rap


El DISCO DE LA SEMANA. La Cosquillita, Kolao

*Tomado del Portal Cubarte

En una interesante interacción, la música cubana ha sabido adecuarse a las prácticas mundiales de la industria. Por eso, cada año surgen proyectos capaces de gestionar sus propuestas más allá del acuerdo y la firma con una disquera determinada. Esa capacidad de autogestión y búsqueda de financiamiento, a través del crowfunding o el apoyo de organizaciones de creadores u otras instituciones, configuran un ecosistema musical que permite desarrollar temáticas, géneros y sonoridades más cercanas a determinados públicos y consumidores.

En esa cuerda se presenta hoy el artemiseño grupo Kolao, creado en el año 2014 por un grupo de jóvenes artistas perteneciente a la Asociación Hermanos Saíz en esa provincia. Direccionado inicialmente en el cultivo de la música tradicional cubana, esencia inspiradora del proyecto, Kolao ha sabido imbricar ese legado musical y colocarse como una banda con una propuesta otra dentro de la llamada música alternativa.

La Cosquillita fue ganador en el año 2017 de la Beca El reino de este mundo que otorga la AHS a proyectos de sus asociados, mediante la cual se financió su grabación, mezcla y masterización en los míticos Estudios Areito de la EGREM. Las canciones de Kolao albergan en sí mismas la sencilla belleza del roce y las historias diarias de las personas a través del amor, las luchas de grupos sociales, el sentir de generaciones nuevas que van buscando su espacio en la leyenda de la vida. Fluye armoniosamente a través de la música cubana y latinoamericana, la trova, el funky, el reggae, el hip hop, el rock and roll, blues, soul, merengue, la balada y el pop rock. Su nombre enuncia en sí mismo el concepto musical de la banda, así como su slogan (La esencia del Caribe), al cultivar cada género musical respetando parámetros y formas de interpretación de diferentes países y mezclándolos con los géneros de la música cubana. En 2019 fueron nominados al festival Cuerda Viva en la categoría Música contemporánea.

Conformado por diez temas y dos bonus track, La Cosquillita conecta muy bien con un público sobre todo joven, que reconocerá la frescura musical de una propuesta cercana a sus propios gustos, desterrada de la banalidad formal en las letras y acordes sonoros, aunque utilizando las fórmulas habituales cercanas al pop y a la música urbana. “Ámame como soy”, “Candela” (en reposición junto a Adonis Puentes), “Déjalo ir”, “La cosquillita”, “Una noche más”, “Me he quedado solo” (con un remix final en colaboración con el rapero El Continuo), “Divino anhelo”, “Lola”, “Cachito” y “Me enamoré”; configuran un fonograma bailable, escuchable, de momentos reflexivos, que recuerda la estética del Moneda Dura primigenio o de algunas zonas del Talismán de Arnaldo Rodríguez. Contó con la producción musical de Alexander Ortega, la grabación, mezcla y masterización de Lino Lores, y el diseño de Jorge Veliz. Cuenta con el mérito adicional de que todos sus temas fueron grabados por los integrantes de la banda, dirigida por el percusionista José Sisto López.

Como carta de presentación, les dejó este videoclip del tema que da título a la placa y que ya se ha movido en redes sociales y en el portal de la música Pistacubana: 


Una aventura audiovisual por el este de la isla

Creación artística en seis vidas, un quehacer gestado desde rincones de la geografía oriental cubana, la complicidad de las cámaras para desnudar paisajes en los que se descubren varios protagonistas, son estos elementos que definen un obra que habla mucho de Guantánamo. Al este de mi isla es el nombre con que Antonio Ernesto Planos Samón, su autor, bautizó el proyecto.

[+]


Morón es un centro para el jazz

A ocultas del conocimiento generalizado del público mundano, parte de este, gustoso incluso del buen arte; cerca de los días veintitantos de marzo se celebra en Morón, ciudad del Gallo, el Jazz Centro. Organizado por el quinteto La Familia; parte importante de la jazz band compuesta por 13 músicos, con un sobresaliente predominio de instrumentos de viento en las noches de concierto, tales como: la trompeta, la familia del saxofón y el trombón. La eventualidad gana espacio en el teatro Reguero, local que, en futuros años, se estima no alcance para suplir las necesidades de la audiencia.

