Procesos creativos


Iv√°n Fern√°ndez Real: «Todo gira en torno a la creaci√≥n»

Si algo maravilloso tiene la entrega anual de Becas y Premios de la AHS es la posibilidad de escuchar nuevos nombres y fijar los rostros de aquellos jóvenes que comienzan a marcar una pauta en nuestro mundo cultural. Fue precisamente en la ceremonia de diciembre de 2020 cuando conocí a Iván Fernández Real y su obra, merecedora de la más reciente Beca Conmutaciones. Así, una vez más, las redes sociales me sirvieron para rastrear al joven artista y proponerle este diálogo y estas preguntas.

‚ÄĒ¬ŅCrees que el arte tiene un poder transformador de la conciencia y la espiritualidad humanas?

‚ÄĒMe gustar√≠a creer eso. Al menos, el arte puede intentarlo. El hecho de lograr una transformaci√≥n implica una apropiaci√≥n, aceptaci√≥n o al menos una reacci√≥n, un dejarse llevar del receptor, aparte de la fuerza que pueda tener la obra. Tal vez si para el autor supuso una transformaci√≥n personal en primera instancia, para parte del p√ļblico tambi√©n sea posible.

‚ÄĒ¬ŅPor qu√© elegiste la composici√≥n como lenguaje?

‚ÄĒNo creo que la composici√≥n llegara a m√≠ por una decisi√≥n racional sino a trav√©s de mis estudios de viol√≠n; simplemente tocando, tal vez variando alg√ļn repertorio o haci√©ndolo m√°s personal. Casi pudo haber sido un acto de inconformidad, de querer tocar o buscar una m√ļsica diferente. Despu√©s vino el deseo y la necesidad de ampliar estudios, de dedicarme con mayor esmero: ah√≠ s√≠ est√° la decisi√≥n de seguir componiendo.

‚ÄĒLos m√ļsicos descubren muy j√≥venes el llamado a la vocaci√≥n, ¬Ņcu√°n importante es para un artista saber desde temprano ad√≥nde lo dirigen sus pasos?

‚ÄĒEn la medida en que cada cual descubre m√°s temprano qu√© hacer con su vida, mayor experiencia y desarrollo en este sentido tendr√°. Los m√ļsicos comienzan a estudiar siendo ni√Īos, lo que no necesariamente significa que sean m√ļsicos cuando crezcan, esa es una decisi√≥n personal y conlleva mayor madurez. En la m√ļsica, as√≠ como en la danza y dem√°s manifestaciones que implican el uso del cuerpo, es vital desarrollar y¬† potenciar capacidades f√≠sicas, y esto solo se logra entrenando, es como un deporte, implica dedicaci√≥n, trabajo duro.

Si no crees en lo que haces, si no te gusta de verdad, si no te apasiona, será muy difícil alcanzar un resultado favorable. El arte conlleva gran esfuerzo, resistencia, se convierte en una obsesión, en una forma de vida.

En cualquier caso, no est√° de m√°s acercarse al arte desde edades tempranas, favorece el desarrollo intelectual, la responsabilidad, la madurez, la creatividad.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo? ¬ŅQu√© importancia le confieres a la investigaci√≥n?

‚ÄĒNo tengo una forma ni proceso creativo est√°tico o predeterminado, intento estar lo m√°s conectado posible con lo que estoy haciendo y tener resueltas cuestiones t√©cnicas antes del momento de componer. La investigaci√≥n antes, durante y despu√©s me resulta fundamental, es una manera de llegar al fondo, de poder mirar desde varios √°ngulos lo que va saliendo, de buscar otros posibles caminos, preguntas e interrelaciones con zonas de creaci√≥n art√≠stica y de pensamiento diferentes.

‚ÄĒ¬ŅQu√© es lo m√°s dif√≠cil de tu trabajo creativo y qu√© es lo m√°s simple?

‚ÄĒEn la obra confluyen interrogantes, experiencias cotidianas, pensamientos, lo vivido o imaginado, lo que eres, has sido, tu idea de lo que debes ser y de los que te rodean‚Ķ Todo va quedando y se filtra, de manera consciente o inconsciente, en el resultado.¬† Dif√≠cil o simple, es un camino, se va haciendo y todo es parte del proceso, todo gira en torno a la creaci√≥n, o tal vez sea que en el acto de la creaci√≥n se aprehende de todo.¬†

‚ÄĒ¬ŅCu√°les son las principales herramientas de un creador y los principales errores en los que un artista podr√≠a incurrir?

‚ÄĒLa imaginaci√≥n, la creatividad, la capacidad para escuchar, ver y pensar: son herramientas que hay que afilar, conservar, desarrollar y salvar.

Los artistas son personas también, pudiera parecer obvio; el principal error: dejar de ser persona.

‚ÄĒPara un creador, un premio es un reconocimiento a una trayectoria de vida pero, ¬Ņc√≥mo lo interpretas t√ļ?, ¬Ņqu√© importancia le confieres? ¬ŅSon los premios trascendentes m√°s all√° de la oportunidad o de la luz parcial que brindan en un momento determinado? ¬ŅQu√© es, para ti, lo realmente trascendente en la vida de un m√ļsico?

‚ÄĒUn premio, para m√≠, tal vez diga m√°s sobre el jurado que lo decide que sobre las obras o los artistas que lo obtienen. Son opiniones, y las opiniones son recibidas como tal. Si un premio es dado, est√° en relaci√≥n con los integrantes de un jurado, que ser√° mejor mientras m√°s amplio, heterog√©neo y conocedor sea, y aun as√≠, el resultado no ir√≠a en detrimento de las dem√°s propuestas presentadas. La importancia que pudiera tener la premiaci√≥n es darle movilidad al arte, lo realmente significativo ser√≠a que la m√ļsica suene, que el arte pueda llegar a un p√ļblico mayor, estimular el debate¬† entre estudiosos y p√ļblico en general, y para esto no es necesario un reconocimiento (aunque s√≠ supone una ayuda). O sea, creo necesaria la escucha y respectiva cr√≠tica de la m√ļsica y el arte, no porque tenga alg√ļn premio la obra o el autor (esto no lo hace mejor ni peor), sino por la difusi√≥n y el estudio, que en definitiva va emparejado al desarrollo de la interpretaci√≥n general, y a la creaci√≥n o perfeccionamiento de un juicio cr√≠tico e individual sobre el arte contempor√°neo.

‚ÄĒA√ļn eres estudiante de Composici√≥n del Instituto Superior de Arte y ya has obtenido la Beca Conmutaciones, que confiere la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, ¬Ņqu√© posibilidades espec√≠ficas te brinda esta beca?

‚ÄĒPrecisamente eso: es una beca que incluye un apoyo importante para hacer la m√ļsica y grabarla. Facilita un per√≠odo de trabajo y ayuda a desarrollar un proceso de creaci√≥n.

‚ÄĒ¬ŅQui√©nes son tus principales referentes art√≠sticos?

‚ÄĒHablar de referentes art√≠sticos ser√≠a muy complicado, pueden ser muchos y variables dependiendo de etapas, descubrimientos, proyectos.¬† Intento escuchar, leer y ver de la forma m√°s abarcadora posible. Si pensara en alg√ļn referente fijo ser√≠a Johann Sebastian Bach, Lezama, Nietzsche, Mart√≠, Webern, Tarkovski, son una especie de acompa√Īamiento. De la creaci√≥n musical cubana me interesa particularmente la obra de Juli√°n Orb√≥n y Carlos Fari√Īas, aunque intento conocer, o al menos estar enterado, de la m√ļsica escrita por compositores cubanos, sobre todo despu√©s de Rold√°n y Caturla. Esto pudiera resultar otra obviedad pero no lo es.

‚ÄĒDesde el lenguaje de la composici√≥n, desde la comunicaci√≥n humana que se establece al escuchar una obra musical, ¬Ņqu√© intentas transmitir con tu creaci√≥n a los otros?

‚ÄĒSimplemente intento que la m√ļsica sea en s√≠ misma suficiente. La pretensi√≥n de querer decir algo espec√≠fico no me parece leg√≠tima, en definitiva cada cual entiende hasta donde puede y quiere: esos l√≠mites var√≠an. Creo que cuando alguna obra demanda mucha explicaci√≥n por parte de su autor es que algo no fue bien. Tampoco la opini√≥n del autor debe ser tomada como modelo; si el resultado es bueno, con la obra basta. Muchas veces, el propio autor es el que limita las posibles interpretaciones y, al final, esto es lo maravilloso del arte, la¬† multiplicidad de lecturas.

Intento ver la m√ļsica desde el sonido en s√≠ y c√≥mo es percibido en su totalidad. A partir de esto, todo lo que puede pasar y ser desarrollado, desde la aparente construcci√≥n de c√≥digos con una insinuaci√≥n de significaci√≥n, a un est√≠mulo sensorial, a lograr al menos una reacci√≥n, incitar, sugestionar, que quede algo en la memoria que permita hacer pensar y repensar al oyente.

‚ÄĒ¬ŅC√≥mo definir√≠as el talento? ¬ŅCu√°nta importancia le concedes a la disciplina de trabajo? ¬ŅPuede existir un buen m√ļsico que no combine, en su propia naturaleza, el talento con la disciplina?

‚ÄĒAun con el mayor talento es imprescindible la entrega, la disciplina, el oficio, en algunos casos hasta asc√©tico. No creo que se haya conocido m√ļsico ni artista alguno donde no confluyan talento y trabajo. Es como si el talento fuese la mezcla perfecta entre aptitud y actitud, vitales las dos, pero visto m√°s como la capacidad de mantener una disciplina de trabajo, de estar preparados y siempre en disposici√≥n de evolucionar, de aprender, de estar instruidos e inspirados.

‚ÄĒ¬ŅHasta qu√© punto la competencia o la emulaci√≥n es saludable para la vida creativa de un m√ļsico?

‚ÄĒNo me ocupo de esto, no me gusta la competencia en el sentido de mostrar habilidades que pueden adquirirse mediante repetici√≥n y copia, a modo deportivo, sin que haya un trasfondo.¬† Me parece da√Īino. Cada cual debe buscar su forma propia de hacer y decir. Intentar entrar o adaptarse a ciertos moldes por el hecho de competir o alcanzar alg√ļn reconocimiento puede limitar el verdadero desarrollo personal, enti√©ndase individualidad, la capacidad que cada cual tiene de ser de una forma √ļnica.

‚ÄĒEn el universo particular de la experiencia humana, ¬Ņqu√© lugar ocupa la m√ļsica?

‚ÄĒSiempre ha estado y est√° pr√°cticamente en todo momento de la vida. Si se quiere entender c√≥mo es el hombre hoy, hay que estudiar sus relaciones con la m√ļsica en la historia, la consumida hoy y la forma en que es consumida. Hasta ahora, la m√ļsica ha sido imprescindible, y debe seguir si√©ndolo.


Tablas-Alarcos, el mismo esp√≠ritu de 20 a√Īos atr√°s

Tablas‚ÄďAlarcos, esa Casa Editorial que ha acompa√Īada desde las letras el acontecer del teatro nacional, este 2020 celebra dos d√©cadas de uni√≥n y vida, con la acertada imagen de un elefante como met√°fora de resistencia, esa que como dijera el editorial de Juventud Rebelde, no solo hab√≠a estado a prueba muchas veces, sino que hab√≠a sido el soporte de cada una de nuestras acciones.[1]

Ning√ļn obst√°culo impidi√≥ que se compilara el teatro cubano y se ganaran los derechos de autor de los internacionales. Tampoco que se realizaron coloquios, concursos dis√≠miles y otros intercambios con cr√≠ticos, dramaturgos, actrices y actores.

La revista Tablas, por su parte, se consolida cada vez más como esa publicación por excelencia de las artes escénicas, y que a su vez la dimensiona  dentro del imaginario social y cultural cubano.

Entonces, poco de asombro tiene el hecho de que, por celebrar su cumplea√Īos, el equipo de comunicadores haya salido de casa una vez m√°s para compartir los triunfos y los sue√Īos, conquistados o por redise√Īar, junto a los hacedores del arte dram√°tico del centro de la Isla.

‚ÄúLograr que el teatro se mantenga actualizado ha sido una impronta de la Casa Editorial‚ÄĚ, dijo para el Portal del Arte Joven Cubano la editora Taim√≠ Dieguez Mallo, durante la visita a Santa Clara del equipo de comunicadores. ¬†

‚ÄúFue un programa apretadito y nutrido porque hemos visitado varios grupos. Estamos muy contentos con el intercambio que hemos logrado con los diferentes grupos; como Teatro Laboratorio, Estudio Teatral, Ojal√°, Al√°nimo y Teatro sobre el Camino.‚ÄĚ

Dieguez Mallo explic√≥ tambi√©n que ‚Äúes muy importante mantener el v√≠nculo con los grupos teatrales y acompa√Īarlos en sus procesos creativos, uno de los objetivos de la Casa Editorial Tablas-Alarcos.‚ÄĚ

¬ŅC√≥mo puede, el mundo del libro en Cuba, seguir el camino abierto por Tablas-Alarcos, que ha dado tanta visibilidad a lo que sucede sobre las tablas tanto en provincia, como en la capital y el resto del mundo?

En realidad, los procesos editoriales en Cuba pueden ser lentos o complejos, por las cuestiones materiales a que nos enfrentamos constantemente, entre estas la escases del papel y demás. Por eso estamos muy enfocados en la producción digital. Queremos enrumbarnos hacia lo virtual, por supuesto, sin abandonar el libro, porque es importantísimo, y eso lo tenemos muy claro y presente en nuestro trabajo.

¬ŅCu√°l es el desaf√≠o, a la vuelta de 20 a√Īos, y la publicaci√≥n de unos 200 t√≠tulos de cotizados autores?

El desaf√≠o es el hecho de constantemente estar publicando, no solo el teatro cubano, sino tambi√©n a los autores extranjeros, ¬°los cl√°sicos del teatro a modo general! La Editora se mantiene en v√≠nculo con el quehacer teatral internacional.‚ÄĚ

Seg√ļn el art√≠culo de JR: Tablas-Alarcos celebra sus veinte aniversarios, Alarcos cuenta ya con m√°s de 60 libros de dramaturgia cubana contempor√°nea en su colecci√≥n Aire Fr√≠o, casi 30 te√≥ricos y de investigaci√≥n esc√©nica nacional acopiados en La selca oscura, cerca de 40 imprescindibles de las artes esc√©nicas de todos los tiempos en Biblioteca de Cl√°sicos, casi 20 de dramaturgia y teor√≠a contempor√°nea internacional Escenarios del Mundo, y diez manuales o testimonios de directores y actores que, dentro de la colecci√≥n Cuadernos Tablas, redondean algunas de las vertientes editoriales que se propone la casa.

Se suman a este arsenal otras publicaciones como Antologías, Completos, Ediciones Especiales, además de la revista Oralia, dedicada a la narración oral; y varios materiales digitales de la colección Multimedia.

Y es que durante estas dos d√©cadas, no solo ha sido posible el sello Tablas-Alarcos por esa suerte de resistencia, sino tambi√©n por la fuerza de la magia que emerge sobre un escenario y que este equipo, liderado por el cr√≠tico Omar Vali√Īo, ha ido a libar, de un modo u otro, hasta un improvisado retablo de la periferia en las sedes de provincia, o en los diferentes escenarios de La Habana.

 

Nota:

[1] Tomado de http://www.juventudrebelde.cu/suplementos/el-tintero/2020-08-08/la-medida-y-el-ritmo. EN LINEA 08-08-2020.


