¬ŅQu√© tal el trabajo editorial con Ediciones La Luz?

Cuando escrib√≠a las listas nunca pens√© que ser√≠an un libro, aunque mucha gente me dec√≠a que las reuniera para publicar. La persona que me dijo: ‚Äúmanda tus listas a La Luz‚ÄĚ fue mi amigo, el dramaturgo, narrador y poeta Roberto Vi√Īa, que ya hab√≠a publicado con ellos y qued√≥ encantado con el trabajo de la editorial. A m√≠ me gustan mucho los libros de La Luz. Tengo en mi casa una peque√Īa colecci√≥n de libros editados por ellos y en dos ocasiones he presentado publicaciones de amigos. Que mi primer libro sea editado por Ediciones La Luz es un sue√Īo. Para m√≠ fue una sorpresa que la propuesta fuera aceptada para el plan editorial y una sorpresa a√ļn m√°s grande que saliera tan r√°pido. T√ļ sabes que los libros pueden pasan a√Īos en los planes editoriales y otros a√Īos m√°s en la imprenta. Tuve la suerte de ser bien aconsejada por mi amigo Bobby y tambi√©n el impulso de mi mam√° que me dijo: ‚Äúmanda, ni√Īa, manda, que no pierdes nada‚ÄĚ.

El trabajo con la editora Liset Prego fue muy bueno. Primero, ella se conect√≥ con el libro desde el punto de vista emocional y eso fue maravilloso. Creo que se hizo un cuidadoso trabajo de edici√≥n y de dise√Īo. Fue un proceso muy profesional, muy colaborativo y no s√© hasta qu√© punto sea as√≠, pero yo sent√≠a que Luis Yuseff, el director de la editorial, estaba muy al tanto de todo, de cada detalle. Eso es algo admirable.

Despu√©s de que el libro sali√≥ yo comenc√© a descubrir la mujer extraordinaria que es Liset Prego, todos los puntos que tenemos en com√ļn y me siento muy privilegiada de que ella haya sido la editora.

La maternidad, Cuba, la familia, el amor, la cr√≠tica social, la ilusi√≥n por el futuro, incluso cuando todo parezca desmoronarse alrededor, son algunos de los leitmotivs que he encontrado en tu opera prima. ¬ŅCrees que este libro habla, precisamente, de la esperanza? ¬ŅVes o entiendes a la literatura como un camino que ha de conducir hacia la felicidad? ¬ŅO hacia d√≥nde, si no?

Tal vez el libro hable de la esperanza, no sé. No me planteé que hablara de nada específicamente. Esas listas son una especie de registro de los paisajes a mi alrededor, que a mí me gusta verlos como paisajes esperanzadores a pesar de los derrumbes. Me encantaría que muchos lo vieran como un libro sobre la esperanza.

La literatura es para m√≠ un ritual de sanaci√≥n. Escribir es analg√©sico para m√≠. Cuando extra√Īo mucho a mi pap√° escribo sobre √©l y me siento m√°s cerca, m√°s feliz con su otra presencia. Cuando me molestan cosas del pasado, escribo cambiando los sucesos y con esa nueva versi√≥n fabulada me siento m√°s contenta. Cuando algo me hiere o me mortifica, solo tengo que sentarme y escribir sobre eso. Inmediatamente pasa a otro plano de la realidad donde todo o casi todo est√° sublimado, desacralizado, burlado, trasgredido, entonces ya no duele, sino que causa sentimientos encontrados y, en esa contradicci√≥n, est√° el progreso. En el equilibrio entre lo triste y lo alegre, lo serio y lo ligero, lo profundo y lo llano, lo vivo y lo muerto, lo hermoso y lo feo est√°, para m√≠, la felicidad a la que la literatura puede conducirte a veces.

Si tuvieras que anunciarle a un potencial lector los temas de Est√°tica Milagrosa, si tuvieras que adelantarle un poco de la esencia del libro, ¬Ņqu√© le dir√≠as?

Le dir√≠a que es un libro de cosas peque√Īas. Un libro para leer en un viaje en guagua. Un libro apto para todas las edades. Un libro que cabe en un bolsillo de atr√°s del pantal√≥n, que se puede doblar como una libreta de la secundaria. Un libro de aprendizaje. Un libro que trata sobre la vida de una muchacha cubana que se parece a la vida de otras personas en el mundo, porque es un libro de cosas peque√Īas y esas cosillas tristes o alegres son las que conectan a la gente. Es un libro de listas, que puede retratarte en alguno de sus puntos.

¬ŅHas pensado escribir teatro o poes√≠a?

Teatro nunca. Poesía sí. Pero me han convencido varios amigos poetas de que siga haciendo crónicas o intentos de narrativa. En mi experiencia creo que hacer poesía es muy complejo, aunque es muy fácil hacer una mala poesía.

Provienes de una familia de artistas. Tu padre fue un gran y querido poeta. ¬ŅHasta qu√© punto sientes que esa herencia gen√©tica, ese legado, est√° presente en tu trabajo creativo?

Mis abuelas cantaban y declamaban, se sab√≠an muchas historias. Una fue maestra Normalista y la otra estudi√≥ en un colegio de se√Īoritas. As√≠ que sus cuentos y sus experiencias eran muy diferentes. Una era cat√≥lica y la otra espiritista. Una vivi√≥ en Carretera del Morro y la otra en Pinarito de Cambute. Una pintaba paisajes al √≥leo y la otra era una artista de la cocina. Mis abuelas murieron hace muchos a√Īos, pero ellas influyen de forma determinante en mi personalidad creativa.

Por otro lado, mi mam√° no es una artista, pero es una mujer muy culta, ha le√≠do mucho, lo mismo cl√°sicos de la literatura que obras contempor√°neas. Ella est√° muy al tanto de todo lo que pasa en el mundo, sabe de un golpe de estado en alg√ļn pa√≠s, de los m√°s recientes descubrimientos arqueol√≥gicos, de las investigaciones de la NASA, del √ļltimo disco de Bad Bunny. Ella es mi br√ļjula, mi Internet con coraz√≥n y mi m√°s ferviente cr√≠tica. Y mi pap√° era mi socio, mi hermano, mi amigo, mi amor m√°s grande. Mi pap√° era un tipo muy genial, muy creativo, muy inventor, muy simp√°tico. En todo lo que escribo est√° su marca, no me refiero a su impronta po√©tica, sino a su condici√≥n de pap√°, a su personalidad. Est√°tica Milagrosa, mi primer libro, est√° dedicado a √©l y los otros que a√ļn no he escrito tambi√©n est√°n dedicados √©l.

En tu opini√≥n, ¬Ņcu√°les son las principales necesidades de los artistas j√≥venes en la Cuba de hoy? ¬ŅY los principales desaf√≠os creativos y sociales de estas mismas voces?