En una provincia como Ciego de Ávila que para nada es la más destacada en la proyección artística, Morón se muestra como una alternativa cultural de excelencia, gracias al Jazz Centro. El festival surge desde el seno de la familia de músicos Oney. La necesidad de extrapolarse de los cayos turísticos, que, a pesar de ser una excelente oportunidad de trabajo para los artistas, es una prisión de la libertad musical y enriquecimiento del alma. Nace en el año 2015 un nuevo espacio para la música en vivo de orquesta, teniendo sus raíces en una peña representativa del género, con sede en la Fundación Nicolás Guillén de la localidad.

La longevidad no es una característica de dicho espectáculo, pero la calidad sufre sus más altos extremos en el seno de su celebración, justo una semana antes del Piña Colada. A pesar de su corta vida, no se ha dejado reposar la costumbre sobre el mismo, la participación de invitados como, el de su tercera edición, Alfred Hubert Thompson Grinion, director de Caribbean Emsemble; el grupo moronense Dharma, indefinible en un género en específico a pesar de la línea audiovisual que proyectan; Mestizaje, grupo de jazz de Matanzas con jóvenes y virtuosos representantes, y Liván Tartabull y su quinteto de saxofones, son una variable indefinible hasta su llegada cada año.

Jazz Centro 2018

El anhelo de tener en la eventualidad sin precedentes, a músicos de la talla de Alain Pérez, es un deseo que no se le pasó por alto a Dairon Oney, gran amigo del trinitario, en el festival Piña Colada 2019 durante la clase magistral del sonero en la Asociación Hermanos Saíz en Ciego de Ávila. Su cuarta y próxima edición estará dedicada a un multiinstrumentalista moronero, integrante de la agrupación Bellita y Jazz Tumbatá, Miguel Antonio Miranda López, alias El pulpo; nombre ganado por su capacidad para ejercer varios instrumentos a la vez.

Miranda, es también padre del baterista integrante de Dharma, Dairon Miranda Valladares, quien es bien recordado por protagonizar una extraordinaria guerra de baterías en la segunda edición del evento, en 2018. Magnífico sería presenciar en una segunda parte, tal derroche de talentos, esta vez padre e hijo.

Varias locaciones han recibido al elenco en su trayectoria, adaptado a la organización de cada año, tales como la sede Nicolás Guillen, la presentación especial en el cine Higuera del municipio Bolivia (en 2019) y la habitual descarga del último día en el Centro de Casas de Morón, manteniendo su sede principal en las primeras dos noches. No es secreto que, público del municipio cabecera anhela la extensión del festival hacia su territorio, lo cual sería magnífico, si descartamos el miedo a que nos sea extirpado y nunca más vuelva a ser Morón y su reguero un centro para el jazz.


Jornada de rap Leguaje de Adultos: 12 años de ritmo, actitud y poesía

La jornada de rap Leguaje de Adultos que cada año desde 2008 convoca la sección de música de la Asociación Hermanos Saíz en Guantánamo retorna esta vez entre los días 27 y 29 de febrero, para fomentar el gusto por este género, intercambiar con sus cultores en la isla y visualizar el quehacer de sus exponentes.

Sandy David González (Solda2 Razo) organizador y partícipe del encuentro, precisó que se realizarán varias actividades comunitarias para rebasar el espacio institucional de la Casa del Joven Creador y ampliar el impacto y la connotación social al interactuar con estudiantes de la Universidad de Guantánamo y el Correccional de Menores de la más oriental de las provincias cubanas.

El programa que tiene como plato fuerte los conciertos en el patio de la sede la AHS, además de la competencia entre freestylers –conocida como batalla de gallos–, incluye también la exposición Estéticamente Incorrecto de la artista cienfueguera Yadelín Gonzalez, en la galería Pórtico de la Casa del Joven Creador.

Entre los invitados figuran Dj OPC y AKM, El Sujeto, Confidente, El Menor MC, así como los raperos locales Visa Abierta, Trato de Nota, El Estudiante, El Artesano de las Rimas, Hugo y Yoel, El Peregrino Sánchez y Rey Rimas, además de los anfitriones Solda2 Razo junto al Poeta Urbano.

