Premios Lucas


Una propuesta que no se puede perder de vista (+ video)

Hace cerca de dos años unieron sus carreras artísticas el Dj Reitt y la cantante Shanara, dos representantes de la música electrónica en la Mayor de las Antillas a la cual han bautizado como Cuban House.

Reinier Torres Thondike (Reitt), integrante de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), es un activo promotor cultural y ha organizado eventos como la fiesta Habana Play o el Festival Habana Ciudad Electrónica, en saludo al aniversario 500 de la fundación de la Villa de San Cristóbal, con el propósito de visibilizar el desarrollo de un movimiento que ha encontrado un enclave propicio en la Casa del Joven Creador “La Madriguera”, sede de la organización juvenil en la capital.

Para el DJ productor ha sido muy importante la labor de la AHS en los últimos años al haber contribuido a potenciar los géneros menos favorecidos como la trova, el rock, el jazz y el hip hop, a través del sistema de premios y becas de creación, así como a la realización de eventos de carácter nacional, la grabación de DVDs y la realización de videos clips.

Un buen día el Dj conoció a Shanara, egresada del sistema de enseñanza artística, bajista e ingeniera de sonido. Juntos se propusieron revolucionar la escena musical a través del concepto del Live Act o la interacción de Dj, Voz y Sax, con otros músicos en calidad de invitados.

Con el videoclip de su primer single, titulado Babalú Ayé, recibieron una nominación a los premios Lucas y en la edición número 17 del Festival de Música Alternativa Cuerda Viva 2019 se alzaron con el premio en la categoría Pop Electrónico y Electrónica, gracias a lo cual tuvieron la posibilidad de grabar un disco con el auspicio del Laboratorio Nacional de Música Electroacústica (LNME).

Así vio la luz su primer CD Deja la bobería, que recuerda el legado del maestro Juan Formell y tuvo su presentación oficial en la XIV edición del Festival Internacional de Música Electroacústica y Electrónica “Primavera en La Habana”, celebrado en el mes de marzo en homenaje al centenario del natalicio del maestro Juan Blanco, pionero de la música electroacústica en Cuba.

«Es un disco que rinde tributo a los grandes compositores e intérpretes de la música cubana. Abarca un amplio diapasón, desde el changüí, la rumba, el bolero, la cancionística religiosa yoruba. Tratamos de acercarnos a ese público, a veces, un poco reacio a la música electrónica. Por eso introdujimos sonoridades actuales sin perder la esencia de lo tradicional».

«Creímos que era necesario crear un punto de diálogo entre esas generaciones divorciadas: las más jóvenes y las más viejas. Pretendemos llegar a la familia cubana para que lo escuche, baile con el disco y lo goce», dijo Shanara.

La cantante recordó que Formell fue un gran revolucionario de la música cubana y pionero en insertar los sonidos electrónicos en la música popular bailable. Para ella el tema Deja la bobería es un ejemplo de esa intención que tuvo el líder de los Van Van, agrupación emblemática de la Isla.

El dúo de Reitt y Shanara recibió este año una nominación en el Festival Cuerda Viva 2020 cuya gala de premiación no se pudo celebrar en el Teatro Nacional de Cuba debido a la pandemia de la COVID-19. Por suerte, en este tiempo de aislamiento social sus seguidores disfrutaron de su propuesta en uno de los conciertos Online que, como resultado de las alianzas establecidas entre el Ministerio de Cultura y el Instituto Cubano de Radio y Televisión, son transmitidos cada jornada por el Canal Clave, a través de las ondas de la emisora Radio Progreso, los canales de YouTube del Instituto Cubano de la Música, así como vía streaming por un centenar de páginas de Facebook.

Seguramente el Dj productor y la cantante estarán cocinando algún nuevo proyecto para cuando termine la crisis sanitaria volver a los escenarios con la fusión de varios estilos, tendencias y géneros musicales.


“La vida convertida en canción”

Escucharle cantar es la certeza de que la buena música sobrevive en las voces de jóvenes artistas que la defienden con seriedad y talento. Eligió la trova pues quedó “brutalmente enamorado con las composiciones de aquellos excelentes trovadores”. Por estos días anda feliz. La llegada de su primer hijo y la nominación de su video clip Certeza a los premios Lucas en la categoría de Mejor Video de Trova, reviven sus impulsos creativos. Su nombre, Daniel Velázquez, un trovador tunero, instructor de Arte, miembro de la AHS y del proyecto Controvando.

