promoción


«La escritura y la poes√≠a son mis paraca√≠das»

Pablo G. Lleonart sabe que la literatura ‚ÄĒque la creaci√≥n en sentido general‚ÄĒ es un salto de fe al vac√≠o. No obstante, se arma, se prepara el joven artista para que su descenso vaya acompa√Īado por la palabra, la escritura y la poes√≠a. Estos paraca√≠das lo han sostenido bien. Las redes sociales ‚ÄĒun espacio de conexi√≥n ya no alternativo sino imprescindible, que ambos defendemos‚ÄĒ nos hicieron contactarnos por coincidencia. Pero, nada es coincidente en esta vida, es mi creencia. Conocer un poco m√°s de la obra Pablo G. Lleonart fue el motivo que me llev√≥ a este di√°logo.

Se ha hablado mucho (y debatido) acerca del concepto juventud en relaci√≥n con el material art√≠stico, ¬Ņc√≥mo se concilia una relativa corta edad biol√≥gica con la calidad de la escritura?

Pienso que para valorar la calidad literaria no podemos juzgar la edad del escritor, el texto se defiende por s√≠ solo. Carson McCullers escribi√≥ El coraz√≥n es un cazador solitario con 23 a√Īos, Rimbaud ten√≠a 19 cuando apareci√≥ Una temporada en el infierno. Harold Bloom con 30 a√Īos ya daba clases en Yale y hab√≠a escrito tres libros sobre el romanticismo ingl√©s considerados innovadores por la cr√≠tica. Ejemplos sobran. No obstante, a medida que se crece en edad tambi√©n se gana en experiencia y se tienen m√°s lecturas asimiladas que permiten enfrentar el ejercicio de la escritura con mayor madurez. La calidad literaria radica en el rigor y seriedad con que afrontemos el ejercicio de la escritura.

Como joven creador, ¬Ņqu√© buscas, qu√© te interesa contar?, ¬Ņqu√© no buscas y qu√© nunca contar√≠as en tus historias?

Como creador busco que mis historias y mis poemas sean capaces de calar en el lector, que estos sientan los mismos placeres que yo cuando leo a Lorca, Borges y Pessoa: creo que ese ser√≠a el sue√Īo de cualquier escritor. Me interesa abordar lo universal desde lo cubano, ser capaz de que un verso o l√≠nea que haya escrito conecte con el otro y este se sienta identificado con lo que lee. No busco la grandeza, esa se la dejo a Dante. Nunca contar√≠a mis historias de amor, o tal vez s√≠.

¬ŅInfluye en tu percepci√≥n de la realidad ‚ÄĒy en tu transformaci√≥n de esa realidad en materia ficcional‚ÄĒ los estudios de Periodismo?

Comenc√© estudiando Ingenier√≠a Mec√°nica en la Universidad de Matanzas. En aquel entonces me interesaban los ‚Äún√ļmeros‚ÄĚ, todav√≠a me interesan; pero la carrera en su propia din√°mica, como es l√≥gico, me distanciaba de mi otra pasi√≥n: la literatura. Ante la disyuntiva opt√© por cambiarme para la Licenciatura en Periodismo, la cual no solo me aportaba herramientas para desarrollar habilidades a la hora de escribir sino que tambi√©n me manten√≠a vinculado a la vida cultural de mi ciudad. ¬†

El di√°logo constante¬† ¬†enfrentar diversidad de criterios entre compa√Īeros y profesores durante cinco a√Īos de la carrera de Periodismo ayud√≥ a formar mi pensamiento cr√≠tico. Otra influencia de mi profesi√≥n quiz√°s sea el hecho de que me ayud√≥ a expresar las ideas de manera clara, sin muchos rodeos, lo cual el lector siempre agradece. Tanto la literatura como el periodismo se nutren de la misma materia prima, la palabra. Ser√≠a entonces, a la hora de la creaci√≥n, un poco como navegar entre dos aguas.

¬ŅQu√© consideras imprescindible en la formaci√≥n espiritual de un escritor joven?¬†

Tres cosas: leer, leer y leer, y si me dejan agregar una cuarta por aquello de que los tres mosqueteros son cuatro, diría que aprender a escuchar receptivamente. En Matanzas he tenido el privilegio de poder dialogar con personas y creadores magníficos como Alfredo Zaldívar, Laura Ruiz Montes, Ulises Rodríguez Febles, José Manuel Espino… y muchos más que han abierto siempre sus puertas al diálogo con los más jóvenes.

¬ŅPor qu√© la poes√≠a? ¬ŅPor qu√© escribir?

Si hay que buscarle un ‚Äúpor qu√©‚ÄĚ a por qu√© escribo, creo que se lo debo en especial a mi madre, la cual es bibliotecaria y de peque√Īo siempre hizo que creciera rodeado de libros. Tambi√©n la suerte de tener profesores durante mi formaci√≥n acad√©mica que estimularon la creaci√≥n, como el repentista Orismay Hern√°ndez, y la pareja formada por Mar√≠a Isabel Tamayo y Ulises Rodr√≠guez Febles.

La culpa de que escriba poes√≠a la tiene Leymen P√©rez, quien me alent√≥ en 2017 a incursionar en ese g√©nero. Hasta ese a√Īo solo escrib√≠a narrativa y me conceb√≠a como ‚Äúnarrador puro‚ÄĚ. Pero ya lo dijo Billy Collins: lo malo de escribir poes√≠a es que anima a escribir m√°s poes√≠a. Y desde entonces la poes√≠a me ha cautivado por completo.

Resumiendo, la escritura en mí es una necesidad. Si Huidobro dice que la vida es un viaje en paracaídas, la escritura y la poesía son mis paracaídas, me mantienen a flote, me sostienen.

Como lector, ¬Ņqu√© buscas en un buen libro? ¬ŅCambia esa opini√≥n, esa percepci√≥n a la hora de ser t√ļ quien produce/escribe un libro?

Considero que la lectura es una praxis personal. En particular, lo que me apasiona de un buen libro es el c√ļmulo de belleza (est√©tica) m√°s la extra√Īeza que pueden producir una serie de palabras colocadas unas tras otras, hasta que logran en m√≠ eso que Yeats llam√≥ ‚Äúestado de fuego‚ÄĚ, que no es m√°s que la sensaci√≥n de entelequia que nos posee cuando las palabras tocan cada fibra de nuestro esp√≠ritu. Al leer as√≠ nos sentimos plenos, realizados.

Cuando soy yo quien escribe siempre trato de separarme del texto que escribí y asumo una postura de lector que se acerca por vez primera a ese texto. Por supuesto, si yo mismo no soy capaz de conmoverme con lo que escribo, nadie lo hará tampoco.

¬ŅSueles leer a tus contempor√°neos, tanto nacionales como internacionales?

Por supuesto, e igual pretendo que me lean. Si nosotros mismos no nos leemos, qué podemos esperar de otros. Los clásicos siempre serán un referente, un paradigma, pero el lenguaje del siglo XVII no es el mismo que el del siglo XXI, ni el lector de entonces es el de hoy. Yo apuesto por el futuro de la lectura y la literatura, y ese futuro se empieza a labrar desde la contemporaneidad. En mis anaqueles tengo libros de Shakespeare y Cervantes,  pero también los de Elaine Vilar Madruga.

¬ŅCrees que puede aprenderse, as√≠ sea de la diferenciaci√≥n o la emulaci√≥n, de aquellos con los que se comparte generaci√≥n, tiempo y espacio geogr√°fico?

Creo que sí, que el escritor y el artista en sentido general deben tener siempre la capacidad de aprender de sus contemporáneos. En la medida en que seamos capaces de entrar como generación en un diálogo creativo creceremos no solo individualmente como creadores sino también que le aportaremos a la cultura cubana una mayor posibilidad de enriquecimiento simbólico.

Por ejemplo, cuando se lee a Wordsworth, Keats, Shelly, Byron sabemos que estamos leyendo a Wordsworth, Keats, Shelly, Byron pero, al mismo tiempo, en esa singularidad existe una unidad que los hace trascender a ellos individualmente y como representantes del romanticismo inglés.

¬ŅExiste, para ti, una generaci√≥n escritural? ¬ŅTe sientes parte de una?

No creo que exista una generación, entendiendo el término generación tal y como nos referimos por ejemplo a la Generación del 27 o al grupo Orígenes. Sí me siento parte de un grupo de jóvenes que compartimos una serie de intereses literarios y temáticos porque vivimos en el mismo tiempo y espacio geográfico.

tomada del perfil de facebook del autor

Coméntame un poco de tu proceso creativo…

El escritor tiene tres fuentes de inspiraci√≥n: lo que lee, lo que le cuentan y lo que vive. De ah√≠ nos nutrimos para conformar nuestras historias. En mi caso se da la combinaci√≥n de esas tres: puedo estar caminando por la Calle del Medio en Matanzas o ir en un √≥mnibus en uno de esos recorridos rutinarios, o leyendo sentado en mi casa‚Ķ en cualquiera de esas situaciones la musa es capaz de atraparme y, una vez que lo hace, logro esbozar un primer manuscrito que con el paso del tiempo siempre reescribo y vuelvo sobre √©l, hasta que me convenza que tiene alg√ļn valor literario. No tengo una hora del d√≠a espec√≠fica, considero que todo momento siempre es oportuno para escribir.¬†¬†

El rigor del oficio, ¬Ņes indispensable o puede ser suplido con otras herramientas simb√≥licas?

Mario Vargas Llosa dec√≠a que los j√≥venes de hoy no est√°n preparados para leer libros extensos porque tienen muchas cosas en mente. Al mismo tiempo atienden a un libro, a la televisi√≥n o la computadora encendida o al tel√©fono celular que suena… A lo que Juan Villoro respondi√≥ que eso lo ha visto con su hija. Lo interesante es que ella, dec√≠a Villoro, anda bastante atenta a todas esas cosas que refiere el Nobel peruano. O sea, antes estabas fijo en una plataforma y ahora digamos que la mente opera m√°s como un radar, y eso al mexicano le parec√≠a m√°s positivo.

Estoy de acuerdo con Villoro, me parece que hoy no solo los escritores, sino todos, tenemos mayores herramientas simbólicas a las que aferrarnos y complementar eso que llamamos el rigor del oficio.

M√°s all√° de la lectura, ¬Ņexiste un √°mbito art√≠stico, cultural, hist√≥rico, o de cualquier otro tipo que nutra tu escritura? ¬ŅQu√© temas te interesa reflejar en tu creaci√≥n?

Me interesa mucho la Historia y cómo se conectan los diferentes procesos históricos unos con otros, la concatenación de los hechos que nos llevan a ser lo que somos. Eso también lo intento reflejar en mis textos.

Las redes sociales han pasado a formar ‚ÄĒsobre todo durante el √ļltimo a√Īo (este nefasto 2020), pero incluso desde mucho antes‚ÄĒ parte indispensable del proceso de comunicaci√≥n del arte y casi uno de los pocos recursos que nos ha quedado para comulgar con el otro (ya sea el otro artista o el otro lector, receptor). ¬ŅCrees que nuestra forma de entender la creaci√≥n, fundamentalmente la literatura, est√° destinada a cambiar gracias al influjo de las redes sociales en la vida del autor?

Es un poco lo que te respond√≠a anteriormente, el escritor del siglo XVIII no ten√≠a televisi√≥n ni Internet, por lo tanto su comunicaci√≥n con el otro y sus procesos creativos respond√≠a tambi√©n a ese contexto hist√≥rico. Hoy podemos estar intercomunicados, hoy puedo hablar e intercambiar ideas con poetas de dis√≠miles latitudes y eso forma parte de nuestro d√≠a a d√≠a, lo que por supuesto hace apenas cien a√Īos hubiera resultado imposible. Yo soy de los que defienden la idea del canon literario de Harold Bloom, el cual no ve el canon como un cuerpo ideal, sino como un cuerpo sobreviviente y que es y ser√° capaz de mantenerse durante el decursar de los tiempos.

La influencia de Shakespeare y Cervantes será eterna y las nuevas tecnologías podrán hacer que encontremos otras formas de acceder y de (re)interpretar los clásicos, pero nunca podrás obviarlos porque tienen la capacidad de conocernos y nosotros de reconocernos en ellos. El placer estético de leer una obra universal jamás podrá ser suplantado por las redes sociales. Que usemos otras plataformas para exponer y multiplicar la literatura no implica que cambie los genes de lo que es la literatura desde Homero hasta la actualidad.

¬ŅCu√°l es tu visi√≥n sobre el fen√≥meno del libro digital aplicado a la realidad cubana actual? ¬ŅEst√°n los lectores listos para ello? ¬ŅY los autores?

El libro digital es un hecho en el mundo del siglo XXI. El lector siempre agradecerá las facilidades que brindan las tecnologías para hacerse con la literatura que consume. Además, es una ventaja poseer miles de libros en el teléfono en vez de que ocupen un espacio físico de la casa. El problema que veo en el contexto cubano es la infraestructura necesaria para llevar acabo semejante transformación, y así poder hablar de un mercado digital del libro. El lector cubano me parece más preparado para ese cambio que los propios autores. El lector joven, sobre todo, ha crecido leyendo mucha literatura digital. Pero a los autores les será más difícil asimilar, no ver sus libros en físico, no poder firmarlos ni interactuar con el potencial lector.

¬ŅC√≥mo te gustar√≠a que definieran tu estilo? ¬ŅC√≥mo lo definir√≠as t√ļ?

Leymen Pérez dice que soy un escritor intertextual, y estoy de acuerdo con él. Me gusta una idea de Laura Ruiz Montes sobre mi primer poemario, Habitantes de Marte, en la que dice que anclo en el trópico una traducción de lo universal. Creo que lo más importante del estilo radica precisamente en tener estilo, que cuando me lean reconozcan a Pablo G. Lleonart.


«Solo lo aut√©ntico no se desvanece»

Nos conocimos en el Curso de T√©cnicas Narrativas del Centro Onelio Jorge Cardoso. Corr√≠a entonces el a√Īo 2008, si la memoria no me falla. Carlos Ettiel G√≥mez Abreu y yo compart√≠amos no solo las aulas del Onelio sino tambi√©n esos oportunos encuentros entre creadores que, m√°s all√° de las clases, conectaban a esp√≠ritus y artistas afines. Los a√Īos han llovido desde aquel momento, pero Carlos Ettiel contin√ļa siendo ese muchacho aut√©ntico que cargaba poemas, rimas y palabras. A√ļn sigue confiando, como yo, en la perdurabilidad del buen arte y su necesaria (r)evoluci√≥n.

tomada del perfil de facebook de carlos ettiel

¬ŅEs necesaria una actualizaci√≥n de lenguajes y referentes para dialogar con el ni√Īo lector contempor√°neo, o piensas que las (r)evoluciones de la literatura infantil y juvenil deben marchar por otros caminos?

S√≠. Es necesaria una actualizaci√≥n de lenguajes y referentes para dialogar con el ni√Īo lector contempor√°neo. El ni√Īo de hoy es diferente al que fuimos los autores que hacemos literatura para este tipo de p√ļblico. Algunos problemas, conflictos familiares reflejados en la literatura para ni√Īos se mantienen en el tiempo, pero hay que recontextualizarlos. Adem√°s, incluir nuevos elementos ficcionales, tramas, mundos desconocidos, personajes diferentes, en aras de diversificar temas, contextos, argumentos‚Ķ que son infinitos (tantos como pueda imaginarse en varios campos poco explorados); sin embargo algunos autores insisten en repetirse, manteni√©ndose en su zona de confort. Tambi√©n debe modernizarse y atenderse el lenguaje para que no aparezcan (como suele ocurrir) expresiones del registro que delatan al adulto narrando la historia o como sujeto l√≠rico en el caso de la poes√≠a: el ni√Īo lo descubre con facilidad, entonces se distancia; no puede subestimarse su poder de lectura, mucho m√°s variado y rico que el de los adultos.