Hace unos a√Īos particip√© en Santa Clara en el Magdalena sin Fronteras, un evento organizado por Roxana Pineda, una de las artistas que m√°s admiro. All√≠ conoc√≠ a muchas mujeres incre√≠bles. Conoc√≠ a Julia Varley, actriz del Odin Teatret, una mujer extraordinaria con una sabidur√≠a y una belleza admirables. De ella aprend√≠ la importancia de hablar en primera persona. Creo que despu√©s de ese Magdalena no he vuelto a hablar en nombre de otros. Hablo de mi experiencia, de mi peque√Ī√≠simo entorno familiar y profesional. Las necesidades de los j√≥venes artistas son muy dis√≠miles, como dis√≠miles son las realidades de la Cuba de hoy. Algunos demandan m√°s conexi√≥n a Internet, otros un piano de cola, otros piden libertad de expresi√≥n, otros la posibilidad de presentar su obra en espacios de primera l√≠nea. Las necesidades pueden variar, incluso pueden ser materiales, est√©ticas o espirituales. Pero yo considero que todas, si provienen de un artista joven de la Cuba de hoy, deben considerarse como necesidades leg√≠timas.

Mi necesidad parte, esencialmente, de defender lo bello, lo inspirador, lo enaltecedor. Son valientes los que denuncian los horrores, los que alzan su voz nombrando las injusticias, pero tambi√©n hay valent√≠a en defender la belleza, porque ya lo feo, lo injusto y el horror andan sueltos por el mundo. Son tambi√©n valientes los que pintan a la luna asom√°ndose, t√≠mida y hermosa, detr√°s de un √°rbol mientras estallan las bombas en el Medio Oriente. Son tambi√©n valientes los que siembran √°rboles mientras las ballenas blancas son atravesadas por el arp√≥n. Creo que, como el resto de las necesidades posibles, la m√≠a tambi√©n es leg√≠tima, sin embargo, he sufrido en varias ocasiones de una extra√Īa especie de censura, porque no suelo mostrar las cosas malas, lo criticable. O tal vez mi manera de cuestionar la realidad es otra, menos directa, menos √°cida, m√°s esperanzadora.

Esa es mi necesidad: defender la vida, la belleza, la armonía de nuestras almas con el alma de la naturaleza. Y mi desafío creativo es que no se banalice lo lindo, lo bueno, lo suave, lo alegre. Mi desafío es que no se desvalorice mi visión porque me guste sacar el lado más positivo a las cosas. Mi desafío es que la gente siga viendo la estrellita tintineante en medio de la noche más oscura, que no se pierdan las ganas de bailar, de cantar, de amar, de jugar, de ser feliz, aunque el mundo esté lleno de injusticias. Para eso escribo y para eso vivo.

¬ŅExiste un di√°logo profundo, de intercambio y creaci√≥n, entre los creadores de una misma generaci√≥n, y entre los j√≥venes y los veteranos?

Los creadores de una misma generación, aunque tengan intereses artísticos diferentes, comparten modos de producción, referentes, modos de vida. El contexto provoca una empatía inevitable, aunque no siempre conduce a un diálogo profundo. En el mejor de los casos las alianzas creativas entre los artistas de una misma generación dan lugar a movimientos, procesos y experiencias colectivas que marcan el ritmo de los tiempos. Así ha sucedido y así ha quedado en la Historia. Sin embargo, tal vez no han sido visibilizados de igual forma los vínculos entre artistas de diferentes generaciones. Muchas veces oigo hablar de los jóvenes y de los viejos, como dos extremos irreconciliables. Te puedo contar que una de las personas con las que más me conecto, que ha leído todo lo que escribo es mi amiga Ivette Vian, que ya pasa de los setenta. Ella es mi estrella. Creo en los aprendizajes mutuos que brotan del diálogo intergeneracional, en el deseo de unos y otros de encontrarse, en la voluntad de superar el estéril dilema entre lo viejo y lo nuevo. Del intercambio profundo entre generaciones solo puede salir un arte joven. Como cuando vemos en el teatro a un maestro como Carlos Díaz montando textos de Rogelio Orizondo o Agnieska Hernández. O a Fernando Pérez dirigiendo una película coral en la que intervienen seis directores noveles.   

Coméntame un poco de tu libro de crónicas y fotos en coautoría con Jorge Ricardo, titulado A Baracoa me voy…, el cual se encuentra en proceso de edición en México por la Editorial Rosa Luxemburgo.

Ese libro, al igual que el documental ‚ÄúEl lenguaje de la monta√Īa‚ÄĚ estrenado en 2019, es el resultado del viaje m√°s maravilloso que hemos hecho. Jorge Ricardo y yo nos fuimos juntos a Guant√°namo a participar en la 28 edici√≥n de la Cruzada Teatral Guant√°namo-Baracoa con el objetivo de hacer un documental. Convivimos 34 d√≠as con los artistas y los pobladores de las comunidades intrincadas de la serran√≠a. Dormimos en casas de campa√Īa, nos ba√Īamos en los r√≠os, nos dimos unos sustos de muerte sobre el cami√≥n, vimos m√°s de ochenta funciones, nos asombramos ante las bellezas naturales de una Cuba hasta entonces desconocida. Hicimos muchos amigos actores, campesinos y pescadores. Jorge y yo nos hicimos muy amigos viviendo en condiciones extremas de campa√Īa, nos enamoramos y regresamos a La Habana con muchos planes: un documental, una exposici√≥n fotogr√°fica, un libro y un hijo. Todos los planes fueron cumplidos. El libro A Baracoa me voy‚Ķ tiene esa energ√≠a. Es un cuaderno de viaje con m√°s de cien fotograf√≠as que relata el descubrimiento de paisajes y gentes incre√≠bles. Cuando los textos parecen demasiado inveros√≠miles, las fotos son la hermosa evidencia de que lo que vivimos es real. Fue una suerte tremenda que la Fundaci√≥n Rosa Luxemburgo publicara nuestro libro. Cuando la pandemia lo permita se podr√° presentar y podremos llevarle algunos ejemplares a los cruzados en Guant√°namo y eso nos har√° muy felices, porque est√° dedicado a ellos.

M√°s all√° de la p√°gina en blanco, ¬Ņqui√©n es Isabel Cristina?

Soy una muchacha feliz con una familia maravillosa. La familia que siempre so√Ī√© construir y para la que mis padres me prepararon toda la vida. Este a√Īo cumplo los 33 y dicen que esa es la edad de cambiar el mundo. Yo s√© que no voy a lograrlo porque no tengo habilidades sobrehumanas, pero seguir√© intentando sacar el lado alegre de las cosas, seguir√© llevando una semilla en la cuenca de la mano y confiando plenamente en la promesa de la germinaci√≥n.


¡Ya echó a andar la maquinaria del Radio Festival Online Ultrasonido! (+Videos)

   En un mano a mano perfectamente sincronizado entre el Sistema Provincial de la Radio en Las Tunas y la filial provincial de la Asociación Hermanos Saíz, echó a andar hoy la maquinaria de la cuarta edición del Radio Festival Online Ultrasonido, evento que hasta el próximo 9 de abril propone mostrar los más actuales valores del medio radial antes sus audiencias.