Como propósito principal los organizadores de la jornada de rap Lenguaje de Adultos se proponen acercarse al público conocedor o no de este género musical que por más de 20 años se ha mantenido en la preferencia de un sector de la sociedad cubana y así originar en los escépticos interés por el rap y la cultura hip hop de cuba.

Fotos: Yoan Rodríguez Valle

Fotos: Yoan Rodríguez Valle

Fotos: Yoan Rodríguez Valle


Un guateque moderno (+ videos)

Una buena fiesta de campo, ¡un guateque de verdad!, no puede terminar sin el canto de los repentistas. El tres y las palmadas marcan el ritmo entre cada verso, y los contrincantes “luchan” por su supremacía improvisando, cantando y… con tremendas ocurrencias. Las montañas cubanas han sido testigos por décadas de esos festejos que han convertido al punto cubano en patrimonio inmaterial de la humanidad.

Pero, del 25 al 29 de septiembre, el guateque se formará en La Habana con el primer encuentro de improvisación poética Oralitura Habana, una fiesta del verso improvisado.

Avance de lo que puede pasar en Oralitura Habana.

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Martes, 17 de septiembre de 2019

Más de 30 artistas internacionales y 70 de diversas provincias cubanas protagonizarán el evento que pretende sacar a la décima de los campos y colocarla en el lugar cimero que le corresponde dentro de la cultura cubana, como expresó en conferencia de prensa Leydis Hernández, miembro del Comité organizador.

“Cuba tiene parte de los mejores improvisadores del mundo y a muchos jóvenes talentosos que también están cultivando ese género, pero nos hemos quedado muy por debajo de los nuevos tiempos y del desarrollo tecnológico”, añadió Alex Díaz, miembro del Comité organizador de Oralitura Habana, certamen que dedicará espacios teóricos a la superación de los repentistas.

Los asistentes podrán recibir talleres de música, teatro, décima escrita y décima oral impartidos por los reconocidos maestros Digna Guerra, Osvaldo Doimeadiós, Virgilio López Lemus y Alexis Díaz-Pimienta, respectivamente.

Entre los principales objetivos del encuentro, los organizadores resaltaron la imbricación del repentismo con otras manifestaciones artísticas para que los jóvenes disfruten de la décima desde una mirada moderna.

Conferencia de prensa Oralitura Habana 2019.

Publicada por Asociación Hermanos Saíz en Martes, 17 de septiembre de 2019

Oralitura Habana tendrá entre sus espacios al Pabellón Cuba, sede de la Asociación Hermanos Saíz, pero algunas actividades tendrán lugar en el Anfiteatro de La Habana, el Delirio Habanero y el central azucarero Boris Luis Santa Coloma, este último considerado uno de los mejores escenarios del repentismo cubano en la actualidad.

Las ponencias que serán presentadas en el evento tratarán temas como el neorrepentismo, los métodos para enseñar a rimar, la presencia del canto improvisado en el folclor canario, y los acentos rítmicos internos en el verso octosílabo, entre otros.

Dentro de la gran fiesta del verso improvisado, dos momentos prometen romper los termómetros: el Decimódromo y el Choque de Improvisadores. El Decimódromo tendrá lugar las noches de miércoles, jueves y domingo en el Delirio Habanero, y contará con la presencia de destacados repentistas cubanos y extranjeros.

foto: Edus.

Quienes asistan al Choque de Improvisadores, que ocurrirá el viernes 27 en el Pabellón Cuba, tienen garantizado un espectáculo de lujo, pues subirán al ring tres repentistas y tres raperos, los más laureados en los recientes eventos de esos géneros en nuestro país.

El evento contará con las presentaciones de Tony Ávila y su grupo, Taller Zenet y Alexis Díaz-Pimienta (este último Presidente de Honor de la cita), Aedos, Dj Raymel, y Gabriel Hernández, entre otros artistas.

Oralitura Habana homenajeará no solo al punto cubano, sino que también está dedicado al aniversario 500 de la fundación de la Villa San Cristóbal de La Habana, y al centenario del natalicio de Benny Moré.

Este “viaje sideral por el uniVERSO improvisado” estará bajo el auspicio de la Asociación Hermanos Saíz, el Ministerio de Cultura y Cultura Provincial de La Habana.