La fotografía y el camino de la felicidad

La fotograf√≠a de Rub√©n Ricardo Ferrero (Hardy) ha tocado un punto muy preciso, dir√≠a que entra√Īable, en mi memoria emotiva como espectadora. La primera vez que hall√© una de sus im√°genes ‚ÄĒgracias al influjo en ocasiones maravilloso de las redes sociales‚ÄĒ, sent√≠ que era Keats quien dec√≠a por m√≠: ‚ÄúLa belleza es verdad‚Ķ‚ÄĚ. Este joven artista, a√ļn desconocido, tiene mucho por ofrecer: m√°s que rostros y cuerpos bellos, su fotograf√≠a bebe de los caudales de la tradici√≥n visual y los moderniza, los dota de nueva vida y de movimiento.

¬ŅCu√°ndo y c√≥mo nace tu inter√©s por la fotograf√≠a?

Autor: Hardy

En el a√Īo 2009 hab√≠a desistido en mis estudios en la Universidad de Oriente y estaba cursando Ciencias de la Computaci√≥n, pero no me encontraba enamorado de mi profesi√≥n: pensaba en el futuro y en la idea de si quer√≠a que eso fuese toda mi vida, y no encontraba satisfacci√≥n en el pensamiento‚Ķ Retorn√© a mi ciudad natal y empec√© a estudiar Estudios Socioculturales en la Universidad de Holgu√≠n, m√°s por la satisfacci√≥n que quer√≠a brindarle a mi madre que por la propia; pero al mismo tiempo comenc√© a editarle fotos de 15 a una fot√≥grafa que viv√≠a en la esquina de mi casa.

As√≠ sucedi√≥ invariablemente hasta culminar la universidad en 2015, y fue entonces cuando comenc√© un estudio peque√Īo junto a Yunier, un profesor de la universidad. Me mantuve desarrollando este trabajo comercial hasta el 2017. Aquel fue un momento de decisi√≥n para m√≠: o continuaba la Maestr√≠a que hab√≠a comenzado en la universidad despu√©s de haber pasado el servicio social, o prosegu√≠a mi camino por la senda de la fotograf√≠a. Realmente no me sent√≠a pleno como profesor universitario, aunque confieso que me gusta mucho la docencia.

Decidí comenzar en la fotografía oficialmente en febrero de 2018. Es cierto que fue un interés que creció lentamente: me gustaba mucho aprender cosas nuevas de fotografía, ya tenía de base la edición y, sintiéndome fuerte en ese aspecto, empecé a preguntarme por qué no hacía yo mis propias fotos, algo más personal, que me llenara, un poco más alejado del trabajo comercial. Así comencé a subir fotos a Facebook que fueran más cercanas a mí y, sin darme cuenta, desarrollé una estética que me fue identificando. Ya para ese entonces la fotografía se había convertido en mi forma de existir.

Autor: Hardy

¬ŅC√≥mo concilias y concibes tu lenguaje est√©tico y la visualidad de tu obra?

Es una de las preguntas m√°s dif√≠ciles de responder. En mi caso, no se trata de que un d√≠a pensara en c√≥mo definir mi lenguaje visual, sino que se asisti√≥ a un c√ļmulo de experiencias, robaba ideas o detalles de cada foto que ve√≠a y que me impactaba, colores, tambi√©n formas, texturas, iluminaci√≥n, y poco a poco fui creando lo m√≠o, hasta conseguir que las personas fueran capaces de reconocer mi estilo.

En un área tan popular como la fotografía, definir una visualidad personal es algo bastante complicado.

Parto del punto más importante: es preciso que a uno mismo le guste lo que se hace y, a partir de eso, ser muy sincero, autocrítico, detallista e inconforme.

¬ŅEres un fot√≥grafo que deja madurar la idea o prefieres concreciones casi inmediatas?

Bueno, aqu√≠ hay sentimientos encontrados: siempre quisiera tener una idea concreta y con todos los elementos que la componen, pero es complicado en nuestro pa√≠s el acceso y la disponibilidad de los recursos fotogr√°ficos. En sentido general siempre tengo m√°s o menos claro lo que deseo hacer, pero la palabra final la tiene el momento en que aprietas el obturador, miras la foto en la c√°mara y te dices: ‚Äúaqu√≠ falta algo‚ÄĚ.

¬ŅDe qu√© manera piensas tu proceso creativo?

Una vez que ya tengo preparado el set de iluminación, pruebo diferentes opciones de una misma idea. Varío ciertos elementos hasta encontrarme satisfecho con lo que veo en cámara.

Autor: Hardy

¬ŅCu√°les son tus principales referentes visuales?

Tengo tantos que no sabría identificar solo algunos… puede ser cualquier autor. Si veo algo que me impacte se me queda como un referente.

Tus fotograf√≠as tienen una amplia carga simb√≥lica, ¬Ņpor qu√©? ¬ŅDe qu√© manera sintetizas, en tu composici√≥n y en los lenguajes f√≠sicos que pertenecen al cuerpo de tus modelos, un concepto art√≠stico?

En un principio me atra√≠a mucho la idea de no hacer retratos convencionales: buscar expresiones genuinas, mucho color, iluminaci√≥n dram√°tica, estaba empe√Īado en salir de lo convencional en la fotograf√≠a de mi provincia. La forma de sintetizar y de componer proviene de la pl√°stica renacentista.

Autor: Hardy

Como me comentabas antes, fue en febrero de 2018 cuando comenzaste en el mundo de la fotograf√≠a. Este hecho, si se ve bajo la lupa del tiempo transcurrido, te ubica en un momento gen√©sico y definitorio de tu est√©tica, ¬Ņcu√°les son los caminos visuales que m√°s te atraen?

Es bueno que te defina una estética visual, pero de nada sirve si no tienes un mensaje que transmitir, una idea que ofrecer. Igual, cuando lo hagas, tienes que reinventarte y seguir ofreciendo nuevas ideas, nuevos patrones. En mi fotografía no estoy del todo definido, al menos no al ciento por ciento. De momento, las luces suaves me seducen.

¬ŅHasta qu√© punto sientes que la iluminaci√≥n es esencial para desarrollar tu lenguaje como artista? ¬ŅQu√© consideras b√°sico o indispensable en este proceso?

Con el tiempo fui cambiando la idea inicial de que, para dramatizar, era necesaria una iluminación complicada (con ángulos y distancias específicas). Luego te das cuenta que sí, que es necesaria, pero no definitoria, se puede dramatizar de muchas formas. Lo que considero básico es tenerle ganas. Es cierto que las grandes marcas hacen la diferencia, pero sin ganas de llevarlo a cabo es imposible que salga algo bueno.

Autor: Hardy

¬ŅEres un artista que divorcia la idea de una imagen comercial de una imagen art√≠stica, o piensas que ambos registros pueden coincidir en un mismo objeto arte?

¬°Excelente pregunta! Siempre estuve convencido de que se pod√≠an llevar a cabo ambas ideas, lo art√≠stico y lo comercial, pero realmente me percat√© que no es tan as√≠. Influyen varios factores, varias cadencias de tiempo y diferentes objetivos: mientras la parte comercial juzga factores de inmediatez, de cantidades y de patrones establecidos, lo art√≠stico juzga la intenci√≥n, las expresiones, busca m√°s una comunicaci√≥n entre t√ļ y la obra. Siempre intento hacer arte en mi fotograf√≠a comercial, pero no siempre se puede.

Autor: Hardy

¬ŅC√≥mo valoras la promoci√≥n del joven talento visual en nuestro pa√≠s?

Siempre hablo de mi campo, de la fotografía en específico. Actualmente marcha mucho mejor, me he dado cuenta que ya hay varios nombres en la fotografía, se comienza a ver una generación joven, con otro concepto, con otra idea, con su estética particular, nada que ver con lo que se hacía en el principio de la década pasada.

¬ŅExisten suficientes oportunidades para el talento joven, m√°s all√° de lo puramente promocional? ¬ŅCu√°les otras oportunidades se necesitar√≠an concebir?

Carecemos de acciones que premien los trabajos de los artistas jóvenes. Costear una exposición, con todo lo que conlleva, no es muy barato que digamos. Se debe llevar a lo físico lo que se ha quedado como digital; no hay mejor evaluación para una obra que el hecho de verla a 10 centímetros de distancia en el plano terrenal.

Autor: Hardy

¬ŅSientes que el camino y los lenguajes visuales de un artista han de ser una din√°mica en constante movimiento?

S√≠, totalmente. El mundo actual devora la visualidad, te exige reinventarte cada par de a√Īos como m√°ximo. Es divertido exigirse a uno mismo y buscar variar en diferentes estilos.

¬ŅCu√°les son tus principales sue√Īos y expectativas? ¬ŅAd√≥nde deseas te conduzca tu camino como fot√≥grafo?

Sue√Īo ser reconocido por mi trabajo, que las personas, con ver una foto m√≠a, digan: ‚Äúesto es de Hardy‚Ķ‚ÄĚ

¬ŅMis expectativas?, seguir siendo inconforme, humilde y tratar de hacer la pr√≥xima foto tan interesante como la anterior (aunque es dif√≠cil lograrlo siempre).

Adonde deseo que me conduzca mi camino en la fotografía es hacia la felicidad. Amo mi trabajo y la calidad de este hace que se convierta en la razón de mi existencia. Los que me conocen dicen que sería buen psicólogo, pero la verdad es que, si no fuera fotógrafo, sentiría que me falta algo.

Autor: Hardy

Autor: Hardy

Autor: Hardy


«Los escritores somos esclavos de las historias»

El inicio del cuento fue el primer libro de Sigrid Victoria Due√Īas que le√≠. En aquel entonces a√ļn no conoc√≠a el rostro de la escritora, ni hab√≠a tenido la oportunidad (el privilegio) de compartir con ella las p√°ginas de una antolog√≠a. Me acerqu√© a Sigrid como una lectora m√°s, una lectora enamorada de la historia que aquella muchacha hab√≠a contado. Desde entonces, y con igual intensidad, he seguido las otras historias de Sigrid. Me sigo considerando, como en aquel primer encuentro, una de sus fieles lectoras.

¬ŅCrees que es √ļtil, m√°s all√° de una intenci√≥n valorativa o cr√≠tica, las definiciones gen√©ricas en cuanto a literatura se trata?

Hmmm‚Ķ Qu√© buena pregunta. El problema ser√≠a para qui√©n resulta √ļtil. Puede que un lector agradezca saber de antemano a qu√© g√©nero pertenece el libro que va a leer, si est√° dentro de sus preferencias o no‚Ķ Para determinados autores, moverse a conciencia dentro de un g√©nero les permite utilizar los recursos del mismo, recurrir a la intertextualidad con otras obras afines. Pero tambi√©n existen libros que cruzan alegremente las fronteras de toda definici√≥n y que se apropian de aquello que contribuye a contar la historia. Creo que la utilidad de las definiciones est√° sujeta a muchos factores, demasiados como para ser categ√≥rica al respecto.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo? ¬ŅC√≥mo piensas la estructura de tus libros?

No los pienso. Ellos llegan, tocan a la puerta y a m√≠ lo √ļnico que me queda es abrirla. A veces, muy educados, se presentan de principio a fin y me advierten c√≥mo va a ser nuestra relaci√≥n. Otras veces empiezan por el final y esperan, desconfiados, a que yo demuestre ser digna de la historia antes de cont√°rmela por completo. Los escritores somos esclavos de las historias. Nada que hacer al respecto, ellas mandan.

¬ŅExiste, en la actualidad, un lector m√°s preparado para entender la ciencia ficci√≥n y la fantas√≠a, o ese lector existi√≥ en todos los tiempos?

Siempre ha existido un lector capaz de asumir ese ‚Äúqu√© pasar√≠a si‚Ķ‚ÄĚ De lo contrario, la ciencia ficci√≥n y la fantas√≠a no habr√≠an llegado al lugar en que est√°n hoy en d√≠a. Ahora, s√≠ me parece que ha aumentado la cantidad de lectores con gusto por lo fant√°stico y con la capacidad de comprenderlo. Sobre todo en nuestro pa√≠s, cada vez son m√°s los lectores amantes del g√©nero que pueden apreciar una obra fant√°stica, criticarla, valorarla‚Ķ S√≠, hay m√°s lectores listos para el fant√°stico en la actualidad.

Cada vez que una cr√≠tica negativa amenaza ‚ÄĒcon menos o m√°s raz√≥n‚ÄĒ al campo nacional de la ciencia ficci√≥n y la fantas√≠a, los autores tienden a unirse para defender el g√©nero. ¬ŅExiste un coto de protecci√≥n mutua, donde el di√°logo con escritores y cr√≠ticos (quiz√°s provenientes de otros campos de escritura que no sean el propiamente fant√°stico) se hace casi imposible? ¬ŅC√≥mo podr√≠an abrirse las mentes de uno y otro lado para conciliar opiniones?

No puedo negar que hubo un momento en que los amantes del fantástico sentíamos algo de desprecio o animosidad por parte de la crítica y la postura editorial en Cuba. Ignoro si ese fenómeno sigue dándose, hoy que tantos espacios se han abierto a la ciencia ficción y la fantasía. Es de esperarse que el escritor/lector del fantástico se ponga a la defensiva si escucha críticas mal fundamentadas de personas que solo han tratado de leerse a Bradbury y Asimov, y cuyas opiniones se basan mayormente en el cine, el peor enemigo de la ciencia ficción. Eso hicimos muchos de nosotros, que no entendíamos por qué el lector de fantástico podía leerse, además, a Cortázar y disfrutarlo, mientras que el crítico que prefería el mainstream no lograba abstraerse lo suficiente como para leer Hyperion y se atrevía a opinar sin una verdadera base.

Hoy en día, me parece que lo mejor que pudiera pasarle al género sería tener una alianza con la crítica profesional. ¡Nos haría tanto bien tener la visión externa, acertada, oportuna, de un crítico para nuestros libros! En general, siento que en Cuba hace falta más crítica literaria, no solo para el fantástico.

Seguro que si pudi√©ramos encontrar buenas rese√Īas de libros en la prensa, escritores y lectores mejorar√≠amos en conocimiento y criterio de selecci√≥n. En cuanto a c√≥mo lograrlo, me parece que lo primero que se necesita es buena voluntad. El resto vendr√° solo.

Durante mucho tiempo, se defendi√≥ en el gremio del fant√°stico la idea de no cerrar premios, de conceder lauros incluso a obras con determinados grados de deficiencia escritural, para as√≠ proteger las peque√Īas y muy so√Īadas b√ļsquedas que nos costaron a√Īos ver materializadas. En la actualidad, ¬Ņdebemos seguir premiando a obras con deficiencias, o el g√©nero ha ganado la calidad suficiente como para valorar, en igual proporci√≥n, el valor del riesgo y la responsabilidad con el lector? ¬ŅPremiar o no premiar, sin importar consecuencias? ¬ŅDar un premio desierto: es una p√©rdida para el g√©nero o una ganancia?¬†

Tu pregunta pone de relieve uno de los problemas de las publicaciones en Cuba. Para m√≠, el mal est√° en que vemos el concurso como un aval de calidad. En una competencia de patinaje, pongamos por caso, puede que todos los atletas se caigan, pero el premio se lo lleva el que mayor puntaje logre, aunque todo el mundo sepa que existen mejores atletas que no se presentaron a esa competencia. En un concurso no se premia al mejor libro jam√°s escrito, se premia al mejor de los que participaron. En mi opini√≥n personal, un jurado siempre debe ser capaz de escoger la mejor obra entre las que est√°n participando. ¬ŅD√≥nde est√° el problema? En que al no existir un premio de la cr√≠tica, un premio de la popularidad, un premio al m√°s vendido, o al m√°s le√≠do‚Ķ ganar un concurso es la manera de publicar, de obtener reconocimiento, etc. Y, por supuesto, si es un premio que incluye publicaci√≥n, recae sobre el jurado la responsabilidad hacia el p√ļblico, lo cual tampoco me parece adecuado.

 Si un premio significara solo una sugerencia de publicación, los editores quedarían en libertad de rechazar el libro, o de trabajar con él y mejorarlo, en lugar de imponer a las editoriales obras cuestionables. Así que pienso que está muy bien no dejar un premio desierto, y que la batalla por la calidad del género debe darse en otros terrenos. En el de lograr una crítica profesional que avale los libros, por ejemplo.