   Ana Irma Pérez Perelló, directora de la AHS en Las Tunas, dijo en exclusiva para el Portal del Arte Joven Cubano que Ultrasonido propicia que las juventudes se acerquen al medio radial tradicional con esa mirada renovadora y de retroalimentación que provoca el intercambio a través de talleres, paneles, y la presentación de las obras en concurso, que en esta ocasión son más de 120.

¬†¬† ‚Äú¬ŅC√≥mo participan los j√≥venes artistas tuneros en la concepci√≥n de programas humor√≠sticos e infantiles?, ¬Ņc√≥mo retroalimentar m√°s esa relaci√≥n y as√≠ sumar m√°s radialistas a nuestra filial de la AHS? Son algunos de los objetivos que esta convocatoria del festival pone en su punto de mira‚ÄĚ, subray√≥ P√©rez Perell√≥.

¬†¬† Por primera vez desde la virtualidad, Ultrasonido 2021 orienta su br√ļjula hacia la actuaci√≥n en la radio, al g√©nero testimonio y a los programas humor√≠sticos, adem√°s de que celebra los aniversarios 35 de la AHS y el 60 de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), como homenaje a lo m√°s representativo de la vanguardia art√≠stica cubana.

¬† Ya repercute en las redes sociales la transmisi√≥n en vivo de su apertura y no hay dudas, ¬°es este el evento m√°s importante del sistema radial en el territorio!, y es que combina como ning√ļn otro el quehacer m√°s novel del arte tunero desde la mirada un medio de comunicaci√≥n que se reinventa al propio tiempo de sus p√ļblicos.

¬†¬† Bajo el slogan ‚ÄúLa radio: informaci√≥n constante y compa√Ī√≠a cercana, esenciales en tiempos de coronavirus‚ÄĚ, el Radio Festival trae entre las novedades del programa el Primer Coloquio Virtual ‚ÄúUn viaje por las ondas Hertzianas‚ÄĚ, un debate que promete destacar los aportes de diversas generaciones de profesionales desde el contexto period√≠stico, art√≠stico, o de la realizaci√≥n.

   Las jornadas previas convocaron a la sapiencia y el compromiso del jurado encargado de evaluar los materiales en concurso, los que en caso de ser teóricos deberán mostrar la historia, evolución y actualidad de la radio en la localidad, Cuba y el mundo.

   Aliuska Barrios Leyva, directora del Sistema de la Radio en Las Tunas, ha reconocido en reiteradas ocasiones que el Radio Festival Online Ultrasonido llegó para enriquecer el panorama competitivo de la creación radial cubana con un enfoque renovador y necesario, a su vez que reconoce la excelencia artística de las obras presentadas y el quehacer de los jóvenes y experimentados artistas.

   Un nuevo modelo mediático que involucra a las diferentes ramas creativas se concibe hoy desde las redacciones y cabinas de la radio en Las Tunas, se reanima la presencia de un medio que lejos de quedarse en la tradicionalidad busca enchufes de energía renovada en el quehacer de la vanguardia artística joven del territorio y tiene como resultado una maquinaria estelar, que complace a las audiencias.


«La literatura es un t√ļnel a trav√©s de distintos mundos»

En tiempo relativamente breve, Ra√ļl Piad se ha abierto paso en el mundo de la literatura de fantas√≠a y ciencia ficci√≥n. Su nombre ya no es desconocido, sino que forma parte de lo m√°s destacado de la reciente hornada de autores del g√©nero. Ra√ļl Piad escribe sobre lo humano en todas sus dimensiones, explora los l√≠mites de la posibilidad. A prop√≥sito de su reciente Premio Calendario en la categor√≠a de Ciencia Ficci√≥n versa esta entrevista.

¬ŅC√≥mo definir√≠as tu estilo? ¬ŅSientes que un autor perfila su estilo a lo largo de toda su vida como una b√ļsqueda consciente, o prefieres pensar en un estilo plural y cambiante, siempre m√≥vil?

Creo que a√ļn no me atrevo a afirmar que poseo este u otro estilo. Tal vez de aqu√≠ a quince o veinte a√Īos‚Ķ Es un ejercicio dif√≠cil, casi de autodescubrimiento, ese de definir el estilo propio. No obstante, muchos colegas escritores y lectores entusiastas me han hecho ver que suelo emplear un lenguaje directo, que se aparta de barroquismos literarios, cinematogr√°fico en ocasiones. Me preocupa mucho la limpieza y claridad del texto, tambi√©n que el trabajo final pueda ser disfrutado por la mayor cantidad de lectores posibles. Pero, como dec√≠a antes, todav√≠a estoy probando, a veces me atrevo con una prosa m√°s cargada, imbricada de lirismo, y pienso que en ese aspecto est√° dada esa ‚Äúdicotom√≠a estil√≠stica‚ÄĚ. Para algunos autores, la b√ļsqueda de una forma que los identifique es casi una obsesi√≥n, y cuando la encuentran, se apegan a ella hasta las √ļltimas consecuencias. En cambio, para otros, constituye un reto no acomodarse nunca a una forma, y convierten cada libro en un experimento.

Cuéntame un poco del libro con el que acabas de obtener el Premio Calendario 2021 en la categoría de ciencia ficción y fantasía.

En esencia, A la sombra del mundo hogar es una novela negra de ciencia ficci√≥n, pues comparte mucho de los elementos del g√©nero definido por Raymond Chandler: un ambiente oscuro donde prima la resoluci√≥n de un crimen/misterio, la moralidad de los personajes se difumina en grises, etc. El argumento comienza con el regreso de Ilona Ibarra, una persona derrotada que busca la verdad o, cuando menos, alg√ļn atisbo de ella, al planeta donde sol√≠a vivir. A partir de ese momento, y space opera al fin, all√≠ se ver√° envuelta en una conjura junto a su antigua compa√Īera de trabajo y amante, la alien√≠gena Ladai N¬īTili, que las arrastrar√° hasta la guarida de una especie de capo de la informaci√≥n: todo esto aderezado con viajes y combates espaciales e inmersi√≥n en realidades virtuales a lo cyberpunk.

Luego de no pocos a√Īos de historia del g√©nero fant√°stico en Cuba, en tu opini√≥n, ¬Ņcu√°les han sido los mayores logros y desaciertos?

El g√©nero fant√°stico en Cuba, parad√≥jicamente, ha sido de lo menos favorecidos, en cuanto a pol√≠tica editorial e inter√©s institucional. Digo esto porque suele ser un g√©nero muy demandado por el lector (que, en √ļltima instancia, es a quien se deben autores y editoriales) y que solo en los √ļltimos a√Īos pudo disfrutar de una nueva era de solaz‚Ķ que ahora parece terminar de forma abrupta. Por una parte, es buena la persistencia de algunos concursos y premios (sobre todo en el apartado de ciencia ficci√≥n, que ha sido m√°s favorecido que la fantas√≠a) y el entusiasmo de las legiones de fans y creadores que organizan eventos promocionales, aunque todav√≠a permanece la creencia de que (sobre todo en la rama literaria) no es algo que se deba tomar muy en serio, y por ende tampoco se deber√≠an derrochar muchos recursos en su desarrollo.

