promoción


Agosto de libros

La Luz abraza la nueva normalidad. El sello editorial radicado en Holgu√≠n propone para el mes de agosto novedades editoriales, lecturas, conversatorios y ‚Äútodo un cortejo caprichoso‚ÄĚ de lectores y autores.

Poetas que ven nacer sus primeros libros como Camilo Noa, y su cuaderno Laminarios, Norge Luis Labrada, con sus Poses, y Carne Roja, de la autor√≠a de Reynaldo Zald√≠var, se presentar√°n en el espacio habitual para los lanzamientos en la pe√Īa Abrirse las constelaciones.

Como parte de la campa√Īa de promoci√≥n a la selecci√≥n de j√≥venes poetas en Holgu√≠n, La Joven Luz. Entrada de emergencias, se inaugurar√° una exposici√≥n que combina verso y fotograf√≠a en la sede de la editorial el d√≠a 10, en la apertura de una jornada que rinde homenaje al sistema de ediciones territoriales, en su aniversario20, el d√≠a Mundial de la Juventud, al natalicio de Fidel Castro y a los Hermanos Sa√≠z en el aniversario de su fallecimiento.

Este agosto ser√° tambi√©n la presentaci√≥n de un libro so√Īado, Mis rejas y mis rosales, que re√ļne textos de una querida autora holguinera Mayda P√©rez Gallego. El p√≥stumo tributo a la poeta ocurrir√° en coincidencia con su onom√°stico 72. Con este momento cerrar√° la jornada, pero no el programa de presentaciones estivales.

A los que deseen Indicaciones para divorciar a un hombre, de Juan Siam, el día 25 tendrán oportunidades de obtener este volumen de relatos, puestos a disposición de los lectores ávidos del nuevo libro del experimentado escritor.

Mientras, el equipo creativo de Ediciones La Luz, con Luis Yuseff al frente, simultanea el trabajo de promoción con procesos editoriales que le son inherentes y multiplica su presencia en redes sociales y plataformas de audio y video.

 


Forodebate Nuevas formas de promoción del arte (Jornada de la Canción Política)

Por Yasel Toledo Garnache

Como parte de la edici√≥n 44 de la Jornada de la Canci√≥n Pol√≠tica, que por primera vez tiene como escenario principal las redes sociales, convocamos al forodebate ‚ÄúNuevas formas de promover el arte‚ÄĚ, el cual tendr√° como invitados al periodista santiaguero Reinaldo Cede√Īo, y a los escritores Elaine Vilar Madruga, ganadora del Premio Calendario de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (2020), y a Yunier Riquenes, quien adem√°s es uno de los l√≠deres del proyecto Claustrofobias Promociones Literarias, con una labor reconocida en el panorama digital.

¬ŅCu√°nto m√°s se puede aprovechar las redes sociales y otras plataformas hipermediales para la promoci√≥n del arte, la literatura y la cultura en general? ¬ŅC√≥mo se podr√≠an lograr mayores alianzas entre los medios tradicionales y los creadores o sus organizaciones, a fin de llegar a mayor cantidad de personas? ¬ŅCu√°nto m√°s podr√≠an hacer los escritores y artistas favor de su propia promoci√≥n? ¬ŅC√≥mo los podr√≠an apoyar m√°s las instituciones? ¬ŅQu√© es lo nuevo en verdad? ¬ŅCu√°n importante es lo comercial en este contexto? ¬ŅSe necesitan solo mayor conectividad y modernizaci√≥n de las tecnolog√≠as o tambi√©n cambios en el pensamiento y los modos de hacer? ¬ŅPor qu√© solemos asociar lo nuevo en promoci√≥n solo a las redes? ¬ŅCu√°nto m√°s y diferente podemos hacer tambi√©n en los espacios f√≠sicos?

Estas son apenas algunas de las interrogantes que pudieran motivar el intercambio.

Ya nos puedes dejar tus preguntas y opiniones en la parte de los comentarios.

————¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ————–¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ———–

Una generaci√≥n se define ‚ÄĒtambi√©n, aunque no exclusivamente‚ÄĒ por los modos de comunicar

Por: Elaine Vilar Madruga

Vivimos en la aldea global, en una cápsula que nos (in)comunica, una cápsula con miles de posibilidades que obligan a que la recepción del arte se vivencie con mayor inmediatez y celeridad. Las relaciones de producción se han desplazado, han mutado. Hacer arte incluye no solo al que lo produce sino también al que lo recibe y lo comercializa. Existen ventajas en la cápsula global, y muchas desventajas también (que no se cubra el sol con un dedo de ignorancia). Como país, como artistas, los cubanos hemos llegado con cierto retraso a este conocimiento que, en materia productiva, significa que vamos a la saga en relación con una estructura continental. Salvar nuestros valores como nación artística, proteger nuestro patrimonio no nos exime de entender las nuevas formas en que el arte se produce, se comunica, se comercializa. Es hora de desterrar de nuestro vocabulario la idea de comercialización como producto banal, producto clase B, seudoarte.

Las nuevas maneras de promover nuestro trabajo creativo abarcan el conocimiento de las plataformas y redes sociales. Las limitaciones de conectividad en nuestro país son frenos, sin dudas, para conseguir una adecuada promoción artística. El rol del creador como autopromotor y muchas veces, incluso, autoproductor de su obra no debe ser obviado. Se necesita una mayor conectividad, no solo en las redes que circunvalan el mundo digital, sino entre nuestras propias redes de contactos creativos, entre el autor y las instituciones que lo respaldan, entre las instituciones y la idea de nuevos tipos de producción.

Son retos y necesidades que ya no pueden posponerse ni obviarse: una generaci√≥n, una promoci√≥n de artistas se define ‚ÄĒtambi√©n, aunque no exclusivamente‚ÄĒ por los modos en que llegan a comunicar su producto. La presencia de nuestro trabajo en las redes sociales y el mundo virtual sigue siendo una deuda pendiente, aunque el esfuerzo de algunos ‚ÄĒtanto creadores como instituciones‚ÄĒ comienza a saldar, no sin cierta morosidad, ese agujero de sentido, ese agujero de presencia, que no solo visibiliza productos individuales sino productos generacionales, y el arte presente y futuro de nuestro pa√≠s.

Se hace necesario que las redes sociales, el mundo de la media y sus infinitas posibilidades se encuentren al acceso de los artistas cubanos; esto conllevará, también, a la disponibilidad y la democratización de la cultura para aquellos receptores que, dentro y fuera de nuestra isla, quieren conocer más del arte que se hace en casa.

Pensar en la medialidad y la hipermedia, en nuevas formas de producci√≥n y gesti√≥n de obras, en el arte digital en todos sus registros, en la presencia online de los creadores, en la potenciaci√≥n de los mejores valores de nuestra cultura joven a trav√©s de registros novedosos, son cartas de triunfo que a√ļn, y por desgracia, no acabamos de jugar a nuestro favor.

Vivimos ya en un mundo otro, un mundo online que exist√≠a mucho antes de la aparici√≥n de la pandemia, un mundo al que en ocasiones pretendimos dar la espalda y que ahora, m√°s que nunca, nos muestra sombras y luces. ¬ŅQu√© es necesario?: entender que en este claroscuro de posibilidades, el esfuerzo individual puede ser un excelente detonante; es preciso igual que nuestras instituciones comprendan que no pueden quedarse a la saga, necesitan incorporarse a este movimiento global, modernizarse en sus estructuras de producci√≥n y pensamiento.

————¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ————–¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ———–

¬ŅNuevas formas de promoci√≥n del arte?

Por: Yunier Riquenes

La mejor manera de promover el arte es aquella que pueda ser m√°s efectiva. La que permita la mejor cercan√≠a a los p√ļblicos, la que permita desarrollo y crecimiento de la obra y los artistas. ¬ŅEn qu√© soporte? No importa el soporte. Lo que importa es el resultado, la creatividad que se ponga a disposici√≥n para seducir al espectador, al lector, al oyente. Pero no podemos ignorar que en el siglo XXI la pantalla domina el cerebro del hombre, la pantalla cambi√≥ los modos de comportarse e interactuar con sus semejantes. ¬ŅEntonces c√≥mo llega la informaci√≥n a los receptores?

Los desconectados siguen escuchando la radio tradicional, leyendo el peri√≥dico y los libros impresos, leyendo los programas de mano y las palabras del cat√°logo. Sin embargo, otros prefieren leer la prensa en el tel√©fono, ver la televisi√≥n, una pel√≠cula o una serie, disfrutar de la obra de un artista. Ambos p√ļblicos son importantes, el desconectado y el conectado. ¬ŅQu√© necesita el arte para promoverse bien? Respuesta sencilla y dif√≠cil de ejecutar: una buena estrategia de comunicaci√≥n que incluya diagn√≥stico, estudio de p√ļblico, propuesta novedosa y atractiva. Y la diferencia radicar√° en lo que vamos a promover y a qui√©n, en qu√© momento. Hay que saber la narrativa que va a usarse para conectar bien.

¬ŅQu√© elementos lleva la promoci√≥n de nuestro evento, libro, concierto, exposici√≥n, puesta en escena? Cada uno de ellos tendr√° su forma particular. Lo importante es ejecutar una estrategia coherente. Si hablamos del universo digital, hasta hace muy poco aceptado en nuestro pa√≠s, podr√≠a compartir algunas interrogantes que Naskicet Dom√≠nguez, coordinador de Claustrofobias, dise√Īador y amante de la comunicaci√≥n comparte.

√Čl se pregunta si nuestras publicaciones tienen sus perfiles bien caracterizados, c√≥mo se brinda un seguimiento noticioso a un evento, c√≥mo se invita a participar en una actividad, c√≥mo se dise√Īan las carteleras impresas y digitales, cu√°les son las diferencias entre cada una de las redes sociales, y entre las redes y el portal oficial del artista, la organizaci√≥n o la instituci√≥n; cu√°l es el lenguaje que se usa en cada una de ellas, c√≥mo se mide el alcance de la publicaci√≥n, y la necesidad de que la promoci√≥n efectiva genere posibles ingresos.

La promoción, por supuesto, requiere recursos humanos y materiales, hay que comprender que la comunicación en cualquier parte del mundo se paga, y que no hay fórmulas fijas.

——–¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† —————-¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ——————

VITRINA Y EX√ČGESIS

Por: Reinaldo Cede√Īo Pineda

Siempre he dicho que no vamos a la cultura, que vivimos dentro de ella. As√≠ le respond√≠ quienes me preguntaron : ¬Ņy ahora que hacen los que trabajan en la cultura? La cultura no es un teatro, un trazo de pincel, un pentagrama; no es un festival ni un concurso: es m√°s. La cultura es un esp√≠ritu. La cultura, es ante todo, el creador. Bajo ese pensamiento he cobijado mi trabajo de casi treinta a√Īos en el periodismo cultural.

Las circunstancias de los √ļltimos meses, sometidos a esta pandemia y al aislamiento social, ha demostrado¬† que el arte y los artistas ‚Äēcomo esencia que son de la sociedad‚Äē, no quedan de brazos cruzados. No pueden hacerlo. La poes√≠a trasciende el verso y se instala en el quehacer cotidiano, en la esperanza. Para muchos, ha sido un descanso fecundo que les ha permitido rememorar, recuperar, proyectar y reencontrar caminos.¬†

La internet, las redes sociales, las plataformas digitales han demostrado ser v√≠as de comunicaci√≥n excelentes para visibilizar obras, soportes para hacer pan com√ļn el acto creativo. No hay que olvidar que al fin y al cabo, la posibilidad de comunicarnos con diferentes lenguajes y la existencia misma de esas redes, son parte de esa heredad cultural creada por el hombre.

Hace ya un tiempo se pueden recorrer virtualmente en el mundo museos, galerías, bibliotecas…  pero estos tiempos de confinamiento han convertido esa opción en vía expedita, en autopista. Ha sido refugio y ha sido vitrina. Ha sido un redescubrimiento.

Habr√° que ver, eso s√≠, con qu√© aspectos nos quedaremos como ganancia para ‚Äútiempos normales‚ÄĚ, cu√°les son los momentos claramente coyunturales y cuanto nos hemos podido exceder en el af√°n de no perder ning√ļn espacio.

Soy partidario de los abrazos cercanos, nada pueden sustituirlos; pero también, soy un asiduo del mundo virtual. El equilibrio, el difícil equilibrio. Una exégesis cuidadosa se impone, para que no haya extravíos, para valorar cada cosa en su justa valía. Al modo martiano: el arte como la sal, preserva a las naciones.


Mundos insospechables que invitan

Id√°n Luis Ferr√°n ha mapeado la ciudad de sus experiencias, la ciudad de sus memorias. En la composici√≥n abstracta de la poes√≠a ‚ÄĒlas calles del recuerdo‚ÄĒ construye mundos insospechables que invitan. Esta entrevista busca un acercamiento con este joven creador ariguanabense que conf√≠a en que el arte es, sin dudas, materia trascendente.

¬ŅC√≥mo llegas al mundo de las artes visuales?

Desde ni√Īo siempre tuve una marcada inclinaci√≥n por dibujar, por llevar casi siempre un pedacito de crey√≥n en la mano, dec√≠a mi madre. Vigilaba sigiloso para no ser atrapado mientras garabateaba alguna pared que encontraba. Ten√≠a una afici√≥n casi inconsciente por los murales. No corr√≠ con la suerte de beber directamente del arte visual o del arte en general; crec√≠ lejos de esos caminos y, por alguna extra√Īa raz√≥n, cuando cumpl√≠ 16 a√Īos, ingres√© a lo que fue una excelente escuelita de arte en mi localidad llamada «Eduardo Abela». A partir de ah√≠, empec√© a encontrar la paz y a viajar finalmente por el sendero m√°s indicado para m√≠, pues creo que no pudiera haber sido otra cosa en esta vida.

cortesía del entrevistado

¬ŅC√≥mo defines la po√©tica de tu visualidad?

Esta pregunta en particular est√° relacionada con el proceso de mi trabajo. Ser√≠a bueno saber de antemano que mi definici√≥n de la realidad esta inherentemente vinculada a mi visi√≥n como artista: la po√©tica viene a m√≠ horas antes de pintar alg√ļn cuadro. En este m√©todo que desarrollo conviven la subjetividad y el propio destino de la obra. Dec√≠a Cort√°zar: «La obra ya est√° hecha antes de hacerla», y en mi caso necesito inspiraciones que confluyen entre la familia, los amigos, gentes y lugares que me son importantes. Ahora, creo que el pintor tambi√©n pinta lo que quiere ver, lo que desea apreciar despu√©s de limpiarse las manos manchadas, porque en su b√ļsqueda visual no encuentra lo que anhela contemplar m√°s tarde en lo real, en lo vivo o muerto que le rodea. Yo defino la po√©tica de mi visualidad como algo en√©rgico, como mundos insospechables que invitan.

En tu producci√≥n, ¬Ņc√≥mo se entroncan la investigaci√≥n y el proceso creativo?