Escribes ciencia ficci√≥n, fantas√≠a y literatura infantil, g√©neros que han sido err√≥neamente tildados como literatura menor o g√©neros menores, ¬Ņcrees que el autor decide en serio qu√© escribir o c√≥mo hacerlo, o cada obra llega con un empaque previamente dispuesto, al que el autor debe solo amoldarse?

Creo que var√≠a, seg√ļn el libro y el autor. En mi caso, ya te dije, soy esclava de las historias. Nunca me fren√≥ lo que se opinara del g√©nero de estas, deb√≠an ser contadas de esa forma, jam√°s trat√© de adaptar ninguna a otro g√©nero. Pero conozco autores que planifican el libro desde el t√≠tulo hasta el punto final y logran obras maravillosas.

Ni siquiera creo que para un autor todas las obras sean iguales. Algunas se impondrán, otras se dejarán moldear y las habrá que surjan a conciencia, para cumplir con los términos de un concurso o de una publicación, y esas no valen menos si el resultado final es digno. No he conocido a nadie para el que todas las experiencias creativas hayan sido iguales.

¬ŅHasta qu√© punto tu trabajo se vio marcado o influido por la coexistencia, en tiempo y espacio, de otras voces j√≥venes a las que, como a ti, les interesaba el mundo de lo fant√°stico? ¬ŅC√≥mo crees que un escritor joven puede encontrarse a s√≠ mismo y a sus historias en un contexto tan marcado por la comparaci√≥n y las conexiones con el otro/los otros?

Oh, para m√≠‚Ķ No puedo menos que pensar que mis amigos y colegas fueron una bendici√≥n. Me guiaron, me alentaron, me criticaron y ayudaron a mejorar. No ser√≠a qui√©n soy como persona, mucho menos como escritora, sin esos grandes compa√Īeros de viaje en la literatura y en la vida.

Un buen grupo, interesado en lo mismo que t√ļ, dispuesto a so√Īar contigo, a retroalimentarte, a re√≠r y llorar con tus historias, a decirte claramente que no lograste contar lo que pretend√≠as, a leerse una y otra versi√≥n de lo mismo hasta que nace el libro definitivo‚Ķ Una experiencia as√≠ solo enriquece.

Creo que el verdadero escritor no es d√©bil, ni se pierde entre las voces de los dem√°s. Los otros, sobre todo si son afines, como me ha pasado a m√≠, son un tesoro que agradecer. ¬ŅLa comparaci√≥n, la conexi√≥n? No he tenido mayores incentivos en mi vida. Cada uno de mis libros publicados, y los que permanecen in√©ditos, han sido forjados en esa fragua.

¬ŅLos premios influyen en la carrera de un escritor? ¬ŅRalentizan su camino si le dan exceso de ego?, ¬Ņparalizan?, ¬Ņdinamizan?, ¬Ņcu√°l ser√≠a el punto medio?

Sí, los premios influyen, por lo que hablábamos antes de que son uno de los escasos avales con que cuenta un escritor en Cuba. Las editoriales y el mundo literario en general te prestan más atención, los lectores leen la contracubierta de tu libro y al ver que ha ganado premio se deciden a comprarlo… En cuanto al exceso de ego, es un riesgo que se corre ante cualquier forma de reconocimiento. Depende más de la calidad como persona del escritor que de la cantidad de premios que reciba.

Has estado en contacto con varios grupos, proyectos y talleres literarios, ¬Ņsu saldo es, a la larga, positivo en la vida y la trayectoria de un escritor? ¬ŅExiste un punto en el que el taller se convierte en un lastre o esto puede ser evitado por el autor mediante alguna estrategia o intenci√≥n?

Los buenos talleres son un refugio, una escuela y un lugar de crecimiento para el escritor. Y por un buen taller me refiero a un espacio donde haya buena intenci√≥n hacia la historia, donde la cr√≠tica acertada no se detenga ante una falsa noci√≥n de amistad, donde todos se enfoquen, no en la historia que yo hubiera contado con tu idea, sino en la mejor forma de contar la historia que tienes t√ļ. Encontr√© algo as√≠ en el Taller Espiral, que despu√©s pas√≥ a llamarse Convergencia. Todav√≠a hoy no me atrevo a considerar un libro terminado hasta que Anabel Enr√≠quez o Javier de la Torre le dan el visto bueno. No creo que un buen taller se convierta nunca en un lastre. ¬ŅCu√°l es el escritor que ha llegado tan alto que no necesita crecer m√°s? Y est√°n los nuevos. ¬°Se aprende tanto cuando ense√Īamos!

Es bueno para el alma poner un granito de arena en la formaci√≥n de un nuevo talento y leerte un libro de alguien a quien conociste cuando novato, al que has ayudado y que te ha llenado el correo con sus ensayos, y sentir ganas de haberlo escrito t√ļ‚Ķ Los buenos talleres literarios no solo forjan libros, tambi√©n dan forma a amistades genuinas y te hacen mejor persona.

Como guionista, ¬Ņqu√© retos entra√Īa este oficio que no hab√≠as enfrentado antes en la escritura tradicional de un libro?

Ah, el guion‚Ķ Ah√≠ donde somos amos de las historias, no sus esclavos‚Ķ para terminar siendo esclavos, nosotros y el guion, de la productora. Es, en efecto, un mundo totalmente distinto de la escritura de un libro. Para m√≠, el guion es algo que se planifica, que se analiza, que se estudia hasta en sus m√°s m√≠nimos detalles. Tienes que estar pendiente del tiempo, de no narrar imposibles, escribes con las necesidades de producci√≥n en mente‚Ķ El guion ha sido una lecci√≥n de disciplina, por encima de todo lo dem√°s. Y trae sus propias alegr√≠as y decepciones. El actor que es justo como imaginaste al personaje, que se te acerca entusiasmado a comentarte cu√°l fue su escena favorita, que te pide que a√Īadas algo a su papel, y al que ves repitiendo tus di√°logos con tanta entrega.

La escena que no se film√≥ seg√ļn tus instrucciones, y que luego escuchas criticar en la calle (siempre el responsable es el guionista), con ganas de gritar de frustraci√≥n, de imprimir lo que escribiste y dejar caer las copias desde un helic√≥ptero para que todos vean que no fuiste t√ļ, ¬°que no es tu culpa, caramba! Pero el saldo final de retos superados y fallidos ha sido bueno. Hacer guion me ense√Ī√≥ humildad, paciencia, trabajo en equipo‚Ķ Ha sido una gran experiencia.

De todos tus libros, ¬Ņpodr√≠as escoger alguno, el perdurable, acaso el m√°s querido?

Supongo que ser√≠a el primero, Los noseniqu√© tienen la panza rayada. Era el primero en todos los sentidos: el primer premio literario, la primera publicaci√≥n‚Ķ Nada volvi√≥ a ser igual despu√©s de ese librito, ya estaba ese sentido de la responsabilidad hacia lo que escrib√≠a, la posibilidad de que alg√ļn d√≠a otra persona leyera esa p√°gina, que ya no era solo m√≠a‚Ķ Y ese primer libro est√° lleno de sue√Īos, sue√Īos del futuro que quer√≠a tener, de la vida que quer√≠a llevar, del tipo de escritora en que quer√≠a convertirme‚Ķ Es un libro ingenuo, escrito por una ni√Īa que no sab√≠a nada y se lo imaginaba todo. Y todav√≠a amo las cosas que imagin√© en ese tiempo. Son sue√Īos que disfruto compartir con las personas que lo leen.


«El arte es el lenguaje de los sensibles»

Las memorias de la infancia son un mapa ineludible para cualquier ser humano. En las m√≠as, Merlyn Cruz Acosta es m√°s que la silueta desdibujada de una ni√Īa que jugaba en el patio de la Escuela Elemental de M√ļsica ‚ÄúAlejandro Garc√≠a Caturla‚ÄĚ. Con los a√Īos, esa silueta y ese recuerdo adquirieron nuevos contornos. Cuando la vi actuar por primera vez, descubr√≠ no solo la calidez de su voz sino tambi√©n el histrionismo de su paso por la escena. Esta joven mezzosoprano tiene mucho que contarnos porque su lenguaje es el arte. ¬†

¬ŅCu√°l fue el primer paso que te encamin√≥ en busca de tu carrera?, ¬Ņqu√© puso en movimiento la pasi√≥n por tu oficio?

La primera vez que fui a la √≥pera llegu√© en el segundo acto de ‚ÄúLa boh√®me‚ÄĚ, de Puccini. La soprano Maite Milian estaba interpretando personaje y yo ador√© su intensidad e histrionismo. Cuando termin√≥ la √ļltima nota de la √≥pera lo supe: era aquello lo que quer√≠a hacer en mi vida.

cortesía de la entrevistada

Uno de los m√°s reconocidos artistas de nuestra generaci√≥n afirm√≥ que la creaci√≥n es un lenguaje y un fen√≥meno hol√≠sticos, ¬Ņsientes que sucede as√≠ con tu propia obra?

En lo personal soy bastante espiritual y creo en mundos fant√°sticos y sobrenaturales: por ende, pienso que cuando uno hace arte ‚ÄĒy en especial te hablo del canto‚ÄĒ se conecta con un mundo m√°s elevado, se entra en una especie de trance hol√≠stico. El arte es una de las cosas que, seg√ļn mi apreciaci√≥n, nos hizo ser c√ļspide en la evoluci√≥n. Es el lenguaje de los sensibles.

¬ŅQu√© es indispensable en la formaci√≥n de un cantante l√≠rico?

La sensibilidad, la constancia y el estudio‚Ķ No nos podemos olvidar de la t√©cnica, por eso dir√≠a que tambi√©n es importante la resistencia f√≠sica y sobre todo la respiraci√≥n y el apoyo costodiafragm√°tico. Todo eso acompa√Īado por la gu√≠a de un buen maestro de canto.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo?

Lo primero es enamorarme de la pieza, conocer bien al compositor y a su √©poca; ya luego ‚ÄĒy esta es la parte que m√°s disfruto‚ÄĒ pongo la pieza en voz y pruebo las diversas formas en que puedo interpretarla y darle diferentes matices.

cortesía de la entrevistada

En materia de arte, ¬Ņcu√°les son tus principales b√ļsquedas? ¬ŅDe qu√© manera encaminas tu formaci√≥n art√≠stica e intelectual por diversas sendas de pensamiento?

Trato siempre de interpretar personajes u obras que me gusten y que ericen todas las fibras de mi cuerpo. Adoro a los personajes controversiales. En cuanto a la formación intelectual y artística, eso se lo agradezco al Instituto Superior de Arte (ISA), que me dió una apertura a nuevas formas de pensamiento en cuanto al arte y la manera de asumirlo. También busco otras fuentes no tan artísticas para ver cómo los que no son creadores ven el arte desde diversas aristas de la sociedad: esto enriquece mi campo visual e interpretativo y, de paso, me muestra cómo va la sociedad y cómo hacer el canto lírico de una forma que sea más asequible a todos.

La voz como instrumento, ¬Ņqu√© retos particulares entra√Īa?

Nunca se deja de aprender formas nuevas en la voz. Seg√ļn mi apreciaci√≥n, la voz es el instrumento m√°s dif√≠cil, ya que se encuentra dentro de nosotros mismos y depende mucho de factores totalmente internos. Si alguno de estos falla, en ese momento se afecta el proceso creativo. En cuanto a educaci√≥n creo que hasta el fin de mi carrera tendr√© siempre en consideraci√≥n la opini√≥n de mi maestro. Un maestro nunca deja de ser la gu√≠a de un cantante, as√≠ este sea profesional o tenga una exitosa carrera. Un cantante siempre vive en constante aprendizaje.

¬ŅC√≥mo enfrentas la escena, la teatralidad acompa√Īada por la m√ļsica? ¬ŅC√≥mo unes ambos registros para crear un arte que defienda tanto la calidad del sonido como la calidad histri√≥nica del int√©rprete?

Es de las cosas más difíciles de conseguir. Son muchas las responsabilidades que recaen sobre el cantante, pues es la cara de todo un proceso que se gesta durante meses desde toda una  parafernalia estética (dígase vestuario, maquillaje, dirección artística y demás) hasta el propio rostro de la orquesta. Uno se convierte en orquesta y en cantante. Esto es un reto que exige muchísimo y que en ocasiones paraliza y asusta, pero cuando se estudia, se ensaya y se tiene seguridad en uno mismo, el personaje y el intérprete pasan a ser la misma piel.

cortesía de la entrevistada

¬ŅCu√°les son tus personajes favoritos y las piezas que prefieres interpretar?

Adoro a los personajes negativos y los m√°s dram√°ticos. Entre mis preferidos est√° Azucena de ‚ÄúEl trovador‚ÄĚ y Ulrica de ‚ÄúUn baile de m√°scaras‚ÄĚ, ambas obras de Verdi, y mi preferido de todos es la Carmen de Bizet. S√≠, Carmen es mi gran pasi√≥n. Adoro el repertorio franc√©s, en especial Massenet y Hahn, tambi√©n me gusta mucho el Barroco: es c√≥modo y sano para el cantante. En este periodo, mis preferidos son H√§ndel y Vivaldi.

Musicalmente hablando, ¬Ņqu√© entra√Īa un reto para ti?

La m√ļsica contempor√°nea es el gran reto, ya que me cuesta a veces lograr entenderla del todo; creo que es de las m√°s complejas. Tambi√©n considero un s√ļper que cantar a Wagner es dif√≠cil y demanda mucho del cantante. ¬†

¬ŅHasta d√≥nde el pensamiento y el esp√≠ritu de un artista condicionan al fruto de su creaci√≥n?

En mi opini√≥n, much√≠simo. El arte es la forma que tiene el esp√≠ritu (el alma) para comunicarse con el mundo exterior. Un pensamiento o una experiencia ‚ÄĒya sea positivo o negativo‚ÄĒ cambian por completo la forma de hacer del creador. Un pensamiento puede condicionar el resultado de un proceso, sea para bien o para mal.

¬ŅConsideras que existen artistas que no necesitan una formaci√≥n acad√©mica o consideras que este es, cuando menos, un paso fundamental para un creador?

Si te hablo desde mi experiencia personal te diría que no sería nada sin mi formación académica, y la influencia del estudio y de los diversos maestros que tuve. Mi vida es un antes y un después gracias al conocimiento académico pero, por supuesto, esa es solo mi experiencia: hay artistas tremendamente admirables que no tuvieron formación académica y son excelentes en lo que hacen, y también hay otros que, al escucharlos, te das cuenta que si hubieran pasado por un proceso académico pudieran hacer más de lo que hacen.

cortesía de la entrevistada

En tu experiencia, ¬Ņc√≥mo transcurren las din√°micas formativas de tu cuerpo actoral y las de tu voz?

Cuando tengo a asumir un personaje, primero me aprendo la m√ļsica lo mejor y m√°s completamente que se puede, para luego incorporar el movimiento y la emoci√≥n. La m√ļsica tiene que ser algo seguro para que, cuando la emoci√≥n y el movimiento aparezcan, se trate solo de expresar.

No solo has actuado y cantado en obras del repertorio cl√°sico sino tambi√©n en piezas modernas, que abarcan incluso las din√°micas del teatro musical a la usanza Broadway. ¬ŅQu√© te aportan estos diversos modos de entender la escena dentro de un espect√°culo?

Me aportan flexibilidad y frescura interpretativa, tambi√©n recursos nuevos y otra visi√≥n del escenario. Hacen a mi voz m√°s d√ļctil a otras formas de emisi√≥n sonora.

cortesía de la entrevistada

¬ŅPiensas que es preciso actualizar esc√©nicamente las obras cl√°sicas para que sean de m√°s f√°cil acceso al espectador contempor√°neo? ¬ŅDe qu√© manera propondr√≠as esta actualizaci√≥n de referentes?