¬ŅCu√°n relevantes han sido para ti las alianzas con escritores que cultivan el mismo g√©nero que t√ļ?

Decisivas. Si bien la interacción con escritores (en toda la aceptación de la palabra) siempre es beneficiosa, acercarse a quienes comparten y han transitado ya los mil y un vericuetos de este difícil camino, constituye una satisfacción inmensa, sobre todo dentro del nunca muy extenso grupo de cultivadores del fantástico.

¬ŅCu√°les son los temas sobre los que te interesa, en la actualidad, escribir?

Mi principal interés siempre es el ser humano, desdoblar la cubierta que mostramos al mundo y exponer lo que hay debajo. Escribo sobre lo que temo: la deshumanización, la falta de empatía, el olvido. Me gusta colocar a mis personajes en situaciones límites y luego averiguar la forma de sacarlos de allí. A veces lo logran.

¬ŅSientes que el p√ļblico lector est√° m√°s preparado para recibir obras de ciencia ficci√≥n y fantas√≠a en estos tiempos que en d√©cadas anteriores?

En cierta medida, s√≠. La proliferaci√≥n de producciones audiovisuales y videojuegos ha tra√≠do consigo la aparici√≥n de una nueva hornada de lectores, aunque es v√°lido se√Īalar que muchos de ellos buscan algo que a veces la literatura no llega a satisfacer del todo. La realidad ha probado no ser tan diferente de lo que a√Īos atr√°s auguraban los mejores autores del g√©nero, as√≠ que tambi√©n muchos buscan encontrar respuestas a varias de las principales problem√°ticas y preocupaciones que hoy nos aquejan.

¬ŅCu√°n importante es para ti la relaci√≥n con el p√ļblico? ¬ŅTe interesa la retroalimentaci√≥n?

Cuando un escritor expone su obra ante una cantidad significativa de ojos ajenos, la obra deja de pertenecerle. A veces se subestima el poder que posee un √ļnico lector; ese que, en la soledad de su habitaci√≥n, lee el libro que hasta hace poco solo habit√≥ en las profundidades de tu mente. En mi caso, la relaci√≥n con el p√ļblico es crucial: me interesa que los lectores se acerquen y me comuniquen sus impresiones, positivas o negativas, qu√© les gustar√≠a leer a continuaci√≥n, o si pudieron o no avanzar m√°s all√° de la primera p√°gina.

En la situaci√≥n de aislamiento social que, desde hace ya un a√Īo, enfrenta todo el mundo, ¬Ņcu√°n √ļtil te ha sido la literatura en cuanto a romper la frontera f√≠sica que por ahora nos limita y nos define?

La literatura siempre ha constituido para m√≠ el escape perfecto a la realidad, a veces cruel o falta de ese color que solo habita en las p√°ginas de los libros. Como escritor, ese escape se convierte en exorcismo, en oficio de demiurgo. Durante este tiempo, la literatura ha sido una especie de zona segura, un t√ļnel a trav√©s de los distintos mundos, ahora separados por el aislamiento, que existen fuera de nuestro alcance.

¬ŅHasta qu√© punto las redes sociales te sirven como una herramienta promocional?

En estos tiempos, las redes sociales constituyen el primer instrumento promocional que empleo. Si a eso le a√Īadimos el confinamiento, a veces se convierte en el √ļnico. Creo que, bien utilizados, estos medios pueden ser muy poderosos y alcanzar a m√°s personas de las que imaginamos.

¬ŅQu√© es lo definitorio para ti dentro de tu proceso creativo?

En primera instancia, dir√≠a que la revisi√≥n de lo ya escrito, el compromiso que lleva impl√≠cito la escritura de cada p√°rrafo. Por lo general, parto de una idea, muchas veces vaga, que despu√©s, a base de sangre y fuego, voy desarrollando como una madeja hasta llegar al final. Sin embargo, es precisamente ese aspecto, el final, lo que considero determinante porque en ocasiones me cuesta definirlo, y el desarrollo de la obra, que tan irresistible parec√≠a, termina de forma abrupta. Un buen final es el cu√Īo que legitima ese libro que tanto te ha costado escribir.

En ocasiones, un galard√≥n tarda en llegar a un autor. ¬ŅHasta qu√© punto la paciencia, la persistencia, la tenacidad influyen en el √©xito de un escritor?

Cuando alguien se decide a escribir, debe deshacerse de todo orgullo y armarse de paciencia, de mucha paciencia. Se ha comparado la carrera del escritor con un marat√≥n: resistencia antes que velocidad. A algunos les cuesta m√°s, a otros menos, pero al pedacito de talento que siempre posee quien no es capaz ya de concebir su vida sin emborronar una o dos cuartillas diarias, se le debe unir el tes√≥n, las ganas de trabajar y la constancia. Alguien que cultive estas virtudes puede estar seguro que el galard√≥n y el libro publicado llegar√°n en alg√ļn instante. Lo dem√°s consiste en disfrutar lo que se hace, en escribir, en primera instancia, para regocijo y consumo personal.

Del lenguaje literario de tus primeras creaciones a tu estilo actual, ¬Ņcu√°les han sido los cambios m√°s evidentes que percibes, a nivel est√©tico, espiritual y de forma?

Es siempre dif√≠cil, aunque interesante, retroceder en el tiempo y ver c√≥mo ha evolucionado tu propio estilo. Pienso que mi obra ha cambiado m√°s a nivel formal antes que tem√°tico. A√ļn me interesa hablar sobre las mismas cosas, pero de otra forma. S√≠ creo que existe otra manera de abordar la p√°gina en blanco, de desarrollar una obra donde resalte la limpieza y la frescura, la naturalidad del di√°logo. Todos estos factores son, al mismo tiempo, asignaturas en curso y todav√≠a perfectibles.

Ya no eres un autor novel. En pocos a√Īos has sabido labrarte un camino dentro de la literatura, espec√≠ficamente la fant√°stica. Si tuvieras que pensar en un horizonte de posibilidades para ti, ¬Ņcu√°l ser√≠a?

Las posibilidades son infinitas. Si bien, al menos de momento, la literatura fant√°stica llena y satisface todas mis inquietudes, pienso escribir en alg√ļn momento sobre otros temas. Tengo algunos proyectos en pausa que posiblemente retome pronto, algunos de ellos de g√©neros con los que solo comienzo a familiarizarme. Uno de ellos, o al menos el que m√°s satisfacci√≥n me ha aportado, es una novela de literatura infantil que debe tener por t√≠tulo Hoja seca, y est√° protagonizada por un perrito vagabundo que vive lo peor y lo mejor de las calles cubanas. Curiosamente, escribir literatura realista es uno de los mayores retos a los que me he enfrentado nunca.

¬ŅExiste la autocensura? ¬ŅLa has sentido?