La investigaci√≥n es mi vida. No puedo acostarme a dormir sabiendo que necesito investigar algo, tengo la maldita ‚ÄĒo bendita‚ÄĒ man√≠a del bichito inquieto, ‚Äúsabelotodo‚ÄĚ. Esto inevitablemente se relaciona con el proceso creativo, existe el entroncamiento entre los dos en el punto en que surge el milagro: la idea. Como dije antes, todos los procesos e investigaciones que necesito para hacer una obra vienen casi siempre tomados de la mano. Uno me dice qu√© hacer con el otro. Son como los estudios previos que hace cualquier escritor que arruga un trozo de papel y se dispone a orde√Īar otro tintero. Ya despu√©s vienen los bocetos, las restauraciones de ideas, las reinversiones, los cambios, los rescates y los accidentes.

cortesía del entrevistado

Tu experiencia como artista, ¬Ņcu√°nto te ha aportado a la hora de ejercer como maestro de ni√Īos y adolescentes en el Proyecto Cultural Casa Miqueli, en San Antonio de los Ba√Īos?

Tuve la oportunidad ‚ÄĒm√°s que eso, la dicha‚ÄĒ de conocer a Ra√ļl Bonachea Miqueli, director, fundador y promotor principal de este magn√≠fico y ansiado centro art√≠stico multidisciplinario para ni√Īos y adolescentes. Recuerdo que cuando no sab√≠a pronunciar bien su nombre me hizo saber, por intermedio de un amigo en com√ļn, la idea de fundar este proyecto. Hac√≠a ya alg√ļn tiempo que yo hab√≠a impartido de manera muy conservadora un taller de pintura para ni√Īos en la ciudad, con fines de proyecto comunitario.

Desde ese entonces surgi√≥ en m√≠ cierta vocaci√≥n por el magisterio dirigido especialmente a los ni√Īos. De alguna forma aquella experiencia me marc√≥, y finalmente me he reencontrado otra vez como profesor del taller de pintura de la Academia Casa Miqueli de San Antonio de los Ba√Īos.

El aporte ha sido tanto que creo no hay mejor regalo. No paro de aprender, de tal forma que planifico una clase para ense√Īarles los colores primarios, secundarios y complementarios, y termino aprendiendo de los ni√Īos. Ellos tienen esa capacidad de ense√Īarle a uno, incluso sin planificarlo. El premio es que se descubren cosas que quedan para toda la vida y yo, como «el profe», tomo nota, y formo parte de ese hermoso y longevo sentimiento.

¬ŅAsumes la abstracci√≥n como una forma de reflejar los mapas visuales de tus experiencias o como un lenguaje de posibilidades ilimitadas?

La asumo de las dos formas, y que la primera pregunta sería el pretexto para seleccionar la manera en que se dice, el famoso cómo. Sin duda alguna hay posibilidades ilimitadas en la creación de mis cuadros abstractos, el solo hecho de que escoja este lenguaje para manifestarme y comunicarme, extralimita toda frontera y a la vez vence a la censura.

La abstracci√≥n es uno de los mejores derroteros para decir, sin olvidar que ‚ÄĒdetr√°s de todo esto que explico‚ÄĒ tambi√©n subyace una expresi√≥n exacerbada del individuo a partir de su propia validaci√≥n: puedo reflejar no solo mapas o planos urban√≠sticos, sino toda una inmensidad de mundos y misterios.

En buena parte de tu trabajo, la abstracci√≥n se asume como la imagen que define mapas a√©reos de tus propias geograf√≠as en la memoria. ¬ŅDe qu√© manera comienzas a trazar estos recorridos?

De cierta forma ya hice un peque√Īo argumento antes, a manera de introducci√≥n de los procesos y de mis experiencias. Ahora me gustar√≠a responder esta pregunta a modo de relato:

                                              A ojo de pájaro

cortesía del entrevistado

En el meticuloso desorden de un saloncillo estrecho puede surgir la magia de los altos vientos y de las entra√Īas vivas de la tierra; en el sal√≥n m√°s peque√Īo de un edificio como cualquier otro, la magia surge siempre ‚ÄĒcomo el diamante del carb√≥n oscuro‚ÄĒ hasta en el sitio m√°s com√ļn y vulgar que hayamos visto: la magia surge siempre que est√© el mago, con su ancestral oficio de aparecer y desaparecer las cosas, con su olvidado oficio de las fantas√≠as de ni√Īo. Sabe hacernos ver un conejo en una nube, y una forma en donde no la esper√°bamos, como la de la reina de corazones entre los bastos de la baraja espa√Īola, todo por arte de magia. El mago hace ver por su esp√≠ritu de ni√Īo, y hace ni√Īos a los dem√°s cuando les muestra la imagen de lo que ve. Es mago el obrero que muestra con entusiasmo e ilusi√≥n c√≥mo la m√°quina hace una cuchara, porque sabe ver la magia que hay en ello, as√≠ como es mago todo aquel que conoce que existe magia en su trabajo y sabe mirarlo con ojo de ni√Īo en un juego. La magia verdadera, la de los altos vientos y las entra√Īas vivas de la tierra, nace en cualquier sitio donde est√© la inocencia, incluso en el sal√≥n m√°s estrecho y con balc√≥n de un edificio como otro cualquiera; donde un mago enjuto, delgado y de sonrisa temblorosa, se asoma a su balc√≥n y mira, l√°nguido, y ve el esp√≠ritu de nuestras calles, y las pinta como en un mapa, en un lienzo geogr√°fico, vistas desde arriba en una noche difusa. Porque como en difusa noche se anda por nuestras calles, y todo es oscuro y borroso recuerdo de la luz que en alg√ļn momento fue, y todo es ruina y nostalgia que nos hace ver el mago, porque es sincero, y no puede m√°s que mostrarnos lo que de veras ve, sin lugar a enga√Īo alguno.

¬ŅHasta qu√© punto, en la abstracci√≥n, consigues revelar un estado de la memoria, de tus √°nimos y tus propias reflexiones?

Es sumamente importante, al menos en esta etapa de mi obra abstracta, el reflejo de una ciudad vista desde arriba. Siempre me pregunt√© c√≥mo se ver√≠a mi gente y c√≥mo me ver√≠a yo ‚ÄĒhormiguitas en este pedazo de tierra que nos vio nacer y crecer. Fue una necesidad, casi f√≠sica, de homenajear la villa con este lenguaje abstracto.

La parte dif√≠cil fue reconstruir algunos planos de los lugares m√°s representativos del pueblo, esos que habitan en mi coraz√≥n, pues yo quer√≠a, como bien dices, pintar memorias, sucesos, gentes, y no ten√≠a planos de las zonas ni ning√ļn aparato viable como recurso para alcanzar una foto tan alta del barrio.

Recuerdo que una vez me sub√≠ en el cuartel «Roberto Vald√©s Santos», que se encuentra en una loma y que supuestamente es el sitio de m√°s altitud del pueblo. Desde all√≠ tampoco pude obtener lo que quer√≠a. Entonces hall√© una f√≥rmula de imaginarlo, mirando desde abajo y calculando c√≥mo se ver√≠a desde arriba. Para ello tambi√©n recre√© a escala varios bocetos y estudios de campo visual. Ya ten√≠a el terreno, ahora faltaban los entes y las emociones que convivir√≠an en el cuadro. Para ello ide√© una tabla de color de la tez de la piel de personas con un papel protagonista, y obtuve as√≠ una paleta llena de colores de distintas gamas de pieles que iban a ser plasmadas a manera de manchas (sueltas, caminantes y fugaces) en el formato y plano escogidos. Entonces mis propios √°nimos y reflexiones se fueron empinando como papalotes, satisfechos poco a poco.

¬ŅC√≥mo valoras la salud de las artes visuales j√≥venes en la Cuba de hoy? ¬ŅExisten suficientes oportunidades para que el talento sea reconocido o a√ļn faltan espacios?

cortesía del entrevistado

A√ļn faltan espacios. Por ejemplo, sin ir tan lejos, aqu√≠ mismo en mi localidad no existe un sal√≥n dedicado al arte abstracto, y considero que eso es una pena, pues tales inquietudes palpitan entre varios colegas pintores de nuestra comunidad.

De igual forma considero que sí existen espacios muy oportunos para impulsar y difundir el arte de los jóvenes creadores cubanos de hoy, como la AHS, entre otras instituciones; pero tampoco creo que sean suficientes las oportunidades ni los recursos. Sé que la palabra recursos no se encuentra en la pregunta; pero también se hace indispensable hablar de ella, dado que sin pinceles, pinturas, lienzos, papel, marquetería, etc., no se confecciona la obra deseada, y en este tema sí es verdad que las artes visuales están enfermas, más que en la cuestión de los espacios y las oportunidades. Hay mucha escasez de materiales en el país. Es lo que puedo decir a partir de mi propia experiencia.

En tu obra tambi√©n trabajas la figuraci√≥n. En ella, el cuerpo humano ejerce una fuerza de im√°n, pero a manera de un cuerpo otro, h√≠brido, metaf√≥rico, donde el hombre se transforma en ave y donde se cuestionan los c√°nones sociales de los femenino y lo masculino. ¬ŅQu√© exploraciones te conducen a esa senda?

El primer impulso est√° en que identifico a los cuerpos humanos como una materia que, con una solapa, salvaguarda o encarcela un alma o un esp√≠ritu diferente en cada uno de nosotros. Lo que hago es que manipulo dicha materia a mi antojo y la fusiono con otro ser, en este caso con las psittacidaes: familia de loros que carecen de dimorfismo sexual. Uso esa l√≥gica conceptual para discursar a partir de nuevos seres que nacen en un contexto social. Hace mucho tiempo iba por la calle y mir√© a una mujer caminando que no era una mujer, pero tampoco era un hombre. ¬ŅQu√© era ese (o esa) no mujer/no hombre?, me pregunt√©. Ahora propongo nuevos seres en pos de una nueva especie humanoide. Simplemente propongo.

cortesía del entrevistado

¬ŅSientes que en tu obra existe el erotismo, ya sea el de los cuerpos o el provocado por la intervenci√≥n de los espacios mentales a los cuales haces referencia en tus obras abstractas?

El erotismo tambi√©n es «energ√≠a» y creo que est√° marcada para m√≠, m√°s que para muchos, en la parte abstracta de mi trabajo. La obra, cuando nace, se construye de cierta manera independiente en varios puntos y aspectos, deja de ser inocente y se relaciona m√°s all√° del propio creador, se convierte en amor deseoso y puro. La obra deja de ser solamente de alguien para enamorar a muchos m√°s, e incluso ir a la cama con otros. ¬ŅAcaso no hay erotismo en estas l√≠neas?

En la evoluci√≥n de la po√©tica de tu visualidad, ¬Ņqu√© te interesar√≠a descubrir?, ¬Ņcu√°les ser√°n tus pr√≥ximos caminos?

Mis pr√≥ximos caminos seguramente ser√°n los que a√ļn no conozco, pues todav√≠a no los tr√°nsito. El coterr√°neo y maestro Silvio Rodr√≠guez parafraseaba as√≠: «Mi canci√≥n favorita es la que escribir√© ma√Īana». Esa idea emp√°tica me hace pensar que mi tr√°nsito o camino ser√° el que necesite para continuar la b√ļsqueda, esa traves√≠a que respirar√© en un momento futuro e incierto.

Por ahora s√© pocas cosas sobre √©l: ¬Ņpor qu√© pinto?, a veces creo que esa pregunta latir√° en m√≠ muchos a√Īos, y que funcionar√° tambi√©n como un motor con todo su mecanismo intacto, el cual no me deja parar de crear o de, al menos, intentarlo.

En cuanto a lo que me interesa descubrir o redescubrir, solo podr√≠a hablar de mis deseos inmediatos, de lo que persigo muchas veces sin un √©xito del ciento por ciento: las «ENERG√ćAS» que subyacen en la propia pieza, en su entorno, o en la relaci√≥n obra-espectador. Claro que tengo ambiciones, ¬Ņqui√©n no? Me gustar√≠a descubrir muchas cosas; pero me gusta m√°s ser consecuente con ciertos principios del pensar que me hacen feliz.

cortesía del entrevistado

«Subir a escena es quedar descubierto» (+ videos)

Recuerdo su presencia en el ISA. Y su sonrisa, c√≥mo no. El intercambiar saludos y alguna que otra pregunta de rigor sobre las personas queridas que formaban ‚ÄĒque a√ļn forman‚ÄĒ parte de nuestro universo com√ļn. Niurbis Santom√© Cudeiro es una de las artistas m√°s transparentes que conozco. He disfrutado, en iguales dosis, su amistad y su talento. Ella sabe que subir a escena es m√°s que un acto de fe; es quedar al descubierto, en esa hermosa exposici√≥n que nos hace, a una misma vez, s√≥lidos y vulnerables.

Tu quehacer actoral en diversas agrupaciones teatrales que se especializan en la dramaturgia para ni√Īos y adolescentes, ¬Ņha sido pura coincidencia?, ¬Ņo este es un camino que has decidido conscientemente?

Ha sido el resultado natural de mi formaci√≥n. Comenc√© como muchos en Cuba en el taller de creaci√≥n teatral de una Instructora de Arte y actriz del grupo Teatro Los Elementos, en la casa de la cultura, en mi caso la del municipio Cumanayagua, mi pueblo natal. Luego me form√© como instructora de teatro, esa especialidad me motivaba mucho. Los maestros que tuve en la EIA ‚ÄúOctavio Garc√≠a‚ÄĚ de Cienfuegos en su mayor√≠a hac√≠an teatro para ni√Īos. Con plena conciencia decid√≠ que entre la t√©cnica del clown y la construcci√≥n y manipulaci√≥n de t√≠teres estar√≠a mi devenir como actriz.¬†¬†

cortesía de la entrevistada

¬ŅC√≥mo transcurren tus procesos creativos?

Bueno, amiga, esta es una pregunta con varias respuestas. Los artistas necesitamos actividad creativa para vivir y la cotidianidad a veces es otro proceso de creaci√≥n. Laboro en dos grupos teatrales, all√≠ los directores llegan con su concepto a la hora de realizar un montaje y los actores le aportamos a esa idea nuestra aptitud. Pero m√°s all√° de la cotidianidad en los grupos de teatro, muchas veces ‚ÄĒdesde que comienza el d√≠a‚ÄĒ despierto con una motivaci√≥n nueva y la quiero hacer: alg√ļn mu√Īeco que construir, algo que escribir o leer, o muchas veces una receta que preparar, pues tambi√©n me encanta cocinar y decorar los platos que se me ocurren.

Te pongo ejemplos: La cocinerita adorada. Breve historia de Clarita Mazorca fue una obra cuyo proceso creativo era un experimento, un ejercicio complejo que llev√© a cabo con el dramaturgo Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz a partir de una f√°bula archiconocida, una receta de cocina, unos t√≠teres que constru√≠ y el deseo de hacer algo en casa. Ahora, la serie de c√°psulas de Mercucho y Mercocha se me ocurri√≥ viendo tutoriales de c√≥mo construir mu√Īecos: la t√©cnica del t√≠tere de cono me gust√≥ y constru√≠ dos, luego con ellos comenc√© a decir los textos que prepar√°bamos, sobre todo asociados a la campa√Īa #Qu√©dateEnCasa.¬† ¬†¬†

Trabajar para ni√Īos, ¬Ņes tan dif√≠cil como se plantea? ¬ŅCu√°l es la principal retribuci√≥n de este quehacer, no solo en el plano humano, sino en el plano actoral?

cortesía de la entrevistada

Es dif√≠cil, claro que lo es‚Ķ m√°s cuando los ni√Īos del siglo XXI tienen much√≠simas atracciones tecnol√≥gicas. Los videojuegos que llevan en el tablet o en el celular no se pueden obviar. Antes el ni√Īo iba al teatro y dejaba ese entretenimiento pasivo en su casa, ahora lo lleva en su bolsillo y es capaz de sacarlo en medio de una funci√≥n. No creo que sean malos los videojuegos ni que tengamos que competir con ellos; creo m√°s bien que el desarrollo le impone a la creaci√≥n tradicional una actualizaci√≥n en la forma de llegar al p√ļblico. Los contenidos y las tem√°ticas son casi siempre las mismas; el c√≥mo se le oferta al p√ļblico infantil es determinante para que sea un √©xito cada presentaci√≥n.