La tecla del intruso

A pesar de los discursos articulados y las brechas otorgadas en situaciones de confrontación entre cultores y representantes de instituciones culturales, así como medios difusores, en el oriente cubano el rap siempre fue –y ¿aún es?– un extraño. La idea que se asume y exporta en torno a los elementos que conforman la identidad cultural del territorio no comprende siquiera la mención del género.

Aun cuando por procesos diferenciados, expresiones como el rap, el jazz y el casi invisible rock conviven en la escena local, ninguno logra su integración a las construcciones que se tienen de “lo santiaguero”. En todo caso, representan intereses de grupos sociales identificados con uno u otro, sin que ello implique legitimación alguna.

El rap, como exponente de la cultura del hip hop, tras su llegada, asimilación y reestructuración músico-textual en la isla bien puede contarse entre esos ya para nada novedosos y diversos rostros de lo identitario cubano en constante conformación.

La modalidad –o modalidades– cubanas, refleja las situaciones específicas de una porción de la sociedad actual y el modo en que generaciones de cubanos las vivencia e interpreta. Sin embargo, si el golpe seco de la palabra ha implicado el sentido de resistencia, no menos resistente ha sido cierto entorno social e institucional al momento de otorgarle espacios dentro del concierto de expresiones actuales.

Aunque los inicios del hip hop en Santiago de Cuba guardan puntos de contacto con el resto del país, su devenir ha sido fluctuante, más allá de los niveles lírico-musicales, en los planos de su creación, promoción y espacios de consumo.

Con el Microphone

Oandris Tejera y Alayo Mc en Sonido Urbano. Cortesía d la autora.

Cuando parecía que el rap iba a integrarse al concierto santiaguero no era más que un espejismo. Rebobino.

Los MC llevaban años dando batalla por todo el país, como eclosión cultural, convencimiento y moda compartieron trayecto. El curso determinó quiénes se asentarían o no, mientras otros lograron a través de una presunta postura “contestaria” un modo de vida. 

En La Habana surgieron los festivales y después la Agencia Cubana de Rap, puntos sobre los que no tengo nada que aportar. Por estos lares, no sin menos beligerancia y catapultado por el auge nacional, varios de sus exponentes se integraron al ámbito institucional.

El sistema de casas de cultura tuvo la encomienda de sostener los primeros diálogos conciliatorios con los raperos, lo cual incluyó una especie de tutela o apadrinamiento, es decir, “superación musical”; dicho proceso también incluía clases de literatura que incidieran en la elaboración textual de las creaciones raperas.

Estos métodos no estuvieron exentos de crítica en cuanto a lo atinado o no de su aplicación con respecto a las características propias y naturales de la denominada lírica urbana.  Si por un lado los decisores culturales lo consideraron un proceso necesario, algunos que se iniciaban y sus seguidores valoraban esta salida como una forma de violentar la esencia callejera de dicha forma cantable. 

Con posterioridad, la AHS integró a sus cultores más representativos, aquellos que habían logrado ubicarse en una especie de vanguardia cimentada en la madurez de su obra, el reconocimiento y prestigio entre ellos mismos y el público, hasta la creación-producción discográfica alternativa.  En este escenario, los MC pudieron desarrollar su trabajo dentro y fuera de la Casa de los jóvenes artistas. Mutantes resultan los enclaves periféricos donde por años estos hacedores de la música han realizado su performance.  

Además de la Casa del Joven Creador, otro sitio emblemático  de la Asociación Hermanos Saíz donde su protagonismo alcanza mayor significación se sitúa en la escalinata del Museo Emilio Bacardí, uno de los enclaves de mayor recurrencia en la representación de la imagen urbanística santiaguera.

Esta intersección entre las calles Aguilera y Carnicería ha atestiguado la participación de los raperos junto a artistas de otras manifestaciones. Los estereotipos asignados al modo sonoro-expresivo se difuminan ante los ojos de los propios censores.

Peñas como Kabildazo, Sonido Urbano y espacios desde el Centro Cultural Africano tuvieron el sello de una efervescencia creadora como exponente de la Asociación en Santiago de Cuba. Durante estos años eventos de efímera existencia trataron de expandir la lírica rapera, no obstante, ninguno logró permanencia y trascendencia a niveles sociales más allá de la misma comunidad hip hopa.