Creo que s√≠. Puede estar dada por muchos factores: la personalidad, la geograf√≠a, el g√©nero literario, los choques con las pol√≠ticas editoriales‚Ķ Muchos escritores la sienten en un momento u otro de su carrera, sobre todo en sus inicios. Recuerdo que asist√≠a a un taller literario en la universidad donde, tal vez por ser el √ļnico que escrib√≠a fantas√≠a, se hac√≠a algo dif√≠cil ser tomado en serio. Esto provoc√≥ que comenzase a llevar cuentos realistas, que no me gustaba escribir, pero bueno, era la √ļnica forma de ser‚Ķ ¬Ņuno m√°s? Por suerte, y con el tiempo, eso cambi√≥, pero el fantasma de la autocensura todav√≠a ronda, y de vez en cuando necesita ser exorcizado.

M√°s all√° de la p√°gina en blanco, ¬Ņqui√©n es Ra√ļl Piad?

Ra√ļl Piad es un joven de h√°bitos simples, que piensa que le gusta la rutina‚Ķ hasta que se descubre cada d√≠a haciendo algo distinto. Un lector empedernido que no puede vivir sin caf√©, amante de los videojuegos, el c√≥mic y las siestas largas. Animalista convencido y orgulloso due√Īo de un cocker spaniel medio loco. Alguien que, a veces, necesita refrenar su cerebro para que no se desboque m√°s all√° de los l√≠mites recomendables; que tiene que obligarse a escribir, pero cuando lo hace disfruta como nadie el hecho de enlazar una letra con otra.


Pi√Īa Colada, otra vez, desde las redes sociales

Desde que en marzo de 2020 la pandemia por Covid-19 hizo presencia en Cuba, los eventos culturales de car√°cter nacional e internacional se vieron interrumpidos.

Las inicitivas del Ministerio de Cultura y los gestores de los cert√°menes los mantienen vivios desde las redes sociales, como es el caso del Festival de M√ļsica Fusi√≥n Pi√Īa Colada, que este a√Īo organiza un programa por partida doble desde la virtualidad.

La XVIII edición llegará a través de plataformas virtuales, para rendir homanje al 4 de abril, a la juventud cubana, y al 35 aniversario de la Asociación Hermanos Saíz (AHS).

Dos intensas temporadas de m√ļsica cubana y de contenidos habituales y novedosos alista el comit√© organizador para este a√Īo, seg√ļn informaci√≥n de Arnaldo Rodr√≠guez, gestor del certamen.

Del 2 al 4 de abril, tendr√° lugar la jornada Pi√Īa Colada Spring, que combinar√° propuestas a trav√©s de las redes sociales, la radio y la televisi√≥n cubanas, con transmisiones de la memoria visual del evento.

Conciertos, documentales, entrevistas y encuentros te√≥ricos vividos en ediciones anteriores, desde la sede habitual Ciego de √Āvila, llegar√°n a estos espacios, como ya se hizo en agosto del pasado a√Īo con la edici√≥n del Pi√Īa Colada Flashback, como alternativa para no detener a una de las cita culturales de la m√ļsica m√°s importantes de Cuba.

Arnaldo Rodr√≠guez, asegur√≥ a los principales medios de prensa del pa√≠s, que en el segundo semestre del a√Īo se pretende realizar una segunda temporada, que colme los espacios en las redes sociales, pero tambi√©n permita hacer conciertos presenciales de peque√Īo formato, en teatros o centros peque√Īos sin multitud de p√ļblico, en dependencia de la situaci√≥n epidemiol√≥gica del pa√≠s.


Internet, entre espejismos y realidades: Desafíos para Cuba (+ Videos y tuit)

El ser humano, jinete y no corcel del destino, impulsa el desarrollo industrial y tecnol√≥gico hasta los l√≠mites de lo impensable. El dominio absoluto de los medios tradicionales es polvo en el camino del olvido. Internet y las nuevas tecnolog√≠as imponen una nueva realidad. ¬ŅTe incluyes o pereces? Esa es la m√°xima en la contemporaneidad de internautas y amantes de lo digital.

La huella de la tecnología asoma por todos lados, como símbolo ubicuo de universalidad con diversos rostros, receptores convertidos en disparadores de información, redes sociales, naciones en hemisferios diferentes a la distancia de un clic, abruman o motivan sonrisas, dividen al planeta en tecnófilos o tecnófobos. Otros, los menos, intentan mantenerse al margen, lo cual resulta casi imposible.

La red de redes es un pa√≠s gigantesco, con miles de millones de usuarios, sitios web y perfiles. El idioma ingl√©s campea, con la mayor cantidad de contenidos, seguido del chino y el espa√Īol. Nadie se queda como estatua frente a los dispositivos. Cada quien recibe y emite informaci√≥n, incluso sin pretenderlo. El simple hobby de compartir fotos, videos, poemas, libros‚Ķ forma una especie de biblioteca borgeana dentro de la pantalla, pero poco depurada. Posicionar los contenidos es cada vez m√°s dif√≠cil, porque la competencia crece, lo mismo desde una oficina en las alturas que desde una PC en la sala de cualquier casa, a lo cual se suman otras particularidades.

Internet estremece los cimientos de los medios tradicionales. Rompe paradigmas de comunicaci√≥n y hace a√Īos termin√≥ con el ‚Äúnosotros hablamos, ustedes escuchan‚ÄĚ. Esos cambios requieren el desarrollo de habilidades. No basta con impulsos, p√°ginas oficiales de medios ni instituciones.

Todo esto forma también una especie de selva digital en lo ideológico, campo de batalla o cancha deportiva moderna, en que los internautas más inteligentes, preparados, intencionales, rápidos y con los recursos materiales indispensables tienen ventaja. Muchas de las estrategias políticas tienen como escenarios principales esas plataformas, con gran influencia en la conciencia de la gente; por eso toda la ética y formación moral y profesional de los ciudadanos será siempre base importante de cualquier comportamiento en las plataformas hipermediales.

Más allá de lo novedoso tecnológicamente, esos espacios virtuales se sustentan en particularidades de las relaciones entre los seres humanos, por lo que varios investigadores, incluidos Samuel Martínez, José Luis Orihuela e Ignacio Ramonet, coinciden en definirlos como comunidades digitales.

Verdaderamente los cibernautas se agrupan seg√ļn gustos, conversan mediante chats y foros e intercambian fotograf√≠as y videos. Con frecuencia, planifican encuentros en espacios f√≠sicos y hasta acciones en beneficio o no de la sociedad.

El carácter empírico o no de internautas y la atracción por el intercambio y la información caracterizan al nuevo entorno. Lo cultural y los recursos tecnológicos influyen en la fuerza que pudiera alcanzarse. Internet constituye un sistema complejo, que no alcanza total autorregulación porque es sensible a la información de medios tradicionales y de la sociedad en general.