Tanto en el plano profesional como en el personal, el aplauso y el reconocimiento son indispensables; as√≠ como los ni√Īos que vuelven una y otra vez a verte, a disfrutar de la misma obra y la misma actriz, e incluso deciden actuar contigo o marcharse al finalizar la funci√≥n tarareando una de tus melod√≠as. Gratificante tambi√©n es ver a los padres emocionados, que disfrutan de la obra como si fueran un peque√Īo m√°s dentro de nuestras salas, y que al terminar todo te felicitan y quieren tomar una foto de recuerdo con los t√≠teres y la actriz.

Para un actor de teatro, subir a escena es quedar descubierto, eres t√ļ, tus accesorios y tu verdad. Los ni√Īos son capaces de dinamitar la representaci√≥n con total ingenuidad, se entregan tanto al performance que acaban muchas veces interactuando. El actor debe estar preparado para eso siempre y ser capaz de responder con organicidad. ¬†¬†¬†¬†¬†

Has trabajado con la obra de varios dramaturgos, algunos de estos j√≥venes, ¬Ņqu√© sientes debe poseer un texto para atraer la atenci√≥n de un actor y de un p√ļblico, sea este infantil o adulto?

Para atrapar la atenci√≥n de un actor pienso que la obra debe contar con una excelente historia y que los personajes est√©n bien caracterizados. Si a esto le sumamos peripecias, un conflicto bien planteado, poemas, canciones, de tal forma que la acci√≥n dram√°tica de los personajes alcance distintos niveles, ser√° un reto para el actor y, sin dudas, el p√ļblico disfrutar√° m√°s la lectura o la representaci√≥n.¬† ¬†

El paso por el ISA marca, en muchos, un punto importante de partida y de referencia, ¬Ņcu√°nto ha cambiado la Niurbis actriz desde que era una estudiante en el ISA hasta este momento en espec√≠fico?

La Universidad de las Artes era uno de mis sue√Īos. Cuando llegu√© por vez primera me deslumbr√≥ su arquitectura y aquel ambiente que uno supone es maravilloso. Digo supone, porque no todo all√≠ fue extraordinario. En efecto, los campos verdes desde el ventanal de la beca lo eran, como tambi√©n las ardillas que se escabull√≠an cuando uno caminaba hacia la casona de la Facultad de Arte Teatral. El primer a√Īo fue sobre todo de descubrimiento, conoc√≠ amigas que ser√°n de las mejores para toda la vida. Pero la compleja situaci√≥n de la beca y la ausencia de profesores de algunas asignaturas condicionaron nuestra formaci√≥n. Termin√© gradu√°ndome con T√≠tulo de Oro, pero con deseos de vivir las an√©cdotas que algunos predecesores me contaron sobre su experiencia en el ISA.

No obstante, creo que es una academia necesaria e importante, con excelentes profesores. El ISA me permitió tener un título que me legitima como actriz. Eso, para alguien que no proviene del sistema de escuelas profesionales de arte, es imprescindible. 

 

Mercucho y los siete.Texto: Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz#Qu√©dateEnCasa#TitiriterosEnAcci√≥n #TeatroDeT√≠teres#ActrizCubana #ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Sábado, 23 de mayo de 2020

¬ŅQu√© importancia le otorgas a la investigaci√≥n dentro de tu proceso creativo? ¬ŅQu√© otros factores influyen en este, con independencia del trabajo sobre la corporalidad y lo f√≠sico?

Antes de comenzar a construir cualquier personaje ‚ÄĒya sea partiendo desde mi propio cuerpo como desde el mu√Īeco‚ÄĒ dedico varias jornadas a la investigaci√≥n. Son muchos los referentes que reviso para encontrar t√©cnicas e ideas que me sirvan para hacer m√°s atractiva y novedosa mi propuesta. Aunque en el mundo del teatro casi todo est√° inventado, siempre hay un detalle que se puede aportar, algo que particulariza tu idea.

Los procesos creativos son muy individuales, casi ninguno se parece al anterior. Si uno quiere superarse debe estudiar mucho, investigar y tratar de ser lo más original posible. Además de tener en cuenta el trabajo sobre la corporalidad y lo físico; factores estos de suma importancia para cualquier actor a la hora de llevar a cabo la gestación, desarrollo y representación de cualquier personaje, dentro de mi labor un factor importante lo es también el uso de la voz. En el teatro en general ese es un elemento clave pero en el teatro de títeres es indispensable, pues cada uno de los personajes es distinto del otro y la voz juega un papel sumamente característico aquí.

La cocinerita adorada marc√≥ un antes y un despu√©s en tu trabajo teatral, ¬Ņlo consideras as√≠?, ¬Ņpor qu√©?

En realidad La cocinerita‚Ķ ha sido muy importante en mi carrera teatral. Yo quer√≠a hacer una obra donde en escena estuviera en soledad, acompa√Īada de todos los accesorios necesarios‚Ķ y de t√≠teres, claro. Un unipersonal donde pudiera actuar, manipular, animar, cantar y bailar. Tuve que prepararme mucho, estudiar, investigar y ensayar m√°s, fue un proceso de casi dos a√Īos. Trabajoso pero hermoso porque descubr√≠ cu√°nto pod√≠a hacer.

Me enfrent√© por primera vez al dise√Īo y construcci√≥n de todos los personajes de una obra; otro de los retos que me impuse. Finalmente recog√≠ los frutos. Primero particip√© en el Taller de T√≠teres de Matanzas y all√≠ recib√≠ muchos consejos de los mejores titiriteros de Cuba y algunos del mundo, luego particip√© en el Festival Nacional de Teatro de Camag√ľey y en el Festival del Mon√≥logos de Cienfuegos. Obtuve Menci√≥n en el Premio Llaurad√≥ y estuve nominada a los Premios Caricatos, me gradu√© del ISA, pero sin dudas lo mejor fue que me evaluara como actriz de Primer Nivel y que esa evaluaci√≥n llegara de la mano de Yudd Favier, Rub√©n Dar√≠o Salazar y el maestro Armando Morales.

An√≠mese en casa. Conoce los t√≠teres de hilos y el poema: "Cacha, la cucaracha", del escritor Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz. #Qu√©dateEnCasa #ActrizCubana #TitiriterosEnAcci√≥n #TeatroDeT√≠teres#TeatroYPoes√≠a#ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Domingo, 17 de mayo de 2020

Hablemos m√°s de tu experiencia con los t√≠teres, ¬Ņde qu√© manera encarnar e integrar, a tu propio cuerpo, los personajes? ¬ŅDe qu√© herramientas te vales?

En realidad soy una joven actriz (risas). Mi experiencia en el mundo titiritero comenz√≥ por el 2012 en el grupo Retablo de Cienfuegos, bajo la direcci√≥n de Christian Medina Negr√≠n. En el 2007 hab√≠a pasado un taller con Panait D√≠az Villalvilla y di clases con Jorge Luis Mora, ambos excelentes actores. Pero en Retablo comenc√© a hacer mis primeras apariciones en escena en la obra Borib√≥n. Luego hice otras hasta que vine para La Habana y comenc√© en los grupos con los que a√ļn trabajo ac√°; sobre todo en La Proa, donde he realizado varias obras que han demandado mucha preparaci√≥n f√≠sica.

En Romance en Charco Seco, de Erduyn Maza Morgado, tuve que manipular títeres de varilla, una técnica complicada. Recuerdo que hasta una de las Belindas, personaje que interpreté, me la llevé para la casa y practicaba a toda hora, era una extensión de mí misma a través de mi brazo; prestaba mis movimientos a Belinda para que luego ella los hiciera suyos en la escena.

Aunque no es tanto el tiempo que llevo en esta profesi√≥n, he manipulado varios tipos de t√≠teres, hasta una marioneta bailarina, junto al Ballet Nacional de Cuba en la Gala Clausura de la 2da Jornada ‚ÄúHabana Titiritera, figuras entre adoquines‚ÄĚ, que realiza Teatro La Proa, ¬°una de las experiencias m√°s extraordinarias de mi vida! No tengo m√°s herramientas que mi propio cuerpo y la t√©cnica que, gracias a mis maestros y directores, he ido adquiriendo en estos a√Īos.

"An√≠mese en casa". De pico y porra.Poema: "De pico y porra"Autor: Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz.#Qu√©dateEnCasa #ActrizCubana #TeatroDeT√≠teres #TitiriterosEnAcci√≥n #ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Domingo, 10 de mayo de 2020

¬ŅSientes que con la cuarentena y el necesario aislamiento social han variado las formas de entender y producir el arte? ¬ŅDe qu√© forma influyen las redes sociales, en este momento, en la difusi√≥n de la creaci√≥n, y de qu√© manera sucede en tu caso espec√≠fico?

Evidentemente esta pandemia supone un cambio para la humanidad toda. Nosotros no estamos exentos de ello: ha condicionado nuestra interrelación, nuestra cotidianeidad, nuestro modo de vida de manera general. Aun así no puedo afirmar con toda seguridad que por la situación actual han variado las formas de entender y producir el arte. Apenas ha pasado dos meses del primer caso de Covid-19 en Cuba y aunque muchos nos hemos aislado lo más posible, la cuarentena no ha sido tan drástica como en otros países.

Producir una obra de arte es muy complejo, sobre todo cuando no se tienen todos los recursos, y uno de los sentidos de hacer una presentaci√≥n teatral es que sea disfrutada por el p√ļblico. Es muy importante para m√≠ como creadora poder trasmitir un mensaje y que este influya en la sociedad. Habitualmente para crear y so√Īar me re√ļno con colegas de los grupos de teatro donde trabajo, Teatro del Puerto y Teatro La Proa.

Mensaje de Mercocha a la sombra de La Luz.#ALaLuzSeLeeMejor#EdicionesLaLuz#QuédateEnCasa#RomeríasEnCasa#TodosSomosRomerías#ElArteSalva#ElArteNosUne#MantenteInspirado#ActrizCubana#TeatroDeTíteres#TitiriterosEnAcción

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Jueves, 7 de mayo de 2020

Por estos d√≠as reunirnos todos en las sedes de dichas agrupaciones ser√≠a una irresponsabilidad, pero de alguna forma estamos juntos y en eso las redes sociales sin dudas han sido determinantes. Han pasado varias semanas: algunos construimos t√≠teres, otros dise√Īan, hay quien aprovecha para repasar los textos del pr√≥ximo estreno y otros nos seducen mostrando cuanto plato tradicional o ex√≥tico de la culinaria se le ocurre. Las redes sociales, internet, han llegado para democratizar el conocimiento y para socializar un pensamiento plural. A trav√©s de las redes, en mi caso, he llegado en estos momentos a cientos de hogares con Mercocha y Mercucho, dos personajes que he creado para hacer felices a los que puedan verlos.¬†¬†¬†¬†¬†

¬ŅPiensas que este es un cambio a corto o largo plazo?

No s√© cu√°nto durar√° esta situaci√≥n; ojal√° para la etapa vacacional ya nuestras salas de teatro est√©n repletas de espectadores y que podamos recibirlos sin susto, sin el nasobuco que esconde su sonrisa ante nuestras acciones titiriteras. Esa interacci√≥n actor-titiritero-p√ļblico y las sensaciones que produce, no la puede sustituir ninguna red social.¬†¬†

En la actualidad, y ante la necesaria pausa social y art√≠stica que experimenta Cuba, much√≠simos creadores se han sumado, desde sus esfuerzos individuales y colectivos, a promocionar el quehacer y el entretenimiento a trav√©s de la campa√Īa #Qu√©dateEnCasa. ¬ŅEs esta una manera m√°s de celebrar la vida? ¬ŅC√≥mo, desde el arte, podemos incentivar a otros, y despertar su conciencia y deber individual?

As√≠ es, las grandes crisis hacen que el ser humano saque lo mejor de s√≠. De los mitos m√°s tr√°gicos nacieron las mejores tragedias publicadas por los cl√°sicos dramaturgos. Hay un refr√°n que dice: ‚Äúno hay mal que por bien no venga‚ÄĚ, prefiero pensar que despu√©s de todo esto, vendr√°n cosas maravillosas. Lamentablemente hay muchas personas en todo el mundo sufriendo, por eso no creo que haya que celebrar nada, celebrar la vida en medio de una crisis donde est√°n muriendo miles a diario es contraproducente.

La campa√Īa #Qu√©dateEnCasa es una iniciativa de resistencia, de supervivencia, de amor al pr√≥jimo pero, sobre todo, de amor a uno mismo. A trav√©s del arte invitamos a ser responsables, disciplinados, a cumplir con el aislamiento, a emplear el tiempo en casa haciendo algo que nos guste, a descubrir nuevos horizontes mientras miramos al quehacer de nuestros artistas porque, sin dudas, en momentos como estos el arte, la literatura y la cultura juegan un papel primordial.

También contribuimos a entretener, a aliviar el estrés, para que el tiempo pase de la mejor manera posible. No hay nada que celebrar pero sí hay mucho que agradecer a todos los médicos y al personal en general que se mantienen trabajando contra la Covid-19.

¬ŅQu√© piensas que puede ofrecer el teatro, en su amplio registro, al mundo que hoy nos enfrenta, y al que hoy nos enfrentamos? ¬ŅCu√°l es la utilidad del teatro en estos tiempos?

Hoy nos enfrenta un mundo muy complejo y desigual, donde hay quienes tienen muchas posibilidades y acceden a una alta cultura, a teatros, conciertos, festivales, etc. Y hay otros que apenas viven para alimentarse sin el mínimo interés de apreciar el arte. En Cuba todo esto tiene matices. Acá todo el que quiera puede ir al cine, al teatro, se organizan conciertos en plazas y parques totalmente gratis, y de mucha calidad.

La mayor dificultad que tenemos, en mi opinión, para enfrentarnos al mundo y cambiarlo, son nuestros escasos recursos. Pese a ello, el teatro siempre ha sido una especie de laboratorio donde se entremezclan crítica, reflexión, conocimiento, memoria histórica-social-personal, humor, estados de ánimo, sentimientos, emociones, conflictos, interacción e intercambio.

A partir de la individualidad y la colectividad de las experiencias de los actores, el p√ļblico puede llegar a sentirse reflejado y cambiar su accionar: es precisamente esto lo que nos ofrece el teatro en su amplio registro.