Aunque tu pregunta compuesta est√° enlazada con una ‚Äúo‚ÄĚ (disyuntiva) no escojo entre una u otra. Para m√≠, ambas respuestas son un S√ć. Pienso que las (r)evoluciones de la literatura infantil y juvenil deben marchar por otros caminos. Pocos autores exploran formas o temas novedosos, pero no es la generalidad. No mencionar√© nombres ni cu√°l es el derrotero, baste decir: es aquel que no se halla transitado a√ļn, solo es preciso imaginar.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo?

Escribo generalmente por las ma√Īanas. La historia o poema da vueltas en mi cabeza durante el d√≠a, puedo so√Īarlo en la noche y en las primeras horas lo paso al papel. Tambi√©n suele llegar la inspiraci√≥n a otra hora. En ese caso no espero a la ma√Īana, debo sentarme de inmediato para no olvidarlo, pues es un crimen desperdiciar ideas. El ritmo biol√≥gico est√° m√°s arriba y el cerebro m√°s fresco entre las siete y las diez de la ma√Īana. Para cada g√©nero no es igual el proceso creativo. La poes√≠a demanda alta inspiraci√≥n, dominio de elementos formales, m√°s libertad espiritual. La narrativa, mayor concentraci√≥n y dominio de toda la trama ya contada, caracter√≠sticas y lenguaje propio de personajes; conocimiento claro de las escenas, res√ļmenes, indicios, cat√°lisis, conflictos e informantes en cada cap√≠tulo, a fin de sugerir sin regalar; que no haya efecto sin causa, que todo lleve a dos o m√°s lecturas en la corriente subterr√°nea de sentido, que se resuelva solo lo justo, sin excesos ni insuficiencias en ninguno de los ingredientes anteriores. Intento de manera primordial cumplir con la ley del inter√©s (mostrando solo la punta de iceberg).¬†

Algunos critican las técnicas aprendidas en el curso Onelio. Es cierto que deben emplearse de manera natural sin evidenciarlas burdamente; pero en mi criterio, su dominio y uso consiente deriva en resultados maravillosos: son imprescindibles para que el texto no sea mero relato y cobre verdadero valor estético literario.

La poes√≠a cl√°sica rimada, en sus diversas variaciones estr√≥ficas, forma parte de tu quehacer literario, ¬Ņde qu√© manera la tradici√≥n puede resultar atractiva al lector de hoy?

La tradici√≥n puede y resulta muy atractiva al lector de hoy, en especial la infantil. Estas formas estr√≥ficas con m√©trica y rima son atrayentes para el ni√Īo. Las he estudiado para hacer nuevos experimentos que, siguiendo el canon, rompan algunos elementos de su escritura, pero mantengan una parte considerable de la estrofa, a fin de que la innovaci√≥n sea aceptada por el peque√Īo lector y los autores; denot√°ndose la intenci√≥n escritural, la inventiva consciente que debe contribuir a algo nuevo y superior, ser acertada, y no parecer desliz impensado o imposici√≥n forzosa. Para rescatar la tradici√≥n hay que innovar. Esto deber√≠a hacerse tambi√©n en la literatura para adultos. Unos pocos lo han hecho ya con la d√©cima y el soneto; nadie, con otras estrofas.

tomada del perfil de facebook de carlos ettiel

¬ŅCu√°n importante es para ti la arquitectura de un libro en tanto materia est√©tica?

Es fundamental. Cada poema, secci√≥n o cap√≠tulo debe estar muy bien ubicado y concebido en una dramaturgia general. Por ejemplo: poema p√≥rtico, de inicio de secciones, los otros relacionados en sinergia de contenido, poes√≠a final. (Aunque hay textos aparentemente alocados que son v√°lidos si su dise√Īo es funcional). La calidad de ilustraciones, su ubicaci√≥n, as√≠ como la cubierta son de relevancia suprema, si no son est√©ticas que te echan a perder el libro.

¬ŅEres de aquellos autores que juzgas a un libro por su cubierta?

No juzgo a un libro por su cubierta, me baso en el autor, tema y nota de contraportada.

Por otra parte, me gusta que mis libros tengan cubierta atractiva, porque los escritores hacen como yo, van a leer detr√°s los elementos de inter√©s sobre el volumen; pero el p√ļblico en general no hace esto. Solo mira la cubierta: el rostro del libro, la carta de presentaci√≥n. Cuando la cubierta es mala, el lector no compra el libro, ni siquiera lo pide para hojearlo.

En las relaciones del mundo editorial (con agentes, editores, ilustradores, etc.), ¬Ņcu√°l consideras la m√°s importante por sus repercusiones en la vida del autor?

No s√© qu√© decir. Soy mi propio agente. Los ilustradores son una caja de sorpresas. Los hay muy buenos y los que dibujan mu√Īecos horribles considerados art√≠sticos o interpretan mal el texto que ilustran. Con los editores siempre trabajo por correo electr√≥nico. (Algunos me hacen revisar de m√°s, pues no le encuentran ning√ļn error a mi obra, cuando en realidad siempre hay detalles que pulir). De estas relaciones, creo que la m√°s importante en mi vida de autor se debe a los editores.

¬ŅPor qu√© crees que el mercado internacional luce, al menos en apariencia, tan reacio en abrir sus puertas a nuevos escritores, fundamentalmente cubanos?

No creo que el mercado internacional esté reacio a abrir sus puertas a nuevos escritores cubanos. La primera barrera es nuestra. Tenemos que escribir mejor. Gestionar más; ya que apenas tenemos agentes aquí, establecer lazos con extranjeros y aprender de su experiencia, no temer a este mundo del mercado que tiene sus complejidades. Para quien vive en un pueblo aislado, sin la tecnología, relaciones ni recursos de las capitales de provincia o La Habana, este reto es mayor, pero no hay puerta que no pueda abrirse si la empujamos fuerte.

Entonces, ¬Ņexiste una verdadera apertura editorial del talento nacional a otras oportunidades m√°s all√° de nuestro contexto geogr√°fico?

Hay una discreta apertura editorial del talento nacional a otras oportunidades más allá de nuestro contexto geográfico a partir del lento desarrollo de Internet en nuestro país, el temor y la falta de gestión, iniciativa o esfuerzo de los autores por explorar estos terrenos. Algunos se han decidido. Falta mucho camino por andar.

¬ŅEst√° el ni√Īo listo para leer sobre todo tipo de temas, para conocer todo tipo de personajes, o piensas que el escritor debe ejercer alg√ļn juicio, de tipo est√©tico pero tambi√©n de cualquier otra √≠ndole, a la hora de abordar determinadas realidades?

El ni√Īo est√° listo para leer sobre todo tipo de temas, para conocer todo tipo de personajes. El escritor debe presentarlo con tacto, mesura, buen gusto est√©tico, pero sin miedo a ning√ļn tipo de argumento complicado. Esto lo tienen claro autores como Luis Cabrera, Mildre Hern√°ndez, Eldys Baratute, entre otros.

tomada del perfil de facebook de carlos ettiel

¬ŅExiste la autocensura?

S√≠ existe la autocensura, porque muchos piensan en qu√© dir√°n los lectores sobre la trama de su texto cuando abordan un asunto dif√≠cil. En alg√ļn momento he vacilado, pues hay temas duros, cuyas interpretaciones negativas pudieran acarrear problemas al autor. Esto ocurre mucho con el humor, la cr√≠tica social, la iron√≠a, los temas de sexo, etc. Desde hace tiempo intento no autocensurarme. Que sean otros los que me digan que est√° ‚Äúmuy fuerte‚ÄĚ.

¬ŅQu√© lugar ocupa, dentro de tu producci√≥n, la literatura escrita para adultos? Tengo la impresi√≥n de que no es el √°rea m√°s conocida de tu trabajo‚Ķ

Sesenta por ciento para ni√Īos; cuarenta, para adultos. Escribo bastante para adultos, aunque es menos conocida esta producci√≥n. (Siempre unos g√©neros encuentran mayor salida que otros, tampoco ayuda vivir en un pueblo lejos de los centros de poder). Tengo varios libros de d√©cima, poes√≠a, cuento, minicuento y novela para adultos en editoriales como Montecallado, El mar y la monta√Īa, Letras Cubanas. Entre ellos los premios Francisco River√≥n, Juan Francisco Manzano y Regino Boti.

El humor es una herramienta de transformaci√≥n de la realidad. ¬ŅC√≥mo lo empleas dentro de tu literatura?

Considero muy importante el humor. Ayuda a mantener el inter√©s en el texto, le da realce est√©tico (aunque algunos crean lo contrario), mueve el pensamiento, transforma la realidad. Por eso tiene un lugar distinguido en mi literatura. Tengo varios libros de d√©cima humor√≠stica y en casi todas mis noveletas hay una fuerte dosis de humor; a veces sutil, ir√≥nico, alejado de los gags y chistes poco originales o discriminatorios. No considero que sea ‚Äúmenor‚ÄĚ una d√©cima c√≥mica cuando el humor maneja los resortes esenciales para un elevado nivel est√©tico de este dif√≠cil g√©nero que, como bien se dice, es muy serio aunque trate de provocar sonrisas.

¬ŅCu√°l ser√≠a tu lector ideal?

Cualquiera que se acerque a mis libros con el √ļnico prop√≥sito de disfrutar. Sin inter√©s de aprender nada ni analizar los atributos de lo escrito. Solo por divertirse, emocionarse, encontrar deleite para su esp√≠ritu.

En los tiempos actuales, ante las (in)certidumbres que enfrentamos como creadores en un panorama nacional e internacional cada vez m√°s cambiante, ¬Ņa qu√© puede el artista aferrarse?, ¬Ņqu√© es lo s√≥lido?, ¬Ņqu√© no se desvanece?

El artista puede aferrarse a los cl√°sicos, a su intuici√≥n, a la musa que lo impulsa por senderos de esp√≠ritu y emoci√≥n, reflejando lo cercano y a la vez lo universal, los s√≠mbolos y valores, lo ef√≠mero y pueril. Lo s√≥lido es lo sincero, el escritor no puede enga√Īar, construir, aprovechar tendencias, sino soltar el alma. Solo lo aut√©ntico, original y franco no se desvanece.


Barbarella D¬īAcevedo: «El arte es un instante de desnudez total»

Su particular nombre resuena aqu√≠ y all√°. Trae sonoridades cinematogr√°ficas. Accede a las gavetas de nuestra memoria emotiva como espectadores del s√©ptimo arte. Barbarella D¬īAcevedo construye sus im√°genes desde la palabra, y desde la palabra invita a la desnudez y a la sinceridad del arte de la escritura, y al salto de fe que todo creador necesita

‚ÄĒ¬ŅQu√© conexiones, menos o m√°s evidentes, existen entre el mundo de la teatrolog√≠a y el de la narrativa?

‚ÄĒQuiz√° la conexi√≥n m√°s evidente entre ambas vertientes viene dada por el hecho de que se articulan a partir de un mismo modo de expresi√≥n, que es la palabra escrita. La narrativa puede transcurrir desde la ficci√≥n y la teatrolog√≠a, por su parte, se construye como ejercicio de cr√≠tica e investigaci√≥n que indaga el universo de la escena. A m√≠ en lo personal la teatrolog√≠a me brind√≥ la posibilidad de sentirme c√≥moda con la escritura, y adquirir esa soltura que algunos alcanzan desde otras carreras, como pueden ser el periodismo o la filolog√≠a. Justo la teatrolog√≠a me permiti√≥ aventurarme tambi√©n en la pr√°ctica del periodismo cultural m√°s all√° del teatro, en espacios como Esquife, la web de la AHS u Opus Habana.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo has transitado de la cr√≠tica teatral al g√©nero narrativo?, ¬Ņpor qu√© esta mutaci√≥n?

‚ÄĒLa literatura forma parte de lo que soy. Escribo desde siempre, desde ni√Īa y adolescente. Llego al teatro por una herencia hasta cierto punto familiar. Mi pap√°, Tom√°s Gonz√°lez, fue dramaturgo y director teatral, entre otras muchas cosas; y yo pas√© una etapa temprana de mi infancia participando de sus procesos de direcci√≥n, por aquel entonces frente a su grupo Teatro V, y tambi√©n pude ver c√≥mo conceb√≠a sus textos. As√≠, hasta cierto punto fue natural que me inclinara a estudiar teatrolog√≠a. No definir√≠a mi proceso como un tr√°nsito, porque mientras ejerc√≠a la cr√≠tica teatral, a la par escrib√≠a aunque sin llegar a socializarlo. En la actualidad, si bien me he centrado m√°s en la narrativa, no abandono, por ejemplo, el campo de la investigaci√≥n teatral, que me sigue apasionando. Anda por ah√≠ un libro que escrib√≠ sobre teatro asi√°tico, con el cual no he definido a√ļn qu√© hacer. Creo que ambas cosas est√°n en m√≠ y persisto en llevarlas a la par.

cortesía de la entrevistada

‚ÄĒ¬ŅQu√© entiendes es el arte?

‚ÄĒEsa es una pregunta que yo misma me hago a menudo y cuya respuesta quiz√° he ido modificando a lo largo del tiempo, en tanto uno vive en proceso de transformaci√≥n continua, como ser humano y como creador.

Ahora mismo pienso que el arte es un instante de sinceridad, de desnudez total.  Solo desde la sinceridad se puede pretender conmover a otros. Debe resultar capaz de generar un impacto en quien lo aprecia, aun si se trata solo de su propio creador. O sea, requiere de dos: un emisor y un receptor, si bien el receptor puede ser muchas veces el propio artista…

El arte es algo que te cambia, ante lo cual no puedes permanecer impasible; muchas veces, en mi caso, tiene que resultar visceral. Quiz√° la transformaci√≥n que genera solo opera a nivel intelectual y no emotivo. Eso tambi√©n es v√°lido. Pero si una obra, de la naturaleza que sea, te deja sintiendo o pensando, o cuestion√°ndote, si te genera placer o incluso malestar, entonces es arte. Y eso ni siquiera tiene que ver con sus posibles est√©ticas, o conceptos como ‚Äúlo bello‚ÄĚ o ‚Äúlo feo‚ÄĚ, o lo cl√°sico, lo moderno o lo posmoderno. De ah√≠ que puedan entenderse como arte obras tan contrapuestas, a simple vista, como La Gioconda de Leonardo da Vinci y el performance de Marina Abramovińá, The artist is present.

‚ÄĒ¬ŅPuede hacerse una calificaci√≥n o se puede ejercer un criterio est√©tico sobre qu√© es un buen o mal libro? ¬ŅEn qu√© basamos nuestros criterios de calidad en la Cuba de hoy?

‚ÄĒTal vez un libro se puede calificar como bueno o malo desde un punto de vista est√©tico que reconozca sus ‚Äúcualidades‚ÄĚ o ‚Äúdefectos‚ÄĚ a nivel de t√©cnica, sintaxis, o sea, desde la c√°scara, lo externo. A mi parecer, el dominio t√©cnico es importante, pero esto no es lo √ļnico que determina si un libro es bueno o malo. Todos conocemos a autores, cuyos nombres incluso pueden llegarnos ahora como s√≠mbolos de renovaci√≥n y vanguardia, que en su momento rompieron con una tradici√≥n que por dem√°s respond√≠a entonces a determinado criterio o canon est√©tico; canon que puede cambiar y cambia, incluso gracias a esos que se han lanzado a hacer la diferencia.

M√°s all√° de esto, que tiene que ver con la renovaci√≥n formal, conocemos a autores que a pesar de escribir aparentemente ‚Äúmal‚ÄĚ, o sea, de tener una sintaxis poco afortunada, poseen una obra capaz de conmover con una fuerza may√ļscula, y eso los ha hecho trascender a lo largo del tiempo y ser reconocidos. Y tambi√©n los casos opuestos, obras ‚Äúbien hechas‚ÄĚ que no dicen nada.

El virtuosismo puede ser esencial si no se usa para enmascarar una carencia de contenidos o sentimientos. Si pensamos en el ballet, por ejemplo, un bailarín puede hacer 30 fouettés, pero si no lo hace con alma, con verdad interior, entonces su ejecución se convierte en mero acto de circo. Algo similar ocurre con los libros.