S√≠, creo que de vez en cuando hay que hacer puestas antiguas con una visi√≥n m√°s moderna, juvenil y fresca. Esto ayudar√≠a mucho al acercamiento de los m√°s j√≥venes al g√©nero; adem√°s, enriquece la historia. Mi propuesta ser√≠a hacer obras de peque√Īo formatos en escenarios poco convencionales y con vestuarios modernos; tambi√©n se podr√≠an llevar obras del repertorio internacional a nuestro idioma o adaptarlas a nuestra idiosincrasia, es preciso escapar de la idea de la cantante o el cantante l√≠rico est√°tico o en pose.

¬ŅCu√°nto valoras la posibilidad de intercambio del arte joven cubano con el arte de otras regiones geogr√°ficas?

Es fundamental. Así, el joven cubano se nutre del hacer de otras culturas y a la vez se enriquece la nuestra, ya que la cultura cubana en su inicio fue un amasijo de muchas influencias. De esa forma, también nuestra manera de hacer llega a otras latitudes.

cortesía de la entrevistada

¬ŅCu√°les son tus principales referentes musicales?

Tengo muchos cantantes que son referencias y que admiro por diferentes motivos. Entre mis preferidas en el arte l√≠rico est√°n Cecilia Bartoli, Jessye Norman, Ana Caterina Antonacci, Patricia Petibon, Dolora Zajick y Joyce DiDonato. ¬ŅCantantes masculinos?: Jonas Kaufmann, Pl√°cido Domingo y Dimitri Hvorostovsky.

Eres una mujer joven, mulata, hermosa, ¬Ņpiensas que tu f√≠sico te condiciona o te restringe a interpretar determinados roles, o es solo una circunstancia m√°s que la calidad de la voz debe (y puede) traspasar?

Hoy día se intenta la inclusión de todas las razas en todo tipo de manifestaciones del arte, pero a veces determinadas cuestiones físicas frenan algunos procesos; por ejemplo, el peso o la altura. En mi caso, lo que en ocasiones me limita es mi tipo de voz ya que en escena se presentan pocas cosas para las mezzosopranos. Al ser una voz tan escasa, se priorizan más las obras escritas para sopranos.

¬ŅDe qu√© manera defines qu√© es un sue√Īo creativo y cu√°l ser√≠a el tuyo?

Lo defino como mi mayor realizaci√≥n, mi meta, lo que me completa y me eleva. Es lo que me hace sentir diferente y real, es mi expresi√≥n m√°s sublime. Mi mayor sue√Īo es llegar a ser reconocida como una gloria en el arte l√≠rico del mundo y de mi pa√≠s, poder ser ejemplo positivo a seguir para las nuevas generaciones.

 


«Cada ilustraci√≥n es una parte de m√≠ que le entrego al mundo»

Recuerdo, o al menos eso creo, que nos conocimos en el a√Īo 2010. Hugo Abeis Ruiz Toranzo era un joven artista esc√©nico con el que compart√≠a la afinidad del teatro, ese v√≠nculo poderos√≠simo que el teatro es en todos los √≥rdenes de la vida. Desde entonces, su obra ha caminado por diversas rutas, por la infinita senda del arte, con los pasos firmes de quien sabe que una ilustraci√≥n contiene no solo al mundo, sino tambi√©n al pensamiento.

¬ŅC√≥mo nace tu inter√©s en el Dise√Īo Esc√©nico? ¬ŅQu√© aporta a tu visi√≥n como artista de c√≥mic, el concepto y la comprensi√≥n de la teatralidad?

Hugo Abeis Ruiz Toranzo_retrato/ cortesía del entrevistado

Recuerdo que desde ni√Īo me sent√≠a atrapado por el magnetismo que ejerce el teatro cuando se ampara por una elaborada escenograf√≠a. Tal espect√°culo solo pod√≠a ser descrito como m√°gico. ¬ŅC√≥mo hacen para esconder la hoja de la espada cuando apu√Īalan al actor? ¬ŅDe d√≥nde viene esa sangre? ¬ŅC√≥mo es que se mueve eso que parece una monta√Īa en el horizonte? ¬ŅC√≥mo es que en un momento parece que estoy presenciando un campo al mediod√≠a, y de pronto me transportan a una ciudad a medianoche? Todas estas preguntas y m√°s rondaban mi cabeza, y siguiendo ese impulso de curiosidad infantil, quer√≠a desentra√Īar el misterio de c√≥mo se elaboraban esos trucos. Ese af√°n por convertirme en un mago de los bastidores fue lo que impuls√≥ mi inter√©s por el Dise√Īo Esc√©nico. La capacidad de transformar y manipular la realidad , y condicionar una experiencia donde el espectador se siente inmerso en la dramaturgia, sumado a los elementos t√©cnicos como la iluminaci√≥n, ambientaci√≥n, maquillaje y vestuario, son las herramientas que he extrapolado de mi entrenamiento escenogr√°fico y he utilizado para nutrir mi quehacer como ilustrador e historietista.

¬ŅHasta qu√© punto impacta, positiva o negativamente, una formaci√≥n acad√©mica en el desarrollo de la libertad creativa del artista visual?

Considero que una formación académica no es indispensable para el desarrollo de la libertad creativa del artista visual. Indiscutiblemente aporta y hasta diría que pone al estudiante en una posición aventajada ya que se le inculca los complejos aspectos técnicos y teóricos de la manos de mentores experimentados; además de que entran en contacto con otros intelectuales de disímiles procedencias, estéticas, y afiliaciones, lo cual es influyente en una proyección más universal del panorama artístico, y estimula la creatividad. Las escuelas de arte auspician una serie de eventos: dígase coloquios, bienales, concursos, convocatorias y becas que sirven para catapultar la labor artística de los jóvenes creadores.

Sin embargo, la Historia nos ha demostrado que de entre las filas de los autodidactas, tambi√©n han surgido brillantes artistas que enfocaron todo su tiempo y atenci√≥n en desarrollar sus aptitudes art√≠sticas, concentr√°ndose √ļnicamente en asignaturas que podr√≠an aportar a su obra, y descartando otras, no tan imprescindibles, que son impartidas por defecto en el entorno acad√©mico.

A tu criterio, ¬Ņqu√© tal la salud del c√≥mic nacional? ¬ŅCu√°les son sus principales carencias, tanto materiales como est√©ticas y espirituales? ¬ŅCu√°les son sus puntos fuertes?

Este es un tema que me apasiona. Podría escribir todo un ensayo, por lo ligado que está la historieta a la Historia de Cuba, y su triste deterioro con el devenir del llamado Período Especial, pero para los propósitos de estas cuartillas trataré de limitarme y ser lo más preciso posible.

En mi opinión, el cómic nacional está herido, pero no muerto. Su principal carencia es que no hay una industria como tal. Es decir, no tenemos una plataforma editorial (ya sea particular o gubernamental) donde se pueda divulgar periódicamente la obra de nuestros creadores. Al no existir esta, tampoco hay una manera de remunerar satisfactoriamente a nuestros artistas, por lo cual muchos de ellos optaron por mudarse a diferentes sectores del arte. Otros, en el mejor de los casos, fijaron su mirada más allá de nuestras fronteras, y se lanzaron a la aventura de intentar ganar renombre y prestigio en los mercados extranjeros.

cortesía del entrevistado

Como toda obra artística, la creación de una historieta requiere de materia prima de difícil alcance para los cubanos, dada su escasez y, en ocasiones, alto costo.

Como resultado de las carencias materiales sufridas en la d√©cada de los 90 y principios del milenio, nos sobrevivieron las revistas Pioneros, Zunz√ļn, Palante, Mar y Tierra y Caim√°n Barbudo, las cuales inclu√≠an entre sus p√°ginas uno que otros ejemplares de mu√Īequitos (como tambi√©n se le conocen a los c√≥mics en nuestro pa√≠s). Desde el punto de vista dramat√ļrgico, sus tem√°ticas, salvo pocas excepciones, son de corte did√°ctico, humor√≠stico o √©pico, donde resalta la falta de matices en los personajes, impera el manique√≠smo de estos, y se enfatiza la deificaci√≥n de la Historia y los h√©roes.

Esto mantuvo al c√≥mic cubano fuera de las llamas, pero desafortunadamente ayud√≥ a arraigar en el subconsciente popular, el anticuado estigma de que la historieta es para un p√ļblico infantil y adolescente. Lo que es peor, hay quienes a√ļn la ven como un subg√©nero donde solo habitan superh√©roes que sirven para exportar la ideolog√≠a capitalista yanqui, y corromper la mente de nuestros j√≥venes.

Quisiera aprovechar este espacio para dejar algo en claro: ¬°la historieta no es un g√©nero! La acci√≥n, el drama, la comedia, la tragedia, la fantas√≠a o la ciencia ficci√≥n son g√©neros. La historieta es una manifestaci√≥n art√≠stica; es considerada el noveno arte. Para muchos sigue siendo la hermana bastarda del cine o la fotograf√≠a, cuando en realidad es m√°s vieja que ambos, y por ende se merece el respeto y admiraci√≥n que, me temo, le hemos negado √ļltimamente en nuestro pa√≠s. Los superh√©roes no son m√°s que un subg√©nero de esta manifestaci√≥n art√≠stica. Parafraseando al gran escritor Neil Gaiman: es un vaso donde puedes echar cualquier tipo de l√≠quido; no el l√≠quido en s√≠.

cortesía del entrevistado

Si bien existen reconocidos autores como Paquita Armas Fonseca, Caridad Blanco y Antonio Enrique González Rojas que han investigado sobre la historieta en nuestro país, no contamos con una crítica especializada que otorgue validez a esta manifestación artística en las más altas esferas del sector intelectual.

Ahora hablaré de sus puntos fuertes. La primera virtud del cómic cubano es que existe, en yuxtaposición a otros países del mundo, donde nunca gozaron de un movimiento de historietistas, o existieron pero están muertos y enterrados. Con el paso de los tiempos, nuestros creadores han sabido adaptar los códigos estéticos del cómic al criollismo cubano. Tenemos muchos jóvenes creadores que se sienten con genuinas ganas de contar sus historias a través de esta expresión artística. La evidencia de ello está en los talleres de la Vitrina de Valonia, y los concursos anuales auspiciados por los eventos Behíque y Arte Cómic. Contamos con talentos en el dibujo que están a la par de los mejores artistas internacionales. De hecho, tenemos la dicha de que algunos hasta trabajan para ese mercado, y nos han transmitido sus experiencias para ponernos al día con el resto del mundo.

Anualmente, durante la Feria del Libro, vemos en creciente n√ļmero, publicaciones de c√≥mics por autores cubanos y for√°neos que r√°pidamente desaparecen de las taquillas debido a la alta demanda del p√ļblico. Y aunque a√ļn cojeamos en los guiones, por lo menos la variedad de g√©neros y tem√°ticas es cada vez m√°s diversificada.

Con el devenir del Internet y las redes sociales se han abierto nuevas posibilidades para la historieta en Cuba. Para los creadores, esto ha significado que hemos podido acceder con mayor facilidad a las obras de reconocidos autores for√°neos, y su influencia se ve reflejada en la creciente calidad art√≠stica de nuestros productos. Nos ha dado la posibilidad de promover nuestros trabajos y darnos a conocer, no solo en el resto del mundo, sino tambi√©n en casa. Otro aspecto que va de la mano con la informatizaci√≥n de la sociedad cubana es que ahora, m√°s que nunca, existe una red de artistas de todo el pa√≠s que, por las redes sociales, dan a conocer su obra, debaten, comparten gustos en com√ļn y crean puentes para colaboraciones.

Sí, el cómic cubano está herido, pero tengo fe de que pronto tendrá una sana inyección de innovaciones y reformas que lo harán volar al infinito y más allá.

¬ŅExiste en la historieta cubana una tendencia hacia el localismo? ¬ŅAcaso desde lo local se puede accederse a lo universal? ¬ŅC√≥mo?

Pienso que sí. A nivel provincial, el afán creativo de los artistas emergentes los conduce a publicar en las editoriales provinciales más cercanas. No son pocos los ejemplares del Centro y el Oriente del país que han visto la luz del día, cuya calidad en general, en muchas ocasiones, ha superado la de sus contrapartes occidentales. En ese sentido, creo que existe un aura de competencia sana, que no veo con malos ojos, puesto que fomenta la creación de productos más refinados y en mayor cantidad. 

Aunque las influencias extranjeras son algo evidentes en nuestros cómics, cierto es que, en su mayoría, abordan elementos de puro criollismo cubano que nos permite identificarlas como nuestras, ya sea en el habla coloquial, los paisajes autóctonos, el vestuario o los escenarios históricos que se ven ilustrados.

Para los extranjeros, Cuba siempre ha estado bajo un velo de misticismo y misterio que forma parte de su encanto. Nuestras historietas pueden ser una vía para apartar ese velo y proyectar un poco de luz sobre la visión que tenemos los nativos de nuestro entorno a partir de nuestro arte.

cortesía del entrevistado

¬ŅPiensas que existe una saludable emulaci√≥n est√©tica entre los j√≥venes referentes del arte del c√≥mic o hablamos acaso de un vac√≠o de sentido en nuestra producci√≥n nacional?

Existe un relevo de artistas muy talentosos, que poco o nada le tienen que envidiar a sus contrapartes extranjeros. El problema es que solo son conocidos por los miembros del gremio de historietistas, ilustradores y escritores de nuestro pa√≠s. Las escasas publicaciones, la falta de promoci√≥n y el desest√≠mulo econ√≥mico (entre otros) son factores que contribuyen a que permanezcan en el anonimato p√ļblico.

¬ŅQu√© particularidades presenta tu proceso creativo?

En mi trabajo trato de utilizar elementos propios de la estética del grabado o trabajos con pluma. A pesar de que utilizo soportes digitales, trato de reproducir una variedad de líneas con diferentes grosores para enmarcar los elementos, el contraste del blanco y negro para aludir a la iluminación de los personajes y su entorno, y el uso de tramados para dar valor y volumen. Últimamente he experimentado mucho con el uso de texturas que, pienso, enriquecen considerablemente mis obras.

Cuando trabajo con colores, trato de evitar a toda costa paletas monocrom√°ticas. Me gusta trabajar con un esquema de colores complementarios, variando la saturaci√≥n seg√ļn lo que demande la emoci√≥n que estoy tratando de inspirar en los espectadores, adem√°s de la tem√°tica de la obra.

¬ŅC√≥mo definir√≠as tu po√©tica?

Si tuviese que definirla en dos palabras: ‚Äúmitolog√≠a moderna‚ÄĚ. En mis obras trato de exponer personajes heroicos, fuertes, tit√°nicos‚Ķ a semejanza de c√≥mo los antiguos grecolatinos representaban a sus figuras mitol√≥gicas. Cuando trabajo, siempre trato de infundir una buena dosis de dinamismo y acci√≥n en lo que dibujo, de forma tal que los personajes parezcan que van a salir del marco de la p√°gina hacia la vida real. Para lograr esto, me apoyo en un lenguaje visual dotado de elementos caricaturistas, pero que se inclinen m√°s hacia el realismo.

¬ŅTe consideras un artista abierto a la colaboraci√≥n creativa o prefieres trabajar selectiva e independientemente?

Me considero alguien flexible y abierto a la colaboración. Si bien es cierto que trabajo individualmente y me he dedicado a desarrollar mi técnica en todos los perfiles de la historieta (guion, dibujo, entintado, color, letrado, etc.), reconozco que el trabajo en equipo acorta considerablemente los tiempos de producción, lo cual es un factor indispensable en la industria del cómic.

¬ŅCrees que solo puede hacerse arte cuando se entra en contacto con otros creadores?

Es algo muy relativo porque depende de cu√°l es la definici√≥n de cada cual de lo que es arte. Seg√ļn mi concepci√≥n, s√≠ considero que uno debe entrar en contacto con otros creadores para enriquecer su obra.