––En tus inicios como músico transitaste por varias agrupaciones y géneros musicales. ¿Cómo descubres que la trova era el camino?

Iraida Willians fue la culpable. Yo apenas tenía conocimiento sobre música, comenzaba la carrera de Instructores de Arte y para aquel entonces en Las Tunas existía un buen movimiento de cantautores. Entre ellos estaban Norge Batista, Freddy Laffita, el grupo Kereya y otros.

En Las Tunas se escuchaba buena trova. Compuse algunas canciones para formar un grupo que llamamos Luna. Antes había sido el bajista de Rioja, un grupo de flamenco que comenzaba en la AHS.

Un tiempo después pasé a otro proyecto que seguía tocando mis canciones. Pero está vez le hacían arreglos a mis temas en rock and roll. Esto marcó una etapa que definió mi carrera. Aquí es donde entra Iraida Williams. Me invitó a participar a uno de los eventos más importante de la canción trovadoresca, el Carlos Puebla. Un festival que convoca trovadores de todo el País.

Quedé brutalmente enamorado con las composiciones de aquellos excelentes trovadores. Por eso estoy agradecido a Vladimir, el presidente de la Casa de la Trova en Manzanillo, y a mi amiga Iraida Williams.

––Eres heredero de una amplia tradición trovadoresca que va desde Pepe Sánchez hasta los exponentes de la Nueva y Novísima Trova. ¿Cuáles son tus influencias más cercanas?

Gracias por lo de heredero, eso significa mucho para mí. La generación de trovadores tuneros fue mi primera fuente, Fredy Laffita, Norge Batista e Iraida. De renombre nacional: Pepe Sánchez, María Teresa Vera, Manuel Corona, Los Compadres. Además: Silvio Rodríguez, Noel Nicola, Pablo Milanés, la generación de los Topos, en fin.

Creo que todo compositor debe consumir de todo, hasta lo menos auténtico, si parimos una canción improvisando en una descarga a mitad de la noche y con unos cuantos tragos, es gracias a todo lo que nos representa.

––En una entrevista afirmaste pertenecer a una nueva generación de trovadores. Las letras de los autores de la Nueva Trova estuvieron definidas e inspiradas en la Revolución Cubana, mientras que en la generación de los ochenta primaron las composiciones con un mayor contenido crítico y social. ¿Qué define a la generación de trovadores a la que dices pertenecer?

Pudo ser malinterpretada mi respuesta en aquella entrevista. Es muy difícil definir que generación es mejor. Tampoco creo que la trova se defina de esa manera. Les dejo ese trabajo a los críticos.

––Interpretas tus canciones y musicalizas textos de otros escritores. ¿Qué debe tener un texto para que elijas interpretarlo?

Facundo Cabral decía: “qué te importa saber de mi enemigo, vas a conocer lo malo de mí, pero no lo bueno, no vale, yo te canto lo que sea siempre y cuando sea bello”. Ahí lo tienes, ser lo más simple que podamos y sinceros, entonces tendremos un buen resultado y, por supuesto, una buena interpretación.

––Tu trayectoria artística ya es reconocida, haz compartido escenario con grandes de la trova cubana como Frank Delgado y Raúl Torres. ¿Qué han significado estos momentos?

Todo. Una amiga me invita al concierto de Frank, en el Sauce, La Habana. Fue una de mis primeras visitas a la capital. El caso es que Frank, para su cumpleaños realizó este concierto. El local se repletó y fue difícil entrar. Para suerte mía me encuentro con Eduardo del Llano que me pregunta: “¿Quieres conocer a Frank?” Sin dudarlo le dije que sí. Cuando nos presentaron le dije que era de Las Tunas. Frank se alegró y me dijo: “Quiero escucharte, canta dos canciones”. Y me apoderé del escenario. Fue un momento lindo en mi carrera.

Otra experiencia grata fue en Guantánamo, en la Jornada de la Canción Política. Raúl Torres y yo nos hospedábamos en el mismo hotel. Una noche Raúl me escuchó y luego de esto me invitó a cantar en su concierto en el Teatro del Guaso. Nunca voy a olvidar estas muestras de confianza que tuvieron conmigo estos grandes de la trova.

––¿Qué satisfacciones y retos tiene hoy un joven trovador en Las Tunas?