Otra cosa: en la Cuba de hoy tenemos que aprender a escuchar también a los lectores, ver qué libros consumen, buscan, les atraen, y conocer sus motivos y motivaciones.

‚ÄĒSobre la din√°mica de los premios, ¬Ņes este un pacto de fe de los escritores, un salto al vac√≠o, o solo estrategia de promoci√≥n?

‚ÄĒEn los premios se combinan esas tres cosas. Yo los veo muchas veces como una oportunidad de que un autor que inicia su carrera se pueda dar a conocer y alguien apueste por √©l, de modo que consiga entrar en el mundo editorial y publicar. Creo que desde ese punto de vista, los premios son importantes.

Constituyen, sí, un salto al vacío. Ganar puede depender de que justo tu obra sea capaz de conmover a un jurado, de entrar en sintonía con este, que además se va a centrar también en sus valores técnicos y en una cosmovisión del mundo que deberá compartir contigo mientras dure al menos su lectura.

el hada marrana Barbarella

‚ÄĒ¬ŅCu√°l es el principal obst√°culo de un autor cubano en la realidad actual que nos ha tocado vivir?

‚ÄĒLa mayor desventaja que enfrenta un autor cubano en el presente tiene que ver con el mundo editorial y la dificultad que afronta a la hora de encontrar espacios para publicar. Incluso si halla esos espacios y su obra es aceptada, tiene que sufrir situaciones como la crisis de papel, los retrasos en los planes editoriales de un a√Īo a otro (propiciados tambi√©n a causa de ese primer punto), y la posterior demora de los poligr√°ficos. A veces el tiempo que transcurre entre la escritura de un libro y su publicaci√≥n se convierte en algo tortuoso para muchos autores.

Otro tema escabroso en nuestro contexto es el lugar que puede llegar a ocupar el libro digital, en tanto no est√©n articuladas las estrategias para su distribuci√≥n y venta, y los espacios para este fin; tampoco existe un lector mayoritario que cuente con el h√°bito de consumirlo. Pienso tambi√©n en particular: los libros para ni√Īos, por ejemplo.

‚ÄĒTransitar el espacio geogr√°fico de publicaci√≥n, ¬Ņes un paso obligatorio para un autor o un esca√Īo que puede ser o no transitado?

‚ÄĒAgradezco mucho la oportunidad de haber publicado en editoriales extranjeras como Primigenios o DMcPherson, que me han brindado espacios y han cre√≠do en m√≠, permiti√©ndome tambi√©n el intercambio con otros receptores. Ofrecen una opci√≥n bien interesante y digna de ser tenida en cuenta, con cat√°logos donde figuran un sinn√ļmero de escritores nacionales.¬†

Aun as√≠, creo que todo autor cubano desea darse a conocer en primer lugar a nivel nacional, en tanto le es necesaria tambi√©n la interacci√≥n con esos lectores m√°s cercanos desde el punto de vista geogr√°fico y con otros escritores del propio pa√≠s… Creo incluso que publicar en Cuba, m√°xime con las dificultades que se encuentran para ello, le a√Īade m√°s ‚Äúcredibilidad‚ÄĚ a cualquier autor. Por eso s√≠ considero que esto, m√°s que un paso obligatorio, opera casi como una necesidad.

‚ÄĒ¬ŅQu√© lugar tiene para ti, en la narrativa, lo er√≥tico y lo humor√≠stico? ¬ŅQu√© herramientas textuales te brindan estas tem√°ticas?

‚ÄĒEl humor a veces me nace sin que me d√© cuenta. En dependencia de la historia que estoy concibiendo, ella misma me va a llevar hacia un tono m√°s serio o sarc√°stico en relaci√≥n con sus propias necesidades. Lo que quiero decir es que muchas veces ni me lo planteo, sino que brota de manera espont√°nea.

Lo er√≥tico es otra cosa. Me interesa explorarlo porque, pese a formar parte natural de la vida humana, muchas veces permanece relegado en materia de creaci√≥n. Creo que hasta hoy a muchos les resulta perturbador o provocador. Incluso si contamos con obras como las de Henry Miller o Ana√Įs Nin, el tab√ļ con respecto al sexo en el arte, con respecto a la desnudez, sigue existiendo.

Yo misma, en mis primeros textos, cuando llegaba a una escena er√≥tica, pues la asum√≠a desde la elipsis. En principio fue un reto romper con esto, atreverme a ‚Äúhablar‚ÄĚ sin miedo ni frenos, tambi√©n desde la sensualidad del cuerpo.

Adem√°s, tengo una concepci√≥n muy personal sobre el amor como el m√°s universal de los sentimientos humanos, sin lugar a dudas, que se encuentra permeada tambi√©n por el erotismo. El amor posee toda clase de matices, puede incluir lo plat√≥nico y rom√°ntico, pero tambi√©n la sexualidad, y si esta forma parte de la vida, tiene entonces que estar presente en el arte a fin de que resulte veraz…

Justo por eso, lo que empezó como un desafío personal ahora viene a estar presente en cuanto escribo, y forma parte de mis proyectos más recientes, tanto en lo referido a la poesía como en lo concerniente a la narrativa.

Incluso es posible ‚Äúcontar‚ÄĚ una historia o historias desde lo er√≥tico, convirtiendo esto en el centro de la trama y en el motor que hace avanzar cuanto acontece, que incide en la evoluci√≥n de los personajes. Es algo que me pasa, por ejemplo, con la novela que tengo entre manos ahora mismo. Quiz√° mi mayor reto consiste en atreverme a seguir ese camino con total libertad, incluso si se trata de un camino que asusta por momentos, pues me deja un tanto expuesta. Una vez m√°s, tiene que ver con esa sinceridad que busco en la literatura.

‚ÄĒLos lenguajes de la ciencia ficci√≥n, ¬Ņson actualizaciones del contexto real o parten de una nueva realidad, una realidad otra, que tributa solo al terreno de lo fant√°stico?

‚ÄĒPor lo menos desde mis propios procesos me he planteado la ciencia ficci√≥n desde ambas perspectivas. Tengo historias que pertenecen solo al terreno de lo fant√°stico, aun si entran dentro de ‚Äúlo posible‚ÄĚ quiz√° en un futuro distante, para las cuales construyo e imagino otros mundos. Y otras que actualizan el contexto real, lo revisitan, como es el caso de mis historias enclavadas en el g√©nero y que tienen a La Habana como escenario, donde parto de lo que conozco para explorar determinados temas o personajes. ¬†

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo transcurren tus procesos creativos?

‚ÄĒPara escribir un cuento, a veces paso entre una y dos semanas pensando, escribiendo en mi cabeza‚Ķ y entonces me siento y sale. Despu√©s viene la reescritura.

antología Alta Definición

En lo referido a la novela, por lo general, durante cada proceso creativo vivo un enorme caos interior, lo cual me lleva a tratar de mantener un orden externo que me permita conservar la a veces falsa creencia de que preservo alg√ļn tipo de control sobre mi obra. Es como si, al pretender contar una historia, tuviera todos los componentes a mano y poco a poco debiera decidir, con los ojos vendados, cu√°les usar y en qu√© orden hacerlo.

Cada proceso es diferente también. En lo que se refiere a la novela, por ejemplo, a veces comienzo un camino y me doy cuenta de que no es el indicado. En eso tiene que ver bastante la intuición. En ciertas ocasiones se manifiesta solo como un sentimiento de inconformidad y hasta de infelicidad con respecto a lo que he escrito, y entonces lo mejor es borrar esos primeros capítulos donde uno tantea el tono o los personajes, y recomenzar de cero.

Toda historia comienza con una ‚Äúvisi√≥n‚Ä̂Ķ A veces ‚Äúveo‚ÄĚ a los personajes mientras ejecutan determinada acci√≥n o los ‚Äúescucho hablar‚Ä̂Ķ y yo estoy ah√≠ y me apropio de eso.

En ocasiones se trata de visiones muy borrosas y paso semanas intentando percibir ad√≥nde me conducen, entender ‚Äúqu√© debe pasar‚ÄĚ, es decir, los sucesos necesarios para que la historia se concrete.

Empiezo a contar por aquellas partes en que me siento más cómoda. Trato también de tener claro el final, o los finales posibles, aunque estos cambien en el proceso.

Con respecto a ese mantener el orden externo al que me refería, en determinadas ocasiones he tratado de fijar una escaleta tentativa, una especie de estructura más o menos rígida a la cual atenerme. Pero nada es inamovible. Justo en el proceso que llevo ahora, por la propia naturaleza de la historia, más emotiva que otras que me he trazado, he prescindido de esta herramienta y aun si por momentos pienso que voy a ciegas, tengo la sensación de que la historia me va encontrando a mí, en lugar de yo a ella, y halla, a su vez, su propia manera de fluir.

La poesía es bien distinta. La poesía me alcanza de golpe sin que pueda negarme.

‚ÄĒ¬ŅCu√°nto de teatralidad llevan tus textos?

‚ÄĒAlgunas personas, amigos, otros escritores, me han comentado que muchos de mis textos les resultan teatrales, en cuanto al tratamiento que le doy a la concepci√≥n de los personajes, el manejo de los di√°logos e incluso en los escenarios. Cuando otros me lo dicen me percato de que pueden tener raz√≥n, porque entonces me releo desde esa perspectiva, pero muchas veces ni siquiera soy consciente de la teatralidad de algunos de mis textos en la medida en que los voy creando. Quiz√° es algo que est√° ah√≠ y que, al formar parte de m√≠, brota sin que medie una intenci√≥n.

‚ÄĒ¬ŅCu√°les son tus principales referentes nacionales en cuestiones de lectura?

‚ÄĒTengo muchos referentes nacionales e internacionales que me son imprescindibles y a los que regreso una y otra vez. En general, la literatura latinoamericana me resulta vital, en tanto me permite estudiar y entender las maneras en que otros y otras han bregado con la lengua espa√Īola y han salido ilesos. Me son imprescindibles nombres como los de Cort√°zar, Carlos Fuentes y Elena Garro.

Entre los cubanos me resultan vitales Alejo Carpentier, Virgilio Pi√Īera, Carilda Oliver Labra, y Dulce Mar√≠a Loynaz en su poes√≠a, pero especialmente en Jard√≠n, esa novela donde en apariencia no pasa nada pero que me descubre una comprensi√≥n del mundo que es en esencia muy femenina.

Adem√°s me mantengo al tanto de lo que escriben autores m√°s actuales, pues es importante acercarse a esas voces que nos son contempor√°neas. Hablo de Yoss, de Erick Mota, por solo mencionar algunos.

‚ÄĒLas marcas de lo femenino, en tanto cuesti√≥n biol√≥gica pero tambi√©n creativa, ¬Ņson perceptibles en los textos?

‚ÄĒEsa es una pregunta que me he hecho varias veces y creo que la respuesta ser√≠a afirmativa.

Quizá un rasgo característico de las mujeres escritoras es el peso que le dan a la sensorialidad por encima de la acción, a ese aparente no pasar nada en una novela como Jardín, de la Loynaz, donde todo ocurre en un plano otro que tiene que ver con lo afectivo y que, desde esa dimensión lírica y hasta un tanto impresionista, sí resulta; pienso en tal sentido también en la obra de Virginia Woolf.

La poes√≠a femenina hace a menudo una propuesta poco complaciente, m√°s directa y descarnada en sus modos de decir, que tiene que ver tambi√©n con una manera de sentir muy propia de las mujeres; pienso en las voces de Idea Vilari√Īo, Cristina Peri Rossi, Sylvia Plath, Anne Sexton, la propia Carilda Oliver, o la m√°s reciente ganadora del Premio Nobel, Louise Gl√ľck. Es como si ellas no tuvieran miedo a mostrarse, a exponer incluso una cierta vulnerabilidad, y su fuerza proviene justo de ah√≠‚Ķ Un equivalente para m√≠ a nivel pict√≥rico ser√≠a Frida Kahlo, capaz de convertir una experiencia vital, como puede ser un aborto, en obra de arte.

cortesía de la entrevistada

¬†‚ÄĒ¬ŅLa ciencia ficci√≥n y la fantas√≠a son terrenos propios de la literatura masculina o es este un concepto que ha sido superado gracias al paso de los tiempos y a la propia obra de las autoras?

‚ÄĒDurante mucho tiempo quiz√° tanto la fantas√≠a como la ciencia ficci√≥n fueron considerados terrenos propios de la literatura masculina, aunque siempre han logrado sobresalir nombres femeninos, y pienso en Mary Shelley o en √örsula K. Le Guin, y de modo m√°s reciente en J. K Rowling.

En términos generales tenemos que ser conscientes de que, más allá de un género u otro, históricamente la literatura masculina ha prevalecido por encima de la femenina; por razones sociales y de todo tipo existen más escritores hombres que mujeres.

Afortunadamente en Cuba la ciencia ficción cuenta hoy con voces femeninas. Tenemos esa marca que dejara Daína Chaviano, un antecedente importante en lo referido al tema y otras más jóvenes que se han ido sumando y ya tienen una carrera sorprendente, como Malena Salazar.

‚ÄĒEn el panorama literario joven cubano, ¬Ņcu√°les piensas que son los asuntos m√°s acuciantes que deben debatirse y que, de una forma u otra, podr√≠an resultar de relevancia para el futuro escritural del pa√≠s?

‚ÄĒAlgo esencial a tratar tiene que ver con la necesidad de propiciar oportunidades y espacios para que los j√≥venes puedan socializar sus textos. S√© que existen ya muchos, pero a veces no son suficientes. Incluso lograr que una obra sea acogida dentro de un plan editorial resulta complicado debido en buena medida a los problemas cr√≥nicos de imprenta y a que se priorizan autores ya legitimados. Esta situaci√≥n provoca que muchos autores tengan que buscar alternativas en editoriales extranjeras, a veces solo con fines promocionales, sin esperanzas de que su obra sea conocida o reconocida en el panorama nacional, ni de ser remunerados por ella. Tampoco existen suficientes herramientas de divulgaci√≥n y promoci√≥n cuando un autor gana un premio o publica, que garanticen su inserci√≥n en cierto mercado del libro, por dem√°s inexistente.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo definir√≠as tu propio estilo?

‚ÄĒNo s√© si tengo un estilo. Quiz√° les toque a otros definirlo. Pero creo que, si me caracterizo por algo en mi escritura, es por el deseo de experimentar en el aspecto tem√°tico y formal, no me conformo con haber alcanzado un punto, sino que aspiro a seguir m√°s all√°; de ah√≠ la exploraci√≥n tambi√©n a nivel de g√©neros. Adem√°s tiendo a esa b√ļsqueda continua de sinceridad a la hora de contar cualquier historia. Y cada vez intento hacerlo lo mejor que puedo.


La fotografía y el camino de la felicidad

La fotograf√≠a de Rub√©n Ricardo Ferrero (Hardy) ha tocado un punto muy preciso, dir√≠a que entra√Īable, en mi memoria emotiva como espectadora. La primera vez que hall√© una de sus im√°genes ‚ÄĒgracias al influjo en ocasiones maravilloso de las redes sociales‚ÄĒ, sent√≠ que era Keats quien dec√≠a por m√≠: ‚ÄúLa belleza es verdad‚Ķ‚ÄĚ. Este joven artista, a√ļn desconocido, tiene mucho por ofrecer: m√°s que rostros y cuerpos bellos, su fotograf√≠a bebe de los caudales de la tradici√≥n visual y los moderniza, los dota de nueva vida y de movimiento.

¬ŅCu√°ndo y c√≥mo nace tu inter√©s por la fotograf√≠a?