Para m√≠, la utilidad del teatro en estos tiempos est√° marcada por la necesidad de hacer pensar al p√ļblico, de fomentar en ellos una mayor conciencia social mediante el juicio de temas y situaciones desarrolladas a trav√©s del arte; en mi caso mediante el acto teatral. Por eso la creatividad de los artistas ‚ÄĒespec√≠ficamente de los teatristas‚ÄĒ es indispensable para resistir, para continuar luchando por la utop√≠a. En tiempos complejos, de pandemias, de teatros cerrados, de incertidumbres, la cultura y el arte salvan.


La realidad de mi psiquis

Aneli Pupo retrata la verdad de su memoria y tambi√©n la de aquellos cuerpos que sufren, a su alrededor, tiran√≠as de la tradici√≥n. Frente a su vista no pasan desapercibidas las escenas m√°s corrientes ‚ÄĒlas comunes del d√≠a a d√≠a‚ÄĒ, pero tambi√©n aquellas extraordinarias, que marcan su sello en nuestros recuerdos. Estas Romer√≠as de Mayo nos trajeron ‚ÄĒentre sus muchas propuestas‚ÄĒ la exposici√≥n online de esta joven artista guantanamera; ese fue mi pretexto para entrar en contacto con sus procesos de creaci√≥n y los asuntos que ocupan y preocupan a esta creadora.

¬ŅEs la fotograf√≠a un lenguaje para retratar la realidad?

Es mi propio punto de vista. Adem√°s de poder crear ‚ÄĒvali√©ndome de los recursos que brinda, los escenarios que modifico y/o construyo‚ÄĒ se podr√≠a decir que me sirve para plasmar mi propia realidad, la de mi psiquis.

¬ŅCu√°les son tus principales referentes en el mundo de las artes visuales, en general, y de la fotograf√≠a en particular?

Mis referentes los he ido asumiendo con independencia de sus manifestaciones, por su modo de expresar y su impacto social. Entre ellos no puedo dejar de mencionar al fot√≥grafo espa√Īol Chema Madoz, la artista conceptual francesa Sophie Calle, la fot√≥grafa y directora de cine estadounidense Cindy Sherman, el fot√≥grafo estadounidense Robert Mapplethorpe, el artista modernista estadounidense Man Ray. No son menos importantes los fot√≥grafos cubanos que desde mi punto de vista marcan un hito en las artes visuales por la conceptualidad de sus propuestas: Martha Mar√≠a P√©rez, Cirenaica Moreira y Ren√© Pe√Īa.

¬ŅCu√°les son los principales retos en la fotograf√≠a joven hoy en d√≠a? ¬ŅC√≥mo encontrar nuevos temas y c√≥mo transformar/adaptar estos para que resulten novedosos?

Es todo un reto destacar en un medio tan popular como la fotograf√≠a. Cualquier tema que se aborde ya ha sido tocado de un modo u otro por miles de artistas, y vale recalcar lo dif√≠cil de ser original y √ļnico bajo estas circunstancias. El hecho de conocer profundamente la propia psiquis ayuda mucho a sumergirse en las experiencias vitales afectadas por el imaginario social circundante, lo cual puede explotarse de manera eficaz, sin descartar la investigaci√≥n sobre los temas en cuesti√≥n. En pocas palabras, desarrollar un proyecto original implica hacer toda una tesis a partir de las inquietudes que tenemos.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo? ¬ŅEres de las que planifica una foto o apuestas por la espontaneidad, porque una buena imagen te sorprenda en el camino?

Ser fot√≥grafa ‚ÄĒesa sola idea‚ÄĒ significa que frente a mi vista no pasan desapercibidas escenas sorprendentes; no obstante, en el desarrollo de series que pretendo exponer, hago mayor uso de la semi√≥tica, transformando as√≠ las escenas a mi conveniencia con el fin de establecer di√°logos entre el p√ļblico y mis obras, pues otro reto es conectar entre lo que quiero expresar y lo que se interpreta, algo que para nada es una ciencia exacta.

¬ŅC√≥mo construyes una serie de fotos? ¬ŅC√≥mo articulas el discurso entre una imagen u otra en busca de una organicidad o unidad?

Parto de una idea central, alrededor de la cual voy construyendo escenas relacionadas pero con algo diferente que decir en cada una, que así cobran forma en mi mente. Lleno cuadernos de conceptos y de dibujos de objetos que en ocasiones ni siquiera salen a la luz. Tengo que admitir que me cuesta trabajo y mucho estudio sobre la temática que me propongo en una serie, para lograr un nexo entre las imágenes. Conjugar elementos formales como color, formato, proporciones, encuadre, planos, luz; puede llegar a ser todo un reto, en el que adquiere gran importancia el trabajo curatorial.

En tu √ļltima exposici√≥n personal Tiran√≠a de la tradici√≥n dialogas con temas tales como el cuerpo femenino intervenido, la inequidad y la violencia de g√©nero, ¬Ņestos asuntos atraviesan verticalmente tu obra o han aparecido de manera moment√°nea?

Las temáticas inequidad y violencia de género las tengo presentes desde que tengo uso de razón; están indisolublemente ligadas a mi obra, se vuelven un motivo para alzar la voz. En mis primeras muestras fueron expresiones espontáneas, pero con el paso del tiempo se ha vuelto una responsabilidad en mi conciencia hablar por aquellas que han elegido callar.

Ser mujer, ¬Ņinfluye en tu forma de elegir im√°genes? Lo femenino y lo feminista, ¬Ņforman parte de tu discurso visual?

Lo que soy indudablemente condiciona lo que digo, una larga cadena de causa y efecto que no voy a explicar ahora. No obstante, creo firmemente que la forma de exteriorizar transita por etapas en mi obra, así que no descarto la posibilidad de un punto de giro en próximas propuestas. En cuanto a lo feminista, es un término complejo por sus contemporáneas corrientes, lo que me provoca mantenerme al margen de sus discursos políticos. Prefiero catalogarme como una persona a favor de la equidad y del equilibrio entre géneros, fundamentalmente como respeto al ser humano en general.

¬ŅEliges trabajar con determinados tipos de modelos o de cuerpos para componer tus im√°genes?

No tengo ning√ļn tipo de preferencia con respecto a la apariencia f√≠sica de ning√ļn modelo. A la hora de elegirlos me enfoco en su psicolog√≠a y capacidad para exteriorizar. Prefiero trabajar con personas que conectan con lo que quiero expresar, generalmente busco alta inteligencia emocional y sensibilidad. En el caso de los temas femeninos, las muchachas obviamente establecen un punto de encuentro de inmediato.

De alguna manera, la fotograf√≠a ‚ÄĒcomo todo el arte‚ÄĒ es un intento del hombre de fijar los instantes en el tiempo y en la brevedad de la memoria, ¬Ņhasta qu√© punto te sucede esto?

A menudo respondo en forma de broma que eleg√≠ la fotograf√≠a como compensaci√≥n de mi mala memoria. Parece una iron√≠a, pero es real que se me dificulta recordar, as√≠ que tengo que admitir que en mis piezas est√°n plasmadas subjetivamente muchas de mis vivencias. Como respond√≠ a Yasel Toledo Garnache para Cubadebate en la entrevista: ‚Äė‚ÄėEl arte como una v√≠a de sanaci√≥n‚Äô‚Äô: (‚Ķ) Hacer fotograf√≠a ha sido una v√≠a de sanaci√≥n mediante la cual sublimo (como mecanismo de defensa), miedos y traumas que han marcado mi vida‚Ķ

Siendo una artista autodidacta, ¬Ņde qu√© manera valoras la formaci√≥n acad√©mica? ¬ŅC√≥mo construiste a la fot√≥grafa que eres o deseas ser? ¬ŅQu√© es indispensable, a tus ojos, para la formaci√≥n de un artista visual?

aneli pupo/ cortesía de la entrevistada

La formaci√≥n acad√©mica que no tengo la he encontrado en mis referentes y me ha sido muy √ļtil como retroalimentaci√≥n. Nunca estuve presente en la ense√Īanza art√≠stica de manera formal, y eso ha significado que autogestione conocimientos de diferentes materias, adem√°s de la fotograf√≠a. La persona que soy es resultado de la diversidad de informaci√≥n que consumo ligada a mis propias experiencias vitales; si lo sumo al uso de cuanta herramienta tengo a mano le dan sentido a la constante b√ļsqueda que experimento dentro de la visualidad de mi obra.

Considero que el desarrollo del pensamiento es indispensable para la formaci√≥n de cualquier artista que pretenda llegar a un p√ļblico heterog√©neo. Lo dem√°s se alcanza con la pr√°ctica, el estudio y la disciplina. Me gusta pensar que ser autodidacta me proporciona muchas libertades; si bien respeto los c√°nones que se han establecido a lo largo de la historia de la fotograf√≠a, me preocupa m√°s la conceptualidad impl√≠cita en mis piezas y la originalidad de cada una. Cuestionamientos nunca faltar√°n y son m√°s que necesarios para la evoluci√≥n. Lo dif√≠cil del camino es lo que me ha hecho crecer como ser humano: tolerancia y paciencia me han proporcionado las herramientas emocionales necesarias para mantener metas y prop√≥sito en la vida.

Encontrar un lugar, un espacio dentro del vasto mundo de las artes visuales en Cuba es un dif√≠cil ejercicio de talento y persistencia, ¬Ņpuedes contarme tu experiencia?

Cuando emprend√≠ este camino no esperaba nada de lo que me ha acontecido. Sin embargo, me propuse ‚Äė‚Äėvivir de lo que me gustaba‚Äô‚Äô. Signific√≥ tocar muchas puertas como las de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, Ediciones La Luz, Editorial El Mar y La Monta√Īa, Consejos de Artes Pl√°sticas, Centro de Arte, Fondo de Bienes Culturales y otros. No todas se abrieron al mismo tiempo. La constancia, el sacrificio, la voluntad, y una extremada responsabilidad y sentido de pertenencia con mi obra y Guant√°namo, junto al apoyo de la AHS, me han dado la oportunidad de ser visible m√°s all√° de las fronteras provinciales. Pero sin dudas han valido el esfuerzo y mi empe√Īo de colocar mi obra entre los referentes de las artes visuales.

Y ya que hablamos de Guant√°namo, ¬Ņde qu√© manera influye tu espacio de origen, tu provincia, en la recepci√≥n o creaci√≥n de tu obra? ¬ŅDe qu√© maneras buscas insertarte en un mercado nacional o, incluso, internacional?

El contexto en el que vivo me proporciona material de estudio constantemente y funciona como zona de creaci√≥n. Dadas las limitaciones geogr√°ficas y econ√≥micas me ha sido muy √ļtil el acceso a redes sociales, a trav√©s de las cuales mantengo un flujo de informaci√≥n en lo referente a las artes visuales. A pesar de la gran distancia f√≠sica que me separa de un mercado m√°s amplio en el mundo del arte, el hecho de tratar temas vigentes m√°s all√° de las fronteras nacionales influye en la recepci√≥n que ha tenido mi trabajo como fot√≥grafa.

¬ŅDe qu√© manera lo cubano, lo nacional impregna el esp√≠ritu de tu creaci√≥n?

En nuestro país se fomenta y se promueve la igualdad entre ciudadanos, pero referente a la violencia de género considero que hay mucho camino por andar y apuesto por ser positiva a la hora de tomar parte en el asunto. Siempre en mis series está contenido lo nacional, tal vez no de forma obvia, pero de manera general es posible encontrarlo. El hecho de ser cubana innegablemente interviene en mis ideales con respecto a la equidad, el respeto al ser humano y la evolución.


Hostigar los sentidos

Esta joven artista visual hostiga los sentidos: los libera y los amarra. No es cuestión de provocación, sino de vocación. Quizás todos los caminos lleven a Roma, pero para Alona Román existe una sola senda, que es fractal y bifurcada, tanto física como simbólica: un espacio de ritual y de inmersión.

¬ŅC√≥mo llegas al mundo de las artes visuales?

Esa pregunta es f√°cil: cuando ten√≠a unos tres a√Īos me pusieron un papel y un l√°piz delante. Hasta el d√≠a de hoy es todo lo que necesito para ser feliz.

¬ŅQu√© aportan, a tu criterio, las j√≥venes artes visuales a la Historia del Arte cubano?

Estamos en el momento ansiado, ya no existe una frontera comunicativa o informativa. Sin embargo, hay un sobrepoblamiento en las graduaciones provenientes de las escuelas de arte. La mayor√≠a subsiste y unos poquit√≠simos afortunados llegan a formar parte de las anheladas n√≥minas de las galer√≠as comerciales, con propuestas creativas de marcada autocensura y dominadas en su mayor√≠a por las convenciones can√≥nicas establecidas por el mercado. Intermedio a estos quedan los creadores libres, aquellos que a√ļn no sienten la presi√≥n de gustar. En ellos creo que est√° la simiente de lo que podremos llamar arte cubano de los a√Īos 20 de este siglo.

cortesía de la entrevistada

¬ŅC√≥mo defines la po√©tica de tu visualidad?

Llevo ocho a√Īos estudiando esta pregunta y la respuesta cada vez dista m√°s de ser encontrada. Lo √ļnico que he mantenido en estos ocho a√Īos de investigaci√≥n y desarrollo de mi obra ha sido el deseo de experimentar, siempre desde una postura autorreferencial.

No obstante, siento grandes influencias de movimientos art√≠sticos como el surrealismo, el dada√≠smo, el pop art, el arte psicod√©lico y el conceptualismo. Pienso que el estilo que he ido creando fluct√ļa entre estos.

¬ŅCu√°les son los espacios, tanto simb√≥licos como materiales, que te interesa intervenir?

Como ya explicaba, mi proceso es bastante random por lo que, en cuanto a tem√°tica o contextos, me inspiran infinidad de situaciones, que intento condensar en obras. Esto puede hacer que el resultado sea algo barroco.

¬ŅEs la intervenci√≥n una forma de reaccionar a la realidad innata de un espacio, o responde a la necesidad de un proceso interno de exploraci√≥n/transformaci√≥n?

El contexto es de vital importancia en mi trabajo. Estoy bastante en contra del llamado «white cube» en lo que respecta a mi proceso, creo que la frialdad de la galer√≠a no es un espacio propicio para la total inmersi√≥n del espectador en esa comunicaci√≥n que debe efectuarse con la obra. Falta esa informaci√≥n aur√°tica que me proporciono a trav√©s de la transformaci√≥n del espacio f√≠sico, por lo que la creaci√≥n de escenarios es el enga√Īo discreto que cierra el ciclo comunicativo.

¬ŅCu√°les son los m√©todos/formas/sistemas que usan los j√≥venes artistas para insertarse en el mercado del arte nacional? ¬ŅHasta qu√© punto funciona la autogesti√≥n en comparaci√≥n con otras formas de gesti√≥n?

No existe un mecanismo establecido para insertarse en este mercado, puesto que es insensato creer que existe dicho mercado nacional. Ahora, existe una maquinaria, un sistema oculto cuya información está encriptada en la invisibilidad de sus engranajes y es aquí donde corresponde a los jóvenes artistas develar los misterios para la posible institucionalización de sus productos.