Sonido Urbano aconteció a partir de febrero del 2009 y aproximadamente hasta el 2013. En sus inicios tuvo lugar los jueves alternos de cada mes en la Casa del Caribe, liderado por la agrupación TNT Rezistencia y algunas voces en el contexto de la oriental ciudad. Con posterioridad se trasladó hacia el CIROA y esporádicamente a otras locaciones.  Además de la expresión cantable y las disímiles manifestaciones del hip hop, involucró a artistas de la plástica, la danza y el teatro, en un proyecto que buscó promover tendencias artísticas desfavorecidas por los medios de comunicación.

Las Positivas en Sonido Urbano. Archivo de la autora.

La programación de la Plaza Cultural Aguilera –ubicada en el centro citadino–, por ejemplo, en determinados momentos acogió presentaciones de aficionados a la manifestación. Surgieron espacios como Kafé Alternativo, cuyas estrategias apelaron a una mayor flexibilidad y coexistencia entre la llamada música electrónica, el funk, trova, reggae, jazz, rock y hip hop, a lo que se sumó la proyección audiovisual. 

Uno de los eventos de mayor perdurabilidad fue el Bonus Track. La jornada buscó aglutinar a voces del territorio y otras zonas del país junto a la participación de artistas de la plástica cuyas obras sostienen discursos comunes, como son los casos Oandris Tejeiro (Joa), Gilberto Martínez y Alejandro Lescay. La agenda incluyó el espacio teórico y las presentaciones musicales dentro de la propia sede.

En el caso del espacio teórico se reiteraron las mismas insatisfacciones, como la ausencia de representantes de la institucionalidad cultural y medios de comunicación convocados a los debates. En determinados momentos afloró la carencia de un hilo conductor de las ideas, por lo que el debate persistió en la manifestación de la frustración de índole diversa de los cultores presentes, sin que en realidad llegaran a vislumbrarse alternativas a las mismas. Cierto desdén por la teoría privilegió el carácter asambleísta por encima del pensamiento crítico. 

Mayor renuencia a la convivencia con el rap observaron los catálogos de los Centros Provinciales de la Música, hoy Empresas Comercializadoras. De forma específica en Santiago de Cuba este tema de la “profesionalización” es la resultante de procesos donde las políticas de decisión aún atraviesan por tabúes e indefiniciones que trascienden lo territorial. La actual Empresa Comercializadora de la Música Miguel Matamoros ha acogido en diversas etapas como parte del catálogo de Música Popular a formaciones como Habano Rap, Contraste, TNT Rezistencia, Sentimiento Rapero, Golpe Seko, Cimarrón y Las Positivas. Vale acotar que la mayoría contaba con una larga trayectoria dentro del género rap a su ingreso a este catálogo.

Los momentos hasta aquí referidos y otros que pueda obviar de forma no intencional, no fraguaron más allá de la comunidad rapera la noción de qué es el rap y quiénes sus cultores.  Enclaves como la Plaza Juvenil Ferreiro, la Pista Pacho Alonso o el Área del parqueo del Estadio –espacios asignados–, a la postre resultaron de escasa visibilidad. 

Imagen Archivo Sonido Urbano.

Fuera de las demarcaciones de la AHS el rap no cuenta en Santiago con una jornada, festival, encuentro o cualquier denominación similar como sí el son, la trova, los coros y ahora el jazz. Las mesas teóricas o esporádicos debates en algún que otro espacio no constituyen momentos trascendentales para pensarlo.

No obstante, a los “contras” algunos integrantes de la colectividad rapera en Santiago de Cuba, en ocasiones, se han visto bajo el influjo de una psicología grupal que apela al discurso de la victimización como modo de autoexclusión.

 Aunque sus protagonistas no han contado con el “apoyo necesario” –frase socorrida en estos ámbitos–, no siempre aprovechan todas las posibilidades. Puedo citar el interés que manifestó hace algunos años el Centro de Promoción Literaria José Soler Puig, por la presentación de dos de los números de la revista Movimiento para el cierre de la programación de verano de entonces, lo cual no se concretó por el diálogo impreciso con líderes en aquel momento de la escena rapera, a quienes se les solicitó colaboración. Dichos números fueron presentados en la sede de la Asociación Hermanos Saíz como parte de una jornada, una vez más dentro de los mismos límites.

A mi entender, el ámbito santiaguero no muestra en este momento las más favorables condiciones en cuanto a espacios y promoción, intercambio con el público y socialización, pero lo cierto es que el rap, aunque en contexto difícil, respira.