Autor: Hardy

En el a√Īo 2009 hab√≠a desistido en mis estudios en la Universidad de Oriente y estaba cursando Ciencias de la Computaci√≥n, pero no me encontraba enamorado de mi profesi√≥n: pensaba en el futuro y en la idea de si quer√≠a que eso fuese toda mi vida, y no encontraba satisfacci√≥n en el pensamiento‚Ķ Retorn√© a mi ciudad natal y empec√© a estudiar Estudios Socioculturales en la Universidad de Holgu√≠n, m√°s por la satisfacci√≥n que quer√≠a brindarle a mi madre que por la propia; pero al mismo tiempo comenc√© a editarle fotos de 15 a una fot√≥grafa que viv√≠a en la esquina de mi casa.

As√≠ sucedi√≥ invariablemente hasta culminar la universidad en 2015, y fue entonces cuando comenc√© un estudio peque√Īo junto a Yunier, un profesor de la universidad. Me mantuve desarrollando este trabajo comercial hasta el 2017. Aquel fue un momento de decisi√≥n para m√≠: o continuaba la Maestr√≠a que hab√≠a comenzado en la universidad despu√©s de haber pasado el servicio social, o prosegu√≠a mi camino por la senda de la fotograf√≠a. Realmente no me sent√≠a pleno como profesor universitario, aunque confieso que me gusta mucho la docencia.

Decidí comenzar en la fotografía oficialmente en febrero de 2018. Es cierto que fue un interés que creció lentamente: me gustaba mucho aprender cosas nuevas de fotografía, ya tenía de base la edición y, sintiéndome fuerte en ese aspecto, empecé a preguntarme por qué no hacía yo mis propias fotos, algo más personal, que me llenara, un poco más alejado del trabajo comercial. Así comencé a subir fotos a Facebook que fueran más cercanas a mí y, sin darme cuenta, desarrollé una estética que me fue identificando. Ya para ese entonces la fotografía se había convertido en mi forma de existir.

Autor: Hardy

¬ŅC√≥mo concilias y concibes tu lenguaje est√©tico y la visualidad de tu obra?

Es una de las preguntas m√°s dif√≠ciles de responder. En mi caso, no se trata de que un d√≠a pensara en c√≥mo definir mi lenguaje visual, sino que se asisti√≥ a un c√ļmulo de experiencias, robaba ideas o detalles de cada foto que ve√≠a y que me impactaba, colores, tambi√©n formas, texturas, iluminaci√≥n, y poco a poco fui creando lo m√≠o, hasta conseguir que las personas fueran capaces de reconocer mi estilo.

En un área tan popular como la fotografía, definir una visualidad personal es algo bastante complicado.

Parto del punto más importante: es preciso que a uno mismo le guste lo que se hace y, a partir de eso, ser muy sincero, autocrítico, detallista e inconforme.

¬ŅEres un fot√≥grafo que deja madurar la idea o prefieres concreciones casi inmediatas?

Bueno, aqu√≠ hay sentimientos encontrados: siempre quisiera tener una idea concreta y con todos los elementos que la componen, pero es complicado en nuestro pa√≠s el acceso y la disponibilidad de los recursos fotogr√°ficos. En sentido general siempre tengo m√°s o menos claro lo que deseo hacer, pero la palabra final la tiene el momento en que aprietas el obturador, miras la foto en la c√°mara y te dices: ‚Äúaqu√≠ falta algo‚ÄĚ.

¬ŅDe qu√© manera piensas tu proceso creativo?

Una vez que ya tengo preparado el set de iluminación, pruebo diferentes opciones de una misma idea. Varío ciertos elementos hasta encontrarme satisfecho con lo que veo en cámara.

Autor: Hardy

¬ŅCu√°les son tus principales referentes visuales?

Tengo tantos que no sabría identificar solo algunos… puede ser cualquier autor. Si veo algo que me impacte se me queda como un referente.

Tus fotograf√≠as tienen una amplia carga simb√≥lica, ¬Ņpor qu√©? ¬ŅDe qu√© manera sintetizas, en tu composici√≥n y en los lenguajes f√≠sicos que pertenecen al cuerpo de tus modelos, un concepto art√≠stico?

En un principio me atra√≠a mucho la idea de no hacer retratos convencionales: buscar expresiones genuinas, mucho color, iluminaci√≥n dram√°tica, estaba empe√Īado en salir de lo convencional en la fotograf√≠a de mi provincia. La forma de sintetizar y de componer proviene de la pl√°stica renacentista.

Autor: Hardy

Como me comentabas antes, fue en febrero de 2018 cuando comenzaste en el mundo de la fotograf√≠a. Este hecho, si se ve bajo la lupa del tiempo transcurrido, te ubica en un momento gen√©sico y definitorio de tu est√©tica, ¬Ņcu√°les son los caminos visuales que m√°s te atraen?

Es bueno que te defina una estética visual, pero de nada sirve si no tienes un mensaje que transmitir, una idea que ofrecer. Igual, cuando lo hagas, tienes que reinventarte y seguir ofreciendo nuevas ideas, nuevos patrones. En mi fotografía no estoy del todo definido, al menos no al ciento por ciento. De momento, las luces suaves me seducen.

¬ŅHasta qu√© punto sientes que la iluminaci√≥n es esencial para desarrollar tu lenguaje como artista? ¬ŅQu√© consideras b√°sico o indispensable en este proceso?

Con el tiempo fui cambiando la idea inicial de que, para dramatizar, era necesaria una iluminación complicada (con ángulos y distancias específicas). Luego te das cuenta que sí, que es necesaria, pero no definitoria, se puede dramatizar de muchas formas. Lo que considero básico es tenerle ganas. Es cierto que las grandes marcas hacen la diferencia, pero sin ganas de llevarlo a cabo es imposible que salga algo bueno.

Autor: Hardy

¬ŅEres un artista que divorcia la idea de una imagen comercial de una imagen art√≠stica, o piensas que ambos registros pueden coincidir en un mismo objeto arte?

¬°Excelente pregunta! Siempre estuve convencido de que se pod√≠an llevar a cabo ambas ideas, lo art√≠stico y lo comercial, pero realmente me percat√© que no es tan as√≠. Influyen varios factores, varias cadencias de tiempo y diferentes objetivos: mientras la parte comercial juzga factores de inmediatez, de cantidades y de patrones establecidos, lo art√≠stico juzga la intenci√≥n, las expresiones, busca m√°s una comunicaci√≥n entre t√ļ y la obra. Siempre intento hacer arte en mi fotograf√≠a comercial, pero no siempre se puede.

Autor: Hardy

¬ŅC√≥mo valoras la promoci√≥n del joven talento visual en nuestro pa√≠s?

Siempre hablo de mi campo, de la fotografía en específico. Actualmente marcha mucho mejor, me he dado cuenta que ya hay varios nombres en la fotografía, se comienza a ver una generación joven, con otro concepto, con otra idea, con su estética particular, nada que ver con lo que se hacía en el principio de la década pasada.

¬ŅExisten suficientes oportunidades para el talento joven, m√°s all√° de lo puramente promocional? ¬ŅCu√°les otras oportunidades se necesitar√≠an concebir?

Carecemos de acciones que premien los trabajos de los artistas jóvenes. Costear una exposición, con todo lo que conlleva, no es muy barato que digamos. Se debe llevar a lo físico lo que se ha quedado como digital; no hay mejor evaluación para una obra que el hecho de verla a 10 centímetros de distancia en el plano terrenal.

Autor: Hardy

¬ŅSientes que el camino y los lenguajes visuales de un artista han de ser una din√°mica en constante movimiento?

S√≠, totalmente. El mundo actual devora la visualidad, te exige reinventarte cada par de a√Īos como m√°ximo. Es divertido exigirse a uno mismo y buscar variar en diferentes estilos.

¬ŅCu√°les son tus principales sue√Īos y expectativas? ¬ŅAd√≥nde deseas te conduzca tu camino como fot√≥grafo?

Sue√Īo ser reconocido por mi trabajo, que las personas, con ver una foto m√≠a, digan: ‚Äúesto es de Hardy‚Ķ‚ÄĚ

¬ŅMis expectativas?, seguir siendo inconforme, humilde y tratar de hacer la pr√≥xima foto tan interesante como la anterior (aunque es dif√≠cil lograrlo siempre).

Adonde deseo que me conduzca mi camino en la fotografía es hacia la felicidad. Amo mi trabajo y la calidad de este hace que se convierta en la razón de mi existencia. Los que me conocen dicen que sería buen psicólogo, pero la verdad es que, si no fuera fotógrafo, sentiría que me falta algo.

Autor: Hardy

Autor: Hardy

Autor: Hardy


¬ŅC√≥mo crear a la velocidad de La Luz?

Conversación con Luis Yuseff

De los millennials y hasta los post millennials, esa generaci√≥n nacida junto con Internet y los smartphones, se dice que leen de manera diferente. Dicen que no tienen prejuicios a la hora de elegir dispositivo o estrategia lectora; optan por la digitalizaci√≥n o por comportarse como ermita√Īos vintages rodeados de papel. Pero si hay una caracter√≠stica que los distingue sobre las dem√°s es su simbiosis con la tecnolog√≠a y la red de redes.

cortesía de luis yuseff

En medio de todo este entramado digital, donde prevalece una generaci√≥n hiperconectada, las editoriales luchan cada d√≠a por posicionarse o no dejarse morir en una batalla cruenta por elevar el gusto literario sin perder de vista sus seguidores en redes sociales, likes, hashtags, comentarios, pues de ello tambi√©n dependen sus lecturas y ventas. En Cuba, a pasos lentos, el sistema editorial ha tratado de insertarse en estas rutinas, sin embargo los recursos, muchas veces, limitan el quehacer en las redes; otras tantas, la desidia por lo aparentemente ‚Äúnuevo‚ÄĚ.

Un proyecto que sobresale por su acertada estructuraci√≥n en las plataformas digitales, insertando una estanter√≠a para todo tipo de p√ļblicos y otros materiales, es Claustrofobias Promociones Literarias, en Santiago de Cuba, liderado por los escritores Yunier Riquenes y Naskicet Dom√≠nguez, y que ha dado frutos m√°s all√° de las fronteras cubanas.

En Ediciones La Luz, sello de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Holgu√≠n, se ha concebido desde hace alg√ļn tiempo un equipo bastante ‚Äúcreativo‚ÄĚ, liderados por el ingenio y la sensibilidad de Luis Yuseff, que trabaja incansablemente desde las redes para lograr la promoci√≥n de la literatura, enfocada especialmente en estos nuevos p√ļblicos, sin descuidar otros tipos de seguidores asiduos a sus creaciones desde lo impreso, que abarca ya m√°s de 200 t√≠tulos, as√≠ como los espacios f√≠sicos (pe√Īas, lecturas).

cortesía de luis yuseff

La Luz tuvo sus primeros pasos hacia lo digital con las campa√Īas de promoci√≥n de la lectura lanzadas hace aproximadamente ocho a√Īos atr√°s cuando present√≥ por primera vez Todos buscan la luz.

«Desde el inicio estas campa√Īas estuvieron dise√Īadas con la idea de que los t√≠tulos que iban saliendo por el cat√°logo alcanzaran un espacio de promoci√≥n desde varios medios de comunicaci√≥n, en otros espacios y plataformas‚ÄĚ, comenta apasionadamente el poeta Luis Yuseff, editor jefe del sello. ‚ÄúY se mantuvieron, a pesar de que en estos a√Īos no exist√≠a la experiencia para mantener un trabajo estable y contin√ļo en las redes y no exist√≠an las condiciones t√©cnicas m√≠nimas como para acceder a esas plataformas que ya en nuestro pa√≠s tienen un uso bastante frecuente, como es el caso de Facebook, una de las redes sociales m√°s visitadas por los cubanos.»

cortesía de luis yuseff

Este fue un camino de adelantos, pudiera decirse, sobre much√≠simas otras editoriales en el pa√≠s que permanecen a√ļn anquilosadas en t√©rminos de informatizaci√≥n, y esos pasos, a ratos inseguros, contribuyeron a posicionar La Luz hasta hoy, con una campa√Īa pensada tambi√©n para los internautas y un trabajo de amplia proyecci√≥n para sus seguidores en cada red social, que ‚Äúesperan ansiosamente las actualizaciones en las plataformas donde tiene presencia la editorial‚ÄĚ.

La actual campa√Īa A la luz se lee mejor, que tuvo un antecedente en Leer seduce, ambas galardonadas con el Premio de la Ciudad en el apartado de Comunicaci√≥n Promocional, no se queda en la parte gr√°fica, que incluye poster, almanaques, postales, sino que h√°bilmente es una acci√≥n de promoci√≥n con la publicaci√≥n de una antolog√≠a que re√ļne a j√≥venes poetas de la secci√≥n de literatura de la AHS en Holgu√≠n.

«La selecci√≥n La joven luz. Entrada de emergencias, compilada por Norge Luis Labrada, jefe de la secci√≥n de Literatura, y editada por Liset Prego y Elizabeth Soto, tuvo la suerte de ser, dentro del cat√°logo de Ediciones La Luz, el primer ebook. Con la idea de alcanzar un p√ļblico mayor, se edita esta antolog√≠a en formato digital, y a la vez genera un audiolibro hom√≥nimo que se incluye en la colecci√≥n Quemapalabras, dise√Īada para este g√©nero, que ha acompa√Īado a la editorial a lo largo de sus 23 a√Īos. La joven luz contiene la voz de estos miembros de la Asociaci√≥n, bajo la direcci√≥n del joven realizador H√©ctor Ochoa, dando continuidad al trabajo del poeta y director audiovisual Pablo Guerra, y con el acompa√Īamiento de Radio Holgu√≠n La Nueva. Este audiolibro tambi√©n ha sido compartido en diferentes plataformas audibles, como es el caso de iVoox.»

Fotos cortesía de Ediciones La Luz

Esta campa√Īa, que se extender√° dos a√Īos m√°s hasta llegar al aniversario 25 de la editorial, ha escogido la poes√≠a como g√©nero por lo que tendr√° presencia el lirismo en todas la pe√Īas que est√°n dise√Īadas para el 2020, posibilitando espacios como Oda a la joven luz, propia de la secci√≥n que se desarrolla todos los mi√©rcoles y que escoge a autores poetas del cat√°logo universal para dialogar sobre su vida y obra, desde Alejandra Pizarnik, Anne Sexton, Julio Cort√°zar, Edgar Allan Poe, Eliseo Diego hasta Luis Rogelio Nogueras. Dichos autores tambi√©n se vinculan a la pe√Īa Entrada de Emergencias, un espacio reciente de la secci√≥n que se desarrolla en el Gabinete Caligary.

Fotos cortesía de Ediciones La Luz

«Ambos espacios dialogan entre s√≠, pues est√°n pensados desde la creaci√≥n joven, y asume su presencia tambi√©n en las redes sociales a trav√©s de carteles que se realizan especialmente para cada ocasi√≥n, con el dise√Īo sugerente de Roberto R√°ez, donde se busca un di√°logo con la imagen de estos autores universales y con alg√ļn poema que se pretenda destacar dentro de su ampl√≠sima obra.»

Quince postales a tama√Īo de cartel con la obra de estos j√≥venes poetas, exhibidas como exposici√≥n en el sal√≥n Abrirse las constelaciones, as√≠ como los vistosos carteles de cada espacio, pueden ser disfrutados tambi√©n por los seguidores de La Luz desde sus perfiles en redes sociales con tan solo un desliz t√°ctil o al alcance de un click, a partir del trabajo esmerado de su generadora de contenido en las redes, la estudiante de periodismo Lilian De la Caridad Sarmiento, junto al trabajo del equipo creativo y amigos de la casa.

Fotos cortesía de Ediciones La Luz

Estas campa√Īas se han modificado, lanz√°ndose en nuevos espacios con el mismo objetivo.