Pongamos un ejemplo: un joven estudiante del Instituto Superior de Arte se acerca a la galer√≠a regente del Fondo de Bienes Culturales, d√≠gase Collage Habana. Localiza la direcci√≥n, que le va a hacer saber que por su edad no le est√° permitido exponer su obra en ninguna galer√≠a de esta instituci√≥n porque no tiene la edad correspondiente, y le sugiere que se dirija a la √ļnica galer√≠a que est√° acondicionada para recibir su propuesta.

cortesía de la entrevistada

Es aqu√≠ cuando el joven se mueve hacia Galer√≠a Galiano. All√≠ le comunican que Galiano tiene una n√≥mina, un conjunto de 16 artistas y que en el transcurso de un a√Īo debe asegurar exposiciones personales a esos 16 artistas, por lo que no va a ser posible exhibir las obras que est√° proponiendo. Pero que se anime a participar en «Post-it».

Es posible que en este espacio se le sugiera la creaci√≥n de un curr√≠culum, que a su vez lo avale como un artista activo. Para eso debe mostrar sus obras en espacios confinados: por ejemplo, las nada comerciales galer√≠as municipales o las del Casco Hist√≥rico, que lo √ļnico que podr√≠an brindar ser√≠a ‚ÄĒcuando mucho‚ÄĒ algo de promoci√≥n.

Por lo tanto, la √ļltima opci√≥n ser√≠an los espacios alternativos como D’Nasco o Art Haus que escasean, pero brindan en su seno algo de glamour a la propuesta del joven artista. ¬°Y la opci√≥n m√°s feliz! Galer√≠as privadas como El Apartamento, a donde si tiene much√≠sima suerte llegar√° alg√ļn d√≠a a trav√©s de las relaciones correctas.

Hace poco, inauguraste la exposici√≥n U’re High!, en D’Nasco Studio, ¬Ņhasta qu√© punto lo ef√≠mero de buena parte de las piezas exhibidas condicion√≥ y guio tu mirada?

U’re High! nunca estuvo concebida como una exposici√≥n, sino como un espect√°culo. Es por esto que no me encasill√© en una propuesta meramente est√°tica y evit√© las obras permanentes como pinturas o instalaciones, que en el pasado poblaban mis environments. En cambio explor√© la persona, el cuerpo perform√°tico, lo que inevitablemente versa sobre la temporalidad; tambi√©n elementos simb√≥licos como el hielo o el sonido me brindaban esa plataforma temporal trascendente.

La sinestesia y la (sobre)exposici√≥n de los sentidos a determinados est√≠mulos, fundamentalmente los sonoros, fueron parte importante de U’re High!, ¬Ņqu√© buscabas?, ¬Ņde qu√© manera el espectador jug√≥ un rol activ√≠simo en esta muestra?

La verdad es que el arte, como lo conocemos antes de la contemporaneidad, se permitía la distancia entre el perceptor y la obra. No es que haya dejado de fabricarse un arte de distancias, pero es mi intención crear una experiencia, un vínculo más allá de lo racional, más emotivo y vívido. Por esta razón utilizo cualquier medio para hostigar los sentidos, agredirlos sin tocarlos, marcar en el subconsciente y entregar un mensaje a niveles emocionales.

cortesía de la entrevistada

¬ŅC√≥mo valoras la presencia de otras manifestaciones art√≠sticas en el imbricado propio de tu obra? ¬ŅHasta qu√© punto esta gana en independencia o dependencia cuando se relaciona con otros saberes del campo art√≠stico?

Mi obra no tiene una frontera en cuanto a sus dimensiones. Valoro muchísimo la colaboración de otros artistas, con independencia de sus líneas creativas. Siempre existe un punto de convergencia, no pienso nunca en limitar la creación. En lugar de eso prefiero desdibujar las líneas que han dividido por siglos los campos de creación artística y lograr así una obra más completa y abarcadora.

Tu paso por el Instituto Superior de Arte, ¬Ņaporta o ralentiza? ¬ŅHasta qu√© punto la academia es una burbuja y tambi√©n un espacio de confluencia? ¬ŅC√≥mo aprovechar esto en beneficio de la obra futura?

¡En mi experiencia ha sido maravilloso! Todas las virtudes y deficiencias en mi proceso académico han sido ventajas, paradójicamente.

Sin la oportunidad de estudiar en una academia no fuese ni la mitad de productiva; no creo imprescindible la formación escolar, pero en mi caso sí ha sido fructífera.

En la evoluci√≥n de la po√©tica de tu visualidad, ¬Ņqu√© te interesar√≠a descubrir?, ¬Ņcu√°les ser√°n tus pr√≥ximos caminos?

Me encantaría incrementar mi background cognitivo. En esta profesión nunca se termina de estudiar, por lo que constantemente la obra está en evolución, así que solo espero que no se detenga ese cambio y no paren de crecer las ganas.


Liset Prego Díaz | La NarraTK es una biblioteca sonora, colaborativa y virtual

*Publicado en Claustrofobias

Mamidela solo puede ser una anciana especial, una abuela seguramente. Eso es lo que uno piensa y afirma en cuanto observa en la imagen a la viejita en un sill√≥n, muy cerca un ni√Īo, una ni√Īa y un gato. Uno se da cuenta que va a encontrar en Los cuentos de Mamidela un universo fabuloso, como es el universo de los narradores de cuentos.

Y estos cuentos tienen otra magia, se escuchan en la propia voz de sus escritores o un lector muy atento lo reproduce en su voz. También tienen la particularidad de ser introducidos por un breve texto jocoso, dulce, de su guionista y directora Liset Prego Díaz. Liset aporta guion y voz. Pero antes de que existiera la imagen, parece que en la misma convocatoria Mamidela enviaba un susurro para que los amigos colaboraran con su nieta de la tercera generación de Adela.

Los créditos de Los cuentos de Mamidela

Liset me cuenta que entre las colaboraciones imprescindibles est√° la de Alain Romero Cuba, el ilustrador que ya ha puesto su talento al servicio de libros cubanos dedicados al universo infantil, acept√≥ de inmediato a darle imagen a Mamidela, a quien conoci√≥ en la Feria del Libro de Holg√ļ√≠n 2019. Le propuso el proyecto y a √©l le encant√≥ la idea. En pocos d√≠as cre√≥ la imagen que sirve de portada al podcast¬†Los cuentos de Mamidela.

Por su parte, Alain me escribe:

‚ÄúDesde que empez√≥ el aislamiento por la pandemia del COVID-19 vi que muchos artistas contribu√≠an ofreciendo su arte al p√ļblico para ser disfrutado desde sus casas: canciones, conciertos, libros y lecturas, videos de danzas en las redes, entre otras. Siempre consider√© que era una actitud muy noble y me preguntaba, como ilustrador, qu√© pod√≠a hacer yo, c√≥mo aportar a esta causa com√ļn y ofrecer algo tambi√©n. Al recibir la invitaci√≥n de Liset para hacer la portada de¬†Los cuentos de Mamidela, me sent√≠ muy feliz, pero, sobre todo, √ļtil. Este es mi primer aporte a la campa√Īa para que la poblaci√≥n disfrute desde casa y, ojal√°, no sea el √ļnico‚Äú.

Pero en la misma ilustración se lee que la edición corresponde a Marjel Morales Gato y aquí no se sobreentiende ni se piensa que Marjel y Liset tienen una familia: Adela Lucía (otra generación de Adela), y Marjelito; sus hijos.

En los cr√©ditos de la m√ļsica aparecen nombres de creadores cubanos que viven dentro y fuera del pa√≠s: Edelis Loyola, Rita del Prado, D√ļo Karma y el trovador Alito Abad. En cuanto a la m√ļsica he sido muy dichosa al recibir la autorizaci√≥n de creadores cubanos, escribe Liset, con ellos voy conformando el resto de la sonoridad de los cuentos de compa√Ī√≠a. En la ilustraci√≥n se escribe tambi√©n el t√≠tulo de cada cuento y el nombre del autor.

El ejercicio de la promoción es mágico, retador, y necesario…

Liset, la directora y madre, es periodista del semanario ¡ahora! de la oriental provincia de Holguín. Máster en Ciencias de la Comunicación y editora de Ediciones La Luz. Egresada del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Su primer libro La casa de los gatos perdidos, está en proceso editorial y fue incluida en la selección La joven luz: Entrada de emergencia. selección de poetas en Holguín, ambos preparados por Ediciones La Luz.

Desde el 5 de marzo de 2019 emprendi√≥ en el portal¬†Cubadebate¬†el podcast¬†Manual para padres impacientes. Pudiera decirse que este trabajo y sus resultados ha sido la confirmaci√≥n para explorar el mundo del podcast. Recientemente, en la entrevista¬†La escritura como un obstinado ejercicio de expresi√≥n vital, que le concediera al periodista Erian Pe√Īa para el portal de la¬†Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, Liset afirma que ha redescubierto, desde que trabaja en La Luz que el ejercicio de la promoci√≥n es m√°gico, retador, y necesario. Y deja claro:

‚Äú‚Ķla hipermedia es el presente, no ya el futuro, el mundo se mueve en bits y quien no se adecue a esta realidad simplemente se estanca. No se trata de abandonar al libro tradicional, tan necesario, sino de abrir el abanico de posibilidades para los lectores, la pluralidad de soportes y lecturas desde c√≥digos diversos y el establecimiento de un di√°logo con la generaci√≥n emergente‚ÄĚ.

¬ŅEntonces c√≥mo llegan los escritores al proyecto Los cuentos de Mamidela?

Lanc√© la invitaci√≥n en Facebook y etiquet√© a algunos amigos del mundo literario cubano. Enrique P√©rez, Eldys Baratute, Rub√©n Rodr√≠guez, Maikel Jos√© Rodr√≠guez Calvi√Īo, Leonel Daimel, Yadi√°n Carbonel, algunos periodistas, amigos, promotores, en fin mucha gente, y a ti. Algunos respondieron encantados, otros han prometido ayudar. Al momento de esta entrevista han salido tres episodios pero tengo en producci√≥n al menos cinco m√°s. Han colaborado con sus textos Rub√©n Rodr√≠guez, Yadi√°n Carbonell, Yunier Riquenes, Lilibeth Alfonso, Leonel Daimel, y Adela Luc√≠a, mi hija, que es otra lectora voraz, ley√≥ poemas de Alexis D√≠az-Pimienta.

¬ŅC√≥mo naci√≥ esta idea de la NarraTK?

Hace unos meses le coment√© a mi pap√° que me gustar√≠a hacer un podcast o repositorio de cuentos en audio para los ni√Īos que no ten√≠an cerca a sus padres o para que los padres les dejaran a los hijos en su voz por si estaban fuera de casa. En principio era para los ni√Īos con trastorno por d√©ficit de atenci√≥n e hiperactividad. Luego comenz√≥ la cuarentena y fue el momento de hacer algo, por los otros y para mantenernos activos.

Siempre digo que tengo musa hidr√°ulica, las mejores ideas me surgen cuando friego o lavo, tengo mucho tiempo conmigo misma para cavilar mientras corre el agua. Con los cuatro en casa todo el d√≠a por semanas hay mucho por fregar. As√≠ sugi√≥ la NarraTK, con el prop√≥sito de acercarnos con la voz y con el basamento adem√°s de la literapia, la literatura como recurso terap√©utico. Bajo el principio de la construcci√≥n colectiva de sentidos producimos un texto sonoro, en este caso para comunicar la literatura. Es a fin de cuentas una biblioteca sonora colaborativa, virtual y gratuita para los ni√Īos que est√°n en aislamiento social o enfermos para los que tienen a sus padres lejos por trabajo o causa de la pandemia y para cualquier amante de la narraci√≥n oral. O sea, la NarraTK es un proyecto m√°s ambicioso que a√ļn no termino de dimensionar y vislumbrar y el podcast¬†Los cuentos de Mamidela¬†est√° dentro de √©l.

¬ŅC√≥mo fuiste recibiendo los audios, en cu√°ntos formatos los recibiste?

Ha sido una aventura, porque las vías son electrónicas y no todos son muy duchos o tienen saldo y megas, además descargar los archivos de audio que han llegado por WhatsApp, Facebook o Gmail ha sido en muchos casos un reto. Pero hemos buscado alternativas para por fin obtenerlos. Algunos con mejor calidad que otros lo que me ha llevado a seguir el consejo de un amigo realizador de establecer algunas pautas básicas para la grabación y envío, nada complicado solo rudimentos elementales que ayudarán a la calidad del podcast.

¬ŅQui√©n edita los audios? Es como un ejercicio familiar donde participa la familia. ¬ŅC√≥mo es el proceso?

Es preciso trabajar en equipo porque no soy machete ‚Äď bumer√°n ‚Äď mortero. Mi esposo, Marjel Morales Gato, que tiene una inteligencia muy diversa, es el editor, dise√Īador y¬†Comunity Manager¬†del proyecto. Luc√≠a es sujeto de prueba junto a su hermano de 3 a√Īos, Marjelito. A√ļn probamos para dise√Īar la dramaturgia de cada¬†podcast, porque todo es muy espont√°neo y urgente. Por el d√≠a escribo los guiones, gestiono los audios de los amigos colaboradores y muevo las cosas en las redes. Edito los libros pendientes de Ediciones La Luz y escribo y gestiono cosas para el peri√≥dico¬†¬°ahora!¬†Ah, igual lavo, cocino, friego, recojo regueros infinitos, rega√Īo a los ni√Īos que est√°n impacientes por la cuarentena, los acompa√Īo en alg√ļn invento y tomo caf√© hasta la gastritis irreversible. Grabo de madrugada cuando los ni√Īos se han dormido y sorteo los romances de los gatos callejeros, las serenatas de los gallos de los vecinos, los sonajeros de mi terraza y los perros guardianes dando el parte. Mi estudio es la cocina. Mi equipo la grabadora con la que hago periodismo, una¬†Olympus¬†digital. Nuestra computadora una laptop anciana que comparto por turnos con Marjel. Luego √©l edita, tambi√©n de madrugada. Por el d√≠a somos zombies, porque los ni√Īos se levantan normalmente y nosotros estamos muertos. Por eso a veces me sale la voz un poco cansada.

¬ŅPor qu√© el nombre? ¬ŅPor qu√© Mamidela?

NarraTK es obviamente la conjunción de narrar y biblioteca, o sea es una biblioteca de narraciones. El podcast se llama Los cuentos de Mamidela como homenaje a mi abuela Luz Adela Beltrán Sarracén, primera de su nombre, reina del arroz con leche, quién era una extraordinaria narradora y a quien mis primos le acortaron el nombre hasta que comenzó a sonar Mamidela. En este momento su matriarcado llega a las ocho Adelas, yo soy la tercera: Liset Adela. Hace tiempo estaba por hacer como un homenaje a ella, siento que se fue y yo me quedé con muchas deudas. No creo que esa sea la solución, pero creo que es un ejercicio de sanación, de duelo necesario y más allá de eso lo hago a partir de las cosas buenas que me dejó. De ahí salió ese cuento el primer podcast, ahí está todo lo que quería haberle dicho.

Hab√≠as tenido antes un trabajo con los audiolibros, con la producci√≥n de Ediciones La Luz, ¬Ņc√≥mo ha sido ese recorrido?