Empecé cuando no había muchos trovadores jóvenes en la provincia. Tuve que defender mis canciones con firmeza porque existían personas que no apostaban por mí. Ya no, ahora esas personas son mis amigos y escuchan mi música. Llegar a otras provincias y decir que soy tunero es bastante emocionante. En el proyecto Controvando somos varios trovadores, todos con sus inquietudes y su forma de decir. Soy tunero y libre, afirmar esto no me cansa.  

––A parte de la música. ¿Cuáles son las otras pasiones que mueven tu vida?

Todas mis pasiones se mueven alrededor de la música. Pero busco en todas las manifestaciones del arte otras motivaciones para una buena canción. La lectura es plato fuerte, no hay argumento sin conocimiento.

El cine, el documental, el corto… de todo aprendo y tomo lo que necesito. Pasar tiempo con mis amigos y la familia. Un buen café. Todo lo que sea capaz de aportarme lo convierto en canción. Esa es una forma de agradecer a la vida.


D´Mente: Un rapero sui géneris

Adrián Vega, más conocido como D´mente, vuelve a estar nominado a los Premios Lucas en la categoría de mejor video de Hip hop. Esta vez con la obra Olor a ti perteneciente al CD Heridas sonoras. Por estos días anda muy atareado y feliz. Pero esto no impidió que nos sentáramos un momento en el café de la Uneac para conversar sobre su trabajo como rapero y realizador audiovisual.

cortesía D´mente

Una vez más estás nominado a los Premios Lucas. ¿Qué significa para ti estar nuevamente propuesto para este galardón?

No es coincidencia que esta sea la tercera nominación que recibo. Significa que mi trabajo va ganando en calidad a pesar que todavía no tengo el premio al mejor video del género. Aunque me dieron un trofeo especial cuando la gira de los Lucas por las provincias. Esto fue debido al tiempo que llevo mandando mi trabajo al certamen. Una nueva nominación me da energía para seguir creando y aspirar algún día a ser el ganador del premio al mejor video clic de Hip hop. Esa es mi meta dentro de los Lucas.

Tu estética como realizador de video clic es poco frecuente dentro del género y se aleja un poco de otros realizadores. ¿A qué se debe este alejamiento?

Los videos de Rap casi siempre son de temas urbanos. Tratan la marginalidad, lo que se vive cada día en las calles. Desde niño siempre me gustó mucho el dibujo y es algo que todavía disfruto. He hecho algunas historietas y cuentos que he mezclado con el diseño gráfico y la animación. De ahí el resultado de mi trabajo como realizador. Trato, a través de esta forma mía de ver las cosas, de darle una estética nueva al Hip hop. No siempre los temas pueden ser sobre los barrios marginales. Hay otras variantes en las que se puede explotar este género.

cortesía D´mente

¿Consideras que esta estética en el audiovisual le puede interesar al público consumidor de Rap?

A los primeros que les interesa es a los niños. A ellos les encantan los videos de animación porque están cargados de paisajes, criaturas místicas y colores. En cuanto a los consumidores y creadores, tres raperos me han pedido que les haga videos con este tipo de técnica. También mi objetivo es que el Hip hop no solo llegue a los raperos, sino al público en general. Creo que lo he logrado porque muchas personas en la calle que no conocen la cultura Hip hop ni escuchan habitualmente Rap me detienen para decirme que les gustó mi video.

¿Piensas mantener la técnica de animación en los próximos videos o cambiarás la manera de llevar tus temas al audiovisual?

Tengo nuevos planes para el año que viene. Quiero experimentar con las imágenes reales y la animación. Fusionar estas técnicas siempre pensando en lo novedoso. Trataré de que el tiempo me lo permita pues acabo de tener un hijo y la paternidad es algo lindo que merece mucha atención. No obstante a esto, espero volver a estar entre los nominados para los próximos Premios Lucas. 


DJ Seycel: la gran sorpresa de los Lucas 2018

Amor, buena música, creatividad e imaginación se combinan en video Señal 2906, una realización del músico pinareño Sergio Barrera Rodríguez —popularmente conocido como DJ Seycel—, el cual obtuvo tres premios Lucas 2018 luego de ser nominado en cinco categorías: Video del Año, de Animación, de Efectos Visuales, de Pop-House-Electrónico y Artista Novel. [+]