«A estas acciones se suman iniciativas como llevar nuestros libros hasta las universidades, escuelas primarias, a un p√ļblico general, con gran potencial, que no siempre se desplaza hasta los salones de presentaciones habituales que convoca la editorial, incluso hasta en eventos tradicionales como las mismas ferias del libro. Como gestor de estos encuentros siempre recibimos un p√ļblico m√°s agradecido, m√°s √°vido y que asimila con m√°s efectividad la informaci√≥n y la literatura que est√°s llevando. Alrededor de todos estos a√Īos hemos acumulado un amplio compendio de informaciones gr√°ficas que est√° contenida en los archivos de nuestra casa editora, y que no se hab√≠an dado a conocer hasta ahora en las plataformas digitales, pues no hab√≠a una sistematicidad para socializar todo ese contenido.»

Fotos cortesía de Ediciones La Luz

Como mel√≥manos irreductibles tambi√©n han escogido el camino de las sonoridades acompa√Īadas de literatura, otra forma de atraer ‚Äúnuevos p√ļblicos‚ÄĚ, adem√°s de que en su cat√°logo se incluyen proyectos investigativos y cancioneros de exponentes de la m√ļsica en Cuba.

«La m√ļsica ha tenido una presencia importante, no solo con ensayos que trabajan este tema, como es el caso de Nadie se va del todo. M√ļsicos de Cuba y del mundo, de Joaqu√≠n Borges-Triana; Hierba Mala: una historia del rock en Cuba, de Humberto Manduley, y Escaleras al cielo. El rock en Holgu√≠n, de Jos√© Ra√ļl Cardona y Zenovio Hern√°ndez, sino que adem√°s se han creado cancioneros que van desde la antolog√≠a Quiero una canci√≥n, que marc√≥ un punto de giro importante en el cat√°logo, y que le da nombre a esta colecci√≥n, hasta Luna del 64, de Liuba Mar√≠a Hevia, Como una luna en pie, de Fernando Cabreja; y Del aire soy, de Manuel Leandro S√°nchez.

«Las campa√Īas han tenido la suerte de trabajar con los j√≥venes trovadores de la ciudad, quienes han creado temas para la editorial como ‚ÄúCon tu luz‚ÄĚ, de Manuel Leandro, que tambi√©n sirvi√≥ de banda sonora del documental As√≠ comenz√≥ esta historia, de Rub√©n Ricardo Infante y Yait√© Luque; y ‚ÄúHay una luz‚ÄĚ, de Lainier Verdecia, regalo por el aniversario 20 de la editorial y que se ha extendido a la campa√Īa de promoci√≥n A la luz se lee mejor

Fotos cortesía de Ediciones La Luz

Recientemente tambi√©n han vinculado a la pe√Īa Entrada de Emergencias al joven productor DjArte, quien fusiona lo electr√≥nico con temas musicales de todos los tiempos y versiona nuevas pistas, acorde al momento po√©tico de este espacio. ‚ÄúEl p√ļblico que asiste a los encuentros de socializaci√≥n de la literatura no es el mismo de hace veinte a√Īos, entonces hemos tratado de acortar distancias con las propuestas, logrando ciertos hermanamientos entre los lectores, como el proyecto de m√ļsica electr√≥nica que se ha logrado con DjArte, con gran aceptaci√≥n entre los invitados‚ÄĚ. Adem√°s integran un interesante proyecto con la Orquesta de C√°mara, a cargo del maestro Oreste Saavedra, un recital po√©tico integrado por estos autores de la compilaci√≥n Entrada de Emergencias…, el cual se realiz√≥ en el Teatro Eddy Su√Īol de Holgu√≠n.

Con un dise√Īo sugerente y distinguible en el sistema editorial cubano, La Luz va m√°s all√° de la literatura, pues tambi√©n hermana en su creaci√≥n a otras manifestaciones art√≠sticas.

«Al poseer un cat√°logo abierto a diversos g√©neros literarios, vinculamos varias manifestaciones art√≠sticas. Hemos tratado, sobre todo en los √ļltimos a√Īos, de acercar a los fot√≥grafos, especialmente a los que realizan un trabajo art√≠stico, a ilustradores, pintores que han aportado su obra para embellecer las cubiertas de la editorial.»

A la par, va sucediendo otro trabajo vinculado a la literatura infanto juvenil, con las antolog√≠as que ha publicado Ediciones La Luz en los √ļltimos 10 a√Īos, y tres t√≠tulos fundamentales Reto√Īos de almendros, Mi patio guarda un secreto, y Dice el musgo que brota, esta √ļltima, una selecci√≥n de poes√≠a para ni√Īos que recibi√≥ en el a√Īo 2018 el Premio de la Cr√≠tica Literaria, y en 2019 el Premio a la Mejor Edici√≥n.

Fotos cortesía de Ediciones La Luz

«Estas antolog√≠as tienen en com√ļn que est√°n bellamente ilustradas por j√≥venes artistas de la pl√°stica, creadores que en estos momentos tienen un trabajo bastante atractivo y reconocido dentro del libro infantojuvenil en la isla, con lauros importantes como La Rosa Blanca, que reconoce tambi√©n el dise√Īo de los libros, y el Premio Ra√ļl Mart√≠nez, galard√≥n m√°s importante del dise√Īo en Cuba. Estos t√≠tulos tienen la caracter√≠stica de ser dobles muestrarios, pues ponen al alcance del lector o investigador, el panorama m√°s fidedigno de lo que est√° ocurriendo en Cuba en estos a√Īos de la literatura para ni√Īos.»

La Luz ha compartido la obra de estos artistas con dos exposiciones, una de ellas con Reto√Īos‚Ķ, que sigue siendo dentro del cat√°logo de Ediciones La Luz el t√≠tulo que marc√≥ un antes y un despu√©s en el trabajo de promoci√≥n de la editorial, y con Dice el musgo que brota, que estos momentos ambienta la sala Exilia Salda√Īa, de la casa editora.

«Existen otras muestras que, de cierta manera, son retrospectivas con el trabajo de dise√Īo de la casa editora, es el caso de Pensar a La Luz, una gran exhibici√≥n en la sala principal del Centro Provincial de Artes Pl√°sticas de Holgu√≠n, que abarca todo el trabajo impreso en gigantograf√≠as de portadas de varios t√≠tulos publicados durante los veinte a√Īos de la editorial, las gr√°ficas de diferentes momentos del Premio Celestino de Cuento y diversos materiales de las campa√Īas de promoci√≥n. Tambi√©n destaca la exposici√≥n personal CMYK, del dise√Īador y poeta Frank Alejandro Cuesta, quien tuvo un papel definitivo en el cambio de imagen de Ediciones La Luz y tambi√©n en la consolidaci√≥n de cada campa√Īa que se lanz√≥.»

Fotos cortesía de Ediciones La Luz

Del mismo modo han insertado las artes esc√©nicas con la presencia permanente en el cat√°logo de obras teatrales. Han incluido a j√≥venes autores que dentro de la dramaturgia cubana hoy son considerados de referencia con una obra importante y que han sido reconocidos con varios premios, entre ellos el Virgilio Pi√Īera, como Yunior Garc√≠a, Roberto Vi√Īa, Yerandy Fleites, Margarita Borges, Freddy N√ļ√Īez, Fabi√°n Su√°rez y Abel Gonz√°lez Melo. Adem√°s de incluir en sus audiolibros infantiles a la Compa√Ī√≠a de Narraci√≥n Oral Palabras al Viento, quienes poseen un repertorio distinguible en la isla, a partir de un estilo propio que incorpora las manifestaciones art√≠sticas.

Este sello ya cuenta con otras proyecciones en las redes que los internautas agradecen…

«Sobresale en este sentido el trabajo del joven realizador audiovisual Gerardo Perdomo, estudiante del ISA, quien ha producido para el sello cerca de 15 spots televisivos, surgidos a partir de la promoci√≥n en las redes del XXI Premio Celestino de Cuento, que tributan directamente a la campa√Īa actual de promoci√≥n vinculada a la antolog√≠a La Joven luz. Entrada de Emergencias, dichos materiales tienen presencia fundamentalmente en el canal de YouTube de la editorial y son socializados en los diferentes perfiles. Del mismo modo, la secci√≥n de Literatura ha trabajado directamente con nosotros, siendo determinante nuestra labor en las redes, dado por el car√°cter de nucleaci√≥n de la secci√≥n en estos momentos, que se ha enriquecido cuantitativa y cualitativamente, pues tiene una membres√≠a mayor, con autores muy j√≥venes, quienes se han involucrado en los mismos procesos de divulgaci√≥n en las redes, compartiendo y publicando nuestros contenidos.»

Fotos cortesía de Ediciones La Luz

«No se ha logrado todo lo que hemos querido, pues para eso se necesita un apoyo tecnol√≥gico mayor del que tenemos a mano, que debe incluir una mejor accesibilidad al ancho de banda para lograr mayor cantidad de actualizaciones, que facilite, adem√°s, las transmisiones en vivo de las actividades y presentaciones de las pe√Īas que se realizan cada semana, y otras tantas cuestiones t√©cnicas que apoyar√≠an mucho mejor el trabajo.»

***

En las redes sociales no importa tanto sumar seguidores como trabajar junto a un grupo de personas comprometidas que finalmente son las que te ayudan a socializar la informaci√≥n; en este sentido el equipo creativo de Ediciones La Luz, integrado por Luis Yuseff, Liset Prego, Elizabeth Soto, Lilian De la Caridad Sarmiento, Roberto R√°ez, Norge Luis Labrada y Gerardo Perdomo, han logrado fomentar una marca institucional en las plataformas digitales con un trabajo consolidado, en la b√ļsqueda de nuevas alternativas para compartir y comercializar la literatura, pensando en todos los p√ļblicos que consumen sus contenidos.

Con más de 2 452 seguidores en Facebook, la plataforma más utilizada y en la que se puede crear una comunidad, seguida de Twitter, Instagram, Pinterest y YouTube, buscan introducir nuevas maneras de lectura y distribución del libro electrónico, enfrentándose al reto de la visibilidad en Internet, pues ellos lo saben bien, uno de las metas de la era digital ya no es que te publiquen, sino que te lean. Así pues, la visibilidad de los ebooks es un factor necesario para su compra/lectura.

«Considero que el sistema editorial cubano est√° todav√≠a en un proceso larval en materia de socializar la literatura que se genera desde nuestro pa√≠s, pues aun se comparte en el formato tradicional, que es el libro impreso. Deb√≠an considerarse plataformas donde pueda hospedarse todos los ebook que producen las editoriales del pa√≠s y que podr√≠an en lo adelante aportar una gran cantidad de libros e insertarse a plataformas que sean mucho m√°s visibles, competitivas y seguras y que esto se traduzca en un logro en el orden cuantitativo para que los autores tambi√©n reciban el beneficio de sus libros vendidos, y en lo cualitativo ser√≠an t√≠tulos que alcanzar√≠an a un p√ļblico mayor fuera del territorio nacional.»

carteles promocionales de ediciones la luz

carteles promocionales de ediciones la luz

carteles promocionales de ediciones la luz

carteles promocionales de ediciones la luz

carteles promocionales de ediciones la luz

 


Arte y promoción: El límite es la creatividad (+ tuit)

La promoci√≥n suele ser preocupaci√≥n o inter√©s permanente de los creadores y otras personas. Alrededor del fen√≥meno gravitan muchos factores. Algunos artistas prefieren quedarse a esperar que otros asuman esa labor, vital para que se conozca m√°s su obra. La mayor√≠a aspira permanentemente a estar en los medios tradicionales de comunicaci√≥n, pero la verdad es que hoy existen m√ļltiples oportunidades para llegar a p√ļblicos diversos.

Un ejemplo ineludible de eso es que ciertas propuestas suelen hasta evitarse en la televisión o la radio, pero son ampliamente consumidas circulan en memorias flash, chats, grupos en redes sociales, alcanzan miles de reproducciones en canales de youtube… y hasta son tarareadas en la calle.

Te√≥ricamente en Internet, millones de personas est√°n a la distancia de un clic, un ‚Äúme gusta‚ÄĚ, una especie de comunidad global interconectada. Solamente en Facebook, la red social de m√°s uso en el mundo, suelen conectarse m√°s de 2 mil 500 millones de internautas; en youtube m√°s de dos mil millones, en WhatsApp m√°s de mil 600 millones, Instagram m√°s de mil millones.

Cuba tambi√©n ha dado pasos, y seg√ļn estad√≠sticas divulgadas en varios sitios oficiales, ya m√°s de siete millones de personas aqu√≠ acceden a las plataformas digitales, aunque no debemos desconocer que muchas lo hacen con bajos niveles de conexi√≥n o a un precio alto que les exige ahorrar casi hasta el extremo.

En #BlogMiraJoven: Arte y promoci√≥n: El l√≠mite es la creatividad (+ tuit)Por Yasel Toledo GarnacheLa promoci√≥n suele…

Publicada por Yasel Toledo Garnache en Lunes, 28 de septiembre de 2020

Aquí todavía no logran fuerza fenómenos como el de los youtubers, más allá de algunos esfuerzos. Debemos reconocer que perfiles de organizaciones e instituciones de la Cultura, con funciones también de promoción avanzan en el mundo digital. Ojalá algunas lleguen, por ejemplo, al millón de seguidores, aunque significa vencer otros obstáculos especiales para Cuba desde estas plataformas. No son muchos todavía los creadores que tienen cuentas en Instagram y en Youtube, ubicadas entre las redes preferidas a nivel global. Y algunos no las pueden actualizar con frecuencia por diferentes razones.

A eso sumamos que esos contenidos no suelen llegar a muchos internautas en otras regiones, y son consumidos casi totalmente por el p√ļblico cubano, aunque resulta justo reconocer las buenas experiencias impulsadas en el sector de la cultura, especialmente durante los meses m√°s recientes, con conciertos on-line y una presencia m√°s atractiva en el mundo hipermedia.

Debemos continuar dise√Īando m√°s y mejores campa√Īas comunicacionales tambi√©n para el exterior, realizar m√°s alianzas con artistas y organizaciones de otras partes del mundo que nos permitan llegar m√°s lejos. En lo adelante cada evento deber√° tener una programaci√≥n digital, con la aspiraci√≥n de ir m√°s all√° de los l√≠mites de nuestra geograf√≠a nacional, atraer y enamorar.
Debemos compartir m√°s contenidos en otros idiomas, adem√°s del Espa√Īol, analizar estad√≠sticas y readaptar el trabajo en funci√≥n de lo que queremos, tener en cuenta los horarios m√°s pertinentes para publicar seg√ļn la hora a la que acceden nuestros p√ļblicos‚Ķ Seg√ļn nuestros objetivos se pueden tener en cuenta otros elementos como sus edades, sexo, ciudad donde residen‚Ķ, informaci√≥n que brindan con facilidad las administraciones de p√°ginas en las redes.

Otra de las desventajas que se suele enfrentar aquí es que el posicionamiento de nuestros sitios webs y perfiles es solamente natural, o sea fruto del trabajo, mientras que otros pagan por lugares privilegiados en buscadores o llegar a más internautas con facilidad direccionando incluso hacia otros países o grupos de edades.

En la situación de Cuba influyen diversos aspectos, incluida la infraestructura y organización existente para la promoción, y la preparación humana para desarrollarla. Es fundamental comprender mejor las dinámicas de las plataformas digitales, conocer su funcionamiento y las maneras de llegar a sectores de internautas más diversos. No se trata de inundar los sitios de contenidos, sino de brindarlos de una manera creativa y sugerente, y hacer luego una labor de promoción para esos propios materiales.

Fen√≥menos como la comercializaci√≥n digital del arte deben ser aprovechados en mayor medida. No basta con tener, por ejemplo, una plataforma para la m√ļsica, tambi√©n es preciso hacerla atractiva y crear m√ļltiples canales que lleven a ella. Los propios creadores tambi√©n deben ser m√°s protagonistas en todo esto. Deber√≠an existir muchas m√°s multimedias, exposiciones virtuales y posibilidades de visitas on line a nuestros principales centros de arte, muesos y otros lugares.

Es pertinente un mayor ejercicio de la crítica artística y cultural en general en espacios que verdaderamente tengan gran impacto mediático y contribuyan a la jerarquización de las mejores opciones. Lo ideal sería que quienes tienen entre sus funciones la promoción desde las instituciones y los medios también sean coherentes con eso.