En realidad mi trabajo en La Luz con los audiolibros ha sido m√°s de promoci√≥n, pues aunque particip√© en el audiolibro¬†La joven Luz: entrada de emergencias, fue como autora y editora de textos; en¬†Dice el musgo‚Ķ Luc√≠a hace las presentaciones de las pistas. Donde ten√≠a un poco m√°s de experiencia era en los podcast, en los cuales incursiono desde hace un a√Īo en¬†Cubadebate¬†y en¬†¬°ahora!¬†con¬†Manual para padres impacientes. Un podcast utilitario con consejos, recetas de cocina, comentarios y rese√Īas literarias escritas y en la voz de Luc√≠a, que comenz√≥ a hacerlos con 8 a√Īos. Con este podcast ganamos el premio de la ciudad en Comunicaci√≥n Promocional, en Hipermedia. Ahora tambi√©n estamos sacando unos podcast de cuarentena del Manual, vamos por cuatro episodios hasta hoy, sale lunes y viernes.


«La actuaci√≥n es mi vida»

La conoc√≠ en las aulas del ISA. Compartimos no solo el sal√≥n de clases sino tambi√©n la experiencia teatral del descubrimiento, ese instante en el que el artista joven se devela como hacedor de su propia materia, de su cuerpo y esp√≠ritu. Desde entonces, Ana Patricia Martin Pomares ha aparecido en mi vida como dramaturga en no pocas ocasiones (debo decir que ha sido un ejercicio rec√≠proco). Conversar con ella es volver, por un instante, a aquel espacio a√ļn id√≠lico de la creaci√≥n.

¬ŅCu√°ndo y c√≥mo descubres que la actuaci√≥n formar√≠a parte de tu vida? ¬ŅFue este un hallazgo temprano o tardaste a√Īos en descubrir tu vocaci√≥n?

La vocación siempre la tuve. Me atrevo a decir que nací siendo actriz y que siempre lo he llevado en la sangre. Desde chiquita, el hecho de bailar, cantar y declamar me llamaba mucho la atención y siempre era líder en las actividades de ese tipo. Ya en el pre gané un premio de actuación en un concurso de aficionados y desde entonces fui encaminándome por esa vía.

Me decidí precisamente cuando terminaba el pre, porque también me gustaban otras cosas y estaba un poco confundida, pero hoy sé que incluso esa etapa también fue parte de mis inclinaciones por la actuación. Hice las pruebas para el ISA y aprobé. A partir de ahí, todo el mundo se transformó en el universo de la actuación. Hoy sé que es mi vida y no me imagino haciendo otra cosa.

Ana Patricia Martin Pomares/ foto Mauro Cantillo

En tu experiencia, ¬Ņcu√°nto valoras la formaci√≥n acad√©mica?, ¬Ņde qu√© manera construyes a tus personajes y cu√°l es tu b√ļsqueda para encontrarlos?

La formaci√≥n acad√©mica es importante porque siempre es bueno cultivar el talento. Por ejemplo, yo no conoc√≠a nada de nada de actuaci√≥n y mi paso por el ISA dej√≥ huellas en m√≠, fundamentalmente en lo referente al aprendizaje de diversas t√©cnicas teatrales. Considero que un actor deber√≠a por lo menos tener una pizca de conocimientos de todo tipo: arte, m√ļsica, filosof√≠a, historia, danza, cultura general integral. Estas son herramientas que en alg√ļn momento vamos a utilizar y siempre es bueno estar preparados. En mi caso, tuve formaci√≥n acad√©mica, pero s√© que tengo todav√≠a mucho que aprender, muchos libros que leer y nuevas experiencias que vivenciar.

Cuando construyo un personaje paso por etapas, pero he tenido la suerte de lograrlos en procesos de corto tiempo. Me ayuda mucho lo que puedo copiar de la vida cotidiana. En la calle hay personajes interesantísimos y con historias muy fuertes, tristes y buenas. Me inclino por los personajes que de alguna forma me obligan a transformarme. O sea, que no se parezcan en nada a mí… pero es gracioso porque inconscientemente tienen mucho de lo que soy. Me gustan los personajes negativos, como a muchos actores, porque creo que te permiten tener más facetas. Adoro el humor y todo lo que venga de él, y también he tenido la suerte de tener carisma para este género tan complejo.

Siempre digo que soy actriz del m√©todo, por eso admiro mucho a Meryl Streep, por ejemplo. En los procesos de montaje he tenido baches, ¬Ņy qui√©n no?, pero el ensayo y la repetici√≥n ayudan mucho. Es c√≥mplice tambi√©n lo que tengo dentro y que busco expresar.

En materia art√≠stica, ¬Ņqu√© es lo fundamental para un actor o actriz? ¬ŅQu√© herramientas t√©cnicas le son indispensables?

Es muy importante la persona que te dirige. He visto obras de teatro donde, sinceramente, el texto da poco que desear, sencillamente no es bueno, pero un buen director sabe sacarle provecho a la obra, sabe transformarla y hacer que el actor sobresalga.

El actor necesita tambi√©n dominar su cuerpo y su voz, pero hoy d√≠a, o por lo menos en este pa√≠s, los actores de teatro (odio decir esto) son los que le ponen m√°s inter√©s a su cuerpo debido a la energ√≠a que te piden las tablas. El entrenamiento es primordial. F√≠jate que cuando dejas de entrenar un tiempo y luego lo retomas, cuesta mucho lograr lo que antes ten√≠as, volver al punto donde te hab√≠as quedado. Yo soy un poco ‚Äúcangreja‚ÄĚ, pero nada que el ejercicio y la persistencia no corrijan. Aqu√≠ entre nos, tengo una envidia sana por los bailarines, porque tienen la suerte de tener un buen f√≠sico y dominan m√°s el ejercicio, la resistencia, la elasticidad.

En cuanto a t√©cnicas creo que todas son √ļtiles y es ah√≠ donde la escuela ayuda, porque te enruta, te otorga herramientas para abordar o llegar a determinado punto en el camino de la actuaci√≥n. Por ejemplo, me atrae mucho el teatro hecho por Eugenio Barba, un teatro donde solo el actor se basta, √©l es el signo, el que cuenta la historia a trav√©s de su cuerpo y su expresividad. Es un teatro que se nutre mucho de otras culturas, sobre todo la oriental, en donde el cuerpo es sagrado. La comedia del arte tambi√©n es muy buena en la formaci√≥n t√©cnica de un actor, te ayuda en la creatividad, el gesto, la voz. Y, por supuesto, tambi√©n es importante el teatro m√°s naturalista, en donde de alguna forma sale a lucir Stanislavski, porque creo que ayuda al actor a conocerse m√°s y a descubrir sus resortes, a lograr emociones y momentos ver√≠dicos.

Has trabajado con no pocos directores, ¬Ņqu√© te llevas de cada uno de ellos que aplicas, de manera m√°s o menos constante, a nuevas experiencias teatrales?

Bueno… en realidad no son tantos, entre cinco o seis solamente. Me gusta hacerme amiga de mis directores, generalmente me entiendo mucho con ellos. Así que lo que me llevo es su amistad y, claro, alguna que otra experiencia teatral. Cuando he tenido problemas para lograr una emoción, ellos han sabido guiarme para alcanzarla.

En 2018 obtienes Premio Caricato en la categor√≠a de Actuaci√≥n de Reparto, por la obra ‚ÄúSin pelos en la lengua‚ÄĚ, ¬Ņcu√°nto se valora un premio en la carrera de un actor?

Ana Patricia Martin Pomares/foto Mauro Cantillo

Creo que poco. S√≠, muy bonito todo cuando te lo dan, pero eso no significa m√°s nada, pasa muy r√°pido al olvido. Un premio deber√≠a m√°s considerado en el c√≠rculo de talentos y en las ofertas de trabajo. Desgraciadamente el actor de teatro, y te repito que odio decir ‚Äúde teatro‚ÄĚ porque para m√≠ el que es actor lo es de todo, tiene mayores inconformidades y caminos m√°s dif√≠ciles a seguir. Paso mucho trabajo para enterarme de un casting, por ejemplo, y eso es triste porque creo que actores de talento deber√≠an ser informados de esto. En fin, es solo la idea de que deber√≠an tenernos m√°s en cuenta.

Has trabajado tanto en obras de teatro infantil como del repertorio para adultos. ¬ŅSientes que tu proceso creativo var√≠a de alguna forma cuando te enfrentas a obras concebidas para ni√Īos?

No var√≠a mucho, pr√°cticamente es el mismo proceso. Me atrever√≠a a decirte incluso que es m√°s duro y riguroso porque los ni√Īos son espectadores muy dif√≠ciles y hay que llamarles la atenci√≥n con todo, con la voz, con la expresividad y la energ√≠a. A m√≠ me gusta el teatro para ni√Īos‚Ķ y el de t√≠teres es interesante en may√ļsculas. No todos pueden hacerlo, y adem√°s hacerlo bien, tiene que gustarte mucho para que funciones en √©l. En este aspecto, Teatro P√°lpito y Ariel Bouza me han ayudado de manera capital.

¬ŅCu√°les son las obras que te atraen m√°s? ¬ŅQui√©nes constituyen tus referentes en el mundo de la direcci√≥n y de la actuaci√≥n, nacionales e internacionales?

Me atraen las comedias. No soporto los dramas, son muy densos y creo que en definitiva el p√ļblico tiende a sentirse m√°s cercano a la comedia‚Ķ y como nosotros, los actores, trabajamos para el p√ļblico, me gusta entonces complacerlo.

Muero cuando veo actuar a Johnny Depp, a Glenn Close, Robert De Niro, Nicole Kidman, Charlize Theron, Natalie Portman y otros muchos. De los cubanos, admiro a Isabel Santos y a mi t√≠o Ra√ļl Pomares.

Sobre la dirección te cuento que me gusta lo que hacen Tarantino y Spielberg. Cubanos no sé qué decirte, estoy muy decepcionada de ellos. Aunque en radio hay muchos buenos: Aida la O, Enrique Irzula. En teatro, mi ejemplo a seguir es mi director Hugo Vargas. Es lo máximo… además es uno de esos actores que no han tenido la suerte de ser más conocido, pero que sin dudas es una bomba en la actuación.

¬ŅQu√© personajes prefieres interpretar?

Los deficientes. Los rotos.

Promocional Cuerdas Percutidas 2020/ foto Mauro Cantillo

La relaci√≥n con el p√ļblico es siempre esencial para el desarrollo de un actor, ¬Ņde qu√© manera te enfrentas a la escena y al espectador siempre cambiante? ¬ŅC√≥mo dialoga un actor con su p√ļblico?

Siempre me ha chocado cuando un chiste me funciona un d√≠a y al otro no. Le echo la culpa al p√ļblico y digo que est√° denso, y creo que muchas veces es as√≠. Hoy en d√≠a es dif√≠cil llegar al p√ļblico y ser aceptado, por eso es que me inclino m√°s por la comedia que por un teatro m√°s espeso. Estos son tiempos donde re√≠r es lo que hace falta y la verdad es que el cubano es maestro en esa tarea.

Yo soy siempre la misma, a veces m√°s alegre, otras triste, otras cansada, pero cada vez que subo a la escena trato de darlo todo. Creo que el p√ļblico me acepta bien porque incluso aunque haga teatro me reconocen en la calle.

Todo actor necesita aceptaci√≥n del p√ļblico. Seg√ļn como este reaccione nosotros lo haremos, y de alguna forma eso nos ayuda para cambiar lo mal hecho. Una de nuestras funciones es comunicar ideas, y esto lo hacemos con la emoci√≥n en bruto. Ojal√° siempre el p√ļblico sea inteligente, o por lo menos agradable, y pueda irse con un mensaje o con una sonrisa. Solo de esa manera un actor se siente √ļtil y feliz.

Recientemente has comenzado un proceso de trabajo con el equipo Laboratorio Fractal. Dicho equipo obtuvo, bajo direcci√≥n de Ra√ļl M. Bonachea, la Beca de Creaci√≥n Esc√©nica Milan√©s 2019 para producir el espect√°culo Cuerdas percutidas. ¬ŅCu√°l crees sea el reto mayor de este proyecto que reci√©n comienza?

El mayor reto est√° en que no se trate de hacer una obra por una obra, sino que tenga un mensaje, una historia que contar y que, adem√°s, llegue al p√ļblico‚Ķ que ya sabemos que es cr√≠tico y te puede destruir. Lo dem√°s son cosas que se nos pueden escapar de las manos porque, desgraciadamente, necesitamos de los otros. En esencia se busca logar algo m√°s que digno, algo que sea realmente interesante. Qui√©n sabe, a lo mejor con esta obra vendr√°n nuevos premios.


A la luz se lee mejor (+ spot)

Cuando en 2013 Ediciones La Luz, sello de la AHS en Holgu√≠n, lanz√≥ la campa√Īa Leer seduce con el t√≠tulo Todos buscan la luz, muchos se percataron que esta no era una m√°s en el mapa editorial cubano, pues ‚ÄúLa Luz‚ÄĚ prioriza, m√°s all√° de la publicaci√≥n del libro y la promoci√≥n de su autor, el valor de la literatura y su influencia en la condici√≥n humana.

Leer siempre ser√° una seducci√≥n, nos dicen. ‚ÄúTrabajamos la imagen, creamos un blog, hicimos almanaques, lo cual nos comenz√≥ a visualizar m√°s. Hemos involucrado pintores, fot√≥grafos, grabadores, a nuestro trabajo, como otra manera de promover al arte y reflejar nuestra √©poca mediante las campa√Īas promocionales‚ÄĚ, asegura Frank Alejandro Cuesta, dise√Īador responsable en buena medida de la renovaci√≥n visual del sello.

Como todos los a√Īos desde entonces, ‚ÄúLa Luz‚ÄĚ desarrolla su nueva campa√Īa de promoci√≥n de la lectura Leer seduce, dedicada en esta edici√≥n al aniversario 20 del Sistema de Ediciones Territoriales (SET) y con la sugerente premisa de que A la luz se lee mejor.

Esta campa√Īa se peculiariza por la realizaci√≥n del ebook La joven luz. Entrada de emergencia, una selecci√≥n de poetas en Holgu√≠n miembros de la secci√≥n de Literatura de la AHS.

Entre ellos Lisett Prego, Elizabeth Soto, Alejandro Batista, Reynaldo Zald√≠var, Erian Pe√Īa, Norge Luis Labrada, Ana Ramos, Karina Mora, Jos√© Alberto P√©rez, Camilo Noa y Robert R√°ez.

Adem√°s, dice Luis Yuseff, editor jefe de ‚ÄúLa Luz‚ÄĚ, se realizar√° un audiolibro a partir del ebook, 15 spots de radio, uno para televisi√≥n y varios podcast para la promoci√≥n en las redes.

El ebook se grabó en los estudios 1 y 2 de Radio Holguín y destaca el trabajo de los jóvenes Robert Ráez, Gerardo Perdomo, Héctor Ochoa, Dianelis Remedios y Aniel Santiesteban, varios de ellos alumnos de la filial de la Universidad de las Artes en Holguín.

Campa√Īa A la luz se lee mejor 2020

‚ÄúCon Leer seduce queremos acercar a los j√≥venes cubanos no solo a las publicaciones de nuestro sello, sino al necesario h√°bito de la lectura, retomando al libro como objeto hermoso y soporte tradicional e imperecedero en pleno siglo XXI‚ÄĚ, a√Īade el poeta Luis Yuseff.