Siento que cada ilustración que hago es una parte de mí que le estoy entregando al mundo. Cuando dibujo, no puedo evitar canalizar mis emociones hacia el soporte. Son horas de mi vida que impregno en la tinta, junto con una mezcla de pasión que se ve reflejada en el producto final.

¬ŅC√≥mo ocurre la inserci√≥n del arte joven dentro de los circuitos nacionales e internacionales? ¬ŅSientes que existen barreras o condicionantes?

cortesía del entrevistado

En ambos casos es muy dif√≠cil. Por lo general, los realizadores de c√≥mics a nivel nacional empiezan a darse a conocer a trav√©s de talleres o concursos donde ponen a prueba sus habilidades y las van desarrollando. A partir de ah√≠, los ganadores tienen la dicha de ser publicados como parte del premio. Otra v√≠a es que presentan sus proyectos, ya sea parcialmente o totalmente concluidos, a casas editoriales como Abril, Gente Nueva (con su colecci√≥n √Āmbar) o Pablo de la Torriente, entre otras; de ser estos proyectos aprobados, se demoran aproximadamente un a√Īo en salir a la venta, sumado a otros varios meses para recibir el pago. Otra alternativa es tratar de insertarse en la plantilla de realizadores de las revistas mensuales, las cuales son bastante exclusivas. En caso de que no busque remuneraci√≥n monetaria, est√° la alternativa de trabajar en los llamados fanzines, que son auto publicaciones sin fines de lucro, o publicar directamente en plataformas digitales.

Trabajar ‚Äúpara afuera‚ÄĚ no es menos dif√≠cil. Existen un sinf√≠n de editoriales especializadas, pero todas son muy competitivas, por lo que se demanda una calidad t√©cnica extraordinaria. Adem√°s de las barreras idiom√°ticas, el artista tiene que demostrar que tiene la capacidad de narrar una historia de manera secuencial, adem√°s de una buena habilidad en el dibujo.

Hay quienes han tomado ventaja de las nuevas tendencias de Internet y han logrado exponer sus obras satisfactoriamente en sitios como Webtoon que, a mi entender, es como un YouTube para los c√≥mics; pero en este caso, el lastre principal es la accesibilidad a las conexiones, a la cual ning√ļn cubano residente en Cuba est√° ajeno. Otra posibilidad es entrar en contacto con otros creadores internacionales a trav√©s de grupos afines en las redes sociales, d√≠ganse Facebook, Instagram, Twitter, etc., y dar a conocer su disponibilidad para colaborar. En este caso la traba ser√≠a buscar la forma de recibir el sueldo, y es ah√≠ donde se ponen en pr√°ctica los efectos crueles y reales del bloqueo hacia nuestro pa√≠s.

El acceso a premios dedicados a tu perfil creativo, ¬Ņes suficiente en Cuba? ¬ŅQu√© necesitar√≠an los artistas visuales y de c√≥mics para que su trabajo sea m√°s difundido dentro y fuera de nuestros m√°rgenes geogr√°ficos?

Al final del día, no son los premios lo que realmente cuentan, sino la obra en sí. Es lo primero que te piden cuando entras a una editorial o estás solicitando un trabajo. Eso es lo que es realmente imprescindible para que salga a la luz y sea más difundido.

¬ŅQu√© buscas en otros artistas cuando decides trabajar en colaboraci√≥n? ¬ŅCu√°les son las historias y las visiones que te atraen?

Profesionalismo ético, creatividad, buen dominio de la técnica y amabilidad.

Soy un fiel defensor del potencial que tiene el c√≥mic para crear historias para un p√ļblico maduro. Me interesa crear historietas que aborden temas pol√≠ticos, psicol√≥gicos, filos√≥ficos y sociales de gran complejidad, sin importar el g√©nero que utilice para canalizar estos aspectos. Me gustar√≠a colaborar con otros creadores que apoyen estas ideas, y me ayuden a llevar a cabo ese fin.

En el ejercicio de tu creatividad, ¬Ņqu√© consideras elemental y qu√© imprescindible?

Lo elemental vendrían siendo los aspectos técnicos de mi obra. Ahora bien, lo que para mí es imprescindible es la emoción que quiero evocar en el espectador o lector al verla.


«Todo acto creativo es transformador» (+ Galer√≠a de im√°genes)

Si alguien cree en el azar, podr√≠a entonces afirmar sin margen de dudas que Grettel Montes de Oca y yo nos conocimos gracias a una sumatoria de factores disueltos en el aire, perdidos en la posibilidad remota. En aquel momento, en aquel primer instante de contacto, Grettel era para m√≠ una muchacha amable e interesada en la defensa de los animales, una persona que me brind√≥ ayuda en un caso de necesidad. El di√°logo nos llev√≥ hacia otras fuentes de sentido y entonces descubr√≠ que el alma de esta protectora de animales se encuentra tambi√©n ocupada por su pasi√≥n hacia el arte, hacia la m√ļsica y, fundamentalmente, hacia la danza; carrera a la cual le ha dedicado parte indispensable de su vida. Para m√≠ fue un hallazgo el hecho de cruzar la encrucijada donde el camino de la bailarina se entronca con el de la protectora.

Foto: Jorge Carlos Rodríguez Orue/ Cortesía de Osvaldo Doimeadiós

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo? ¬ŅDe qu√© manera te apropias de una idea, una imagen, un sentimiento, y lo transformas o lo haces parte de tu identidad, para m√°s adelante transmutar esto en un concepto esc√©nico que utiliza al cuerpo como su principal herramienta?

El proceso creativo empieza y transcurre siempre de manera diferente. Depende del tipo de proceso en que me encuentre en ese momento; quiero decir, si es algo que estoy creando yo sola desde una idea propia, o si es una obra de danza o de teatro, o un trabajo multidisciplinario. Por supuesto, parto de la idea del creador y la respeto, aunque me construya mi manera personal de enlazarlo, combinarlo y, finalmente, armarlo.

Todo parte siempre de una idea primaria, un comando, un texto, una pauta inicial, una m√ļsica, una imagen, un tema, un sentimiento o emoci√≥n.

Foto: Jorge Carlos Rodríguez Orue/ Cortesía de Osvaldo Doimeadiós

A partir de ahí comienza el proceso, que se basa esencialmente en la improvisación, y donde se va organizando todo por frases de movimientos o pautas que se fijan.

A veces se trata de una improvisaci√≥n dentro de una estructura organizada, o no. En fin, hay mil formas de organizar el proceso seg√ļn el caso.

Como bailarina, ¬Ņsientes que la danza, el acto creativo que se vale del idioma del cuerpo en movimiento, es un proceso biol√≥gico o intelectual, o acaso una mezcla de ambos conceptos? ¬ŅC√≥mo te sucede a ti? ¬ŅTiene el cuerpo memoria?

Es más bien una mezcla de ambos conceptos, de lo biológico y lo intelectual y, por supuesto, también lo espiritual.

Todo lo que tenemos es nuestro cuerpo, es lo √ļnico verdaderamente nuestro, y en √©l est√° la esencia de todo.

Y sí, definitivamente, el cuerpo tiene memoria.

cortesía de la entrevistada

H√°blame de tu relaci√≥n con el mundo de la m√ļsica‚Ķ

Foto: Xavier Carvajal/ Cortesía de Osvaldo Doimeadiós

Mi pap√° es m√ļsico y por eso es que siempre tuve muy buena formaci√≥n y apreciaci√≥n musical. Pens√© incluso estudiar piano ya que tengo o√≠do; la verdad es que me hubiera encantado ser pianista. Por un lado recib√≠ la influencia musical de mi padre; mientras, mi madre deseaba que yo fuera bailarina: una conjugaci√≥n que result√≥ muy efectiva porque ten√≠a las condiciones t√©cnicas para ser esto √ļltimo, pero sin abandonar nunca mi v√≠nculo con lo musical. Lo cierto es que desde peque√Īa escuch√© a los cl√°sicos, rock and roll, lo que puede llamarse m√ļsica bien hecha, bien pensada. Esto influy√≥ mucho en mi formaci√≥n como bailarina. Incluso desde peque√Īa estudi√© gimnasia, nataci√≥n, incluso hasta pintura; fue solo luego que empec√© en la carrera de Ballet Cl√°sico, ya con nueve a√Īos de edad, en la Escuela de L y 19.

Luego transit√© hacia la ENA en Danza y all√≠ tuve siete a√Īos de formaci√≥n. Disfrut√© de la experiencia de trabajar en lo coreogr√°fico pr√°cticamente desde principios de mis estudios; hice cuatro o cinco obras donde la m√ļsica era un factor fundamental. En la ENA me relacion√© mucho con los m√ļsicos por nuestra cercan√≠a gracias a las asignaturas de escolaridad que compart√≠amos, as√≠ pues, la conexi√≥n fue instant√°nea. M√°s adelante me relacion√© tambi√©n con pintores, fundamentalmente los de la generaciones de los 80 y los 90, una generaci√≥n marcada por el √©xodo, casi todos ellos se fueron de Cuba.

Acabada de graduar fui fundadora de Danza Combinatoria y, poco despu√©s, form√© parte de Danza Abierta, compa√Ī√≠a en la cual la m√ļsica ten√≠a una relevancia verdaderamente destacada. En mi vida personal, la m√ļsica me abri√≥ las puertas a un mont√≥n de relaciones espirituales. Creo que siempre ha estado presente en mi vida. Si no hubiera sido bailarina, hubiera sido m√ļsico.

¬ŅC√≥mo empleas el mundo de las vivencias y lo autorreferencial en tu ejercicio creativo?

La danza, el movimiento, siempre que se hagan de manera sincera y genuina se transforman f√°cilmente en un acto muy personal. Significa que a trav√©s de nuestro cuerpo en movimiento comunicamos. Con el tiempo, con los a√Īos, somos mucho m√°s verdaderos.

Foto: Jorge Carlos Rodríguez Orue/ Cortesía de Osvaldo Doimeadiós

¬ŅSientes que la danza puede transformar, as√≠ sea por breves instantes, la realidad que nos circunda y nos define?

Todo acto creativo es transformador y nos define como individuos.

Cuando tu cuerpo se enfrenta a una nueva creaci√≥n coreogr√°fica o a cualquier otra forma de ejercicio creativo, ¬Ņa qu√© recursos acudes?, ¬Ņcu√°les son los principales ejes o resortes que ponen en marcha tu memoria emotiva y que dinamitan tu relaci√≥n con la escena y con el cuerpo de otros bailarines?

A pesar de la t√©cnica y formaci√≥n acad√©mica ‚ÄĒy, por supuesto, los a√Īos de carrera como bailarina de danza contempor√°nea porque todav√≠a estoy activa‚ÄĒ me gusta salir mucho de mi zona de confort y buscar m√°s all√°, buscar otras maneras de decir con el cuerpo.

cortesía de la entrevistada

cortesía de la entrevistada

¬ŅCu√°n importante es para un artista tener conexi√≥n, tanto espiritual como f√≠sica, con otros creadores? ¬ŅC√≥mo se traduce esto en el lenguaje de la escena?

La conexi√≥n y la interacci√≥n con otros creadores de cualquier manifestaci√≥n son maneras de enriquecer grandemente el universo de cualquier artista. Cada experiencia ense√Īa y abre el mundo creativo hacia otros caminos desconocidos, que pueden ser la puerta para nuevas creaciones. Es un ciclo infinito y lleno de posibilidades inimaginables.

Con Danza Abierta iniciaste una experiencia creativa y un modo nuevo de entender lo corporal como espectacularidad espiritual y esc√©nica. De tu paso por Danza Abierta, ¬Ņcu√°l fue tu saldo m√°s perdurable?

Danza Abierta fue mi escuela. Era un laboratorio constante e imparable donde la investigación resultaba fundamental. Con la dirección y guía de su fundadora, Marianela Boán, logramos un grupo sólido y unido, y un trabajo esencial en la historia de la Danza en Cuba. Inolvidable. Fue, en fin, mi vida.

cortesía de la entrevistada

Para muchos, la imagen de la Grettel bailarina y la imagen de la Grettel protectora de animales forman parte de un mismo registro. ¬ŅEs tu rol como protectora otra arista creativa? En ese rol, ¬Ņcu√°les son tus principales sue√Īos? ¬ŅSientes que los artistas podemos colaborar con esta causa?

Sí, estoy de acuerdo contigo: Grettel protectora de animales es otra arista creativa y forma parte de un mismo registro.

Mi sue√Īo siempre ha sido el mismo que comparte todo el movimiento animalista: una Ley de Protecci√≥n Animal en Cuba. Que los animales como parte de este, nuestro √ļnico Universo, sean respetados. Merecen ser tratados como seres sintientes y sensibles, de una manera √©tica y humanitaria.

Los artistas son seres sensibles en s√≠, y esa cualidad es la base del amor y la compasi√≥n. Por eso pienso que pueden ‚ÄĒy deben‚ÄĒ apoyar y ayudar de cualquier manera posible a la Defensa, Amor y Justicia por y hacia cualquier forma de Vida.

cortesía de la entrevistada

Coméntame un poco de tu experiencia en el teatro, específicamente de tu relación con Osvaldo Doimeadiós en su más reciente montaje.

En Oficio de Isla me fue f√°cil entender lo que Doimeadi√≥s quer√≠a, a pesar que mi personaje no exist√≠a en la obra de teatro de Arturo Soto. A partir de los ensayos, de insertarme dentro del proceso con los actores y m√ļsicos, mi personaje logr√≥ construirse fluidamente y fue saliendo de manera muy org√°nica.

La experiencia en esta reciente obra ha sido muy hermosa. Lo primero y más importante fue trabajar con un equipo de personas lindas. Hemos creado bajo la dirección de Osvaldo Doimeadiós, con su delicadeza y amor hacia lo que convierte a un grupo en grande, con muy bonita energía y respeto entre todos. La experiencia es siempre bienvenida y estoy agradecida de ser parte de Oficio de Isla. Doy gracias también a Arturo Soto por poner su pensamiento en mí.

Foto: Xavier Carvajal/ Cortesía de Osvaldo Doimeadiós

cortesía de la entrevistada

Muchas veces se ha afirmado que la carrera de un bailar√≠n tiende a ser corta, finita, marcada por el paso del tiempo, ¬Ņsucede as√≠ o el cuerpo transmuta su conocimiento hacia otras experiencias creativas?

Bueno, s√≠, el cuerpo con los a√Īos empieza a tener l√≠mites, pero la creaci√≥n, la danza y el movimiento no los tienen.

Has trabajando con algunos de nuestros m√°s importantes core√≥grafos nacionales y no pocos internacionales. ¬ŅSientes que tu identidad, tu memoria, tu cuerpo se ajustan mejor a determinados tipos de obras, o eres una bailarina abierta a la posibilidad de descubrir nuevas artistas, a experimentar con registros y formas de hacer?

Estoy abierta totalmente a todo tipo de experiencias y maneras de hacer danza. Precisamente, mi carrera con Marianela Bo√°n estaba basada en su concepto de ‚Äúdanza contaminada‚ÄĚ, donde todo cab√≠a y era posible. Ya no hay nada verdaderamente puro.

Foto: Jorge Carlos Rodríguez Orue/ Cortesía de Osvaldo Doimeadiós

En tu experiencia, ¬Ņqu√© recursos pueden servirle al bailar√≠n en su formaci√≥n, tanto intelectual como f√≠sica?

El bailarín tiene control de su cuerpo y eso es indispensable para todo en la vida. Además posee una fuerza física y espiritual que también controla. La danza es como una meditación de otro tipo. Sana interna y externamente. Cura el cuerpo y el alma.

¬ŅEntiendes la creaci√≥n como una continuidad, como un reciclaje de influencias y referencias?¬†

Dijo Isadora Duncan: “Danzar es sentir, sentir es sufrir, sufrir es amar; usted ama, sufre y siente. ¡Usted danza!