Lo realizado en esta etapa de coronavirus demuestra que teníamos muchas potencialidades sin aprovechar, y a pesar de la complejidad de las circunstancias se han redimensionado varias de las propuestas artísticas en el país.

Escribimos esto siendo críticos sobre todo con nosotros mismos. Es fácil escribir, saber lo que se debe mejorar, pero lo verdaderamente complicado es conseguir lo que se quiere.

Necesitamos superación de las personas encargadas de la promoción y también de los propios autores que deben ser cada vez más protagonistas en función de que se conozca lo que hacen. Son fundamentales las alianzas entre las instituciones, entre ellas y los artistas, y con algunas de las personas o grupos creativos que mejores experiencias tienen.

Debemos estar conscientes de que m√°s all√° de lo hipermedia y los medios tradicionales, los espacios f√≠sicos siempre ser√°n un escenario importante de promoci√≥n. Lo m√°s importante seguir√° siendo la obra como tal, pero cada vez resulta m√°s vital presentarla de la mejor manera posible y seg√ļn las caracter√≠sticas de cada plataforma.

Es importante resaltar los pasos que se han dado en el país y especialmente en el sector de la Cultura, a favor de la promoción y la comunicación en general, con transmisiones en vivo, conciertos on-line y otras iniciativas, que han mantenido el arte muy vivo en esta etapa de pandemia. Resulta favorable que muchas de las mejores experiencias han sido impulsadas por el Ministerio de Cultura y organizaciones de creadores como la Asociación Hermanos Saíz y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

En todo esto tampoco hay reglas fijas. Lo aparentemente incorrecto puede ser lo que mejor funcione para algunos. En esto como en el arte y la vida es muy favorable tener siempre un estilo propio. El límite es la creatividad.

  • *Publicado originalmente en el blog del autor Mira Joven


Agosto de libros

La Luz abraza la nueva normalidad. El sello editorial radicado en Holgu√≠n propone para el mes de agosto novedades editoriales, lecturas, conversatorios y ‚Äútodo un cortejo caprichoso‚ÄĚ de lectores y autores.

Poetas que ven nacer sus primeros libros como Camilo Noa, y su cuaderno Laminarios, Norge Luis Labrada, con sus Poses, y Carne Roja, de la autor√≠a de Reynaldo Zald√≠var, se presentar√°n en el espacio habitual para los lanzamientos en la pe√Īa Abrirse las constelaciones.

Como parte de la campa√Īa de promoci√≥n a la selecci√≥n de j√≥venes poetas en Holgu√≠n, La Joven Luz. Entrada de emergencias, se inaugurar√° una exposici√≥n que combina verso y fotograf√≠a en la sede de la editorial el d√≠a 10, en la apertura de una jornada que rinde homenaje al sistema de ediciones territoriales, en su aniversario20, el d√≠a Mundial de la Juventud, al natalicio de Fidel Castro y a los Hermanos Sa√≠z en el aniversario de su fallecimiento.

Este agosto ser√° tambi√©n la presentaci√≥n de un libro so√Īado, Mis rejas y mis rosales, que re√ļne textos de una querida autora holguinera Mayda P√©rez Gallego. El p√≥stumo tributo a la poeta ocurrir√° en coincidencia con su onom√°stico 72. Con este momento cerrar√° la jornada, pero no el programa de presentaciones estivales.

A los que deseen Indicaciones para divorciar a un hombre, de Juan Siam, el día 25 tendrán oportunidades de obtener este volumen de relatos, puestos a disposición de los lectores ávidos del nuevo libro del experimentado escritor.

Mientras, el equipo creativo de Ediciones La Luz, con Luis Yuseff al frente, simultanea el trabajo de promoción con procesos editoriales que le son inherentes y multiplica su presencia en redes sociales y plataformas de audio y video.

 


Forodebate Nuevas formas de promoción del arte (Jornada de la Canción Política)

Por Yasel Toledo Garnache

Como parte de la edici√≥n 44 de la Jornada de la Canci√≥n Pol√≠tica, que por primera vez tiene como escenario principal las redes sociales, convocamos al forodebate ‚ÄúNuevas formas de promover el arte‚ÄĚ, el cual tendr√° como invitados al periodista santiaguero Reinaldo Cede√Īo, y a los escritores Elaine Vilar Madruga, ganadora del Premio Calendario de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (2020), y a Yunier Riquenes, quien adem√°s es uno de los l√≠deres del proyecto Claustrofobias Promociones Literarias, con una labor reconocida en el panorama digital.

¬ŅCu√°nto m√°s se puede aprovechar las redes sociales y otras plataformas hipermediales para la promoci√≥n del arte, la literatura y la cultura en general? ¬ŅC√≥mo se podr√≠an lograr mayores alianzas entre los medios tradicionales y los creadores o sus organizaciones, a fin de llegar a mayor cantidad de personas? ¬ŅCu√°nto m√°s podr√≠an hacer los escritores y artistas favor de su propia promoci√≥n? ¬ŅC√≥mo los podr√≠an apoyar m√°s las instituciones? ¬ŅQu√© es lo nuevo en verdad? ¬ŅCu√°n importante es lo comercial en este contexto? ¬ŅSe necesitan solo mayor conectividad y modernizaci√≥n de las tecnolog√≠as o tambi√©n cambios en el pensamiento y los modos de hacer? ¬ŅPor qu√© solemos asociar lo nuevo en promoci√≥n solo a las redes? ¬ŅCu√°nto m√°s y diferente podemos hacer tambi√©n en los espacios f√≠sicos?

Estas son apenas algunas de las interrogantes que pudieran motivar el intercambio.

Ya nos puedes dejar tus preguntas y opiniones en la parte de los comentarios.

————¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ————–¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ———–

Una generaci√≥n se define ‚ÄĒtambi√©n, aunque no exclusivamente‚ÄĒ por los modos de comunicar

Por: Elaine Vilar Madruga

Vivimos en la aldea global, en una cápsula que nos (in)comunica, una cápsula con miles de posibilidades que obligan a que la recepción del arte se vivencie con mayor inmediatez y celeridad. Las relaciones de producción se han desplazado, han mutado. Hacer arte incluye no solo al que lo produce sino también al que lo recibe y lo comercializa. Existen ventajas en la cápsula global, y muchas desventajas también (que no se cubra el sol con un dedo de ignorancia). Como país, como artistas, los cubanos hemos llegado con cierto retraso a este conocimiento que, en materia productiva, significa que vamos a la saga en relación con una estructura continental. Salvar nuestros valores como nación artística, proteger nuestro patrimonio no nos exime de entender las nuevas formas en que el arte se produce, se comunica, se comercializa. Es hora de desterrar de nuestro vocabulario la idea de comercialización como producto banal, producto clase B, seudoarte.

Las nuevas maneras de promover nuestro trabajo creativo abarcan el conocimiento de las plataformas y redes sociales. Las limitaciones de conectividad en nuestro país son frenos, sin dudas, para conseguir una adecuada promoción artística. El rol del creador como autopromotor y muchas veces, incluso, autoproductor de su obra no debe ser obviado. Se necesita una mayor conectividad, no solo en las redes que circunvalan el mundo digital, sino entre nuestras propias redes de contactos creativos, entre el autor y las instituciones que lo respaldan, entre las instituciones y la idea de nuevos tipos de producción.

Son retos y necesidades que ya no pueden posponerse ni obviarse: una generaci√≥n, una promoci√≥n de artistas se define ‚ÄĒtambi√©n, aunque no exclusivamente‚ÄĒ por los modos en que llegan a comunicar su producto. La presencia de nuestro trabajo en las redes sociales y el mundo virtual sigue siendo una deuda pendiente, aunque el esfuerzo de algunos ‚ÄĒtanto creadores como instituciones‚ÄĒ comienza a saldar, no sin cierta morosidad, ese agujero de sentido, ese agujero de presencia, que no solo visibiliza productos individuales sino productos generacionales, y el arte presente y futuro de nuestro pa√≠s.

Se hace necesario que las redes sociales, el mundo de la media y sus infinitas posibilidades se encuentren al acceso de los artistas cubanos; esto conllevará, también, a la disponibilidad y la democratización de la cultura para aquellos receptores que, dentro y fuera de nuestra isla, quieren conocer más del arte que se hace en casa.

Pensar en la medialidad y la hipermedia, en nuevas formas de producci√≥n y gesti√≥n de obras, en el arte digital en todos sus registros, en la presencia online de los creadores, en la potenciaci√≥n de los mejores valores de nuestra cultura joven a trav√©s de registros novedosos, son cartas de triunfo que a√ļn, y por desgracia, no acabamos de jugar a nuestro favor.

Vivimos ya en un mundo otro, un mundo online que exist√≠a mucho antes de la aparici√≥n de la pandemia, un mundo al que en ocasiones pretendimos dar la espalda y que ahora, m√°s que nunca, nos muestra sombras y luces. ¬ŅQu√© es necesario?: entender que en este claroscuro de posibilidades, el esfuerzo individual puede ser un excelente detonante; es preciso igual que nuestras instituciones comprendan que no pueden quedarse a la saga, necesitan incorporarse a este movimiento global, modernizarse en sus estructuras de producci√≥n y pensamiento.

————¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ————–¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ———–

¬ŅNuevas formas de promoci√≥n del arte?

Por: Yunier Riquenes

La mejor manera de promover el arte es aquella que pueda ser m√°s efectiva. La que permita la mejor cercan√≠a a los p√ļblicos, la que permita desarrollo y crecimiento de la obra y los artistas. ¬ŅEn qu√© soporte? No importa el soporte. Lo que importa es el resultado, la creatividad que se ponga a disposici√≥n para seducir al espectador, al lector, al oyente. Pero no podemos ignorar que en el siglo XXI la pantalla domina el cerebro del hombre, la pantalla cambi√≥ los modos de comportarse e interactuar con sus semejantes. ¬ŅEntonces c√≥mo llega la informaci√≥n a los receptores?

Los desconectados siguen escuchando la radio tradicional, leyendo el peri√≥dico y los libros impresos, leyendo los programas de mano y las palabras del cat√°logo. Sin embargo, otros prefieren leer la prensa en el tel√©fono, ver la televisi√≥n, una pel√≠cula o una serie, disfrutar de la obra de un artista. Ambos p√ļblicos son importantes, el desconectado y el conectado. ¬ŅQu√© necesita el arte para promoverse bien? Respuesta sencilla y dif√≠cil de ejecutar: una buena estrategia de comunicaci√≥n que incluya diagn√≥stico, estudio de p√ļblico, propuesta novedosa y atractiva. Y la diferencia radicar√° en lo que vamos a promover y a qui√©n, en qu√© momento. Hay que saber la narrativa que va a usarse para conectar bien.

¬ŅQu√© elementos lleva la promoci√≥n de nuestro evento, libro, concierto, exposici√≥n, puesta en escena? Cada uno de ellos tendr√° su forma particular. Lo importante es ejecutar una estrategia coherente. Si hablamos del universo digital, hasta hace muy poco aceptado en nuestro pa√≠s, podr√≠a compartir algunas interrogantes que Naskicet Dom√≠nguez, coordinador de Claustrofobias, dise√Īador y amante de la comunicaci√≥n comparte.

√Čl se pregunta si nuestras publicaciones tienen sus perfiles bien caracterizados, c√≥mo se brinda un seguimiento noticioso a un evento, c√≥mo se invita a participar en una actividad, c√≥mo se dise√Īan las carteleras impresas y digitales, cu√°les son las diferencias entre cada una de las redes sociales, y entre las redes y el portal oficial del artista, la organizaci√≥n o la instituci√≥n; cu√°l es el lenguaje que se usa en cada una de ellas, c√≥mo se mide el alcance de la publicaci√≥n, y la necesidad de que la promoci√≥n efectiva genere posibles ingresos.

La promoción, por supuesto, requiere recursos humanos y materiales, hay que comprender que la comunicación en cualquier parte del mundo se paga, y que no hay fórmulas fijas.

——–¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† —————-¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ——————

VITRINA Y EX√ČGESIS

Por: Reinaldo Cede√Īo Pineda

Siempre he dicho que no vamos a la cultura, que vivimos dentro de ella. As√≠ le respond√≠ quienes me preguntaron : ¬Ņy ahora que hacen los que trabajan en la cultura? La cultura no es un teatro, un trazo de pincel, un pentagrama; no es un festival ni un concurso: es m√°s. La cultura es un esp√≠ritu. La cultura, es ante todo, el creador. Bajo ese pensamiento he cobijado mi trabajo de casi treinta a√Īos en el periodismo cultural.

Las circunstancias de los √ļltimos meses, sometidos a esta pandemia y al aislamiento social, ha demostrado¬† que el arte y los artistas ‚Äēcomo esencia que son de la sociedad‚Äē, no quedan de brazos cruzados. No pueden hacerlo. La poes√≠a trasciende el verso y se instala en el quehacer cotidiano, en la esperanza. Para muchos, ha sido un descanso fecundo que les ha permitido rememorar, recuperar, proyectar y reencontrar caminos.¬†

La internet, las redes sociales, las plataformas digitales han demostrado ser v√≠as de comunicaci√≥n excelentes para visibilizar obras, soportes para hacer pan com√ļn el acto creativo. No hay que olvidar que al fin y al cabo, la posibilidad de comunicarnos con diferentes lenguajes y la existencia misma de esas redes, son parte de esa heredad cultural creada por el hombre.

Hace ya un tiempo se pueden recorrer virtualmente en el mundo museos, galerías, bibliotecas…  pero estos tiempos de confinamiento han convertido esa opción en vía expedita, en autopista. Ha sido refugio y ha sido vitrina. Ha sido un redescubrimiento.

Habr√° que ver, eso s√≠, con qu√© aspectos nos quedaremos como ganancia para ‚Äútiempos normales‚ÄĚ, cu√°les son los momentos claramente coyunturales y cuanto nos hemos podido exceder en el af√°n de no perder ning√ļn espacio.

Soy partidario de los abrazos cercanos, nada pueden sustituirlos; pero también, soy un asiduo del mundo virtual. El equilibrio, el difícil equilibrio. Una exégesis cuidadosa se impone, para que no haya extravíos, para valorar cada cosa en su justa valía. Al modo martiano: el arte como la sal, preserva a las naciones.


Mundos insospechables que invitan

Id√°n Luis Ferr√°n ha mapeado la ciudad de sus experiencias, la ciudad de sus memorias. En la composici√≥n abstracta de la poes√≠a ‚ÄĒlas calles del recuerdo‚ÄĒ construye mundos insospechables que invitan. Esta entrevista busca un acercamiento con este joven creador ariguanabense que conf√≠a en que el arte es, sin dudas, materia trascendente.

¬ŅC√≥mo llegas al mundo de las artes visuales?

Desde ni√Īo siempre tuve una marcada inclinaci√≥n por dibujar, por llevar casi siempre un pedacito de crey√≥n en la mano, dec√≠a mi madre. Vigilaba sigiloso para no ser atrapado mientras garabateaba alguna pared que encontraba. Ten√≠a una afici√≥n casi inconsciente por los murales. No corr√≠ con la suerte de beber directamente del arte visual o del arte en general; crec√≠ lejos de esos caminos y, por alguna extra√Īa raz√≥n, cuando cumpl√≠ 16 a√Īos, ingres√© a lo que fue una excelente escuelita de arte en mi localidad llamada «Eduardo Abela». A partir de ah√≠, empec√© a encontrar la paz y a viajar finalmente por el sendero m√°s indicado para m√≠, pues creo que no pudiera haber sido otra cosa en esta vida.

cortesía del entrevistado

¬ŅC√≥mo defines la po√©tica de tu visualidad?