Debemos estar conscientes de que suministrar constantemente informaci√≥n personal, incluida la psicol√≥gica, implica muchos riesgos, pues facilitamos nuestra propia manipulaci√≥n con fines econ√≥micos, pol√≠ticos o de otro tipo.¬†Internet es tambi√©n una megaempresa y una plataforma sin precedentes para recopilar datos y lograr grandes impactos en la pol√≠tica y la cultura. Es preocupante que sus hilos sean dirigidos mayormente desde EE. UU. (donde fue creada y permanecen la mayor cantidad de servidores y otros soportes), cuyos gobernantes reconocen el prop√≥sito de terminar con la Revoluci√≥n cubana y destinan cada a√Īo millones de d√≥lares a la subversi√≥n con ese fin, especialmente mediante las redes.

¬ŅCu√°les son las peculiaridades en nuestro pa√≠s? ¬ŅCu√°nto se potencia la participaci√≥n ciudadana en esos espacios? ¬ŅCu√°les son las din√°micas de debate? ¬ŅCu√°nto m√°s podemos aprovechar las particularidades de los blogs y las redes sociales para tomar decisiones y trazar estrategias gubernamentales, para construir entre todos y enriquecer las agendas medi√°ticas y pol√≠ticas? ¬ŅC√≥mo contrarrestar la campa√Īa de descr√©dito e intimidaci√≥n que se impulsa contra Cuba especialmente desde Estados Unidos?

La navegación en el ciberespacio ya forma parte de la cotidianidad de las mayorías aquí. Los niveles de acceso rebasan el 80 % de la población. Las personas se conectan mediante redes wifi, datos móviles, navegación en escuelas, hogares y centros laborales…

Verdaderamente, Internet pudiera contribuir a la construcci√≥n de sociedades m√°s democr√°ticas, como socializadora de experiencias, expresi√≥n de ideas cotidianas y de sentimientos de los pueblos, reveladora de la opini√≥n p√ļblica, especie de imprenta y papel en √©poca digital, en manos de muchos.

Varios internautas exponen sus criterios y refieren su desacuerdo con políticas gubernamentales mediante análisis profundos y pleno conocimiento de las problemáticas o desde el ímpetu, la inconformidad y el propósito de crear caos. Economistas, juristas, cineastas, historiadores del arte, ingenieros, campesinos, amas de casa, literatos… están en esa amalgama emitiendo y recibiendo ideas, informaciones, historias…

Pero cuidado, esa aparente democracia suele ser espejismo, pues esas plataformas y redes tienen sus propios algoritmos de funcionamiento, los cuales suelen privilegiar la hegemonía capitalista, con mayor alcance de sus contenidos. Quienes tengan más dinero poseen también una ventaja indudable con la posibilidad de pagar para que sus publicaciones sean vistas por millones de internautas con las edades preferidas, países y hasta ciudades determinadas. Sin embargo, otros contenidos pueden ser encerrados en burbujas digitales específicas.

Con buscadores como Google pasa similar, al poderse pagar por el posicionamiento web. Así, por ejemplo, un post cualquiera desde otra nación podría ser configurado para que sea visto por millones de personas en diferentes provincias de Cuba, mientras que otro con una visión diferente del suceso podría ser limitado hasta el punto de ser prácticamente invisible.

En la situación de nuestro archipiélago influyen muchos aspectos desfavorables, incluida la deficiente infraestructura. Otra de las desventajas es que el posicionamiento de nuestros sitios web, páginas y perfiles es solamente natural, o sea, fruto del trabajo, por eso resulta fundamental comprender mejor las dinámicas de las diferentes plataformas, conocer su funcionamiento y las maneras de llegar a sectores de internautas más diversos, a partir de lo atractivo de las publicaciones y alternativas sin pagos para rebasar nuestras burbujas, en lo cual las formas creativas y sugerentes son primordiales.

El pa√≠s enfrenta obst√°culos adicionales. Rema desde hace m√°s de medio siglo contra problemas de diversas √≠ndoles y recibe altas dosis de castigo por su herej√≠a revolucionaria. Como parte del bloqueo econ√≥mico, desde 1962 se le prohibi√≥ el acceso a las telecomunicaciones y a equipos de computaci√≥n de cualquier compa√Ī√≠a o subsidiaria estadounidense. Solo a partir de 1996 se permiti√≥ el uso de Internet con fines de penetraci√≥n ideol√≥gica y subversiva, como resultado de la Ley Torricelli. A eso se unen dificultades econ√≥micas para invertir en grandes dimensiones en la tecnolog√≠a y el acceso a la red, m√°s all√° de todos los avances.

Tenemos mucho por hacer. Aqu√≠ ninguna p√°gina o perfil institucional en redes llega, por ejemplo, al mill√≥n de seguidores. A eso sumamos que muchos de esos contenidos suelen lograr d√©bil alcance en otras regiones, y son consumidos casi totalmente por el p√ļblico cubano, aunque resulta justo reconocer las buenas experiencias impulsadas en el sector de la cultura, especialmente durante los meses m√°s recientes, con conciertos¬†online¬†y una presencia m√°s intencional en el mundo hipermedia.

Debemos continuar dise√Īando m√°s y mejores campa√Īas comunicacionales tambi√©n para el exterior, realizar m√°s alianzas con artistas y organizaciones de otras partes del mundo que nos permitan llegar m√°s lejos. Es preciso compartir m√°s contenidos en otros idiomas, adem√°s del espa√Īol, analizar estad√≠sticas y readaptar el trabajo en funci√≥n de lo que queremos, tener en cuenta los horarios m√°s pertinentes para publicar seg√ļn la hora a la que acceden nuestros p√ļblicos‚Ķ En correspondencia con nuestros objetivos, se pueden tener en cuenta otros elementos como sus edades, sexo, ciudad donde residen‚Ķ, informaci√≥n que brindan con facilidad las administraciones de p√°ginas en las redes.

En todo ese contexto la fuerza de los argumentos y las formas atractivas de presentar los contenidos son indispensables. Desafortunadamente, en el caso cubano suelen apreciarse dos bandos opuestos, en el que algunos responden, sobre todo, con ofensas y visiones catastróficas y otros con criterios triunfalistas. Algunos hasta reciben dinero de fondos federales de EE. UU. para lanzar su veneno.

Proyectos gestionados y sustentados econ√≥micamente desde el exterior, incluidos diferentes sitios web con sus correspondientes extensiones en redes sociales, mantienen una activa labor alejados de la √©tica que debe acompa√Īar siempre el ejercicio period√≠stico y comunicacional en general. Empe√Īados en mostrar una Cuba negra, tergiversan la realidad y presentan partes hiperbolizadas en su af√°n de cumplir una agenda impuesta sobre todo desde aquella naci√≥n norte√Īa.

Son muchos los ejemplos de mentiras, ofensas y hasta amenazas en las redes contra l√≠deres, artistas u otros profesionales. Nadie tiene el derecho de asumir ese tipo de actitudes en plataformas digitales, como tampoco en espacios f√≠sicos. La cr√≠tica, el debate o el criterio diferente nunca debieran ser confundidos con la bajeza ni el prop√≥sito de da√Īar.

Poco a poco, deber√°n ser m√°s crecientes las estrategias de participaci√≥n, gobierno y control popular en l√≠nea aqu√≠, lo cual tendr√° que ser acompa√Īado por mayor infraestructura y un pensamiento m√°s distante de lo tradicional.