‚ÄúEl arte no es necesario en absoluto. Todo lo necesario para hacer de este mundo un mejor lugar para vivir es el amor.‚ÄĚ

Foto: Xavier Carvajal/ Cortesía de Osvaldo Doimeadiós

cortesía de la entrevistada

cortesía de la entrevistada

cortesía de la entrevistada


Nunca he intentado romper moldes

No he tenido la oportunidad de conocerlo a profundidad. Me refiero a ese encuentro, provocado o al azar, que en ocasiones nos coloca a los escritores en un mismo punto del tiempo y el espacio, y que permite ciertas formas de interacci√≥n. Sin embargo, creo que he llegado a descubrir un poco de las esencias de Alexy Dumenigo √Āguila a trav√©s de sus obras y de las impresiones que estas han causado en m√≠. Quiz√°s esta sea la mejor forma en que un escritor alcanza a conocer a otro.

¬ŅTe consideras un narrador estrictamente de ciencia ficci√≥n o uno que hibrida en sus textos diversos g√©neros? ¬ŅO eres de los que cree que la literatura no ha de dividirse en g√©neros, sino en categor√≠as y jerarqu√≠as de calidad?

cortesía del entrevistado

Me gusta la ciencia ficción por las posibilidades que ofrece para contar, pero no me limito a un género. A veces escribo fantasía o relatos puramente realistas. No los clasifico hasta luego de terminar. De ahí que me resulte imposible etiquetarme como autor de ciencia ficción, ni mucho menos decir que hibrido géneros.

Trabajo con ideas y recursos narrativos, al menos en la parte consciente de la escritura. Siempre queda un porciento del texto que no sabr√≠a decir de d√≥nde sali√≥. En la parte que s√≠ controlo del proceso, me gusta tomar de aqu√≠ y de all√°. Intento no pensar en t√©rminos de g√©nero. Los g√©neros son √ļtiles para que el p√ļblico encuentre cierto tipo de libro o para que los acad√©micos y cr√≠ticos puedan organizar su discurso; pero tambi√©n tienen el efecto de que, como ocurre con la ciencia ficci√≥n y la fantas√≠a, obras muy diferentes entre s√≠ van a caer en el mismo saco, para bien o para mal. Ah√≠ no valen tampoco las jerarqu√≠as de calidad. Tienden a confundirse con gustos y prejuicios. Personalmente, dedico mucho tiempo a pensar en el dilema de los g√©neros y a veces me digo, ‚Äúescribir√© un cuento dentro de este g√©nero‚ÄĚ, porque ayuda tener un punto de partida, pero luego voy adonde me lleve la historia.

¬ŅQu√© opini√≥n te merece la literatura de ciencia ficci√≥n joven que existe hoy en d√≠a en nuestro pa√≠s? ¬ŅCu√°l es un principal h√°ndicap?

Creo que hoy los autores están mucho más informados de lo que estaban hace una década. Se trata de una ciencia ficción escrita por nativos digitales, en un mundo interconectado. Los referentes actuales pueden llegar de lugares como China o Nigeria, que antes no figuraban en nuestro mapa de la ciencia ficción. El abanico de temas y estéticas se ha ampliado mucho.

¬ŅH√°ndicap? Muchos de los textos que leo de autores contempor√°neos est√°n salpicados de referencias y t√≥picos ya abordados en sagas literarias exitosas, series de televisi√≥n, pel√≠culas, etc√©tera. Raras veces la mezcla se produce de forma org√°nica. Parece que la ciencia ficci√≥n cubana est√° todav√≠a en proceso de asimilar todas esas influencias externas. Como amante de las buenas historias, me preocupa que los argumentos se subordinen al af√°n especulativo y a las referencias.

¬ŅCu√°les son los temas o asuntos que te preocupan a la hora de escribir y c√≥mo transcurre tu proceso creativo?

Me gusta probar suerte con los t√≥picos de la ciencia ficci√≥n. Mis argumentos son muy diferentes entre s√≠. Lo mismo me pasa con otros g√©neros. Solo encuentro un elemento en com√ļn: el individuo. Suena demasiado vago y general pero, analizando mis cuentos y la forma en que se desarrollan, veo que el foco de atenci√≥n siempre est√° en el mundo interior de los personajes. Mientras m√°s imperfectos y vulnerables, mejor.

¬†Por raro que suene, dedico la mayor parte de mi tiempo libre a complicar la vida de personas imaginarias. En ese sentido, la ciencia ficci√≥n me ofrece un arsenal de situaciones desagradables o extra√Īas que puedo dejarles en el camino. Trato de no extenderme en la descripci√≥n de sociedades o tecnolog√≠as, aunque me divierta hacer lo que llamamos worldbuilding (construcci√≥n de mundos).

Casi todos mis relatos están entrelazados con el punto de vista de los protagonistas, a tal punto que un noventa por ciento de las ideas que vienen a mi cabeza acaban desechadas porque no encuentro a los personajes adecuados. Cuando aparecen los personajes ya hay conflicto, y entonces el cuento se escribe solo… lo cual es un sentido figurado, porque bastante que me cuesta. Escribo lento, a lápiz, y tengo la mala costumbre de corregir a cada rato. Ese es mi proceso creativo y no se lo recomendaría a nadie. Los horarios y la cantidad de revisiones varía con cada cuento. Y suelo reescribir mucho.

¬ŅEs importante que los j√≥venes creadores tengan referentes de las generaciones anteriores?, ¬Ņo piensas que es preciso que los j√≥venes rompan con moldes anteriores y que solo se miren en el espejo de sus contempor√°neos?

Nunca he intentado romper moldes. Mis preocupaciones suelen ser mucho m√°s inmediatas. Trato de no hacer comparaciones. Una amiga escritora me ha calificado de ‚Äúarque√≥logo literario‚ÄĚ porque paso m√°s tiempo leyendo novelas del siglo XIX que poni√©ndome al d√≠a con el panorama literario cubano. Desde que abandon√© la condici√≥n de in√©dito, intento llenar ese vac√≠o cultural, porque hay que tener de qu√© conversar en los eventos y ferias del libro.

Lo cierto es que leo principalmente por placer y curiosidad. Cualquier comparación de mi obra con la de mis contemporáneos me parece un acto mezquino. Cualquier comparación con los clásicos puede ser fatal para mi autoestima.

Conversemos un poco sobre el debate de si existe el fant√°stico o la ciencia ficci√≥n netamente cubanos, entendiendo que esa categor√≠a no incluye la condici√≥n nativa de aquellos que escriben sino la elecci√≥n de figuras, temas, leyendas, mitos, religiones, etc. propias de nuestra regi√≥n geogr√°fica. ¬ŅEste es un riesgo que nos puede conducir a una escritura localista o constituye un paso adelante en cuanto a la idea de formar un corpus creativo de ra√≠z nacional?

Pienso que la cultura cubana es mucho más universal y compleja de lo que parece a simple vista. Siempre se agradecen las historias fantásticas que reflejan nuestra identidad, pero se corre el riesgo de mostrar una visión caricaturesca de lo que significa ser cubano. Por atractivo que resulte un corpus creativo de estas características, no debería otorgársele más valor del que tiene ni debería limitar la elección de argumentos por parte de los autores.

Como escritor cubano, puedo escribir historias que se desarrollen en Nueva York o Japón, incluso con situaciones que parecen sacada de un cómic norteamericano, y siempre habrá algo de cubanía en el modo de representar esos rasgos culturales foráneos.

Los grupos literarios, ¬Ņbeneficiosos o negativos para un escritor?

Si algo hemos aprendido durante la pandemia del coronavirus es que, por mucho que la sociedad nos corrompa, el aislamiento no nos hace ning√ļn favor. Eso aplica tambi√©n a la formaci√≥n de los escritores. El Centro Onelio, el Taller Espacio Abierto y el taller literario de la UCI han sido claves en mi aprendizaje y no s√© qu√© rumbo hubiera tomado mi escritura sin ellos. Posiblemente no hubiera pasado de ser un hobby.

Mi experiencia personal en estos grupos puedo calificarla como positiva. Es verdad que se corren riesgos. Puede ser difícil para un autor formarse un criterio propio bajo la influencia de un grupo. Siempre hay una parte de nosotros que quiere agradar, que busca ser aceptada y disolverse en la multitud. Depende de hasta qué punto el escritor consiga mantener su individualidad. Pero no hay duda de que se aprende. De lo bueno y de lo malo.

Háblame un poco de tu libro Izokumi, Premio Calendario de Ciencia Ficción en el 2019.

cortesía del entrevistado

Izokumi es el √ļltimo de cuatro cuentos que conforman el libro. Y los cuentos no guardan relaci√≥n entre s√≠. As√≠ que es dif√≠cil explicarlo como un todo, aunque por lo general mis presentadores se las arreglan para definirlo mejor que yo (aqu√≠ pondr√≠a un enlace a la rese√Īa de Abel Guelmes que est√° en el blog de Espacio Abierto).

La colección inicia con Edén, una reescritura de un cuento de Edgar Allan Poe en clave de ópera espacial. Luego viene el cuento más largo de todos, Tiempos convulsos, donde me di el gusto de contar una historia de intriga y espionaje en un 1962 alternativo, donde la Crisis de los Misiles toma un nuevo giro.

Hostal 51 es un cuento que escribí y reescribí varias veces sin parar de reirme de mis propios chistes. Lo mejor es que a otros también les ha hecho gracia. Trata de un hostal que alquila a extraterrestres en la Cuba de hoy, o al menos la Cuba de hace unos meses.

Izokumi es una historia sobre universos paralelos y el bombardeo nuclear a Nagasaki, en 1945, y es mi cuento favorito del libro. El hilo que conecta las narraciones, si hay alguno, podría ser el tratamiento de los personajes y su manera de afrontar la adversidad, pero ese es el tipo de explicación que los autores nos inventamos sobre la marcha. Si alguien me dice a la cara que son solo cuatro cuentos que reuní para ganar un concurso, posiblemente no se me ocurra nada que contestar.

Le√≠ con curiosidad, y hasta con un poco de sorpresa, que de los tres jurados que concedieron dicho premio, solo uno estaba vinculado directamente al mundo de la ciencia ficci√≥n y la fantas√≠a. ¬ŅEs positivo que nuevos jurados, provenientes de la literatura mainstream, valoren las obras que se enfocan en el g√©nero fant√°stico? ¬ŅSe corre un riesgo o se ampl√≠a un espectro de referencias?

A menudo se oye decir que la literatura de género no es tomada en serio ni por la crítica ni por otros escritores. En ese sentido, la inclusión de autores ajenos al género, pero de vasta trayectoria y autoridad en el mainstream, permite que exista ese acercamiento tan deseado.

Me gusta pensar que esos jurados pueden expandir sus horizontes y su comprensi√≥n de la literatura popular, al mismo tiempo que aportan un punto de vista estrictamente literario. Lo ideal ser√≠a mantener un equilibrio en la mesa donde se valoran de los manuscritos, pero con un n√ļmero impar se hace dif√≠cil. De hecho, la contradicci√≥n entre la calidad literaria y el car√°cter especulativo es inherente a este tipo de obra. Incluso si hubiera un √ļnico jurado, la elecci√≥n siempre va a ser complicada, por eso los veredictos del Premio Calendario de Ciencia Ficci√≥n siempre est√°n sujetos a pol√©mica.

Es difícil encontrar libros perfectamente balanceados. Sin embargo, un buen libro de ciencia ficción debería ser capaz de convencer incluso a los lectores más novatos. La literatura de género muchas veces tiende a aislarse dentro de sus propios límites y creo que ese es el mayor riesgo.

¬ŅHay variedad est√©tica y estil√≠stica en los textos de los escritores de ciencia ficci√≥n de nuestro pa√≠s o se repiten las maneras de contar?

Siempre hay algo de imitación, sobre todo cuando se trata de autores que dan los primeros pasos en la escritura. Es normal. A medida que estos escritores ganan experiencia, se puede notar un estilo y una estética particular. No creo que haya dos autores cubanos de ciencia ficción que escriban igual. Todos tienen sus inquietudes y sus maneras.

¬ŅHasta qu√© punto crees que la reciente conectividad de nuestro pa√≠s con mundo de la media enriquece los m√°rgenes culturales de los escritores?

Es dif√≠cil estimar hasta qu√© punto. Son muchas las bondades del Internet y sus desaf√≠os. Tengo cerca de 10 GB en videocursos de escritura y libros de teor√≠a narrativa que no podr√© estudiar ni viviendo mil a√Īos, por no hablar de la cantidad de ficci√≥n que tengo al alcance de un click. Es casi desesperante. Antes, las opciones eran m√°s reducidas y hab√≠a m√°s tiempo para procesar las experiencias. Ahora, lo que se gana en amplitud e inmediatez, se pierde en intensidad. Y los horizontes de los lectores se ampl√≠an tambi√©n, o al menos su acceso a la informaci√≥n. Eso influye mucho en la forma de escribir, porque se lee distinto.

También, debido a la escasez de vías para promocionar y comercializar las obras literarias dentro del país, Internet es para muchos el camino más rápido y directo hacia una carrera literaria. Es muy popular la idea del escritor/divulgador/influencer, todo en uno. Los autores son mucho más conscientes del medio en que se distribuye su obra y pueden recibir retroalimentación. Parece que la literatura va dejando de ser un oficio solitario.

En mi experiencia personal, la conectividad puede ser también un enemigo de la productividad. Pero es uno de los riesgos que debemos correr. Habrá que adaptarse, porque el Internet no se irá a ninguna parte.

¬ŅC√≥mo definir√≠as tu propio estilo?

Siempre tengo en mente una frase de Hemingway cuando pienso en el estilo. Decía, más o menos, que son aquellos errores que se repiten en la obra de un autor mientras este trata de crearse un estilo. Yo ni siquiera busco definirlo. Otras personas lo han descrito como sencillo y directo. Mis cuentos están llenos de imperfecciones que se repiten, también de obsesiones que se manifiestan en la forma y el contenido. Arranco con la frase que me parece más esclarecedora y, como nunca me gustó la gramática, voy hasta el final intentando no tropezar con los adjetivos, los advervios o las oraciones subordinadas. Trato, en general, de no complicar las cosas, incluso cuando las ideas que manejo puedan ser excéntricas.


Mundos insospechables que invitan

Id√°n Luis Ferr√°n ha mapeado la ciudad de sus experiencias, la ciudad de sus memorias. En la composici√≥n abstracta de la poes√≠a ‚ÄĒlas calles del recuerdo‚ÄĒ construye mundos insospechables que invitan. Esta entrevista busca un acercamiento con este joven creador ariguanabense que conf√≠a en que el arte es, sin dudas, materia trascendente.

¬ŅC√≥mo llegas al mundo de las artes visuales?

Desde ni√Īo siempre tuve una marcada inclinaci√≥n por dibujar, por llevar casi siempre un pedacito de crey√≥n en la mano, dec√≠a mi madre. Vigilaba sigiloso para no ser atrapado mientras garabateaba alguna pared que encontraba. Ten√≠a una afici√≥n casi inconsciente por los murales. No corr√≠ con la suerte de beber directamente del arte visual o del arte en general; crec√≠ lejos de esos caminos y, por alguna extra√Īa raz√≥n, cuando cumpl√≠ 16 a√Īos, ingres√© a lo que fue una excelente escuelita de arte en mi localidad llamada «Eduardo Abela». A partir de ah√≠, empec√© a encontrar la paz y a viajar finalmente por el sendero m√°s indicado para m√≠, pues creo que no pudiera haber sido otra cosa en esta vida.

cortesía del entrevistado

¬ŅC√≥mo defines la po√©tica de tu visualidad?