Esta pregunta en particular est√° relacionada con el proceso de mi trabajo. Ser√≠a bueno saber de antemano que mi definici√≥n de la realidad esta inherentemente vinculada a mi visi√≥n como artista: la po√©tica viene a m√≠ horas antes de pintar alg√ļn cuadro. En este m√©todo que desarrollo conviven la subjetividad y el propio destino de la obra. Dec√≠a Cort√°zar: «La obra ya est√° hecha antes de hacerla», y en mi caso necesito inspiraciones que confluyen entre la familia, los amigos, gentes y lugares que me son importantes. Ahora, creo que el pintor tambi√©n pinta lo que quiere ver, lo que desea apreciar despu√©s de limpiarse las manos manchadas, porque en su b√ļsqueda visual no encuentra lo que anhela contemplar m√°s tarde en lo real, en lo vivo o muerto que le rodea. Yo defino la po√©tica de mi visualidad como algo en√©rgico, como mundos insospechables que invitan.

En tu producci√≥n, ¬Ņc√≥mo se entroncan la investigaci√≥n y el proceso creativo?

La investigaci√≥n es mi vida. No puedo acostarme a dormir sabiendo que necesito investigar algo, tengo la maldita ‚ÄĒo bendita‚ÄĒ man√≠a del bichito inquieto, ‚Äúsabelotodo‚ÄĚ. Esto inevitablemente se relaciona con el proceso creativo, existe el entroncamiento entre los dos en el punto en que surge el milagro: la idea. Como dije antes, todos los procesos e investigaciones que necesito para hacer una obra vienen casi siempre tomados de la mano. Uno me dice qu√© hacer con el otro. Son como los estudios previos que hace cualquier escritor que arruga un trozo de papel y se dispone a orde√Īar otro tintero. Ya despu√©s vienen los bocetos, las restauraciones de ideas, las reinversiones, los cambios, los rescates y los accidentes.

cortesía del entrevistado

Tu experiencia como artista, ¬Ņcu√°nto te ha aportado a la hora de ejercer como maestro de ni√Īos y adolescentes en el Proyecto Cultural Casa Miqueli, en San Antonio de los Ba√Īos?

Tuve la oportunidad ‚ÄĒm√°s que eso, la dicha‚ÄĒ de conocer a Ra√ļl Bonachea Miqueli, director, fundador y promotor principal de este magn√≠fico y ansiado centro art√≠stico multidisciplinario para ni√Īos y adolescentes. Recuerdo que cuando no sab√≠a pronunciar bien su nombre me hizo saber, por intermedio de un amigo en com√ļn, la idea de fundar este proyecto. Hac√≠a ya alg√ļn tiempo que yo hab√≠a impartido de manera muy conservadora un taller de pintura para ni√Īos en la ciudad, con fines de proyecto comunitario.

Desde ese entonces surgi√≥ en m√≠ cierta vocaci√≥n por el magisterio dirigido especialmente a los ni√Īos. De alguna forma aquella experiencia me marc√≥, y finalmente me he reencontrado otra vez como profesor del taller de pintura de la Academia Casa Miqueli de San Antonio de los Ba√Īos.

El aporte ha sido tanto que creo no hay mejor regalo. No paro de aprender, de tal forma que planifico una clase para ense√Īarles los colores primarios, secundarios y complementarios, y termino aprendiendo de los ni√Īos. Ellos tienen esa capacidad de ense√Īarle a uno, incluso sin planificarlo. El premio es que se descubren cosas que quedan para toda la vida y yo, como «el profe», tomo nota, y formo parte de ese hermoso y longevo sentimiento.

¬ŅAsumes la abstracci√≥n como una forma de reflejar los mapas visuales de tus experiencias o como un lenguaje de posibilidades ilimitadas?

La asumo de las dos formas, y que la primera pregunta sería el pretexto para seleccionar la manera en que se dice, el famoso cómo. Sin duda alguna hay posibilidades ilimitadas en la creación de mis cuadros abstractos, el solo hecho de que escoja este lenguaje para manifestarme y comunicarme, extralimita toda frontera y a la vez vence a la censura.

La abstracci√≥n es uno de los mejores derroteros para decir, sin olvidar que ‚ÄĒdetr√°s de todo esto que explico‚ÄĒ tambi√©n subyace una expresi√≥n exacerbada del individuo a partir de su propia validaci√≥n: puedo reflejar no solo mapas o planos urban√≠sticos, sino toda una inmensidad de mundos y misterios.

En buena parte de tu trabajo, la abstracci√≥n se asume como la imagen que define mapas a√©reos de tus propias geograf√≠as en la memoria. ¬ŅDe qu√© manera comienzas a trazar estos recorridos?

De cierta forma ya hice un peque√Īo argumento antes, a manera de introducci√≥n de los procesos y de mis experiencias. Ahora me gustar√≠a responder esta pregunta a modo de relato:

                                              A ojo de pájaro

cortesía del entrevistado

En el meticuloso desorden de un saloncillo estrecho puede surgir la magia de los altos vientos y de las entra√Īas vivas de la tierra; en el sal√≥n m√°s peque√Īo de un edificio como cualquier otro, la magia surge siempre ‚ÄĒcomo el diamante del carb√≥n oscuro‚ÄĒ hasta en el sitio m√°s com√ļn y vulgar que hayamos visto: la magia surge siempre que est√© el mago, con su ancestral oficio de aparecer y desaparecer las cosas, con su olvidado oficio de las fantas√≠as de ni√Īo. Sabe hacernos ver un conejo en una nube, y una forma en donde no la esper√°bamos, como la de la reina de corazones entre los bastos de la baraja espa√Īola, todo por arte de magia. El mago hace ver por su esp√≠ritu de ni√Īo, y hace ni√Īos a los dem√°s cuando les muestra la imagen de lo que ve. Es mago el obrero que muestra con entusiasmo e ilusi√≥n c√≥mo la m√°quina hace una cuchara, porque sabe ver la magia que hay en ello, as√≠ como es mago todo aquel que conoce que existe magia en su trabajo y sabe mirarlo con ojo de ni√Īo en un juego. La magia verdadera, la de los altos vientos y las entra√Īas vivas de la tierra, nace en cualquier sitio donde est√© la inocencia, incluso en el sal√≥n m√°s estrecho y con balc√≥n de un edificio como otro cualquiera; donde un mago enjuto, delgado y de sonrisa temblorosa, se asoma a su balc√≥n y mira, l√°nguido, y ve el esp√≠ritu de nuestras calles, y las pinta como en un mapa, en un lienzo geogr√°fico, vistas desde arriba en una noche difusa. Porque como en difusa noche se anda por nuestras calles, y todo es oscuro y borroso recuerdo de la luz que en alg√ļn momento fue, y todo es ruina y nostalgia que nos hace ver el mago, porque es sincero, y no puede m√°s que mostrarnos lo que de veras ve, sin lugar a enga√Īo alguno.

¬ŅHasta qu√© punto, en la abstracci√≥n, consigues revelar un estado de la memoria, de tus √°nimos y tus propias reflexiones?

Es sumamente importante, al menos en esta etapa de mi obra abstracta, el reflejo de una ciudad vista desde arriba. Siempre me pregunt√© c√≥mo se ver√≠a mi gente y c√≥mo me ver√≠a yo ‚ÄĒhormiguitas en este pedazo de tierra que nos vio nacer y crecer. Fue una necesidad, casi f√≠sica, de homenajear la villa con este lenguaje abstracto.

La parte dif√≠cil fue reconstruir algunos planos de los lugares m√°s representativos del pueblo, esos que habitan en mi coraz√≥n, pues yo quer√≠a, como bien dices, pintar memorias, sucesos, gentes, y no ten√≠a planos de las zonas ni ning√ļn aparato viable como recurso para alcanzar una foto tan alta del barrio.

Recuerdo que una vez me sub√≠ en el cuartel «Roberto Vald√©s Santos», que se encuentra en una loma y que supuestamente es el sitio de m√°s altitud del pueblo. Desde all√≠ tampoco pude obtener lo que quer√≠a. Entonces hall√© una f√≥rmula de imaginarlo, mirando desde abajo y calculando c√≥mo se ver√≠a desde arriba. Para ello tambi√©n recre√© a escala varios bocetos y estudios de campo visual. Ya ten√≠a el terreno, ahora faltaban los entes y las emociones que convivir√≠an en el cuadro. Para ello ide√© una tabla de color de la tez de la piel de personas con un papel protagonista, y obtuve as√≠ una paleta llena de colores de distintas gamas de pieles que iban a ser plasmadas a manera de manchas (sueltas, caminantes y fugaces) en el formato y plano escogidos. Entonces mis propios √°nimos y reflexiones se fueron empinando como papalotes, satisfechos poco a poco.

¬ŅC√≥mo valoras la salud de las artes visuales j√≥venes en la Cuba de hoy? ¬ŅExisten suficientes oportunidades para que el talento sea reconocido o a√ļn faltan espacios?

cortesía del entrevistado

A√ļn faltan espacios. Por ejemplo, sin ir tan lejos, aqu√≠ mismo en mi localidad no existe un sal√≥n dedicado al arte abstracto, y considero que eso es una pena, pues tales inquietudes palpitan entre varios colegas pintores de nuestra comunidad.

De igual forma considero que sí existen espacios muy oportunos para impulsar y difundir el arte de los jóvenes creadores cubanos de hoy, como la AHS, entre otras instituciones; pero tampoco creo que sean suficientes las oportunidades ni los recursos. Sé que la palabra recursos no se encuentra en la pregunta; pero también se hace indispensable hablar de ella, dado que sin pinceles, pinturas, lienzos, papel, marquetería, etc., no se confecciona la obra deseada, y en este tema sí es verdad que las artes visuales están enfermas, más que en la cuestión de los espacios y las oportunidades. Hay mucha escasez de materiales en el país. Es lo que puedo decir a partir de mi propia experiencia.

En tu obra tambi√©n trabajas la figuraci√≥n. En ella, el cuerpo humano ejerce una fuerza de im√°n, pero a manera de un cuerpo otro, h√≠brido, metaf√≥rico, donde el hombre se transforma en ave y donde se cuestionan los c√°nones sociales de los femenino y lo masculino. ¬ŅQu√© exploraciones te conducen a esa senda?

El primer impulso est√° en que identifico a los cuerpos humanos como una materia que, con una solapa, salvaguarda o encarcela un alma o un esp√≠ritu diferente en cada uno de nosotros. Lo que hago es que manipulo dicha materia a mi antojo y la fusiono con otro ser, en este caso con las psittacidaes: familia de loros que carecen de dimorfismo sexual. Uso esa l√≥gica conceptual para discursar a partir de nuevos seres que nacen en un contexto social. Hace mucho tiempo iba por la calle y mir√© a una mujer caminando que no era una mujer, pero tampoco era un hombre. ¬ŅQu√© era ese (o esa) no mujer/no hombre?, me pregunt√©. Ahora propongo nuevos seres en pos de una nueva especie humanoide. Simplemente propongo.

cortesía del entrevistado

¬ŅSientes que en tu obra existe el erotismo, ya sea el de los cuerpos o el provocado por la intervenci√≥n de los espacios mentales a los cuales haces referencia en tus obras abstractas?

El erotismo tambi√©n es «energ√≠a» y creo que est√° marcada para m√≠, m√°s que para muchos, en la parte abstracta de mi trabajo. La obra, cuando nace, se construye de cierta manera independiente en varios puntos y aspectos, deja de ser inocente y se relaciona m√°s all√° del propio creador, se convierte en amor deseoso y puro. La obra deja de ser solamente de alguien para enamorar a muchos m√°s, e incluso ir a la cama con otros. ¬ŅAcaso no hay erotismo en estas l√≠neas?

En la evoluci√≥n de la po√©tica de tu visualidad, ¬Ņqu√© te interesar√≠a descubrir?, ¬Ņcu√°les ser√°n tus pr√≥ximos caminos?

Mis pr√≥ximos caminos seguramente ser√°n los que a√ļn no conozco, pues todav√≠a no los tr√°nsito. El coterr√°neo y maestro Silvio Rodr√≠guez parafraseaba as√≠: «Mi canci√≥n favorita es la que escribir√© ma√Īana». Esa idea emp√°tica me hace pensar que mi tr√°nsito o camino ser√° el que necesite para continuar la b√ļsqueda, esa traves√≠a que respirar√© en un momento futuro e incierto.

Por ahora s√© pocas cosas sobre √©l: ¬Ņpor qu√© pinto?, a veces creo que esa pregunta latir√° en m√≠ muchos a√Īos, y que funcionar√° tambi√©n como un motor con todo su mecanismo intacto, el cual no me deja parar de crear o de, al menos, intentarlo.

En cuanto a lo que me interesa descubrir o redescubrir, solo podr√≠a hablar de mis deseos inmediatos, de lo que persigo muchas veces sin un √©xito del ciento por ciento: las «ENERG√ćAS» que subyacen en la propia pieza, en su entorno, o en la relaci√≥n obra-espectador. Claro que tengo ambiciones, ¬Ņqui√©n no? Me gustar√≠a descubrir muchas cosas; pero me gusta m√°s ser consecuente con ciertos principios del pensar que me hacen feliz.

cortesía del entrevistado

«Subir a escena es quedar descubierto» (+ videos)

Recuerdo su presencia en el ISA. Y su sonrisa, c√≥mo no. El intercambiar saludos y alguna que otra pregunta de rigor sobre las personas queridas que formaban ‚ÄĒque a√ļn forman‚ÄĒ parte de nuestro universo com√ļn. Niurbis Santom√© Cudeiro es una de las artistas m√°s transparentes que conozco. He disfrutado, en iguales dosis, su amistad y su talento. Ella sabe que subir a escena es m√°s que un acto de fe; es quedar al descubierto, en esa hermosa exposici√≥n que nos hace, a una misma vez, s√≥lidos y vulnerables.

Tu quehacer actoral en diversas agrupaciones teatrales que se especializan en la dramaturgia para ni√Īos y adolescentes, ¬Ņha sido pura coincidencia?, ¬Ņo este es un camino que has decidido conscientemente?

Ha sido el resultado natural de mi formaci√≥n. Comenc√© como muchos en Cuba en el taller de creaci√≥n teatral de una Instructora de Arte y actriz del grupo Teatro Los Elementos, en la casa de la cultura, en mi caso la del municipio Cumanayagua, mi pueblo natal. Luego me form√© como instructora de teatro, esa especialidad me motivaba mucho. Los maestros que tuve en la EIA ‚ÄúOctavio Garc√≠a‚ÄĚ de Cienfuegos en su mayor√≠a hac√≠an teatro para ni√Īos. Con plena conciencia decid√≠ que entre la t√©cnica del clown y la construcci√≥n y manipulaci√≥n de t√≠teres estar√≠a mi devenir como actriz.¬†¬†

cortesía de la entrevistada

¬ŅC√≥mo transcurren tus procesos creativos?

Bueno, amiga, esta es una pregunta con varias respuestas. Los artistas necesitamos actividad creativa para vivir y la cotidianidad a veces es otro proceso de creaci√≥n. Laboro en dos grupos teatrales, all√≠ los directores llegan con su concepto a la hora de realizar un montaje y los actores le aportamos a esa idea nuestra aptitud. Pero m√°s all√° de la cotidianidad en los grupos de teatro, muchas veces ‚ÄĒdesde que comienza el d√≠a‚ÄĒ despierto con una motivaci√≥n nueva y la quiero hacer: alg√ļn mu√Īeco que construir, algo que escribir o leer, o muchas veces una receta que preparar, pues tambi√©n me encanta cocinar y decorar los platos que se me ocurren.