Las ideas y los modos de hacer deben seguir renov√°ndose, seg√ļn los nuevos retos. El continuar atados, de forma excesiva, a ciertos convencionalismos es negar las nuevas potencialidades. La web y todo lo que implica se unen a viejos desaf√≠os, que exigen pasos seguros, pero valientes. Tampoco se trata de intentar correr, sin tener la base necesaria.

Resulta esencial formar una mayor conciencia cr√≠tica sobre las din√°micas y formas de funcionamiento de las redes sociales, lo cual debe comenzar desde edades tempranas. Nuestros planes de estudios y todo el sistema de ense√Īanza en la naci√≥n debieran tener en cuenta esos elementos.

Conscientes de las campa√Īas realizadas desde esas plataformas en contra del pa√≠s, se necesita un protagonismo siempre creciente de los intelectuales, artistas, maestros, profesores universitarios, m√°steres y doctores en ciencias, periodistas, historiadores‚Ķ, que aporten con sus criterios. Los medios tradicionales, con gran impacto en la sociedad, deben mostrar an√°lisis cada vez m√°s coherentes y desenmascarar con inmediatez los¬†shows¬†que suelen montarse de manera intencionada en esos espacios contra Cuba y algunos de sus hijos.

Tambi√©n puede leer¬†‚ÄúLas nuevas generaciones en Am√©rica Latina deben conquistar la soberan√≠a tambi√©n en el ciberespacio‚ÄĚ (Dialogar, dialogar + Fotos, video y¬†tuit)

Aqu√≠, como en todo el mundo, resulta necesaria la implementaci√≥n de leyes para sancionar conductas en el entorno digital, teniendo en cuenta que las restricciones de las propias redes suelen ser indefinibles en muchos casos o demasiado generales. El hecho de que los comportamientos ocurran en esos espacios no exime a nadie de cumplir la ley en su Naci√≥n‚ÄďEstado. Si bien al principio muchos defendieron el criterio de que el ciberespacio ser√≠a capaz de conformar su propia estructura regulatoria con eficacia, no ha sido as√≠, en cierta medida por las din√°micas de funcionamiento que lo caracterizan.

Desde 1998, el investigador Jack Goldsmith indic√≥ que los problemas legales planteados en Internet son, en esencia, iguales a los presentes en el espacio f√≠sico, los que adem√°s han sido solucionados por el campo jur√≠dico, por lo tanto, el tratamiento no debe ser diferente. En ese sentido, varias naciones tienen sus marcos regulatorios definidos. ¬ŅAcaso se permitir√≠a un crimen, solo porque sea mediante Internet? ¬ŅPor qu√© permitir entonces ofensas, amenazas y ataques a las personas o lo que representan, lo cual podr√≠a provocar da√Īos de diversas √≠ndoles? Cualquier paso en ese sentido debe ser con mucha inteligencia, flexibilidad y fruto de la construcci√≥n de las amplias mayor√≠as.

En las redes pululan los j√≥venes y adolescentes. A los c√≥digos hipermediales se suman tambi√©n los predominantes en esas etapas, elementos importantes a la hora de concebir y compartir contenidos. Algunos internautas reflejan lo personal casi sin l√≠mites, de manera consciente o no, al compartir o consumir im√°genes, m√ļsica, videos‚Ķ, sus momentos o motivos de m√°s alegr√≠a y tristeza, y a la vez suelen segmentarse a partir de esos gustos, amigos en com√ļn y actitudes como en comunidades, a veces con muchas de las mismas personas que comparten en espacios f√≠sicos. Las explicaciones de por qu√© ocurre eso est√°n en las propias din√°micas sociales y en los aspectos generales y particulares de los individuos. Facebook, por ejemplo, para muchos suele convertirse en una especie de barrio digital, con todo lo que eso implica en cuanto a comportamientos, reacciones, opiniones‚Ķ

Resaltamos que los criterios de los ciudadanos en el mundo hipermedial, incluidos no solo los comentarios, deben ser tenidos en cuenta para el desarrollo de políticas en el país o su perfeccionamiento. Es posible continuar incrementando los canales de comunicación entre los diferentes niveles de dirección y los ciudadanos.

Para Cuba, Internet es también la posibilidad de aplastar mentiras y mostrar a internautas de todo el mundo su realidad. Eso no se logra con solo estar. Es importante situarse en la parte superior del iceberg.

Necesitamos articular estrategias a nivel de país con ese objetivo, incluyendo el aporte de la mayor cantidad de personas posible. La izquierda internacional tiene también en las redes una oportunidad tremenda para fortalecer vínculos y trazar caminos de conjunto. Líderes de movimientos sociales y otras personas progresistas de todo el planeta pudieran mantenerse comunicados por esa vía e impulsar más acciones colectivas. Sin dudas, Internet es fuente o reflejo de realidades, pero también de espejismos construidos en correspondencia con objetivos específicos, de lo cual debemos estar conscientes siempre.

 

*Publicado en Cubaperiodistas


La m√ļsica es sentimiento

No es la primera vez que tengo el gusto de dialogar con Paloma Henr√≠quez y Carlos Ernesto Varona; es decir, con el D√ļo Nu9ve. ¬ŅEl pretexto que me gui√≥ en esta ocasi√≥n?: pues nada menos que la obtenci√≥n de la Beca ‚ÄúElena Burke‚ÄĚ, que anualmente es concedida por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, y que en el 2020 tuviera como laureados a Nu9ve. Con el avance de la pandemia, esta pareja musical ha empleado todas las herramientas de las redes sociales y la tecnolog√≠a para que su p√ļblico no olvide que la m√ļsica es sentimiento, salvaci√≥n y esperanza.

¬ŅHa cambiado, para ustedes, en alguna sutil ‚ÄĒo menos sutil‚ÄĒ medida, el mundo del arte en este 2020 y lo que hemos caminado del 2021? ¬ŅHan (pre)visto transformaciones en el √°mbito de la recepci√≥n?

 

La covid-19 sin dudas ha paralizado muchas actividades en el planeta, y debido a la fuerte tasa de contagios a trav√©s de la saliva y de persona a persona, una de las medidas que han tomado los pa√≠ses que se han visto sometidos a esta pandemia ha sido la de cancelar los conciertos y otras actividades que impliquen grandes conglomeraciones. Debido a esto, los m√ļsicos en el mundo han tenido que desarrollar otras formas alternativas de llegar al p√ļblico: una de ellas ha sido a trav√©s de la potenciaci√≥n de su trabajo en redes sociales como Facebook, Instagram, YouTube, Telegram, Twitter, entre otras. La mayor parte de los eventos nacionales e internacionales tambi√©n est√°n teniendo lugar a trav√©s de las redes, las cuales se han convertido en una herramienta indispensable para la difusi√≥n de la obra de los artistas. La recepci√≥n del p√ļblico por ende va a estar mediatizada por el manejo que haga el artista de sus plataformas digitales, al menos de momento.