Esta pregunta en particular est√° relacionada con el proceso de mi trabajo. Ser√≠a bueno saber de antemano que mi definici√≥n de la realidad esta inherentemente vinculada a mi visi√≥n como artista: la po√©tica viene a m√≠ horas antes de pintar alg√ļn cuadro. En este m√©todo que desarrollo conviven la subjetividad y el propio destino de la obra. Dec√≠a Cort√°zar: «La obra ya est√° hecha antes de hacerla», y en mi caso necesito inspiraciones que confluyen entre la familia, los amigos, gentes y lugares que me son importantes. Ahora, creo que el pintor tambi√©n pinta lo que quiere ver, lo que desea apreciar despu√©s de limpiarse las manos manchadas, porque en su b√ļsqueda visual no encuentra lo que anhela contemplar m√°s tarde en lo real, en lo vivo o muerto que le rodea. Yo defino la po√©tica de mi visualidad como algo en√©rgico, como mundos insospechables que invitan.

En tu producci√≥n, ¬Ņc√≥mo se entroncan la investigaci√≥n y el proceso creativo?

La investigaci√≥n es mi vida. No puedo acostarme a dormir sabiendo que necesito investigar algo, tengo la maldita ‚ÄĒo bendita‚ÄĒ man√≠a del bichito inquieto, ‚Äúsabelotodo‚ÄĚ. Esto inevitablemente se relaciona con el proceso creativo, existe el entroncamiento entre los dos en el punto en que surge el milagro: la idea. Como dije antes, todos los procesos e investigaciones que necesito para hacer una obra vienen casi siempre tomados de la mano. Uno me dice qu√© hacer con el otro. Son como los estudios previos que hace cualquier escritor que arruga un trozo de papel y se dispone a orde√Īar otro tintero. Ya despu√©s vienen los bocetos, las restauraciones de ideas, las reinversiones, los cambios, los rescates y los accidentes.

cortesía del entrevistado

Tu experiencia como artista, ¬Ņcu√°nto te ha aportado a la hora de ejercer como maestro de ni√Īos y adolescentes en el Proyecto Cultural Casa Miqueli, en San Antonio de los Ba√Īos?

Tuve la oportunidad ‚ÄĒm√°s que eso, la dicha‚ÄĒ de conocer a Ra√ļl Bonachea Miqueli, director, fundador y promotor principal de este magn√≠fico y ansiado centro art√≠stico multidisciplinario para ni√Īos y adolescentes. Recuerdo que cuando no sab√≠a pronunciar bien su nombre me hizo saber, por intermedio de un amigo en com√ļn, la idea de fundar este proyecto. Hac√≠a ya alg√ļn tiempo que yo hab√≠a impartido de manera muy conservadora un taller de pintura para ni√Īos en la ciudad, con fines de proyecto comunitario.

Desde ese entonces surgi√≥ en m√≠ cierta vocaci√≥n por el magisterio dirigido especialmente a los ni√Īos. De alguna forma aquella experiencia me marc√≥, y finalmente me he reencontrado otra vez como profesor del taller de pintura de la Academia Casa Miqueli de San Antonio de los Ba√Īos.

El aporte ha sido tanto que creo no hay mejor regalo. No paro de aprender, de tal forma que planifico una clase para ense√Īarles los colores primarios, secundarios y complementarios, y termino aprendiendo de los ni√Īos. Ellos tienen esa capacidad de ense√Īarle a uno, incluso sin planificarlo. El premio es que se descubren cosas que quedan para toda la vida y yo, como «el profe», tomo nota, y formo parte de ese hermoso y longevo sentimiento.

¬ŅAsumes la abstracci√≥n como una forma de reflejar los mapas visuales de tus experiencias o como un lenguaje de posibilidades ilimitadas?

La asumo de las dos formas, y que la primera pregunta sería el pretexto para seleccionar la manera en que se dice, el famoso cómo. Sin duda alguna hay posibilidades ilimitadas en la creación de mis cuadros abstractos, el solo hecho de que escoja este lenguaje para manifestarme y comunicarme, extralimita toda frontera y a la vez vence a la censura.

La abstracci√≥n es uno de los mejores derroteros para decir, sin olvidar que ‚ÄĒdetr√°s de todo esto que explico‚ÄĒ tambi√©n subyace una expresi√≥n exacerbada del individuo a partir de su propia validaci√≥n: puedo reflejar no solo mapas o planos urban√≠sticos, sino toda una inmensidad de mundos y misterios.

En buena parte de tu trabajo, la abstracci√≥n se asume como la imagen que define mapas a√©reos de tus propias geograf√≠as en la memoria. ¬ŅDe qu√© manera comienzas a trazar estos recorridos?

De cierta forma ya hice un peque√Īo argumento antes, a manera de introducci√≥n de los procesos y de mis experiencias. Ahora me gustar√≠a responder esta pregunta a modo de relato:

                                              A ojo de pájaro

cortesía del entrevistado

En el meticuloso desorden de un saloncillo estrecho puede surgir la magia de los altos vientos y de las entra√Īas vivas de la tierra; en el sal√≥n m√°s peque√Īo de un edificio como cualquier otro, la magia surge siempre ‚ÄĒcomo el diamante del carb√≥n oscuro‚ÄĒ hasta en el sitio m√°s com√ļn y vulgar que hayamos visto: la magia surge siempre que est√© el mago, con su ancestral oficio de aparecer y desaparecer las cosas, con su olvidado oficio de las fantas√≠as de ni√Īo. Sabe hacernos ver un conejo en una nube, y una forma en donde no la esper√°bamos, como la de la reina de corazones entre los bastos de la baraja espa√Īola, todo por arte de magia. El mago hace ver por su esp√≠ritu de ni√Īo, y hace ni√Īos a los dem√°s cuando les muestra la imagen de lo que ve. Es mago el obrero que muestra con entusiasmo e ilusi√≥n c√≥mo la m√°quina hace una cuchara, porque sabe ver la magia que hay en ello, as√≠ como es mago todo aquel que conoce que existe magia en su trabajo y sabe mirarlo con ojo de ni√Īo en un juego. La magia verdadera, la de los altos vientos y las entra√Īas vivas de la tierra, nace en cualquier sitio donde est√© la inocencia, incluso en el sal√≥n m√°s estrecho y con balc√≥n de un edificio como otro cualquiera; donde un mago enjuto, delgado y de sonrisa temblorosa, se asoma a su balc√≥n y mira, l√°nguido, y ve el esp√≠ritu de nuestras calles, y las pinta como en un mapa, en un lienzo geogr√°fico, vistas desde arriba en una noche difusa. Porque como en difusa noche se anda por nuestras calles, y todo es oscuro y borroso recuerdo de la luz que en alg√ļn momento fue, y todo es ruina y nostalgia que nos hace ver el mago, porque es sincero, y no puede m√°s que mostrarnos lo que de veras ve, sin lugar a enga√Īo alguno.

¬ŅHasta qu√© punto, en la abstracci√≥n, consigues revelar un estado de la memoria, de tus √°nimos y tus propias reflexiones?

Es sumamente importante, al menos en esta etapa de mi obra abstracta, el reflejo de una ciudad vista desde arriba. Siempre me pregunt√© c√≥mo se ver√≠a mi gente y c√≥mo me ver√≠a yo ‚ÄĒhormiguitas en este pedazo de tierra que nos vio nacer y crecer. Fue una necesidad, casi f√≠sica, de homenajear la villa con este lenguaje abstracto.

La parte dif√≠cil fue reconstruir algunos planos de los lugares m√°s representativos del pueblo, esos que habitan en mi coraz√≥n, pues yo quer√≠a, como bien dices, pintar memorias, sucesos, gentes, y no ten√≠a planos de las zonas ni ning√ļn aparato viable como recurso para alcanzar una foto tan alta del barrio.

Recuerdo que una vez me sub√≠ en el cuartel «Roberto Vald√©s Santos», que se encuentra en una loma y que supuestamente es el sitio de m√°s altitud del pueblo. Desde all√≠ tampoco pude obtener lo que quer√≠a. Entonces hall√© una f√≥rmula de imaginarlo, mirando desde abajo y calculando c√≥mo se ver√≠a desde arriba. Para ello tambi√©n recre√© a escala varios bocetos y estudios de campo visual. Ya ten√≠a el terreno, ahora faltaban los entes y las emociones que convivir√≠an en el cuadro. Para ello ide√© una tabla de color de la tez de la piel de personas con un papel protagonista, y obtuve as√≠ una paleta llena de colores de distintas gamas de pieles que iban a ser plasmadas a manera de manchas (sueltas, caminantes y fugaces) en el formato y plano escogidos. Entonces mis propios √°nimos y reflexiones se fueron empinando como papalotes, satisfechos poco a poco.

¬ŅC√≥mo valoras la salud de las artes visuales j√≥venes en la Cuba de hoy? ¬ŅExisten suficientes oportunidades para que el talento sea reconocido o a√ļn faltan espacios?

cortesía del entrevistado

A√ļn faltan espacios. Por ejemplo, sin ir tan lejos, aqu√≠ mismo en mi localidad no existe un sal√≥n dedicado al arte abstracto, y considero que eso es una pena, pues tales inquietudes palpitan entre varios colegas pintores de nuestra comunidad.

De igual forma considero que sí existen espacios muy oportunos para impulsar y difundir el arte de los jóvenes creadores cubanos de hoy, como la AHS, entre otras instituciones; pero tampoco creo que sean suficientes las oportunidades ni los recursos. Sé que la palabra recursos no se encuentra en la pregunta; pero también se hace indispensable hablar de ella, dado que sin pinceles, pinturas, lienzos, papel, marquetería, etc., no se confecciona la obra deseada, y en este tema sí es verdad que las artes visuales están enfermas, más que en la cuestión de los espacios y las oportunidades. Hay mucha escasez de materiales en el país. Es lo que puedo decir a partir de mi propia experiencia.

En tu obra tambi√©n trabajas la figuraci√≥n. En ella, el cuerpo humano ejerce una fuerza de im√°n, pero a manera de un cuerpo otro, h√≠brido, metaf√≥rico, donde el hombre se transforma en ave y donde se cuestionan los c√°nones sociales de los femenino y lo masculino. ¬ŅQu√© exploraciones te conducen a esa senda?

El primer impulso est√° en que identifico a los cuerpos humanos como una materia que, con una solapa, salvaguarda o encarcela un alma o un esp√≠ritu diferente en cada uno de nosotros. Lo que hago es que manipulo dicha materia a mi antojo y la fusiono con otro ser, en este caso con las psittacidaes: familia de loros que carecen de dimorfismo sexual. Uso esa l√≥gica conceptual para discursar a partir de nuevos seres que nacen en un contexto social. Hace mucho tiempo iba por la calle y mir√© a una mujer caminando que no era una mujer, pero tampoco era un hombre. ¬ŅQu√© era ese (o esa) no mujer/no hombre?, me pregunt√©. Ahora propongo nuevos seres en pos de una nueva especie humanoide. Simplemente propongo.

cortesía del entrevistado

¬ŅSientes que en tu obra existe el erotismo, ya sea el de los cuerpos o el provocado por la intervenci√≥n de los espacios mentales a los cuales haces referencia en tus obras abstractas?

El erotismo tambi√©n es «energ√≠a» y creo que est√° marcada para m√≠, m√°s que para muchos, en la parte abstracta de mi trabajo. La obra, cuando nace, se construye de cierta manera independiente en varios puntos y aspectos, deja de ser inocente y se relaciona m√°s all√° del propio creador, se convierte en amor deseoso y puro. La obra deja de ser solamente de alguien para enamorar a muchos m√°s, e incluso ir a la cama con otros. ¬ŅAcaso no hay erotismo en estas l√≠neas?

En la evoluci√≥n de la po√©tica de tu visualidad, ¬Ņqu√© te interesar√≠a descubrir?, ¬Ņcu√°les ser√°n tus pr√≥ximos caminos?

Mis pr√≥ximos caminos seguramente ser√°n los que a√ļn no conozco, pues todav√≠a no los tr√°nsito. El coterr√°neo y maestro Silvio Rodr√≠guez parafraseaba as√≠: «Mi canci√≥n favorita es la que escribir√© ma√Īana». Esa idea emp√°tica me hace pensar que mi tr√°nsito o camino ser√° el que necesite para continuar la b√ļsqueda, esa traves√≠a que respirar√© en un momento futuro e incierto.

Por ahora s√© pocas cosas sobre √©l: ¬Ņpor qu√© pinto?, a veces creo que esa pregunta latir√° en m√≠ muchos a√Īos, y que funcionar√° tambi√©n como un motor con todo su mecanismo intacto, el cual no me deja parar de crear o de, al menos, intentarlo.

En cuanto a lo que me interesa descubrir o redescubrir, solo podr√≠a hablar de mis deseos inmediatos, de lo que persigo muchas veces sin un √©xito del ciento por ciento: las «ENERG√ćAS» que subyacen en la propia pieza, en su entorno, o en la relaci√≥n obra-espectador. Claro que tengo ambiciones, ¬Ņqui√©n no? Me gustar√≠a descubrir muchas cosas; pero me gusta m√°s ser consecuente con ciertos principios del pensar que me hacen feliz.

cortesía del entrevistado

«Ser artista es un fen√≥meno hol√≠stico»

Jos√© V√≠ctor Gavilondo ‚ÄĒPepe para sus amigos‚ÄĒ es uno de los j√≥venes artistas que m√°s he admirado desde que nos conocimos, hace ya 15 a√Īos, en las aulas del Conservatorio Amadeo Rold√°n. Desde entonces, Pepe ten√≠a claro que su vocaci√≥n lo llevar√≠a a explorar mucho m√°s all√° de la creaci√≥n musical, que su trabajo lo ayudar√≠a a entender que el ser humano es una sumatoria de sus experiencias vitales y art√≠sticas, y que todos ‚ÄĒabsolutamente todos‚ÄĒ somos parte del llamado de lo hol√≠stico. Esta entrevista es, de alguna manera, mi deuda con esta amistad.

¬ŅDe qu√© manera influy√≥ en tu formaci√≥n la existencia de artistas en tu familia? ¬ŅQu√© aprendiste de la observaci√≥n y de la experiencia de los otros?

Cuando antes de nacer estás dando saltos de ballet en la barriga de tu mamá, y tu hermano ya está dibujando como un prodigio, y tu padre científico toca la guitarra y toma fotos espectaculares, es inevitable que salgas con atracción hacia el arte.

Es importante entender que el arte o ser artista es un fen√≥meno hol√≠stico. No eres solo m√ļsico, o bailar√≠n, o pintor. Todas las artes est√°n conectadas y es esa interacci√≥n de percepciones la cual se codifica y nutre tu rama o vertiente creativa, interpretativa o anal√≠tica.

Para m√≠, la mayor influencia es nacer dentro de una familia que promueve la lectura, el an√°lisis, el pensamiento y el cultivo del buen arte. Definitivamente tuve un contacto temprano con este mundo. Recuerdo corretear por el Ballet Nacional de Cuba (BNC) a los cinco a√Īos, viendo los ensayos de las mujeres, escuchando el piano, observando los movimientos. Con mi hermano, que estudiaba Dise√Īo, hac√≠a maquetas para sus tareas del ISDI. Y con pap√° sal√≠a a tirar fotos cuando la fotograf√≠a digital comenzaba aqu√≠ en Cuba. Para colmo, mis abuelas escuchaban m√ļsica en la radio: una, canciones cubanas tradicionales, y la otra, √≥pera cl√°sica. De todo esto supongo que aprend√≠ a amar la diversidad de expresiones del ser humano (no estaba consiente de este fen√≥meno como tal en ese momento, pero vi√©ndolo en retrospectiva, ciment√≥ las bases para mi amor por lo distinto, lo diverso, la riqueza de las expresiones culturales y art√≠sticas del planeta).

¬ŅHasta qu√© punto la competencia o la emulaci√≥n es saludable para la vida creativa de un m√ļsico?