Te pongo ejemplos: La cocinerita adorada. Breve historia de Clarita Mazorca fue una obra cuyo proceso creativo era un experimento, un ejercicio complejo que llev√© a cabo con el dramaturgo Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz a partir de una f√°bula archiconocida, una receta de cocina, unos t√≠teres que constru√≠ y el deseo de hacer algo en casa. Ahora, la serie de c√°psulas de Mercucho y Mercocha se me ocurri√≥ viendo tutoriales de c√≥mo construir mu√Īecos: la t√©cnica del t√≠tere de cono me gust√≥ y constru√≠ dos, luego con ellos comenc√© a decir los textos que prepar√°bamos, sobre todo asociados a la campa√Īa #Qu√©dateEnCasa.¬† ¬†¬†

Trabajar para ni√Īos, ¬Ņes tan dif√≠cil como se plantea? ¬ŅCu√°l es la principal retribuci√≥n de este quehacer, no solo en el plano humano, sino en el plano actoral?

cortesía de la entrevistada

Es dif√≠cil, claro que lo es‚Ķ m√°s cuando los ni√Īos del siglo XXI tienen much√≠simas atracciones tecnol√≥gicas. Los videojuegos que llevan en el tablet o en el celular no se pueden obviar. Antes el ni√Īo iba al teatro y dejaba ese entretenimiento pasivo en su casa, ahora lo lleva en su bolsillo y es capaz de sacarlo en medio de una funci√≥n. No creo que sean malos los videojuegos ni que tengamos que competir con ellos; creo m√°s bien que el desarrollo le impone a la creaci√≥n tradicional una actualizaci√≥n en la forma de llegar al p√ļblico. Los contenidos y las tem√°ticas son casi siempre las mismas; el c√≥mo se le oferta al p√ļblico infantil es determinante para que sea un √©xito cada presentaci√≥n.

Tanto en el plano profesional como en el personal, el aplauso y el reconocimiento son indispensables; as√≠ como los ni√Īos que vuelven una y otra vez a verte, a disfrutar de la misma obra y la misma actriz, e incluso deciden actuar contigo o marcharse al finalizar la funci√≥n tarareando una de tus melod√≠as. Gratificante tambi√©n es ver a los padres emocionados, que disfrutan de la obra como si fueran un peque√Īo m√°s dentro de nuestras salas, y que al terminar todo te felicitan y quieren tomar una foto de recuerdo con los t√≠teres y la actriz.

Para un actor de teatro, subir a escena es quedar descubierto, eres t√ļ, tus accesorios y tu verdad. Los ni√Īos son capaces de dinamitar la representaci√≥n con total ingenuidad, se entregan tanto al performance que acaban muchas veces interactuando. El actor debe estar preparado para eso siempre y ser capaz de responder con organicidad. ¬†¬†¬†¬†¬†

Has trabajado con la obra de varios dramaturgos, algunos de estos j√≥venes, ¬Ņqu√© sientes debe poseer un texto para atraer la atenci√≥n de un actor y de un p√ļblico, sea este infantil o adulto?

Para atrapar la atenci√≥n de un actor pienso que la obra debe contar con una excelente historia y que los personajes est√©n bien caracterizados. Si a esto le sumamos peripecias, un conflicto bien planteado, poemas, canciones, de tal forma que la acci√≥n dram√°tica de los personajes alcance distintos niveles, ser√° un reto para el actor y, sin dudas, el p√ļblico disfrutar√° m√°s la lectura o la representaci√≥n.¬† ¬†

El paso por el ISA marca, en muchos, un punto importante de partida y de referencia, ¬Ņcu√°nto ha cambiado la Niurbis actriz desde que era una estudiante en el ISA hasta este momento en espec√≠fico?

La Universidad de las Artes era uno de mis sue√Īos. Cuando llegu√© por vez primera me deslumbr√≥ su arquitectura y aquel ambiente que uno supone es maravilloso. Digo supone, porque no todo all√≠ fue extraordinario. En efecto, los campos verdes desde el ventanal de la beca lo eran, como tambi√©n las ardillas que se escabull√≠an cuando uno caminaba hacia la casona de la Facultad de Arte Teatral. El primer a√Īo fue sobre todo de descubrimiento, conoc√≠ amigas que ser√°n de las mejores para toda la vida. Pero la compleja situaci√≥n de la beca y la ausencia de profesores de algunas asignaturas condicionaron nuestra formaci√≥n. Termin√© gradu√°ndome con T√≠tulo de Oro, pero con deseos de vivir las an√©cdotas que algunos predecesores me contaron sobre su experiencia en el ISA.

No obstante, creo que es una academia necesaria e importante, con excelentes profesores. El ISA me permitió tener un título que me legitima como actriz. Eso, para alguien que no proviene del sistema de escuelas profesionales de arte, es imprescindible. 

 

Mercucho y los siete.Texto: Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz#Qu√©dateEnCasa#TitiriterosEnAcci√≥n #TeatroDeT√≠teres#ActrizCubana #ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Sábado, 23 de mayo de 2020

¬ŅQu√© importancia le otorgas a la investigaci√≥n dentro de tu proceso creativo? ¬ŅQu√© otros factores influyen en este, con independencia del trabajo sobre la corporalidad y lo f√≠sico?

Antes de comenzar a construir cualquier personaje ‚ÄĒya sea partiendo desde mi propio cuerpo como desde el mu√Īeco‚ÄĒ dedico varias jornadas a la investigaci√≥n. Son muchos los referentes que reviso para encontrar t√©cnicas e ideas que me sirvan para hacer m√°s atractiva y novedosa mi propuesta. Aunque en el mundo del teatro casi todo est√° inventado, siempre hay un detalle que se puede aportar, algo que particulariza tu idea.

Los procesos creativos son muy individuales, casi ninguno se parece al anterior. Si uno quiere superarse debe estudiar mucho, investigar y tratar de ser lo más original posible. Además de tener en cuenta el trabajo sobre la corporalidad y lo físico; factores estos de suma importancia para cualquier actor a la hora de llevar a cabo la gestación, desarrollo y representación de cualquier personaje, dentro de mi labor un factor importante lo es también el uso de la voz. En el teatro en general ese es un elemento clave pero en el teatro de títeres es indispensable, pues cada uno de los personajes es distinto del otro y la voz juega un papel sumamente característico aquí.

La cocinerita adorada marc√≥ un antes y un despu√©s en tu trabajo teatral, ¬Ņlo consideras as√≠?, ¬Ņpor qu√©?

En realidad La cocinerita‚Ķ ha sido muy importante en mi carrera teatral. Yo quer√≠a hacer una obra donde en escena estuviera en soledad, acompa√Īada de todos los accesorios necesarios‚Ķ y de t√≠teres, claro. Un unipersonal donde pudiera actuar, manipular, animar, cantar y bailar. Tuve que prepararme mucho, estudiar, investigar y ensayar m√°s, fue un proceso de casi dos a√Īos. Trabajoso pero hermoso porque descubr√≠ cu√°nto pod√≠a hacer.

Me enfrent√© por primera vez al dise√Īo y construcci√≥n de todos los personajes de una obra; otro de los retos que me impuse. Finalmente recog√≠ los frutos. Primero particip√© en el Taller de T√≠teres de Matanzas y all√≠ recib√≠ muchos consejos de los mejores titiriteros de Cuba y algunos del mundo, luego particip√© en el Festival Nacional de Teatro de Camag√ľey y en el Festival del Mon√≥logos de Cienfuegos. Obtuve Menci√≥n en el Premio Llaurad√≥ y estuve nominada a los Premios Caricatos, me gradu√© del ISA, pero sin dudas lo mejor fue que me evaluara como actriz de Primer Nivel y que esa evaluaci√≥n llegara de la mano de Yudd Favier, Rub√©n Dar√≠o Salazar y el maestro Armando Morales.

An√≠mese en casa. Conoce los t√≠teres de hilos y el poema: "Cacha, la cucaracha", del escritor Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz. #Qu√©dateEnCasa #ActrizCubana #TitiriterosEnAcci√≥n #TeatroDeT√≠teres#TeatroYPoes√≠a#ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Domingo, 17 de mayo de 2020

Hablemos m√°s de tu experiencia con los t√≠teres, ¬Ņde qu√© manera encarnar e integrar, a tu propio cuerpo, los personajes? ¬ŅDe qu√© herramientas te vales?

En realidad soy una joven actriz (risas). Mi experiencia en el mundo titiritero comenz√≥ por el 2012 en el grupo Retablo de Cienfuegos, bajo la direcci√≥n de Christian Medina Negr√≠n. En el 2007 hab√≠a pasado un taller con Panait D√≠az Villalvilla y di clases con Jorge Luis Mora, ambos excelentes actores. Pero en Retablo comenc√© a hacer mis primeras apariciones en escena en la obra Borib√≥n. Luego hice otras hasta que vine para La Habana y comenc√© en los grupos con los que a√ļn trabajo ac√°; sobre todo en La Proa, donde he realizado varias obras que han demandado mucha preparaci√≥n f√≠sica.

En Romance en Charco Seco, de Erduyn Maza Morgado, tuve que manipular títeres de varilla, una técnica complicada. Recuerdo que hasta una de las Belindas, personaje que interpreté, me la llevé para la casa y practicaba a toda hora, era una extensión de mí misma a través de mi brazo; prestaba mis movimientos a Belinda para que luego ella los hiciera suyos en la escena.

Aunque no es tanto el tiempo que llevo en esta profesi√≥n, he manipulado varios tipos de t√≠teres, hasta una marioneta bailarina, junto al Ballet Nacional de Cuba en la Gala Clausura de la 2da Jornada ‚ÄúHabana Titiritera, figuras entre adoquines‚ÄĚ, que realiza Teatro La Proa, ¬°una de las experiencias m√°s extraordinarias de mi vida! No tengo m√°s herramientas que mi propio cuerpo y la t√©cnica que, gracias a mis maestros y directores, he ido adquiriendo en estos a√Īos.

"An√≠mese en casa". De pico y porra.Poema: "De pico y porra"Autor: Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz.#Qu√©dateEnCasa #ActrizCubana #TeatroDeT√≠teres #TitiriterosEnAcci√≥n #ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Domingo, 10 de mayo de 2020

¬ŅSientes que con la cuarentena y el necesario aislamiento social han variado las formas de entender y producir el arte? ¬ŅDe qu√© forma influyen las redes sociales, en este momento, en la difusi√≥n de la creaci√≥n, y de qu√© manera sucede en tu caso espec√≠fico?

Evidentemente esta pandemia supone un cambio para la humanidad toda. Nosotros no estamos exentos de ello: ha condicionado nuestra interrelación, nuestra cotidianeidad, nuestro modo de vida de manera general. Aun así no puedo afirmar con toda seguridad que por la situación actual han variado las formas de entender y producir el arte. Apenas ha pasado dos meses del primer caso de Covid-19 en Cuba y aunque muchos nos hemos aislado lo más posible, la cuarentena no ha sido tan drástica como en otros países.

Producir una obra de arte es muy complejo, sobre todo cuando no se tienen todos los recursos, y uno de los sentidos de hacer una presentaci√≥n teatral es que sea disfrutada por el p√ļblico. Es muy importante para m√≠ como creadora poder trasmitir un mensaje y que este influya en la sociedad. Habitualmente para crear y so√Īar me re√ļno con colegas de los grupos de teatro donde trabajo, Teatro del Puerto y Teatro La Proa.

Mensaje de Mercocha a la sombra de La Luz.#ALaLuzSeLeeMejor#EdicionesLaLuz#QuédateEnCasa#RomeríasEnCasa#TodosSomosRomerías#ElArteSalva#ElArteNosUne#MantenteInspirado#ActrizCubana#TeatroDeTíteres#TitiriterosEnAcción

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Jueves, 7 de mayo de 2020

Por estos d√≠as reunirnos todos en las sedes de dichas agrupaciones ser√≠a una irresponsabilidad, pero de alguna forma estamos juntos y en eso las redes sociales sin dudas han sido determinantes. Han pasado varias semanas: algunos construimos t√≠teres, otros dise√Īan, hay quien aprovecha para repasar los textos del pr√≥ximo estreno y otros nos seducen mostrando cuanto plato tradicional o ex√≥tico de la culinaria se le ocurre. Las redes sociales, internet, han llegado para democratizar el conocimiento y para socializar un pensamiento plural. A trav√©s de las redes, en mi caso, he llegado en estos momentos a cientos de hogares con Mercocha y Mercucho, dos personajes que he creado para hacer felices a los que puedan verlos.¬†¬†¬†¬†¬†

¬ŅPiensas que este es un cambio a corto o largo plazo?

No s√© cu√°nto durar√° esta situaci√≥n; ojal√° para la etapa vacacional ya nuestras salas de teatro est√©n repletas de espectadores y que podamos recibirlos sin susto, sin el nasobuco que esconde su sonrisa ante nuestras acciones titiriteras. Esa interacci√≥n actor-titiritero-p√ļblico y las sensaciones que produce, no la puede sustituir ninguna red social.¬†¬†

En la actualidad, y ante la necesaria pausa social y art√≠stica que experimenta Cuba, much√≠simos creadores se han sumado, desde sus esfuerzos individuales y colectivos, a promocionar el quehacer y el entretenimiento a trav√©s de la campa√Īa #Qu√©dateEnCasa. ¬ŅEs esta una manera m√°s de celebrar la vida? ¬ŅC√≥mo, desde el arte, podemos incentivar a otros, y despertar su conciencia y deber individual?

As√≠ es, las grandes crisis hacen que el ser humano saque lo mejor de s√≠. De los mitos m√°s tr√°gicos nacieron las mejores tragedias publicadas por los cl√°sicos dramaturgos. Hay un refr√°n que dice: ‚Äúno hay mal que por bien no venga‚ÄĚ, prefiero pensar que despu√©s de todo esto, vendr√°n cosas maravillosas. Lamentablemente hay muchas personas en todo el mundo sufriendo, por eso no creo que haya que celebrar nada, celebrar la vida en medio de una crisis donde est√°n muriendo miles a diario es contraproducente.

La campa√Īa #Qu√©dateEnCasa es una iniciativa de resistencia, de supervivencia, de amor al pr√≥jimo pero, sobre todo, de amor a uno mismo. A trav√©s del arte invitamos a ser responsables, disciplinados, a cumplir con el aislamiento, a emplear el tiempo en casa haciendo algo que nos guste, a descubrir nuevos horizontes mientras miramos al quehacer de nuestros artistas porque, sin dudas, en momentos como estos el arte, la literatura y la cultura juegan un papel primordial.

También contribuimos a entretener, a aliviar el estrés, para que el tiempo pase de la mejor manera posible. No hay nada que celebrar pero sí hay mucho que agradecer a todos los médicos y al personal en general que se mantienen trabajando contra la Covid-19.

¬ŅQu√© piensas que puede ofrecer el teatro, en su amplio registro, al mundo que hoy nos enfrenta, y al que hoy nos enfrentamos? ¬ŅCu√°l es la utilidad del teatro en estos tiempos?

Hoy nos enfrenta un mundo muy complejo y desigual, donde hay quienes tienen muchas posibilidades y acceden a una alta cultura, a teatros, conciertos, festivales, etc. Y hay otros que apenas viven para alimentarse sin el mínimo interés de apreciar el arte. En Cuba todo esto tiene matices. Acá todo el que quiera puede ir al cine, al teatro, se organizan conciertos en plazas y parques totalmente gratis, y de mucha calidad.

La mayor dificultad que tenemos, en mi opinión, para enfrentarnos al mundo y cambiarlo, son nuestros escasos recursos. Pese a ello, el teatro siempre ha sido una especie de laboratorio donde se entremezclan crítica, reflexión, conocimiento, memoria histórica-social-personal, humor, estados de ánimo, sentimientos, emociones, conflictos, interacción e intercambio.

A partir de la individualidad y la colectividad de las experiencias de los actores, el p√ļblico puede llegar a sentirse reflejado y cambiar su accionar: es precisamente esto lo que nos ofrece el teatro en su amplio registro.

Para m√≠, la utilidad del teatro en estos tiempos est√° marcada por la necesidad de hacer pensar al p√ļblico, de fomentar en ellos una mayor conciencia social mediante el juicio de temas y situaciones desarrolladas a trav√©s del arte; en mi caso mediante el acto teatral. Por eso la creatividad de los artistas ‚ÄĒespec√≠ficamente de los teatristas‚ÄĒ es indispensable para resistir, para continuar luchando por la utop√≠a. En tiempos complejos, de pandemias, de teatros cerrados, de incertidumbres, la cultura y el arte salvan.