En nuestro caso, desde el 2018 comenzamos a publicar nuestro trabajo en nuestra página de Facebook Nu9ve, y luego también incursionamos en otras plataformas. A través de ellas podemos hacer llegar nuestra obra a todas las personas.

cortesía de los entrevistados

¬ŅDe qu√© manera utilizan los recursos creativos, la memoria emotiva, la sensorialidad, a la hora de construir la arquitectura de una pieza musical?

La memoria emotiva la utilizamos bastante sobre todo a la hora de crear una canción, aunque también utilizamos nuestra imaginación. A veces las canciones son de una experiencia emocional que hemos vivido o que ha vivido alguna persona allegada, otras veces queremos dar un mensaje y para ello entretejemos una historia que lo haga palpable para los oyentes.

tomada del perfil de facebook de NU9VE

El 2020 cierra para Nu9ve con la Beca Elena Burke, otorgada por la AHS, ¬Ņqu√© nuevas posibilidades se abren ante ustedes con la obtenci√≥n de este reconocimiento? ¬ŅQu√© metas les fija en el horizonte de las posibilidades?

Estamos muy orgullosos y felices de haber ganado en 2020 la Beca Elena Burke, la cual nos ofrece la oportunidad de tener nuestro primer √°lbum bajo el sello de la disquera Bis Music. De este primer disco tenemos como meta materializar algunos videoclips de varias de las canciones, para de esta forma hacer llegar nuestra obra a un mayor n√ļmero de personas, tanto a trav√©s de las redes sociales como desde la Televisi√≥n Cubana.

tomada del perfil de facebook de NU9VE

Un reconocimiento es siempre una cr√≠tica positiva a la trayectoria de un artista o un grupo, ¬Ņsienten que marca un antes o un despu√©s; o piensan que los reconocimientos forman parte del camino, s√≠, pero no parte indispensable, sino complementaria, opcional?

En nuestro caso particular consideramos que marca un antes y un después debido a que nos da la posibilidad de tener nuestro primer álbum, y además formar parte del catálogo de Bis Music, cuestión que nos enorgullece muchísimo. Por otro lado, un reconocimiento también forma parte del camino de todo artista y puede abrir puertas para su aprendizaje personal y profesional.

¬ŅDe qu√© forman definen la felicidad como artistas? ¬ŅQu√© condicionantes tendr√≠a esta que tener para satisfacerles?

La felicidad para nosotros es tener la posibilidad de crear y materializar nuestra obra y que las personas disfruten tanto como nosotros las canciones que hacemos. Los condicionantes est√°n en tener la posibilidad de convertir esta meta en una realidad a trav√©s de los diferentes medios de comunicaci√≥n, instituciones, y del apoyo de las personas que nos escuchan y disfrutan de nuestra m√ļsica.

tomada del perfil de facebook de NU9VE

La m√ļsica es un arte que se nutre de la colaboraci√≥n, del intercambio no solo con el p√ļblico sino con otros artistas. ¬ŅC√≥mo experimentan esta sinergia y de qu√© manera sienten que ha impactado/transformado sus visiones creativas?

Hemos tenido la posibilidad de colaborar con algunos artistas como Jotabarrioz, Nelson Vald√©s, el D√ļo Iris, Javier Valladares, Kialo, Club Conexo, y todas estas colaboraciones han constituido experiencias muy gratificantes para nosotros. En una colaboraci√≥n confluyen dos maneras de decir una misma obra. Para nosotros es un ganar-ganar por ambas partes ya que implica un abrirse a ver otras maneras de hacer, donde se nutre una misma idea por la visi√≥n de cada uno de los artistas. Los acercamientos a estas colaboraciones siempre son enriquecedores ya que podemos aproximarnos a la manera diferente en que otros artistas abordan la m√ļsica.

tomada del perfil de facebook de NU9VE

¬ŅCreen que el arte, en sentido general, se ha de renovar constantemente o apuestan por elementos fijos, que les permitan asentar una propuesta art√≠stica, un estilo, un sello?

La vida artística de un compositor suele dividirse en tres etapas. En cada una de esas etapas el compositor mantiene su esencia, pero existen cambios que las distinguen debido a la madurez alcanzada a lo largo de su historia y también debido a la coyuntura sociohistórica en la que se encuentre. En nuestro caso, los elementos artísticos esenciales van a estar presentes siempre en nuestra obra. No obstante, en los diferentes momentos de nuestra carrera iremos cambiando, madurando, encontrando nuevas tendencias musicales pero siempre consecuentes con nuestra esencia.

Cuando componen, cuando buscan una nota o frase espec√≠fica, una palabra que realmente tenga un significado, ¬Ņqu√© herramientas utilizan?, ¬Ņcu√°ndo saben que una obra est√° lista para enfrentarse a su p√ļblico?

La herramienta es un sentimiento, una experiencia, una historia. La obra est√° lista cuando existe una consonancia entre lo que sucede en nuestra cabeza y lo que llegamos a materializar. No obstante, toda canci√≥n puede perfeccionarse de por vida. El hecho de que una canci√≥n est√© terminada no significa que a√Īos despu√©s no pueda volver a ser abordada de una manera distinta por el mismo artista. Se puede decir que el proceso de conclusi√≥n de un tema es casi infinito.

tomada del perfil de facebook de NU9VE

¬ŅC√≥mo han vivido ambos su interrelaci√≥n con el p√ļblico?

Estamos muy felices por la acogida de nuestra obra. Ya sea presencial o través de las redes, las personas siempre nos hacen llegar su sentir con respecto a nuestras canciones y nuestra forma de interpretarlas. Esto ha sido muy esperanzador y motivador desde nuestros inicios.

Desde que se fund√≥ Nu9ve han cambiado el mundo, las relaciones art√≠sticas, el panorama espiritual de una generaci√≥n. Y, supongo, tambi√©n habr√°n cambiado ustedes mismos. ¬ŅCu√°les son sus nuevas apuestas con estas transformaciones? ¬ŅDe qu√© forma puede un artista utilizar los recursos que la realidad, a veces cruda, le brinda, para entonces comulgar con esta realidad y, de paso, reflejarla a trav√©s del arte?

El artista siempre puede reflejar su realidad a través de su obra. De hecho el artista cuenta para la creación con sus propias inquietudes, cosmovisión, sentimientos, es imposible deslindarse de ello. Nuestra apuesta es seguir haciendo lo que nos gusta hacer: nuestras canciones y hacerlas llegar a las personas. Ahora se utilizan más las redes debido a la pandemia, pero tenemos la esperanza de retomar nuevamente los escenarios y vivir la cálida aceptación de las personas que disfrutan nuestro quehacer.

cortesía de los entrevistados

A la hora de crear, ¬Ņqu√© es lo m√°s importante?

Dos cosas son fundamentales a la hora de crear: tener algo que decir, ya sea una experiencia, una historia, una reflexi√≥n; y transmitir un sentimiento, porque la m√ļsica tambi√©n es eso, sentimiento, emoci√≥n.