La competencia es necesaria. Yo soy altamente competitivo conmigo mismo. A veces lo llevo hasta lados negativos, lados de negar mi propia creaci√≥n o restarle valor. Pero poco a poco he aprendido (y sigo aprendiendo) a transformar eso en ganas de mejorar, pero mejorar como el concepto de seguir experimentando, de seguir descubriendo mis voces, mis demonios, mis miedos, mis alegr√≠as. Uno nunca para de conocerse o sorprenderse a s√≠ mismo. Pero la m√ļsica ‚ÄĒhe descubierto ya de viejo‚ÄĒ se trata sobre compartir. La competencia o la emulaci√≥n deben tornarse para abrir nuestras mentes a las diferentes voces y perspectivas de las personas.

En este momento, ¬Ņcu√°les son los principales retos del mundo de la composici√≥n? ¬ŅDe qu√© manera sintetizas lo cubano y lo universal en tus obras?

cortesía del entrevistado

Hay un gran sentido de la universalidad ahora, siento yo, en la creaci√≥n art√≠stica. Vivimos en tiempos de uni√≥n, de fusi√≥n, de mezcla y descubrimiento global absoluto. El arte ha dejado de tener fronteras para explorar sus diferencias y semejanzas con otras manifestaciones, cercanas y lejanas. Si hay un reto en la creaci√≥n actual ‚ÄĒque es virtual, no existente, pienso‚ÄĒ es hallar nuevas maneras de expresar. Pero no es necesario. Ya se ha compuesto, escrito, dicho, pintado, filmado, fotografiado, de tantas maneras. Y en las redes descubres a mucha gente talentosa, genios, haciendo cosas maravillosas.

Entonces, el reto real de la creación es ser honesta con su origen (el creador) y apuntar a enriquecer nuestras vidas desde un concepto global: promover un sentimiento de sociedad, de pensamiento colectivo, de amor humano, de amor planetario, de lo místico, de lo distinto y de lo semejante.

Aqu√≠ en Cuba todav√≠a se ve lo cubano de una manera muy tradicional, pese a que este fen√≥meno se va ampliando poco a poco. La gente espera de un creador cubano ciertos patrones, clich√©s, mundaner√≠as tradicionalistas que ya han pasado de moda. La globalizaci√≥n de la cultura nos demuestra lo parecidos que somos pese a nuestras lejan√≠as (reales y aparentes). El artista cubano debe apuntar hacia eso, hacia llevar la cuban√≠a a√ļn m√°s hacia lo universal.

Particularmente no pienso mucho en ese fen√≥meno cuando creo. Lo que hago es m√≠o porque lo hago yo, y yo soy cubano porque nac√≠ y vivo aqu√≠ en Cuba, y me gusta tanto una rumba como una m√ļsica irlandesa o un disco experimental fin√©s. Que no indague en g√©neros cubanos o utilice patrones obvios no me resta cuban√≠a, ni me a√Īade otras cosas. Me hace lo que soy y punto.

Uno de los grandes sue√Īos de un compositor es poder tener una producci√≥n discogr√°fica, lo que constituye un cierre de una etapa de trabajo y de creaci√≥n. Ya lo has conseguido con tu CD ‚ÄúVoces del Subconsciente‚ÄĚ (2016), el cual fue nominado a los Premios Cubadisco en 2019. ¬ŅHasta qu√© punto los reconocimientos son un est√≠mulo para un joven artista? ¬ŅAyudan a que el camino a recorrer sea m√°s simple o fijan metas m√°s ambiciosas?

Tener un disco que contenga tu m√ļsica, sobre todo, tu m√ļsica sinf√≥nica ‚ÄĒtan dif√≠cil de componer, montar y grabar‚ÄĒ es una alegr√≠a inmensurable. Siempre estar√© agradecido a la AHS, a Colibr√≠, a Carmen Souto y Yentsy Rangel por ayudar a la promoci√≥n de las becas y las grabaciones de estos fonogramas. Ahora, esta alegr√≠a no sirve para establecerse (creerse establecido, digo) o, como decimos aqu√≠, achantarse. Todo lo contrario. Es solo un impulso m√°s para seguir creando y haciendo cosas distintas.

Solo las ganas de hacer cosas y la inhibici√≥n para probar lo desconocido me han llevado adelante. No creo que haya sido tanto el talento u otra cosa. Es la voluntad lo que te empuja. Y, definitivamente, hace que el camino m√°s dif√≠cil, porque con cada paso sientes el peso de los dem√°s. Un peso que no es para atormentarse, pero s√≠ a veces se convierte en un compromiso con uno mismo, y con la gente que te ayuda y que disfruta de lo que le brindas. Yo no creo en relajarse, en decir: ‚Äúen otra ocasi√≥n, mejor‚ÄĚ. Ojo, esto puede llevarte a caminos tormentosos, sinuosos, terribles. Pero, por otro lado, puedes realizarte todos los d√≠as.

Has estado en contacto con algunos de los artistas m√°s importantes del mundo creativo cubano en la actualidad, ¬Ņqu√© se puede aprender de la experiencia musical de los otros y c√≥mo adaptarla a tus necesidades particulares como artista?

La experiencia de compartir, aprender y crear junto a otros artistas cubanos y del mundo es de lo que se trata esto, te digo. Te pongo un ejemplo. Despu√©s de tantos a√Īos de hacer locuras con el Ensemble Interactivo de La Habana, tocar en S√≠ntesis, trabajar en la F√°brica de Arte Cubano, colaborar con bailarines y core√≥grafos, puedo decir que no me gusta crear arte solo. La interacci√≥n de mentes es el verdadero camino al progreso‚Ķ y mientras m√°s baches, mejor. Esto, entonces, ha creado en m√≠ una necesidad de siempre compartir la experiencia creativa con otras personas o artistas. Casi puedo decir que no puedo funcionar como creador o esparcidor de arte si no lo hago junto a otras personas.

Tu m√ļsica ha tenido el privilegio de ser interpretada por ensambles de c√°mara y sinf√≥nicos del pa√≠s, como la Orquesta de C√°mara de La Habana, la Camerata Romeu, el Tr√≠o Lecuona, la Orquesta del ISA adjunta al Lyceum Mozartiano, la Orquesta Sinf√≥nica Nacional, y por Fear No Music y Tenth Intervention, de Estados Unidos. ¬ŅQu√© piensas que, hoy en d√≠a, trasmite la m√ļsica al mundo?

Ha sido un privilegio escuchar mi m√ļsica desde el punto de vista de artistas, agrupaciones y conjuntos tan prestigiosos en Cuba y el mundo. Volvemos a lo mismo: tengo una concepci√≥n de mi m√ļsica que siempre cambia con sus interpretaciones, y esto es genial. Me saca de mi zona de confort y de tranquilidad, me hace pensar.

La m√ļsica existe en el mundo para comunicar algo muy misterioso. Todav√≠a hoy no entendemos en su integridad c√≥mo funciona el arte musical, c√≥mo simples frecuencias simult√°neas pueden transmitir tantas emociones a trav√©s de un medio tan abstracto, tan subjetivo. Mi m√ļsica busca eso sin pretensi√≥n alguna.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso de investigaci√≥n y de creaci√≥n musical? ¬ŅHasta qu√© punto el mundo a tu alrededor influye en este proceso?

Hay dos m√ļsicas que creo: la que hago para m√≠, y la que hago para acompa√Īar, integrar o fusionarse a otra experiencia art√≠stica. Las dos cumplen la misma funci√≥n de comunicar contenido abstracto. Yo no investigo mucho, la verdad. Escucho m√ļsica, pero tampoco tanta como alguna gente supone. Lo que s√≠ me he pasado mi vida entera escuchando m√ļsica, reuniendo sonidos y experiencias sonoras, seg√ļn las que m√°s me hablan y las que menos tienen que ver conmigo. Mi proceso de creaci√≥n es puramente intuitivo, me siento al piano, o abro un programa en la computadora y simplemente me pongo a crear. Claro, despu√©s viene el 2839% de cabeza que hay que meterle a todo contenido en bruto. Pero esa parte tambi√©n, me atrevo a decir, es m√°s inconsciente e intuitiva.

El mundo exterior por supuesto que tiene una influencia en mi creaci√≥n. Tiene la mitad de la influencia. Despu√©s mi cerebro procesa ese mundo, lo transforma, le encuentra defectos, lagunas, maravillas, cosas incre√≠bles, sue√Īos, fantas√≠as, miedos y lloviznas. Ahora, s√≠ soy consciente de por qu√© compongo, arreglo y orquesto como lo hago, o sea, estoy muy aware de mis influencias y mis preferencias en cada aspecto de la creaci√≥n. Pero siempre trato de no anclarme a nada. Stravisnky profesaba mucho eso, el no-enamoramiento de un creador con su manera o estilo, la constante evoluci√≥n intelectual y conceptual del artista. Yo trato, ¬°trato!, de seguir ese camino.

No es un secreto que te interesas, y con muy buen tino, por el mundo de la fotograf√≠a. ¬ŅC√≥mo se complementan estas dos artes, fotograf√≠a y m√ļsica, en tu creaci√≥n? ¬ŅQu√© te ofrece el mundo de la experiencia visual?

La fotograf√≠a es mi pasi√≥n. Y tiene todo que ver con la m√ļsica, que al final es composici√≥n, colores, perspectiva, niveles. Es lo mismo, exactamente lo mismo. Adem√°s, yo tengo sinestesia musical con los colores (veo colores espec√≠ficos cuando escucho ciertas notas o frecuencias) y siempre he percibido la m√ļsica como algo descriptivamente visual, y viceversa. Mi m√ļsica es altamente color√≠stica por esto. Y mi fotograf√≠a explora los mismos conceptos sinest√©sicos desde su punto de vista.

El mundo de la danza est√° en intenso contacto con tu creaci√≥n. ¬ŅHasta qu√© punto los cuerpos en movimiento y la espacialidad influyen en tus concepciones particulares de lo musical? Cuando compones para un core√≥grafo en espec√≠fico, ¬Ņpactan de antemano alguna pauta de trabajo?

La danza es otra cosa. La llevo en la sangre antes de nacer y pienso que toda mi m√ļsica es, inherentemente, bailable o danzable. Componer para la danza me trae tanto placer que soy muy adicto a ello. Tengo experiencia visual (no tanta motora, pues no bailo nada bien). Esta experiencia me ayuda a saber qu√© puede funcionar o no.

El otro aspecto que me encanta de este tipo de creación es trabajar con el coreógrafo. He explorado distintas formas de componer para la danza, desde estar encargado completamente del guion, historia, dramaturgia y todos los elementos musicales, hasta tener distintos tipos de guías por parte del coreógrafo. He compuesto, incluso, con el coreógrafo al lado, compartiendo esa experiencia conmigo. Es genial. Como te dije, soy adicto a esto.

Desde el 2014 trabajas en S√≠ntesis como tecladista. S√≠ntesis es, sin dudas, una de las agrupaciones ic√≥nicas e hist√≥ricas de la m√ļsica cubana. ¬ŅSientes que en tu creaci√≥n particular hay un cambio, un ‚Äúantes y un despu√©s‚ÄĚ de tu entrada a esta banda?

Hay un Pepe antes y despu√©s de S√≠ntesis, definitivamente. Carlos y Ele, y la experiencia de tocar, descubrir, entender la m√ļsica afrocubana, el rock sinf√≥nico, los arreglos, la voz, a trav√©s del grupo han alterado mi manera de entender y pensar la m√ļsica.

Y est√° el lado humano, que es esencial para cualquiera, m√°s si eres artista. Carlos y Ele me han ense√Īado a ser mejor persona. En una nota m√°s micro espec√≠fica, yo ya no puedo ver o entender la m√ļsica afrocubana y africana si no es por el espejo de Carlos Alfonso.

Eres integrante y director del Ensemble Interactivo de La Habana (EIH), un colectivo de m√ļsicos y artistas promotores de la m√ļsica experimental, la improvisaci√≥n colectiva y el arte interdisciplinario. Com√©ntame un poco de esta experiencia, y de tu interrelaci√≥n con la poes√≠a y el mundo literario.

Sobre el EIH y su proyección en mí como un ente total, no encuentro ya más formas de expresar lo que siento. No solo he sido testigo de la creación de una familia, de un colectivo de personas distintas y hermosas, sino de algo igual de importante: el descubrir que la creación es un fenómeno colectivo, y que nuestro subconsciente, conducido siempre por lo instantáneo, lo intuitivo, lo improvisado, puede ser parte de un pensamiento colmena simultáneo. Eso, para mí, es la expresión máxima de lo que creo: en este planeta todos somos iguales, y nuestras diferencias e individualidades solo hacen nuestras vidas más ricas y felices.

Otra cosa que el Ensemble me ha aportado es el af√°n por la interdisciplinariedad (que no es m√°s que otra extensi√≥n de mi concepto base). El arte es un fen√≥meno hol√≠stico, y no hay raz√≥n alguna para pensar las diferentes manifestaciones como, bueno, diferentes. S√≠, hay funciones y caracter√≠sticas, pero al final te das cuenta que todo conduce al mismo objetivo. M√ļsica con poes√≠a, danza, performance, teatro, pintura, video: es la misma cosa. Y repito, vivimos en los tiempos de la universalidad del arte y de la vida. Debemos estar abiertos a mezclar todo de formas org√°nicas.

Te has enfrascado en la composici√≥n de una √≥pera, ¬Ņpuedes adelantarme algo al respecto: tema, historia?

De la √≥pera no puedo revelar mucho, excepto que la estoy componiendo junto a mi amigo, mi hermano de creaci√≥n, Yasel Mu√Īoz, uno de los m√ļsicos y seres humanos m√°s originales y asombrosos que he conocido en mi vida. Estamos respaldados por un equipo creativo genial, y, si este reto no nos vuelve locos, podremos tener una experiencia como ninguna el a√Īo que viene.

En 2018 participaste como Fellow del programa 1Beat, residencia art√≠stica de creaci√≥n y experimentaci√≥n musical con sede en Estados Unidos, que re√ļne a m√ļsicos, productores y emprendedores musicales de todo el mundo. ¬ŅCu√°nto valoras la posibilidad de entrar en contacto con la actualidad musical y de producci√≥n del orbe? ¬ŅHasta qu√© punto este aporte es esencial para el crecimiento de un joven creador?

1Beat tambi√©n sent√≥ en m√≠ un antes y despu√©s. La experiencia de hacer m√ļsica ‚ÄĒy no solo eso, se trat√≥ tambi√©n de vivir, de convivir, de re√≠r, llorar y experimentar junto a veinticinco otros humanos y artistas de todos los confines del mundo‚ÄĒ no tiene precio. Todav√≠a siento que ese mes y medio fue un sue√Īo. He tenido la alegr√≠a de poder seguir colaborando con muchos de mis hermanos y hermanas de 1Beat, sobre todo en estos tiempos de cuarentena. Los extra√Īo mucho, pero s√© que nos reuniremos de nuevo para seguir conoci√©ndonos y haciendo arte juntos. Musical y art√≠sticamente, fue una bomba de conocimiento.

Por √ļltimo, si tuvieras que recomendar una de tus obras como banda sonora para este tiempo, ¬Ņqu√© nos invitar√≠as a escuchar? ¬ŅY qu√© otra obra, de un autor cubano o extranjero, tambi√©n formar√≠a parte de esta definitiva banda sonora?

Si hay algo que he compuesto que sirve mucho para estos tiempos de cambio de paradigma es Satori, la m√ļsica que hice para la coreograf√≠a hom√≥nima de mi hermano Ra√ļl Reinoso, bailar√≠n y core√≥grafo de Acosta Danza. Satori es un viaje hacia adentro, que solamente explota hacia afuera en su conclusi√≥n, con un mensaje: el misterio de nuestro interior solo se explica con los ojos de los dem√°s. Si tuviera que recomendar una pieza que no fuera m√≠a, esta ser√≠a The Kolhn Concert, de Keth Jarret. Es una lluvia de humanidad, de perfecci√≥n e imperfecci√≥n, para refrescar el alma.