Relevante es el premio obtenido por los de Golpe Seko con el CD Golpe Seko Brothers, en la Feria Cubadisco 2017. Sin embargo, esta noticia no trascendió más allá de una nota publicada en la página cultural del semanario Sierra Maestra.

Desde la Asociación, los gallos siguen dando pelea y emergen nuevos eventos que aún deben encauzar objetivos y lograr sostenibilidad en el tiempo.

El rap deberá contar con las mismas posibilidades que otros géneros, para comportarse a la altura de esa gran mesa que es la cultura cubana.


Oralitura Habana: una puerta al uniVERSO improvisado (+ videos)

En las redes ya se está volviendo tendencia. La “tiradera” entre repentistas de Cuba y de diversas partes del mundo atrapa la atención. La sangre se está calentando y los versos explotarán en La Habana del 25 al 29 de septiembre próximos, en el primer Encuentro de Improvisación Poética «Oralitura Habana».

La ciudad se vestirá de fiesta y de poesía improvisada en una celebración nunca antes vista, asegura Vanessa Castro, encargada de la comunicación del evento. “Será un suceso único en su tipo donde se impartirán talleres de música, teatro y décima (oral y escrita), con profesores especializados en cada manifestación”, dijo.

Oralitura Habana contará con espectáculos nocturnos, ponencias, conferencias, presentaciones de libros y lecturas de poesía, que serán protagonizados por los mejores exponentes del repentismo en Cuba, a quienes se sumarán varios artistas extranjeros de diferentes manifestaciones.

El gran guateque tradicional, uno de los principales espacios del certamen, tendrá como sede al central azucarero Boris Luis Santa Coloma, considerado el mejor escenario del repentismo cubano en la actualidad.

Este “viaje sideral por el uniVERSO improvisado” estará bajo el auspicio de la Asociación Hermanos Saíz, el Ministerio de Cultura y Cultura Provincial de La Habana, instituciones que pretenden homenajear con este encuentro al Punto Cubano, declarado por la Unesco Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, celebrar los 500 años de La Habana y recordar a Benny Moré en el centenario de su natalicio, precisó Vanessa Castro.

Durante los cinco días de Oralitura, profesores especializados impartirán talleres de música, teatro y décima (oral y escrita). Alexis Díaz Pimienta, quien es además el Presidente de Honor del evento, impartirá el Taller de décima oral improvisada;  el poeta Pedro Peglez se encargará del Taller de décima escrita y el Taller de teatro estará a cargo del actor Osvaldo Doimeadiós.

 Cada noche estará matizada con espectáculos llamados “decimódromos”, y varios espacios estarán dedicados a las presentaciones de libros y el debate de ponencias dedicadas al repentismo con temáticas marginadas.

Publicada por Oralitura Habana en Martes, 2 de julio de 2019

Hasta el momento han confirmado su presencia más de 40 artistas cubanos y foráneos, entre los que se encuentran Luis Quintana Ruano, Leandro Camargo, Reiber Nodal, Rainer Nodal, Anamarys Gil Méndez, Yordanys Oliva Llanes, Sindy Manuel Torres Rodríguez, así como también los raperos Manuel Alejandro Delgado (Yeriko), Osmani Fernández López (Positivo Siempre), y David Rodríguez Nápoles (El Ciudadano).

Entre los invitados extranjeros destacan Ana Zarina (México), Julio César Sanabria (Puerto Rico), Tata Zirga García (Islas Canarias), y Domingo Umpiérrez (Islas Canarias).

En la página oficial en Facebook (@oraliturahabana) el público puede interactuar con los protagonistas y participar en el concurso semanal de Oralitura Habana.


Cuestiones raciales en la cultura Rastafari

Últimamente se hace visible el interés por algunas instituciones de la cultura en dar cierto protagonismo al debate racial; tema que hace apenas 10 años se mantenía silenciado y aún hoy tiende a minimizarse en algunos sectores oficiales. Precisamente, una de las formas de evitar el neorracismo es la discusión y socialización de criterios referidos a los prejuicios raciales, a las nuevas formas de discriminación, pero también a la articulación de espacios institucionales donde se propicien investigaciones más amplias referidas a la problemática y se traten o enjuicien acciones discriminatorias de cualquier índole.

[+]