‚ÄúDe los primeros a√Īos es la colecci√≥n Libros de Bolsillo, textos con dise√Īos austeros y tiradas discretas para satisfacer, sobre todo, la demanda local‚ÄĚ, recuerda.

Luego lleg√≥ una etapa de hermanamiento con Ediciones Holgu√≠n, sello editorial de la provincia y ‚ÄúLa Luz‚ÄĚ no volvi√≥ a publicar en solitario hasta 2006. Anteriormente, en 2003, hab√≠a comenzado a formar parte del SET, que celebrar√° el pr√≥ximo a√Īo su aniversario 20 y, en sus inicios, excluy√≥ a las editoriales de la AHS llamadas entonces ‚Äúalternativas‚ÄĚ.

‚ÄúSin embargo, empezamos a revitalizar el sello con la publicaci√≥n de los primeros cuatro t√≠tulos: Striptease y eclipse de las almas, de Delf√≠n Prats, S√≠ndrome de Estocolmo, de Adalberto Santos, Cuarto Libro de Celestino y Memoria de los otros!, a√Īade finalmente Luis Yuseff.

Hoy ‚ÄúLa Luz‚ÄĚ es una de las editoriales m√°s importantes en el pa√≠s, publicando no solo libros de j√≥venes autores, sino la obra de reconocidos escritores cubanos y extranjeros como Gast√≥n Baquero, Eduardo Galeano, Allen Ginsberg, Alice Walker, Mar√≠a Elena Llana, Rub√©n Rodr√≠guez, Joaqu√≠n Borges, Triana Saint-John Perse, Jawaharlal Nehru, Emily Dickinson, Da√≠na Chaviano, Lina de Feria‚Ķ

Ediciones La Luz, en su sede holguinera de la calle Maceo, 121 altos, sigue apostando por la joven literatura cubana. Como en aquel verso donde Lina de Feria asegura que ‚Äúdespu√©s de aquello tuve la luz hermano la luz‚ÄĚ, la editorial ilumina y entrega virtud en cada obra que realiza.


Sinceridad y belleza son mis divisas

Existen encuentros trascendentales en la vida de un escritor. Uno de los m√≠os, lo confieso, ocurri√≥ cuando, en cierta Feria del Libro, tuve entre mis manos La Concordia, del narrador Evelio Traba. Desde entonces he seguido la trayectoria y √©xitos de este joven autor que re√ļne, en un mismo cuerpo textual, talento, belleza y sinceridad literarios. Su obra merece ser considerada parte de lo mejor de la creaci√≥n que se ha gestado en los predios art√≠sticos de nuestra isla en los √ļltimos a√Īos. Esta entrevista salda, o intenta al menos saldar, una deuda de afecto y respeto hacia de la obra de Traba.

¬ŅCrees que a la literatura nacional joven le faltan universos de referencias y lecturas?

Veo, desde hace algunos a√Īos, en la joven literatura cubana lo que es casi una obsesi√≥n por dejar una marca, una necesidad a veces compulsiva por delimitar un terreno que tiene su anclaje en la negaci√≥n de toda la producci√≥n anterior. En este sentido creo que es un lastre que viene desde las vanguardias, y que lamentablemente ha producido y sigue produciendo un da√Īo de efectos nocivos incalculables: se impone, para que un escritor se empodere de su oficio, conocer la tradici√≥n, lo que equivale a decir que la revisitaci√≥n de los cl√°sicos es indispensable.

 Estoy seguro de que muchos de nuestros autores jóvenes no han leído en profundidad a los clásicos universales de todas las épocas, sin cuya asimilación lenta y consciente es imposible construir un discurso personal y coherente. En este sentido, (hablando solo de narradores) Ramón Meza, Miguel de Carrión, Carlos Montenegro, Lydia Cabrera, Lino Novás Calvo, Carpentier y Lezama son figuras que es necesario revisitar, por tan solo mencionar algunos nombres de la literatura cubana.

Tal vez Arenas y Padura sean los más leídos y sí, es cierto, son escritores de una relevancia capital, pero los grandes maestros que les antecedieron, deben ser (re)leídos con el escalpelo del aprendiz en la mano. Nadie ha llegado a un lugar cimero sin ellos, son sombras tutelares cuyo influjo es siempre benéfico. Y en este sentido respondo concretamente tu interrogante: faltan referencias, lecturas y voluntad de aprendizaje. Ello se aprecia en un trabajo superficial con el lenguaje y en estrategias discursivas muchas veces inefectivas que terminan distanciando a nuestro destinatario de siempre: el lector.

A tu entender, ¬Ņqu√© hace a un escritor bueno?

En primer lugar, no puede faltar el talento, que es esa predisposici√≥n pasional (en el mejor de los sentidos) para vivir literariamente y produciendo significados literarios, lo que equivale a decir que es necesaria una especie de obsesi√≥n y amor por las letras que va m√°s all√° de la l√≥gica ordinaria, lo cual hace que un escritor, hasta el m√°s conservador, viva fuera de los c√°nones de la ‚Äúnormalidad‚ÄĚ.

Pienso en este sentido en una carta. La carta de que un Rimbaud joven le escribe a su maestro Georges Izambard, en mayo de 1871: ‚ÄúDigo que hay que ser vidente, hacerse vidente. El poeta se hace vidente por un largo, inmenso y razonado desarreglo de todos los sentidos‚ÄĚ. Un escritor aut√©ntico, es como se autodefin√≠a Fernando Pessoa: ‚ÄúUn indisciplinador de almas‚ÄĚ, alguien que va contra las reglas no porque quiere, sino porque lo necesita.

Otro elemento al que concedo mucho valor es a leer creativamente, es decir, convertir el acto de lectura en un acto de disfrute y de libertad interior, leer aprendiendo, leer descifrando, y hacer de esto un acto cotidiano e incansable. Finalmente, creo que un escritor alcanza la excelencia si deja de preocuparse demasiado por la recepción o el impacto de su obra y se concentra en lo que desea lograr de un modo íntimo y honesto, lo cual implica un trabajo seductor con el lenguaje y con la inteligencia de su discurso, entiéndase esto como un resumen artístico de sus vivencias y sus lecturas más significativas. Un escritor es bueno allí donde un lector, incluso desde la más remota geografía, agradece sus palabras y entabla una amistad en la que no siempre es necesario el contacto personal.

¬ŅPiensas que la disciplina del oficio es indispensable, o su cuenta puede ser saldada por el talento?

Es indispensable la disciplina, la cual no debe ser entendida como una camisa de fuerza, sino como un pivote para la creación, una plataforma de salto que permita organizar el esfuerzo literario y convertirlo en una realidad. He visto grandes talentos malograrse por falta de disciplina, lo cual implica dedicar tiempo para leer, concebir metas a mediano y largo plazos, construir un ritmo de trabajo personal y placentero.

Contrariamente a lo que mucha gente cree, forjarse una disciplina se convierte en una garantía de inspiración. Quien es capaz de administrar su esfuerzo de forma consciente, encuentra siempre las mejores salidas y soluciones. El talento es indispensable como primer elemento, es la argamasa del ladrillo, pero la disciplina es el horno que le da consistencia y termina convirtiendo el esfuerzo creativo en un producto, un resultado.

Siempre, cada vez que se toca este tema, pienso en Alejo Carpentier y Leonardo Padura, dos referentes cercanos cuando se aborda el difícil binomio talento-disciplina.

Eres un joven escritor interesado en la (re)escritura de la Historia. En cuanto a materia investigativa, ¬Ņcu√°nto se te dificulta encontrar los referentes textuales y la bibliograf√≠a necesarios? ¬ŅEst√°n los j√≥venes investigadores cubanos ce√Īidos a la ‚Äúmaldita circunstancia del agua por todas partes‚ÄĚ?

La (re)escritura de la Historia exige, muchas veces, un contacto directo con fuentes primarias que solo se logra en archivos, bibliotecas y otros reservorios. En mi caso, que ya he vivido algunos a√Īos fuera de Cuba, esto ha representado una limitaci√≥n. Gracias a la ayuda de amigos o la consulta de fuentes que hoy se encuentran digitalizadas he podido acceder a la informaci√≥n necesaria, pero b√°sicamente es un problema al que se enfrenta un narrador que est√©, fuera de Cuba o lejos de los centros de la informaci√≥n requerida para que su trabajo alcance la seriedad indispensable a la (re)escritura de la Historia como acto creativo; no solo de gran riesgo intelectual, sino como un acto de responsabilidad plena en cuanto a verosimilitud y respeto al lector.

En cuanto a la ‚Äúmaldita circunstancia del agua por todas partes‚ÄĚ, te dir√≠a que es una realidad aplastante por las limitadas posibilidades de viajes y superaci√≥n que hoy existen para investigar fuera de Cuba. Para entender de una forma m√°s o menos integral la Historia de Cuba, es necesario consultar fuentes que est√°n mayormente en Espa√Īa y Estados Unidos, d√≠gase el Archivo General de Indias, de Simancas, la Biblioteca Nacional, la Biblioteca del Congreso, la P√ļblica de New York o la important√≠sima de la Universidad de Miami.

Mientras las posibilidades de acceso a estos y otros centros de la informaci√≥n sean tan limitadas, los estudios historiogr√°ficos estar√°n incompletos o tristemente ce√Īidos a una visi√≥n unilateral de la Historia. Si bien en archivos y bibliotecas de la Isla es posible encontrar un grueso de informaci√≥n valiosa, poder consultar las fuentes antes mencionadas y otras, ser√≠a de una complementariedad saludable para la Historia como ciencia social viva que reconoce la informaci√≥n como plataforma no exclusiva del territorio insular.

Has podido observar el hacer literario de la Isla desde una distancia geogr√°fica en los √ļltimos a√Īos. ¬ŅQu√© te interesa del hacer de los nuevos escritores en nuestro contexto?

La valentía para abordar situaciones propias de las prácticas y contextos más actuales, así como la capacidad discursiva para dialogar, desde el teatro, la poesía y la narrativa, sobre temas como la dinámica de la familia ante la migración, las categorías de género, identidad sexual y el impacto del acceso a la tecnología en la vida cotidiana.

Me interesa, sobre todo, observar de forma atenta la imbricación que existe entre estas expresiones y la construcción del lenguaje en diferentes discursos que configuran hoy la fisonomía de la joven literatura cubana.

¬ŅNuestra literatura podr√≠a aprender o emular de la creaci√≥n de otros contextos geogr√°ficos? ¬ŅY nuestras editoriales? ¬ŅTememos a las comparaciones o las evitamos?

La literatura cubana, sobre todo en el √°mbito de las letras hisp√°nicas en sentido general, dir√≠a yo, goza de buena salud en cuanto a reconocimiento y recepci√≥n cr√≠tica. Un escritor cubano en el extranjero, sobre todo en Latinoam√©rica y Espa√Īa, por lo general no pasa desapercibido.

Pero creo necesario detenerme en algo puntual: un sector considerable de la literatura cubana, sobre todo la narrativa y la poesía, han perdido de vista una figura elemental de todo proceso literario: el lector.

Muchas veces escribimos para circuitos o c√≠rculos literarios olvidando que nuestro horizonte debe ser el universo de la lengua castellana como meta m√°xima de alcance, que la literatura como ejercicio pueda resumirse en un verbo: comunicar, lo que significa que debemos rescatar la universalidad en el tratamiento de los temas y el lenguaje, lo cual es visible en obras de autores extranjeros como Roberto Bola√Īo, Samantha Schweblin, Rodrigo Rey Rosa, Andr√©s Neuman, Daniel Ferreira, √Ālvaro Enrigue, Carlos Busqued, Guadalupe Nettel, Andr√©s Barba y Juan Pablo Villalobos, entre otros.

Creo que las editoriales cubanas, sin caer en el facilismo, deben rehuir la encriptaci√≥n en los discursos, los malabares t√©cnicos que no llevan a ning√ļn camino; lo que significa, por ende, aumentar el rigor de la selectividad y la visibilidad de los autores cubanos a nivel internacional, un terreno en el que a√ļn resta por ganar cr√©ditos y el cual no queda cubierto solo por la presencia de autores en ferias del libro de Latinoam√©rica principalmente.

En cuanto a las comparaciones, creo muy personalmente que las evitamos por temor, que es principalmente el temor al mercantilismo y la banalizaci√≥n del libro como producto de consumo cultural: Cuba debe comprender de modo m√°s flexible las din√°micas del mercado internacional del libro, y asumir que las editoriales pueden comercializar ampliamente el libro y crear un universo publicitario en torno a √©l, sin renunciar a la calidad est√©tica tanto desde el contenido como la belleza en el dise√Īo, lo cual quiere decir que es posible crear una mayor visualizaci√≥n de los autores cubanos a nivel internacional, sin que estos tengan que recurrir, para lograrlo, necesariamente a sellos como Alfaguara, Tusquets o Anagrama.

¬ŅConf√≠as en el nacimiento de verdaderos pensadores culturales dentro de nuestra generaci√≥n?

Conf√≠o en el nacimiento y consolidaci√≥n de verdaderos pensadores culturales dentro de nuestra generaci√≥n, en personas que desde sus puestos y alcances est√°n generando una visi√≥n renovadora del fen√≥meno editorial, promocional y literario. Como dir√≠a C√©sar Vallejo: ‚ÄúSon pocos, pero son‚ÄĚ. Vale en tal sentido hablar de Luis Yuseff y Yunier Riquenes, sin que por ello sean los √ļnicos inmersos en este despliegue cultural de la edici√≥n y la promoci√≥n de la lectura.

Desde este punto de vista, es más que destacable la línea programática de Ediciones La Luz en Holguín, dirigida por Yuseff, con un catálogo selecto de lo mejor de la literatura joven en Cuba o fuera de ella, y un trabajo integral que, por su calidad, desmiente la falsa tesis de que los jóvenes nos somos capaces de comprometernos en profundidad con proyectos que exijan constancia, disciplina y poder de observación para apostar por lo valedero y lo perdurable.

En otro sentido, emerge en Santiago de Cuba, con Claustrofobias, la figura de Yunier Riquenes, un joven que con su equipo ha sabido demostrar todo lo antes dicho unido a la excelencia desde lo promocional, insistiendo siempre en el hecho de que las nuevas tecnologías y plataformas de consumo cultural están modificando nuestro modo de leer, y más especialmente el modo de leer de las nuevas generaciones y que, por tanto, se impone adaptarse a estas dinámicas en vez de negarlas o desconocerlas.

Tanto Yuseff como Riquenes se han convertido en paradigmas de la gestión cultural desde centros de amplia influencia, legitimando, además, como creadores, la idea de que es posible consolidar una obra de gran validez desde lo personal, y a la vez contribuir a la visualización de la obra de terceros; esto es pensar la cultura desde la acción y vivirla desde un ejemplo, que lejos de alzarse como una consigna, emerge como una virtud espontánea.

Otra pregunta sobre la actualidad literaria nacional. Gracias a la eclosi√≥n de premios se han dado a conocer no pocas nuevas voces. Algunas con propuestas s√≥lidas; otras, con trabajos que lucen m√°s como work in progress o inici√°ticas b√ļsquedas que como libros cerrados. ¬ŅPremiamos por premiar? ¬ŅHasta qu√© punto validamos est√©ticas y autores cuya calidad es a√ļn dudosa?

En este caso creo se impone una pregunta. ¬ŅQui√©nes son los jurados y cu√°les son los par√°metros bajo los cuales toman decisiones, a veces, da√Īinamente trascendentales? Bien sabemos que la objetividad es m√°s resbaladiza que la propia ficci√≥n literaria, pero de igual modo sabemos que existe, o deber√≠a existir la justicia.

A veces, uno abre un libro de un g√©nero u otro y tras la lectura de las primeras 20 p√°ginas (menos en muchas ocasiones), surge la impostergable interrogante: ¬Ņqui√©nes premiaron esto, por qu√©? Y la inquietud surge porque se aprecia, en una lectura preliminar, un discurso vac√≠o, un lenguaje de escasos alcances est√©ticos, unas ideas que asoman como torpe reciclaje de otras, unos personajes endebles, unas estructuras sin el menor suporte conceptual.

Bien sabemos que estas no son meras exageraciones, porque muchas veces los premios literarios se convierten en cónclaves marcados por simpatías personales, por miradas reduccionistas, por oportunismos, y hasta por sencillo y llano fraude. Todo esto trae consigo unos procesos de legitimación alejados de la realidad literaria del país y, por consiguiente, la desilusión muchas veces justificada de quienes, con trabajos impensables, logran imprimir un manuscrito para enviarlo a concurso.

Bajo este modus operandi han sido catapultados a una especie de estrellato nacional, una serie de autores con propuestas de una precaria factura, que m√°s adelante, para desgracia mayor, se erigen en √°rbitros de lo que debe y no debe publicarse, marcando, en muy tristes ocasiones, tendencia. Eso nos ha lastrado y nos seguir√° lastrando mientras muchos jurados fallen premios a partir de elementos extraliterarios, o sencillamente no se tomen con seriedad el trabajo que se les ha encomendado y lancen la hojarasca en el saco del fruto y viceversa.

Tu libro El ritual de las cabezas perpetuas, galardonado con el Premio Iberoamericano Verbum 2016, acaba de ser publicado por Ediciones La Luz. ¬ŅC√≥mo llegas a este texto en particular? ¬ŅD√≥nde nace la historia e inter√©s, valga la redundancia, por la Historia?

Desde que era un ni√Īo, para m√≠, la objetividad, aunque entonces no pudiera explic√°rmelo con estas palabras, fue un concepto en crisis. Nunca estuve conforme con las explicaciones que me daban, y siempre para m√≠, la duda fue un recurso de capital importancia. A√ļn lo sigue siendo, pero ya en calidad de una herramienta consciente.

La Historia era para m√≠, sobre todo en los a√Īos de la secundaria, un m√°s all√° de posibilidades que incluso los buenos profesores solo alcanzaban a se√Īalar con el dedo, desde muy lejos. Una pregunta recurrente me hac√≠a detenerme: ¬ŅFue esto realmente as√≠? ¬ŅEn realidad era fulano de tal, as√≠ como lo pintan? Esto me llev√≥ a conversaciones con ‚Äúexpertos‚ÄĚ en dichos temas, a consultar obras complementarias, a comparar, a no conformarme.

Ah√≠ tuve mi primera vocaci√≥n borgeana sin saberlo: el amor por las enciclopedias y los libros antiguos, que a√ļn hoy no me abandona. Una vez que descubr√≠ el lenguaje literario como la m√°s intensa de todas las emociones est√©ticas, me di cuenta de que todo pod√≠a ser reinventado, remasterizado, recompuesto, reescrito, y que las posibilidades imaginativas estaban por encima de hechos heroicos e incuestionables, para incorporarlos en una nueva dimensi√≥n, que es lo que yo llamo ‚Äúdimensi√≥n de cercan√≠a‚ÄĚ; es decir, acercar los hechos y las personas de la Historia al alcance de otros, convertir los hechos hist√≥ricos en materiales asimilables, gracias a la recreaci√≥n de un contexto por medio de la investigaci√≥n profunda y la m√≠mesis del lenguaje.

Inmerso ya en esta est√©tica, y habiendo escrito un par de novelas donde la Historia juega un rol determinante, me pregunt√© una noche de fines de 2015: ¬Ņfue realmente la Revoluci√≥n Francesa, Libertad, Igualdad, Fraternidad? La pregunta me llev√≥ a descubrir una serie de pasadizos tortuosos que se alejaban cada vez de lo que parec√≠a ser m√°s un eslogan que una realidad hist√≥rica.

En esos días, curiosamente, se hizo viral en Internet, la declaración de un neurocirujano italiano (Sergio Canavero) que aseveraba poder hacer, en 2017, el primer trasplante de cabeza de la historia, lo que terminó siendo no más que una maniobra promocional y el más insulso discurso de pseudociencia.

No obstante, para la percepci√≥n literaria, no hay material de desperdicio, todo es utilizable. Surgi√≥ entonces la pregunta: ¬ŅQu√© tal si desarrollamos trasplantes de cabezas en la √©poca donde m√°s cabezas rodaron a lo largo de toda la Historia Universal? Solo el c√≥digo fant√°stico pod√≠a apuntalar de forma adecuada esta respuesta y ese fue en verdad el principio de todo. Lo que vino despu√©s fue una mezcla de informaci√≥n rigurosamente contrastada, intuici√≥n po√©tica, reflexiones filos√≥ficas sobre el conocimiento, la identidad, las obsesiones y el origen del mal, entre otros temas que contribuyeron a modelar la primitiva fisonom√≠a de El ritual de las cabezas perpetuas.

Te confieso que una de las lecturas m√°s entra√Īables de mi vida es La Concordia, novela ganadora del Acc√©sit Premio Latinoamericano y Caribe√Īo de Novela Alba Narrativa 2012, y publicada por Arte y Literatura en 2013. H√°blanos un poco de c√≥mo llegas a construir tus personajes y cu√°l es tu principal b√ļsqueda escritural.

Mis personajes nacen de la pasión con que suelo sumergirme en la recreación de un determinado argumento. Son, inicialmente, cuchicheos ladinos, frases sueltas que se convierten en discursos autónomos, y para mí, al menos durante el proceso de escritura, se convierten en presencias, en sombras con las que hablo sin descanso.

Mis personajes oscilan entre lo extraordinario de su condición ficcional y la naturalidad con que puede llegar a existir cualquier persona real. Cada personaje, de acuerdo con sus características, cumple una función específica dentro del plano argumental de la obra; yo intento, entre otros tantos cuidados, que no se me desdibujen ni banalicen, que hablen y escriban como les corresponde, que se relacionen entre ellos como la ficción y la lógica narrativa lo demandan.

Me ocupo con el mayor juicio cr√≠tico posible, de que evolucionen adecuadamente desde su primera aparici√≥n hasta la √ļltima y que, sobre todo, sean profundamente humanos.¬†

En este sentido, mi principal b√ļsqueda escritural suele ser la conformaci√≥n de un mundo posible y deseable para el lector, por medio de un lenguaje que intenta lo simb√≥lico desde lo po√©tico y lo filos√≥ficamente significativo. Busco transgredir, y transgredir significa para m√≠, ante todo, ser fiel a m√≠ mismo. No me desgasto en acrobacias in√ļtiles: sinceridad y belleza son mis divisas.

En tu trabajo como creador, ¬Ņqu√© proceso valoras m√°s?

No suelo detenerme de forma obsesiva en los libros que quedaron atrás ni en la suerte que corren una vez publicados. Doy mucha importancia al proceso de construcción, que está lleno de salidas en falso y rectificaciones, en el encuentro con la palabra viva, en el asombro de ver cómo los personajes van alcanzando su mayoría de edad ficcional, y en ver la manera en que se van conectando detalles mínimos con elementos decisivos de la trama, y en cómo todo es una danza de imágenes y sensaciones. Ver cómo la información recopilada pasa de ser un dato frío a una emoción, a una actitud, es algo que disfruto mucho.

Yo escribo a mano todas mis obras narrativas: he intentado despojarme de un método que es arcaico en verdad, pero no he podido. Necesito la tinta y el papel como un ejercicio de humildad que consiste en reconocer a priori la imperfección del texto. Cuando manuscribo siento que mis personajes respiran mejor.

Luego de esto, paso a word verdaderos mamotretos que en el propio proceso de transcripci√≥n van depur√°ndose y alcanzando una condici√≥n m√°s noble; finalmente trabajo sin piedad sobre una primera copia impresa en la que suelo reforzar v√≠nculos, eliminar fragmentos que sobran, hacer correcciones ling√ľ√≠sticas de importancia, y es todo este trabajo en que se hibridan las estrategias constructivas del arquitecto con la fuerza bruta del alba√Īil, lo que de veras disfruto.

Una vez publicados los libros, lo que me hace verdaderamente feliz es el contacto con los lectores, porque estando yo a solas con el libro me asalta una rara sensación de incredulidad y sospecha que no he podido superar.

¬ŅExiste una √©tica, m√°s o menos invisible, entre los creadores del patio o nos encontramos todos inmersos en un ‚Äúcoliseo‚ÄĚ literario?

Desde tiempos de Lope, Cervantes, Góngora y Quevedo han existido y existirán las trifulcas literarias, las animadversiones y los bandos que se enemistan entre sí como si fuesen escuelas de diversos estilos de artes marciales. Es decir, desde que la literatura se convirtió en un oficio más o menos profesional con que es posible ganar notoriedad y algunas veces un poco de dinero, las rencillas se han convertido en plato fuerte en las relaciones de unos escritores y otros.

¬†Personalmente creo que dondequiera que el talento est√° en pugna aparecen los caciques y los cacicazgos. Basta viajar por Cuba para observar, de forma velada o expl√≠cita, las antipat√≠as y querellas que se dan en el gremio de la escritura, pero a mi entender, esto no se ha tornado cr√≥nico a√ļn en Cuba, donde a pesar de la realidad antes descrita, pocas veces los enfrentamientos entre autores alcanzan la categor√≠a de esc√°ndalo, como s√≠ es notorio y absolutamente p√ļblico en Espa√Īa, donde las guerras literarias tienen m√°s de 400 a√Īos y las emboscadas se han convertido casi en un subg√©nero narrativo dentro de la novela y de atenci√≥n medi√°tica del panorama literario y extraliterario.

Tales son los casos de los pugilateos intensos entre Juan Manuel de Prada y P√©rez Reverte, entre Roberto Bola√Īo y Javier Cercas, entre Eslava Gal√°n y Paco Umbral, en fin, que los ejemplos abundan.

En Cuba creo que no hemos llegado a esos extremos, pero sí me ha sido dado observar el favoritismo y zancadilleo, los ataques despiadados en determinados circuitos, y, sobre todo, la invisibilización como ejercicio consciente entre aquellos que, además de escribir, ocupan altos cargos en direcciones provinciales del Libro y Literatura.

¬ŅPodemos evitar la aparici√≥n de este fen√≥meno? Creo que no. Lo importante es cuidar que estas trifulcas no trasciendan lo personal y afecten lo literario en lo tocante a la justa apreciaci√≥n cr√≠tica de la obra de terceros.

Desde lo personal, creo que participar en, o consentir esas fricciones, constituye una p√©rdida de tiempo para el escritor consciente de sus posibilidades y enfocado en mejorar su oficio. Es propio de autores desgastados e improductivos entregarse a esas triqui√Īuelas que, en vez de a√Īadir brillo, restan.

Lope desgast√≥ sus mejores aceros fabricando pullas para destruir el Quijote de Cervantes; hoy Cervantes es universal por derecho propio y Lope, am√©n de sus innegables virtudes, un solo ilustre autor de comedias, comparado con el genio del hombre que aprendi√≥, sobre todo, a ‚Äútener paciencia en las adversidades‚ÄĚ.

En nuestro di√°logo, que trasciende las breves preguntas de esta entrevista, hemos conversado de tu inter√©s en la literatura con visos fant√°sticos. ¬ŅPor qu√© y c√≥mo llegas a la fantas√≠a?

Todo discurso, tarde o temprano, encuentra su agotamiento. Ahora mismo, la novela histórica como subgénero narrativo, a pesar de su enorme demanda en el ámbito de las letras hispanoamericanas, ha entrado en una especie de ocaso donde casi todos los recursos han sido explotados.

Consciente de todo esto, he observado que solo la fantasía y el ejercicio de la contrafactualidad (llámese también ucronía) pueden refrescar el discurso de la narrativa histórica.

En este sentido, la simbiosis entre lo hist√≥rico y lo fant√°stico dota a la narraci√≥n de un poder semi√≥tico que rebasa la imagen de lo veros√≠mil para instalarse en el reino de la posibilidad simb√≥lica, y, por tanto, de expresi√≥n ling√ľ√≠stica.

Llego a la fantasía como una consecuencia de mi incurable inconformidad hacia todo lo que existe, tanto en el plano de lo real como de lo imaginario. Ya que, como autor, me ha marcado (y creo que seguirá haciéndolo) el discurso de la novela histórica, he comprobado que solo la fantasía puede llevarme a establecer, conmigo mismo y los lectores, otros puentes de complicidad.  

Y, finalmente, quisiera hablar del lenguaje cinematogr√°fico con el que est√° acu√Īada buena parte de tu creaci√≥n. ¬ŅEres de esos autores que, de una manera u otra, a priori o a posteriori, piensa en la adaptabilidad de sus obras al s√©ptimo arte?

La literatura, ya lo advertía el gran Lezama, es imagen. Por una cuestión, intrínseca, muy personal, mis obras obedecen a este precepto de lo visual. Sin darme cuenta, en lo que escribo, termino conduciendo a mis lectores por el sendero de lo sensorial: trato de que haya claridad en mi escritura, de que a través de mis textos sea posible ver una realidad.

Esa realidad, en primer t√©rmino, debe ser visible para m√≠ como autor y en segundo (muy importante) para mis lectores. Este empe√Īo, que tambi√©n contiene la intenci√≥n de un ritmo y una fluidez en lo discursivo, lleva espont√°neamente hacia lo cinematogr√°fico, no solamente desde lo visual sino que tambi√©n trabaja estrechamente con el diapas√≥n de otros sentidos como son el gusto, el olfato, la audici√≥n y el tacto.

Pienso en imágenes durante el proceso creativo, pero sin pensar en cine; una que otra vez, ya terminado el producto, no te niego que más de una vez he coqueteado con la posibilidad de una adaptación cinematográfica, pero hasta ahora no se ha materializado este anhelo. En más de una ocasión he tratado con el maestro Fernando Pérez (en base a un interés suyo) sobre el margen de adaptabilidad que presenta La Concordia, mi primera novela, pero sobre todo por cuestiones de financiamiento y otros proyectos antepuestos en la carrera del cineasta no ha sido posible.

De igual modo, hace poco me contactó un joven director cubano, cuyo nombre no debo revelar, con la intención manifiesta de convertir en un filme mi novela El camino de la desobediencia, que es una novela biográfica sobre Carlos Manuel de Céspedes.

De momento, sin ansiedad, espero que este sue√Īo pueda convertirse, alg√ļn d√≠a, en un hecho tangible, pero entiendo que los pasos del cine son mucho m√°s lentos y complejos que los de la literatura, y que deben conjugarse muchas voluntades y recursos para que esta enso√Īaci√≥n cuaje en calidad de hecho. Solo queda esperar como quien no espera, saber leer las se√Īales del viento, volar.